Ley 6910

Descarga el documento en version PDF

LEY Nº 6.910<br> LA CAMARA DE DIPUTADOS DE LA PROVINCIA SANCIONA CON FUERZA DE LEY:<br>CÓDIGO DE PROCEDIMIENTOS<br>CIVIL Y COMERCIAL<br> Fecha de Sanción: 16/09/2008<br> Publicado en Boletín Oficial: 14/10/2008<br> PARTE GENERAL<br> LIBRO I<br> DISPOSICIONES GENERALES<br> TITULO I<br> ORGANO JUDICIAL<br> CAPITULO I: COMPETENCIA<br> ART. 1º.- Carácter. La competencia atribuida a los jueces es improrrogable,<br>salvo la territorial en los asuntos exclusivamente patrimoniales, que podrá ser<br>prorrogada de conformidad de partes.<br> ART. 2º.- Prórroga expresa o tácita. La prórroga se operará si surgiere de<br>convenio escrito mediante el cual los interesados manifiesten explícitamente su<br>decisión de someterse a la competencia del juez a quien acuden. Asimismo, para<br>el actor, por el hecho de entablar la demanda; y respecto del demandado, cuando<br>la contestare, dejare de hacerlo u opusiese excepciones previas sin articular<br>la declinatoria.<br> ART. 3º.- Indelegabilidad. La competencia tampoco podrá ser delegada, pero está<br>permitido encomendar a los jueces de otras localidades la realización de<br>diligencias determinadas.<br> ART. 4º.- Declaración de incompetencia. Toda demanda deberá interponerse ante<br>juez competente, y siempre que de la exposición de los hechos resultare no ser<br>de la competencia del juez ante quien se deduce, deberá dicho juez inhibirse de<br>oficio.<br>ART. 1º.- Carácter. La competencia atribuida a los jueces es improrrogable,<br>salvo la territorial en los asuntos exclusivamente patrimoniales, que podrá ser<br>prorrogada de conformidad de partes.<br> ART. 2º.- Prórroga expresa o tácita. La prórroga se operará si surgiere de<br>convenio escrito mediante el cual los interesados manifiesten explícitamente su<br>decisión de someterse a la competencia del juez a quien acuden. Asimismo, para<br>el actor, por el hecho de entablar la demanda; y respecto del demandado, cuando<br>la contestare, dejare de hacerlo u opusiese excepciones previas sin articular<br>la declinatoria.<br> ART. 3º.- Indelegabilidad. La competencia tampoco podrá ser delegada, pero está<br>permitido encomendar a los jueces de otras localidades la realización de<br>diligencias determinadas.<br> ART. 4º.- Declaración de incompetencia. Toda demanda deberá interponerse ante<br>juez competente, y siempre que de la exposición de los hechos resultare no ser<br>de la competencia del juez ante quien se deduce, deberá dicho juez inhibirse de<br>oficio.<br> Consentida o ejecutoriada la respectiva resolución, se remitirá la causa al<br>juez tenido por competente.<br> En los asuntos exclusivamente patrimoniales no procederá la declaración de<br>incompetencia de oficio, fundada en razón del territorio.<br> ART. 5º.- Reglas generales. La competencia se determinará por la naturaleza de<br>las pretensiones deducidas en la demanda y no por las defensas propuestas por<br>el demandado.<br> Con excepción de los casos de prórroga expresa o tácita, cuando procediere, y<br>sin perjuicio de las reglas especiales contenidas en este Código y en otras<br>leyes, será juez competente:<br> 1) Cuando se ejerciten acciones reales sobre bienes inmuebles, el del lugar<br>donde está situada la cosa litigiosa. Si éstas fuesen varias o una sola, pero<br>situada en diferentes jurisdicciones judiciales, será el del lugar de<br>cualquiera de ellas o de alguna de sus partes, siempre que allí tenga su<br>domicilio el demandado. No concurriendo tal circunstancia, será el del lugar en<br>que esté situada cualquiera de ellas, a elección del actor.<br> La misma regla regirá respecto de las acciones posesorias, interdictos,<br>restricción y límites del dominio, medianerías, declarativa de la prescripción<br>adquisitiva, mensura y deslinde y división de condominio.<br> 2) Cuando se ejerciten acciones reales sobre bienes muebles, el del lugar en<br>que se encuentren o el del domicilio del demandado, a elección del actor. Si la<br>acción versare sobre bienes muebles e inmuebles conjuntamente, el del lugar<br>donde estuvieran situados éstos últimos.<br> 3) Cuando se ejerciten acciones personales, el del lugar donde debe cumplirse<br>la obligación expresa o implícitamente establecido, conforme a los elementos<br>aportados en el juicio y, en su defecto, a elección del actor, el del domicilio<br>del demandado; el del lugar del contrato, siempre que el demandado se encuentre<br>en él, aunque sea accidentalmente en el momento de la notificación. El que no<br>tuviere domicilio fijo podrá ser demandado en el lugar en que se encuentre o en<br>el de su última residencia.<br> 4) En las acciones personales derivadas de delitos o cuasi-delitos, el del<br>lugar del hecho; o el del domicilio del demandado, a elección del actor.<br> 5) En las acciones personales, cuando sean varios demandados y se trate de<br>Consentida o ejecutoriada la respectiva resolución, se remitirá la causa al<br>juez tenido por competente.<br> En los asuntos exclusivamente patrimoniales no procederá la declaración de<br>incompetencia de oficio, fundada en razón del territorio.<br> ART. 5º.- Reglas generales. La competencia se determinará por la naturaleza de<br>las pretensiones deducidas en la demanda y no por las defensas propuestas por<br>el demandado.<br> Con excepción de los casos de prórroga expresa o tácita, cuando procediere, y<br>sin perjuicio de las reglas especiales contenidas en este Código y en otras<br>leyes, será juez competente:<br> 1) Cuando se ejerciten acciones reales sobre bienes inmuebles, el del lugar<br>donde está situada la cosa litigiosa. Si éstas fuesen varias o una sola, pero<br>situada en diferentes jurisdicciones judiciales, será el del lugar de<br>cualquiera de ellas o de alguna de sus partes, siempre que allí tenga su<br>domicilio el demandado. No concurriendo tal circunstancia, será el del lugar en<br>que esté situada cualquiera de ellas, a elección del actor.<br> La misma regla regirá respecto de las acciones posesorias, interdictos,<br>restricción y límites del dominio, medianerías, declarativa de la prescripción<br>adquisitiva, mensura y deslinde y división de condominio.<br> 2) Cuando se ejerciten acciones reales sobre bienes muebles, el del lugar en<br>que se encuentren o el del domicilio del demandado, a elección del actor. Si la<br>acción versare sobre bienes muebles e inmuebles conjuntamente, el del lugar<br>donde estuvieran situados éstos últimos.<br> 3) Cuando se ejerciten acciones personales, el del lugar donde debe cumplirse<br>la obligación expresa o implícitamente establecido, conforme a los elementos<br>aportados en el juicio y, en su defecto, a elección del actor, el del domicilio<br>del demandado; el del lugar del contrato, siempre que el demandado se encuentre<br>en él, aunque sea accidentalmente en el momento de la notificación. El que no<br>tuviere domicilio fijo podrá ser demandado en el lugar en que se encuentre o en<br>el de su última residencia.<br> 4) En las acciones personales derivadas de delitos o cuasi-delitos, el del<br>lugar del hecho; o el del domicilio del demandado, a elección del actor.<br> 5) En las acciones personales, cuando sean varios demandados y se trate de<br> obligaciones indivisibles o solidarias, el del domicilio de cualquiera de<br>ellos, a elección del actor.<br> 6) En las acciones sobre rendición de cuentas, el del lugar donde éstas deban<br>presentarse, y no estando determinado, a elección del actor, el del domicilio<br>de la administración o el del lugar en que se hubiere administrado el principal<br>de los bienes. En la demanda por aprobación de cuentas regirá la misma regla,<br>pero si no estuviese especificado el lugar donde éstas deban presentarse, podrá<br>serlo también el del domicilio del acreedor de las cuentas, a elección del<br>actor.<br> 7) En las acciones fiscales por cobro de impuestos, tasas o multas, y salvo<br>disposición en contrario, el del lugar del bien o actividad gravados o<br>sometidos a inscripción o fiscalización; el del lugar en que deban pagarse o el<br>del domicilio del deudor, a elección del actor. La conexidad no modificará esta<br>regla.<br> 8) En las acciones de separación personal, divorcio vincular y nulidad de<br>matrimonio, así como las que versaren sobre los efectos del matrimonio, el del<br>último domicilio conyugal efectivo o el del domicilio del cónyuge demandado a<br>elección del cónyuge actor. Si uno de los cónyuges no tuviera su domicilio en<br>la República, la acción podrá ser intentada ante el Juez del último domicilio<br>que hubiera tenido en ella, si el matrimonio se hubiere celebrado en la<br>República. No probado dónde estuvo radicado el último domicilio conyugal, se<br>aplicarán las reglas comunes sobre competencia.<br> En los procesos por declaración de incapacidad por demencia o sordomudez, y los<br>derivados de los supuestos previstos por el artículo 152 bis del Código Civil,<br>el del domicilio del presunto incapaz o inhabilitado; en su defecto, el de su<br>residencia. En los de rehabilitación, el que declaró la interdicción.<br> 9) En los pedidos de segunda copia o de rectificación de errores de escrituras<br>públicas, el del lugar donde se otorgaron o protocolizaron.<br> 10) En la protocolización de testamentos, el del lugar donde debe iniciarse la<br>sucesión.<br> 11) En las acciones que derivan de las relaciones societarias, el del lugar del<br>domicilio social inscripto. Si la sociedad no requiere inscripción, el del<br>lugar del domicilio fijado en el contrato; en su defecto o tratándose de<br>sociedad irregular o de hecho, el del lugar de la sede social.<br>La misma regla regirá respecto de las acciones posesorias, interdictos,<br>restricción y límites del dominio, medianerías, declarativa de la prescripción<br>adquisitiva, mensura y deslinde y división de condominio.<br> 2) Cuando se ejerciten acciones reales sobre bienes muebles, el del lugar en<br>que se encuentren o el del domicilio del demandado, a elección del actor. Si la<br>acción versare sobre bienes muebles e inmuebles conjuntamente, el del lugar<br>donde estuvieran situados éstos últimos.<br> 3) Cuando se ejerciten acciones personales, el del lugar donde debe cumplirse<br>la obligación expresa o implícitamente establecido, conforme a los elementos<br>aportados en el juicio y, en su defecto, a elección del actor, el del domicilio<br>del demandado; el del lugar del contrato, siempre que el demandado se encuentre<br>en él, aunque sea accidentalmente en el momento de la notificación. El que no<br>tuviere domicilio fijo podrá ser demandado en el lugar en que se encuentre o en<br>el de su última residencia.<br> 4) En las acciones personales derivadas de delitos o cuasi-delitos, el del<br>lugar del hecho; o el del domicilio del demandado, a elección del actor.<br> 5) En las acciones personales, cuando sean varios demandados y se trate de<br> obligaciones indivisibles o solidarias, el del domicilio de cualquiera de<br>ellos, a elección del actor.<br> 6) En las acciones sobre rendición de cuentas, el del lugar donde éstas deban<br>presentarse, y no estando determinado, a elección del actor, el del domicilio<br>de la administración o el del lugar en que se hubiere administrado el principal<br>de los bienes. En la demanda por aprobación de cuentas regirá la misma regla,<br>pero si no estuviese especificado el lugar donde éstas deban presentarse, podrá<br>serlo también el del domicilio del acreedor de las cuentas, a elección del<br>actor.<br> 7) En las acciones fiscales por cobro de impuestos, tasas o multas, y salvo<br>disposición en contrario, el del lugar del bien o actividad gravados o<br>sometidos a inscripción o fiscalización; el del lugar en que deban pagarse o el<br>del domicilio del deudor, a elección del actor. La conexidad no modificará esta<br>regla.<br> 8) En las acciones de separación personal, divorcio vincular y nulidad de<br>matrimonio, así como las que versaren sobre los efectos del matrimonio, el del<br>último domicilio conyugal efectivo o el del domicilio del cónyuge demandado a<br>elección del cónyuge actor. Si uno de los cónyuges no tuviera su domicilio en<br>la República, la acción podrá ser intentada ante el Juez del último domicilio<br>que hubiera tenido en ella, si el matrimonio se hubiere celebrado en la<br>República. No probado dónde estuvo radicado el último domicilio conyugal, se<br>aplicarán las reglas comunes sobre competencia.<br> En los procesos por declaración de incapacidad por demencia o sordomudez, y los<br>derivados de los supuestos previstos por el artículo 152 bis del Código Civil,<br>el del domicilio del presunto incapaz o inhabilitado; en su defecto, el de su<br>residencia. En los de rehabilitación, el que declaró la interdicción.<br> 9) En los pedidos de segunda copia o de rectificación de errores de escrituras<br>públicas, el del lugar donde se otorgaron o protocolizaron.<br> 10) En la protocolización de testamentos, el del lugar donde debe iniciarse la<br>sucesión.<br> 11) En las acciones que derivan de las relaciones societarias, el del lugar del<br>domicilio social inscripto. Si la sociedad no requiere inscripción, el del<br>lugar del domicilio fijado en el contrato; en su defecto o tratándose de<br>sociedad irregular o de hecho, el del lugar de la sede social.<br> 12) En los procesos voluntarios, el del domicilio de la persona en cuyo interés<br>se promueven, salvo en el proceso sucesorio o disposición en contrario.<br> 13) Cuando se ejercite la acción por cobro de expensas comunes de inmuebles<br>sujetos al régimen de propiedad horizontal o cualquier otra acción derivada de<br>la aplicación de ese régimen, el del lugar de la unidad funcional de que se<br>trate.<br> ART. 6º.- Reglas especiales: A falta de otras disposiciones será tribunal<br>competente:<br> 1) En los incidentes, tercerías, obligaciones de garantía, citación de<br>evicción, cumplimiento de conciliación, transacción y cualquier otro acuerdo<br>celebrado en juicio, ejecución de sentencia, regulación y ejecución de<br>honorarios y costas devengadas en juicio, y acciones accesorias en general, el<br>del proceso principal.<br> 2) En los juicios de separación de bienes y liquidación de la sociedad<br>conyugal, el del juicio de divorcio o nulidad del matrimonio.<br> 3) En la exclusión del cónyuge, tenencia de hijos, régimen de visitas,<br>alimentos y litis expensas, el del juicio de divorcio, separación personal o<br>nulidad del matrimonio, mientras durare la tramitación de estos últimos. Si<br>aquellos se hubieren iniciado con anterioridad, pasarán a tramitar ante el<br>juzgado donde quedare radicado el juicio de divorcio, de separación personal o<br>de nulidad de matrimonio.<br> No existiendo juicio de divorcio, de separación personal o de nulidad de<br>matrimonio en trámite, y no probado donde estuvo radicado el último domicilio<br>conyugal, se aplicarán las reglas comunes sobre competencia.<br> Mediando juicio de inhabilitación o declaración de incapacidad por demencia o<br>sordomudez, el pedido de alimentos contra el inhabilitado o incapaz deberá<br>promoverse ante el juzgado donde se sustancian aquellos.<br> 4) En las medidas preliminares y precautorias, el que deba conocer en el<br>proceso principal.<br> 5) En el pedido de beneficio de litigar sin gastos, el que deba conocer en el<br>juicio en que aquél se haga valer.<br> 6) En el juicio ordinario que se inicie como consecuencia del ejecutivo, el que<br>obligaciones indivisibles o solidarias, el del domicilio de cualquiera de<br>ellos, a elección del actor.<br> 6) En las acciones sobre rendición de cuentas, el del lugar donde éstas deban<br>presentarse, y no estando determinado, a elección del actor, el del domicilio<br>de la administración o el del lugar en que se hubiere administrado el principal<br>de los bienes. En la demanda por aprobación de cuentas regirá la misma regla,<br>pero si no estuviese especificado el lugar donde éstas deban presentarse, podrá<br>serlo también el del domicilio del acreedor de las cuentas, a elección del<br>actor.<br> 7) En las acciones fiscales por cobro de impuestos, tasas o multas, y salvo<br>disposición en contrario, el del lugar del bien o actividad gravados o<br>sometidos a inscripción o fiscalización; el del lugar en que deban pagarse o el<br>del domicilio del deudor, a elección del actor. La conexidad no modificará esta<br>regla.<br> 8) En las acciones de separación personal, divorcio vincular y nulidad de<br>matrimonio, así como las que versaren sobre los efectos del matrimonio, el del<br>último domicilio conyugal efectivo o el del domicilio del cónyuge demandado a<br>elección del cónyuge actor. Si uno de los cónyuges no tuviera su domicilio en<br>la República, la acción podrá ser intentada ante el Juez del último domicilio<br>que hubiera tenido en ella, si el matrimonio se hubiere celebrado en la<br>República. No probado dónde estuvo radicado el último domicilio conyugal, se<br>aplicarán las reglas comunes sobre competencia.<br> En los procesos por declaración de incapacidad por demencia o sordomudez, y los<br>derivados de los supuestos previstos por el artículo 152 bis del Código Civil,<br>el del domicilio del presunto incapaz o inhabilitado; en su defecto, el de su<br>residencia. En los de rehabilitación, el que declaró la interdicción.<br> 9) En los pedidos de segunda copia o de rectificación de errores de escrituras<br>públicas, el del lugar donde se otorgaron o protocolizaron.<br> 10) En la protocolización de testamentos, el del lugar donde debe iniciarse la<br>sucesión.<br> 11) En las acciones que derivan de las relaciones societarias, el del lugar del<br>domicilio social inscripto. Si la sociedad no requiere inscripción, el del<br>lugar del domicilio fijado en el contrato; en su defecto o tratándose de<br>sociedad irregular o de hecho, el del lugar de la sede social.<br> 12) En los procesos voluntarios, el del domicilio de la persona en cuyo interés<br>se promueven, salvo en el proceso sucesorio o disposición en contrario.<br> 13) Cuando se ejercite la acción por cobro de expensas comunes de inmuebles<br>sujetos al régimen de propiedad horizontal o cualquier otra acción derivada de<br>la aplicación de ese régimen, el del lugar de la unidad funcional de que se<br>trate.<br> ART. 6º.- Reglas especiales: A falta de otras disposiciones será tribunal<br>competente:<br> 1) En los incidentes, tercerías, obligaciones de garantía, citación de<br>evicción, cumplimiento de conciliación, transacción y cualquier otro acuerdo<br>celebrado en juicio, ejecución de sentencia, regulación y ejecución de<br>honorarios y costas devengadas en juicio, y acciones accesorias en general, el<br>del proceso principal.<br> 2) En los juicios de separación de bienes y liquidación de la sociedad<br>conyugal, el del juicio de divorcio o nulidad del matrimonio.<br> 3) En la exclusión del cónyuge, tenencia de hijos, régimen de visitas,<br>alimentos y litis expensas, el del juicio de divorcio, separación personal o<br>nulidad del matrimonio, mientras durare la tramitación de estos últimos. Si<br>aquellos se hubieren iniciado con anterioridad, pasarán a tramitar ante el<br>juzgado donde quedare radicado el juicio de divorcio, de separación personal o<br>de nulidad de matrimonio.<br> No existiendo juicio de divorcio, de separación personal o de nulidad de<br>matrimonio en trámite, y no probado donde estuvo radicado el último domicilio<br>conyugal, se aplicarán las reglas comunes sobre competencia.<br> Mediando juicio de inhabilitación o declaración de incapacidad por demencia o<br>sordomudez, el pedido de alimentos contra el inhabilitado o incapaz deberá<br>promoverse ante el juzgado donde se sustancian aquellos.<br> 4) En las medidas preliminares y precautorias, el que deba conocer en el<br>proceso principal.<br> 5) En el pedido de beneficio de litigar sin gastos, el que deba conocer en el<br>juicio en que aquél se haga valer.<br> 6) En el juicio ordinario que se inicie como consecuencia del ejecutivo, el que<br> entendió en éste.<br> 7) En las acciones de amparo de los derechos y garantías individuales<br>contempladas en los artículos 59 al 61 de la Constitución de la Provincia,<br>cualquier juez letrado o tribunal sin distinción de fuero ni de instancia.<br> 8) En el pedido de determinación de la responsabilidad establecida en el<br>artículo 218, el que decretó las medidas cautelares; en el supuesto del<br>artículo 206, aquél cuya competencia para intervenir hubiese sido en definitiva<br>fijada.<br> 9) En la acción autónoma de nulidad, el juez o tribunal que dictó la sentencia<br>atacada.<br> CAPITULO II<br> CUESTIONES DE COMPETENCIA<br> ART. 7º.- Procedencia. Las cuestiones de competencia sólo podrán promoverse por<br>vía de declinatoria, con excepción de las que se susciten entre jueces de<br>distintas circunscripciones judiciales, o entre éstos y los de otra provincia,<br>en las que también procederá la inhibitoria.<br> En uno y otro caso, la cuestión sólo podrá promoverse antes de haberse<br>consentido la competencia de que se reclama.<br> Elegida una vía no podrá en lo sucesivo usarse de otra.<br> ART. 8º.- Declinatoria e inhibitoria. La declinatoria se sustanciará como las<br>demás excepciones previas y declarada procedente, se remitirá la causa al juez<br>tenido por competente.<br> La inhibitoria podrá plantearse hasta el momento de oponer excepciones o de<br>contestar la demanda si aquel trámite no se hallare establecido como previo en<br>el proceso de que se trata.<br> ART. 9º.- Planteamiento y decisión de la inhibitoria. Si entablada la<br>inhibitoria el juez se declara competente, librará oficio o exhorto acompañando<br>testimonio del escrito en que se hubiere planteado la cuestión, de la<br>resolución recaída y demás recaudos que estime necesarios para fundar su<br>competencia.<br>la República, la acción podrá ser intentada ante el Juez del último domicilio<br>que hubiera tenido en ella, si el matrimonio se hubiere celebrado en la<br>República. No probado dónde estuvo radicado el último domicilio conyugal, se<br>aplicarán las reglas comunes sobre competencia.<br> En los procesos por declaración de incapacidad por demencia o sordomudez, y los<br>derivados de los supuestos previstos por el artículo 152 bis del Código Civil,<br>el del domicilio del presunto incapaz o inhabilitado; en su defecto, el de su<br>residencia. En los de rehabilitación, el que declaró la interdicción.<br> 9) En los pedidos de segunda copia o de rectificación de errores de escrituras<br>públicas, el del lugar donde se otorgaron o protocolizaron.<br> 10) En la protocolización de testamentos, el del lugar donde debe iniciarse la<br>sucesión.<br> 11) En las acciones que derivan de las relaciones societarias, el del lugar del<br>domicilio social inscripto. Si la sociedad no requiere inscripción, el del<br>lugar del domicilio fijado en el contrato; en su defecto o tratándose de<br>sociedad irregular o de hecho, el del lugar de la sede social.<br> 12) En los procesos voluntarios, el del domicilio de la persona en cuyo interés<br>se promueven, salvo en el proceso sucesorio o disposición en contrario.<br> 13) Cuando se ejercite la acción por cobro de expensas comunes de inmuebles<br>sujetos al régimen de propiedad horizontal o cualquier otra acción derivada de<br>la aplicación de ese régimen, el del lugar de la unidad funcional de que se<br>trate.<br> ART. 6º.- Reglas especiales: A falta de otras disposiciones será tribunal<br>competente:<br> 1) En los incidentes, tercerías, obligaciones de garantía, citación de<br>evicción, cumplimiento de conciliación, transacción y cualquier otro acuerdo<br>celebrado en juicio, ejecución de sentencia, regulación y ejecución de<br>honorarios y costas devengadas en juicio, y acciones accesorias en general, el<br>del proceso principal.<br> 2) En los juicios de separación de bienes y liquidación de la sociedad<br>conyugal, el del juicio de divorcio o nulidad del matrimonio.<br> 3) En la exclusión del cónyuge, tenencia de hijos, régimen de visitas,<br>alimentos y litis expensas, el del juicio de divorcio, separación personal o<br>nulidad del matrimonio, mientras durare la tramitación de estos últimos. Si<br>aquellos se hubieren iniciado con anterioridad, pasarán a tramitar ante el<br>juzgado donde quedare radicado el juicio de divorcio, de separación personal o<br>de nulidad de matrimonio.<br> No existiendo juicio de divorcio, de separación personal o de nulidad de<br>matrimonio en trámite, y no probado donde estuvo radicado el último domicilio<br>conyugal, se aplicarán las reglas comunes sobre competencia.<br> Mediando juicio de inhabilitación o declaración de incapacidad por demencia o<br>sordomudez, el pedido de alimentos contra el inhabilitado o incapaz deberá<br>promoverse ante el juzgado donde se sustancian aquellos.<br> 4) En las medidas preliminares y precautorias, el que deba conocer en el<br>proceso principal.<br> 5) En el pedido de beneficio de litigar sin gastos, el que deba conocer en el<br>juicio en que aquél se haga valer.<br> 6) En el juicio ordinario que se inicie como consecuencia del ejecutivo, el que<br> entendió en éste.<br> 7) En las acciones de amparo de los derechos y garantías individuales<br>contempladas en los artículos 59 al 61 de la Constitución de la Provincia,<br>cualquier juez letrado o tribunal sin distinción de fuero ni de instancia.<br> 8) En el pedido de determinación de la responsabilidad establecida en el<br>artículo 218, el que decretó las medidas cautelares; en el supuesto del<br>artículo 206, aquél cuya competencia para intervenir hubiese sido en definitiva<br>fijada.<br> 9) En la acción autónoma de nulidad, el juez o tribunal que dictó la sentencia<br>atacada.<br> CAPITULO II<br> CUESTIONES DE COMPETENCIA<br> ART. 7º.- Procedencia. Las cuestiones de competencia sólo podrán promoverse por<br>vía de declinatoria, con excepción de las que se susciten entre jueces de<br>distintas circunscripciones judiciales, o entre éstos y los de otra provincia,<br>en las que también procederá la inhibitoria.<br> En uno y otro caso, la cuestión sólo podrá promoverse antes de haberse<br>consentido la competencia de que se reclama.<br> Elegida una vía no podrá en lo sucesivo usarse de otra.<br> ART. 8º.- Declinatoria e inhibitoria. La declinatoria se sustanciará como las<br>demás excepciones previas y declarada procedente, se remitirá la causa al juez<br>tenido por competente.<br> La inhibitoria podrá plantearse hasta el momento de oponer excepciones o de<br>contestar la demanda si aquel trámite no se hallare establecido como previo en<br>el proceso de que se trata.<br> ART. 9º.- Planteamiento y decisión de la inhibitoria. Si entablada la<br>inhibitoria el juez se declara competente, librará oficio o exhorto acompañando<br>testimonio del escrito en que se hubiere planteado la cuestión, de la<br>resolución recaída y demás recaudos que estime necesarios para fundar su<br>competencia.<br> Solicitará, asimismo, la remisión del expediente o, en su defecto, su elevación<br>al tribunal competente para dirimir la contienda.<br> La resolución sólo será apelable si se declarase incompetente.<br> ART. 10º.- Trámite de la inhibitoria ante el juez requerido. Recibido el oficio<br>o exhorto, el juez requerido se pronunciará aceptando o no la inhibición.<br> Sólo en el primer caso su resolución será apelable. Una vez consentida o<br>ejecutoriada, remitirá la causa al tribunal requirente, emplazando a las<br>partes.<br> Si mantuviere su competencia, enviará sin otra sustanciación las actuaciones al<br>tribunal competente para dirimir la contienda y lo comunicará sin demora al<br>tribunal requirente para que remita las suyas.<br> ART. 11º.- Trámite de la inhibitoria ante el Tribunal Superior. Dentro de los<br>cinco días de recibidas las actuaciones de ambos jueces, el Tribunal Superior<br>resolverá la contienda sin más sustanciación, y las devolverá al que declare<br>competente, informando al otro por oficio o exhorto. Si el juez que requirió la<br>inhibitoria no remitiere las actuaciones dentro de un plazo prudencial a juicio<br>del Tribunal Superior, éste lo intimará para que lo haga en un plazo de diez a<br>quince días, según la distancia, bajo apercibimiento de tenerlo por desistido<br>de su pretensión.<br> ART. 12º.- Sustanciación. Las cuestiones de competencia se sustanciarán por vía<br>de incidente. No suspenden el procedimiento, el que seguirá su trámite por ante<br>el juez que previno, salvo que se trate de cuestiones de competencia en razón<br>del territorio.<br> ART. 13º.- Contienda negativa y conocimiento simultáneo. En caso de contienda<br>negativa o cuando dos o más jueces se encontraren conociendo de un mismo<br>proceso, cualquiera de ellos podrá plantear la cuestión de acuerdo con el<br>procedimiento establecido en los artículos 9 a 12.<br> CAPITULO III<br> RECUSACIONES Y EXCUSACIONES<br> ART. 14º.- Recusación sin expresión de causa. Los jueces de primera instancia<br>podrán ser recusados sin expresión de causa.<br>12) En los procesos voluntarios, el del domicilio de la persona en cuyo interés<br>se promueven, salvo en el proceso sucesorio o disposición en contrario.<br> 13) Cuando se ejercite la acción por cobro de expensas comunes de inmuebles<br>sujetos al régimen de propiedad horizontal o cualquier otra acción derivada de<br>la aplicación de ese régimen, el del lugar de la unidad funcional de que se<br>trate.<br> ART. 6º.- Reglas especiales: A falta de otras disposiciones será tribunal<br>competente:<br> 1) En los incidentes, tercerías, obligaciones de garantía, citación de<br>evicción, cumplimiento de conciliación, transacción y cualquier otro acuerdo<br>celebrado en juicio, ejecución de sentencia, regulación y ejecución de<br>honorarios y costas devengadas en juicio, y acciones accesorias en general, el<br>del proceso principal.<br> 2) En los juicios de separación de bienes y liquidación de la sociedad<br>conyugal, el del juicio de divorcio o nulidad del matrimonio.<br> 3) En la exclusión del cónyuge, tenencia de hijos, régimen de visitas,<br>alimentos y litis expensas, el del juicio de divorcio, separación personal o<br>nulidad del matrimonio, mientras durare la tramitación de estos últimos. Si<br>aquellos se hubieren iniciado con anterioridad, pasarán a tramitar ante el<br>juzgado donde quedare radicado el juicio de divorcio, de separación personal o<br>de nulidad de matrimonio.<br> No existiendo juicio de divorcio, de separación personal o de nulidad de<br>matrimonio en trámite, y no probado donde estuvo radicado el último domicilio<br>conyugal, se aplicarán las reglas comunes sobre competencia.<br> Mediando juicio de inhabilitación o declaración de incapacidad por demencia o<br>sordomudez, el pedido de alimentos contra el inhabilitado o incapaz deberá<br>promoverse ante el juzgado donde se sustancian aquellos.<br> 4) En las medidas preliminares y precautorias, el que deba conocer en el<br>proceso principal.<br> 5) En el pedido de beneficio de litigar sin gastos, el que deba conocer en el<br>juicio en que aquél se haga valer.<br> 6) En el juicio ordinario que se inicie como consecuencia del ejecutivo, el que<br> entendió en éste.<br> 7) En las acciones de amparo de los derechos y garantías individuales<br>contempladas en los artículos 59 al 61 de la Constitución de la Provincia,<br>cualquier juez letrado o tribunal sin distinción de fuero ni de instancia.<br> 8) En el pedido de determinación de la responsabilidad establecida en el<br>artículo 218, el que decretó las medidas cautelares; en el supuesto del<br>artículo 206, aquél cuya competencia para intervenir hubiese sido en definitiva<br>fijada.<br> 9) En la acción autónoma de nulidad, el juez o tribunal que dictó la sentencia<br>atacada.<br> CAPITULO II<br> CUESTIONES DE COMPETENCIA<br> ART. 7º.- Procedencia. Las cuestiones de competencia sólo podrán promoverse por<br>vía de declinatoria, con excepción de las que se susciten entre jueces de<br>distintas circunscripciones judiciales, o entre éstos y los de otra provincia,<br>en las que también procederá la inhibitoria.<br> En uno y otro caso, la cuestión sólo podrá promoverse antes de haberse<br>consentido la competencia de que se reclama.<br> Elegida una vía no podrá en lo sucesivo usarse de otra.<br> ART. 8º.- Declinatoria e inhibitoria. La declinatoria se sustanciará como las<br>demás excepciones previas y declarada procedente, se remitirá la causa al juez<br>tenido por competente.<br> La inhibitoria podrá plantearse hasta el momento de oponer excepciones o de<br>contestar la demanda si aquel trámite no se hallare establecido como previo en<br>el proceso de que se trata.<br> ART. 9º.- Planteamiento y decisión de la inhibitoria. Si entablada la<br>inhibitoria el juez se declara competente, librará oficio o exhorto acompañando<br>testimonio del escrito en que se hubiere planteado la cuestión, de la<br>resolución recaída y demás recaudos que estime necesarios para fundar su<br>competencia.<br> Solicitará, asimismo, la remisión del expediente o, en su defecto, su elevación<br>al tribunal competente para dirimir la contienda.<br> La resolución sólo será apelable si se declarase incompetente.<br> ART. 10º.- Trámite de la inhibitoria ante el juez requerido. Recibido el oficio<br>o exhorto, el juez requerido se pronunciará aceptando o no la inhibición.<br> Sólo en el primer caso su resolución será apelable. Una vez consentida o<br>ejecutoriada, remitirá la causa al tribunal requirente, emplazando a las<br>partes.<br> Si mantuviere su competencia, enviará sin otra sustanciación las actuaciones al<br>tribunal competente para dirimir la contienda y lo comunicará sin demora al<br>tribunal requirente para que remita las suyas.<br> ART. 11º.- Trámite de la inhibitoria ante el Tribunal Superior. Dentro de los<br>cinco días de recibidas las actuaciones de ambos jueces, el Tribunal Superior<br>resolverá la contienda sin más sustanciación, y las devolverá al que declare<br>competente, informando al otro por oficio o exhorto. Si el juez que requirió la<br>inhibitoria no remitiere las actuaciones dentro de un plazo prudencial a juicio<br>del Tribunal Superior, éste lo intimará para que lo haga en un plazo de diez a<br>quince días, según la distancia, bajo apercibimiento de tenerlo por desistido<br>de su pretensión.<br> ART. 12º.- Sustanciación. Las cuestiones de competencia se sustanciarán por vía<br>de incidente. No suspenden el procedimiento, el que seguirá su trámite por ante<br>el juez que previno, salvo que se trate de cuestiones de competencia en razón<br>del territorio.<br> ART. 13º.- Contienda negativa y conocimiento simultáneo. En caso de contienda<br>negativa o cuando dos o más jueces se encontraren conociendo de un mismo<br>proceso, cualquiera de ellos podrá plantear la cuestión de acuerdo con el<br>procedimiento establecido en los artículos 9 a 12.<br> CAPITULO III<br> RECUSACIONES Y EXCUSACIONES<br> ART. 14º.- Recusación sin expresión de causa. Los jueces de primera instancia<br>podrán ser recusados sin expresión de causa.<br> El actor podrá ejercer esta facultad al entablar la demanda o en su primera<br>presentación; el demandado, en su primera presentación, antes o al tiempo de<br>contestarla o de comparecer a la audiencia señalada como primer acto procesal.<br> Si el demandado no cumpliere esos actos, no podrá ejercer en adelante la<br>facultad que le confiere este artículo.<br> También podrá ser recusado sin expresión de causa un juez del Superior Tribunal<br>o de las Cámaras de Apelaciones, al día siguiente de la notificación de la<br>primera providencia que se dicte.<br> No procede la recusación sin expresión de causa en el proceso sumario y<br>sumarísimo, en las tercerías, en el juicio de desalojo y en los procesos de<br>ejecución.<br> Cuando el Superior Tribunal conociere en instancia originaria, sólo podrá ser<br>recusado uno de sus miembros en la forma y oportunidad previstas en los<br>párrafos segundo y cuarto.<br> ART. 15º.- Límites. La facultad de recusar sin expresión de causa podrá usarse<br>una vez en cada caso. Cuando sean varios los actores o los demandados, sólo uno<br>de ellos podrá ejercerla.<br> ART. 16º.- Consecuencias. Deducida la recusación sin expresión de causa, el<br>juez recusado se inhibirá pasando las actuaciones, dentro del primer día hábil<br>siguiente, al que le sigue en el orden del turno, sin que por ello se suspendan<br>el trámite, los plazos, ni el cumplimiento de las diligencias ya ordenadas.<br> Si la primera presentación del demandado fuere posterior a los actos indicados<br>en el segundo párrafo del artículo 14, y en ella promoviere la nulidad de los<br>procedimientos recusando sin expresión de causa, dicha nulidad será resuelta<br>por el juez recusado.<br> ART. 17º. Recusación con expresión de causa. Serán causas legales de<br>recusación:<br> 1) El parentesco por consanguinidad dentro del cuarto grado y segundo de<br>afinidad con alguna de las partes, sus mandatarios o letrados;<br> 2) Tener el juez o sus consanguíneos o afines dentro del grado expresado en el<br>inciso anterior, interés en el pleito o en otro semejante, o sociedad o<br>comunidad con alguno de los litigantes, procuradores o abogados, salvo que la<br>alimentos y litis expensas, el del juicio de divorcio, separación personal o<br>nulidad del matrimonio, mientras durare la tramitación de estos últimos. Si<br>aquellos se hubieren iniciado con anterioridad, pasarán a tramitar ante el<br>juzgado donde quedare radicado el juicio de divorcio, de separación personal o<br>de nulidad de matrimonio.<br> No existiendo juicio de divorcio, de separación personal o de nulidad de<br>matrimonio en trámite, y no probado donde estuvo radicado el último domicilio<br>conyugal, se aplicarán las reglas comunes sobre competencia.<br> Mediando juicio de inhabilitación o declaración de incapacidad por demencia o<br>sordomudez, el pedido de alimentos contra el inhabilitado o incapaz deberá<br>promoverse ante el juzgado donde se sustancian aquellos.<br> 4) En las medidas preliminares y precautorias, el que deba conocer en el<br>proceso principal.<br> 5) En el pedido de beneficio de litigar sin gastos, el que deba conocer en el<br>juicio en que aquél se haga valer.<br> 6) En el juicio ordinario que se inicie como consecuencia del ejecutivo, el que<br> entendió en éste.<br> 7) En las acciones de amparo de los derechos y garantías individuales<br>contempladas en los artículos 59 al 61 de la Constitución de la Provincia,<br>cualquier juez letrado o tribunal sin distinción de fuero ni de instancia.<br> 8) En el pedido de determinación de la responsabilidad establecida en el<br>artículo 218, el que decretó las medidas cautelares; en el supuesto del<br>artículo 206, aquél cuya competencia para intervenir hubiese sido en definitiva<br>fijada.<br> 9) En la acción autónoma de nulidad, el juez o tribunal que dictó la sentencia<br>atacada.<br> CAPITULO II<br> CUESTIONES DE COMPETENCIA<br> ART. 7º.- Procedencia. Las cuestiones de competencia sólo podrán promoverse por<br>vía de declinatoria, con excepción de las que se susciten entre jueces de<br>distintas circunscripciones judiciales, o entre éstos y los de otra provincia,<br>en las que también procederá la inhibitoria.<br> En uno y otro caso, la cuestión sólo podrá promoverse antes de haberse<br>consentido la competencia de que se reclama.<br> Elegida una vía no podrá en lo sucesivo usarse de otra.<br> ART. 8º.- Declinatoria e inhibitoria. La declinatoria se sustanciará como las<br>demás excepciones previas y declarada procedente, se remitirá la causa al juez<br>tenido por competente.<br> La inhibitoria podrá plantearse hasta el momento de oponer excepciones o de<br>contestar la demanda si aquel trámite no se hallare establecido como previo en<br>el proceso de que se trata.<br> ART. 9º.- Planteamiento y decisión de la inhibitoria. Si entablada la<br>inhibitoria el juez se declara competente, librará oficio o exhorto acompañando<br>testimonio del escrito en que se hubiere planteado la cuestión, de la<br>resolución recaída y demás recaudos que estime necesarios para fundar su<br>competencia.<br> Solicitará, asimismo, la remisión del expediente o, en su defecto, su elevación<br>al tribunal competente para dirimir la contienda.<br> La resolución sólo será apelable si se declarase incompetente.<br> ART. 10º.- Trámite de la inhibitoria ante el juez requerido. Recibido el oficio<br>o exhorto, el juez requerido se pronunciará aceptando o no la inhibición.<br> Sólo en el primer caso su resolución será apelable. Una vez consentida o<br>ejecutoriada, remitirá la causa al tribunal requirente, emplazando a las<br>partes.<br> Si mantuviere su competencia, enviará sin otra sustanciación las actuaciones al<br>tribunal competente para dirimir la contienda y lo comunicará sin demora al<br>tribunal requirente para que remita las suyas.<br> ART. 11º.- Trámite de la inhibitoria ante el Tribunal Superior. Dentro de los<br>cinco días de recibidas las actuaciones de ambos jueces, el Tribunal Superior<br>resolverá la contienda sin más sustanciación, y las devolverá al que declare<br>competente, informando al otro por oficio o exhorto. Si el juez que requirió la<br>inhibitoria no remitiere las actuaciones dentro de un plazo prudencial a juicio<br>del Tribunal Superior, éste lo intimará para que lo haga en un plazo de diez a<br>quince días, según la distancia, bajo apercibimiento de tenerlo por desistido<br>de su pretensión.<br> ART. 12º.- Sustanciación. Las cuestiones de competencia se sustanciarán por vía<br>de incidente. No suspenden el procedimiento, el que seguirá su trámite por ante<br>el juez que previno, salvo que se trate de cuestiones de competencia en razón<br>del territorio.<br> ART. 13º.- Contienda negativa y conocimiento simultáneo. En caso de contienda<br>negativa o cuando dos o más jueces se encontraren conociendo de un mismo<br>proceso, cualquiera de ellos podrá plantear la cuestión de acuerdo con el<br>procedimiento establecido en los artículos 9 a 12.<br> CAPITULO III<br> RECUSACIONES Y EXCUSACIONES<br> ART. 14º.- Recusación sin expresión de causa. Los jueces de primera instancia<br>podrán ser recusados sin expresión de causa.<br> El actor podrá ejercer esta facultad al entablar la demanda o en su primera<br>presentación; el demandado, en su primera presentación, antes o al tiempo de<br>contestarla o de comparecer a la audiencia señalada como primer acto procesal.<br> Si el demandado no cumpliere esos actos, no podrá ejercer en adelante la<br>facultad que le confiere este artículo.<br> También podrá ser recusado sin expresión de causa un juez del Superior Tribunal<br>o de las Cámaras de Apelaciones, al día siguiente de la notificación de la<br>primera providencia que se dicte.<br> No procede la recusación sin expresión de causa en el proceso sumario y<br>sumarísimo, en las tercerías, en el juicio de desalojo y en los procesos de<br>ejecución.<br> Cuando el Superior Tribunal conociere en instancia originaria, sólo podrá ser<br>recusado uno de sus miembros en la forma y oportunidad previstas en los<br>párrafos segundo y cuarto.<br> ART. 15º.- Límites. La facultad de recusar sin expresión de causa podrá usarse<br>una vez en cada caso. Cuando sean varios los actores o los demandados, sólo uno<br>de ellos podrá ejercerla.<br> ART. 16º.- Consecuencias. Deducida la recusación sin expresión de causa, el<br>juez recusado se inhibirá pasando las actuaciones, dentro del primer día hábil<br>siguiente, al que le sigue en el orden del turno, sin que por ello se suspendan<br>el trámite, los plazos, ni el cumplimiento de las diligencias ya ordenadas.<br> Si la primera presentación del demandado fuere posterior a los actos indicados<br>en el segundo párrafo del artículo 14, y en ella promoviere la nulidad de los<br>procedimientos recusando sin expresión de causa, dicha nulidad será resuelta<br>por el juez recusado.<br> ART. 17º. Recusación con expresión de causa. Serán causas legales de<br>recusación:<br> 1) El parentesco por consanguinidad dentro del cuarto grado y segundo de<br>afinidad con alguna de las partes, sus mandatarios o letrados;<br> 2) Tener el juez o sus consanguíneos o afines dentro del grado expresado en el<br>inciso anterior, interés en el pleito o en otro semejante, o sociedad o<br>comunidad con alguno de los litigantes, procuradores o abogados, salvo que la<br> sociedad fuese anónima;<br> 3) Tener el juez pleito pendiente con el recusante;<br> 4) Ser el juez acreedor, deudor o fiador de alguna de las partes, con excepción<br>de los bancos oficiales;<br> 5) Ser o haber sido el juez autor de denuncia o querella contra el recusante, o<br>denunciado o querellado por éste, con anterioridad a la iniciación del pleito;<br> 6) Ser o haber sido el juez denunciado por el recusante en los términos de la<br>ley de enjuiciamiento de magistrados, siempre que el Consejo de la Magistratura<br>hubiere dispuesto dar curso a la denuncia;<br> 7) Haber sido el juez defensor de alguno de los litigantes o emitido opinión o<br>dictamen o dado recomendaciones acerca del pleito, antes o después de<br>comenzado;<br> 8) Haber recibido el juez beneficios de importancia de alguna de las partes;<br> 9) Tener el juez con alguno de los litigantes amistad que se manifieste por<br>gran familiaridad o frecuencia de trato;<br> 10) Tener contra el recusante enemistad, odio o resentimiento, que se<br>manifieste por hechos conocidos. En ningún caso procederá la recusación por<br>ataques u ofensas inferidas al juez después que hubiese comenzado a conocer del<br>asunto.<br> ART. 18º.- Oportunidad. La recusación deberá ser deducida por cualquiera de las<br>partes en las oportunidades previstas en el artículo 14. Si la causal fuere<br>sobreviniente sólo podrá hacerse valer dentro del quinto día de haber llegado a<br>conocimiento del recusante y antes de quedar el expediente en estado de<br>sentencia.<br> ART. 19º.- Tribunal competente para conocer de la recusación. Cuando se<br>recusare a uno o más jueces del Superior Tribunal o de una cámara de<br>apelaciones conocerán los que queden hábiles, integrándose el tribunal, si<br>procediere, en la forma prescripta por la Ley Orgánica de Tribunales. De la<br>recusación de los jueces de primera instancia conocerá la cámara de apelaciones<br>respectiva.<br> ART. 20º.- Forma de deducirla. La recusación se deducirá ante el juez recusado,<br>entendió en éste.<br> 7) En las acciones de amparo de los derechos y garantías individuales<br>contempladas en los artículos 59 al 61 de la Constitución de la Provincia,<br>cualquier juez letrado o tribunal sin distinción de fuero ni de instancia.<br> 8) En el pedido de determinación de la responsabilidad establecida en el<br>artículo 218, el que decretó las medidas cautelares; en el supuesto del<br>artículo 206, aquél cuya competencia para intervenir hubiese sido en definitiva<br>fijada.<br> 9) En la acción autónoma de nulidad, el juez o tribunal que dictó la sentencia<br>atacada.<br> CAPITULO II<br> CUESTIONES DE COMPETENCIA<br> ART. 7º.- Procedencia. Las cuestiones de competencia sólo podrán promoverse por<br>vía de declinatoria, con excepción de las que se susciten entre jueces de<br>distintas circunscripciones judiciales, o entre éstos y los de otra provincia,<br>en las que también procederá la inhibitoria.<br> En uno y otro caso, la cuestión sólo podrá promoverse antes de haberse<br>consentido la competencia de que se reclama.<br> Elegida una vía no podrá en lo sucesivo usarse de otra.<br> ART. 8º.- Declinatoria e inhibitoria. La declinatoria se sustanciará como las<br>demás excepciones previas y declarada procedente, se remitirá la causa al juez<br>tenido por competente.<br> La inhibitoria podrá plantearse hasta el momento de oponer excepciones o de<br>contestar la demanda si aquel trámite no se hallare establecido como previo en<br>el proceso de que se trata.<br> ART. 9º.- Planteamiento y decisión de la inhibitoria. Si entablada la<br>inhibitoria el juez se declara competente, librará oficio o exhorto acompañando<br>testimonio del escrito en que se hubiere planteado la cuestión, de la<br>resolución recaída y demás recaudos que estime necesarios para fundar su<br>competencia.<br> Solicitará, asimismo, la remisión del expediente o, en su defecto, su elevación<br>al tribunal competente para dirimir la contienda.<br> La resolución sólo será apelable si se declarase incompetente.<br> ART. 10º.- Trámite de la inhibitoria ante el juez requerido. Recibido el oficio<br>o exhorto, el juez requerido se pronunciará aceptando o no la inhibición.<br> Sólo en el primer caso su resolución será apelable. Una vez consentida o<br>ejecutoriada, remitirá la causa al tribunal requirente, emplazando a las<br>partes.<br> Si mantuviere su competencia, enviará sin otra sustanciación las actuaciones al<br>tribunal competente para dirimir la contienda y lo comunicará sin demora al<br>tribunal requirente para que remita las suyas.<br> ART. 11º.- Trámite de la inhibitoria ante el Tribunal Superior. Dentro de los<br>cinco días de recibidas las actuaciones de ambos jueces, el Tribunal Superior<br>resolverá la contienda sin más sustanciación, y las devolverá al que declare<br>competente, informando al otro por oficio o exhorto. Si el juez que requirió la<br>inhibitoria no remitiere las actuaciones dentro de un plazo prudencial a juicio<br>del Tribunal Superior, éste lo intimará para que lo haga en un plazo de diez a<br>quince días, según la distancia, bajo apercibimiento de tenerlo por desistido<br>de su pretensión.<br> ART. 12º.- Sustanciación. Las cuestiones de competencia se sustanciarán por vía<br>de incidente. No suspenden el procedimiento, el que seguirá su trámite por ante<br>el juez que previno, salvo que se trate de cuestiones de competencia en razón<br>del territorio.<br> ART. 13º.- Contienda negativa y conocimiento simultáneo. En caso de contienda<br>negativa o cuando dos o más jueces se encontraren conociendo de un mismo<br>proceso, cualquiera de ellos podrá plantear la cuestión de acuerdo con el<br>procedimiento establecido en los artículos 9 a 12.<br> CAPITULO III<br> RECUSACIONES Y EXCUSACIONES<br> ART. 14º.- Recusación sin expresión de causa. Los jueces de primera instancia<br>podrán ser recusados sin expresión de causa.<br> El actor podrá ejercer esta facultad al entablar la demanda o en su primera<br>presentación; el demandado, en su primera presentación, antes o al tiempo de<br>contestarla o de comparecer a la audiencia señalada como primer acto procesal.<br> Si el demandado no cumpliere esos actos, no podrá ejercer en adelante la<br>facultad que le confiere este artículo.<br> También podrá ser recusado sin expresión de causa un juez del Superior Tribunal<br>o de las Cámaras de Apelaciones, al día siguiente de la notificación de la<br>primera providencia que se dicte.<br> No procede la recusación sin expresión de causa en el proceso sumario y<br>sumarísimo, en las tercerías, en el juicio de desalojo y en los procesos de<br>ejecución.<br> Cuando el Superior Tribunal conociere en instancia originaria, sólo podrá ser<br>recusado uno de sus miembros en la forma y oportunidad previstas en los<br>párrafos segundo y cuarto.<br> ART. 15º.- Límites. La facultad de recusar sin expresión de causa podrá usarse<br>una vez en cada caso. Cuando sean varios los actores o los demandados, sólo uno<br>de ellos podrá ejercerla.<br> ART. 16º.- Consecuencias. Deducida la recusación sin expresión de causa, el<br>juez recusado se inhibirá pasando las actuaciones, dentro del primer día hábil<br>siguiente, al que le sigue en el orden del turno, sin que por ello se suspendan<br>el trámite, los plazos, ni el cumplimiento de las diligencias ya ordenadas.<br> Si la primera presentación del demandado fuere posterior a los actos indicados<br>en el segundo párrafo del artículo 14, y en ella promoviere la nulidad de los<br>procedimientos recusando sin expresión de causa, dicha nulidad será resuelta<br>por el juez recusado.<br> ART. 17º. Recusación con expresión de causa. Serán causas legales de<br>recusación:<br> 1) El parentesco por consanguinidad dentro del cuarto grado y segundo de<br>afinidad con alguna de las partes, sus mandatarios o letrados;<br> 2) Tener el juez o sus consanguíneos o afines dentro del grado expresado en el<br>inciso anterior, interés en el pleito o en otro semejante, o sociedad o<br>comunidad con alguno de los litigantes, procuradores o abogados, salvo que la<br> sociedad fuese anónima;<br> 3) Tener el juez pleito pendiente con el recusante;<br> 4) Ser el juez acreedor, deudor o fiador de alguna de las partes, con excepción<br>de los bancos oficiales;<br> 5) Ser o haber sido el juez autor de denuncia o querella contra el recusante, o<br>denunciado o querellado por éste, con anterioridad a la iniciación del pleito;<br> 6) Ser o haber sido el juez denunciado por el recusante en los términos de la<br>ley de enjuiciamiento de magistrados, siempre que el Consejo de la Magistratura<br>hubiere dispuesto dar curso a la denuncia;<br> 7) Haber sido el juez defensor de alguno de los litigantes o emitido opinión o<br>dictamen o dado recomendaciones acerca del pleito, antes o después de<br>comenzado;<br> 8) Haber recibido el juez beneficios de importancia de alguna de las partes;<br> 9) Tener el juez con alguno de los litigantes amistad que se manifieste por<br>gran familiaridad o frecuencia de trato;<br> 10) Tener contra el recusante enemistad, odio o resentimiento, que se<br>manifieste por hechos conocidos. En ningún caso procederá la recusación por<br>ataques u ofensas inferidas al juez después que hubiese comenzado a conocer del<br>asunto.<br> ART. 18º.- Oportunidad. La recusación deberá ser deducida por cualquiera de las<br>partes en las oportunidades previstas en el artículo 14. Si la causal fuere<br>sobreviniente sólo podrá hacerse valer dentro del quinto día de haber llegado a<br>conocimiento del recusante y antes de quedar el expediente en estado de<br>sentencia.<br> ART. 19º.- Tribunal competente para conocer de la recusación. Cuando se<br>recusare a uno o más jueces del Superior Tribunal o de una cámara de<br>apelaciones conocerán los que queden hábiles, integrándose el tribunal, si<br>procediere, en la forma prescripta por la Ley Orgánica de Tribunales. De la<br>recusación de los jueces de primera instancia conocerá la cámara de apelaciones<br>respectiva.<br> ART. 20º.- Forma de deducirla. La recusación se deducirá ante el juez recusado,<br> y ante el Superior Tribunal o cámara de apelaciones cuando lo fuese de uno de<br>sus miembros.<br> En el escrito correspondiente, se expresarán las causas de la recusación, y se<br>propondrá y acompañará, en su caso, toda la prueba de que el recusante<br>intentare valerse.<br> ART. 21º.- Rechazo "in limine". Si en el escrito mencionado en el artículo<br>anterior no se alegase concretamente alguna de las causas contenidas en el<br>artículo 17, o la que se invoca fuese manifiestamente improcedente, o si se<br>presentase fuera de las oportunidades previstas en los artículos 14 y 18, la<br>recusación será desechada, sin darle curso, por el tribunal competente para<br>conocer de ella.<br> ART. 22º.- Informe del magistrado recusado. Deducida la recusación en tiempo y<br>con causa legal, si el recusado fuese un juez del Superior Tribunal o de cámara<br>se le comunicará aquélla, a fin de que informe sobre las causas alegadas.<br> ART. 23º.- Consecuencias del contenido del informe. Si el recusado reconociese<br>los hechos, se le tendrá por separado de la causa.<br> Si lo negase, con lo que exponga se formará incidente que tramitará por<br>expediente separado.<br> ART. 24º.- Apertura a prueba. El Superior Tribunal o cámara de apelaciones<br>integrados al efecto si procediere, recibirán el incidente a prueba por diez<br>días, si hubiere de producirse dentro de la ciudad donde tiene su asiento el<br>tribunal.<br> El plazo se ampliará en la forma dispuesta en el artículo 161.<br> Cada parte no podrá ofrecer más de tres testigos.<br> ART. 25º.- Resolución. Vencido el plazo de prueba y agregadas las producidas se<br>dará vista al juez recusado y se resolverá el incidente dentro de cinco días de<br>contestada aquélla o vencido el plazo para hacerlo.<br> ART. 26º.- Informe de los jueces de primera instancia. Cuando el recusado fuere<br>un juez de primera instancia, remitirá a la cámara de apelaciones, dentro de<br>los cinco días, el escrito de recusación con un informe sobre las causas<br>alegadas, y pasará el expediente al juez que sigue en el orden del turno para<br>que continúe su sustanciación. Igual procedimiento se observará en caso de<br>en las que también procederá la inhibitoria.<br> En uno y otro caso, la cuestión sólo podrá promoverse antes de haberse<br>consentido la competencia de que se reclama.<br> Elegida una vía no podrá en lo sucesivo usarse de otra.<br> ART. 8º.- Declinatoria e inhibitoria. La declinatoria se sustanciará como las<br>demás excepciones previas y declarada procedente, se remitirá la causa al juez<br>tenido por competente.<br> La inhibitoria podrá plantearse hasta el momento de oponer excepciones o de<br>contestar la demanda si aquel trámite no se hallare establecido como previo en<br>el proceso de que se trata.<br> ART. 9º.- Planteamiento y decisión de la inhibitoria. Si entablada la<br>inhibitoria el juez se declara competente, librará oficio o exhorto acompañando<br>testimonio del escrito en que se hubiere planteado la cuestión, de la<br>resolución recaída y demás recaudos que estime necesarios para fundar su<br>competencia.<br> Solicitará, asimismo, la remisión del expediente o, en su defecto, su elevación<br>al tribunal competente para dirimir la contienda.<br> La resolución sólo será apelable si se declarase incompetente.<br> ART. 10º.- Trámite de la inhibitoria ante el juez requerido. Recibido el oficio<br>o exhorto, el juez requerido se pronunciará aceptando o no la inhibición.<br> Sólo en el primer caso su resolución será apelable. Una vez consentida o<br>ejecutoriada, remitirá la causa al tribunal requirente, emplazando a las<br>partes.<br> Si mantuviere su competencia, enviará sin otra sustanciación las actuaciones al<br>tribunal competente para dirimir la contienda y lo comunicará sin demora al<br>tribunal requirente para que remita las suyas.<br> ART. 11º.- Trámite de la inhibitoria ante el Tribunal Superior. Dentro de los<br>cinco días de recibidas las actuaciones de ambos jueces, el Tribunal Superior<br>resolverá la contienda sin más sustanciación, y las devolverá al que declare<br>competente, informando al otro por oficio o exhorto. Si el juez que requirió la<br>inhibitoria no remitiere las actuaciones dentro de un plazo prudencial a juicio<br>del Tribunal Superior, éste lo intimará para que lo haga en un plazo de diez a<br>quince días, según la distancia, bajo apercibimiento de tenerlo por desistido<br>de su pretensión.<br> ART. 12º.- Sustanciación. Las cuestiones de competencia se sustanciarán por vía<br>de incidente. No suspenden el procedimiento, el que seguirá su trámite por ante<br>el juez que previno, salvo que se trate de cuestiones de competencia en razón<br>del territorio.<br> ART. 13º.- Contienda negativa y conocimiento simultáneo. En caso de contienda<br>negativa o cuando dos o más jueces se encontraren conociendo de un mismo<br>proceso, cualquiera de ellos podrá plantear la cuestión de acuerdo con el<br>procedimiento establecido en los artículos 9 a 12.<br> CAPITULO III<br> RECUSACIONES Y EXCUSACIONES<br> ART. 14º.- Recusación sin expresión de causa. Los jueces de primera instancia<br>podrán ser recusados sin expresión de causa.<br> El actor podrá ejercer esta facultad al entablar la demanda o en su primera<br>presentación; el demandado, en su primera presentación, antes o al tiempo de<br>contestarla o de comparecer a la audiencia señalada como primer acto procesal.<br> Si el demandado no cumpliere esos actos, no podrá ejercer en adelante la<br>facultad que le confiere este artículo.<br> También podrá ser recusado sin expresión de causa un juez del Superior Tribunal<br>o de las Cámaras de Apelaciones, al día siguiente de la notificación de la<br>primera providencia que se dicte.<br> No procede la recusación sin expresión de causa en el proceso sumario y<br>sumarísimo, en las tercerías, en el juicio de desalojo y en los procesos de<br>ejecución.<br> Cuando el Superior Tribunal conociere en instancia originaria, sólo podrá ser<br>recusado uno de sus miembros en la forma y oportunidad previstas en los<br>párrafos segundo y cuarto.<br> ART. 15º.- Límites. La facultad de recusar sin expresión de causa podrá usarse<br>una vez en cada caso. Cuando sean varios los actores o los demandados, sólo uno<br>de ellos podrá ejercerla.<br> ART. 16º.- Consecuencias. Deducida la recusación sin expresión de causa, el<br>juez recusado se inhibirá pasando las actuaciones, dentro del primer día hábil<br>siguiente, al que le sigue en el orden del turno, sin que por ello se suspendan<br>el trámite, los plazos, ni el cumplimiento de las diligencias ya ordenadas.<br> Si la primera presentación del demandado fuere posterior a los actos indicados<br>en el segundo párrafo del artículo 14, y en ella promoviere la nulidad de los<br>procedimientos recusando sin expresión de causa, dicha nulidad será resuelta<br>por el juez recusado.<br> ART. 17º. Recusación con expresión de causa. Serán causas legales de<br>recusación:<br> 1) El parentesco por consanguinidad dentro del cuarto grado y segundo de<br>afinidad con alguna de las partes, sus mandatarios o letrados;<br> 2) Tener el juez o sus consanguíneos o afines dentro del grado expresado en el<br>inciso anterior, interés en el pleito o en otro semejante, o sociedad o<br>comunidad con alguno de los litigantes, procuradores o abogados, salvo que la<br> sociedad fuese anónima;<br> 3) Tener el juez pleito pendiente con el recusante;<br> 4) Ser el juez acreedor, deudor o fiador de alguna de las partes, con excepción<br>de los bancos oficiales;<br> 5) Ser o haber sido el juez autor de denuncia o querella contra el recusante, o<br>denunciado o querellado por éste, con anterioridad a la iniciación del pleito;<br> 6) Ser o haber sido el juez denunciado por el recusante en los términos de la<br>ley de enjuiciamiento de magistrados, siempre que el Consejo de la Magistratura<br>hubiere dispuesto dar curso a la denuncia;<br> 7) Haber sido el juez defensor de alguno de los litigantes o emitido opinión o<br>dictamen o dado recomendaciones acerca del pleito, antes o después de<br>comenzado;<br> 8) Haber recibido el juez beneficios de importancia de alguna de las partes;<br> 9) Tener el juez con alguno de los litigantes amistad que se manifieste por<br>gran familiaridad o frecuencia de trato;<br> 10) Tener contra el recusante enemistad, odio o resentimiento, que se<br>manifieste por hechos conocidos. En ningún caso procederá la recusación por<br>ataques u ofensas inferidas al juez después que hubiese comenzado a conocer del<br>asunto.<br> ART. 18º.- Oportunidad. La recusación deberá ser deducida por cualquiera de las<br>partes en las oportunidades previstas en el artículo 14. Si la causal fuere<br>sobreviniente sólo podrá hacerse valer dentro del quinto día de haber llegado a<br>conocimiento del recusante y antes de quedar el expediente en estado de<br>sentencia.<br> ART. 19º.- Tribunal competente para conocer de la recusación. Cuando se<br>recusare a uno o más jueces del Superior Tribunal o de una cámara de<br>apelaciones conocerán los que queden hábiles, integrándose el tribunal, si<br>procediere, en la forma prescripta por la Ley Orgánica de Tribunales. De la<br>recusación de los jueces de primera instancia conocerá la cámara de apelaciones<br>respectiva.<br> ART. 20º.- Forma de deducirla. La recusación se deducirá ante el juez recusado,<br> y ante el Superior Tribunal o cámara de apelaciones cuando lo fuese de uno de<br>sus miembros.<br> En el escrito correspondiente, se expresarán las causas de la recusación, y se<br>propondrá y acompañará, en su caso, toda la prueba de que el recusante<br>intentare valerse.<br> ART. 21º.- Rechazo "in limine". Si en el escrito mencionado en el artículo<br>anterior no se alegase concretamente alguna de las causas contenidas en el<br>artículo 17, o la que se invoca fuese manifiestamente improcedente, o si se<br>presentase fuera de las oportunidades previstas en los artículos 14 y 18, la<br>recusación será desechada, sin darle curso, por el tribunal competente para<br>conocer de ella.<br> ART. 22º.- Informe del magistrado recusado. Deducida la recusación en tiempo y<br>con causa legal, si el recusado fuese un juez del Superior Tribunal o de cámara<br>se le comunicará aquélla, a fin de que informe sobre las causas alegadas.<br> ART. 23º.- Consecuencias del contenido del informe. Si el recusado reconociese<br>los hechos, se le tendrá por separado de la causa.<br> Si lo negase, con lo que exponga se formará incidente que tramitará por<br>expediente separado.<br> ART. 24º.- Apertura a prueba. El Superior Tribunal o cámara de apelaciones<br>integrados al efecto si procediere, recibirán el incidente a prueba por diez<br>días, si hubiere de producirse dentro de la ciudad donde tiene su asiento el<br>tribunal.<br> El plazo se ampliará en la forma dispuesta en el artículo 161.<br> Cada parte no podrá ofrecer más de tres testigos.<br> ART. 25º.- Resolución. Vencido el plazo de prueba y agregadas las producidas se<br>dará vista al juez recusado y se resolverá el incidente dentro de cinco días de<br>contestada aquélla o vencido el plazo para hacerlo.<br> ART. 26º.- Informe de los jueces de primera instancia. Cuando el recusado fuere<br>un juez de primera instancia, remitirá a la cámara de apelaciones, dentro de<br>los cinco días, el escrito de recusación con un informe sobre las causas<br>alegadas, y pasará el expediente al juez que sigue en el orden del turno para<br>que continúe su sustanciación. Igual procedimiento se observará en caso de<br> nuevas recusaciones.<br> ART. 27º.- Trámite de la recusación de los jueces de primera instancia. Pasados<br>los antecedentes, si la recusación se hubiere deducido en tiempo y con causa<br>legal, la cámara de apelaciones, siempre que del informe elevado por el juez<br>resultare la exactitud de los hechos, lo tendrá por separado de la causa.<br> Si los negare la cámara podrá recibir el incidente a prueba, y se observará el<br>procedimiento establecido en los artículos. 24 y 25.<br> ART. 28º.- Efectos. Si la recusación fuese desechada se hará saber la<br>resolución al juez subrogante a fin de que devuelva los autos al juez recusado.<br> Si fuese admitida, el expediente quedará radicado ante el juez subrogante con<br>noticia al juez recusado, aún cuando con posterioridad desapareciesen las<br>causas que la originaron.<br> Cuando el recusado fuese uno de los jueces del Superior Tribunal o de las<br>cámaras de apelaciones, seguirán conociendo en la causa el o los integrantes o<br>sustitutos legales que hubiesen resuelto el incidente de recusación.<br> ART. 29º.- Recusación maliciosa. Desestimada una recusación con causa, se<br>aplicarán las costas y una multa de hasta pesos un mil ($1.000,00) por cada<br>recusación, si ésta fuere calificada de maliciosa por la resolución<br>desestimatoria.<br> ART. 30º.- Excusación. Todo juez que se hallare comprendido en alguna de las<br>causas de recusación mencionada en el artículo 17 deberá excusarse. Asimismo<br>podrá hacerlo cuando existan otras causas que le impongan abstenerse de conocer<br>en el juicio, fundadas en motivos graves, de decoro o delicadeza.<br> No será nunca motivo de excusación el parentesco con otros funcionarios que<br>intervengan en cumplimiento de sus deberes.<br> ART. 31º.- Oposición y efectos. Las partes no podrán oponerse a la excusación<br>ni dispensar las causales invocadas. Si el juez que sigue en el orden del turno<br>entiende que la excusación no procede, se formará incidente que será remitido<br>sin más trámite al tribunal de alzada, sin que por ello se paralice la<br>sustanciación de la causa.<br> Aceptada la excusación, el expediente quedará radicado en el juzgado que<br>corresponda, aun cuando con posterioridad desaparecieren las causas que la<br>Solicitará, asimismo, la remisión del expediente o, en su defecto, su elevación<br>al tribunal competente para dirimir la contienda.<br> La resolución sólo será apelable si se declarase incompetente.<br> ART. 10º.- Trámite de la inhibitoria ante el juez requerido. Recibido el oficio<br>o exhorto, el juez requerido se pronunciará aceptando o no la inhibición.<br> Sólo en el primer caso su resolución será apelable. Una vez consentida o<br>ejecutoriada, remitirá la causa al tribunal requirente, emplazando a las<br>partes.<br> Si mantuviere su competencia, enviará sin otra sustanciación las actuaciones al<br>tribunal competente para dirimir la contienda y lo comunicará sin demora al<br>tribunal requirente para que remita las suyas.<br> ART. 11º.- Trámite de la inhibitoria ante el Tribunal Superior. Dentro de los<br>cinco días de recibidas las actuaciones de ambos jueces, el Tribunal Superior<br>resolverá la contienda sin más sustanciación, y las devolverá al que declare<br>competente, informando al otro por oficio o exhorto. Si el juez que requirió la<br>inhibitoria no remitiere las actuaciones dentro de un plazo prudencial a juicio<br>del Tribunal Superior, éste lo intimará para que lo haga en un plazo de diez a<br>quince días, según la distancia, bajo apercibimiento de tenerlo por desistido<br>de su pretensión.<br> ART. 12º.- Sustanciación. Las cuestiones de competencia se sustanciarán por vía<br>de incidente. No suspenden el procedimiento, el que seguirá su trámite por ante<br>el juez que previno, salvo que se trate de cuestiones de competencia en razón<br>del territorio.<br> ART. 13º.- Contienda negativa y conocimiento simultáneo. En caso de contienda<br>negativa o cuando dos o más jueces se encontraren conociendo de un mismo<br>proceso, cualquiera de ellos podrá plantear la cuestión de acuerdo con el<br>procedimiento establecido en los artículos 9 a 12.<br> CAPITULO III<br> RECUSACIONES Y EXCUSACIONES<br> ART. 14º.- Recusación sin expresión de causa. Los jueces de primera instancia<br>podrán ser recusados sin expresión de causa.<br> El actor podrá ejercer esta facultad al entablar la demanda o en su primera<br>presentación; el demandado, en su primera presentación, antes o al tiempo de<br>contestarla o de comparecer a la audiencia señalada como primer acto procesal.<br> Si el demandado no cumpliere esos actos, no podrá ejercer en adelante la<br>facultad que le confiere este artículo.<br> También podrá ser recusado sin expresión de causa un juez del Superior Tribunal<br>o de las Cámaras de Apelaciones, al día siguiente de la notificación de la<br>primera providencia que se dicte.<br> No procede la recusación sin expresión de causa en el proceso sumario y<br>sumarísimo, en las tercerías, en el juicio de desalojo y en los procesos de<br>ejecución.<br> Cuando el Superior Tribunal conociere en instancia originaria, sólo podrá ser<br>recusado uno de sus miembros en la forma y oportunidad previstas en los<br>párrafos segundo y cuarto.<br> ART. 15º.- Límites. La facultad de recusar sin expresión de causa podrá usarse<br>una vez en cada caso. Cuando sean varios los actores o los demandados, sólo uno<br>de ellos podrá ejercerla.<br> ART. 16º.- Consecuencias. Deducida la recusación sin expresión de causa, el<br>juez recusado se inhibirá pasando las actuaciones, dentro del primer día hábil<br>siguiente, al que le sigue en el orden del turno, sin que por ello se suspendan<br>el trámite, los plazos, ni el cumplimiento de las diligencias ya ordenadas.<br> Si la primera presentación del demandado fuere posterior a los actos indicados<br>en el segundo párrafo del artículo 14, y en ella promoviere la nulidad de los<br>procedimientos recusando sin expresión de causa, dicha nulidad será resuelta<br>por el juez recusado.<br> ART. 17º. Recusación con expresión de causa. Serán causas legales de<br>recusación:<br> 1) El parentesco por consanguinidad dentro del cuarto grado y segundo de<br>afinidad con alguna de las partes, sus mandatarios o letrados;<br> 2) Tener el juez o sus consanguíneos o afines dentro del grado expresado en el<br>inciso anterior, interés en el pleito o en otro semejante, o sociedad o<br>comunidad con alguno de los litigantes, procuradores o abogados, salvo que la<br> sociedad fuese anónima;<br> 3) Tener el juez pleito pendiente con el recusante;<br> 4) Ser el juez acreedor, deudor o fiador de alguna de las partes, con excepción<br>de los bancos oficiales;<br> 5) Ser o haber sido el juez autor de denuncia o querella contra el recusante, o<br>denunciado o querellado por éste, con anterioridad a la iniciación del pleito;<br> 6) Ser o haber sido el juez denunciado por el recusante en los términos de la<br>ley de enjuiciamiento de magistrados, siempre que el Consejo de la Magistratura<br>hubiere dispuesto dar curso a la denuncia;<br> 7) Haber sido el juez defensor de alguno de los litigantes o emitido opinión o<br>dictamen o dado recomendaciones acerca del pleito, antes o después de<br>comenzado;<br> 8) Haber recibido el juez beneficios de importancia de alguna de las partes;<br> 9) Tener el juez con alguno de los litigantes amistad que se manifieste por<br>gran familiaridad o frecuencia de trato;<br> 10) Tener contra el recusante enemistad, odio o resentimiento, que se<br>manifieste por hechos conocidos. En ningún caso procederá la recusación por<br>ataques u ofensas inferidas al juez después que hubiese comenzado a conocer del<br>asunto.<br> ART. 18º.- Oportunidad. La recusación deberá ser deducida por cualquiera de las<br>partes en las oportunidades previstas en el artículo 14. Si la causal fuere<br>sobreviniente sólo podrá hacerse valer dentro del quinto día de haber llegado a<br>conocimiento del recusante y antes de quedar el expediente en estado de<br>sentencia.<br> ART. 19º.- Tribunal competente para conocer de la recusación. Cuando se<br>recusare a uno o más jueces del Superior Tribunal o de una cámara de<br>apelaciones conocerán los que queden hábiles, integrándose el tribunal, si<br>procediere, en la forma prescripta por la Ley Orgánica de Tribunales. De la<br>recusación de los jueces de primera instancia conocerá la cámara de apelaciones<br>respectiva.<br> ART. 20º.- Forma de deducirla. La recusación se deducirá ante el juez recusado,<br> y ante el Superior Tribunal o cámara de apelaciones cuando lo fuese de uno de<br>sus miembros.<br> En el escrito correspondiente, se expresarán las causas de la recusación, y se<br>propondrá y acompañará, en su caso, toda la prueba de que el recusante<br>intentare valerse.<br> ART. 21º.- Rechazo "in limine". Si en el escrito mencionado en el artículo<br>anterior no se alegase concretamente alguna de las causas contenidas en el<br>artículo 17, o la que se invoca fuese manifiestamente improcedente, o si se<br>presentase fuera de las oportunidades previstas en los artículos 14 y 18, la<br>recusación será desechada, sin darle curso, por el tribunal competente para<br>conocer de ella.<br> ART. 22º.- Informe del magistrado recusado. Deducida la recusación en tiempo y<br>con causa legal, si el recusado fuese un juez del Superior Tribunal o de cámara<br>se le comunicará aquélla, a fin de que informe sobre las causas alegadas.<br> ART. 23º.- Consecuencias del contenido del informe. Si el recusado reconociese<br>los hechos, se le tendrá por separado de la causa.<br> Si lo negase, con lo que exponga se formará incidente que tramitará por<br>expediente separado.<br> ART. 24º.- Apertura a prueba. El Superior Tribunal o cámara de apelaciones<br>integrados al efecto si procediere, recibirán el incidente a prueba por diez<br>días, si hubiere de producirse dentro de la ciudad donde tiene su asiento el<br>tribunal.<br> El plazo se ampliará en la forma dispuesta en el artículo 161.<br> Cada parte no podrá ofrecer más de tres testigos.<br> ART. 25º.- Resolución. Vencido el plazo de prueba y agregadas las producidas se<br>dará vista al juez recusado y se resolverá el incidente dentro de cinco días de<br>contestada aquélla o vencido el plazo para hacerlo.<br> ART. 26º.- Informe de los jueces de primera instancia. Cuando el recusado fuere<br>un juez de primera instancia, remitirá a la cámara de apelaciones, dentro de<br>los cinco días, el escrito de recusación con un informe sobre las causas<br>alegadas, y pasará el expediente al juez que sigue en el orden del turno para<br>que continúe su sustanciación. Igual procedimiento se observará en caso de<br> nuevas recusaciones.<br> ART. 27º.- Trámite de la recusación de los jueces de primera instancia. Pasados<br>los antecedentes, si la recusación se hubiere deducido en tiempo y con causa<br>legal, la cámara de apelaciones, siempre que del informe elevado por el juez<br>resultare la exactitud de los hechos, lo tendrá por separado de la causa.<br> Si los negare la cámara podrá recibir el incidente a prueba, y se observará el<br>procedimiento establecido en los artículos. 24 y 25.<br> ART. 28º.- Efectos. Si la recusación fuese desechada se hará saber la<br>resolución al juez subrogante a fin de que devuelva los autos al juez recusado.<br> Si fuese admitida, el expediente quedará radicado ante el juez subrogante con<br>noticia al juez recusado, aún cuando con posterioridad desapareciesen las<br>causas que la originaron.<br> Cuando el recusado fuese uno de los jueces del Superior Tribunal o de las<br>cámaras de apelaciones, seguirán conociendo en la causa el o los integrantes o<br>sustitutos legales que hubiesen resuelto el incidente de recusación.<br> ART. 29º.- Recusación maliciosa. Desestimada una recusación con causa, se<br>aplicarán las costas y una multa de hasta pesos un mil ($1.000,00) por cada<br>recusación, si ésta fuere calificada de maliciosa por la resolución<br>desestimatoria.<br> ART. 30º.- Excusación. Todo juez que se hallare comprendido en alguna de las<br>causas de recusación mencionada en el artículo 17 deberá excusarse. Asimismo<br>podrá hacerlo cuando existan otras causas que le impongan abstenerse de conocer<br>en el juicio, fundadas en motivos graves, de decoro o delicadeza.<br> No será nunca motivo de excusación el parentesco con otros funcionarios que<br>intervengan en cumplimiento de sus deberes.<br> ART. 31º.- Oposición y efectos. Las partes no podrán oponerse a la excusación<br>ni dispensar las causales invocadas. Si el juez que sigue en el orden del turno<br>entiende que la excusación no procede, se formará incidente que será remitido<br>sin más trámite al tribunal de alzada, sin que por ello se paralice la<br>sustanciación de la causa.<br> Aceptada la excusación, el expediente quedará radicado en el juzgado que<br>corresponda, aun cuando con posterioridad desaparecieren las causas que la<br> originaron.<br> ART. 32º.- Falta de excusación. Incurrirá en la causal de mal desempeño, en los<br>términos de la ley de enjuiciamiento de magistrados, el juez a quien se probare<br>que estaba impedido de entender en el asunto y a sabiendas haya dictado en él<br>resolución que no sea de mero trámite.<br> ART. 33º.- Ministerio Público. Los Magistrados del Ministerio Público no podrán<br>ser recusados. Si tuviesen algún motivo legítimo de excusación, deberán<br>manifestarlo al juez o tribunal y éstos podrán separarlos de la causa, dando<br>intervención a quien deba subrogarlos.<br> CAPITULO IV<br> DEBERES Y FACULTADES DE LOS JUECES<br> ART. 34º.- Deberes. Son deberes de los jueces:<br> 1) Asistir a las audiencias de pruebas, bajo pena de nulidad, en los supuestos<br>en que la ley lo establece o cuando cualquiera de las partes lo pidiere con<br>anticipación no menor de dos días a su celebración, y realizar personalmente<br>las demás diligencias que este Código u otras leyes ponen a su cargo, con<br>excepción de aquéllas en las que la delegación estuviera autorizada.<br> 2) En los juicios de divorcio y de nulidad de matrimonio, en la providencia que<br>ordena el traslado de la demanda se fijará una audiencia a la que deberán<br>comparecer personalmente las partes y el representante del Ministerio Público,<br>en su caso. En ella el juez tratará de reconciliar a las partes y de avenirlas<br>sobre las cuestiones relacionadas con la tenencia de hijos, régimen de visita y<br>atribución del hogar conyugal.<br> 3) Dictar las resoluciones con sujeción a los siguientes plazos:<br> a) Las providencias simples, dentro de los tres días de presentadas las<br>peticiones por las partes o del vencimiento del plazo, conforme a lo prescripto<br>en el artículo 36 inciso 1º, e inmediatamente, si debieran ser dictadas en una<br>audiencia o revistieran carácter urgente.<br> b) Las sentencias definitivas en juicio ordinario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de cuarenta o sesenta días según se trate de juez unipersonal<br>o de tribunal colegiado. El plazo se computará, en el primer caso, desde que el<br>llamamiento de autos para sentencia quede firme; en el segundo, desde la fecha<br>del Tribunal Superior, éste lo intimará para que lo haga en un plazo de diez a<br>quince días, según la distancia, bajo apercibimiento de tenerlo por desistido<br>de su pretensión.<br> ART. 12º.- Sustanciación. Las cuestiones de competencia se sustanciarán por vía<br>de incidente. No suspenden el procedimiento, el que seguirá su trámite por ante<br>el juez que previno, salvo que se trate de cuestiones de competencia en razón<br>del territorio.<br> ART. 13º.- Contienda negativa y conocimiento simultáneo. En caso de contienda<br>negativa o cuando dos o más jueces se encontraren conociendo de un mismo<br>proceso, cualquiera de ellos podrá plantear la cuestión de acuerdo con el<br>procedimiento establecido en los artículos 9 a 12.<br> CAPITULO III<br> RECUSACIONES Y EXCUSACIONES<br> ART. 14º.- Recusación sin expresión de causa. Los jueces de primera instancia<br>podrán ser recusados sin expresión de causa.<br> El actor podrá ejercer esta facultad al entablar la demanda o en su primera<br>presentación; el demandado, en su primera presentación, antes o al tiempo de<br>contestarla o de comparecer a la audiencia señalada como primer acto procesal.<br> Si el demandado no cumpliere esos actos, no podrá ejercer en adelante la<br>facultad que le confiere este artículo.<br> También podrá ser recusado sin expresión de causa un juez del Superior Tribunal<br>o de las Cámaras de Apelaciones, al día siguiente de la notificación de la<br>primera providencia que se dicte.<br> No procede la recusación sin expresión de causa en el proceso sumario y<br>sumarísimo, en las tercerías, en el juicio de desalojo y en los procesos de<br>ejecución.<br> Cuando el Superior Tribunal conociere en instancia originaria, sólo podrá ser<br>recusado uno de sus miembros en la forma y oportunidad previstas en los<br>párrafos segundo y cuarto.<br> ART. 15º.- Límites. La facultad de recusar sin expresión de causa podrá usarse<br>una vez en cada caso. Cuando sean varios los actores o los demandados, sólo uno<br>de ellos podrá ejercerla.<br> ART. 16º.- Consecuencias. Deducida la recusación sin expresión de causa, el<br>juez recusado se inhibirá pasando las actuaciones, dentro del primer día hábil<br>siguiente, al que le sigue en el orden del turno, sin que por ello se suspendan<br>el trámite, los plazos, ni el cumplimiento de las diligencias ya ordenadas.<br> Si la primera presentación del demandado fuere posterior a los actos indicados<br>en el segundo párrafo del artículo 14, y en ella promoviere la nulidad de los<br>procedimientos recusando sin expresión de causa, dicha nulidad será resuelta<br>por el juez recusado.<br> ART. 17º. Recusación con expresión de causa. Serán causas legales de<br>recusación:<br> 1) El parentesco por consanguinidad dentro del cuarto grado y segundo de<br>afinidad con alguna de las partes, sus mandatarios o letrados;<br> 2) Tener el juez o sus consanguíneos o afines dentro del grado expresado en el<br>inciso anterior, interés en el pleito o en otro semejante, o sociedad o<br>comunidad con alguno de los litigantes, procuradores o abogados, salvo que la<br> sociedad fuese anónima;<br> 3) Tener el juez pleito pendiente con el recusante;<br> 4) Ser el juez acreedor, deudor o fiador de alguna de las partes, con excepción<br>de los bancos oficiales;<br> 5) Ser o haber sido el juez autor de denuncia o querella contra el recusante, o<br>denunciado o querellado por éste, con anterioridad a la iniciación del pleito;<br> 6) Ser o haber sido el juez denunciado por el recusante en los términos de la<br>ley de enjuiciamiento de magistrados, siempre que el Consejo de la Magistratura<br>hubiere dispuesto dar curso a la denuncia;<br> 7) Haber sido el juez defensor de alguno de los litigantes o emitido opinión o<br>dictamen o dado recomendaciones acerca del pleito, antes o después de<br>comenzado;<br> 8) Haber recibido el juez beneficios de importancia de alguna de las partes;<br> 9) Tener el juez con alguno de los litigantes amistad que se manifieste por<br>gran familiaridad o frecuencia de trato;<br> 10) Tener contra el recusante enemistad, odio o resentimiento, que se<br>manifieste por hechos conocidos. En ningún caso procederá la recusación por<br>ataques u ofensas inferidas al juez después que hubiese comenzado a conocer del<br>asunto.<br> ART. 18º.- Oportunidad. La recusación deberá ser deducida por cualquiera de las<br>partes en las oportunidades previstas en el artículo 14. Si la causal fuere<br>sobreviniente sólo podrá hacerse valer dentro del quinto día de haber llegado a<br>conocimiento del recusante y antes de quedar el expediente en estado de<br>sentencia.<br> ART. 19º.- Tribunal competente para conocer de la recusación. Cuando se<br>recusare a uno o más jueces del Superior Tribunal o de una cámara de<br>apelaciones conocerán los que queden hábiles, integrándose el tribunal, si<br>procediere, en la forma prescripta por la Ley Orgánica de Tribunales. De la<br>recusación de los jueces de primera instancia conocerá la cámara de apelaciones<br>respectiva.<br> ART. 20º.- Forma de deducirla. La recusación se deducirá ante el juez recusado,<br> y ante el Superior Tribunal o cámara de apelaciones cuando lo fuese de uno de<br>sus miembros.<br> En el escrito correspondiente, se expresarán las causas de la recusación, y se<br>propondrá y acompañará, en su caso, toda la prueba de que el recusante<br>intentare valerse.<br> ART. 21º.- Rechazo "in limine". Si en el escrito mencionado en el artículo<br>anterior no se alegase concretamente alguna de las causas contenidas en el<br>artículo 17, o la que se invoca fuese manifiestamente improcedente, o si se<br>presentase fuera de las oportunidades previstas en los artículos 14 y 18, la<br>recusación será desechada, sin darle curso, por el tribunal competente para<br>conocer de ella.<br> ART. 22º.- Informe del magistrado recusado. Deducida la recusación en tiempo y<br>con causa legal, si el recusado fuese un juez del Superior Tribunal o de cámara<br>se le comunicará aquélla, a fin de que informe sobre las causas alegadas.<br> ART. 23º.- Consecuencias del contenido del informe. Si el recusado reconociese<br>los hechos, se le tendrá por separado de la causa.<br> Si lo negase, con lo que exponga se formará incidente que tramitará por<br>expediente separado.<br> ART. 24º.- Apertura a prueba. El Superior Tribunal o cámara de apelaciones<br>integrados al efecto si procediere, recibirán el incidente a prueba por diez<br>días, si hubiere de producirse dentro de la ciudad donde tiene su asiento el<br>tribunal.<br> El plazo se ampliará en la forma dispuesta en el artículo 161.<br> Cada parte no podrá ofrecer más de tres testigos.<br> ART. 25º.- Resolución. Vencido el plazo de prueba y agregadas las producidas se<br>dará vista al juez recusado y se resolverá el incidente dentro de cinco días de<br>contestada aquélla o vencido el plazo para hacerlo.<br> ART. 26º.- Informe de los jueces de primera instancia. Cuando el recusado fuere<br>un juez de primera instancia, remitirá a la cámara de apelaciones, dentro de<br>los cinco días, el escrito de recusación con un informe sobre las causas<br>alegadas, y pasará el expediente al juez que sigue en el orden del turno para<br>que continúe su sustanciación. Igual procedimiento se observará en caso de<br> nuevas recusaciones.<br> ART. 27º.- Trámite de la recusación de los jueces de primera instancia. Pasados<br>los antecedentes, si la recusación se hubiere deducido en tiempo y con causa<br>legal, la cámara de apelaciones, siempre que del informe elevado por el juez<br>resultare la exactitud de los hechos, lo tendrá por separado de la causa.<br> Si los negare la cámara podrá recibir el incidente a prueba, y se observará el<br>procedimiento establecido en los artículos. 24 y 25.<br> ART. 28º.- Efectos. Si la recusación fuese desechada se hará saber la<br>resolución al juez subrogante a fin de que devuelva los autos al juez recusado.<br> Si fuese admitida, el expediente quedará radicado ante el juez subrogante con<br>noticia al juez recusado, aún cuando con posterioridad desapareciesen las<br>causas que la originaron.<br> Cuando el recusado fuese uno de los jueces del Superior Tribunal o de las<br>cámaras de apelaciones, seguirán conociendo en la causa el o los integrantes o<br>sustitutos legales que hubiesen resuelto el incidente de recusación.<br> ART. 29º.- Recusación maliciosa. Desestimada una recusación con causa, se<br>aplicarán las costas y una multa de hasta pesos un mil ($1.000,00) por cada<br>recusación, si ésta fuere calificada de maliciosa por la resolución<br>desestimatoria.<br> ART. 30º.- Excusación. Todo juez que se hallare comprendido en alguna de las<br>causas de recusación mencionada en el artículo 17 deberá excusarse. Asimismo<br>podrá hacerlo cuando existan otras causas que le impongan abstenerse de conocer<br>en el juicio, fundadas en motivos graves, de decoro o delicadeza.<br> No será nunca motivo de excusación el parentesco con otros funcionarios que<br>intervengan en cumplimiento de sus deberes.<br> ART. 31º.- Oposición y efectos. Las partes no podrán oponerse a la excusación<br>ni dispensar las causales invocadas. Si el juez que sigue en el orden del turno<br>entiende que la excusación no procede, se formará incidente que será remitido<br>sin más trámite al tribunal de alzada, sin que por ello se paralice la<br>sustanciación de la causa.<br> Aceptada la excusación, el expediente quedará radicado en el juzgado que<br>corresponda, aun cuando con posterioridad desaparecieren las causas que la<br> originaron.<br> ART. 32º.- Falta de excusación. Incurrirá en la causal de mal desempeño, en los<br>términos de la ley de enjuiciamiento de magistrados, el juez a quien se probare<br>que estaba impedido de entender en el asunto y a sabiendas haya dictado en él<br>resolución que no sea de mero trámite.<br> ART. 33º.- Ministerio Público. Los Magistrados del Ministerio Público no podrán<br>ser recusados. Si tuviesen algún motivo legítimo de excusación, deberán<br>manifestarlo al juez o tribunal y éstos podrán separarlos de la causa, dando<br>intervención a quien deba subrogarlos.<br> CAPITULO IV<br> DEBERES Y FACULTADES DE LOS JUECES<br> ART. 34º.- Deberes. Son deberes de los jueces:<br> 1) Asistir a las audiencias de pruebas, bajo pena de nulidad, en los supuestos<br>en que la ley lo establece o cuando cualquiera de las partes lo pidiere con<br>anticipación no menor de dos días a su celebración, y realizar personalmente<br>las demás diligencias que este Código u otras leyes ponen a su cargo, con<br>excepción de aquéllas en las que la delegación estuviera autorizada.<br> 2) En los juicios de divorcio y de nulidad de matrimonio, en la providencia que<br>ordena el traslado de la demanda se fijará una audiencia a la que deberán<br>comparecer personalmente las partes y el representante del Ministerio Público,<br>en su caso. En ella el juez tratará de reconciliar a las partes y de avenirlas<br>sobre las cuestiones relacionadas con la tenencia de hijos, régimen de visita y<br>atribución del hogar conyugal.<br> 3) Dictar las resoluciones con sujeción a los siguientes plazos:<br> a) Las providencias simples, dentro de los tres días de presentadas las<br>peticiones por las partes o del vencimiento del plazo, conforme a lo prescripto<br>en el artículo 36 inciso 1º, e inmediatamente, si debieran ser dictadas en una<br>audiencia o revistieran carácter urgente.<br> b) Las sentencias definitivas en juicio ordinario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de cuarenta o sesenta días según se trate de juez unipersonal<br>o de tribunal colegiado. El plazo se computará, en el primer caso, desde que el<br>llamamiento de autos para sentencia quede firme; en el segundo, desde la fecha<br> del sorteo del expediente.<br> c) Las sentencias definitivas en el juicio sumario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de los treinta o cincuenta días, según se trate de juez<br>unipersonal o de tribunal colegiado. El plazo se computará en la forma<br>establecida en el apartado b).<br> d) Las sentencias definitivas en el juicio sumarísimo, dentro de los quince o<br>veinte días de quedar el expediente a despacho en el caso del artículo 325<br>inciso 1º; y de los diez o quince días en los demás supuestos, según se trate<br>de juez unipersonal o de tribunal colegiado.<br> e) Las sentencias interlocutorias y las sentencias homologatorias, salvo<br>disposición en contrario, dentro de los diez o quince días de quedar el<br>expediente a despacho, según se trate de juez unipersonal o tribunal colegiado.<br> En todos los supuestos, si se ordenase prueba de oficio, no se computarán los<br>días que requiera su cumplimiento.<br> 4) Fundar toda sentencia definitiva o interlocutoria, bajo pena de nulidad,<br>respetando la jerarquía de las normas vigentes y el principio de congruencia;<br> 5) Dirigir el procedimiento, debiendo dentro de los fines expresamente<br>establecidos en este Código:<br> a) Concentrar, en lo posible, en un mismo acto o audiencia todas las<br>diligencias que sea menester realizar;<br> b) Señalar, antes de dar trámite a cualquier petición los defectos u omisiones<br>de que adolezca, ordenando que se subsanen dentro del plazo que fije, y<br>disponer de oficio toda diligencia que fuere necesaria para evitar nulidades;<br> c) Mantener la igualdad de las partes en el proceso;<br> d) Oír a los niños, niñas y adolescentes en los casos que corresponde.<br> e) Prevenir y sancionar todo acto contrario al deber de lealtad, probidad y<br>buena fe.<br> f) Vigilar para que en la tramitación de la causa se procure la mayor economía<br>procesal.<br>El actor podrá ejercer esta facultad al entablar la demanda o en su primera<br>presentación; el demandado, en su primera presentación, antes o al tiempo de<br>contestarla o de comparecer a la audiencia señalada como primer acto procesal.<br> Si el demandado no cumpliere esos actos, no podrá ejercer en adelante la<br>facultad que le confiere este artículo.<br> También podrá ser recusado sin expresión de causa un juez del Superior Tribunal<br>o de las Cámaras de Apelaciones, al día siguiente de la notificación de la<br>primera providencia que se dicte.<br> No procede la recusación sin expresión de causa en el proceso sumario y<br>sumarísimo, en las tercerías, en el juicio de desalojo y en los procesos de<br>ejecución.<br> Cuando el Superior Tribunal conociere en instancia originaria, sólo podrá ser<br>recusado uno de sus miembros en la forma y oportunidad previstas en los<br>párrafos segundo y cuarto.<br> ART. 15º.- Límites. La facultad de recusar sin expresión de causa podrá usarse<br>una vez en cada caso. Cuando sean varios los actores o los demandados, sólo uno<br>de ellos podrá ejercerla.<br> ART. 16º.- Consecuencias. Deducida la recusación sin expresión de causa, el<br>juez recusado se inhibirá pasando las actuaciones, dentro del primer día hábil<br>siguiente, al que le sigue en el orden del turno, sin que por ello se suspendan<br>el trámite, los plazos, ni el cumplimiento de las diligencias ya ordenadas.<br> Si la primera presentación del demandado fuere posterior a los actos indicados<br>en el segundo párrafo del artículo 14, y en ella promoviere la nulidad de los<br>procedimientos recusando sin expresión de causa, dicha nulidad será resuelta<br>por el juez recusado.<br> ART. 17º. Recusación con expresión de causa. Serán causas legales de<br>recusación:<br> 1) El parentesco por consanguinidad dentro del cuarto grado y segundo de<br>afinidad con alguna de las partes, sus mandatarios o letrados;<br> 2) Tener el juez o sus consanguíneos o afines dentro del grado expresado en el<br>inciso anterior, interés en el pleito o en otro semejante, o sociedad o<br>comunidad con alguno de los litigantes, procuradores o abogados, salvo que la<br> sociedad fuese anónima;<br> 3) Tener el juez pleito pendiente con el recusante;<br> 4) Ser el juez acreedor, deudor o fiador de alguna de las partes, con excepción<br>de los bancos oficiales;<br> 5) Ser o haber sido el juez autor de denuncia o querella contra el recusante, o<br>denunciado o querellado por éste, con anterioridad a la iniciación del pleito;<br> 6) Ser o haber sido el juez denunciado por el recusante en los términos de la<br>ley de enjuiciamiento de magistrados, siempre que el Consejo de la Magistratura<br>hubiere dispuesto dar curso a la denuncia;<br> 7) Haber sido el juez defensor de alguno de los litigantes o emitido opinión o<br>dictamen o dado recomendaciones acerca del pleito, antes o después de<br>comenzado;<br> 8) Haber recibido el juez beneficios de importancia de alguna de las partes;<br> 9) Tener el juez con alguno de los litigantes amistad que se manifieste por<br>gran familiaridad o frecuencia de trato;<br> 10) Tener contra el recusante enemistad, odio o resentimiento, que se<br>manifieste por hechos conocidos. En ningún caso procederá la recusación por<br>ataques u ofensas inferidas al juez después que hubiese comenzado a conocer del<br>asunto.<br> ART. 18º.- Oportunidad. La recusación deberá ser deducida por cualquiera de las<br>partes en las oportunidades previstas en el artículo 14. Si la causal fuere<br>sobreviniente sólo podrá hacerse valer dentro del quinto día de haber llegado a<br>conocimiento del recusante y antes de quedar el expediente en estado de<br>sentencia.<br> ART. 19º.- Tribunal competente para conocer de la recusación. Cuando se<br>recusare a uno o más jueces del Superior Tribunal o de una cámara de<br>apelaciones conocerán los que queden hábiles, integrándose el tribunal, si<br>procediere, en la forma prescripta por la Ley Orgánica de Tribunales. De la<br>recusación de los jueces de primera instancia conocerá la cámara de apelaciones<br>respectiva.<br> ART. 20º.- Forma de deducirla. La recusación se deducirá ante el juez recusado,<br> y ante el Superior Tribunal o cámara de apelaciones cuando lo fuese de uno de<br>sus miembros.<br> En el escrito correspondiente, se expresarán las causas de la recusación, y se<br>propondrá y acompañará, en su caso, toda la prueba de que el recusante<br>intentare valerse.<br> ART. 21º.- Rechazo "in limine". Si en el escrito mencionado en el artículo<br>anterior no se alegase concretamente alguna de las causas contenidas en el<br>artículo 17, o la que se invoca fuese manifiestamente improcedente, o si se<br>presentase fuera de las oportunidades previstas en los artículos 14 y 18, la<br>recusación será desechada, sin darle curso, por el tribunal competente para<br>conocer de ella.<br> ART. 22º.- Informe del magistrado recusado. Deducida la recusación en tiempo y<br>con causa legal, si el recusado fuese un juez del Superior Tribunal o de cámara<br>se le comunicará aquélla, a fin de que informe sobre las causas alegadas.<br> ART. 23º.- Consecuencias del contenido del informe. Si el recusado reconociese<br>los hechos, se le tendrá por separado de la causa.<br> Si lo negase, con lo que exponga se formará incidente que tramitará por<br>expediente separado.<br> ART. 24º.- Apertura a prueba. El Superior Tribunal o cámara de apelaciones<br>integrados al efecto si procediere, recibirán el incidente a prueba por diez<br>días, si hubiere de producirse dentro de la ciudad donde tiene su asiento el<br>tribunal.<br> El plazo se ampliará en la forma dispuesta en el artículo 161.<br> Cada parte no podrá ofrecer más de tres testigos.<br> ART. 25º.- Resolución. Vencido el plazo de prueba y agregadas las producidas se<br>dará vista al juez recusado y se resolverá el incidente dentro de cinco días de<br>contestada aquélla o vencido el plazo para hacerlo.<br> ART. 26º.- Informe de los jueces de primera instancia. Cuando el recusado fuere<br>un juez de primera instancia, remitirá a la cámara de apelaciones, dentro de<br>los cinco días, el escrito de recusación con un informe sobre las causas<br>alegadas, y pasará el expediente al juez que sigue en el orden del turno para<br>que continúe su sustanciación. Igual procedimiento se observará en caso de<br> nuevas recusaciones.<br> ART. 27º.- Trámite de la recusación de los jueces de primera instancia. Pasados<br>los antecedentes, si la recusación se hubiere deducido en tiempo y con causa<br>legal, la cámara de apelaciones, siempre que del informe elevado por el juez<br>resultare la exactitud de los hechos, lo tendrá por separado de la causa.<br> Si los negare la cámara podrá recibir el incidente a prueba, y se observará el<br>procedimiento establecido en los artículos. 24 y 25.<br> ART. 28º.- Efectos. Si la recusación fuese desechada se hará saber la<br>resolución al juez subrogante a fin de que devuelva los autos al juez recusado.<br> Si fuese admitida, el expediente quedará radicado ante el juez subrogante con<br>noticia al juez recusado, aún cuando con posterioridad desapareciesen las<br>causas que la originaron.<br> Cuando el recusado fuese uno de los jueces del Superior Tribunal o de las<br>cámaras de apelaciones, seguirán conociendo en la causa el o los integrantes o<br>sustitutos legales que hubiesen resuelto el incidente de recusación.<br> ART. 29º.- Recusación maliciosa. Desestimada una recusación con causa, se<br>aplicarán las costas y una multa de hasta pesos un mil ($1.000,00) por cada<br>recusación, si ésta fuere calificada de maliciosa por la resolución<br>desestimatoria.<br> ART. 30º.- Excusación. Todo juez que se hallare comprendido en alguna de las<br>causas de recusación mencionada en el artículo 17 deberá excusarse. Asimismo<br>podrá hacerlo cuando existan otras causas que le impongan abstenerse de conocer<br>en el juicio, fundadas en motivos graves, de decoro o delicadeza.<br> No será nunca motivo de excusación el parentesco con otros funcionarios que<br>intervengan en cumplimiento de sus deberes.<br> ART. 31º.- Oposición y efectos. Las partes no podrán oponerse a la excusación<br>ni dispensar las causales invocadas. Si el juez que sigue en el orden del turno<br>entiende que la excusación no procede, se formará incidente que será remitido<br>sin más trámite al tribunal de alzada, sin que por ello se paralice la<br>sustanciación de la causa.<br> Aceptada la excusación, el expediente quedará radicado en el juzgado que<br>corresponda, aun cuando con posterioridad desaparecieren las causas que la<br> originaron.<br> ART. 32º.- Falta de excusación. Incurrirá en la causal de mal desempeño, en los<br>términos de la ley de enjuiciamiento de magistrados, el juez a quien se probare<br>que estaba impedido de entender en el asunto y a sabiendas haya dictado en él<br>resolución que no sea de mero trámite.<br> ART. 33º.- Ministerio Público. Los Magistrados del Ministerio Público no podrán<br>ser recusados. Si tuviesen algún motivo legítimo de excusación, deberán<br>manifestarlo al juez o tribunal y éstos podrán separarlos de la causa, dando<br>intervención a quien deba subrogarlos.<br> CAPITULO IV<br> DEBERES Y FACULTADES DE LOS JUECES<br> ART. 34º.- Deberes. Son deberes de los jueces:<br> 1) Asistir a las audiencias de pruebas, bajo pena de nulidad, en los supuestos<br>en que la ley lo establece o cuando cualquiera de las partes lo pidiere con<br>anticipación no menor de dos días a su celebración, y realizar personalmente<br>las demás diligencias que este Código u otras leyes ponen a su cargo, con<br>excepción de aquéllas en las que la delegación estuviera autorizada.<br> 2) En los juicios de divorcio y de nulidad de matrimonio, en la providencia que<br>ordena el traslado de la demanda se fijará una audiencia a la que deberán<br>comparecer personalmente las partes y el representante del Ministerio Público,<br>en su caso. En ella el juez tratará de reconciliar a las partes y de avenirlas<br>sobre las cuestiones relacionadas con la tenencia de hijos, régimen de visita y<br>atribución del hogar conyugal.<br> 3) Dictar las resoluciones con sujeción a los siguientes plazos:<br> a) Las providencias simples, dentro de los tres días de presentadas las<br>peticiones por las partes o del vencimiento del plazo, conforme a lo prescripto<br>en el artículo 36 inciso 1º, e inmediatamente, si debieran ser dictadas en una<br>audiencia o revistieran carácter urgente.<br> b) Las sentencias definitivas en juicio ordinario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de cuarenta o sesenta días según se trate de juez unipersonal<br>o de tribunal colegiado. El plazo se computará, en el primer caso, desde que el<br>llamamiento de autos para sentencia quede firme; en el segundo, desde la fecha<br> del sorteo del expediente.<br> c) Las sentencias definitivas en el juicio sumario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de los treinta o cincuenta días, según se trate de juez<br>unipersonal o de tribunal colegiado. El plazo se computará en la forma<br>establecida en el apartado b).<br> d) Las sentencias definitivas en el juicio sumarísimo, dentro de los quince o<br>veinte días de quedar el expediente a despacho en el caso del artículo 325<br>inciso 1º; y de los diez o quince días en los demás supuestos, según se trate<br>de juez unipersonal o de tribunal colegiado.<br> e) Las sentencias interlocutorias y las sentencias homologatorias, salvo<br>disposición en contrario, dentro de los diez o quince días de quedar el<br>expediente a despacho, según se trate de juez unipersonal o tribunal colegiado.<br> En todos los supuestos, si se ordenase prueba de oficio, no se computarán los<br>días que requiera su cumplimiento.<br> 4) Fundar toda sentencia definitiva o interlocutoria, bajo pena de nulidad,<br>respetando la jerarquía de las normas vigentes y el principio de congruencia;<br> 5) Dirigir el procedimiento, debiendo dentro de los fines expresamente<br>establecidos en este Código:<br> a) Concentrar, en lo posible, en un mismo acto o audiencia todas las<br>diligencias que sea menester realizar;<br> b) Señalar, antes de dar trámite a cualquier petición los defectos u omisiones<br>de que adolezca, ordenando que se subsanen dentro del plazo que fije, y<br>disponer de oficio toda diligencia que fuere necesaria para evitar nulidades;<br> c) Mantener la igualdad de las partes en el proceso;<br> d) Oír a los niños, niñas y adolescentes en los casos que corresponde.<br> e) Prevenir y sancionar todo acto contrario al deber de lealtad, probidad y<br>buena fe.<br> f) Vigilar para que en la tramitación de la causa se procure la mayor economía<br>procesal.<br> 6) Declarar en oportunidad de dictar las sentencias definitivas, la temeridad o<br>malicia en que hubieren incurrido los litigantes o profesionales<br>intervinientes.<br> ART. 35º.- Facultades disciplinarias: Para mantener el buen orden y decoro en<br>los juicios, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Mandar que se teste toda frase injuriosa o redactada en términos indecorosos<br>u ofensivos, salvo que alguna de las partes o tercero interesado solicite que<br>no se lo haga;<br> 2) Excluir de las audiencias a quienes perturben indebidamente su curso;<br> 3) Aplicar las correcciones disciplinarias autorizadas por este Código, la Ley<br>Orgánica de Tribunales y el Reglamento Interno del Poder Judicial. El importe<br>de las multas que no tuviesen destino especial establecido en este Código, se<br>aplicará el que le fije el Superior Tribunal de Justicia.<br> Hasta tanto dicho Tribunal determine quienes serán los funcionarios que deberán<br>promover la ejecución de las multas, esa atribución corresponderá a los<br>representantes del Fisco.<br> La falta de ejecución dentro de los treinta días de quedar firme la resolución<br>que las impuso, el retardo en el trámite o el abandono injustificado de éste,<br>serán considerados faltas graves.<br> ART. 36º.- Deberes y facultades ordenatorias e instructorias. Aún sin<br>requerimiento de parte, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Tomar medidas tendientes a evitar la paralización del proceso. A tal efecto,<br>vencido un plazo, se haya ejercido o no la facultad que corresponda, se pasará<br>a la etapa siguiente en el desarrollo procesal, disponiendo de oficio las<br>medidas necesarias;<br> 2) Intentar la conciliación total o parcial del conflicto o incidente procesal,<br>pudiendo proponer y promover que las partes deriven el litigio a otros medios<br>alternativos de resolución de conflictos. En cualquier momento podrá disponer<br>la comparecencia personal de las partes para intentar una conciliación;<br> 3) Proponer a las partes fórmulas para simplificar y disminuir las cuestiones<br>litigiosas surgidas en el proceso o respecto de la actividad probatoria. En<br>todos los casos la mera proposición de fórmulas no importará prejuzgamiento;<br>de ellos podrá ejercerla.<br> ART. 16º.- Consecuencias. Deducida la recusación sin expresión de causa, el<br>juez recusado se inhibirá pasando las actuaciones, dentro del primer día hábil<br>siguiente, al que le sigue en el orden del turno, sin que por ello se suspendan<br>el trámite, los plazos, ni el cumplimiento de las diligencias ya ordenadas.<br> Si la primera presentación del demandado fuere posterior a los actos indicados<br>en el segundo párrafo del artículo 14, y en ella promoviere la nulidad de los<br>procedimientos recusando sin expresión de causa, dicha nulidad será resuelta<br>por el juez recusado.<br> ART. 17º. Recusación con expresión de causa. Serán causas legales de<br>recusación:<br> 1) El parentesco por consanguinidad dentro del cuarto grado y segundo de<br>afinidad con alguna de las partes, sus mandatarios o letrados;<br> 2) Tener el juez o sus consanguíneos o afines dentro del grado expresado en el<br>inciso anterior, interés en el pleito o en otro semejante, o sociedad o<br>comunidad con alguno de los litigantes, procuradores o abogados, salvo que la<br> sociedad fuese anónima;<br> 3) Tener el juez pleito pendiente con el recusante;<br> 4) Ser el juez acreedor, deudor o fiador de alguna de las partes, con excepción<br>de los bancos oficiales;<br> 5) Ser o haber sido el juez autor de denuncia o querella contra el recusante, o<br>denunciado o querellado por éste, con anterioridad a la iniciación del pleito;<br> 6) Ser o haber sido el juez denunciado por el recusante en los términos de la<br>ley de enjuiciamiento de magistrados, siempre que el Consejo de la Magistratura<br>hubiere dispuesto dar curso a la denuncia;<br> 7) Haber sido el juez defensor de alguno de los litigantes o emitido opinión o<br>dictamen o dado recomendaciones acerca del pleito, antes o después de<br>comenzado;<br> 8) Haber recibido el juez beneficios de importancia de alguna de las partes;<br> 9) Tener el juez con alguno de los litigantes amistad que se manifieste por<br>gran familiaridad o frecuencia de trato;<br> 10) Tener contra el recusante enemistad, odio o resentimiento, que se<br>manifieste por hechos conocidos. En ningún caso procederá la recusación por<br>ataques u ofensas inferidas al juez después que hubiese comenzado a conocer del<br>asunto.<br> ART. 18º.- Oportunidad. La recusación deberá ser deducida por cualquiera de las<br>partes en las oportunidades previstas en el artículo 14. Si la causal fuere<br>sobreviniente sólo podrá hacerse valer dentro del quinto día de haber llegado a<br>conocimiento del recusante y antes de quedar el expediente en estado de<br>sentencia.<br> ART. 19º.- Tribunal competente para conocer de la recusación. Cuando se<br>recusare a uno o más jueces del Superior Tribunal o de una cámara de<br>apelaciones conocerán los que queden hábiles, integrándose el tribunal, si<br>procediere, en la forma prescripta por la Ley Orgánica de Tribunales. De la<br>recusación de los jueces de primera instancia conocerá la cámara de apelaciones<br>respectiva.<br> ART. 20º.- Forma de deducirla. La recusación se deducirá ante el juez recusado,<br> y ante el Superior Tribunal o cámara de apelaciones cuando lo fuese de uno de<br>sus miembros.<br> En el escrito correspondiente, se expresarán las causas de la recusación, y se<br>propondrá y acompañará, en su caso, toda la prueba de que el recusante<br>intentare valerse.<br> ART. 21º.- Rechazo "in limine". Si en el escrito mencionado en el artículo<br>anterior no se alegase concretamente alguna de las causas contenidas en el<br>artículo 17, o la que se invoca fuese manifiestamente improcedente, o si se<br>presentase fuera de las oportunidades previstas en los artículos 14 y 18, la<br>recusación será desechada, sin darle curso, por el tribunal competente para<br>conocer de ella.<br> ART. 22º.- Informe del magistrado recusado. Deducida la recusación en tiempo y<br>con causa legal, si el recusado fuese un juez del Superior Tribunal o de cámara<br>se le comunicará aquélla, a fin de que informe sobre las causas alegadas.<br> ART. 23º.- Consecuencias del contenido del informe. Si el recusado reconociese<br>los hechos, se le tendrá por separado de la causa.<br> Si lo negase, con lo que exponga se formará incidente que tramitará por<br>expediente separado.<br> ART. 24º.- Apertura a prueba. El Superior Tribunal o cámara de apelaciones<br>integrados al efecto si procediere, recibirán el incidente a prueba por diez<br>días, si hubiere de producirse dentro de la ciudad donde tiene su asiento el<br>tribunal.<br> El plazo se ampliará en la forma dispuesta en el artículo 161.<br> Cada parte no podrá ofrecer más de tres testigos.<br> ART. 25º.- Resolución. Vencido el plazo de prueba y agregadas las producidas se<br>dará vista al juez recusado y se resolverá el incidente dentro de cinco días de<br>contestada aquélla o vencido el plazo para hacerlo.<br> ART. 26º.- Informe de los jueces de primera instancia. Cuando el recusado fuere<br>un juez de primera instancia, remitirá a la cámara de apelaciones, dentro de<br>los cinco días, el escrito de recusación con un informe sobre las causas<br>alegadas, y pasará el expediente al juez que sigue en el orden del turno para<br>que continúe su sustanciación. Igual procedimiento se observará en caso de<br> nuevas recusaciones.<br> ART. 27º.- Trámite de la recusación de los jueces de primera instancia. Pasados<br>los antecedentes, si la recusación se hubiere deducido en tiempo y con causa<br>legal, la cámara de apelaciones, siempre que del informe elevado por el juez<br>resultare la exactitud de los hechos, lo tendrá por separado de la causa.<br> Si los negare la cámara podrá recibir el incidente a prueba, y se observará el<br>procedimiento establecido en los artículos. 24 y 25.<br> ART. 28º.- Efectos. Si la recusación fuese desechada se hará saber la<br>resolución al juez subrogante a fin de que devuelva los autos al juez recusado.<br> Si fuese admitida, el expediente quedará radicado ante el juez subrogante con<br>noticia al juez recusado, aún cuando con posterioridad desapareciesen las<br>causas que la originaron.<br> Cuando el recusado fuese uno de los jueces del Superior Tribunal o de las<br>cámaras de apelaciones, seguirán conociendo en la causa el o los integrantes o<br>sustitutos legales que hubiesen resuelto el incidente de recusación.<br> ART. 29º.- Recusación maliciosa. Desestimada una recusación con causa, se<br>aplicarán las costas y una multa de hasta pesos un mil ($1.000,00) por cada<br>recusación, si ésta fuere calificada de maliciosa por la resolución<br>desestimatoria.<br> ART. 30º.- Excusación. Todo juez que se hallare comprendido en alguna de las<br>causas de recusación mencionada en el artículo 17 deberá excusarse. Asimismo<br>podrá hacerlo cuando existan otras causas que le impongan abstenerse de conocer<br>en el juicio, fundadas en motivos graves, de decoro o delicadeza.<br> No será nunca motivo de excusación el parentesco con otros funcionarios que<br>intervengan en cumplimiento de sus deberes.<br> ART. 31º.- Oposición y efectos. Las partes no podrán oponerse a la excusación<br>ni dispensar las causales invocadas. Si el juez que sigue en el orden del turno<br>entiende que la excusación no procede, se formará incidente que será remitido<br>sin más trámite al tribunal de alzada, sin que por ello se paralice la<br>sustanciación de la causa.<br> Aceptada la excusación, el expediente quedará radicado en el juzgado que<br>corresponda, aun cuando con posterioridad desaparecieren las causas que la<br> originaron.<br> ART. 32º.- Falta de excusación. Incurrirá en la causal de mal desempeño, en los<br>términos de la ley de enjuiciamiento de magistrados, el juez a quien se probare<br>que estaba impedido de entender en el asunto y a sabiendas haya dictado en él<br>resolución que no sea de mero trámite.<br> ART. 33º.- Ministerio Público. Los Magistrados del Ministerio Público no podrán<br>ser recusados. Si tuviesen algún motivo legítimo de excusación, deberán<br>manifestarlo al juez o tribunal y éstos podrán separarlos de la causa, dando<br>intervención a quien deba subrogarlos.<br> CAPITULO IV<br> DEBERES Y FACULTADES DE LOS JUECES<br> ART. 34º.- Deberes. Son deberes de los jueces:<br> 1) Asistir a las audiencias de pruebas, bajo pena de nulidad, en los supuestos<br>en que la ley lo establece o cuando cualquiera de las partes lo pidiere con<br>anticipación no menor de dos días a su celebración, y realizar personalmente<br>las demás diligencias que este Código u otras leyes ponen a su cargo, con<br>excepción de aquéllas en las que la delegación estuviera autorizada.<br> 2) En los juicios de divorcio y de nulidad de matrimonio, en la providencia que<br>ordena el traslado de la demanda se fijará una audiencia a la que deberán<br>comparecer personalmente las partes y el representante del Ministerio Público,<br>en su caso. En ella el juez tratará de reconciliar a las partes y de avenirlas<br>sobre las cuestiones relacionadas con la tenencia de hijos, régimen de visita y<br>atribución del hogar conyugal.<br> 3) Dictar las resoluciones con sujeción a los siguientes plazos:<br> a) Las providencias simples, dentro de los tres días de presentadas las<br>peticiones por las partes o del vencimiento del plazo, conforme a lo prescripto<br>en el artículo 36 inciso 1º, e inmediatamente, si debieran ser dictadas en una<br>audiencia o revistieran carácter urgente.<br> b) Las sentencias definitivas en juicio ordinario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de cuarenta o sesenta días según se trate de juez unipersonal<br>o de tribunal colegiado. El plazo se computará, en el primer caso, desde que el<br>llamamiento de autos para sentencia quede firme; en el segundo, desde la fecha<br> del sorteo del expediente.<br> c) Las sentencias definitivas en el juicio sumario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de los treinta o cincuenta días, según se trate de juez<br>unipersonal o de tribunal colegiado. El plazo se computará en la forma<br>establecida en el apartado b).<br> d) Las sentencias definitivas en el juicio sumarísimo, dentro de los quince o<br>veinte días de quedar el expediente a despacho en el caso del artículo 325<br>inciso 1º; y de los diez o quince días en los demás supuestos, según se trate<br>de juez unipersonal o de tribunal colegiado.<br> e) Las sentencias interlocutorias y las sentencias homologatorias, salvo<br>disposición en contrario, dentro de los diez o quince días de quedar el<br>expediente a despacho, según se trate de juez unipersonal o tribunal colegiado.<br> En todos los supuestos, si se ordenase prueba de oficio, no se computarán los<br>días que requiera su cumplimiento.<br> 4) Fundar toda sentencia definitiva o interlocutoria, bajo pena de nulidad,<br>respetando la jerarquía de las normas vigentes y el principio de congruencia;<br> 5) Dirigir el procedimiento, debiendo dentro de los fines expresamente<br>establecidos en este Código:<br> a) Concentrar, en lo posible, en un mismo acto o audiencia todas las<br>diligencias que sea menester realizar;<br> b) Señalar, antes de dar trámite a cualquier petición los defectos u omisiones<br>de que adolezca, ordenando que se subsanen dentro del plazo que fije, y<br>disponer de oficio toda diligencia que fuere necesaria para evitar nulidades;<br> c) Mantener la igualdad de las partes en el proceso;<br> d) Oír a los niños, niñas y adolescentes en los casos que corresponde.<br> e) Prevenir y sancionar todo acto contrario al deber de lealtad, probidad y<br>buena fe.<br> f) Vigilar para que en la tramitación de la causa se procure la mayor economía<br>procesal.<br> 6) Declarar en oportunidad de dictar las sentencias definitivas, la temeridad o<br>malicia en que hubieren incurrido los litigantes o profesionales<br>intervinientes.<br> ART. 35º.- Facultades disciplinarias: Para mantener el buen orden y decoro en<br>los juicios, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Mandar que se teste toda frase injuriosa o redactada en términos indecorosos<br>u ofensivos, salvo que alguna de las partes o tercero interesado solicite que<br>no se lo haga;<br> 2) Excluir de las audiencias a quienes perturben indebidamente su curso;<br> 3) Aplicar las correcciones disciplinarias autorizadas por este Código, la Ley<br>Orgánica de Tribunales y el Reglamento Interno del Poder Judicial. El importe<br>de las multas que no tuviesen destino especial establecido en este Código, se<br>aplicará el que le fije el Superior Tribunal de Justicia.<br> Hasta tanto dicho Tribunal determine quienes serán los funcionarios que deberán<br>promover la ejecución de las multas, esa atribución corresponderá a los<br>representantes del Fisco.<br> La falta de ejecución dentro de los treinta días de quedar firme la resolución<br>que las impuso, el retardo en el trámite o el abandono injustificado de éste,<br>serán considerados faltas graves.<br> ART. 36º.- Deberes y facultades ordenatorias e instructorias. Aún sin<br>requerimiento de parte, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Tomar medidas tendientes a evitar la paralización del proceso. A tal efecto,<br>vencido un plazo, se haya ejercido o no la facultad que corresponda, se pasará<br>a la etapa siguiente en el desarrollo procesal, disponiendo de oficio las<br>medidas necesarias;<br> 2) Intentar la conciliación total o parcial del conflicto o incidente procesal,<br>pudiendo proponer y promover que las partes deriven el litigio a otros medios<br>alternativos de resolución de conflictos. En cualquier momento podrá disponer<br>la comparecencia personal de las partes para intentar una conciliación;<br> 3) Proponer a las partes fórmulas para simplificar y disminuir las cuestiones<br>litigiosas surgidas en el proceso o respecto de la actividad probatoria. En<br>todos los casos la mera proposición de fórmulas no importará prejuzgamiento;<br> 4) Ordenar las diligencias necesarias para esclarecer la verdad de los hechos<br>controvertidos, respetando el derecho de defensa en juicio. A ese efecto<br>podrán:<br> a) Disponer, en cualquier momento, la comparecencia personal de las partes para<br>requerir las explicaciones que estimen necesarias al objeto del pleito;<br> b) Decidir en cualquier estado de la causa la comparecencia de testigos con<br>arreglo a lo que dispone el artículo 437, peritos y consultores técnicos, para<br>interrogarlos acerca de lo que creyeren necesario;<br> c) Mandar, con las formalidades prescriptas en este Código, que se agreguen<br>documentos existentes en poder de las partes o de los terceros, en los términos<br>de los artículos 392 a 394;<br> 5) Impulsar de oficio el trámite, cuando existan fondos inactivos de menores o<br>incapaces, a fin de que los representantes legales de éstos, o en su caso, el<br>Defensor oficial o el letrado patrocinante, efectúen las propuestas que estimen<br>más convenientes en interés del menor o incapaz, sin perjuicio de los deberes<br>propios de dicho funcionario con igual objeto;<br> 6) Corregir, en la oportunidad establecida en el artículo 169 inciso 1º y 2º,<br>errores materiales, aclarar conceptos oscuros, o suplir cualquier omisión de la<br>sentencia acerca de las pretensiones discutidas en el litigio, siempre que la<br>enmienda, aclaración o agregado no altere lo sustancial de la decisión.<br> ART. 37º.- Medidas autosatisfactivas. Los jueces, ante solicitud fundada de<br>parte, explicando con claridad en que consisten sus derechos y su urgencia y<br>aportando todos los elementos probatorios que fundamentan la petición y la<br>necesidad impostergable de obtener tutela judicial inmediata, podrán,<br>excepcionalmente, ordenar medidas autosatisfactivas. Según fueren las<br>circunstancias del caso, valoradas motivadamente por el juez, éste podrá exigir<br>la prestación de cautela suficiente.<br> Para el despacho favorable de medidas autosatisfactivas se requerirá la<br>concurrencia de los siguientes requisitos:<br> 1) Que fuere necesaria la cesación inmediata de conductas o vías de hecho,<br>producidas o inminentes, contrarias a derecho según la legislación de fondo o<br>procesal;<br>sociedad fuese anónima;<br> 3) Tener el juez pleito pendiente con el recusante;<br> 4) Ser el juez acreedor, deudor o fiador de alguna de las partes, con excepción<br>de los bancos oficiales;<br> 5) Ser o haber sido el juez autor de denuncia o querella contra el recusante, o<br>denunciado o querellado por éste, con anterioridad a la iniciación del pleito;<br> 6) Ser o haber sido el juez denunciado por el recusante en los términos de la<br>ley de enjuiciamiento de magistrados, siempre que el Consejo de la Magistratura<br>hubiere dispuesto dar curso a la denuncia;<br> 7) Haber sido el juez defensor de alguno de los litigantes o emitido opinión o<br>dictamen o dado recomendaciones acerca del pleito, antes o después de<br>comenzado;<br> 8) Haber recibido el juez beneficios de importancia de alguna de las partes;<br> 9) Tener el juez con alguno de los litigantes amistad que se manifieste por<br>gran familiaridad o frecuencia de trato;<br> 10) Tener contra el recusante enemistad, odio o resentimiento, que se<br>manifieste por hechos conocidos. En ningún caso procederá la recusación por<br>ataques u ofensas inferidas al juez después que hubiese comenzado a conocer del<br>asunto.<br> ART. 18º.- Oportunidad. La recusación deberá ser deducida por cualquiera de las<br>partes en las oportunidades previstas en el artículo 14. Si la causal fuere<br>sobreviniente sólo podrá hacerse valer dentro del quinto día de haber llegado a<br>conocimiento del recusante y antes de quedar el expediente en estado de<br>sentencia.<br> ART. 19º.- Tribunal competente para conocer de la recusación. Cuando se<br>recusare a uno o más jueces del Superior Tribunal o de una cámara de<br>apelaciones conocerán los que queden hábiles, integrándose el tribunal, si<br>procediere, en la forma prescripta por la Ley Orgánica de Tribunales. De la<br>recusación de los jueces de primera instancia conocerá la cámara de apelaciones<br>respectiva.<br> ART. 20º.- Forma de deducirla. La recusación se deducirá ante el juez recusado,<br> y ante el Superior Tribunal o cámara de apelaciones cuando lo fuese de uno de<br>sus miembros.<br> En el escrito correspondiente, se expresarán las causas de la recusación, y se<br>propondrá y acompañará, en su caso, toda la prueba de que el recusante<br>intentare valerse.<br> ART. 21º.- Rechazo "in limine". Si en el escrito mencionado en el artículo<br>anterior no se alegase concretamente alguna de las causas contenidas en el<br>artículo 17, o la que se invoca fuese manifiestamente improcedente, o si se<br>presentase fuera de las oportunidades previstas en los artículos 14 y 18, la<br>recusación será desechada, sin darle curso, por el tribunal competente para<br>conocer de ella.<br> ART. 22º.- Informe del magistrado recusado. Deducida la recusación en tiempo y<br>con causa legal, si el recusado fuese un juez del Superior Tribunal o de cámara<br>se le comunicará aquélla, a fin de que informe sobre las causas alegadas.<br> ART. 23º.- Consecuencias del contenido del informe. Si el recusado reconociese<br>los hechos, se le tendrá por separado de la causa.<br> Si lo negase, con lo que exponga se formará incidente que tramitará por<br>expediente separado.<br> ART. 24º.- Apertura a prueba. El Superior Tribunal o cámara de apelaciones<br>integrados al efecto si procediere, recibirán el incidente a prueba por diez<br>días, si hubiere de producirse dentro de la ciudad donde tiene su asiento el<br>tribunal.<br> El plazo se ampliará en la forma dispuesta en el artículo 161.<br> Cada parte no podrá ofrecer más de tres testigos.<br> ART. 25º.- Resolución. Vencido el plazo de prueba y agregadas las producidas se<br>dará vista al juez recusado y se resolverá el incidente dentro de cinco días de<br>contestada aquélla o vencido el plazo para hacerlo.<br> ART. 26º.- Informe de los jueces de primera instancia. Cuando el recusado fuere<br>un juez de primera instancia, remitirá a la cámara de apelaciones, dentro de<br>los cinco días, el escrito de recusación con un informe sobre las causas<br>alegadas, y pasará el expediente al juez que sigue en el orden del turno para<br>que continúe su sustanciación. Igual procedimiento se observará en caso de<br> nuevas recusaciones.<br> ART. 27º.- Trámite de la recusación de los jueces de primera instancia. Pasados<br>los antecedentes, si la recusación se hubiere deducido en tiempo y con causa<br>legal, la cámara de apelaciones, siempre que del informe elevado por el juez<br>resultare la exactitud de los hechos, lo tendrá por separado de la causa.<br> Si los negare la cámara podrá recibir el incidente a prueba, y se observará el<br>procedimiento establecido en los artículos. 24 y 25.<br> ART. 28º.- Efectos. Si la recusación fuese desechada se hará saber la<br>resolución al juez subrogante a fin de que devuelva los autos al juez recusado.<br> Si fuese admitida, el expediente quedará radicado ante el juez subrogante con<br>noticia al juez recusado, aún cuando con posterioridad desapareciesen las<br>causas que la originaron.<br> Cuando el recusado fuese uno de los jueces del Superior Tribunal o de las<br>cámaras de apelaciones, seguirán conociendo en la causa el o los integrantes o<br>sustitutos legales que hubiesen resuelto el incidente de recusación.<br> ART. 29º.- Recusación maliciosa. Desestimada una recusación con causa, se<br>aplicarán las costas y una multa de hasta pesos un mil ($1.000,00) por cada<br>recusación, si ésta fuere calificada de maliciosa por la resolución<br>desestimatoria.<br> ART. 30º.- Excusación. Todo juez que se hallare comprendido en alguna de las<br>causas de recusación mencionada en el artículo 17 deberá excusarse. Asimismo<br>podrá hacerlo cuando existan otras causas que le impongan abstenerse de conocer<br>en el juicio, fundadas en motivos graves, de decoro o delicadeza.<br> No será nunca motivo de excusación el parentesco con otros funcionarios que<br>intervengan en cumplimiento de sus deberes.<br> ART. 31º.- Oposición y efectos. Las partes no podrán oponerse a la excusación<br>ni dispensar las causales invocadas. Si el juez que sigue en el orden del turno<br>entiende que la excusación no procede, se formará incidente que será remitido<br>sin más trámite al tribunal de alzada, sin que por ello se paralice la<br>sustanciación de la causa.<br> Aceptada la excusación, el expediente quedará radicado en el juzgado que<br>corresponda, aun cuando con posterioridad desaparecieren las causas que la<br> originaron.<br> ART. 32º.- Falta de excusación. Incurrirá en la causal de mal desempeño, en los<br>términos de la ley de enjuiciamiento de magistrados, el juez a quien se probare<br>que estaba impedido de entender en el asunto y a sabiendas haya dictado en él<br>resolución que no sea de mero trámite.<br> ART. 33º.- Ministerio Público. Los Magistrados del Ministerio Público no podrán<br>ser recusados. Si tuviesen algún motivo legítimo de excusación, deberán<br>manifestarlo al juez o tribunal y éstos podrán separarlos de la causa, dando<br>intervención a quien deba subrogarlos.<br> CAPITULO IV<br> DEBERES Y FACULTADES DE LOS JUECES<br> ART. 34º.- Deberes. Son deberes de los jueces:<br> 1) Asistir a las audiencias de pruebas, bajo pena de nulidad, en los supuestos<br>en que la ley lo establece o cuando cualquiera de las partes lo pidiere con<br>anticipación no menor de dos días a su celebración, y realizar personalmente<br>las demás diligencias que este Código u otras leyes ponen a su cargo, con<br>excepción de aquéllas en las que la delegación estuviera autorizada.<br> 2) En los juicios de divorcio y de nulidad de matrimonio, en la providencia que<br>ordena el traslado de la demanda se fijará una audiencia a la que deberán<br>comparecer personalmente las partes y el representante del Ministerio Público,<br>en su caso. En ella el juez tratará de reconciliar a las partes y de avenirlas<br>sobre las cuestiones relacionadas con la tenencia de hijos, régimen de visita y<br>atribución del hogar conyugal.<br> 3) Dictar las resoluciones con sujeción a los siguientes plazos:<br> a) Las providencias simples, dentro de los tres días de presentadas las<br>peticiones por las partes o del vencimiento del plazo, conforme a lo prescripto<br>en el artículo 36 inciso 1º, e inmediatamente, si debieran ser dictadas en una<br>audiencia o revistieran carácter urgente.<br> b) Las sentencias definitivas en juicio ordinario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de cuarenta o sesenta días según se trate de juez unipersonal<br>o de tribunal colegiado. El plazo se computará, en el primer caso, desde que el<br>llamamiento de autos para sentencia quede firme; en el segundo, desde la fecha<br> del sorteo del expediente.<br> c) Las sentencias definitivas en el juicio sumario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de los treinta o cincuenta días, según se trate de juez<br>unipersonal o de tribunal colegiado. El plazo se computará en la forma<br>establecida en el apartado b).<br> d) Las sentencias definitivas en el juicio sumarísimo, dentro de los quince o<br>veinte días de quedar el expediente a despacho en el caso del artículo 325<br>inciso 1º; y de los diez o quince días en los demás supuestos, según se trate<br>de juez unipersonal o de tribunal colegiado.<br> e) Las sentencias interlocutorias y las sentencias homologatorias, salvo<br>disposición en contrario, dentro de los diez o quince días de quedar el<br>expediente a despacho, según se trate de juez unipersonal o tribunal colegiado.<br> En todos los supuestos, si se ordenase prueba de oficio, no se computarán los<br>días que requiera su cumplimiento.<br> 4) Fundar toda sentencia definitiva o interlocutoria, bajo pena de nulidad,<br>respetando la jerarquía de las normas vigentes y el principio de congruencia;<br> 5) Dirigir el procedimiento, debiendo dentro de los fines expresamente<br>establecidos en este Código:<br> a) Concentrar, en lo posible, en un mismo acto o audiencia todas las<br>diligencias que sea menester realizar;<br> b) Señalar, antes de dar trámite a cualquier petición los defectos u omisiones<br>de que adolezca, ordenando que se subsanen dentro del plazo que fije, y<br>disponer de oficio toda diligencia que fuere necesaria para evitar nulidades;<br> c) Mantener la igualdad de las partes en el proceso;<br> d) Oír a los niños, niñas y adolescentes en los casos que corresponde.<br> e) Prevenir y sancionar todo acto contrario al deber de lealtad, probidad y<br>buena fe.<br> f) Vigilar para que en la tramitación de la causa se procure la mayor economía<br>procesal.<br> 6) Declarar en oportunidad de dictar las sentencias definitivas, la temeridad o<br>malicia en que hubieren incurrido los litigantes o profesionales<br>intervinientes.<br> ART. 35º.- Facultades disciplinarias: Para mantener el buen orden y decoro en<br>los juicios, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Mandar que se teste toda frase injuriosa o redactada en términos indecorosos<br>u ofensivos, salvo que alguna de las partes o tercero interesado solicite que<br>no se lo haga;<br> 2) Excluir de las audiencias a quienes perturben indebidamente su curso;<br> 3) Aplicar las correcciones disciplinarias autorizadas por este Código, la Ley<br>Orgánica de Tribunales y el Reglamento Interno del Poder Judicial. El importe<br>de las multas que no tuviesen destino especial establecido en este Código, se<br>aplicará el que le fije el Superior Tribunal de Justicia.<br> Hasta tanto dicho Tribunal determine quienes serán los funcionarios que deberán<br>promover la ejecución de las multas, esa atribución corresponderá a los<br>representantes del Fisco.<br> La falta de ejecución dentro de los treinta días de quedar firme la resolución<br>que las impuso, el retardo en el trámite o el abandono injustificado de éste,<br>serán considerados faltas graves.<br> ART. 36º.- Deberes y facultades ordenatorias e instructorias. Aún sin<br>requerimiento de parte, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Tomar medidas tendientes a evitar la paralización del proceso. A tal efecto,<br>vencido un plazo, se haya ejercido o no la facultad que corresponda, se pasará<br>a la etapa siguiente en el desarrollo procesal, disponiendo de oficio las<br>medidas necesarias;<br> 2) Intentar la conciliación total o parcial del conflicto o incidente procesal,<br>pudiendo proponer y promover que las partes deriven el litigio a otros medios<br>alternativos de resolución de conflictos. En cualquier momento podrá disponer<br>la comparecencia personal de las partes para intentar una conciliación;<br> 3) Proponer a las partes fórmulas para simplificar y disminuir las cuestiones<br>litigiosas surgidas en el proceso o respecto de la actividad probatoria. En<br>todos los casos la mera proposición de fórmulas no importará prejuzgamiento;<br> 4) Ordenar las diligencias necesarias para esclarecer la verdad de los hechos<br>controvertidos, respetando el derecho de defensa en juicio. A ese efecto<br>podrán:<br> a) Disponer, en cualquier momento, la comparecencia personal de las partes para<br>requerir las explicaciones que estimen necesarias al objeto del pleito;<br> b) Decidir en cualquier estado de la causa la comparecencia de testigos con<br>arreglo a lo que dispone el artículo 437, peritos y consultores técnicos, para<br>interrogarlos acerca de lo que creyeren necesario;<br> c) Mandar, con las formalidades prescriptas en este Código, que se agreguen<br>documentos existentes en poder de las partes o de los terceros, en los términos<br>de los artículos 392 a 394;<br> 5) Impulsar de oficio el trámite, cuando existan fondos inactivos de menores o<br>incapaces, a fin de que los representantes legales de éstos, o en su caso, el<br>Defensor oficial o el letrado patrocinante, efectúen las propuestas que estimen<br>más convenientes en interés del menor o incapaz, sin perjuicio de los deberes<br>propios de dicho funcionario con igual objeto;<br> 6) Corregir, en la oportunidad establecida en el artículo 169 inciso 1º y 2º,<br>errores materiales, aclarar conceptos oscuros, o suplir cualquier omisión de la<br>sentencia acerca de las pretensiones discutidas en el litigio, siempre que la<br>enmienda, aclaración o agregado no altere lo sustancial de la decisión.<br> ART. 37º.- Medidas autosatisfactivas. Los jueces, ante solicitud fundada de<br>parte, explicando con claridad en que consisten sus derechos y su urgencia y<br>aportando todos los elementos probatorios que fundamentan la petición y la<br>necesidad impostergable de obtener tutela judicial inmediata, podrán,<br>excepcionalmente, ordenar medidas autosatisfactivas. Según fueren las<br>circunstancias del caso, valoradas motivadamente por el juez, éste podrá exigir<br>la prestación de cautela suficiente.<br> Para el despacho favorable de medidas autosatisfactivas se requerirá la<br>concurrencia de los siguientes requisitos:<br> 1) Que fuere necesaria la cesación inmediata de conductas o vías de hecho,<br>producidas o inminentes, contrarias a derecho según la legislación de fondo o<br>procesal;<br> 2) Que el interés del postulante se circunscriba de manera evidente a obtener<br>la solución de urgencia requerida, no extendiéndose a la declaración judicial<br>de derechos conexos o afines.<br> Los jueces podrán fijar límites temporales a las medidas autosatisfactivas que<br>despacharen y también podrán disponer, a solicitud de parte, prórrogas de<br>aquéllas. No rigen en la materia los principios de instrumentalidad y<br>caducidad, propios del proceso cautelar.<br> Asimismo podrán despachar directamente la medida peticionada o,<br>excepcionalmente y según las circunstancias del caso y la materia sobre la que<br>versa aquella, someterla a una previa y reducida sustanciación con el<br>destinatario de las mismas, cuyo plazo y modalidad serán determinados<br>prudencialmente por el juez.<br> La medida será apelable, recurso que se concederá con efecto devolutivo.<br> ART. 38º.- Sanciones conminatorias. Los jueces y tribunales podrán imponer<br>sanciones pecuniarias, compulsivas y progresivas tendientes a que las partes<br>cumplan sus mandatos, cuyo importe será a favor del litigante perjudicado por<br>el incumplimiento.<br> Podrán aplicarse sanciones conminatorias a terceros en los casos en que la ley<br>lo establece.<br> Las condenas se graduarán en proporción al caudal económico de quien deba<br>satisfacerlas y podrán ser dejadas sin efecto, o ser objeto de reajuste, si<br>aquél desiste de su resistencia y justifica total o parcialmente su proceder.<br> CAPITULO V<br> SECRETARIOS<br> ART. 39º.- Secretarios. Deberes. Sin perjuicio de los deberes que en otras<br>disposiciones de este Código y en las leyes de organización judicial se imponen<br>a los secretarios, éstos deberán:<br> 1) Comunicar a las partes y a los terceros las decisiones judiciales, mediante<br>la firma de oficios, mandamientos, cédulas y edictos, sin perjuicio de las<br>facultades que se acuerdan a los letrados respecto de las cédulas y oficios y<br>de lo que establezcan los convenios sobre comunicaciones entre magistrados de<br>distintas jurisdicciones.<br>gran familiaridad o frecuencia de trato;<br> 10) Tener contra el recusante enemistad, odio o resentimiento, que se<br>manifieste por hechos conocidos. En ningún caso procederá la recusación por<br>ataques u ofensas inferidas al juez después que hubiese comenzado a conocer del<br>asunto.<br> ART. 18º.- Oportunidad. La recusación deberá ser deducida por cualquiera de las<br>partes en las oportunidades previstas en el artículo 14. Si la causal fuere<br>sobreviniente sólo podrá hacerse valer dentro del quinto día de haber llegado a<br>conocimiento del recusante y antes de quedar el expediente en estado de<br>sentencia.<br> ART. 19º.- Tribunal competente para conocer de la recusación. Cuando se<br>recusare a uno o más jueces del Superior Tribunal o de una cámara de<br>apelaciones conocerán los que queden hábiles, integrándose el tribunal, si<br>procediere, en la forma prescripta por la Ley Orgánica de Tribunales. De la<br>recusación de los jueces de primera instancia conocerá la cámara de apelaciones<br>respectiva.<br> ART. 20º.- Forma de deducirla. La recusación se deducirá ante el juez recusado,<br> y ante el Superior Tribunal o cámara de apelaciones cuando lo fuese de uno de<br>sus miembros.<br> En el escrito correspondiente, se expresarán las causas de la recusación, y se<br>propondrá y acompañará, en su caso, toda la prueba de que el recusante<br>intentare valerse.<br> ART. 21º.- Rechazo "in limine". Si en el escrito mencionado en el artículo<br>anterior no se alegase concretamente alguna de las causas contenidas en el<br>artículo 17, o la que se invoca fuese manifiestamente improcedente, o si se<br>presentase fuera de las oportunidades previstas en los artículos 14 y 18, la<br>recusación será desechada, sin darle curso, por el tribunal competente para<br>conocer de ella.<br> ART. 22º.- Informe del magistrado recusado. Deducida la recusación en tiempo y<br>con causa legal, si el recusado fuese un juez del Superior Tribunal o de cámara<br>se le comunicará aquélla, a fin de que informe sobre las causas alegadas.<br> ART. 23º.- Consecuencias del contenido del informe. Si el recusado reconociese<br>los hechos, se le tendrá por separado de la causa.<br> Si lo negase, con lo que exponga se formará incidente que tramitará por<br>expediente separado.<br> ART. 24º.- Apertura a prueba. El Superior Tribunal o cámara de apelaciones<br>integrados al efecto si procediere, recibirán el incidente a prueba por diez<br>días, si hubiere de producirse dentro de la ciudad donde tiene su asiento el<br>tribunal.<br> El plazo se ampliará en la forma dispuesta en el artículo 161.<br> Cada parte no podrá ofrecer más de tres testigos.<br> ART. 25º.- Resolución. Vencido el plazo de prueba y agregadas las producidas se<br>dará vista al juez recusado y se resolverá el incidente dentro de cinco días de<br>contestada aquélla o vencido el plazo para hacerlo.<br> ART. 26º.- Informe de los jueces de primera instancia. Cuando el recusado fuere<br>un juez de primera instancia, remitirá a la cámara de apelaciones, dentro de<br>los cinco días, el escrito de recusación con un informe sobre las causas<br>alegadas, y pasará el expediente al juez que sigue en el orden del turno para<br>que continúe su sustanciación. Igual procedimiento se observará en caso de<br> nuevas recusaciones.<br> ART. 27º.- Trámite de la recusación de los jueces de primera instancia. Pasados<br>los antecedentes, si la recusación se hubiere deducido en tiempo y con causa<br>legal, la cámara de apelaciones, siempre que del informe elevado por el juez<br>resultare la exactitud de los hechos, lo tendrá por separado de la causa.<br> Si los negare la cámara podrá recibir el incidente a prueba, y se observará el<br>procedimiento establecido en los artículos. 24 y 25.<br> ART. 28º.- Efectos. Si la recusación fuese desechada se hará saber la<br>resolución al juez subrogante a fin de que devuelva los autos al juez recusado.<br> Si fuese admitida, el expediente quedará radicado ante el juez subrogante con<br>noticia al juez recusado, aún cuando con posterioridad desapareciesen las<br>causas que la originaron.<br> Cuando el recusado fuese uno de los jueces del Superior Tribunal o de las<br>cámaras de apelaciones, seguirán conociendo en la causa el o los integrantes o<br>sustitutos legales que hubiesen resuelto el incidente de recusación.<br> ART. 29º.- Recusación maliciosa. Desestimada una recusación con causa, se<br>aplicarán las costas y una multa de hasta pesos un mil ($1.000,00) por cada<br>recusación, si ésta fuere calificada de maliciosa por la resolución<br>desestimatoria.<br> ART. 30º.- Excusación. Todo juez que se hallare comprendido en alguna de las<br>causas de recusación mencionada en el artículo 17 deberá excusarse. Asimismo<br>podrá hacerlo cuando existan otras causas que le impongan abstenerse de conocer<br>en el juicio, fundadas en motivos graves, de decoro o delicadeza.<br> No será nunca motivo de excusación el parentesco con otros funcionarios que<br>intervengan en cumplimiento de sus deberes.<br> ART. 31º.- Oposición y efectos. Las partes no podrán oponerse a la excusación<br>ni dispensar las causales invocadas. Si el juez que sigue en el orden del turno<br>entiende que la excusación no procede, se formará incidente que será remitido<br>sin más trámite al tribunal de alzada, sin que por ello se paralice la<br>sustanciación de la causa.<br> Aceptada la excusación, el expediente quedará radicado en el juzgado que<br>corresponda, aun cuando con posterioridad desaparecieren las causas que la<br> originaron.<br> ART. 32º.- Falta de excusación. Incurrirá en la causal de mal desempeño, en los<br>términos de la ley de enjuiciamiento de magistrados, el juez a quien se probare<br>que estaba impedido de entender en el asunto y a sabiendas haya dictado en él<br>resolución que no sea de mero trámite.<br> ART. 33º.- Ministerio Público. Los Magistrados del Ministerio Público no podrán<br>ser recusados. Si tuviesen algún motivo legítimo de excusación, deberán<br>manifestarlo al juez o tribunal y éstos podrán separarlos de la causa, dando<br>intervención a quien deba subrogarlos.<br> CAPITULO IV<br> DEBERES Y FACULTADES DE LOS JUECES<br> ART. 34º.- Deberes. Son deberes de los jueces:<br> 1) Asistir a las audiencias de pruebas, bajo pena de nulidad, en los supuestos<br>en que la ley lo establece o cuando cualquiera de las partes lo pidiere con<br>anticipación no menor de dos días a su celebración, y realizar personalmente<br>las demás diligencias que este Código u otras leyes ponen a su cargo, con<br>excepción de aquéllas en las que la delegación estuviera autorizada.<br> 2) En los juicios de divorcio y de nulidad de matrimonio, en la providencia que<br>ordena el traslado de la demanda se fijará una audiencia a la que deberán<br>comparecer personalmente las partes y el representante del Ministerio Público,<br>en su caso. En ella el juez tratará de reconciliar a las partes y de avenirlas<br>sobre las cuestiones relacionadas con la tenencia de hijos, régimen de visita y<br>atribución del hogar conyugal.<br> 3) Dictar las resoluciones con sujeción a los siguientes plazos:<br> a) Las providencias simples, dentro de los tres días de presentadas las<br>peticiones por las partes o del vencimiento del plazo, conforme a lo prescripto<br>en el artículo 36 inciso 1º, e inmediatamente, si debieran ser dictadas en una<br>audiencia o revistieran carácter urgente.<br> b) Las sentencias definitivas en juicio ordinario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de cuarenta o sesenta días según se trate de juez unipersonal<br>o de tribunal colegiado. El plazo se computará, en el primer caso, desde que el<br>llamamiento de autos para sentencia quede firme; en el segundo, desde la fecha<br> del sorteo del expediente.<br> c) Las sentencias definitivas en el juicio sumario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de los treinta o cincuenta días, según se trate de juez<br>unipersonal o de tribunal colegiado. El plazo se computará en la forma<br>establecida en el apartado b).<br> d) Las sentencias definitivas en el juicio sumarísimo, dentro de los quince o<br>veinte días de quedar el expediente a despacho en el caso del artículo 325<br>inciso 1º; y de los diez o quince días en los demás supuestos, según se trate<br>de juez unipersonal o de tribunal colegiado.<br> e) Las sentencias interlocutorias y las sentencias homologatorias, salvo<br>disposición en contrario, dentro de los diez o quince días de quedar el<br>expediente a despacho, según se trate de juez unipersonal o tribunal colegiado.<br> En todos los supuestos, si se ordenase prueba de oficio, no se computarán los<br>días que requiera su cumplimiento.<br> 4) Fundar toda sentencia definitiva o interlocutoria, bajo pena de nulidad,<br>respetando la jerarquía de las normas vigentes y el principio de congruencia;<br> 5) Dirigir el procedimiento, debiendo dentro de los fines expresamente<br>establecidos en este Código:<br> a) Concentrar, en lo posible, en un mismo acto o audiencia todas las<br>diligencias que sea menester realizar;<br> b) Señalar, antes de dar trámite a cualquier petición los defectos u omisiones<br>de que adolezca, ordenando que se subsanen dentro del plazo que fije, y<br>disponer de oficio toda diligencia que fuere necesaria para evitar nulidades;<br> c) Mantener la igualdad de las partes en el proceso;<br> d) Oír a los niños, niñas y adolescentes en los casos que corresponde.<br> e) Prevenir y sancionar todo acto contrario al deber de lealtad, probidad y<br>buena fe.<br> f) Vigilar para que en la tramitación de la causa se procure la mayor economía<br>procesal.<br> 6) Declarar en oportunidad de dictar las sentencias definitivas, la temeridad o<br>malicia en que hubieren incurrido los litigantes o profesionales<br>intervinientes.<br> ART. 35º.- Facultades disciplinarias: Para mantener el buen orden y decoro en<br>los juicios, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Mandar que se teste toda frase injuriosa o redactada en términos indecorosos<br>u ofensivos, salvo que alguna de las partes o tercero interesado solicite que<br>no se lo haga;<br> 2) Excluir de las audiencias a quienes perturben indebidamente su curso;<br> 3) Aplicar las correcciones disciplinarias autorizadas por este Código, la Ley<br>Orgánica de Tribunales y el Reglamento Interno del Poder Judicial. El importe<br>de las multas que no tuviesen destino especial establecido en este Código, se<br>aplicará el que le fije el Superior Tribunal de Justicia.<br> Hasta tanto dicho Tribunal determine quienes serán los funcionarios que deberán<br>promover la ejecución de las multas, esa atribución corresponderá a los<br>representantes del Fisco.<br> La falta de ejecución dentro de los treinta días de quedar firme la resolución<br>que las impuso, el retardo en el trámite o el abandono injustificado de éste,<br>serán considerados faltas graves.<br> ART. 36º.- Deberes y facultades ordenatorias e instructorias. Aún sin<br>requerimiento de parte, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Tomar medidas tendientes a evitar la paralización del proceso. A tal efecto,<br>vencido un plazo, se haya ejercido o no la facultad que corresponda, se pasará<br>a la etapa siguiente en el desarrollo procesal, disponiendo de oficio las<br>medidas necesarias;<br> 2) Intentar la conciliación total o parcial del conflicto o incidente procesal,<br>pudiendo proponer y promover que las partes deriven el litigio a otros medios<br>alternativos de resolución de conflictos. En cualquier momento podrá disponer<br>la comparecencia personal de las partes para intentar una conciliación;<br> 3) Proponer a las partes fórmulas para simplificar y disminuir las cuestiones<br>litigiosas surgidas en el proceso o respecto de la actividad probatoria. En<br>todos los casos la mera proposición de fórmulas no importará prejuzgamiento;<br> 4) Ordenar las diligencias necesarias para esclarecer la verdad de los hechos<br>controvertidos, respetando el derecho de defensa en juicio. A ese efecto<br>podrán:<br> a) Disponer, en cualquier momento, la comparecencia personal de las partes para<br>requerir las explicaciones que estimen necesarias al objeto del pleito;<br> b) Decidir en cualquier estado de la causa la comparecencia de testigos con<br>arreglo a lo que dispone el artículo 437, peritos y consultores técnicos, para<br>interrogarlos acerca de lo que creyeren necesario;<br> c) Mandar, con las formalidades prescriptas en este Código, que se agreguen<br>documentos existentes en poder de las partes o de los terceros, en los términos<br>de los artículos 392 a 394;<br> 5) Impulsar de oficio el trámite, cuando existan fondos inactivos de menores o<br>incapaces, a fin de que los representantes legales de éstos, o en su caso, el<br>Defensor oficial o el letrado patrocinante, efectúen las propuestas que estimen<br>más convenientes en interés del menor o incapaz, sin perjuicio de los deberes<br>propios de dicho funcionario con igual objeto;<br> 6) Corregir, en la oportunidad establecida en el artículo 169 inciso 1º y 2º,<br>errores materiales, aclarar conceptos oscuros, o suplir cualquier omisión de la<br>sentencia acerca de las pretensiones discutidas en el litigio, siempre que la<br>enmienda, aclaración o agregado no altere lo sustancial de la decisión.<br> ART. 37º.- Medidas autosatisfactivas. Los jueces, ante solicitud fundada de<br>parte, explicando con claridad en que consisten sus derechos y su urgencia y<br>aportando todos los elementos probatorios que fundamentan la petición y la<br>necesidad impostergable de obtener tutela judicial inmediata, podrán,<br>excepcionalmente, ordenar medidas autosatisfactivas. Según fueren las<br>circunstancias del caso, valoradas motivadamente por el juez, éste podrá exigir<br>la prestación de cautela suficiente.<br> Para el despacho favorable de medidas autosatisfactivas se requerirá la<br>concurrencia de los siguientes requisitos:<br> 1) Que fuere necesaria la cesación inmediata de conductas o vías de hecho,<br>producidas o inminentes, contrarias a derecho según la legislación de fondo o<br>procesal;<br> 2) Que el interés del postulante se circunscriba de manera evidente a obtener<br>la solución de urgencia requerida, no extendiéndose a la declaración judicial<br>de derechos conexos o afines.<br> Los jueces podrán fijar límites temporales a las medidas autosatisfactivas que<br>despacharen y también podrán disponer, a solicitud de parte, prórrogas de<br>aquéllas. No rigen en la materia los principios de instrumentalidad y<br>caducidad, propios del proceso cautelar.<br> Asimismo podrán despachar directamente la medida peticionada o,<br>excepcionalmente y según las circunstancias del caso y la materia sobre la que<br>versa aquella, someterla a una previa y reducida sustanciación con el<br>destinatario de las mismas, cuyo plazo y modalidad serán determinados<br>prudencialmente por el juez.<br> La medida será apelable, recurso que se concederá con efecto devolutivo.<br> ART. 38º.- Sanciones conminatorias. Los jueces y tribunales podrán imponer<br>sanciones pecuniarias, compulsivas y progresivas tendientes a que las partes<br>cumplan sus mandatos, cuyo importe será a favor del litigante perjudicado por<br>el incumplimiento.<br> Podrán aplicarse sanciones conminatorias a terceros en los casos en que la ley<br>lo establece.<br> Las condenas se graduarán en proporción al caudal económico de quien deba<br>satisfacerlas y podrán ser dejadas sin efecto, o ser objeto de reajuste, si<br>aquél desiste de su resistencia y justifica total o parcialmente su proceder.<br> CAPITULO V<br> SECRETARIOS<br> ART. 39º.- Secretarios. Deberes. Sin perjuicio de los deberes que en otras<br>disposiciones de este Código y en las leyes de organización judicial se imponen<br>a los secretarios, éstos deberán:<br> 1) Comunicar a las partes y a los terceros las decisiones judiciales, mediante<br>la firma de oficios, mandamientos, cédulas y edictos, sin perjuicio de las<br>facultades que se acuerdan a los letrados respecto de las cédulas y oficios y<br>de lo que establezcan los convenios sobre comunicaciones entre magistrados de<br>distintas jurisdicciones.<br> Las comunicaciones dirigidas al Gobernador de la Provincia, Ministros del Poder<br>Ejecutivo, funcionarios de análoga jerarquía y magistrados judiciales, serán<br>firmadas por el juez.<br> 2) Extender certificados, testimonios y copias de actas;<br> 3) Conferir vistas y traslados;<br> 4) Firmar, sin perjuicio de las facultades que se confieren al prosecretario o<br>jefe de despacho, las providencias de mero trámite, observando, en cuanto al<br>plazo, lo dispuesto en el artículo 34, inciso 3º, apartado a. En la etapa<br>probatoria firmará todas las providencias simples que no impliquen pronunciarse<br>sobre la admisibilidad o caducidad de la prueba;<br> 5) Dirigir en forma personal las audiencias testimoniales que tomare por<br>delegación del juez;<br> 6) Devolver los escritos presentados fuera de plazo.<br> ART. 40º.- Prosecretarios. Deberes. Los prosecretarios o jefes de despacho o<br>quien desempeñe cargo equivalente, tendrán las siguientes funciones, además de<br>los deberes que en otras disposiciones de este Código, Ley Orgánica de<br>Tribunales y Reglamento Interno el Poder Judicial se les impone:<br> 1) Firmar las providencias simples que dispongan:<br> a) Agregar partidas, exhortos, pericias, oficios, inventarios, tasaciones,<br>división o partición de herencia, rendiciones de cuentas y en general,<br>documentos y actuaciones similares;<br> b) Remitir la causa a los Ministerios Públicos, representantes del Fisco y<br>demás funcionarios que intervengan como parte;<br> c) Devolver escritos presentados sin copias.<br> ART. 41º. Plazo. Dentro del plazo de tres días, las partes podrán pedir al juez<br>que deje sin efecto lo dispuesto por el secretario, prosecretario o el jefe de<br>despacho. Este pedido se resolverá sin sustanciación. La resolución será<br>inapelable.<br> ART. 42º.- Recusación. Los secretarios de primera instancia únicamente podrán<br>y ante el Superior Tribunal o cámara de apelaciones cuando lo fuese de uno de<br>sus miembros.<br> En el escrito correspondiente, se expresarán las causas de la recusación, y se<br>propondrá y acompañará, en su caso, toda la prueba de que el recusante<br>intentare valerse.<br> ART. 21º.- Rechazo "in limine". Si en el escrito mencionado en el artículo<br>anterior no se alegase concretamente alguna de las causas contenidas en el<br>artículo 17, o la que se invoca fuese manifiestamente improcedente, o si se<br>presentase fuera de las oportunidades previstas en los artículos 14 y 18, la<br>recusación será desechada, sin darle curso, por el tribunal competente para<br>conocer de ella.<br> ART. 22º.- Informe del magistrado recusado. Deducida la recusación en tiempo y<br>con causa legal, si el recusado fuese un juez del Superior Tribunal o de cámara<br>se le comunicará aquélla, a fin de que informe sobre las causas alegadas.<br> ART. 23º.- Consecuencias del contenido del informe. Si el recusado reconociese<br>los hechos, se le tendrá por separado de la causa.<br> Si lo negase, con lo que exponga se formará incidente que tramitará por<br>expediente separado.<br> ART. 24º.- Apertura a prueba. El Superior Tribunal o cámara de apelaciones<br>integrados al efecto si procediere, recibirán el incidente a prueba por diez<br>días, si hubiere de producirse dentro de la ciudad donde tiene su asiento el<br>tribunal.<br> El plazo se ampliará en la forma dispuesta en el artículo 161.<br> Cada parte no podrá ofrecer más de tres testigos.<br> ART. 25º.- Resolución. Vencido el plazo de prueba y agregadas las producidas se<br>dará vista al juez recusado y se resolverá el incidente dentro de cinco días de<br>contestada aquélla o vencido el plazo para hacerlo.<br> ART. 26º.- Informe de los jueces de primera instancia. Cuando el recusado fuere<br>un juez de primera instancia, remitirá a la cámara de apelaciones, dentro de<br>los cinco días, el escrito de recusación con un informe sobre las causas<br>alegadas, y pasará el expediente al juez que sigue en el orden del turno para<br>que continúe su sustanciación. Igual procedimiento se observará en caso de<br> nuevas recusaciones.<br> ART. 27º.- Trámite de la recusación de los jueces de primera instancia. Pasados<br>los antecedentes, si la recusación se hubiere deducido en tiempo y con causa<br>legal, la cámara de apelaciones, siempre que del informe elevado por el juez<br>resultare la exactitud de los hechos, lo tendrá por separado de la causa.<br> Si los negare la cámara podrá recibir el incidente a prueba, y se observará el<br>procedimiento establecido en los artículos. 24 y 25.<br> ART. 28º.- Efectos. Si la recusación fuese desechada se hará saber la<br>resolución al juez subrogante a fin de que devuelva los autos al juez recusado.<br> Si fuese admitida, el expediente quedará radicado ante el juez subrogante con<br>noticia al juez recusado, aún cuando con posterioridad desapareciesen las<br>causas que la originaron.<br> Cuando el recusado fuese uno de los jueces del Superior Tribunal o de las<br>cámaras de apelaciones, seguirán conociendo en la causa el o los integrantes o<br>sustitutos legales que hubiesen resuelto el incidente de recusación.<br> ART. 29º.- Recusación maliciosa. Desestimada una recusación con causa, se<br>aplicarán las costas y una multa de hasta pesos un mil ($1.000,00) por cada<br>recusación, si ésta fuere calificada de maliciosa por la resolución<br>desestimatoria.<br> ART. 30º.- Excusación. Todo juez que se hallare comprendido en alguna de las<br>causas de recusación mencionada en el artículo 17 deberá excusarse. Asimismo<br>podrá hacerlo cuando existan otras causas que le impongan abstenerse de conocer<br>en el juicio, fundadas en motivos graves, de decoro o delicadeza.<br> No será nunca motivo de excusación el parentesco con otros funcionarios que<br>intervengan en cumplimiento de sus deberes.<br> ART. 31º.- Oposición y efectos. Las partes no podrán oponerse a la excusación<br>ni dispensar las causales invocadas. Si el juez que sigue en el orden del turno<br>entiende que la excusación no procede, se formará incidente que será remitido<br>sin más trámite al tribunal de alzada, sin que por ello se paralice la<br>sustanciación de la causa.<br> Aceptada la excusación, el expediente quedará radicado en el juzgado que<br>corresponda, aun cuando con posterioridad desaparecieren las causas que la<br> originaron.<br> ART. 32º.- Falta de excusación. Incurrirá en la causal de mal desempeño, en los<br>términos de la ley de enjuiciamiento de magistrados, el juez a quien se probare<br>que estaba impedido de entender en el asunto y a sabiendas haya dictado en él<br>resolución que no sea de mero trámite.<br> ART. 33º.- Ministerio Público. Los Magistrados del Ministerio Público no podrán<br>ser recusados. Si tuviesen algún motivo legítimo de excusación, deberán<br>manifestarlo al juez o tribunal y éstos podrán separarlos de la causa, dando<br>intervención a quien deba subrogarlos.<br> CAPITULO IV<br> DEBERES Y FACULTADES DE LOS JUECES<br> ART. 34º.- Deberes. Son deberes de los jueces:<br> 1) Asistir a las audiencias de pruebas, bajo pena de nulidad, en los supuestos<br>en que la ley lo establece o cuando cualquiera de las partes lo pidiere con<br>anticipación no menor de dos días a su celebración, y realizar personalmente<br>las demás diligencias que este Código u otras leyes ponen a su cargo, con<br>excepción de aquéllas en las que la delegación estuviera autorizada.<br> 2) En los juicios de divorcio y de nulidad de matrimonio, en la providencia que<br>ordena el traslado de la demanda se fijará una audiencia a la que deberán<br>comparecer personalmente las partes y el representante del Ministerio Público,<br>en su caso. En ella el juez tratará de reconciliar a las partes y de avenirlas<br>sobre las cuestiones relacionadas con la tenencia de hijos, régimen de visita y<br>atribución del hogar conyugal.<br> 3) Dictar las resoluciones con sujeción a los siguientes plazos:<br> a) Las providencias simples, dentro de los tres días de presentadas las<br>peticiones por las partes o del vencimiento del plazo, conforme a lo prescripto<br>en el artículo 36 inciso 1º, e inmediatamente, si debieran ser dictadas en una<br>audiencia o revistieran carácter urgente.<br> b) Las sentencias definitivas en juicio ordinario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de cuarenta o sesenta días según se trate de juez unipersonal<br>o de tribunal colegiado. El plazo se computará, en el primer caso, desde que el<br>llamamiento de autos para sentencia quede firme; en el segundo, desde la fecha<br> del sorteo del expediente.<br> c) Las sentencias definitivas en el juicio sumario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de los treinta o cincuenta días, según se trate de juez<br>unipersonal o de tribunal colegiado. El plazo se computará en la forma<br>establecida en el apartado b).<br> d) Las sentencias definitivas en el juicio sumarísimo, dentro de los quince o<br>veinte días de quedar el expediente a despacho en el caso del artículo 325<br>inciso 1º; y de los diez o quince días en los demás supuestos, según se trate<br>de juez unipersonal o de tribunal colegiado.<br> e) Las sentencias interlocutorias y las sentencias homologatorias, salvo<br>disposición en contrario, dentro de los diez o quince días de quedar el<br>expediente a despacho, según se trate de juez unipersonal o tribunal colegiado.<br> En todos los supuestos, si se ordenase prueba de oficio, no se computarán los<br>días que requiera su cumplimiento.<br> 4) Fundar toda sentencia definitiva o interlocutoria, bajo pena de nulidad,<br>respetando la jerarquía de las normas vigentes y el principio de congruencia;<br> 5) Dirigir el procedimiento, debiendo dentro de los fines expresamente<br>establecidos en este Código:<br> a) Concentrar, en lo posible, en un mismo acto o audiencia todas las<br>diligencias que sea menester realizar;<br> b) Señalar, antes de dar trámite a cualquier petición los defectos u omisiones<br>de que adolezca, ordenando que se subsanen dentro del plazo que fije, y<br>disponer de oficio toda diligencia que fuere necesaria para evitar nulidades;<br> c) Mantener la igualdad de las partes en el proceso;<br> d) Oír a los niños, niñas y adolescentes en los casos que corresponde.<br> e) Prevenir y sancionar todo acto contrario al deber de lealtad, probidad y<br>buena fe.<br> f) Vigilar para que en la tramitación de la causa se procure la mayor economía<br>procesal.<br> 6) Declarar en oportunidad de dictar las sentencias definitivas, la temeridad o<br>malicia en que hubieren incurrido los litigantes o profesionales<br>intervinientes.<br> ART. 35º.- Facultades disciplinarias: Para mantener el buen orden y decoro en<br>los juicios, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Mandar que se teste toda frase injuriosa o redactada en términos indecorosos<br>u ofensivos, salvo que alguna de las partes o tercero interesado solicite que<br>no se lo haga;<br> 2) Excluir de las audiencias a quienes perturben indebidamente su curso;<br> 3) Aplicar las correcciones disciplinarias autorizadas por este Código, la Ley<br>Orgánica de Tribunales y el Reglamento Interno del Poder Judicial. El importe<br>de las multas que no tuviesen destino especial establecido en este Código, se<br>aplicará el que le fije el Superior Tribunal de Justicia.<br> Hasta tanto dicho Tribunal determine quienes serán los funcionarios que deberán<br>promover la ejecución de las multas, esa atribución corresponderá a los<br>representantes del Fisco.<br> La falta de ejecución dentro de los treinta días de quedar firme la resolución<br>que las impuso, el retardo en el trámite o el abandono injustificado de éste,<br>serán considerados faltas graves.<br> ART. 36º.- Deberes y facultades ordenatorias e instructorias. Aún sin<br>requerimiento de parte, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Tomar medidas tendientes a evitar la paralización del proceso. A tal efecto,<br>vencido un plazo, se haya ejercido o no la facultad que corresponda, se pasará<br>a la etapa siguiente en el desarrollo procesal, disponiendo de oficio las<br>medidas necesarias;<br> 2) Intentar la conciliación total o parcial del conflicto o incidente procesal,<br>pudiendo proponer y promover que las partes deriven el litigio a otros medios<br>alternativos de resolución de conflictos. En cualquier momento podrá disponer<br>la comparecencia personal de las partes para intentar una conciliación;<br> 3) Proponer a las partes fórmulas para simplificar y disminuir las cuestiones<br>litigiosas surgidas en el proceso o respecto de la actividad probatoria. En<br>todos los casos la mera proposición de fórmulas no importará prejuzgamiento;<br> 4) Ordenar las diligencias necesarias para esclarecer la verdad de los hechos<br>controvertidos, respetando el derecho de defensa en juicio. A ese efecto<br>podrán:<br> a) Disponer, en cualquier momento, la comparecencia personal de las partes para<br>requerir las explicaciones que estimen necesarias al objeto del pleito;<br> b) Decidir en cualquier estado de la causa la comparecencia de testigos con<br>arreglo a lo que dispone el artículo 437, peritos y consultores técnicos, para<br>interrogarlos acerca de lo que creyeren necesario;<br> c) Mandar, con las formalidades prescriptas en este Código, que se agreguen<br>documentos existentes en poder de las partes o de los terceros, en los términos<br>de los artículos 392 a 394;<br> 5) Impulsar de oficio el trámite, cuando existan fondos inactivos de menores o<br>incapaces, a fin de que los representantes legales de éstos, o en su caso, el<br>Defensor oficial o el letrado patrocinante, efectúen las propuestas que estimen<br>más convenientes en interés del menor o incapaz, sin perjuicio de los deberes<br>propios de dicho funcionario con igual objeto;<br> 6) Corregir, en la oportunidad establecida en el artículo 169 inciso 1º y 2º,<br>errores materiales, aclarar conceptos oscuros, o suplir cualquier omisión de la<br>sentencia acerca de las pretensiones discutidas en el litigio, siempre que la<br>enmienda, aclaración o agregado no altere lo sustancial de la decisión.<br> ART. 37º.- Medidas autosatisfactivas. Los jueces, ante solicitud fundada de<br>parte, explicando con claridad en que consisten sus derechos y su urgencia y<br>aportando todos los elementos probatorios que fundamentan la petición y la<br>necesidad impostergable de obtener tutela judicial inmediata, podrán,<br>excepcionalmente, ordenar medidas autosatisfactivas. Según fueren las<br>circunstancias del caso, valoradas motivadamente por el juez, éste podrá exigir<br>la prestación de cautela suficiente.<br> Para el despacho favorable de medidas autosatisfactivas se requerirá la<br>concurrencia de los siguientes requisitos:<br> 1) Que fuere necesaria la cesación inmediata de conductas o vías de hecho,<br>producidas o inminentes, contrarias a derecho según la legislación de fondo o<br>procesal;<br> 2) Que el interés del postulante se circunscriba de manera evidente a obtener<br>la solución de urgencia requerida, no extendiéndose a la declaración judicial<br>de derechos conexos o afines.<br> Los jueces podrán fijar límites temporales a las medidas autosatisfactivas que<br>despacharen y también podrán disponer, a solicitud de parte, prórrogas de<br>aquéllas. No rigen en la materia los principios de instrumentalidad y<br>caducidad, propios del proceso cautelar.<br> Asimismo podrán despachar directamente la medida peticionada o,<br>excepcionalmente y según las circunstancias del caso y la materia sobre la que<br>versa aquella, someterla a una previa y reducida sustanciación con el<br>destinatario de las mismas, cuyo plazo y modalidad serán determinados<br>prudencialmente por el juez.<br> La medida será apelable, recurso que se concederá con efecto devolutivo.<br> ART. 38º.- Sanciones conminatorias. Los jueces y tribunales podrán imponer<br>sanciones pecuniarias, compulsivas y progresivas tendientes a que las partes<br>cumplan sus mandatos, cuyo importe será a favor del litigante perjudicado por<br>el incumplimiento.<br> Podrán aplicarse sanciones conminatorias a terceros en los casos en que la ley<br>lo establece.<br> Las condenas se graduarán en proporción al caudal económico de quien deba<br>satisfacerlas y podrán ser dejadas sin efecto, o ser objeto de reajuste, si<br>aquél desiste de su resistencia y justifica total o parcialmente su proceder.<br> CAPITULO V<br> SECRETARIOS<br> ART. 39º.- Secretarios. Deberes. Sin perjuicio de los deberes que en otras<br>disposiciones de este Código y en las leyes de organización judicial se imponen<br>a los secretarios, éstos deberán:<br> 1) Comunicar a las partes y a los terceros las decisiones judiciales, mediante<br>la firma de oficios, mandamientos, cédulas y edictos, sin perjuicio de las<br>facultades que se acuerdan a los letrados respecto de las cédulas y oficios y<br>de lo que establezcan los convenios sobre comunicaciones entre magistrados de<br>distintas jurisdicciones.<br> Las comunicaciones dirigidas al Gobernador de la Provincia, Ministros del Poder<br>Ejecutivo, funcionarios de análoga jerarquía y magistrados judiciales, serán<br>firmadas por el juez.<br> 2) Extender certificados, testimonios y copias de actas;<br> 3) Conferir vistas y traslados;<br> 4) Firmar, sin perjuicio de las facultades que se confieren al prosecretario o<br>jefe de despacho, las providencias de mero trámite, observando, en cuanto al<br>plazo, lo dispuesto en el artículo 34, inciso 3º, apartado a. En la etapa<br>probatoria firmará todas las providencias simples que no impliquen pronunciarse<br>sobre la admisibilidad o caducidad de la prueba;<br> 5) Dirigir en forma personal las audiencias testimoniales que tomare por<br>delegación del juez;<br> 6) Devolver los escritos presentados fuera de plazo.<br> ART. 40º.- Prosecretarios. Deberes. Los prosecretarios o jefes de despacho o<br>quien desempeñe cargo equivalente, tendrán las siguientes funciones, además de<br>los deberes que en otras disposiciones de este Código, Ley Orgánica de<br>Tribunales y Reglamento Interno el Poder Judicial se les impone:<br> 1) Firmar las providencias simples que dispongan:<br> a) Agregar partidas, exhortos, pericias, oficios, inventarios, tasaciones,<br>división o partición de herencia, rendiciones de cuentas y en general,<br>documentos y actuaciones similares;<br> b) Remitir la causa a los Ministerios Públicos, representantes del Fisco y<br>demás funcionarios que intervengan como parte;<br> c) Devolver escritos presentados sin copias.<br> ART. 41º. Plazo. Dentro del plazo de tres días, las partes podrán pedir al juez<br>que deje sin efecto lo dispuesto por el secretario, prosecretario o el jefe de<br>despacho. Este pedido se resolverá sin sustanciación. La resolución será<br>inapelable.<br> ART. 42º.- Recusación. Los secretarios de primera instancia únicamente podrán<br> ser recusados por las causas previstas en el artículo 17.<br> Deducida la recusación, el juez se informará sumariamente sobre el hecho en que<br>se funde, y sin más trámite dictará resolución que será inapelable.<br> Los secretarios del Superior Tribunal y los de las cámaras de apelaciones no<br>serán recusables; pero deberán manifestar toda causa de impedimento que<br>tuvieren a fin de que el tribunal lo considere y resuelva lo que juzgare<br>procedente.<br> En todos los casos serán aplicables, en lo pertinente, las reglas establecidas<br>para la recusación y excusación de los jueces.<br> TITULO II<br> PARTES<br> CAPITULO I:<br> REGLAS GENERALES<br> ART. 43º.- Domicilio. Toda persona que litigue por su propio derecho o en<br>representación de terceros, deberá constituir domicilio procesal dentro del<br>perímetro de la ciudad que sea asiento del respectivo juzgado o tribunal.<br> Ese requisito se cumplirá en el primer escrito que presente, o audiencia a que<br>concurra si es ésta la primera diligencia en que interviene.<br> En las mismas oportunidades deberá denunciar el domicilio real de la persona<br>representada.<br> Se diligenciarán en el domicilio procesal todas las notificaciones a domicilio<br>que no deban serlo en el real.<br> El domicilio contractual constituido en el de la parte contraria no es eficaz<br>para las notificaciones que deben ser realizadas en el domicilio del<br>constituyente.<br> ART. 44º.- Falta de constitución y denuncia de domicilio: Si no se cumpliere<br>con lo establecido en la primera parte del artículo anterior, las sucesivas<br>resoluciones se tendrán por notificadas en la forma y oportunidad fijadas por<br>el artículo 136, salvo la notificación de la audiencia para absolver posiciones<br>Si lo negase, con lo que exponga se formará incidente que tramitará por<br>expediente separado.<br> ART. 24º.- Apertura a prueba. El Superior Tribunal o cámara de apelaciones<br>integrados al efecto si procediere, recibirán el incidente a prueba por diez<br>días, si hubiere de producirse dentro de la ciudad donde tiene su asiento el<br>tribunal.<br> El plazo se ampliará en la forma dispuesta en el artículo 161.<br> Cada parte no podrá ofrecer más de tres testigos.<br> ART. 25º.- Resolución. Vencido el plazo de prueba y agregadas las producidas se<br>dará vista al juez recusado y se resolverá el incidente dentro de cinco días de<br>contestada aquélla o vencido el plazo para hacerlo.<br> ART. 26º.- Informe de los jueces de primera instancia. Cuando el recusado fuere<br>un juez de primera instancia, remitirá a la cámara de apelaciones, dentro de<br>los cinco días, el escrito de recusación con un informe sobre las causas<br>alegadas, y pasará el expediente al juez que sigue en el orden del turno para<br>que continúe su sustanciación. Igual procedimiento se observará en caso de<br> nuevas recusaciones.<br> ART. 27º.- Trámite de la recusación de los jueces de primera instancia. Pasados<br>los antecedentes, si la recusación se hubiere deducido en tiempo y con causa<br>legal, la cámara de apelaciones, siempre que del informe elevado por el juez<br>resultare la exactitud de los hechos, lo tendrá por separado de la causa.<br> Si los negare la cámara podrá recibir el incidente a prueba, y se observará el<br>procedimiento establecido en los artículos. 24 y 25.<br> ART. 28º.- Efectos. Si la recusación fuese desechada se hará saber la<br>resolución al juez subrogante a fin de que devuelva los autos al juez recusado.<br> Si fuese admitida, el expediente quedará radicado ante el juez subrogante con<br>noticia al juez recusado, aún cuando con posterioridad desapareciesen las<br>causas que la originaron.<br> Cuando el recusado fuese uno de los jueces del Superior Tribunal o de las<br>cámaras de apelaciones, seguirán conociendo en la causa el o los integrantes o<br>sustitutos legales que hubiesen resuelto el incidente de recusación.<br> ART. 29º.- Recusación maliciosa. Desestimada una recusación con causa, se<br>aplicarán las costas y una multa de hasta pesos un mil ($1.000,00) por cada<br>recusación, si ésta fuere calificada de maliciosa por la resolución<br>desestimatoria.<br> ART. 30º.- Excusación. Todo juez que se hallare comprendido en alguna de las<br>causas de recusación mencionada en el artículo 17 deberá excusarse. Asimismo<br>podrá hacerlo cuando existan otras causas que le impongan abstenerse de conocer<br>en el juicio, fundadas en motivos graves, de decoro o delicadeza.<br> No será nunca motivo de excusación el parentesco con otros funcionarios que<br>intervengan en cumplimiento de sus deberes.<br> ART. 31º.- Oposición y efectos. Las partes no podrán oponerse a la excusación<br>ni dispensar las causales invocadas. Si el juez que sigue en el orden del turno<br>entiende que la excusación no procede, se formará incidente que será remitido<br>sin más trámite al tribunal de alzada, sin que por ello se paralice la<br>sustanciación de la causa.<br> Aceptada la excusación, el expediente quedará radicado en el juzgado que<br>corresponda, aun cuando con posterioridad desaparecieren las causas que la<br> originaron.<br> ART. 32º.- Falta de excusación. Incurrirá en la causal de mal desempeño, en los<br>términos de la ley de enjuiciamiento de magistrados, el juez a quien se probare<br>que estaba impedido de entender en el asunto y a sabiendas haya dictado en él<br>resolución que no sea de mero trámite.<br> ART. 33º.- Ministerio Público. Los Magistrados del Ministerio Público no podrán<br>ser recusados. Si tuviesen algún motivo legítimo de excusación, deberán<br>manifestarlo al juez o tribunal y éstos podrán separarlos de la causa, dando<br>intervención a quien deba subrogarlos.<br> CAPITULO IV<br> DEBERES Y FACULTADES DE LOS JUECES<br> ART. 34º.- Deberes. Son deberes de los jueces:<br> 1) Asistir a las audiencias de pruebas, bajo pena de nulidad, en los supuestos<br>en que la ley lo establece o cuando cualquiera de las partes lo pidiere con<br>anticipación no menor de dos días a su celebración, y realizar personalmente<br>las demás diligencias que este Código u otras leyes ponen a su cargo, con<br>excepción de aquéllas en las que la delegación estuviera autorizada.<br> 2) En los juicios de divorcio y de nulidad de matrimonio, en la providencia que<br>ordena el traslado de la demanda se fijará una audiencia a la que deberán<br>comparecer personalmente las partes y el representante del Ministerio Público,<br>en su caso. En ella el juez tratará de reconciliar a las partes y de avenirlas<br>sobre las cuestiones relacionadas con la tenencia de hijos, régimen de visita y<br>atribución del hogar conyugal.<br> 3) Dictar las resoluciones con sujeción a los siguientes plazos:<br> a) Las providencias simples, dentro de los tres días de presentadas las<br>peticiones por las partes o del vencimiento del plazo, conforme a lo prescripto<br>en el artículo 36 inciso 1º, e inmediatamente, si debieran ser dictadas en una<br>audiencia o revistieran carácter urgente.<br> b) Las sentencias definitivas en juicio ordinario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de cuarenta o sesenta días según se trate de juez unipersonal<br>o de tribunal colegiado. El plazo se computará, en el primer caso, desde que el<br>llamamiento de autos para sentencia quede firme; en el segundo, desde la fecha<br> del sorteo del expediente.<br> c) Las sentencias definitivas en el juicio sumario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de los treinta o cincuenta días, según se trate de juez<br>unipersonal o de tribunal colegiado. El plazo se computará en la forma<br>establecida en el apartado b).<br> d) Las sentencias definitivas en el juicio sumarísimo, dentro de los quince o<br>veinte días de quedar el expediente a despacho en el caso del artículo 325<br>inciso 1º; y de los diez o quince días en los demás supuestos, según se trate<br>de juez unipersonal o de tribunal colegiado.<br> e) Las sentencias interlocutorias y las sentencias homologatorias, salvo<br>disposición en contrario, dentro de los diez o quince días de quedar el<br>expediente a despacho, según se trate de juez unipersonal o tribunal colegiado.<br> En todos los supuestos, si se ordenase prueba de oficio, no se computarán los<br>días que requiera su cumplimiento.<br> 4) Fundar toda sentencia definitiva o interlocutoria, bajo pena de nulidad,<br>respetando la jerarquía de las normas vigentes y el principio de congruencia;<br> 5) Dirigir el procedimiento, debiendo dentro de los fines expresamente<br>establecidos en este Código:<br> a) Concentrar, en lo posible, en un mismo acto o audiencia todas las<br>diligencias que sea menester realizar;<br> b) Señalar, antes de dar trámite a cualquier petición los defectos u omisiones<br>de que adolezca, ordenando que se subsanen dentro del plazo que fije, y<br>disponer de oficio toda diligencia que fuere necesaria para evitar nulidades;<br> c) Mantener la igualdad de las partes en el proceso;<br> d) Oír a los niños, niñas y adolescentes en los casos que corresponde.<br> e) Prevenir y sancionar todo acto contrario al deber de lealtad, probidad y<br>buena fe.<br> f) Vigilar para que en la tramitación de la causa se procure la mayor economía<br>procesal.<br> 6) Declarar en oportunidad de dictar las sentencias definitivas, la temeridad o<br>malicia en que hubieren incurrido los litigantes o profesionales<br>intervinientes.<br> ART. 35º.- Facultades disciplinarias: Para mantener el buen orden y decoro en<br>los juicios, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Mandar que se teste toda frase injuriosa o redactada en términos indecorosos<br>u ofensivos, salvo que alguna de las partes o tercero interesado solicite que<br>no se lo haga;<br> 2) Excluir de las audiencias a quienes perturben indebidamente su curso;<br> 3) Aplicar las correcciones disciplinarias autorizadas por este Código, la Ley<br>Orgánica de Tribunales y el Reglamento Interno del Poder Judicial. El importe<br>de las multas que no tuviesen destino especial establecido en este Código, se<br>aplicará el que le fije el Superior Tribunal de Justicia.<br> Hasta tanto dicho Tribunal determine quienes serán los funcionarios que deberán<br>promover la ejecución de las multas, esa atribución corresponderá a los<br>representantes del Fisco.<br> La falta de ejecución dentro de los treinta días de quedar firme la resolución<br>que las impuso, el retardo en el trámite o el abandono injustificado de éste,<br>serán considerados faltas graves.<br> ART. 36º.- Deberes y facultades ordenatorias e instructorias. Aún sin<br>requerimiento de parte, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Tomar medidas tendientes a evitar la paralización del proceso. A tal efecto,<br>vencido un plazo, se haya ejercido o no la facultad que corresponda, se pasará<br>a la etapa siguiente en el desarrollo procesal, disponiendo de oficio las<br>medidas necesarias;<br> 2) Intentar la conciliación total o parcial del conflicto o incidente procesal,<br>pudiendo proponer y promover que las partes deriven el litigio a otros medios<br>alternativos de resolución de conflictos. En cualquier momento podrá disponer<br>la comparecencia personal de las partes para intentar una conciliación;<br> 3) Proponer a las partes fórmulas para simplificar y disminuir las cuestiones<br>litigiosas surgidas en el proceso o respecto de la actividad probatoria. En<br>todos los casos la mera proposición de fórmulas no importará prejuzgamiento;<br> 4) Ordenar las diligencias necesarias para esclarecer la verdad de los hechos<br>controvertidos, respetando el derecho de defensa en juicio. A ese efecto<br>podrán:<br> a) Disponer, en cualquier momento, la comparecencia personal de las partes para<br>requerir las explicaciones que estimen necesarias al objeto del pleito;<br> b) Decidir en cualquier estado de la causa la comparecencia de testigos con<br>arreglo a lo que dispone el artículo 437, peritos y consultores técnicos, para<br>interrogarlos acerca de lo que creyeren necesario;<br> c) Mandar, con las formalidades prescriptas en este Código, que se agreguen<br>documentos existentes en poder de las partes o de los terceros, en los términos<br>de los artículos 392 a 394;<br> 5) Impulsar de oficio el trámite, cuando existan fondos inactivos de menores o<br>incapaces, a fin de que los representantes legales de éstos, o en su caso, el<br>Defensor oficial o el letrado patrocinante, efectúen las propuestas que estimen<br>más convenientes en interés del menor o incapaz, sin perjuicio de los deberes<br>propios de dicho funcionario con igual objeto;<br> 6) Corregir, en la oportunidad establecida en el artículo 169 inciso 1º y 2º,<br>errores materiales, aclarar conceptos oscuros, o suplir cualquier omisión de la<br>sentencia acerca de las pretensiones discutidas en el litigio, siempre que la<br>enmienda, aclaración o agregado no altere lo sustancial de la decisión.<br> ART. 37º.- Medidas autosatisfactivas. Los jueces, ante solicitud fundada de<br>parte, explicando con claridad en que consisten sus derechos y su urgencia y<br>aportando todos los elementos probatorios que fundamentan la petición y la<br>necesidad impostergable de obtener tutela judicial inmediata, podrán,<br>excepcionalmente, ordenar medidas autosatisfactivas. Según fueren las<br>circunstancias del caso, valoradas motivadamente por el juez, éste podrá exigir<br>la prestación de cautela suficiente.<br> Para el despacho favorable de medidas autosatisfactivas se requerirá la<br>concurrencia de los siguientes requisitos:<br> 1) Que fuere necesaria la cesación inmediata de conductas o vías de hecho,<br>producidas o inminentes, contrarias a derecho según la legislación de fondo o<br>procesal;<br> 2) Que el interés del postulante se circunscriba de manera evidente a obtener<br>la solución de urgencia requerida, no extendiéndose a la declaración judicial<br>de derechos conexos o afines.<br> Los jueces podrán fijar límites temporales a las medidas autosatisfactivas que<br>despacharen y también podrán disponer, a solicitud de parte, prórrogas de<br>aquéllas. No rigen en la materia los principios de instrumentalidad y<br>caducidad, propios del proceso cautelar.<br> Asimismo podrán despachar directamente la medida peticionada o,<br>excepcionalmente y según las circunstancias del caso y la materia sobre la que<br>versa aquella, someterla a una previa y reducida sustanciación con el<br>destinatario de las mismas, cuyo plazo y modalidad serán determinados<br>prudencialmente por el juez.<br> La medida será apelable, recurso que se concederá con efecto devolutivo.<br> ART. 38º.- Sanciones conminatorias. Los jueces y tribunales podrán imponer<br>sanciones pecuniarias, compulsivas y progresivas tendientes a que las partes<br>cumplan sus mandatos, cuyo importe será a favor del litigante perjudicado por<br>el incumplimiento.<br> Podrán aplicarse sanciones conminatorias a terceros en los casos en que la ley<br>lo establece.<br> Las condenas se graduarán en proporción al caudal económico de quien deba<br>satisfacerlas y podrán ser dejadas sin efecto, o ser objeto de reajuste, si<br>aquél desiste de su resistencia y justifica total o parcialmente su proceder.<br> CAPITULO V<br> SECRETARIOS<br> ART. 39º.- Secretarios. Deberes. Sin perjuicio de los deberes que en otras<br>disposiciones de este Código y en las leyes de organización judicial se imponen<br>a los secretarios, éstos deberán:<br> 1) Comunicar a las partes y a los terceros las decisiones judiciales, mediante<br>la firma de oficios, mandamientos, cédulas y edictos, sin perjuicio de las<br>facultades que se acuerdan a los letrados respecto de las cédulas y oficios y<br>de lo que establezcan los convenios sobre comunicaciones entre magistrados de<br>distintas jurisdicciones.<br> Las comunicaciones dirigidas al Gobernador de la Provincia, Ministros del Poder<br>Ejecutivo, funcionarios de análoga jerarquía y magistrados judiciales, serán<br>firmadas por el juez.<br> 2) Extender certificados, testimonios y copias de actas;<br> 3) Conferir vistas y traslados;<br> 4) Firmar, sin perjuicio de las facultades que se confieren al prosecretario o<br>jefe de despacho, las providencias de mero trámite, observando, en cuanto al<br>plazo, lo dispuesto en el artículo 34, inciso 3º, apartado a. En la etapa<br>probatoria firmará todas las providencias simples que no impliquen pronunciarse<br>sobre la admisibilidad o caducidad de la prueba;<br> 5) Dirigir en forma personal las audiencias testimoniales que tomare por<br>delegación del juez;<br> 6) Devolver los escritos presentados fuera de plazo.<br> ART. 40º.- Prosecretarios. Deberes. Los prosecretarios o jefes de despacho o<br>quien desempeñe cargo equivalente, tendrán las siguientes funciones, además de<br>los deberes que en otras disposiciones de este Código, Ley Orgánica de<br>Tribunales y Reglamento Interno el Poder Judicial se les impone:<br> 1) Firmar las providencias simples que dispongan:<br> a) Agregar partidas, exhortos, pericias, oficios, inventarios, tasaciones,<br>división o partición de herencia, rendiciones de cuentas y en general,<br>documentos y actuaciones similares;<br> b) Remitir la causa a los Ministerios Públicos, representantes del Fisco y<br>demás funcionarios que intervengan como parte;<br> c) Devolver escritos presentados sin copias.<br> ART. 41º. Plazo. Dentro del plazo de tres días, las partes podrán pedir al juez<br>que deje sin efecto lo dispuesto por el secretario, prosecretario o el jefe de<br>despacho. Este pedido se resolverá sin sustanciación. La resolución será<br>inapelable.<br> ART. 42º.- Recusación. Los secretarios de primera instancia únicamente podrán<br> ser recusados por las causas previstas en el artículo 17.<br> Deducida la recusación, el juez se informará sumariamente sobre el hecho en que<br>se funde, y sin más trámite dictará resolución que será inapelable.<br> Los secretarios del Superior Tribunal y los de las cámaras de apelaciones no<br>serán recusables; pero deberán manifestar toda causa de impedimento que<br>tuvieren a fin de que el tribunal lo considere y resuelva lo que juzgare<br>procedente.<br> En todos los casos serán aplicables, en lo pertinente, las reglas establecidas<br>para la recusación y excusación de los jueces.<br> TITULO II<br> PARTES<br> CAPITULO I:<br> REGLAS GENERALES<br> ART. 43º.- Domicilio. Toda persona que litigue por su propio derecho o en<br>representación de terceros, deberá constituir domicilio procesal dentro del<br>perímetro de la ciudad que sea asiento del respectivo juzgado o tribunal.<br> Ese requisito se cumplirá en el primer escrito que presente, o audiencia a que<br>concurra si es ésta la primera diligencia en que interviene.<br> En las mismas oportunidades deberá denunciar el domicilio real de la persona<br>representada.<br> Se diligenciarán en el domicilio procesal todas las notificaciones a domicilio<br>que no deban serlo en el real.<br> El domicilio contractual constituido en el de la parte contraria no es eficaz<br>para las notificaciones que deben ser realizadas en el domicilio del<br>constituyente.<br> ART. 44º.- Falta de constitución y denuncia de domicilio: Si no se cumpliere<br>con lo establecido en la primera parte del artículo anterior, las sucesivas<br>resoluciones se tendrán por notificadas en la forma y oportunidad fijadas por<br>el artículo 136, salvo la notificación de la audiencia para absolver posiciones<br> y la sentencia.<br> Si la parte no denunciare su domicilio real o su cambio, las resoluciones que<br>deban notificarse en dicho domicilio se cumplirán en el lugar en que se hubiere<br>constituido, y en defecto también de éste, se observará lo dispuesto en el<br>primer párrafo.<br> ART. 45º.- Subsistencia de los domicilios. Los domicilios a que se refieren los<br>artículos anteriores subsistirán para los efectos legales hasta la terminación<br>del juicio o su archivo, mientras no se constituyan o denuncien otros.<br> Cuando no existieren los edificios, quedaren deshabitados o desaparecieren, o<br>se alterare o suprimiere su numeración, y no se hubiese constituido o<br>denunciado un nuevo domicilio, con el informe del notificador se observará lo<br>dispuesto en la primera o segunda parte del artículo anterior según se trate<br>respectivamente del domicilio procesal o del real.<br> Todo cambio de domicilio deberá notificarse por cédula a la otra parte.<br>Mientras esta diligencia no se hubiese cumplido, se tendrá por subsistente el<br>anterior.<br> ART. 46º.- Muerte o incapacidad. Cuando la parte que actuare personalmente<br>falleciere o se tornare incapaz, comprobado el hecho, el juez o tribunal<br>suspenderá la tramitación y citará a los herederos o al representante legal en<br>la forma y bajo el apercibimiento dispuesto en el artículo 56, inciso 5º.<br> ART. 47º.- Sustitución de parte. Si durante la tramitación del proceso una de<br>las partes enajenare el bien objeto del litigio o cediere el derecho reclamado,<br>el adquirente no podrá intervenir en él como parte principal sin la conformidad<br>expresa del adversario. Podrá hacerlo en la calidad prevista por los artículos<br>93 inciso 1º, y 94, primer párrafo.<br> ART. 48º.- Temeridad y malicia. Cuando se declarase maliciosa o temeraria la<br>conducta asumida en el pleito por alguna de las partes, el juez le impondrá a<br>ella o a su letrado o a ambos conjuntamente, una multa valuada entre el 10% y<br>el 50% del monto establecido en la sentencia. En los casos en que el objeto de<br>la pretensión no fuera susceptible de apreciación pecuniaria, el importe no<br>podrá superar la suma de entre pesos treinta ($30) y pesos doscientos cincuenta<br>($250). El importe de la multa será a favor de la otra parte. Si el pedido de<br>sanción fuera promovido por una de las partes, se decidirá previo traslado a la<br>contraria.<br>nuevas recusaciones.<br> ART. 27º.- Trámite de la recusación de los jueces de primera instancia. Pasados<br>los antecedentes, si la recusación se hubiere deducido en tiempo y con causa<br>legal, la cámara de apelaciones, siempre que del informe elevado por el juez<br>resultare la exactitud de los hechos, lo tendrá por separado de la causa.<br> Si los negare la cámara podrá recibir el incidente a prueba, y se observará el<br>procedimiento establecido en los artículos. 24 y 25.<br> ART. 28º.- Efectos. Si la recusación fuese desechada se hará saber la<br>resolución al juez subrogante a fin de que devuelva los autos al juez recusado.<br> Si fuese admitida, el expediente quedará radicado ante el juez subrogante con<br>noticia al juez recusado, aún cuando con posterioridad desapareciesen las<br>causas que la originaron.<br> Cuando el recusado fuese uno de los jueces del Superior Tribunal o de las<br>cámaras de apelaciones, seguirán conociendo en la causa el o los integrantes o<br>sustitutos legales que hubiesen resuelto el incidente de recusación.<br> ART. 29º.- Recusación maliciosa. Desestimada una recusación con causa, se<br>aplicarán las costas y una multa de hasta pesos un mil ($1.000,00) por cada<br>recusación, si ésta fuere calificada de maliciosa por la resolución<br>desestimatoria.<br> ART. 30º.- Excusación. Todo juez que se hallare comprendido en alguna de las<br>causas de recusación mencionada en el artículo 17 deberá excusarse. Asimismo<br>podrá hacerlo cuando existan otras causas que le impongan abstenerse de conocer<br>en el juicio, fundadas en motivos graves, de decoro o delicadeza.<br> No será nunca motivo de excusación el parentesco con otros funcionarios que<br>intervengan en cumplimiento de sus deberes.<br> ART. 31º.- Oposición y efectos. Las partes no podrán oponerse a la excusación<br>ni dispensar las causales invocadas. Si el juez que sigue en el orden del turno<br>entiende que la excusación no procede, se formará incidente que será remitido<br>sin más trámite al tribunal de alzada, sin que por ello se paralice la<br>sustanciación de la causa.<br> Aceptada la excusación, el expediente quedará radicado en el juzgado que<br>corresponda, aun cuando con posterioridad desaparecieren las causas que la<br> originaron.<br> ART. 32º.- Falta de excusación. Incurrirá en la causal de mal desempeño, en los<br>términos de la ley de enjuiciamiento de magistrados, el juez a quien se probare<br>que estaba impedido de entender en el asunto y a sabiendas haya dictado en él<br>resolución que no sea de mero trámite.<br> ART. 33º.- Ministerio Público. Los Magistrados del Ministerio Público no podrán<br>ser recusados. Si tuviesen algún motivo legítimo de excusación, deberán<br>manifestarlo al juez o tribunal y éstos podrán separarlos de la causa, dando<br>intervención a quien deba subrogarlos.<br> CAPITULO IV<br> DEBERES Y FACULTADES DE LOS JUECES<br> ART. 34º.- Deberes. Son deberes de los jueces:<br> 1) Asistir a las audiencias de pruebas, bajo pena de nulidad, en los supuestos<br>en que la ley lo establece o cuando cualquiera de las partes lo pidiere con<br>anticipación no menor de dos días a su celebración, y realizar personalmente<br>las demás diligencias que este Código u otras leyes ponen a su cargo, con<br>excepción de aquéllas en las que la delegación estuviera autorizada.<br> 2) En los juicios de divorcio y de nulidad de matrimonio, en la providencia que<br>ordena el traslado de la demanda se fijará una audiencia a la que deberán<br>comparecer personalmente las partes y el representante del Ministerio Público,<br>en su caso. En ella el juez tratará de reconciliar a las partes y de avenirlas<br>sobre las cuestiones relacionadas con la tenencia de hijos, régimen de visita y<br>atribución del hogar conyugal.<br> 3) Dictar las resoluciones con sujeción a los siguientes plazos:<br> a) Las providencias simples, dentro de los tres días de presentadas las<br>peticiones por las partes o del vencimiento del plazo, conforme a lo prescripto<br>en el artículo 36 inciso 1º, e inmediatamente, si debieran ser dictadas en una<br>audiencia o revistieran carácter urgente.<br> b) Las sentencias definitivas en juicio ordinario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de cuarenta o sesenta días según se trate de juez unipersonal<br>o de tribunal colegiado. El plazo se computará, en el primer caso, desde que el<br>llamamiento de autos para sentencia quede firme; en el segundo, desde la fecha<br> del sorteo del expediente.<br> c) Las sentencias definitivas en el juicio sumario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de los treinta o cincuenta días, según se trate de juez<br>unipersonal o de tribunal colegiado. El plazo se computará en la forma<br>establecida en el apartado b).<br> d) Las sentencias definitivas en el juicio sumarísimo, dentro de los quince o<br>veinte días de quedar el expediente a despacho en el caso del artículo 325<br>inciso 1º; y de los diez o quince días en los demás supuestos, según se trate<br>de juez unipersonal o de tribunal colegiado.<br> e) Las sentencias interlocutorias y las sentencias homologatorias, salvo<br>disposición en contrario, dentro de los diez o quince días de quedar el<br>expediente a despacho, según se trate de juez unipersonal o tribunal colegiado.<br> En todos los supuestos, si se ordenase prueba de oficio, no se computarán los<br>días que requiera su cumplimiento.<br> 4) Fundar toda sentencia definitiva o interlocutoria, bajo pena de nulidad,<br>respetando la jerarquía de las normas vigentes y el principio de congruencia;<br> 5) Dirigir el procedimiento, debiendo dentro de los fines expresamente<br>establecidos en este Código:<br> a) Concentrar, en lo posible, en un mismo acto o audiencia todas las<br>diligencias que sea menester realizar;<br> b) Señalar, antes de dar trámite a cualquier petición los defectos u omisiones<br>de que adolezca, ordenando que se subsanen dentro del plazo que fije, y<br>disponer de oficio toda diligencia que fuere necesaria para evitar nulidades;<br> c) Mantener la igualdad de las partes en el proceso;<br> d) Oír a los niños, niñas y adolescentes en los casos que corresponde.<br> e) Prevenir y sancionar todo acto contrario al deber de lealtad, probidad y<br>buena fe.<br> f) Vigilar para que en la tramitación de la causa se procure la mayor economía<br>procesal.<br> 6) Declarar en oportunidad de dictar las sentencias definitivas, la temeridad o<br>malicia en que hubieren incurrido los litigantes o profesionales<br>intervinientes.<br> ART. 35º.- Facultades disciplinarias: Para mantener el buen orden y decoro en<br>los juicios, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Mandar que se teste toda frase injuriosa o redactada en términos indecorosos<br>u ofensivos, salvo que alguna de las partes o tercero interesado solicite que<br>no se lo haga;<br> 2) Excluir de las audiencias a quienes perturben indebidamente su curso;<br> 3) Aplicar las correcciones disciplinarias autorizadas por este Código, la Ley<br>Orgánica de Tribunales y el Reglamento Interno del Poder Judicial. El importe<br>de las multas que no tuviesen destino especial establecido en este Código, se<br>aplicará el que le fije el Superior Tribunal de Justicia.<br> Hasta tanto dicho Tribunal determine quienes serán los funcionarios que deberán<br>promover la ejecución de las multas, esa atribución corresponderá a los<br>representantes del Fisco.<br> La falta de ejecución dentro de los treinta días de quedar firme la resolución<br>que las impuso, el retardo en el trámite o el abandono injustificado de éste,<br>serán considerados faltas graves.<br> ART. 36º.- Deberes y facultades ordenatorias e instructorias. Aún sin<br>requerimiento de parte, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Tomar medidas tendientes a evitar la paralización del proceso. A tal efecto,<br>vencido un plazo, se haya ejercido o no la facultad que corresponda, se pasará<br>a la etapa siguiente en el desarrollo procesal, disponiendo de oficio las<br>medidas necesarias;<br> 2) Intentar la conciliación total o parcial del conflicto o incidente procesal,<br>pudiendo proponer y promover que las partes deriven el litigio a otros medios<br>alternativos de resolución de conflictos. En cualquier momento podrá disponer<br>la comparecencia personal de las partes para intentar una conciliación;<br> 3) Proponer a las partes fórmulas para simplificar y disminuir las cuestiones<br>litigiosas surgidas en el proceso o respecto de la actividad probatoria. En<br>todos los casos la mera proposición de fórmulas no importará prejuzgamiento;<br> 4) Ordenar las diligencias necesarias para esclarecer la verdad de los hechos<br>controvertidos, respetando el derecho de defensa en juicio. A ese efecto<br>podrán:<br> a) Disponer, en cualquier momento, la comparecencia personal de las partes para<br>requerir las explicaciones que estimen necesarias al objeto del pleito;<br> b) Decidir en cualquier estado de la causa la comparecencia de testigos con<br>arreglo a lo que dispone el artículo 437, peritos y consultores técnicos, para<br>interrogarlos acerca de lo que creyeren necesario;<br> c) Mandar, con las formalidades prescriptas en este Código, que se agreguen<br>documentos existentes en poder de las partes o de los terceros, en los términos<br>de los artículos 392 a 394;<br> 5) Impulsar de oficio el trámite, cuando existan fondos inactivos de menores o<br>incapaces, a fin de que los representantes legales de éstos, o en su caso, el<br>Defensor oficial o el letrado patrocinante, efectúen las propuestas que estimen<br>más convenientes en interés del menor o incapaz, sin perjuicio de los deberes<br>propios de dicho funcionario con igual objeto;<br> 6) Corregir, en la oportunidad establecida en el artículo 169 inciso 1º y 2º,<br>errores materiales, aclarar conceptos oscuros, o suplir cualquier omisión de la<br>sentencia acerca de las pretensiones discutidas en el litigio, siempre que la<br>enmienda, aclaración o agregado no altere lo sustancial de la decisión.<br> ART. 37º.- Medidas autosatisfactivas. Los jueces, ante solicitud fundada de<br>parte, explicando con claridad en que consisten sus derechos y su urgencia y<br>aportando todos los elementos probatorios que fundamentan la petición y la<br>necesidad impostergable de obtener tutela judicial inmediata, podrán,<br>excepcionalmente, ordenar medidas autosatisfactivas. Según fueren las<br>circunstancias del caso, valoradas motivadamente por el juez, éste podrá exigir<br>la prestación de cautela suficiente.<br> Para el despacho favorable de medidas autosatisfactivas se requerirá la<br>concurrencia de los siguientes requisitos:<br> 1) Que fuere necesaria la cesación inmediata de conductas o vías de hecho,<br>producidas o inminentes, contrarias a derecho según la legislación de fondo o<br>procesal;<br> 2) Que el interés del postulante se circunscriba de manera evidente a obtener<br>la solución de urgencia requerida, no extendiéndose a la declaración judicial<br>de derechos conexos o afines.<br> Los jueces podrán fijar límites temporales a las medidas autosatisfactivas que<br>despacharen y también podrán disponer, a solicitud de parte, prórrogas de<br>aquéllas. No rigen en la materia los principios de instrumentalidad y<br>caducidad, propios del proceso cautelar.<br> Asimismo podrán despachar directamente la medida peticionada o,<br>excepcionalmente y según las circunstancias del caso y la materia sobre la que<br>versa aquella, someterla a una previa y reducida sustanciación con el<br>destinatario de las mismas, cuyo plazo y modalidad serán determinados<br>prudencialmente por el juez.<br> La medida será apelable, recurso que se concederá con efecto devolutivo.<br> ART. 38º.- Sanciones conminatorias. Los jueces y tribunales podrán imponer<br>sanciones pecuniarias, compulsivas y progresivas tendientes a que las partes<br>cumplan sus mandatos, cuyo importe será a favor del litigante perjudicado por<br>el incumplimiento.<br> Podrán aplicarse sanciones conminatorias a terceros en los casos en que la ley<br>lo establece.<br> Las condenas se graduarán en proporción al caudal económico de quien deba<br>satisfacerlas y podrán ser dejadas sin efecto, o ser objeto de reajuste, si<br>aquél desiste de su resistencia y justifica total o parcialmente su proceder.<br> CAPITULO V<br> SECRETARIOS<br> ART. 39º.- Secretarios. Deberes. Sin perjuicio de los deberes que en otras<br>disposiciones de este Código y en las leyes de organización judicial se imponen<br>a los secretarios, éstos deberán:<br> 1) Comunicar a las partes y a los terceros las decisiones judiciales, mediante<br>la firma de oficios, mandamientos, cédulas y edictos, sin perjuicio de las<br>facultades que se acuerdan a los letrados respecto de las cédulas y oficios y<br>de lo que establezcan los convenios sobre comunicaciones entre magistrados de<br>distintas jurisdicciones.<br> Las comunicaciones dirigidas al Gobernador de la Provincia, Ministros del Poder<br>Ejecutivo, funcionarios de análoga jerarquía y magistrados judiciales, serán<br>firmadas por el juez.<br> 2) Extender certificados, testimonios y copias de actas;<br> 3) Conferir vistas y traslados;<br> 4) Firmar, sin perjuicio de las facultades que se confieren al prosecretario o<br>jefe de despacho, las providencias de mero trámite, observando, en cuanto al<br>plazo, lo dispuesto en el artículo 34, inciso 3º, apartado a. En la etapa<br>probatoria firmará todas las providencias simples que no impliquen pronunciarse<br>sobre la admisibilidad o caducidad de la prueba;<br> 5) Dirigir en forma personal las audiencias testimoniales que tomare por<br>delegación del juez;<br> 6) Devolver los escritos presentados fuera de plazo.<br> ART. 40º.- Prosecretarios. Deberes. Los prosecretarios o jefes de despacho o<br>quien desempeñe cargo equivalente, tendrán las siguientes funciones, además de<br>los deberes que en otras disposiciones de este Código, Ley Orgánica de<br>Tribunales y Reglamento Interno el Poder Judicial se les impone:<br> 1) Firmar las providencias simples que dispongan:<br> a) Agregar partidas, exhortos, pericias, oficios, inventarios, tasaciones,<br>división o partición de herencia, rendiciones de cuentas y en general,<br>documentos y actuaciones similares;<br> b) Remitir la causa a los Ministerios Públicos, representantes del Fisco y<br>demás funcionarios que intervengan como parte;<br> c) Devolver escritos presentados sin copias.<br> ART. 41º. Plazo. Dentro del plazo de tres días, las partes podrán pedir al juez<br>que deje sin efecto lo dispuesto por el secretario, prosecretario o el jefe de<br>despacho. Este pedido se resolverá sin sustanciación. La resolución será<br>inapelable.<br> ART. 42º.- Recusación. Los secretarios de primera instancia únicamente podrán<br> ser recusados por las causas previstas en el artículo 17.<br> Deducida la recusación, el juez se informará sumariamente sobre el hecho en que<br>se funde, y sin más trámite dictará resolución que será inapelable.<br> Los secretarios del Superior Tribunal y los de las cámaras de apelaciones no<br>serán recusables; pero deberán manifestar toda causa de impedimento que<br>tuvieren a fin de que el tribunal lo considere y resuelva lo que juzgare<br>procedente.<br> En todos los casos serán aplicables, en lo pertinente, las reglas establecidas<br>para la recusación y excusación de los jueces.<br> TITULO II<br> PARTES<br> CAPITULO I:<br> REGLAS GENERALES<br> ART. 43º.- Domicilio. Toda persona que litigue por su propio derecho o en<br>representación de terceros, deberá constituir domicilio procesal dentro del<br>perímetro de la ciudad que sea asiento del respectivo juzgado o tribunal.<br> Ese requisito se cumplirá en el primer escrito que presente, o audiencia a que<br>concurra si es ésta la primera diligencia en que interviene.<br> En las mismas oportunidades deberá denunciar el domicilio real de la persona<br>representada.<br> Se diligenciarán en el domicilio procesal todas las notificaciones a domicilio<br>que no deban serlo en el real.<br> El domicilio contractual constituido en el de la parte contraria no es eficaz<br>para las notificaciones que deben ser realizadas en el domicilio del<br>constituyente.<br> ART. 44º.- Falta de constitución y denuncia de domicilio: Si no se cumpliere<br>con lo establecido en la primera parte del artículo anterior, las sucesivas<br>resoluciones se tendrán por notificadas en la forma y oportunidad fijadas por<br>el artículo 136, salvo la notificación de la audiencia para absolver posiciones<br> y la sentencia.<br> Si la parte no denunciare su domicilio real o su cambio, las resoluciones que<br>deban notificarse en dicho domicilio se cumplirán en el lugar en que se hubiere<br>constituido, y en defecto también de éste, se observará lo dispuesto en el<br>primer párrafo.<br> ART. 45º.- Subsistencia de los domicilios. Los domicilios a que se refieren los<br>artículos anteriores subsistirán para los efectos legales hasta la terminación<br>del juicio o su archivo, mientras no se constituyan o denuncien otros.<br> Cuando no existieren los edificios, quedaren deshabitados o desaparecieren, o<br>se alterare o suprimiere su numeración, y no se hubiese constituido o<br>denunciado un nuevo domicilio, con el informe del notificador se observará lo<br>dispuesto en la primera o segunda parte del artículo anterior según se trate<br>respectivamente del domicilio procesal o del real.<br> Todo cambio de domicilio deberá notificarse por cédula a la otra parte.<br>Mientras esta diligencia no se hubiese cumplido, se tendrá por subsistente el<br>anterior.<br> ART. 46º.- Muerte o incapacidad. Cuando la parte que actuare personalmente<br>falleciere o se tornare incapaz, comprobado el hecho, el juez o tribunal<br>suspenderá la tramitación y citará a los herederos o al representante legal en<br>la forma y bajo el apercibimiento dispuesto en el artículo 56, inciso 5º.<br> ART. 47º.- Sustitución de parte. Si durante la tramitación del proceso una de<br>las partes enajenare el bien objeto del litigio o cediere el derecho reclamado,<br>el adquirente no podrá intervenir en él como parte principal sin la conformidad<br>expresa del adversario. Podrá hacerlo en la calidad prevista por los artículos<br>93 inciso 1º, y 94, primer párrafo.<br> ART. 48º.- Temeridad y malicia. Cuando se declarase maliciosa o temeraria la<br>conducta asumida en el pleito por alguna de las partes, el juez le impondrá a<br>ella o a su letrado o a ambos conjuntamente, una multa valuada entre el 10% y<br>el 50% del monto establecido en la sentencia. En los casos en que el objeto de<br>la pretensión no fuera susceptible de apreciación pecuniaria, el importe no<br>podrá superar la suma de entre pesos treinta ($30) y pesos doscientos cincuenta<br>($250). El importe de la multa será a favor de la otra parte. Si el pedido de<br>sanción fuera promovido por una de las partes, se decidirá previo traslado a la<br>contraria.<br> Sin perjuicio de considerar otras circunstancias que estime corresponder, el<br>juez deberá ponderar la deducción de pretensiones, defensas, excepciones o<br>interposición de recursos que resulten inadmisibles, o cuya falta de fundamento<br>no se pueda ignorar de acuerdo con una mínima pauta de razonabilidad o<br>encuentre sustento en hechos ficticios o irreales o que manifiestamente<br>conduzcan a dilatar el proceso.<br> CAPITULO II<br> REPRESENTACION PROCESAL<br> ART. 49º.- Justificación de la personería. La persona que se presente en juicio<br>por un derecho que no sea propio, aunque le competa ejercerlo en virtud de una<br>representación legal, deberá acompañar con su primer escrito los documentos que<br>acrediten el carácter que inviste.<br> Si se invocare la imposibilidad de presentar el documento ya otorgado que<br>justifique la representación y el juez considerase atendibles las razones que<br>se expresen, podrá acordar un plazo de hasta veinte días para que acompañe<br>dicho documento, bajo apercibimiento de tener por inexistente la representación<br>invocada.<br> Los padres que comparezcan en representación de sus hijos no tendrán obligación<br>de presentar las partidas correspondientes, salvo que el juez, a petición de<br>parte o de oficio, los emplazare a presentarlas, bajo apercibimiento del pago<br>de las costas y perjuicios que ocasionaren.<br> ART. 50º.- Presentación de poderes. Los procuradores o apoderados acreditarán<br>su personería desde la primera gestión que hagan en nombre de sus poderdantes,<br>con la pertinente escritura de poder.<br> Sin embargo, cuando se invoque un poder general o especial para varios actos,<br>se lo acreditará con la agregación de una copia íntegra firmada por el letrado<br>patrocinante o por el apoderado. De oficio o a petición de parte, podrá<br>intimarse a la presentación del testimonio original.<br> ART. 51º.- Gestor. Cuando deban realizarse actos procesales urgentes y existan<br>hechos o circunstancias que impidan la actuación de la parte que ha de<br>cumplirlos, podrá ser admitida la comparecencia en juicio de quien no tuviere<br>representación conferida. Si dentro de los cuarenta días hábiles, contados<br>desde la primera presentación del gestor, no fueren acompañados los<br>instrumentos que acrediten la personalidad o la parte no ratificase la gestión,<br>ART. 29º.- Recusación maliciosa. Desestimada una recusación con causa, se<br>aplicarán las costas y una multa de hasta pesos un mil ($1.000,00) por cada<br>recusación, si ésta fuere calificada de maliciosa por la resolución<br>desestimatoria.<br> ART. 30º.- Excusación. Todo juez que se hallare comprendido en alguna de las<br>causas de recusación mencionada en el artículo 17 deberá excusarse. Asimismo<br>podrá hacerlo cuando existan otras causas que le impongan abstenerse de conocer<br>en el juicio, fundadas en motivos graves, de decoro o delicadeza.<br> No será nunca motivo de excusación el parentesco con otros funcionarios que<br>intervengan en cumplimiento de sus deberes.<br> ART. 31º.- Oposición y efectos. Las partes no podrán oponerse a la excusación<br>ni dispensar las causales invocadas. Si el juez que sigue en el orden del turno<br>entiende que la excusación no procede, se formará incidente que será remitido<br>sin más trámite al tribunal de alzada, sin que por ello se paralice la<br>sustanciación de la causa.<br> Aceptada la excusación, el expediente quedará radicado en el juzgado que<br>corresponda, aun cuando con posterioridad desaparecieren las causas que la<br> originaron.<br> ART. 32º.- Falta de excusación. Incurrirá en la causal de mal desempeño, en los<br>términos de la ley de enjuiciamiento de magistrados, el juez a quien se probare<br>que estaba impedido de entender en el asunto y a sabiendas haya dictado en él<br>resolución que no sea de mero trámite.<br> ART. 33º.- Ministerio Público. Los Magistrados del Ministerio Público no podrán<br>ser recusados. Si tuviesen algún motivo legítimo de excusación, deberán<br>manifestarlo al juez o tribunal y éstos podrán separarlos de la causa, dando<br>intervención a quien deba subrogarlos.<br> CAPITULO IV<br> DEBERES Y FACULTADES DE LOS JUECES<br> ART. 34º.- Deberes. Son deberes de los jueces:<br> 1) Asistir a las audiencias de pruebas, bajo pena de nulidad, en los supuestos<br>en que la ley lo establece o cuando cualquiera de las partes lo pidiere con<br>anticipación no menor de dos días a su celebración, y realizar personalmente<br>las demás diligencias que este Código u otras leyes ponen a su cargo, con<br>excepción de aquéllas en las que la delegación estuviera autorizada.<br> 2) En los juicios de divorcio y de nulidad de matrimonio, en la providencia que<br>ordena el traslado de la demanda se fijará una audiencia a la que deberán<br>comparecer personalmente las partes y el representante del Ministerio Público,<br>en su caso. En ella el juez tratará de reconciliar a las partes y de avenirlas<br>sobre las cuestiones relacionadas con la tenencia de hijos, régimen de visita y<br>atribución del hogar conyugal.<br> 3) Dictar las resoluciones con sujeción a los siguientes plazos:<br> a) Las providencias simples, dentro de los tres días de presentadas las<br>peticiones por las partes o del vencimiento del plazo, conforme a lo prescripto<br>en el artículo 36 inciso 1º, e inmediatamente, si debieran ser dictadas en una<br>audiencia o revistieran carácter urgente.<br> b) Las sentencias definitivas en juicio ordinario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de cuarenta o sesenta días según se trate de juez unipersonal<br>o de tribunal colegiado. El plazo se computará, en el primer caso, desde que el<br>llamamiento de autos para sentencia quede firme; en el segundo, desde la fecha<br> del sorteo del expediente.<br> c) Las sentencias definitivas en el juicio sumario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de los treinta o cincuenta días, según se trate de juez<br>unipersonal o de tribunal colegiado. El plazo se computará en la forma<br>establecida en el apartado b).<br> d) Las sentencias definitivas en el juicio sumarísimo, dentro de los quince o<br>veinte días de quedar el expediente a despacho en el caso del artículo 325<br>inciso 1º; y de los diez o quince días en los demás supuestos, según se trate<br>de juez unipersonal o de tribunal colegiado.<br> e) Las sentencias interlocutorias y las sentencias homologatorias, salvo<br>disposición en contrario, dentro de los diez o quince días de quedar el<br>expediente a despacho, según se trate de juez unipersonal o tribunal colegiado.<br> En todos los supuestos, si se ordenase prueba de oficio, no se computarán los<br>días que requiera su cumplimiento.<br> 4) Fundar toda sentencia definitiva o interlocutoria, bajo pena de nulidad,<br>respetando la jerarquía de las normas vigentes y el principio de congruencia;<br> 5) Dirigir el procedimiento, debiendo dentro de los fines expresamente<br>establecidos en este Código:<br> a) Concentrar, en lo posible, en un mismo acto o audiencia todas las<br>diligencias que sea menester realizar;<br> b) Señalar, antes de dar trámite a cualquier petición los defectos u omisiones<br>de que adolezca, ordenando que se subsanen dentro del plazo que fije, y<br>disponer de oficio toda diligencia que fuere necesaria para evitar nulidades;<br> c) Mantener la igualdad de las partes en el proceso;<br> d) Oír a los niños, niñas y adolescentes en los casos que corresponde.<br> e) Prevenir y sancionar todo acto contrario al deber de lealtad, probidad y<br>buena fe.<br> f) Vigilar para que en la tramitación de la causa se procure la mayor economía<br>procesal.<br> 6) Declarar en oportunidad de dictar las sentencias definitivas, la temeridad o<br>malicia en que hubieren incurrido los litigantes o profesionales<br>intervinientes.<br> ART. 35º.- Facultades disciplinarias: Para mantener el buen orden y decoro en<br>los juicios, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Mandar que se teste toda frase injuriosa o redactada en términos indecorosos<br>u ofensivos, salvo que alguna de las partes o tercero interesado solicite que<br>no se lo haga;<br> 2) Excluir de las audiencias a quienes perturben indebidamente su curso;<br> 3) Aplicar las correcciones disciplinarias autorizadas por este Código, la Ley<br>Orgánica de Tribunales y el Reglamento Interno del Poder Judicial. El importe<br>de las multas que no tuviesen destino especial establecido en este Código, se<br>aplicará el que le fije el Superior Tribunal de Justicia.<br> Hasta tanto dicho Tribunal determine quienes serán los funcionarios que deberán<br>promover la ejecución de las multas, esa atribución corresponderá a los<br>representantes del Fisco.<br> La falta de ejecución dentro de los treinta días de quedar firme la resolución<br>que las impuso, el retardo en el trámite o el abandono injustificado de éste,<br>serán considerados faltas graves.<br> ART. 36º.- Deberes y facultades ordenatorias e instructorias. Aún sin<br>requerimiento de parte, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Tomar medidas tendientes a evitar la paralización del proceso. A tal efecto,<br>vencido un plazo, se haya ejercido o no la facultad que corresponda, se pasará<br>a la etapa siguiente en el desarrollo procesal, disponiendo de oficio las<br>medidas necesarias;<br> 2) Intentar la conciliación total o parcial del conflicto o incidente procesal,<br>pudiendo proponer y promover que las partes deriven el litigio a otros medios<br>alternativos de resolución de conflictos. En cualquier momento podrá disponer<br>la comparecencia personal de las partes para intentar una conciliación;<br> 3) Proponer a las partes fórmulas para simplificar y disminuir las cuestiones<br>litigiosas surgidas en el proceso o respecto de la actividad probatoria. En<br>todos los casos la mera proposición de fórmulas no importará prejuzgamiento;<br> 4) Ordenar las diligencias necesarias para esclarecer la verdad de los hechos<br>controvertidos, respetando el derecho de defensa en juicio. A ese efecto<br>podrán:<br> a) Disponer, en cualquier momento, la comparecencia personal de las partes para<br>requerir las explicaciones que estimen necesarias al objeto del pleito;<br> b) Decidir en cualquier estado de la causa la comparecencia de testigos con<br>arreglo a lo que dispone el artículo 437, peritos y consultores técnicos, para<br>interrogarlos acerca de lo que creyeren necesario;<br> c) Mandar, con las formalidades prescriptas en este Código, que se agreguen<br>documentos existentes en poder de las partes o de los terceros, en los términos<br>de los artículos 392 a 394;<br> 5) Impulsar de oficio el trámite, cuando existan fondos inactivos de menores o<br>incapaces, a fin de que los representantes legales de éstos, o en su caso, el<br>Defensor oficial o el letrado patrocinante, efectúen las propuestas que estimen<br>más convenientes en interés del menor o incapaz, sin perjuicio de los deberes<br>propios de dicho funcionario con igual objeto;<br> 6) Corregir, en la oportunidad establecida en el artículo 169 inciso 1º y 2º,<br>errores materiales, aclarar conceptos oscuros, o suplir cualquier omisión de la<br>sentencia acerca de las pretensiones discutidas en el litigio, siempre que la<br>enmienda, aclaración o agregado no altere lo sustancial de la decisión.<br> ART. 37º.- Medidas autosatisfactivas. Los jueces, ante solicitud fundada de<br>parte, explicando con claridad en que consisten sus derechos y su urgencia y<br>aportando todos los elementos probatorios que fundamentan la petición y la<br>necesidad impostergable de obtener tutela judicial inmediata, podrán,<br>excepcionalmente, ordenar medidas autosatisfactivas. Según fueren las<br>circunstancias del caso, valoradas motivadamente por el juez, éste podrá exigir<br>la prestación de cautela suficiente.<br> Para el despacho favorable de medidas autosatisfactivas se requerirá la<br>concurrencia de los siguientes requisitos:<br> 1) Que fuere necesaria la cesación inmediata de conductas o vías de hecho,<br>producidas o inminentes, contrarias a derecho según la legislación de fondo o<br>procesal;<br> 2) Que el interés del postulante se circunscriba de manera evidente a obtener<br>la solución de urgencia requerida, no extendiéndose a la declaración judicial<br>de derechos conexos o afines.<br> Los jueces podrán fijar límites temporales a las medidas autosatisfactivas que<br>despacharen y también podrán disponer, a solicitud de parte, prórrogas de<br>aquéllas. No rigen en la materia los principios de instrumentalidad y<br>caducidad, propios del proceso cautelar.<br> Asimismo podrán despachar directamente la medida peticionada o,<br>excepcionalmente y según las circunstancias del caso y la materia sobre la que<br>versa aquella, someterla a una previa y reducida sustanciación con el<br>destinatario de las mismas, cuyo plazo y modalidad serán determinados<br>prudencialmente por el juez.<br> La medida será apelable, recurso que se concederá con efecto devolutivo.<br> ART. 38º.- Sanciones conminatorias. Los jueces y tribunales podrán imponer<br>sanciones pecuniarias, compulsivas y progresivas tendientes a que las partes<br>cumplan sus mandatos, cuyo importe será a favor del litigante perjudicado por<br>el incumplimiento.<br> Podrán aplicarse sanciones conminatorias a terceros en los casos en que la ley<br>lo establece.<br> Las condenas se graduarán en proporción al caudal económico de quien deba<br>satisfacerlas y podrán ser dejadas sin efecto, o ser objeto de reajuste, si<br>aquél desiste de su resistencia y justifica total o parcialmente su proceder.<br> CAPITULO V<br> SECRETARIOS<br> ART. 39º.- Secretarios. Deberes. Sin perjuicio de los deberes que en otras<br>disposiciones de este Código y en las leyes de organización judicial se imponen<br>a los secretarios, éstos deberán:<br> 1) Comunicar a las partes y a los terceros las decisiones judiciales, mediante<br>la firma de oficios, mandamientos, cédulas y edictos, sin perjuicio de las<br>facultades que se acuerdan a los letrados respecto de las cédulas y oficios y<br>de lo que establezcan los convenios sobre comunicaciones entre magistrados de<br>distintas jurisdicciones.<br> Las comunicaciones dirigidas al Gobernador de la Provincia, Ministros del Poder<br>Ejecutivo, funcionarios de análoga jerarquía y magistrados judiciales, serán<br>firmadas por el juez.<br> 2) Extender certificados, testimonios y copias de actas;<br> 3) Conferir vistas y traslados;<br> 4) Firmar, sin perjuicio de las facultades que se confieren al prosecretario o<br>jefe de despacho, las providencias de mero trámite, observando, en cuanto al<br>plazo, lo dispuesto en el artículo 34, inciso 3º, apartado a. En la etapa<br>probatoria firmará todas las providencias simples que no impliquen pronunciarse<br>sobre la admisibilidad o caducidad de la prueba;<br> 5) Dirigir en forma personal las audiencias testimoniales que tomare por<br>delegación del juez;<br> 6) Devolver los escritos presentados fuera de plazo.<br> ART. 40º.- Prosecretarios. Deberes. Los prosecretarios o jefes de despacho o<br>quien desempeñe cargo equivalente, tendrán las siguientes funciones, además de<br>los deberes que en otras disposiciones de este Código, Ley Orgánica de<br>Tribunales y Reglamento Interno el Poder Judicial se les impone:<br> 1) Firmar las providencias simples que dispongan:<br> a) Agregar partidas, exhortos, pericias, oficios, inventarios, tasaciones,<br>división o partición de herencia, rendiciones de cuentas y en general,<br>documentos y actuaciones similares;<br> b) Remitir la causa a los Ministerios Públicos, representantes del Fisco y<br>demás funcionarios que intervengan como parte;<br> c) Devolver escritos presentados sin copias.<br> ART. 41º. Plazo. Dentro del plazo de tres días, las partes podrán pedir al juez<br>que deje sin efecto lo dispuesto por el secretario, prosecretario o el jefe de<br>despacho. Este pedido se resolverá sin sustanciación. La resolución será<br>inapelable.<br> ART. 42º.- Recusación. Los secretarios de primera instancia únicamente podrán<br> ser recusados por las causas previstas en el artículo 17.<br> Deducida la recusación, el juez se informará sumariamente sobre el hecho en que<br>se funde, y sin más trámite dictará resolución que será inapelable.<br> Los secretarios del Superior Tribunal y los de las cámaras de apelaciones no<br>serán recusables; pero deberán manifestar toda causa de impedimento que<br>tuvieren a fin de que el tribunal lo considere y resuelva lo que juzgare<br>procedente.<br> En todos los casos serán aplicables, en lo pertinente, las reglas establecidas<br>para la recusación y excusación de los jueces.<br> TITULO II<br> PARTES<br> CAPITULO I:<br> REGLAS GENERALES<br> ART. 43º.- Domicilio. Toda persona que litigue por su propio derecho o en<br>representación de terceros, deberá constituir domicilio procesal dentro del<br>perímetro de la ciudad que sea asiento del respectivo juzgado o tribunal.<br> Ese requisito se cumplirá en el primer escrito que presente, o audiencia a que<br>concurra si es ésta la primera diligencia en que interviene.<br> En las mismas oportunidades deberá denunciar el domicilio real de la persona<br>representada.<br> Se diligenciarán en el domicilio procesal todas las notificaciones a domicilio<br>que no deban serlo en el real.<br> El domicilio contractual constituido en el de la parte contraria no es eficaz<br>para las notificaciones que deben ser realizadas en el domicilio del<br>constituyente.<br> ART. 44º.- Falta de constitución y denuncia de domicilio: Si no se cumpliere<br>con lo establecido en la primera parte del artículo anterior, las sucesivas<br>resoluciones se tendrán por notificadas en la forma y oportunidad fijadas por<br>el artículo 136, salvo la notificación de la audiencia para absolver posiciones<br> y la sentencia.<br> Si la parte no denunciare su domicilio real o su cambio, las resoluciones que<br>deban notificarse en dicho domicilio se cumplirán en el lugar en que se hubiere<br>constituido, y en defecto también de éste, se observará lo dispuesto en el<br>primer párrafo.<br> ART. 45º.- Subsistencia de los domicilios. Los domicilios a que se refieren los<br>artículos anteriores subsistirán para los efectos legales hasta la terminación<br>del juicio o su archivo, mientras no se constituyan o denuncien otros.<br> Cuando no existieren los edificios, quedaren deshabitados o desaparecieren, o<br>se alterare o suprimiere su numeración, y no se hubiese constituido o<br>denunciado un nuevo domicilio, con el informe del notificador se observará lo<br>dispuesto en la primera o segunda parte del artículo anterior según se trate<br>respectivamente del domicilio procesal o del real.<br> Todo cambio de domicilio deberá notificarse por cédula a la otra parte.<br>Mientras esta diligencia no se hubiese cumplido, se tendrá por subsistente el<br>anterior.<br> ART. 46º.- Muerte o incapacidad. Cuando la parte que actuare personalmente<br>falleciere o se tornare incapaz, comprobado el hecho, el juez o tribunal<br>suspenderá la tramitación y citará a los herederos o al representante legal en<br>la forma y bajo el apercibimiento dispuesto en el artículo 56, inciso 5º.<br> ART. 47º.- Sustitución de parte. Si durante la tramitación del proceso una de<br>las partes enajenare el bien objeto del litigio o cediere el derecho reclamado,<br>el adquirente no podrá intervenir en él como parte principal sin la conformidad<br>expresa del adversario. Podrá hacerlo en la calidad prevista por los artículos<br>93 inciso 1º, y 94, primer párrafo.<br> ART. 48º.- Temeridad y malicia. Cuando se declarase maliciosa o temeraria la<br>conducta asumida en el pleito por alguna de las partes, el juez le impondrá a<br>ella o a su letrado o a ambos conjuntamente, una multa valuada entre el 10% y<br>el 50% del monto establecido en la sentencia. En los casos en que el objeto de<br>la pretensión no fuera susceptible de apreciación pecuniaria, el importe no<br>podrá superar la suma de entre pesos treinta ($30) y pesos doscientos cincuenta<br>($250). El importe de la multa será a favor de la otra parte. Si el pedido de<br>sanción fuera promovido por una de las partes, se decidirá previo traslado a la<br>contraria.<br> Sin perjuicio de considerar otras circunstancias que estime corresponder, el<br>juez deberá ponderar la deducción de pretensiones, defensas, excepciones o<br>interposición de recursos que resulten inadmisibles, o cuya falta de fundamento<br>no se pueda ignorar de acuerdo con una mínima pauta de razonabilidad o<br>encuentre sustento en hechos ficticios o irreales o que manifiestamente<br>conduzcan a dilatar el proceso.<br> CAPITULO II<br> REPRESENTACION PROCESAL<br> ART. 49º.- Justificación de la personería. La persona que se presente en juicio<br>por un derecho que no sea propio, aunque le competa ejercerlo en virtud de una<br>representación legal, deberá acompañar con su primer escrito los documentos que<br>acrediten el carácter que inviste.<br> Si se invocare la imposibilidad de presentar el documento ya otorgado que<br>justifique la representación y el juez considerase atendibles las razones que<br>se expresen, podrá acordar un plazo de hasta veinte días para que acompañe<br>dicho documento, bajo apercibimiento de tener por inexistente la representación<br>invocada.<br> Los padres que comparezcan en representación de sus hijos no tendrán obligación<br>de presentar las partidas correspondientes, salvo que el juez, a petición de<br>parte o de oficio, los emplazare a presentarlas, bajo apercibimiento del pago<br>de las costas y perjuicios que ocasionaren.<br> ART. 50º.- Presentación de poderes. Los procuradores o apoderados acreditarán<br>su personería desde la primera gestión que hagan en nombre de sus poderdantes,<br>con la pertinente escritura de poder.<br> Sin embargo, cuando se invoque un poder general o especial para varios actos,<br>se lo acreditará con la agregación de una copia íntegra firmada por el letrado<br>patrocinante o por el apoderado. De oficio o a petición de parte, podrá<br>intimarse a la presentación del testimonio original.<br> ART. 51º.- Gestor. Cuando deban realizarse actos procesales urgentes y existan<br>hechos o circunstancias que impidan la actuación de la parte que ha de<br>cumplirlos, podrá ser admitida la comparecencia en juicio de quien no tuviere<br>representación conferida. Si dentro de los cuarenta días hábiles, contados<br>desde la primera presentación del gestor, no fueren acompañados los<br>instrumentos que acrediten la personalidad o la parte no ratificase la gestión,<br> será nulo todo lo actuado por el gestor y éste pagará las costas causadas, sin<br>perjuicio de la responsabilidad por el daño que hubiere producido.<br> En su presentación, el gestor, además de indicar la parte en cuyo beneficio<br>pretende actuar, deberá expresar las razones que justifiquen la seriedad del<br>pedido, salvo que la urgencia resulte objetivamente de la petición misma o de<br>la situación procesal de que se trate. La nulidad, en su caso, se producirá por<br>el solo vencimiento del plazo sin que se requiera intimación previa.<br> La facultad acordada por este artículo sólo podrá ejercerse una vez en el curso<br>del proceso.<br> ART. 52º.- Efectos de la presentación del poder y admisión de la personería.<br>Presentado el poder y admitida su personería, el apoderado asume todas las<br>responsabilidades que las leyes le imponen y sus actos obligan al poderdante<br>como si él personalmente los practicare.<br> ART. 53º.- Obligaciones del apoderado. El apoderado estará obligado a seguir el<br>juicio mientras no haya cesado legalmente en el cargo. Hasta entonces las<br>citaciones y notificaciones que se hagan, incluso las de las sentencias<br>definitivas, tendrán la misma fuerza que si se hicieren al poderdante, sin que<br>le sea permitido pedir que se entiendan con éste. Exceptúanse los actos que por<br>disposición de la ley deban ser notificados personalmente a la parte.<br> ART. 54º.- Alcance del poder. El poder conferido para un pleito determinado,<br>cualesquiera sean sus términos, comprende la facultad de interponer los<br>recursos legales y seguir todas las instancias del pleito.<br> También comprende la facultad de intervenir en los incidentes y de ejercitar<br>todos los actos que ocurran durante la secuela de la litis, excepto aquellos<br>para los cuales la ley requiera facultad especial, o se hubiesen reservado<br>expresamente en el poder.<br> ART. 55º.- Responsabilidad por las costas. Sin perjuicio de la responsabilidad<br>civil o criminal por el ejercicio del mandato, el mandatario deberá abonar a su<br>poderdante las costas causadas por su exclusiva culpa o negligencia, cuando<br>fueran declaradas judicialmente.<br> El juez podrá, de acuerdo con las circunstancias, establecer la responsabilidad<br>solidaria del mandatario con el letrado patrocinante.<br> ART. 56º.- Cesación de la representación. La representación de los apoderados<br>originaron.<br> ART. 32º.- Falta de excusación. Incurrirá en la causal de mal desempeño, en los<br>términos de la ley de enjuiciamiento de magistrados, el juez a quien se probare<br>que estaba impedido de entender en el asunto y a sabiendas haya dictado en él<br>resolución que no sea de mero trámite.<br> ART. 33º.- Ministerio Público. Los Magistrados del Ministerio Público no podrán<br>ser recusados. Si tuviesen algún motivo legítimo de excusación, deberán<br>manifestarlo al juez o tribunal y éstos podrán separarlos de la causa, dando<br>intervención a quien deba subrogarlos.<br> CAPITULO IV<br> DEBERES Y FACULTADES DE LOS JUECES<br> ART. 34º.- Deberes. Son deberes de los jueces:<br> 1) Asistir a las audiencias de pruebas, bajo pena de nulidad, en los supuestos<br>en que la ley lo establece o cuando cualquiera de las partes lo pidiere con<br>anticipación no menor de dos días a su celebración, y realizar personalmente<br>las demás diligencias que este Código u otras leyes ponen a su cargo, con<br>excepción de aquéllas en las que la delegación estuviera autorizada.<br> 2) En los juicios de divorcio y de nulidad de matrimonio, en la providencia que<br>ordena el traslado de la demanda se fijará una audiencia a la que deberán<br>comparecer personalmente las partes y el representante del Ministerio Público,<br>en su caso. En ella el juez tratará de reconciliar a las partes y de avenirlas<br>sobre las cuestiones relacionadas con la tenencia de hijos, régimen de visita y<br>atribución del hogar conyugal.<br> 3) Dictar las resoluciones con sujeción a los siguientes plazos:<br> a) Las providencias simples, dentro de los tres días de presentadas las<br>peticiones por las partes o del vencimiento del plazo, conforme a lo prescripto<br>en el artículo 36 inciso 1º, e inmediatamente, si debieran ser dictadas en una<br>audiencia o revistieran carácter urgente.<br> b) Las sentencias definitivas en juicio ordinario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de cuarenta o sesenta días según se trate de juez unipersonal<br>o de tribunal colegiado. El plazo se computará, en el primer caso, desde que el<br>llamamiento de autos para sentencia quede firme; en el segundo, desde la fecha<br> del sorteo del expediente.<br> c) Las sentencias definitivas en el juicio sumario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de los treinta o cincuenta días, según se trate de juez<br>unipersonal o de tribunal colegiado. El plazo se computará en la forma<br>establecida en el apartado b).<br> d) Las sentencias definitivas en el juicio sumarísimo, dentro de los quince o<br>veinte días de quedar el expediente a despacho en el caso del artículo 325<br>inciso 1º; y de los diez o quince días en los demás supuestos, según se trate<br>de juez unipersonal o de tribunal colegiado.<br> e) Las sentencias interlocutorias y las sentencias homologatorias, salvo<br>disposición en contrario, dentro de los diez o quince días de quedar el<br>expediente a despacho, según se trate de juez unipersonal o tribunal colegiado.<br> En todos los supuestos, si se ordenase prueba de oficio, no se computarán los<br>días que requiera su cumplimiento.<br> 4) Fundar toda sentencia definitiva o interlocutoria, bajo pena de nulidad,<br>respetando la jerarquía de las normas vigentes y el principio de congruencia;<br> 5) Dirigir el procedimiento, debiendo dentro de los fines expresamente<br>establecidos en este Código:<br> a) Concentrar, en lo posible, en un mismo acto o audiencia todas las<br>diligencias que sea menester realizar;<br> b) Señalar, antes de dar trámite a cualquier petición los defectos u omisiones<br>de que adolezca, ordenando que se subsanen dentro del plazo que fije, y<br>disponer de oficio toda diligencia que fuere necesaria para evitar nulidades;<br> c) Mantener la igualdad de las partes en el proceso;<br> d) Oír a los niños, niñas y adolescentes en los casos que corresponde.<br> e) Prevenir y sancionar todo acto contrario al deber de lealtad, probidad y<br>buena fe.<br> f) Vigilar para que en la tramitación de la causa se procure la mayor economía<br>procesal.<br> 6) Declarar en oportunidad de dictar las sentencias definitivas, la temeridad o<br>malicia en que hubieren incurrido los litigantes o profesionales<br>intervinientes.<br> ART. 35º.- Facultades disciplinarias: Para mantener el buen orden y decoro en<br>los juicios, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Mandar que se teste toda frase injuriosa o redactada en términos indecorosos<br>u ofensivos, salvo que alguna de las partes o tercero interesado solicite que<br>no se lo haga;<br> 2) Excluir de las audiencias a quienes perturben indebidamente su curso;<br> 3) Aplicar las correcciones disciplinarias autorizadas por este Código, la Ley<br>Orgánica de Tribunales y el Reglamento Interno del Poder Judicial. El importe<br>de las multas que no tuviesen destino especial establecido en este Código, se<br>aplicará el que le fije el Superior Tribunal de Justicia.<br> Hasta tanto dicho Tribunal determine quienes serán los funcionarios que deberán<br>promover la ejecución de las multas, esa atribución corresponderá a los<br>representantes del Fisco.<br> La falta de ejecución dentro de los treinta días de quedar firme la resolución<br>que las impuso, el retardo en el trámite o el abandono injustificado de éste,<br>serán considerados faltas graves.<br> ART. 36º.- Deberes y facultades ordenatorias e instructorias. Aún sin<br>requerimiento de parte, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Tomar medidas tendientes a evitar la paralización del proceso. A tal efecto,<br>vencido un plazo, se haya ejercido o no la facultad que corresponda, se pasará<br>a la etapa siguiente en el desarrollo procesal, disponiendo de oficio las<br>medidas necesarias;<br> 2) Intentar la conciliación total o parcial del conflicto o incidente procesal,<br>pudiendo proponer y promover que las partes deriven el litigio a otros medios<br>alternativos de resolución de conflictos. En cualquier momento podrá disponer<br>la comparecencia personal de las partes para intentar una conciliación;<br> 3) Proponer a las partes fórmulas para simplificar y disminuir las cuestiones<br>litigiosas surgidas en el proceso o respecto de la actividad probatoria. En<br>todos los casos la mera proposición de fórmulas no importará prejuzgamiento;<br> 4) Ordenar las diligencias necesarias para esclarecer la verdad de los hechos<br>controvertidos, respetando el derecho de defensa en juicio. A ese efecto<br>podrán:<br> a) Disponer, en cualquier momento, la comparecencia personal de las partes para<br>requerir las explicaciones que estimen necesarias al objeto del pleito;<br> b) Decidir en cualquier estado de la causa la comparecencia de testigos con<br>arreglo a lo que dispone el artículo 437, peritos y consultores técnicos, para<br>interrogarlos acerca de lo que creyeren necesario;<br> c) Mandar, con las formalidades prescriptas en este Código, que se agreguen<br>documentos existentes en poder de las partes o de los terceros, en los términos<br>de los artículos 392 a 394;<br> 5) Impulsar de oficio el trámite, cuando existan fondos inactivos de menores o<br>incapaces, a fin de que los representantes legales de éstos, o en su caso, el<br>Defensor oficial o el letrado patrocinante, efectúen las propuestas que estimen<br>más convenientes en interés del menor o incapaz, sin perjuicio de los deberes<br>propios de dicho funcionario con igual objeto;<br> 6) Corregir, en la oportunidad establecida en el artículo 169 inciso 1º y 2º,<br>errores materiales, aclarar conceptos oscuros, o suplir cualquier omisión de la<br>sentencia acerca de las pretensiones discutidas en el litigio, siempre que la<br>enmienda, aclaración o agregado no altere lo sustancial de la decisión.<br> ART. 37º.- Medidas autosatisfactivas. Los jueces, ante solicitud fundada de<br>parte, explicando con claridad en que consisten sus derechos y su urgencia y<br>aportando todos los elementos probatorios que fundamentan la petición y la<br>necesidad impostergable de obtener tutela judicial inmediata, podrán,<br>excepcionalmente, ordenar medidas autosatisfactivas. Según fueren las<br>circunstancias del caso, valoradas motivadamente por el juez, éste podrá exigir<br>la prestación de cautela suficiente.<br> Para el despacho favorable de medidas autosatisfactivas se requerirá la<br>concurrencia de los siguientes requisitos:<br> 1) Que fuere necesaria la cesación inmediata de conductas o vías de hecho,<br>producidas o inminentes, contrarias a derecho según la legislación de fondo o<br>procesal;<br> 2) Que el interés del postulante se circunscriba de manera evidente a obtener<br>la solución de urgencia requerida, no extendiéndose a la declaración judicial<br>de derechos conexos o afines.<br> Los jueces podrán fijar límites temporales a las medidas autosatisfactivas que<br>despacharen y también podrán disponer, a solicitud de parte, prórrogas de<br>aquéllas. No rigen en la materia los principios de instrumentalidad y<br>caducidad, propios del proceso cautelar.<br> Asimismo podrán despachar directamente la medida peticionada o,<br>excepcionalmente y según las circunstancias del caso y la materia sobre la que<br>versa aquella, someterla a una previa y reducida sustanciación con el<br>destinatario de las mismas, cuyo plazo y modalidad serán determinados<br>prudencialmente por el juez.<br> La medida será apelable, recurso que se concederá con efecto devolutivo.<br> ART. 38º.- Sanciones conminatorias. Los jueces y tribunales podrán imponer<br>sanciones pecuniarias, compulsivas y progresivas tendientes a que las partes<br>cumplan sus mandatos, cuyo importe será a favor del litigante perjudicado por<br>el incumplimiento.<br> Podrán aplicarse sanciones conminatorias a terceros en los casos en que la ley<br>lo establece.<br> Las condenas se graduarán en proporción al caudal económico de quien deba<br>satisfacerlas y podrán ser dejadas sin efecto, o ser objeto de reajuste, si<br>aquél desiste de su resistencia y justifica total o parcialmente su proceder.<br> CAPITULO V<br> SECRETARIOS<br> ART. 39º.- Secretarios. Deberes. Sin perjuicio de los deberes que en otras<br>disposiciones de este Código y en las leyes de organización judicial se imponen<br>a los secretarios, éstos deberán:<br> 1) Comunicar a las partes y a los terceros las decisiones judiciales, mediante<br>la firma de oficios, mandamientos, cédulas y edictos, sin perjuicio de las<br>facultades que se acuerdan a los letrados respecto de las cédulas y oficios y<br>de lo que establezcan los convenios sobre comunicaciones entre magistrados de<br>distintas jurisdicciones.<br> Las comunicaciones dirigidas al Gobernador de la Provincia, Ministros del Poder<br>Ejecutivo, funcionarios de análoga jerarquía y magistrados judiciales, serán<br>firmadas por el juez.<br> 2) Extender certificados, testimonios y copias de actas;<br> 3) Conferir vistas y traslados;<br> 4) Firmar, sin perjuicio de las facultades que se confieren al prosecretario o<br>jefe de despacho, las providencias de mero trámite, observando, en cuanto al<br>plazo, lo dispuesto en el artículo 34, inciso 3º, apartado a. En la etapa<br>probatoria firmará todas las providencias simples que no impliquen pronunciarse<br>sobre la admisibilidad o caducidad de la prueba;<br> 5) Dirigir en forma personal las audiencias testimoniales que tomare por<br>delegación del juez;<br> 6) Devolver los escritos presentados fuera de plazo.<br> ART. 40º.- Prosecretarios. Deberes. Los prosecretarios o jefes de despacho o<br>quien desempeñe cargo equivalente, tendrán las siguientes funciones, además de<br>los deberes que en otras disposiciones de este Código, Ley Orgánica de<br>Tribunales y Reglamento Interno el Poder Judicial se les impone:<br> 1) Firmar las providencias simples que dispongan:<br> a) Agregar partidas, exhortos, pericias, oficios, inventarios, tasaciones,<br>división o partición de herencia, rendiciones de cuentas y en general,<br>documentos y actuaciones similares;<br> b) Remitir la causa a los Ministerios Públicos, representantes del Fisco y<br>demás funcionarios que intervengan como parte;<br> c) Devolver escritos presentados sin copias.<br> ART. 41º. Plazo. Dentro del plazo de tres días, las partes podrán pedir al juez<br>que deje sin efecto lo dispuesto por el secretario, prosecretario o el jefe de<br>despacho. Este pedido se resolverá sin sustanciación. La resolución será<br>inapelable.<br> ART. 42º.- Recusación. Los secretarios de primera instancia únicamente podrán<br> ser recusados por las causas previstas en el artículo 17.<br> Deducida la recusación, el juez se informará sumariamente sobre el hecho en que<br>se funde, y sin más trámite dictará resolución que será inapelable.<br> Los secretarios del Superior Tribunal y los de las cámaras de apelaciones no<br>serán recusables; pero deberán manifestar toda causa de impedimento que<br>tuvieren a fin de que el tribunal lo considere y resuelva lo que juzgare<br>procedente.<br> En todos los casos serán aplicables, en lo pertinente, las reglas establecidas<br>para la recusación y excusación de los jueces.<br> TITULO II<br> PARTES<br> CAPITULO I:<br> REGLAS GENERALES<br> ART. 43º.- Domicilio. Toda persona que litigue por su propio derecho o en<br>representación de terceros, deberá constituir domicilio procesal dentro del<br>perímetro de la ciudad que sea asiento del respectivo juzgado o tribunal.<br> Ese requisito se cumplirá en el primer escrito que presente, o audiencia a que<br>concurra si es ésta la primera diligencia en que interviene.<br> En las mismas oportunidades deberá denunciar el domicilio real de la persona<br>representada.<br> Se diligenciarán en el domicilio procesal todas las notificaciones a domicilio<br>que no deban serlo en el real.<br> El domicilio contractual constituido en el de la parte contraria no es eficaz<br>para las notificaciones que deben ser realizadas en el domicilio del<br>constituyente.<br> ART. 44º.- Falta de constitución y denuncia de domicilio: Si no se cumpliere<br>con lo establecido en la primera parte del artículo anterior, las sucesivas<br>resoluciones se tendrán por notificadas en la forma y oportunidad fijadas por<br>el artículo 136, salvo la notificación de la audiencia para absolver posiciones<br> y la sentencia.<br> Si la parte no denunciare su domicilio real o su cambio, las resoluciones que<br>deban notificarse en dicho domicilio se cumplirán en el lugar en que se hubiere<br>constituido, y en defecto también de éste, se observará lo dispuesto en el<br>primer párrafo.<br> ART. 45º.- Subsistencia de los domicilios. Los domicilios a que se refieren los<br>artículos anteriores subsistirán para los efectos legales hasta la terminación<br>del juicio o su archivo, mientras no se constituyan o denuncien otros.<br> Cuando no existieren los edificios, quedaren deshabitados o desaparecieren, o<br>se alterare o suprimiere su numeración, y no se hubiese constituido o<br>denunciado un nuevo domicilio, con el informe del notificador se observará lo<br>dispuesto en la primera o segunda parte del artículo anterior según se trate<br>respectivamente del domicilio procesal o del real.<br> Todo cambio de domicilio deberá notificarse por cédula a la otra parte.<br>Mientras esta diligencia no se hubiese cumplido, se tendrá por subsistente el<br>anterior.<br> ART. 46º.- Muerte o incapacidad. Cuando la parte que actuare personalmente<br>falleciere o se tornare incapaz, comprobado el hecho, el juez o tribunal<br>suspenderá la tramitación y citará a los herederos o al representante legal en<br>la forma y bajo el apercibimiento dispuesto en el artículo 56, inciso 5º.<br> ART. 47º.- Sustitución de parte. Si durante la tramitación del proceso una de<br>las partes enajenare el bien objeto del litigio o cediere el derecho reclamado,<br>el adquirente no podrá intervenir en él como parte principal sin la conformidad<br>expresa del adversario. Podrá hacerlo en la calidad prevista por los artículos<br>93 inciso 1º, y 94, primer párrafo.<br> ART. 48º.- Temeridad y malicia. Cuando se declarase maliciosa o temeraria la<br>conducta asumida en el pleito por alguna de las partes, el juez le impondrá a<br>ella o a su letrado o a ambos conjuntamente, una multa valuada entre el 10% y<br>el 50% del monto establecido en la sentencia. En los casos en que el objeto de<br>la pretensión no fuera susceptible de apreciación pecuniaria, el importe no<br>podrá superar la suma de entre pesos treinta ($30) y pesos doscientos cincuenta<br>($250). El importe de la multa será a favor de la otra parte. Si el pedido de<br>sanción fuera promovido por una de las partes, se decidirá previo traslado a la<br>contraria.<br> Sin perjuicio de considerar otras circunstancias que estime corresponder, el<br>juez deberá ponderar la deducción de pretensiones, defensas, excepciones o<br>interposición de recursos que resulten inadmisibles, o cuya falta de fundamento<br>no se pueda ignorar de acuerdo con una mínima pauta de razonabilidad o<br>encuentre sustento en hechos ficticios o irreales o que manifiestamente<br>conduzcan a dilatar el proceso.<br> CAPITULO II<br> REPRESENTACION PROCESAL<br> ART. 49º.- Justificación de la personería. La persona que se presente en juicio<br>por un derecho que no sea propio, aunque le competa ejercerlo en virtud de una<br>representación legal, deberá acompañar con su primer escrito los documentos que<br>acrediten el carácter que inviste.<br> Si se invocare la imposibilidad de presentar el documento ya otorgado que<br>justifique la representación y el juez considerase atendibles las razones que<br>se expresen, podrá acordar un plazo de hasta veinte días para que acompañe<br>dicho documento, bajo apercibimiento de tener por inexistente la representación<br>invocada.<br> Los padres que comparezcan en representación de sus hijos no tendrán obligación<br>de presentar las partidas correspondientes, salvo que el juez, a petición de<br>parte o de oficio, los emplazare a presentarlas, bajo apercibimiento del pago<br>de las costas y perjuicios que ocasionaren.<br> ART. 50º.- Presentación de poderes. Los procuradores o apoderados acreditarán<br>su personería desde la primera gestión que hagan en nombre de sus poderdantes,<br>con la pertinente escritura de poder.<br> Sin embargo, cuando se invoque un poder general o especial para varios actos,<br>se lo acreditará con la agregación de una copia íntegra firmada por el letrado<br>patrocinante o por el apoderado. De oficio o a petición de parte, podrá<br>intimarse a la presentación del testimonio original.<br> ART. 51º.- Gestor. Cuando deban realizarse actos procesales urgentes y existan<br>hechos o circunstancias que impidan la actuación de la parte que ha de<br>cumplirlos, podrá ser admitida la comparecencia en juicio de quien no tuviere<br>representación conferida. Si dentro de los cuarenta días hábiles, contados<br>desde la primera presentación del gestor, no fueren acompañados los<br>instrumentos que acrediten la personalidad o la parte no ratificase la gestión,<br> será nulo todo lo actuado por el gestor y éste pagará las costas causadas, sin<br>perjuicio de la responsabilidad por el daño que hubiere producido.<br> En su presentación, el gestor, además de indicar la parte en cuyo beneficio<br>pretende actuar, deberá expresar las razones que justifiquen la seriedad del<br>pedido, salvo que la urgencia resulte objetivamente de la petición misma o de<br>la situación procesal de que se trate. La nulidad, en su caso, se producirá por<br>el solo vencimiento del plazo sin que se requiera intimación previa.<br> La facultad acordada por este artículo sólo podrá ejercerse una vez en el curso<br>del proceso.<br> ART. 52º.- Efectos de la presentación del poder y admisión de la personería.<br>Presentado el poder y admitida su personería, el apoderado asume todas las<br>responsabilidades que las leyes le imponen y sus actos obligan al poderdante<br>como si él personalmente los practicare.<br> ART. 53º.- Obligaciones del apoderado. El apoderado estará obligado a seguir el<br>juicio mientras no haya cesado legalmente en el cargo. Hasta entonces las<br>citaciones y notificaciones que se hagan, incluso las de las sentencias<br>definitivas, tendrán la misma fuerza que si se hicieren al poderdante, sin que<br>le sea permitido pedir que se entiendan con éste. Exceptúanse los actos que por<br>disposición de la ley deban ser notificados personalmente a la parte.<br> ART. 54º.- Alcance del poder. El poder conferido para un pleito determinado,<br>cualesquiera sean sus términos, comprende la facultad de interponer los<br>recursos legales y seguir todas las instancias del pleito.<br> También comprende la facultad de intervenir en los incidentes y de ejercitar<br>todos los actos que ocurran durante la secuela de la litis, excepto aquellos<br>para los cuales la ley requiera facultad especial, o se hubiesen reservado<br>expresamente en el poder.<br> ART. 55º.- Responsabilidad por las costas. Sin perjuicio de la responsabilidad<br>civil o criminal por el ejercicio del mandato, el mandatario deberá abonar a su<br>poderdante las costas causadas por su exclusiva culpa o negligencia, cuando<br>fueran declaradas judicialmente.<br> El juez podrá, de acuerdo con las circunstancias, establecer la responsabilidad<br>solidaria del mandatario con el letrado patrocinante.<br> ART. 56º.- Cesación de la representación. La representación de los apoderados<br> cesará:<br> 1) Por revocación expresa del mandato en el expediente. En este caso, el<br>poderdante deberá comparecer por sí o constituir nuevo apoderamiento sin<br>necesidad de emplazamiento o citación, so pena de continuar el juicio en<br>rebeldía. La sola presentación del mandante no revoca el poder;<br> 2) Por renuncia, en cuyo caso el apoderado deberá, bajo pena de daños y<br>perjuicios, continuar las gestiones hasta que haya vencido el plazo que el juez<br>fije al poderdante para reemplazarlo o comparecer por sí. La fijación del plazo<br>se hará bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía. La resolución<br>que así lo disponga deberá notificarse por cédula en el domicilio real del<br>mandante;<br> 3) Por haber cesado la personalidad con que litigaba el poderdante;<br> 4) Por haber concluido la causa para la cual se le otorgó el poder;<br> 5) Por muerte o incapacidad del poderdante. En tales casos el apoderado<br>continuará ejerciendo su personería hasta que los herederos o representantes<br>legales tomen la intervención que les corresponda en el proceso, o venza el<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br>las demás diligencias que este Código u otras leyes ponen a su cargo, con<br>excepción de aquéllas en las que la delegación estuviera autorizada.<br> 2) En los juicios de divorcio y de nulidad de matrimonio, en la providencia que<br>ordena el traslado de la demanda se fijará una audiencia a la que deberán<br>comparecer personalmente las partes y el representante del Ministerio Público,<br>en su caso. En ella el juez tratará de reconciliar a las partes y de avenirlas<br>sobre las cuestiones relacionadas con la tenencia de hijos, régimen de visita y<br>atribución del hogar conyugal.<br> 3) Dictar las resoluciones con sujeción a los siguientes plazos:<br> a) Las providencias simples, dentro de los tres días de presentadas las<br>peticiones por las partes o del vencimiento del plazo, conforme a lo prescripto<br>en el artículo 36 inciso 1º, e inmediatamente, si debieran ser dictadas en una<br>audiencia o revistieran carácter urgente.<br> b) Las sentencias definitivas en juicio ordinario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de cuarenta o sesenta días según se trate de juez unipersonal<br>o de tribunal colegiado. El plazo se computará, en el primer caso, desde que el<br>llamamiento de autos para sentencia quede firme; en el segundo, desde la fecha<br> del sorteo del expediente.<br> c) Las sentencias definitivas en el juicio sumario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de los treinta o cincuenta días, según se trate de juez<br>unipersonal o de tribunal colegiado. El plazo se computará en la forma<br>establecida en el apartado b).<br> d) Las sentencias definitivas en el juicio sumarísimo, dentro de los quince o<br>veinte días de quedar el expediente a despacho en el caso del artículo 325<br>inciso 1º; y de los diez o quince días en los demás supuestos, según se trate<br>de juez unipersonal o de tribunal colegiado.<br> e) Las sentencias interlocutorias y las sentencias homologatorias, salvo<br>disposición en contrario, dentro de los diez o quince días de quedar el<br>expediente a despacho, según se trate de juez unipersonal o tribunal colegiado.<br> En todos los supuestos, si se ordenase prueba de oficio, no se computarán los<br>días que requiera su cumplimiento.<br> 4) Fundar toda sentencia definitiva o interlocutoria, bajo pena de nulidad,<br>respetando la jerarquía de las normas vigentes y el principio de congruencia;<br> 5) Dirigir el procedimiento, debiendo dentro de los fines expresamente<br>establecidos en este Código:<br> a) Concentrar, en lo posible, en un mismo acto o audiencia todas las<br>diligencias que sea menester realizar;<br> b) Señalar, antes de dar trámite a cualquier petición los defectos u omisiones<br>de que adolezca, ordenando que se subsanen dentro del plazo que fije, y<br>disponer de oficio toda diligencia que fuere necesaria para evitar nulidades;<br> c) Mantener la igualdad de las partes en el proceso;<br> d) Oír a los niños, niñas y adolescentes en los casos que corresponde.<br> e) Prevenir y sancionar todo acto contrario al deber de lealtad, probidad y<br>buena fe.<br> f) Vigilar para que en la tramitación de la causa se procure la mayor economía<br>procesal.<br> 6) Declarar en oportunidad de dictar las sentencias definitivas, la temeridad o<br>malicia en que hubieren incurrido los litigantes o profesionales<br>intervinientes.<br> ART. 35º.- Facultades disciplinarias: Para mantener el buen orden y decoro en<br>los juicios, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Mandar que se teste toda frase injuriosa o redactada en términos indecorosos<br>u ofensivos, salvo que alguna de las partes o tercero interesado solicite que<br>no se lo haga;<br> 2) Excluir de las audiencias a quienes perturben indebidamente su curso;<br> 3) Aplicar las correcciones disciplinarias autorizadas por este Código, la Ley<br>Orgánica de Tribunales y el Reglamento Interno del Poder Judicial. El importe<br>de las multas que no tuviesen destino especial establecido en este Código, se<br>aplicará el que le fije el Superior Tribunal de Justicia.<br> Hasta tanto dicho Tribunal determine quienes serán los funcionarios que deberán<br>promover la ejecución de las multas, esa atribución corresponderá a los<br>representantes del Fisco.<br> La falta de ejecución dentro de los treinta días de quedar firme la resolución<br>que las impuso, el retardo en el trámite o el abandono injustificado de éste,<br>serán considerados faltas graves.<br> ART. 36º.- Deberes y facultades ordenatorias e instructorias. Aún sin<br>requerimiento de parte, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Tomar medidas tendientes a evitar la paralización del proceso. A tal efecto,<br>vencido un plazo, se haya ejercido o no la facultad que corresponda, se pasará<br>a la etapa siguiente en el desarrollo procesal, disponiendo de oficio las<br>medidas necesarias;<br> 2) Intentar la conciliación total o parcial del conflicto o incidente procesal,<br>pudiendo proponer y promover que las partes deriven el litigio a otros medios<br>alternativos de resolución de conflictos. En cualquier momento podrá disponer<br>la comparecencia personal de las partes para intentar una conciliación;<br> 3) Proponer a las partes fórmulas para simplificar y disminuir las cuestiones<br>litigiosas surgidas en el proceso o respecto de la actividad probatoria. En<br>todos los casos la mera proposición de fórmulas no importará prejuzgamiento;<br> 4) Ordenar las diligencias necesarias para esclarecer la verdad de los hechos<br>controvertidos, respetando el derecho de defensa en juicio. A ese efecto<br>podrán:<br> a) Disponer, en cualquier momento, la comparecencia personal de las partes para<br>requerir las explicaciones que estimen necesarias al objeto del pleito;<br> b) Decidir en cualquier estado de la causa la comparecencia de testigos con<br>arreglo a lo que dispone el artículo 437, peritos y consultores técnicos, para<br>interrogarlos acerca de lo que creyeren necesario;<br> c) Mandar, con las formalidades prescriptas en este Código, que se agreguen<br>documentos existentes en poder de las partes o de los terceros, en los términos<br>de los artículos 392 a 394;<br> 5) Impulsar de oficio el trámite, cuando existan fondos inactivos de menores o<br>incapaces, a fin de que los representantes legales de éstos, o en su caso, el<br>Defensor oficial o el letrado patrocinante, efectúen las propuestas que estimen<br>más convenientes en interés del menor o incapaz, sin perjuicio de los deberes<br>propios de dicho funcionario con igual objeto;<br> 6) Corregir, en la oportunidad establecida en el artículo 169 inciso 1º y 2º,<br>errores materiales, aclarar conceptos oscuros, o suplir cualquier omisión de la<br>sentencia acerca de las pretensiones discutidas en el litigio, siempre que la<br>enmienda, aclaración o agregado no altere lo sustancial de la decisión.<br> ART. 37º.- Medidas autosatisfactivas. Los jueces, ante solicitud fundada de<br>parte, explicando con claridad en que consisten sus derechos y su urgencia y<br>aportando todos los elementos probatorios que fundamentan la petición y la<br>necesidad impostergable de obtener tutela judicial inmediata, podrán,<br>excepcionalmente, ordenar medidas autosatisfactivas. Según fueren las<br>circunstancias del caso, valoradas motivadamente por el juez, éste podrá exigir<br>la prestación de cautela suficiente.<br> Para el despacho favorable de medidas autosatisfactivas se requerirá la<br>concurrencia de los siguientes requisitos:<br> 1) Que fuere necesaria la cesación inmediata de conductas o vías de hecho,<br>producidas o inminentes, contrarias a derecho según la legislación de fondo o<br>procesal;<br> 2) Que el interés del postulante se circunscriba de manera evidente a obtener<br>la solución de urgencia requerida, no extendiéndose a la declaración judicial<br>de derechos conexos o afines.<br> Los jueces podrán fijar límites temporales a las medidas autosatisfactivas que<br>despacharen y también podrán disponer, a solicitud de parte, prórrogas de<br>aquéllas. No rigen en la materia los principios de instrumentalidad y<br>caducidad, propios del proceso cautelar.<br> Asimismo podrán despachar directamente la medida peticionada o,<br>excepcionalmente y según las circunstancias del caso y la materia sobre la que<br>versa aquella, someterla a una previa y reducida sustanciación con el<br>destinatario de las mismas, cuyo plazo y modalidad serán determinados<br>prudencialmente por el juez.<br> La medida será apelable, recurso que se concederá con efecto devolutivo.<br> ART. 38º.- Sanciones conminatorias. Los jueces y tribunales podrán imponer<br>sanciones pecuniarias, compulsivas y progresivas tendientes a que las partes<br>cumplan sus mandatos, cuyo importe será a favor del litigante perjudicado por<br>el incumplimiento.<br> Podrán aplicarse sanciones conminatorias a terceros en los casos en que la ley<br>lo establece.<br> Las condenas se graduarán en proporción al caudal económico de quien deba<br>satisfacerlas y podrán ser dejadas sin efecto, o ser objeto de reajuste, si<br>aquél desiste de su resistencia y justifica total o parcialmente su proceder.<br> CAPITULO V<br> SECRETARIOS<br> ART. 39º.- Secretarios. Deberes. Sin perjuicio de los deberes que en otras<br>disposiciones de este Código y en las leyes de organización judicial se imponen<br>a los secretarios, éstos deberán:<br> 1) Comunicar a las partes y a los terceros las decisiones judiciales, mediante<br>la firma de oficios, mandamientos, cédulas y edictos, sin perjuicio de las<br>facultades que se acuerdan a los letrados respecto de las cédulas y oficios y<br>de lo que establezcan los convenios sobre comunicaciones entre magistrados de<br>distintas jurisdicciones.<br> Las comunicaciones dirigidas al Gobernador de la Provincia, Ministros del Poder<br>Ejecutivo, funcionarios de análoga jerarquía y magistrados judiciales, serán<br>firmadas por el juez.<br> 2) Extender certificados, testimonios y copias de actas;<br> 3) Conferir vistas y traslados;<br> 4) Firmar, sin perjuicio de las facultades que se confieren al prosecretario o<br>jefe de despacho, las providencias de mero trámite, observando, en cuanto al<br>plazo, lo dispuesto en el artículo 34, inciso 3º, apartado a. En la etapa<br>probatoria firmará todas las providencias simples que no impliquen pronunciarse<br>sobre la admisibilidad o caducidad de la prueba;<br> 5) Dirigir en forma personal las audiencias testimoniales que tomare por<br>delegación del juez;<br> 6) Devolver los escritos presentados fuera de plazo.<br> ART. 40º.- Prosecretarios. Deberes. Los prosecretarios o jefes de despacho o<br>quien desempeñe cargo equivalente, tendrán las siguientes funciones, además de<br>los deberes que en otras disposiciones de este Código, Ley Orgánica de<br>Tribunales y Reglamento Interno el Poder Judicial se les impone:<br> 1) Firmar las providencias simples que dispongan:<br> a) Agregar partidas, exhortos, pericias, oficios, inventarios, tasaciones,<br>división o partición de herencia, rendiciones de cuentas y en general,<br>documentos y actuaciones similares;<br> b) Remitir la causa a los Ministerios Públicos, representantes del Fisco y<br>demás funcionarios que intervengan como parte;<br> c) Devolver escritos presentados sin copias.<br> ART. 41º. Plazo. Dentro del plazo de tres días, las partes podrán pedir al juez<br>que deje sin efecto lo dispuesto por el secretario, prosecretario o el jefe de<br>despacho. Este pedido se resolverá sin sustanciación. La resolución será<br>inapelable.<br> ART. 42º.- Recusación. Los secretarios de primera instancia únicamente podrán<br> ser recusados por las causas previstas en el artículo 17.<br> Deducida la recusación, el juez se informará sumariamente sobre el hecho en que<br>se funde, y sin más trámite dictará resolución que será inapelable.<br> Los secretarios del Superior Tribunal y los de las cámaras de apelaciones no<br>serán recusables; pero deberán manifestar toda causa de impedimento que<br>tuvieren a fin de que el tribunal lo considere y resuelva lo que juzgare<br>procedente.<br> En todos los casos serán aplicables, en lo pertinente, las reglas establecidas<br>para la recusación y excusación de los jueces.<br> TITULO II<br> PARTES<br> CAPITULO I:<br> REGLAS GENERALES<br> ART. 43º.- Domicilio. Toda persona que litigue por su propio derecho o en<br>representación de terceros, deberá constituir domicilio procesal dentro del<br>perímetro de la ciudad que sea asiento del respectivo juzgado o tribunal.<br> Ese requisito se cumplirá en el primer escrito que presente, o audiencia a que<br>concurra si es ésta la primera diligencia en que interviene.<br> En las mismas oportunidades deberá denunciar el domicilio real de la persona<br>representada.<br> Se diligenciarán en el domicilio procesal todas las notificaciones a domicilio<br>que no deban serlo en el real.<br> El domicilio contractual constituido en el de la parte contraria no es eficaz<br>para las notificaciones que deben ser realizadas en el domicilio del<br>constituyente.<br> ART. 44º.- Falta de constitución y denuncia de domicilio: Si no se cumpliere<br>con lo establecido en la primera parte del artículo anterior, las sucesivas<br>resoluciones se tendrán por notificadas en la forma y oportunidad fijadas por<br>el artículo 136, salvo la notificación de la audiencia para absolver posiciones<br> y la sentencia.<br> Si la parte no denunciare su domicilio real o su cambio, las resoluciones que<br>deban notificarse en dicho domicilio se cumplirán en el lugar en que se hubiere<br>constituido, y en defecto también de éste, se observará lo dispuesto en el<br>primer párrafo.<br> ART. 45º.- Subsistencia de los domicilios. Los domicilios a que se refieren los<br>artículos anteriores subsistirán para los efectos legales hasta la terminación<br>del juicio o su archivo, mientras no se constituyan o denuncien otros.<br> Cuando no existieren los edificios, quedaren deshabitados o desaparecieren, o<br>se alterare o suprimiere su numeración, y no se hubiese constituido o<br>denunciado un nuevo domicilio, con el informe del notificador se observará lo<br>dispuesto en la primera o segunda parte del artículo anterior según se trate<br>respectivamente del domicilio procesal o del real.<br> Todo cambio de domicilio deberá notificarse por cédula a la otra parte.<br>Mientras esta diligencia no se hubiese cumplido, se tendrá por subsistente el<br>anterior.<br> ART. 46º.- Muerte o incapacidad. Cuando la parte que actuare personalmente<br>falleciere o se tornare incapaz, comprobado el hecho, el juez o tribunal<br>suspenderá la tramitación y citará a los herederos o al representante legal en<br>la forma y bajo el apercibimiento dispuesto en el artículo 56, inciso 5º.<br> ART. 47º.- Sustitución de parte. Si durante la tramitación del proceso una de<br>las partes enajenare el bien objeto del litigio o cediere el derecho reclamado,<br>el adquirente no podrá intervenir en él como parte principal sin la conformidad<br>expresa del adversario. Podrá hacerlo en la calidad prevista por los artículos<br>93 inciso 1º, y 94, primer párrafo.<br> ART. 48º.- Temeridad y malicia. Cuando se declarase maliciosa o temeraria la<br>conducta asumida en el pleito por alguna de las partes, el juez le impondrá a<br>ella o a su letrado o a ambos conjuntamente, una multa valuada entre el 10% y<br>el 50% del monto establecido en la sentencia. En los casos en que el objeto de<br>la pretensión no fuera susceptible de apreciación pecuniaria, el importe no<br>podrá superar la suma de entre pesos treinta ($30) y pesos doscientos cincuenta<br>($250). El importe de la multa será a favor de la otra parte. Si el pedido de<br>sanción fuera promovido por una de las partes, se decidirá previo traslado a la<br>contraria.<br> Sin perjuicio de considerar otras circunstancias que estime corresponder, el<br>juez deberá ponderar la deducción de pretensiones, defensas, excepciones o<br>interposición de recursos que resulten inadmisibles, o cuya falta de fundamento<br>no se pueda ignorar de acuerdo con una mínima pauta de razonabilidad o<br>encuentre sustento en hechos ficticios o irreales o que manifiestamente<br>conduzcan a dilatar el proceso.<br> CAPITULO II<br> REPRESENTACION PROCESAL<br> ART. 49º.- Justificación de la personería. La persona que se presente en juicio<br>por un derecho que no sea propio, aunque le competa ejercerlo en virtud de una<br>representación legal, deberá acompañar con su primer escrito los documentos que<br>acrediten el carácter que inviste.<br> Si se invocare la imposibilidad de presentar el documento ya otorgado que<br>justifique la representación y el juez considerase atendibles las razones que<br>se expresen, podrá acordar un plazo de hasta veinte días para que acompañe<br>dicho documento, bajo apercibimiento de tener por inexistente la representación<br>invocada.<br> Los padres que comparezcan en representación de sus hijos no tendrán obligación<br>de presentar las partidas correspondientes, salvo que el juez, a petición de<br>parte o de oficio, los emplazare a presentarlas, bajo apercibimiento del pago<br>de las costas y perjuicios que ocasionaren.<br> ART. 50º.- Presentación de poderes. Los procuradores o apoderados acreditarán<br>su personería desde la primera gestión que hagan en nombre de sus poderdantes,<br>con la pertinente escritura de poder.<br> Sin embargo, cuando se invoque un poder general o especial para varios actos,<br>se lo acreditará con la agregación de una copia íntegra firmada por el letrado<br>patrocinante o por el apoderado. De oficio o a petición de parte, podrá<br>intimarse a la presentación del testimonio original.<br> ART. 51º.- Gestor. Cuando deban realizarse actos procesales urgentes y existan<br>hechos o circunstancias que impidan la actuación de la parte que ha de<br>cumplirlos, podrá ser admitida la comparecencia en juicio de quien no tuviere<br>representación conferida. Si dentro de los cuarenta días hábiles, contados<br>desde la primera presentación del gestor, no fueren acompañados los<br>instrumentos que acrediten la personalidad o la parte no ratificase la gestión,<br> será nulo todo lo actuado por el gestor y éste pagará las costas causadas, sin<br>perjuicio de la responsabilidad por el daño que hubiere producido.<br> En su presentación, el gestor, además de indicar la parte en cuyo beneficio<br>pretende actuar, deberá expresar las razones que justifiquen la seriedad del<br>pedido, salvo que la urgencia resulte objetivamente de la petición misma o de<br>la situación procesal de que se trate. La nulidad, en su caso, se producirá por<br>el solo vencimiento del plazo sin que se requiera intimación previa.<br> La facultad acordada por este artículo sólo podrá ejercerse una vez en el curso<br>del proceso.<br> ART. 52º.- Efectos de la presentación del poder y admisión de la personería.<br>Presentado el poder y admitida su personería, el apoderado asume todas las<br>responsabilidades que las leyes le imponen y sus actos obligan al poderdante<br>como si él personalmente los practicare.<br> ART. 53º.- Obligaciones del apoderado. El apoderado estará obligado a seguir el<br>juicio mientras no haya cesado legalmente en el cargo. Hasta entonces las<br>citaciones y notificaciones que se hagan, incluso las de las sentencias<br>definitivas, tendrán la misma fuerza que si se hicieren al poderdante, sin que<br>le sea permitido pedir que se entiendan con éste. Exceptúanse los actos que por<br>disposición de la ley deban ser notificados personalmente a la parte.<br> ART. 54º.- Alcance del poder. El poder conferido para un pleito determinado,<br>cualesquiera sean sus términos, comprende la facultad de interponer los<br>recursos legales y seguir todas las instancias del pleito.<br> También comprende la facultad de intervenir en los incidentes y de ejercitar<br>todos los actos que ocurran durante la secuela de la litis, excepto aquellos<br>para los cuales la ley requiera facultad especial, o se hubiesen reservado<br>expresamente en el poder.<br> ART. 55º.- Responsabilidad por las costas. Sin perjuicio de la responsabilidad<br>civil o criminal por el ejercicio del mandato, el mandatario deberá abonar a su<br>poderdante las costas causadas por su exclusiva culpa o negligencia, cuando<br>fueran declaradas judicialmente.<br> El juez podrá, de acuerdo con las circunstancias, establecer la responsabilidad<br>solidaria del mandatario con el letrado patrocinante.<br> ART. 56º.- Cesación de la representación. La representación de los apoderados<br> cesará:<br> 1) Por revocación expresa del mandato en el expediente. En este caso, el<br>poderdante deberá comparecer por sí o constituir nuevo apoderamiento sin<br>necesidad de emplazamiento o citación, so pena de continuar el juicio en<br>rebeldía. La sola presentación del mandante no revoca el poder;<br> 2) Por renuncia, en cuyo caso el apoderado deberá, bajo pena de daños y<br>perjuicios, continuar las gestiones hasta que haya vencido el plazo que el juez<br>fije al poderdante para reemplazarlo o comparecer por sí. La fijación del plazo<br>se hará bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía. La resolución<br>que así lo disponga deberá notificarse por cédula en el domicilio real del<br>mandante;<br> 3) Por haber cesado la personalidad con que litigaba el poderdante;<br> 4) Por haber concluido la causa para la cual se le otorgó el poder;<br> 5) Por muerte o incapacidad del poderdante. En tales casos el apoderado<br>continuará ejerciendo su personería hasta que los herederos o representantes<br>legales tomen la intervención que les corresponda en el proceso, o venza el<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br> litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br>del sorteo del expediente.<br> c) Las sentencias definitivas en el juicio sumario, salvo disposición en<br>contrario, dentro de los treinta o cincuenta días, según se trate de juez<br>unipersonal o de tribunal colegiado. El plazo se computará en la forma<br>establecida en el apartado b).<br> d) Las sentencias definitivas en el juicio sumarísimo, dentro de los quince o<br>veinte días de quedar el expediente a despacho en el caso del artículo 325<br>inciso 1º; y de los diez o quince días en los demás supuestos, según se trate<br>de juez unipersonal o de tribunal colegiado.<br> e) Las sentencias interlocutorias y las sentencias homologatorias, salvo<br>disposición en contrario, dentro de los diez o quince días de quedar el<br>expediente a despacho, según se trate de juez unipersonal o tribunal colegiado.<br> En todos los supuestos, si se ordenase prueba de oficio, no se computarán los<br>días que requiera su cumplimiento.<br> 4) Fundar toda sentencia definitiva o interlocutoria, bajo pena de nulidad,<br>respetando la jerarquía de las normas vigentes y el principio de congruencia;<br> 5) Dirigir el procedimiento, debiendo dentro de los fines expresamente<br>establecidos en este Código:<br> a) Concentrar, en lo posible, en un mismo acto o audiencia todas las<br>diligencias que sea menester realizar;<br> b) Señalar, antes de dar trámite a cualquier petición los defectos u omisiones<br>de que adolezca, ordenando que se subsanen dentro del plazo que fije, y<br>disponer de oficio toda diligencia que fuere necesaria para evitar nulidades;<br> c) Mantener la igualdad de las partes en el proceso;<br> d) Oír a los niños, niñas y adolescentes en los casos que corresponde.<br> e) Prevenir y sancionar todo acto contrario al deber de lealtad, probidad y<br>buena fe.<br> f) Vigilar para que en la tramitación de la causa se procure la mayor economía<br>procesal.<br> 6) Declarar en oportunidad de dictar las sentencias definitivas, la temeridad o<br>malicia en que hubieren incurrido los litigantes o profesionales<br>intervinientes.<br> ART. 35º.- Facultades disciplinarias: Para mantener el buen orden y decoro en<br>los juicios, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Mandar que se teste toda frase injuriosa o redactada en términos indecorosos<br>u ofensivos, salvo que alguna de las partes o tercero interesado solicite que<br>no se lo haga;<br> 2) Excluir de las audiencias a quienes perturben indebidamente su curso;<br> 3) Aplicar las correcciones disciplinarias autorizadas por este Código, la Ley<br>Orgánica de Tribunales y el Reglamento Interno del Poder Judicial. El importe<br>de las multas que no tuviesen destino especial establecido en este Código, se<br>aplicará el que le fije el Superior Tribunal de Justicia.<br> Hasta tanto dicho Tribunal determine quienes serán los funcionarios que deberán<br>promover la ejecución de las multas, esa atribución corresponderá a los<br>representantes del Fisco.<br> La falta de ejecución dentro de los treinta días de quedar firme la resolución<br>que las impuso, el retardo en el trámite o el abandono injustificado de éste,<br>serán considerados faltas graves.<br> ART. 36º.- Deberes y facultades ordenatorias e instructorias. Aún sin<br>requerimiento de parte, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Tomar medidas tendientes a evitar la paralización del proceso. A tal efecto,<br>vencido un plazo, se haya ejercido o no la facultad que corresponda, se pasará<br>a la etapa siguiente en el desarrollo procesal, disponiendo de oficio las<br>medidas necesarias;<br> 2) Intentar la conciliación total o parcial del conflicto o incidente procesal,<br>pudiendo proponer y promover que las partes deriven el litigio a otros medios<br>alternativos de resolución de conflictos. En cualquier momento podrá disponer<br>la comparecencia personal de las partes para intentar una conciliación;<br> 3) Proponer a las partes fórmulas para simplificar y disminuir las cuestiones<br>litigiosas surgidas en el proceso o respecto de la actividad probatoria. En<br>todos los casos la mera proposición de fórmulas no importará prejuzgamiento;<br> 4) Ordenar las diligencias necesarias para esclarecer la verdad de los hechos<br>controvertidos, respetando el derecho de defensa en juicio. A ese efecto<br>podrán:<br> a) Disponer, en cualquier momento, la comparecencia personal de las partes para<br>requerir las explicaciones que estimen necesarias al objeto del pleito;<br> b) Decidir en cualquier estado de la causa la comparecencia de testigos con<br>arreglo a lo que dispone el artículo 437, peritos y consultores técnicos, para<br>interrogarlos acerca de lo que creyeren necesario;<br> c) Mandar, con las formalidades prescriptas en este Código, que se agreguen<br>documentos existentes en poder de las partes o de los terceros, en los términos<br>de los artículos 392 a 394;<br> 5) Impulsar de oficio el trámite, cuando existan fondos inactivos de menores o<br>incapaces, a fin de que los representantes legales de éstos, o en su caso, el<br>Defensor oficial o el letrado patrocinante, efectúen las propuestas que estimen<br>más convenientes en interés del menor o incapaz, sin perjuicio de los deberes<br>propios de dicho funcionario con igual objeto;<br> 6) Corregir, en la oportunidad establecida en el artículo 169 inciso 1º y 2º,<br>errores materiales, aclarar conceptos oscuros, o suplir cualquier omisión de la<br>sentencia acerca de las pretensiones discutidas en el litigio, siempre que la<br>enmienda, aclaración o agregado no altere lo sustancial de la decisión.<br> ART. 37º.- Medidas autosatisfactivas. Los jueces, ante solicitud fundada de<br>parte, explicando con claridad en que consisten sus derechos y su urgencia y<br>aportando todos los elementos probatorios que fundamentan la petición y la<br>necesidad impostergable de obtener tutela judicial inmediata, podrán,<br>excepcionalmente, ordenar medidas autosatisfactivas. Según fueren las<br>circunstancias del caso, valoradas motivadamente por el juez, éste podrá exigir<br>la prestación de cautela suficiente.<br> Para el despacho favorable de medidas autosatisfactivas se requerirá la<br>concurrencia de los siguientes requisitos:<br> 1) Que fuere necesaria la cesación inmediata de conductas o vías de hecho,<br>producidas o inminentes, contrarias a derecho según la legislación de fondo o<br>procesal;<br> 2) Que el interés del postulante se circunscriba de manera evidente a obtener<br>la solución de urgencia requerida, no extendiéndose a la declaración judicial<br>de derechos conexos o afines.<br> Los jueces podrán fijar límites temporales a las medidas autosatisfactivas que<br>despacharen y también podrán disponer, a solicitud de parte, prórrogas de<br>aquéllas. No rigen en la materia los principios de instrumentalidad y<br>caducidad, propios del proceso cautelar.<br> Asimismo podrán despachar directamente la medida peticionada o,<br>excepcionalmente y según las circunstancias del caso y la materia sobre la que<br>versa aquella, someterla a una previa y reducida sustanciación con el<br>destinatario de las mismas, cuyo plazo y modalidad serán determinados<br>prudencialmente por el juez.<br> La medida será apelable, recurso que se concederá con efecto devolutivo.<br> ART. 38º.- Sanciones conminatorias. Los jueces y tribunales podrán imponer<br>sanciones pecuniarias, compulsivas y progresivas tendientes a que las partes<br>cumplan sus mandatos, cuyo importe será a favor del litigante perjudicado por<br>el incumplimiento.<br> Podrán aplicarse sanciones conminatorias a terceros en los casos en que la ley<br>lo establece.<br> Las condenas se graduarán en proporción al caudal económico de quien deba<br>satisfacerlas y podrán ser dejadas sin efecto, o ser objeto de reajuste, si<br>aquél desiste de su resistencia y justifica total o parcialmente su proceder.<br> CAPITULO V<br> SECRETARIOS<br> ART. 39º.- Secretarios. Deberes. Sin perjuicio de los deberes que en otras<br>disposiciones de este Código y en las leyes de organización judicial se imponen<br>a los secretarios, éstos deberán:<br> 1) Comunicar a las partes y a los terceros las decisiones judiciales, mediante<br>la firma de oficios, mandamientos, cédulas y edictos, sin perjuicio de las<br>facultades que se acuerdan a los letrados respecto de las cédulas y oficios y<br>de lo que establezcan los convenios sobre comunicaciones entre magistrados de<br>distintas jurisdicciones.<br> Las comunicaciones dirigidas al Gobernador de la Provincia, Ministros del Poder<br>Ejecutivo, funcionarios de análoga jerarquía y magistrados judiciales, serán<br>firmadas por el juez.<br> 2) Extender certificados, testimonios y copias de actas;<br> 3) Conferir vistas y traslados;<br> 4) Firmar, sin perjuicio de las facultades que se confieren al prosecretario o<br>jefe de despacho, las providencias de mero trámite, observando, en cuanto al<br>plazo, lo dispuesto en el artículo 34, inciso 3º, apartado a. En la etapa<br>probatoria firmará todas las providencias simples que no impliquen pronunciarse<br>sobre la admisibilidad o caducidad de la prueba;<br> 5) Dirigir en forma personal las audiencias testimoniales que tomare por<br>delegación del juez;<br> 6) Devolver los escritos presentados fuera de plazo.<br> ART. 40º.- Prosecretarios. Deberes. Los prosecretarios o jefes de despacho o<br>quien desempeñe cargo equivalente, tendrán las siguientes funciones, además de<br>los deberes que en otras disposiciones de este Código, Ley Orgánica de<br>Tribunales y Reglamento Interno el Poder Judicial se les impone:<br> 1) Firmar las providencias simples que dispongan:<br> a) Agregar partidas, exhortos, pericias, oficios, inventarios, tasaciones,<br>división o partición de herencia, rendiciones de cuentas y en general,<br>documentos y actuaciones similares;<br> b) Remitir la causa a los Ministerios Públicos, representantes del Fisco y<br>demás funcionarios que intervengan como parte;<br> c) Devolver escritos presentados sin copias.<br> ART. 41º. Plazo. Dentro del plazo de tres días, las partes podrán pedir al juez<br>que deje sin efecto lo dispuesto por el secretario, prosecretario o el jefe de<br>despacho. Este pedido se resolverá sin sustanciación. La resolución será<br>inapelable.<br> ART. 42º.- Recusación. Los secretarios de primera instancia únicamente podrán<br> ser recusados por las causas previstas en el artículo 17.<br> Deducida la recusación, el juez se informará sumariamente sobre el hecho en que<br>se funde, y sin más trámite dictará resolución que será inapelable.<br> Los secretarios del Superior Tribunal y los de las cámaras de apelaciones no<br>serán recusables; pero deberán manifestar toda causa de impedimento que<br>tuvieren a fin de que el tribunal lo considere y resuelva lo que juzgare<br>procedente.<br> En todos los casos serán aplicables, en lo pertinente, las reglas establecidas<br>para la recusación y excusación de los jueces.<br> TITULO II<br> PARTES<br> CAPITULO I:<br> REGLAS GENERALES<br> ART. 43º.- Domicilio. Toda persona que litigue por su propio derecho o en<br>representación de terceros, deberá constituir domicilio procesal dentro del<br>perímetro de la ciudad que sea asiento del respectivo juzgado o tribunal.<br> Ese requisito se cumplirá en el primer escrito que presente, o audiencia a que<br>concurra si es ésta la primera diligencia en que interviene.<br> En las mismas oportunidades deberá denunciar el domicilio real de la persona<br>representada.<br> Se diligenciarán en el domicilio procesal todas las notificaciones a domicilio<br>que no deban serlo en el real.<br> El domicilio contractual constituido en el de la parte contraria no es eficaz<br>para las notificaciones que deben ser realizadas en el domicilio del<br>constituyente.<br> ART. 44º.- Falta de constitución y denuncia de domicilio: Si no se cumpliere<br>con lo establecido en la primera parte del artículo anterior, las sucesivas<br>resoluciones se tendrán por notificadas en la forma y oportunidad fijadas por<br>el artículo 136, salvo la notificación de la audiencia para absolver posiciones<br> y la sentencia.<br> Si la parte no denunciare su domicilio real o su cambio, las resoluciones que<br>deban notificarse en dicho domicilio se cumplirán en el lugar en que se hubiere<br>constituido, y en defecto también de éste, se observará lo dispuesto en el<br>primer párrafo.<br> ART. 45º.- Subsistencia de los domicilios. Los domicilios a que se refieren los<br>artículos anteriores subsistirán para los efectos legales hasta la terminación<br>del juicio o su archivo, mientras no se constituyan o denuncien otros.<br> Cuando no existieren los edificios, quedaren deshabitados o desaparecieren, o<br>se alterare o suprimiere su numeración, y no se hubiese constituido o<br>denunciado un nuevo domicilio, con el informe del notificador se observará lo<br>dispuesto en la primera o segunda parte del artículo anterior según se trate<br>respectivamente del domicilio procesal o del real.<br> Todo cambio de domicilio deberá notificarse por cédula a la otra parte.<br>Mientras esta diligencia no se hubiese cumplido, se tendrá por subsistente el<br>anterior.<br> ART. 46º.- Muerte o incapacidad. Cuando la parte que actuare personalmente<br>falleciere o se tornare incapaz, comprobado el hecho, el juez o tribunal<br>suspenderá la tramitación y citará a los herederos o al representante legal en<br>la forma y bajo el apercibimiento dispuesto en el artículo 56, inciso 5º.<br> ART. 47º.- Sustitución de parte. Si durante la tramitación del proceso una de<br>las partes enajenare el bien objeto del litigio o cediere el derecho reclamado,<br>el adquirente no podrá intervenir en él como parte principal sin la conformidad<br>expresa del adversario. Podrá hacerlo en la calidad prevista por los artículos<br>93 inciso 1º, y 94, primer párrafo.<br> ART. 48º.- Temeridad y malicia. Cuando se declarase maliciosa o temeraria la<br>conducta asumida en el pleito por alguna de las partes, el juez le impondrá a<br>ella o a su letrado o a ambos conjuntamente, una multa valuada entre el 10% y<br>el 50% del monto establecido en la sentencia. En los casos en que el objeto de<br>la pretensión no fuera susceptible de apreciación pecuniaria, el importe no<br>podrá superar la suma de entre pesos treinta ($30) y pesos doscientos cincuenta<br>($250). El importe de la multa será a favor de la otra parte. Si el pedido de<br>sanción fuera promovido por una de las partes, se decidirá previo traslado a la<br>contraria.<br> Sin perjuicio de considerar otras circunstancias que estime corresponder, el<br>juez deberá ponderar la deducción de pretensiones, defensas, excepciones o<br>interposición de recursos que resulten inadmisibles, o cuya falta de fundamento<br>no se pueda ignorar de acuerdo con una mínima pauta de razonabilidad o<br>encuentre sustento en hechos ficticios o irreales o que manifiestamente<br>conduzcan a dilatar el proceso.<br> CAPITULO II<br> REPRESENTACION PROCESAL<br> ART. 49º.- Justificación de la personería. La persona que se presente en juicio<br>por un derecho que no sea propio, aunque le competa ejercerlo en virtud de una<br>representación legal, deberá acompañar con su primer escrito los documentos que<br>acrediten el carácter que inviste.<br> Si se invocare la imposibilidad de presentar el documento ya otorgado que<br>justifique la representación y el juez considerase atendibles las razones que<br>se expresen, podrá acordar un plazo de hasta veinte días para que acompañe<br>dicho documento, bajo apercibimiento de tener por inexistente la representación<br>invocada.<br> Los padres que comparezcan en representación de sus hijos no tendrán obligación<br>de presentar las partidas correspondientes, salvo que el juez, a petición de<br>parte o de oficio, los emplazare a presentarlas, bajo apercibimiento del pago<br>de las costas y perjuicios que ocasionaren.<br> ART. 50º.- Presentación de poderes. Los procuradores o apoderados acreditarán<br>su personería desde la primera gestión que hagan en nombre de sus poderdantes,<br>con la pertinente escritura de poder.<br> Sin embargo, cuando se invoque un poder general o especial para varios actos,<br>se lo acreditará con la agregación de una copia íntegra firmada por el letrado<br>patrocinante o por el apoderado. De oficio o a petición de parte, podrá<br>intimarse a la presentación del testimonio original.<br> ART. 51º.- Gestor. Cuando deban realizarse actos procesales urgentes y existan<br>hechos o circunstancias que impidan la actuación de la parte que ha de<br>cumplirlos, podrá ser admitida la comparecencia en juicio de quien no tuviere<br>representación conferida. Si dentro de los cuarenta días hábiles, contados<br>desde la primera presentación del gestor, no fueren acompañados los<br>instrumentos que acrediten la personalidad o la parte no ratificase la gestión,<br> será nulo todo lo actuado por el gestor y éste pagará las costas causadas, sin<br>perjuicio de la responsabilidad por el daño que hubiere producido.<br> En su presentación, el gestor, además de indicar la parte en cuyo beneficio<br>pretende actuar, deberá expresar las razones que justifiquen la seriedad del<br>pedido, salvo que la urgencia resulte objetivamente de la petición misma o de<br>la situación procesal de que se trate. La nulidad, en su caso, se producirá por<br>el solo vencimiento del plazo sin que se requiera intimación previa.<br> La facultad acordada por este artículo sólo podrá ejercerse una vez en el curso<br>del proceso.<br> ART. 52º.- Efectos de la presentación del poder y admisión de la personería.<br>Presentado el poder y admitida su personería, el apoderado asume todas las<br>responsabilidades que las leyes le imponen y sus actos obligan al poderdante<br>como si él personalmente los practicare.<br> ART. 53º.- Obligaciones del apoderado. El apoderado estará obligado a seguir el<br>juicio mientras no haya cesado legalmente en el cargo. Hasta entonces las<br>citaciones y notificaciones que se hagan, incluso las de las sentencias<br>definitivas, tendrán la misma fuerza que si se hicieren al poderdante, sin que<br>le sea permitido pedir que se entiendan con éste. Exceptúanse los actos que por<br>disposición de la ley deban ser notificados personalmente a la parte.<br> ART. 54º.- Alcance del poder. El poder conferido para un pleito determinado,<br>cualesquiera sean sus términos, comprende la facultad de interponer los<br>recursos legales y seguir todas las instancias del pleito.<br> También comprende la facultad de intervenir en los incidentes y de ejercitar<br>todos los actos que ocurran durante la secuela de la litis, excepto aquellos<br>para los cuales la ley requiera facultad especial, o se hubiesen reservado<br>expresamente en el poder.<br> ART. 55º.- Responsabilidad por las costas. Sin perjuicio de la responsabilidad<br>civil o criminal por el ejercicio del mandato, el mandatario deberá abonar a su<br>poderdante las costas causadas por su exclusiva culpa o negligencia, cuando<br>fueran declaradas judicialmente.<br> El juez podrá, de acuerdo con las circunstancias, establecer la responsabilidad<br>solidaria del mandatario con el letrado patrocinante.<br> ART. 56º.- Cesación de la representación. La representación de los apoderados<br> cesará:<br> 1) Por revocación expresa del mandato en el expediente. En este caso, el<br>poderdante deberá comparecer por sí o constituir nuevo apoderamiento sin<br>necesidad de emplazamiento o citación, so pena de continuar el juicio en<br>rebeldía. La sola presentación del mandante no revoca el poder;<br> 2) Por renuncia, en cuyo caso el apoderado deberá, bajo pena de daños y<br>perjuicios, continuar las gestiones hasta que haya vencido el plazo que el juez<br>fije al poderdante para reemplazarlo o comparecer por sí. La fijación del plazo<br>se hará bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía. La resolución<br>que así lo disponga deberá notificarse por cédula en el domicilio real del<br>mandante;<br> 3) Por haber cesado la personalidad con que litigaba el poderdante;<br> 4) Por haber concluido la causa para la cual se le otorgó el poder;<br> 5) Por muerte o incapacidad del poderdante. En tales casos el apoderado<br>continuará ejerciendo su personería hasta que los herederos o representantes<br>legales tomen la intervención que les corresponda en el proceso, o venza el<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br> litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br> Ello tendrá lugar suscribiendo un abogado el mismo escrito ante el secretario o<br>el oficial primero, quien certificará en el expediente esta circunstancia, o<br>por la ratificación que por separado se hiciere con firma de letrado.<br> ART. 61º.- Dignidad. En el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado<br>a los magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele.<br> CAPITULO IV<br> REBELDIA<br> ART. 62º.- Declaración de rebeldía. La parte con domicilio conocido,<br>debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citación o<br>abandonare el juicio después de haber comparecido, será declarada en rebeldía a<br>pedido de la otra.<br> Esta resolución se notificará por cédula o, en su caso, por edictos durante dos<br>días. Las sucesivas resoluciones se tendrán por notificadas por ministerio de<br>la ley.<br> Si no se hubiere requerido que el incompareciente sea declarado rebelde, se<br>aplicarán las reglas sobre notificaciones establecidas en el primer párrafo del<br>artículo 44.<br> ART. 63º.- Efectos. La rebeldía no alterará la secuela regular del proceso.<br> La sentencia será pronunciada según el mérito de la causa y lo establecido en<br>el artículo 360, inciso 1º. En caso de duda, la rebeldía declarada y firme<br>constituirá presunción de verdad de los hechos lícitos afirmados por quien<br>obtuvo la declaración. Serán a cargo del rebelde las costas causadas por su<br>rebeldía.<br> ART. 64º.- Prueba. A pedido de parte el juez abrirá la causa a prueba, o<br>dispondrá su producción según correspondiere conforme al tipo de proceso; en su<br>caso podrá mandar practicar las medidas tendientes al esclarecimiento de la<br>verdad de los hechos, autorizadas por este Código.<br> ART. 65º.- Notificación de la sentencia. La sentencia se hará saber al rebelde<br>en la forma prescripta para la notificación de la providencia que declara la<br>rebeldía.<br> ART. 66º.- Medidas precautorias. Desde el momento en que un litigante haya sido<br>5) Dirigir el procedimiento, debiendo dentro de los fines expresamente<br>establecidos en este Código:<br> a) Concentrar, en lo posible, en un mismo acto o audiencia todas las<br>diligencias que sea menester realizar;<br> b) Señalar, antes de dar trámite a cualquier petición los defectos u omisiones<br>de que adolezca, ordenando que se subsanen dentro del plazo que fije, y<br>disponer de oficio toda diligencia que fuere necesaria para evitar nulidades;<br> c) Mantener la igualdad de las partes en el proceso;<br> d) Oír a los niños, niñas y adolescentes en los casos que corresponde.<br> e) Prevenir y sancionar todo acto contrario al deber de lealtad, probidad y<br>buena fe.<br> f) Vigilar para que en la tramitación de la causa se procure la mayor economía<br>procesal.<br> 6) Declarar en oportunidad de dictar las sentencias definitivas, la temeridad o<br>malicia en que hubieren incurrido los litigantes o profesionales<br>intervinientes.<br> ART. 35º.- Facultades disciplinarias: Para mantener el buen orden y decoro en<br>los juicios, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Mandar que se teste toda frase injuriosa o redactada en términos indecorosos<br>u ofensivos, salvo que alguna de las partes o tercero interesado solicite que<br>no se lo haga;<br> 2) Excluir de las audiencias a quienes perturben indebidamente su curso;<br> 3) Aplicar las correcciones disciplinarias autorizadas por este Código, la Ley<br>Orgánica de Tribunales y el Reglamento Interno del Poder Judicial. El importe<br>de las multas que no tuviesen destino especial establecido en este Código, se<br>aplicará el que le fije el Superior Tribunal de Justicia.<br> Hasta tanto dicho Tribunal determine quienes serán los funcionarios que deberán<br>promover la ejecución de las multas, esa atribución corresponderá a los<br>representantes del Fisco.<br> La falta de ejecución dentro de los treinta días de quedar firme la resolución<br>que las impuso, el retardo en el trámite o el abandono injustificado de éste,<br>serán considerados faltas graves.<br> ART. 36º.- Deberes y facultades ordenatorias e instructorias. Aún sin<br>requerimiento de parte, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Tomar medidas tendientes a evitar la paralización del proceso. A tal efecto,<br>vencido un plazo, se haya ejercido o no la facultad que corresponda, se pasará<br>a la etapa siguiente en el desarrollo procesal, disponiendo de oficio las<br>medidas necesarias;<br> 2) Intentar la conciliación total o parcial del conflicto o incidente procesal,<br>pudiendo proponer y promover que las partes deriven el litigio a otros medios<br>alternativos de resolución de conflictos. En cualquier momento podrá disponer<br>la comparecencia personal de las partes para intentar una conciliación;<br> 3) Proponer a las partes fórmulas para simplificar y disminuir las cuestiones<br>litigiosas surgidas en el proceso o respecto de la actividad probatoria. En<br>todos los casos la mera proposición de fórmulas no importará prejuzgamiento;<br> 4) Ordenar las diligencias necesarias para esclarecer la verdad de los hechos<br>controvertidos, respetando el derecho de defensa en juicio. A ese efecto<br>podrán:<br> a) Disponer, en cualquier momento, la comparecencia personal de las partes para<br>requerir las explicaciones que estimen necesarias al objeto del pleito;<br> b) Decidir en cualquier estado de la causa la comparecencia de testigos con<br>arreglo a lo que dispone el artículo 437, peritos y consultores técnicos, para<br>interrogarlos acerca de lo que creyeren necesario;<br> c) Mandar, con las formalidades prescriptas en este Código, que se agreguen<br>documentos existentes en poder de las partes o de los terceros, en los términos<br>de los artículos 392 a 394;<br> 5) Impulsar de oficio el trámite, cuando existan fondos inactivos de menores o<br>incapaces, a fin de que los representantes legales de éstos, o en su caso, el<br>Defensor oficial o el letrado patrocinante, efectúen las propuestas que estimen<br>más convenientes en interés del menor o incapaz, sin perjuicio de los deberes<br>propios de dicho funcionario con igual objeto;<br> 6) Corregir, en la oportunidad establecida en el artículo 169 inciso 1º y 2º,<br>errores materiales, aclarar conceptos oscuros, o suplir cualquier omisión de la<br>sentencia acerca de las pretensiones discutidas en el litigio, siempre que la<br>enmienda, aclaración o agregado no altere lo sustancial de la decisión.<br> ART. 37º.- Medidas autosatisfactivas. Los jueces, ante solicitud fundada de<br>parte, explicando con claridad en que consisten sus derechos y su urgencia y<br>aportando todos los elementos probatorios que fundamentan la petición y la<br>necesidad impostergable de obtener tutela judicial inmediata, podrán,<br>excepcionalmente, ordenar medidas autosatisfactivas. Según fueren las<br>circunstancias del caso, valoradas motivadamente por el juez, éste podrá exigir<br>la prestación de cautela suficiente.<br> Para el despacho favorable de medidas autosatisfactivas se requerirá la<br>concurrencia de los siguientes requisitos:<br> 1) Que fuere necesaria la cesación inmediata de conductas o vías de hecho,<br>producidas o inminentes, contrarias a derecho según la legislación de fondo o<br>procesal;<br> 2) Que el interés del postulante se circunscriba de manera evidente a obtener<br>la solución de urgencia requerida, no extendiéndose a la declaración judicial<br>de derechos conexos o afines.<br> Los jueces podrán fijar límites temporales a las medidas autosatisfactivas que<br>despacharen y también podrán disponer, a solicitud de parte, prórrogas de<br>aquéllas. No rigen en la materia los principios de instrumentalidad y<br>caducidad, propios del proceso cautelar.<br> Asimismo podrán despachar directamente la medida peticionada o,<br>excepcionalmente y según las circunstancias del caso y la materia sobre la que<br>versa aquella, someterla a una previa y reducida sustanciación con el<br>destinatario de las mismas, cuyo plazo y modalidad serán determinados<br>prudencialmente por el juez.<br> La medida será apelable, recurso que se concederá con efecto devolutivo.<br> ART. 38º.- Sanciones conminatorias. Los jueces y tribunales podrán imponer<br>sanciones pecuniarias, compulsivas y progresivas tendientes a que las partes<br>cumplan sus mandatos, cuyo importe será a favor del litigante perjudicado por<br>el incumplimiento.<br> Podrán aplicarse sanciones conminatorias a terceros en los casos en que la ley<br>lo establece.<br> Las condenas se graduarán en proporción al caudal económico de quien deba<br>satisfacerlas y podrán ser dejadas sin efecto, o ser objeto de reajuste, si<br>aquél desiste de su resistencia y justifica total o parcialmente su proceder.<br> CAPITULO V<br> SECRETARIOS<br> ART. 39º.- Secretarios. Deberes. Sin perjuicio de los deberes que en otras<br>disposiciones de este Código y en las leyes de organización judicial se imponen<br>a los secretarios, éstos deberán:<br> 1) Comunicar a las partes y a los terceros las decisiones judiciales, mediante<br>la firma de oficios, mandamientos, cédulas y edictos, sin perjuicio de las<br>facultades que se acuerdan a los letrados respecto de las cédulas y oficios y<br>de lo que establezcan los convenios sobre comunicaciones entre magistrados de<br>distintas jurisdicciones.<br> Las comunicaciones dirigidas al Gobernador de la Provincia, Ministros del Poder<br>Ejecutivo, funcionarios de análoga jerarquía y magistrados judiciales, serán<br>firmadas por el juez.<br> 2) Extender certificados, testimonios y copias de actas;<br> 3) Conferir vistas y traslados;<br> 4) Firmar, sin perjuicio de las facultades que se confieren al prosecretario o<br>jefe de despacho, las providencias de mero trámite, observando, en cuanto al<br>plazo, lo dispuesto en el artículo 34, inciso 3º, apartado a. En la etapa<br>probatoria firmará todas las providencias simples que no impliquen pronunciarse<br>sobre la admisibilidad o caducidad de la prueba;<br> 5) Dirigir en forma personal las audiencias testimoniales que tomare por<br>delegación del juez;<br> 6) Devolver los escritos presentados fuera de plazo.<br> ART. 40º.- Prosecretarios. Deberes. Los prosecretarios o jefes de despacho o<br>quien desempeñe cargo equivalente, tendrán las siguientes funciones, además de<br>los deberes que en otras disposiciones de este Código, Ley Orgánica de<br>Tribunales y Reglamento Interno el Poder Judicial se les impone:<br> 1) Firmar las providencias simples que dispongan:<br> a) Agregar partidas, exhortos, pericias, oficios, inventarios, tasaciones,<br>división o partición de herencia, rendiciones de cuentas y en general,<br>documentos y actuaciones similares;<br> b) Remitir la causa a los Ministerios Públicos, representantes del Fisco y<br>demás funcionarios que intervengan como parte;<br> c) Devolver escritos presentados sin copias.<br> ART. 41º. Plazo. Dentro del plazo de tres días, las partes podrán pedir al juez<br>que deje sin efecto lo dispuesto por el secretario, prosecretario o el jefe de<br>despacho. Este pedido se resolverá sin sustanciación. La resolución será<br>inapelable.<br> ART. 42º.- Recusación. Los secretarios de primera instancia únicamente podrán<br> ser recusados por las causas previstas en el artículo 17.<br> Deducida la recusación, el juez se informará sumariamente sobre el hecho en que<br>se funde, y sin más trámite dictará resolución que será inapelable.<br> Los secretarios del Superior Tribunal y los de las cámaras de apelaciones no<br>serán recusables; pero deberán manifestar toda causa de impedimento que<br>tuvieren a fin de que el tribunal lo considere y resuelva lo que juzgare<br>procedente.<br> En todos los casos serán aplicables, en lo pertinente, las reglas establecidas<br>para la recusación y excusación de los jueces.<br> TITULO II<br> PARTES<br> CAPITULO I:<br> REGLAS GENERALES<br> ART. 43º.- Domicilio. Toda persona que litigue por su propio derecho o en<br>representación de terceros, deberá constituir domicilio procesal dentro del<br>perímetro de la ciudad que sea asiento del respectivo juzgado o tribunal.<br> Ese requisito se cumplirá en el primer escrito que presente, o audiencia a que<br>concurra si es ésta la primera diligencia en que interviene.<br> En las mismas oportunidades deberá denunciar el domicilio real de la persona<br>representada.<br> Se diligenciarán en el domicilio procesal todas las notificaciones a domicilio<br>que no deban serlo en el real.<br> El domicilio contractual constituido en el de la parte contraria no es eficaz<br>para las notificaciones que deben ser realizadas en el domicilio del<br>constituyente.<br> ART. 44º.- Falta de constitución y denuncia de domicilio: Si no se cumpliere<br>con lo establecido en la primera parte del artículo anterior, las sucesivas<br>resoluciones se tendrán por notificadas en la forma y oportunidad fijadas por<br>el artículo 136, salvo la notificación de la audiencia para absolver posiciones<br> y la sentencia.<br> Si la parte no denunciare su domicilio real o su cambio, las resoluciones que<br>deban notificarse en dicho domicilio se cumplirán en el lugar en que se hubiere<br>constituido, y en defecto también de éste, se observará lo dispuesto en el<br>primer párrafo.<br> ART. 45º.- Subsistencia de los domicilios. Los domicilios a que se refieren los<br>artículos anteriores subsistirán para los efectos legales hasta la terminación<br>del juicio o su archivo, mientras no se constituyan o denuncien otros.<br> Cuando no existieren los edificios, quedaren deshabitados o desaparecieren, o<br>se alterare o suprimiere su numeración, y no se hubiese constituido o<br>denunciado un nuevo domicilio, con el informe del notificador se observará lo<br>dispuesto en la primera o segunda parte del artículo anterior según se trate<br>respectivamente del domicilio procesal o del real.<br> Todo cambio de domicilio deberá notificarse por cédula a la otra parte.<br>Mientras esta diligencia no se hubiese cumplido, se tendrá por subsistente el<br>anterior.<br> ART. 46º.- Muerte o incapacidad. Cuando la parte que actuare personalmente<br>falleciere o se tornare incapaz, comprobado el hecho, el juez o tribunal<br>suspenderá la tramitación y citará a los herederos o al representante legal en<br>la forma y bajo el apercibimiento dispuesto en el artículo 56, inciso 5º.<br> ART. 47º.- Sustitución de parte. Si durante la tramitación del proceso una de<br>las partes enajenare el bien objeto del litigio o cediere el derecho reclamado,<br>el adquirente no podrá intervenir en él como parte principal sin la conformidad<br>expresa del adversario. Podrá hacerlo en la calidad prevista por los artículos<br>93 inciso 1º, y 94, primer párrafo.<br> ART. 48º.- Temeridad y malicia. Cuando se declarase maliciosa o temeraria la<br>conducta asumida en el pleito por alguna de las partes, el juez le impondrá a<br>ella o a su letrado o a ambos conjuntamente, una multa valuada entre el 10% y<br>el 50% del monto establecido en la sentencia. En los casos en que el objeto de<br>la pretensión no fuera susceptible de apreciación pecuniaria, el importe no<br>podrá superar la suma de entre pesos treinta ($30) y pesos doscientos cincuenta<br>($250). El importe de la multa será a favor de la otra parte. Si el pedido de<br>sanción fuera promovido por una de las partes, se decidirá previo traslado a la<br>contraria.<br> Sin perjuicio de considerar otras circunstancias que estime corresponder, el<br>juez deberá ponderar la deducción de pretensiones, defensas, excepciones o<br>interposición de recursos que resulten inadmisibles, o cuya falta de fundamento<br>no se pueda ignorar de acuerdo con una mínima pauta de razonabilidad o<br>encuentre sustento en hechos ficticios o irreales o que manifiestamente<br>conduzcan a dilatar el proceso.<br> CAPITULO II<br> REPRESENTACION PROCESAL<br> ART. 49º.- Justificación de la personería. La persona que se presente en juicio<br>por un derecho que no sea propio, aunque le competa ejercerlo en virtud de una<br>representación legal, deberá acompañar con su primer escrito los documentos que<br>acrediten el carácter que inviste.<br> Si se invocare la imposibilidad de presentar el documento ya otorgado que<br>justifique la representación y el juez considerase atendibles las razones que<br>se expresen, podrá acordar un plazo de hasta veinte días para que acompañe<br>dicho documento, bajo apercibimiento de tener por inexistente la representación<br>invocada.<br> Los padres que comparezcan en representación de sus hijos no tendrán obligación<br>de presentar las partidas correspondientes, salvo que el juez, a petición de<br>parte o de oficio, los emplazare a presentarlas, bajo apercibimiento del pago<br>de las costas y perjuicios que ocasionaren.<br> ART. 50º.- Presentación de poderes. Los procuradores o apoderados acreditarán<br>su personería desde la primera gestión que hagan en nombre de sus poderdantes,<br>con la pertinente escritura de poder.<br> Sin embargo, cuando se invoque un poder general o especial para varios actos,<br>se lo acreditará con la agregación de una copia íntegra firmada por el letrado<br>patrocinante o por el apoderado. De oficio o a petición de parte, podrá<br>intimarse a la presentación del testimonio original.<br> ART. 51º.- Gestor. Cuando deban realizarse actos procesales urgentes y existan<br>hechos o circunstancias que impidan la actuación de la parte que ha de<br>cumplirlos, podrá ser admitida la comparecencia en juicio de quien no tuviere<br>representación conferida. Si dentro de los cuarenta días hábiles, contados<br>desde la primera presentación del gestor, no fueren acompañados los<br>instrumentos que acrediten la personalidad o la parte no ratificase la gestión,<br> será nulo todo lo actuado por el gestor y éste pagará las costas causadas, sin<br>perjuicio de la responsabilidad por el daño que hubiere producido.<br> En su presentación, el gestor, además de indicar la parte en cuyo beneficio<br>pretende actuar, deberá expresar las razones que justifiquen la seriedad del<br>pedido, salvo que la urgencia resulte objetivamente de la petición misma o de<br>la situación procesal de que se trate. La nulidad, en su caso, se producirá por<br>el solo vencimiento del plazo sin que se requiera intimación previa.<br> La facultad acordada por este artículo sólo podrá ejercerse una vez en el curso<br>del proceso.<br> ART. 52º.- Efectos de la presentación del poder y admisión de la personería.<br>Presentado el poder y admitida su personería, el apoderado asume todas las<br>responsabilidades que las leyes le imponen y sus actos obligan al poderdante<br>como si él personalmente los practicare.<br> ART. 53º.- Obligaciones del apoderado. El apoderado estará obligado a seguir el<br>juicio mientras no haya cesado legalmente en el cargo. Hasta entonces las<br>citaciones y notificaciones que se hagan, incluso las de las sentencias<br>definitivas, tendrán la misma fuerza que si se hicieren al poderdante, sin que<br>le sea permitido pedir que se entiendan con éste. Exceptúanse los actos que por<br>disposición de la ley deban ser notificados personalmente a la parte.<br> ART. 54º.- Alcance del poder. El poder conferido para un pleito determinado,<br>cualesquiera sean sus términos, comprende la facultad de interponer los<br>recursos legales y seguir todas las instancias del pleito.<br> También comprende la facultad de intervenir en los incidentes y de ejercitar<br>todos los actos que ocurran durante la secuela de la litis, excepto aquellos<br>para los cuales la ley requiera facultad especial, o se hubiesen reservado<br>expresamente en el poder.<br> ART. 55º.- Responsabilidad por las costas. Sin perjuicio de la responsabilidad<br>civil o criminal por el ejercicio del mandato, el mandatario deberá abonar a su<br>poderdante las costas causadas por su exclusiva culpa o negligencia, cuando<br>fueran declaradas judicialmente.<br> El juez podrá, de acuerdo con las circunstancias, establecer la responsabilidad<br>solidaria del mandatario con el letrado patrocinante.<br> ART. 56º.- Cesación de la representación. La representación de los apoderados<br> cesará:<br> 1) Por revocación expresa del mandato en el expediente. En este caso, el<br>poderdante deberá comparecer por sí o constituir nuevo apoderamiento sin<br>necesidad de emplazamiento o citación, so pena de continuar el juicio en<br>rebeldía. La sola presentación del mandante no revoca el poder;<br> 2) Por renuncia, en cuyo caso el apoderado deberá, bajo pena de daños y<br>perjuicios, continuar las gestiones hasta que haya vencido el plazo que el juez<br>fije al poderdante para reemplazarlo o comparecer por sí. La fijación del plazo<br>se hará bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía. La resolución<br>que así lo disponga deberá notificarse por cédula en el domicilio real del<br>mandante;<br> 3) Por haber cesado la personalidad con que litigaba el poderdante;<br> 4) Por haber concluido la causa para la cual se le otorgó el poder;<br> 5) Por muerte o incapacidad del poderdante. En tales casos el apoderado<br>continuará ejerciendo su personería hasta que los herederos o representantes<br>legales tomen la intervención que les corresponda en el proceso, o venza el<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br> litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br> Ello tendrá lugar suscribiendo un abogado el mismo escrito ante el secretario o<br>el oficial primero, quien certificará en el expediente esta circunstancia, o<br>por la ratificación que por separado se hiciere con firma de letrado.<br> ART. 61º.- Dignidad. En el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado<br>a los magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele.<br> CAPITULO IV<br> REBELDIA<br> ART. 62º.- Declaración de rebeldía. La parte con domicilio conocido,<br>debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citación o<br>abandonare el juicio después de haber comparecido, será declarada en rebeldía a<br>pedido de la otra.<br> Esta resolución se notificará por cédula o, en su caso, por edictos durante dos<br>días. Las sucesivas resoluciones se tendrán por notificadas por ministerio de<br>la ley.<br> Si no se hubiere requerido que el incompareciente sea declarado rebelde, se<br>aplicarán las reglas sobre notificaciones establecidas en el primer párrafo del<br>artículo 44.<br> ART. 63º.- Efectos. La rebeldía no alterará la secuela regular del proceso.<br> La sentencia será pronunciada según el mérito de la causa y lo establecido en<br>el artículo 360, inciso 1º. En caso de duda, la rebeldía declarada y firme<br>constituirá presunción de verdad de los hechos lícitos afirmados por quien<br>obtuvo la declaración. Serán a cargo del rebelde las costas causadas por su<br>rebeldía.<br> ART. 64º.- Prueba. A pedido de parte el juez abrirá la causa a prueba, o<br>dispondrá su producción según correspondiere conforme al tipo de proceso; en su<br>caso podrá mandar practicar las medidas tendientes al esclarecimiento de la<br>verdad de los hechos, autorizadas por este Código.<br> ART. 65º.- Notificación de la sentencia. La sentencia se hará saber al rebelde<br>en la forma prescripta para la notificación de la providencia que declara la<br>rebeldía.<br> ART. 66º.- Medidas precautorias. Desde el momento en que un litigante haya sido<br> declarado en rebeldía podrán decretarse, si la otra parte lo pidiere, las<br>medidas precautorias necesarias para asegurar el objeto del juicio, o el pago<br>de la suma que se estime en concepto de eventuales costas si el rebelde fuere<br>el actor.<br> ART. 67º.- Comparencia del rebelde. Si el rebelde compareciese en cualquier<br>estado del juicio será admitido como parte y, cesando el procedimiento en<br>rebeldía, se entenderá con él la sustanciación, sin que ésta pueda en ningún<br>caso retrogradar.<br> ART. 68º.- Subsistencia de las medidas precautorias. Las medidas precautorias<br>decretadas de conformidad con el artículo 66 continuarán hasta la terminación<br>del juicio, a menos que el interesado justificare haber incurrido en rebeldía<br>por causas que no haya estado a su alcance vencer.<br> ART. 69º.- Prueba en segunda instancia. Si el rebelde hubiese comparecido<br>después de la oportunidad en que ha debido ofrecer la prueba y apelare de la<br>sentencia, a su pedido se recibirá la causa a prueba en segunda instancia, en<br>los términos del artículo 266 inciso 5º letra a.<br> Si como consecuencia de la prueba producida en segunda instancia la otra parte<br>resultare vencida, para la distribución de las costas se tendrá en cuenta la<br>situación creada por el rebelde.<br> ART. 70º.- Inimpugnabilidad de la sentencia. Ejecutoriada la sentencia<br>pronunciada en rebeldía, no se admitirá recurso alguno contra ella.<br> CAPITULO V<br> COSTAS<br> ART. 71º.- Principio general. La parte vencida en el juicio deberá pagar todos<br>los gastos de la contraria, aun cuando ésta no lo hubiese solicitado.<br> Sin embargo, el juez podrá eximir total o parcialmente de esta responsabilidad<br>al litigante vencido, siempre que encontrare mérito para ello, expresándolo en<br>su pronunciamiento, bajo pena de nulidad.<br> ART. 72º.- Incidentes. En los incidentes también regirá lo establecido en la<br>primera parte del artículo anterior.<br> No se sustanciarán nuevos incidentes promovidos por quien hubiere sido<br>6) Declarar en oportunidad de dictar las sentencias definitivas, la temeridad o<br>malicia en que hubieren incurrido los litigantes o profesionales<br>intervinientes.<br> ART. 35º.- Facultades disciplinarias: Para mantener el buen orden y decoro en<br>los juicios, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Mandar que se teste toda frase injuriosa o redactada en términos indecorosos<br>u ofensivos, salvo que alguna de las partes o tercero interesado solicite que<br>no se lo haga;<br> 2) Excluir de las audiencias a quienes perturben indebidamente su curso;<br> 3) Aplicar las correcciones disciplinarias autorizadas por este Código, la Ley<br>Orgánica de Tribunales y el Reglamento Interno del Poder Judicial. El importe<br>de las multas que no tuviesen destino especial establecido en este Código, se<br>aplicará el que le fije el Superior Tribunal de Justicia.<br> Hasta tanto dicho Tribunal determine quienes serán los funcionarios que deberán<br>promover la ejecución de las multas, esa atribución corresponderá a los<br>representantes del Fisco.<br> La falta de ejecución dentro de los treinta días de quedar firme la resolución<br>que las impuso, el retardo en el trámite o el abandono injustificado de éste,<br>serán considerados faltas graves.<br> ART. 36º.- Deberes y facultades ordenatorias e instructorias. Aún sin<br>requerimiento de parte, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Tomar medidas tendientes a evitar la paralización del proceso. A tal efecto,<br>vencido un plazo, se haya ejercido o no la facultad que corresponda, se pasará<br>a la etapa siguiente en el desarrollo procesal, disponiendo de oficio las<br>medidas necesarias;<br> 2) Intentar la conciliación total o parcial del conflicto o incidente procesal,<br>pudiendo proponer y promover que las partes deriven el litigio a otros medios<br>alternativos de resolución de conflictos. En cualquier momento podrá disponer<br>la comparecencia personal de las partes para intentar una conciliación;<br> 3) Proponer a las partes fórmulas para simplificar y disminuir las cuestiones<br>litigiosas surgidas en el proceso o respecto de la actividad probatoria. En<br>todos los casos la mera proposición de fórmulas no importará prejuzgamiento;<br> 4) Ordenar las diligencias necesarias para esclarecer la verdad de los hechos<br>controvertidos, respetando el derecho de defensa en juicio. A ese efecto<br>podrán:<br> a) Disponer, en cualquier momento, la comparecencia personal de las partes para<br>requerir las explicaciones que estimen necesarias al objeto del pleito;<br> b) Decidir en cualquier estado de la causa la comparecencia de testigos con<br>arreglo a lo que dispone el artículo 437, peritos y consultores técnicos, para<br>interrogarlos acerca de lo que creyeren necesario;<br> c) Mandar, con las formalidades prescriptas en este Código, que se agreguen<br>documentos existentes en poder de las partes o de los terceros, en los términos<br>de los artículos 392 a 394;<br> 5) Impulsar de oficio el trámite, cuando existan fondos inactivos de menores o<br>incapaces, a fin de que los representantes legales de éstos, o en su caso, el<br>Defensor oficial o el letrado patrocinante, efectúen las propuestas que estimen<br>más convenientes en interés del menor o incapaz, sin perjuicio de los deberes<br>propios de dicho funcionario con igual objeto;<br> 6) Corregir, en la oportunidad establecida en el artículo 169 inciso 1º y 2º,<br>errores materiales, aclarar conceptos oscuros, o suplir cualquier omisión de la<br>sentencia acerca de las pretensiones discutidas en el litigio, siempre que la<br>enmienda, aclaración o agregado no altere lo sustancial de la decisión.<br> ART. 37º.- Medidas autosatisfactivas. Los jueces, ante solicitud fundada de<br>parte, explicando con claridad en que consisten sus derechos y su urgencia y<br>aportando todos los elementos probatorios que fundamentan la petición y la<br>necesidad impostergable de obtener tutela judicial inmediata, podrán,<br>excepcionalmente, ordenar medidas autosatisfactivas. Según fueren las<br>circunstancias del caso, valoradas motivadamente por el juez, éste podrá exigir<br>la prestación de cautela suficiente.<br> Para el despacho favorable de medidas autosatisfactivas se requerirá la<br>concurrencia de los siguientes requisitos:<br> 1) Que fuere necesaria la cesación inmediata de conductas o vías de hecho,<br>producidas o inminentes, contrarias a derecho según la legislación de fondo o<br>procesal;<br> 2) Que el interés del postulante se circunscriba de manera evidente a obtener<br>la solución de urgencia requerida, no extendiéndose a la declaración judicial<br>de derechos conexos o afines.<br> Los jueces podrán fijar límites temporales a las medidas autosatisfactivas que<br>despacharen y también podrán disponer, a solicitud de parte, prórrogas de<br>aquéllas. No rigen en la materia los principios de instrumentalidad y<br>caducidad, propios del proceso cautelar.<br> Asimismo podrán despachar directamente la medida peticionada o,<br>excepcionalmente y según las circunstancias del caso y la materia sobre la que<br>versa aquella, someterla a una previa y reducida sustanciación con el<br>destinatario de las mismas, cuyo plazo y modalidad serán determinados<br>prudencialmente por el juez.<br> La medida será apelable, recurso que se concederá con efecto devolutivo.<br> ART. 38º.- Sanciones conminatorias. Los jueces y tribunales podrán imponer<br>sanciones pecuniarias, compulsivas y progresivas tendientes a que las partes<br>cumplan sus mandatos, cuyo importe será a favor del litigante perjudicado por<br>el incumplimiento.<br> Podrán aplicarse sanciones conminatorias a terceros en los casos en que la ley<br>lo establece.<br> Las condenas se graduarán en proporción al caudal económico de quien deba<br>satisfacerlas y podrán ser dejadas sin efecto, o ser objeto de reajuste, si<br>aquél desiste de su resistencia y justifica total o parcialmente su proceder.<br> CAPITULO V<br> SECRETARIOS<br> ART. 39º.- Secretarios. Deberes. Sin perjuicio de los deberes que en otras<br>disposiciones de este Código y en las leyes de organización judicial se imponen<br>a los secretarios, éstos deberán:<br> 1) Comunicar a las partes y a los terceros las decisiones judiciales, mediante<br>la firma de oficios, mandamientos, cédulas y edictos, sin perjuicio de las<br>facultades que se acuerdan a los letrados respecto de las cédulas y oficios y<br>de lo que establezcan los convenios sobre comunicaciones entre magistrados de<br>distintas jurisdicciones.<br> Las comunicaciones dirigidas al Gobernador de la Provincia, Ministros del Poder<br>Ejecutivo, funcionarios de análoga jerarquía y magistrados judiciales, serán<br>firmadas por el juez.<br> 2) Extender certificados, testimonios y copias de actas;<br> 3) Conferir vistas y traslados;<br> 4) Firmar, sin perjuicio de las facultades que se confieren al prosecretario o<br>jefe de despacho, las providencias de mero trámite, observando, en cuanto al<br>plazo, lo dispuesto en el artículo 34, inciso 3º, apartado a. En la etapa<br>probatoria firmará todas las providencias simples que no impliquen pronunciarse<br>sobre la admisibilidad o caducidad de la prueba;<br> 5) Dirigir en forma personal las audiencias testimoniales que tomare por<br>delegación del juez;<br> 6) Devolver los escritos presentados fuera de plazo.<br> ART. 40º.- Prosecretarios. Deberes. Los prosecretarios o jefes de despacho o<br>quien desempeñe cargo equivalente, tendrán las siguientes funciones, además de<br>los deberes que en otras disposiciones de este Código, Ley Orgánica de<br>Tribunales y Reglamento Interno el Poder Judicial se les impone:<br> 1) Firmar las providencias simples que dispongan:<br> a) Agregar partidas, exhortos, pericias, oficios, inventarios, tasaciones,<br>división o partición de herencia, rendiciones de cuentas y en general,<br>documentos y actuaciones similares;<br> b) Remitir la causa a los Ministerios Públicos, representantes del Fisco y<br>demás funcionarios que intervengan como parte;<br> c) Devolver escritos presentados sin copias.<br> ART. 41º. Plazo. Dentro del plazo de tres días, las partes podrán pedir al juez<br>que deje sin efecto lo dispuesto por el secretario, prosecretario o el jefe de<br>despacho. Este pedido se resolverá sin sustanciación. La resolución será<br>inapelable.<br> ART. 42º.- Recusación. Los secretarios de primera instancia únicamente podrán<br> ser recusados por las causas previstas en el artículo 17.<br> Deducida la recusación, el juez se informará sumariamente sobre el hecho en que<br>se funde, y sin más trámite dictará resolución que será inapelable.<br> Los secretarios del Superior Tribunal y los de las cámaras de apelaciones no<br>serán recusables; pero deberán manifestar toda causa de impedimento que<br>tuvieren a fin de que el tribunal lo considere y resuelva lo que juzgare<br>procedente.<br> En todos los casos serán aplicables, en lo pertinente, las reglas establecidas<br>para la recusación y excusación de los jueces.<br> TITULO II<br> PARTES<br> CAPITULO I:<br> REGLAS GENERALES<br> ART. 43º.- Domicilio. Toda persona que litigue por su propio derecho o en<br>representación de terceros, deberá constituir domicilio procesal dentro del<br>perímetro de la ciudad que sea asiento del respectivo juzgado o tribunal.<br> Ese requisito se cumplirá en el primer escrito que presente, o audiencia a que<br>concurra si es ésta la primera diligencia en que interviene.<br> En las mismas oportunidades deberá denunciar el domicilio real de la persona<br>representada.<br> Se diligenciarán en el domicilio procesal todas las notificaciones a domicilio<br>que no deban serlo en el real.<br> El domicilio contractual constituido en el de la parte contraria no es eficaz<br>para las notificaciones que deben ser realizadas en el domicilio del<br>constituyente.<br> ART. 44º.- Falta de constitución y denuncia de domicilio: Si no se cumpliere<br>con lo establecido en la primera parte del artículo anterior, las sucesivas<br>resoluciones se tendrán por notificadas en la forma y oportunidad fijadas por<br>el artículo 136, salvo la notificación de la audiencia para absolver posiciones<br> y la sentencia.<br> Si la parte no denunciare su domicilio real o su cambio, las resoluciones que<br>deban notificarse en dicho domicilio se cumplirán en el lugar en que se hubiere<br>constituido, y en defecto también de éste, se observará lo dispuesto en el<br>primer párrafo.<br> ART. 45º.- Subsistencia de los domicilios. Los domicilios a que se refieren los<br>artículos anteriores subsistirán para los efectos legales hasta la terminación<br>del juicio o su archivo, mientras no se constituyan o denuncien otros.<br> Cuando no existieren los edificios, quedaren deshabitados o desaparecieren, o<br>se alterare o suprimiere su numeración, y no se hubiese constituido o<br>denunciado un nuevo domicilio, con el informe del notificador se observará lo<br>dispuesto en la primera o segunda parte del artículo anterior según se trate<br>respectivamente del domicilio procesal o del real.<br> Todo cambio de domicilio deberá notificarse por cédula a la otra parte.<br>Mientras esta diligencia no se hubiese cumplido, se tendrá por subsistente el<br>anterior.<br> ART. 46º.- Muerte o incapacidad. Cuando la parte que actuare personalmente<br>falleciere o se tornare incapaz, comprobado el hecho, el juez o tribunal<br>suspenderá la tramitación y citará a los herederos o al representante legal en<br>la forma y bajo el apercibimiento dispuesto en el artículo 56, inciso 5º.<br> ART. 47º.- Sustitución de parte. Si durante la tramitación del proceso una de<br>las partes enajenare el bien objeto del litigio o cediere el derecho reclamado,<br>el adquirente no podrá intervenir en él como parte principal sin la conformidad<br>expresa del adversario. Podrá hacerlo en la calidad prevista por los artículos<br>93 inciso 1º, y 94, primer párrafo.<br> ART. 48º.- Temeridad y malicia. Cuando se declarase maliciosa o temeraria la<br>conducta asumida en el pleito por alguna de las partes, el juez le impondrá a<br>ella o a su letrado o a ambos conjuntamente, una multa valuada entre el 10% y<br>el 50% del monto establecido en la sentencia. En los casos en que el objeto de<br>la pretensión no fuera susceptible de apreciación pecuniaria, el importe no<br>podrá superar la suma de entre pesos treinta ($30) y pesos doscientos cincuenta<br>($250). El importe de la multa será a favor de la otra parte. Si el pedido de<br>sanción fuera promovido por una de las partes, se decidirá previo traslado a la<br>contraria.<br> Sin perjuicio de considerar otras circunstancias que estime corresponder, el<br>juez deberá ponderar la deducción de pretensiones, defensas, excepciones o<br>interposición de recursos que resulten inadmisibles, o cuya falta de fundamento<br>no se pueda ignorar de acuerdo con una mínima pauta de razonabilidad o<br>encuentre sustento en hechos ficticios o irreales o que manifiestamente<br>conduzcan a dilatar el proceso.<br> CAPITULO II<br> REPRESENTACION PROCESAL<br> ART. 49º.- Justificación de la personería. La persona que se presente en juicio<br>por un derecho que no sea propio, aunque le competa ejercerlo en virtud de una<br>representación legal, deberá acompañar con su primer escrito los documentos que<br>acrediten el carácter que inviste.<br> Si se invocare la imposibilidad de presentar el documento ya otorgado que<br>justifique la representación y el juez considerase atendibles las razones que<br>se expresen, podrá acordar un plazo de hasta veinte días para que acompañe<br>dicho documento, bajo apercibimiento de tener por inexistente la representación<br>invocada.<br> Los padres que comparezcan en representación de sus hijos no tendrán obligación<br>de presentar las partidas correspondientes, salvo que el juez, a petición de<br>parte o de oficio, los emplazare a presentarlas, bajo apercibimiento del pago<br>de las costas y perjuicios que ocasionaren.<br> ART. 50º.- Presentación de poderes. Los procuradores o apoderados acreditarán<br>su personería desde la primera gestión que hagan en nombre de sus poderdantes,<br>con la pertinente escritura de poder.<br> Sin embargo, cuando se invoque un poder general o especial para varios actos,<br>se lo acreditará con la agregación de una copia íntegra firmada por el letrado<br>patrocinante o por el apoderado. De oficio o a petición de parte, podrá<br>intimarse a la presentación del testimonio original.<br> ART. 51º.- Gestor. Cuando deban realizarse actos procesales urgentes y existan<br>hechos o circunstancias que impidan la actuación de la parte que ha de<br>cumplirlos, podrá ser admitida la comparecencia en juicio de quien no tuviere<br>representación conferida. Si dentro de los cuarenta días hábiles, contados<br>desde la primera presentación del gestor, no fueren acompañados los<br>instrumentos que acrediten la personalidad o la parte no ratificase la gestión,<br> será nulo todo lo actuado por el gestor y éste pagará las costas causadas, sin<br>perjuicio de la responsabilidad por el daño que hubiere producido.<br> En su presentación, el gestor, además de indicar la parte en cuyo beneficio<br>pretende actuar, deberá expresar las razones que justifiquen la seriedad del<br>pedido, salvo que la urgencia resulte objetivamente de la petición misma o de<br>la situación procesal de que se trate. La nulidad, en su caso, se producirá por<br>el solo vencimiento del plazo sin que se requiera intimación previa.<br> La facultad acordada por este artículo sólo podrá ejercerse una vez en el curso<br>del proceso.<br> ART. 52º.- Efectos de la presentación del poder y admisión de la personería.<br>Presentado el poder y admitida su personería, el apoderado asume todas las<br>responsabilidades que las leyes le imponen y sus actos obligan al poderdante<br>como si él personalmente los practicare.<br> ART. 53º.- Obligaciones del apoderado. El apoderado estará obligado a seguir el<br>juicio mientras no haya cesado legalmente en el cargo. Hasta entonces las<br>citaciones y notificaciones que se hagan, incluso las de las sentencias<br>definitivas, tendrán la misma fuerza que si se hicieren al poderdante, sin que<br>le sea permitido pedir que se entiendan con éste. Exceptúanse los actos que por<br>disposición de la ley deban ser notificados personalmente a la parte.<br> ART. 54º.- Alcance del poder. El poder conferido para un pleito determinado,<br>cualesquiera sean sus términos, comprende la facultad de interponer los<br>recursos legales y seguir todas las instancias del pleito.<br> También comprende la facultad de intervenir en los incidentes y de ejercitar<br>todos los actos que ocurran durante la secuela de la litis, excepto aquellos<br>para los cuales la ley requiera facultad especial, o se hubiesen reservado<br>expresamente en el poder.<br> ART. 55º.- Responsabilidad por las costas. Sin perjuicio de la responsabilidad<br>civil o criminal por el ejercicio del mandato, el mandatario deberá abonar a su<br>poderdante las costas causadas por su exclusiva culpa o negligencia, cuando<br>fueran declaradas judicialmente.<br> El juez podrá, de acuerdo con las circunstancias, establecer la responsabilidad<br>solidaria del mandatario con el letrado patrocinante.<br> ART. 56º.- Cesación de la representación. La representación de los apoderados<br> cesará:<br> 1) Por revocación expresa del mandato en el expediente. En este caso, el<br>poderdante deberá comparecer por sí o constituir nuevo apoderamiento sin<br>necesidad de emplazamiento o citación, so pena de continuar el juicio en<br>rebeldía. La sola presentación del mandante no revoca el poder;<br> 2) Por renuncia, en cuyo caso el apoderado deberá, bajo pena de daños y<br>perjuicios, continuar las gestiones hasta que haya vencido el plazo que el juez<br>fije al poderdante para reemplazarlo o comparecer por sí. La fijación del plazo<br>se hará bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía. La resolución<br>que así lo disponga deberá notificarse por cédula en el domicilio real del<br>mandante;<br> 3) Por haber cesado la personalidad con que litigaba el poderdante;<br> 4) Por haber concluido la causa para la cual se le otorgó el poder;<br> 5) Por muerte o incapacidad del poderdante. En tales casos el apoderado<br>continuará ejerciendo su personería hasta que los herederos o representantes<br>legales tomen la intervención que les corresponda en el proceso, o venza el<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br> litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br> Ello tendrá lugar suscribiendo un abogado el mismo escrito ante el secretario o<br>el oficial primero, quien certificará en el expediente esta circunstancia, o<br>por la ratificación que por separado se hiciere con firma de letrado.<br> ART. 61º.- Dignidad. En el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado<br>a los magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele.<br> CAPITULO IV<br> REBELDIA<br> ART. 62º.- Declaración de rebeldía. La parte con domicilio conocido,<br>debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citación o<br>abandonare el juicio después de haber comparecido, será declarada en rebeldía a<br>pedido de la otra.<br> Esta resolución se notificará por cédula o, en su caso, por edictos durante dos<br>días. Las sucesivas resoluciones se tendrán por notificadas por ministerio de<br>la ley.<br> Si no se hubiere requerido que el incompareciente sea declarado rebelde, se<br>aplicarán las reglas sobre notificaciones establecidas en el primer párrafo del<br>artículo 44.<br> ART. 63º.- Efectos. La rebeldía no alterará la secuela regular del proceso.<br> La sentencia será pronunciada según el mérito de la causa y lo establecido en<br>el artículo 360, inciso 1º. En caso de duda, la rebeldía declarada y firme<br>constituirá presunción de verdad de los hechos lícitos afirmados por quien<br>obtuvo la declaración. Serán a cargo del rebelde las costas causadas por su<br>rebeldía.<br> ART. 64º.- Prueba. A pedido de parte el juez abrirá la causa a prueba, o<br>dispondrá su producción según correspondiere conforme al tipo de proceso; en su<br>caso podrá mandar practicar las medidas tendientes al esclarecimiento de la<br>verdad de los hechos, autorizadas por este Código.<br> ART. 65º.- Notificación de la sentencia. La sentencia se hará saber al rebelde<br>en la forma prescripta para la notificación de la providencia que declara la<br>rebeldía.<br> ART. 66º.- Medidas precautorias. Desde el momento en que un litigante haya sido<br> declarado en rebeldía podrán decretarse, si la otra parte lo pidiere, las<br>medidas precautorias necesarias para asegurar el objeto del juicio, o el pago<br>de la suma que se estime en concepto de eventuales costas si el rebelde fuere<br>el actor.<br> ART. 67º.- Comparencia del rebelde. Si el rebelde compareciese en cualquier<br>estado del juicio será admitido como parte y, cesando el procedimiento en<br>rebeldía, se entenderá con él la sustanciación, sin que ésta pueda en ningún<br>caso retrogradar.<br> ART. 68º.- Subsistencia de las medidas precautorias. Las medidas precautorias<br>decretadas de conformidad con el artículo 66 continuarán hasta la terminación<br>del juicio, a menos que el interesado justificare haber incurrido en rebeldía<br>por causas que no haya estado a su alcance vencer.<br> ART. 69º.- Prueba en segunda instancia. Si el rebelde hubiese comparecido<br>después de la oportunidad en que ha debido ofrecer la prueba y apelare de la<br>sentencia, a su pedido se recibirá la causa a prueba en segunda instancia, en<br>los términos del artículo 266 inciso 5º letra a.<br> Si como consecuencia de la prueba producida en segunda instancia la otra parte<br>resultare vencida, para la distribución de las costas se tendrá en cuenta la<br>situación creada por el rebelde.<br> ART. 70º.- Inimpugnabilidad de la sentencia. Ejecutoriada la sentencia<br>pronunciada en rebeldía, no se admitirá recurso alguno contra ella.<br> CAPITULO V<br> COSTAS<br> ART. 71º.- Principio general. La parte vencida en el juicio deberá pagar todos<br>los gastos de la contraria, aun cuando ésta no lo hubiese solicitado.<br> Sin embargo, el juez podrá eximir total o parcialmente de esta responsabilidad<br>al litigante vencido, siempre que encontrare mérito para ello, expresándolo en<br>su pronunciamiento, bajo pena de nulidad.<br> ART. 72º.- Incidentes. En los incidentes también regirá lo establecido en la<br>primera parte del artículo anterior.<br> No se sustanciarán nuevos incidentes promovidos por quien hubiere sido<br> condenado al pago de las costas en otro anterior, mientras no satisfaga su<br>importe o en su caso, lo dé a embargo.<br> No estarán sujetas a este requisito de admisibilidad las incidencias promovidas<br>en el curso de las audiencias.<br> Toda apelación sobre imposición de costas y regulación de honorarios se<br>concederá en efecto diferido, salvo cuando el expediente deba ser remitido a la<br>cámara como consecuencia del recurso deducido por alguna de las partes contra<br>la resolución que decidió el incidente.<br> ART. 73º.- Allanamiento. No se impondrán costas al vencido:<br> 1) Cuando hubiese reconocido oportunamente como fundadas las pretensiones de su<br>adversario allanándose a satisfacerlas, a menos que hubiere incurrido en mora o<br>que por su culpa hubiere dado lugar a la reclamación;<br> 2) Cuando se allanare dentro del quinto día de tener conocimiento de los<br>títulos e instrumentos tardíamente presentados.<br> Para que proceda la exención de costas, el allanamiento debe ser real,<br>incondicionado, oportuno, total y efectivo.<br> Si de los antecedentes del proceso resultare que el demandado no hubiere dado<br>motivo a la promoción del juicio y se allanare dentro del plazo para contestar<br>la demanda, cumpliendo su obligación, las costas se impondrán al actor.<br> ART. 74º.- Vencimiento parcial y mutuo. Si el resultado del pleito o incidente<br>fuere parcialmente favorable a ambos litigantes, las costas se compensarán o se<br>distribuirán prudencialmente por el juez en proporción al éxito obtenido por<br>cada uno de ellos.<br> ART. 75º.- Pluspetición inexcusable. El litigante que incurriere en<br>pluspetición inexcusable será condenado en costas, si la otra parte hubiere<br>admitido el monto hasta el límite establecido en la sentencia.<br> Si no hubiese existido dicha admisión o si ambas partes incurrieren en<br>pluspetición, regirá lo dispuesto en el artículo precedente.<br> No se entenderá que hay pluspetición a los efectos determinados en este<br>artículo, cuando el valor de la condena dependiese legalmente del arbitrio<br>judicial, de juicio pericial o de rendición de cuentas o cuando las<br>La falta de ejecución dentro de los treinta días de quedar firme la resolución<br>que las impuso, el retardo en el trámite o el abandono injustificado de éste,<br>serán considerados faltas graves.<br> ART. 36º.- Deberes y facultades ordenatorias e instructorias. Aún sin<br>requerimiento de parte, los jueces y tribunales podrán:<br> 1) Tomar medidas tendientes a evitar la paralización del proceso. A tal efecto,<br>vencido un plazo, se haya ejercido o no la facultad que corresponda, se pasará<br>a la etapa siguiente en el desarrollo procesal, disponiendo de oficio las<br>medidas necesarias;<br> 2) Intentar la conciliación total o parcial del conflicto o incidente procesal,<br>pudiendo proponer y promover que las partes deriven el litigio a otros medios<br>alternativos de resolución de conflictos. En cualquier momento podrá disponer<br>la comparecencia personal de las partes para intentar una conciliación;<br> 3) Proponer a las partes fórmulas para simplificar y disminuir las cuestiones<br>litigiosas surgidas en el proceso o respecto de la actividad probatoria. En<br>todos los casos la mera proposición de fórmulas no importará prejuzgamiento;<br> 4) Ordenar las diligencias necesarias para esclarecer la verdad de los hechos<br>controvertidos, respetando el derecho de defensa en juicio. A ese efecto<br>podrán:<br> a) Disponer, en cualquier momento, la comparecencia personal de las partes para<br>requerir las explicaciones que estimen necesarias al objeto del pleito;<br> b) Decidir en cualquier estado de la causa la comparecencia de testigos con<br>arreglo a lo que dispone el artículo 437, peritos y consultores técnicos, para<br>interrogarlos acerca de lo que creyeren necesario;<br> c) Mandar, con las formalidades prescriptas en este Código, que se agreguen<br>documentos existentes en poder de las partes o de los terceros, en los términos<br>de los artículos 392 a 394;<br> 5) Impulsar de oficio el trámite, cuando existan fondos inactivos de menores o<br>incapaces, a fin de que los representantes legales de éstos, o en su caso, el<br>Defensor oficial o el letrado patrocinante, efectúen las propuestas que estimen<br>más convenientes en interés del menor o incapaz, sin perjuicio de los deberes<br>propios de dicho funcionario con igual objeto;<br> 6) Corregir, en la oportunidad establecida en el artículo 169 inciso 1º y 2º,<br>errores materiales, aclarar conceptos oscuros, o suplir cualquier omisión de la<br>sentencia acerca de las pretensiones discutidas en el litigio, siempre que la<br>enmienda, aclaración o agregado no altere lo sustancial de la decisión.<br> ART. 37º.- Medidas autosatisfactivas. Los jueces, ante solicitud fundada de<br>parte, explicando con claridad en que consisten sus derechos y su urgencia y<br>aportando todos los elementos probatorios que fundamentan la petición y la<br>necesidad impostergable de obtener tutela judicial inmediata, podrán,<br>excepcionalmente, ordenar medidas autosatisfactivas. Según fueren las<br>circunstancias del caso, valoradas motivadamente por el juez, éste podrá exigir<br>la prestación de cautela suficiente.<br> Para el despacho favorable de medidas autosatisfactivas se requerirá la<br>concurrencia de los siguientes requisitos:<br> 1) Que fuere necesaria la cesación inmediata de conductas o vías de hecho,<br>producidas o inminentes, contrarias a derecho según la legislación de fondo o<br>procesal;<br> 2) Que el interés del postulante se circunscriba de manera evidente a obtener<br>la solución de urgencia requerida, no extendiéndose a la declaración judicial<br>de derechos conexos o afines.<br> Los jueces podrán fijar límites temporales a las medidas autosatisfactivas que<br>despacharen y también podrán disponer, a solicitud de parte, prórrogas de<br>aquéllas. No rigen en la materia los principios de instrumentalidad y<br>caducidad, propios del proceso cautelar.<br> Asimismo podrán despachar directamente la medida peticionada o,<br>excepcionalmente y según las circunstancias del caso y la materia sobre la que<br>versa aquella, someterla a una previa y reducida sustanciación con el<br>destinatario de las mismas, cuyo plazo y modalidad serán determinados<br>prudencialmente por el juez.<br> La medida será apelable, recurso que se concederá con efecto devolutivo.<br> ART. 38º.- Sanciones conminatorias. Los jueces y tribunales podrán imponer<br>sanciones pecuniarias, compulsivas y progresivas tendientes a que las partes<br>cumplan sus mandatos, cuyo importe será a favor del litigante perjudicado por<br>el incumplimiento.<br> Podrán aplicarse sanciones conminatorias a terceros en los casos en que la ley<br>lo establece.<br> Las condenas se graduarán en proporción al caudal económico de quien deba<br>satisfacerlas y podrán ser dejadas sin efecto, o ser objeto de reajuste, si<br>aquél desiste de su resistencia y justifica total o parcialmente su proceder.<br> CAPITULO V<br> SECRETARIOS<br> ART. 39º.- Secretarios. Deberes. Sin perjuicio de los deberes que en otras<br>disposiciones de este Código y en las leyes de organización judicial se imponen<br>a los secretarios, éstos deberán:<br> 1) Comunicar a las partes y a los terceros las decisiones judiciales, mediante<br>la firma de oficios, mandamientos, cédulas y edictos, sin perjuicio de las<br>facultades que se acuerdan a los letrados respecto de las cédulas y oficios y<br>de lo que establezcan los convenios sobre comunicaciones entre magistrados de<br>distintas jurisdicciones.<br> Las comunicaciones dirigidas al Gobernador de la Provincia, Ministros del Poder<br>Ejecutivo, funcionarios de análoga jerarquía y magistrados judiciales, serán<br>firmadas por el juez.<br> 2) Extender certificados, testimonios y copias de actas;<br> 3) Conferir vistas y traslados;<br> 4) Firmar, sin perjuicio de las facultades que se confieren al prosecretario o<br>jefe de despacho, las providencias de mero trámite, observando, en cuanto al<br>plazo, lo dispuesto en el artículo 34, inciso 3º, apartado a. En la etapa<br>probatoria firmará todas las providencias simples que no impliquen pronunciarse<br>sobre la admisibilidad o caducidad de la prueba;<br> 5) Dirigir en forma personal las audiencias testimoniales que tomare por<br>delegación del juez;<br> 6) Devolver los escritos presentados fuera de plazo.<br> ART. 40º.- Prosecretarios. Deberes. Los prosecretarios o jefes de despacho o<br>quien desempeñe cargo equivalente, tendrán las siguientes funciones, además de<br>los deberes que en otras disposiciones de este Código, Ley Orgánica de<br>Tribunales y Reglamento Interno el Poder Judicial se les impone:<br> 1) Firmar las providencias simples que dispongan:<br> a) Agregar partidas, exhortos, pericias, oficios, inventarios, tasaciones,<br>división o partición de herencia, rendiciones de cuentas y en general,<br>documentos y actuaciones similares;<br> b) Remitir la causa a los Ministerios Públicos, representantes del Fisco y<br>demás funcionarios que intervengan como parte;<br> c) Devolver escritos presentados sin copias.<br> ART. 41º. Plazo. Dentro del plazo de tres días, las partes podrán pedir al juez<br>que deje sin efecto lo dispuesto por el secretario, prosecretario o el jefe de<br>despacho. Este pedido se resolverá sin sustanciación. La resolución será<br>inapelable.<br> ART. 42º.- Recusación. Los secretarios de primera instancia únicamente podrán<br> ser recusados por las causas previstas en el artículo 17.<br> Deducida la recusación, el juez se informará sumariamente sobre el hecho en que<br>se funde, y sin más trámite dictará resolución que será inapelable.<br> Los secretarios del Superior Tribunal y los de las cámaras de apelaciones no<br>serán recusables; pero deberán manifestar toda causa de impedimento que<br>tuvieren a fin de que el tribunal lo considere y resuelva lo que juzgare<br>procedente.<br> En todos los casos serán aplicables, en lo pertinente, las reglas establecidas<br>para la recusación y excusación de los jueces.<br> TITULO II<br> PARTES<br> CAPITULO I:<br> REGLAS GENERALES<br> ART. 43º.- Domicilio. Toda persona que litigue por su propio derecho o en<br>representación de terceros, deberá constituir domicilio procesal dentro del<br>perímetro de la ciudad que sea asiento del respectivo juzgado o tribunal.<br> Ese requisito se cumplirá en el primer escrito que presente, o audiencia a que<br>concurra si es ésta la primera diligencia en que interviene.<br> En las mismas oportunidades deberá denunciar el domicilio real de la persona<br>representada.<br> Se diligenciarán en el domicilio procesal todas las notificaciones a domicilio<br>que no deban serlo en el real.<br> El domicilio contractual constituido en el de la parte contraria no es eficaz<br>para las notificaciones que deben ser realizadas en el domicilio del<br>constituyente.<br> ART. 44º.- Falta de constitución y denuncia de domicilio: Si no se cumpliere<br>con lo establecido en la primera parte del artículo anterior, las sucesivas<br>resoluciones se tendrán por notificadas en la forma y oportunidad fijadas por<br>el artículo 136, salvo la notificación de la audiencia para absolver posiciones<br> y la sentencia.<br> Si la parte no denunciare su domicilio real o su cambio, las resoluciones que<br>deban notificarse en dicho domicilio se cumplirán en el lugar en que se hubiere<br>constituido, y en defecto también de éste, se observará lo dispuesto en el<br>primer párrafo.<br> ART. 45º.- Subsistencia de los domicilios. Los domicilios a que se refieren los<br>artículos anteriores subsistirán para los efectos legales hasta la terminación<br>del juicio o su archivo, mientras no se constituyan o denuncien otros.<br> Cuando no existieren los edificios, quedaren deshabitados o desaparecieren, o<br>se alterare o suprimiere su numeración, y no se hubiese constituido o<br>denunciado un nuevo domicilio, con el informe del notificador se observará lo<br>dispuesto en la primera o segunda parte del artículo anterior según se trate<br>respectivamente del domicilio procesal o del real.<br> Todo cambio de domicilio deberá notificarse por cédula a la otra parte.<br>Mientras esta diligencia no se hubiese cumplido, se tendrá por subsistente el<br>anterior.<br> ART. 46º.- Muerte o incapacidad. Cuando la parte que actuare personalmente<br>falleciere o se tornare incapaz, comprobado el hecho, el juez o tribunal<br>suspenderá la tramitación y citará a los herederos o al representante legal en<br>la forma y bajo el apercibimiento dispuesto en el artículo 56, inciso 5º.<br> ART. 47º.- Sustitución de parte. Si durante la tramitación del proceso una de<br>las partes enajenare el bien objeto del litigio o cediere el derecho reclamado,<br>el adquirente no podrá intervenir en él como parte principal sin la conformidad<br>expresa del adversario. Podrá hacerlo en la calidad prevista por los artículos<br>93 inciso 1º, y 94, primer párrafo.<br> ART. 48º.- Temeridad y malicia. Cuando se declarase maliciosa o temeraria la<br>conducta asumida en el pleito por alguna de las partes, el juez le impondrá a<br>ella o a su letrado o a ambos conjuntamente, una multa valuada entre el 10% y<br>el 50% del monto establecido en la sentencia. En los casos en que el objeto de<br>la pretensión no fuera susceptible de apreciación pecuniaria, el importe no<br>podrá superar la suma de entre pesos treinta ($30) y pesos doscientos cincuenta<br>($250). El importe de la multa será a favor de la otra parte. Si el pedido de<br>sanción fuera promovido por una de las partes, se decidirá previo traslado a la<br>contraria.<br> Sin perjuicio de considerar otras circunstancias que estime corresponder, el<br>juez deberá ponderar la deducción de pretensiones, defensas, excepciones o<br>interposición de recursos que resulten inadmisibles, o cuya falta de fundamento<br>no se pueda ignorar de acuerdo con una mínima pauta de razonabilidad o<br>encuentre sustento en hechos ficticios o irreales o que manifiestamente<br>conduzcan a dilatar el proceso.<br> CAPITULO II<br> REPRESENTACION PROCESAL<br> ART. 49º.- Justificación de la personería. La persona que se presente en juicio<br>por un derecho que no sea propio, aunque le competa ejercerlo en virtud de una<br>representación legal, deberá acompañar con su primer escrito los documentos que<br>acrediten el carácter que inviste.<br> Si se invocare la imposibilidad de presentar el documento ya otorgado que<br>justifique la representación y el juez considerase atendibles las razones que<br>se expresen, podrá acordar un plazo de hasta veinte días para que acompañe<br>dicho documento, bajo apercibimiento de tener por inexistente la representación<br>invocada.<br> Los padres que comparezcan en representación de sus hijos no tendrán obligación<br>de presentar las partidas correspondientes, salvo que el juez, a petición de<br>parte o de oficio, los emplazare a presentarlas, bajo apercibimiento del pago<br>de las costas y perjuicios que ocasionaren.<br> ART. 50º.- Presentación de poderes. Los procuradores o apoderados acreditarán<br>su personería desde la primera gestión que hagan en nombre de sus poderdantes,<br>con la pertinente escritura de poder.<br> Sin embargo, cuando se invoque un poder general o especial para varios actos,<br>se lo acreditará con la agregación de una copia íntegra firmada por el letrado<br>patrocinante o por el apoderado. De oficio o a petición de parte, podrá<br>intimarse a la presentación del testimonio original.<br> ART. 51º.- Gestor. Cuando deban realizarse actos procesales urgentes y existan<br>hechos o circunstancias que impidan la actuación de la parte que ha de<br>cumplirlos, podrá ser admitida la comparecencia en juicio de quien no tuviere<br>representación conferida. Si dentro de los cuarenta días hábiles, contados<br>desde la primera presentación del gestor, no fueren acompañados los<br>instrumentos que acrediten la personalidad o la parte no ratificase la gestión,<br> será nulo todo lo actuado por el gestor y éste pagará las costas causadas, sin<br>perjuicio de la responsabilidad por el daño que hubiere producido.<br> En su presentación, el gestor, además de indicar la parte en cuyo beneficio<br>pretende actuar, deberá expresar las razones que justifiquen la seriedad del<br>pedido, salvo que la urgencia resulte objetivamente de la petición misma o de<br>la situación procesal de que se trate. La nulidad, en su caso, se producirá por<br>el solo vencimiento del plazo sin que se requiera intimación previa.<br> La facultad acordada por este artículo sólo podrá ejercerse una vez en el curso<br>del proceso.<br> ART. 52º.- Efectos de la presentación del poder y admisión de la personería.<br>Presentado el poder y admitida su personería, el apoderado asume todas las<br>responsabilidades que las leyes le imponen y sus actos obligan al poderdante<br>como si él personalmente los practicare.<br> ART. 53º.- Obligaciones del apoderado. El apoderado estará obligado a seguir el<br>juicio mientras no haya cesado legalmente en el cargo. Hasta entonces las<br>citaciones y notificaciones que se hagan, incluso las de las sentencias<br>definitivas, tendrán la misma fuerza que si se hicieren al poderdante, sin que<br>le sea permitido pedir que se entiendan con éste. Exceptúanse los actos que por<br>disposición de la ley deban ser notificados personalmente a la parte.<br> ART. 54º.- Alcance del poder. El poder conferido para un pleito determinado,<br>cualesquiera sean sus términos, comprende la facultad de interponer los<br>recursos legales y seguir todas las instancias del pleito.<br> También comprende la facultad de intervenir en los incidentes y de ejercitar<br>todos los actos que ocurran durante la secuela de la litis, excepto aquellos<br>para los cuales la ley requiera facultad especial, o se hubiesen reservado<br>expresamente en el poder.<br> ART. 55º.- Responsabilidad por las costas. Sin perjuicio de la responsabilidad<br>civil o criminal por el ejercicio del mandato, el mandatario deberá abonar a su<br>poderdante las costas causadas por su exclusiva culpa o negligencia, cuando<br>fueran declaradas judicialmente.<br> El juez podrá, de acuerdo con las circunstancias, establecer la responsabilidad<br>solidaria del mandatario con el letrado patrocinante.<br> ART. 56º.- Cesación de la representación. La representación de los apoderados<br> cesará:<br> 1) Por revocación expresa del mandato en el expediente. En este caso, el<br>poderdante deberá comparecer por sí o constituir nuevo apoderamiento sin<br>necesidad de emplazamiento o citación, so pena de continuar el juicio en<br>rebeldía. La sola presentación del mandante no revoca el poder;<br> 2) Por renuncia, en cuyo caso el apoderado deberá, bajo pena de daños y<br>perjuicios, continuar las gestiones hasta que haya vencido el plazo que el juez<br>fije al poderdante para reemplazarlo o comparecer por sí. La fijación del plazo<br>se hará bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía. La resolución<br>que así lo disponga deberá notificarse por cédula en el domicilio real del<br>mandante;<br> 3) Por haber cesado la personalidad con que litigaba el poderdante;<br> 4) Por haber concluido la causa para la cual se le otorgó el poder;<br> 5) Por muerte o incapacidad del poderdante. En tales casos el apoderado<br>continuará ejerciendo su personería hasta que los herederos o representantes<br>legales tomen la intervención que les corresponda en el proceso, o venza el<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br> litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br> Ello tendrá lugar suscribiendo un abogado el mismo escrito ante el secretario o<br>el oficial primero, quien certificará en el expediente esta circunstancia, o<br>por la ratificación que por separado se hiciere con firma de letrado.<br> ART. 61º.- Dignidad. En el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado<br>a los magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele.<br> CAPITULO IV<br> REBELDIA<br> ART. 62º.- Declaración de rebeldía. La parte con domicilio conocido,<br>debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citación o<br>abandonare el juicio después de haber comparecido, será declarada en rebeldía a<br>pedido de la otra.<br> Esta resolución se notificará por cédula o, en su caso, por edictos durante dos<br>días. Las sucesivas resoluciones se tendrán por notificadas por ministerio de<br>la ley.<br> Si no se hubiere requerido que el incompareciente sea declarado rebelde, se<br>aplicarán las reglas sobre notificaciones establecidas en el primer párrafo del<br>artículo 44.<br> ART. 63º.- Efectos. La rebeldía no alterará la secuela regular del proceso.<br> La sentencia será pronunciada según el mérito de la causa y lo establecido en<br>el artículo 360, inciso 1º. En caso de duda, la rebeldía declarada y firme<br>constituirá presunción de verdad de los hechos lícitos afirmados por quien<br>obtuvo la declaración. Serán a cargo del rebelde las costas causadas por su<br>rebeldía.<br> ART. 64º.- Prueba. A pedido de parte el juez abrirá la causa a prueba, o<br>dispondrá su producción según correspondiere conforme al tipo de proceso; en su<br>caso podrá mandar practicar las medidas tendientes al esclarecimiento de la<br>verdad de los hechos, autorizadas por este Código.<br> ART. 65º.- Notificación de la sentencia. La sentencia se hará saber al rebelde<br>en la forma prescripta para la notificación de la providencia que declara la<br>rebeldía.<br> ART. 66º.- Medidas precautorias. Desde el momento en que un litigante haya sido<br> declarado en rebeldía podrán decretarse, si la otra parte lo pidiere, las<br>medidas precautorias necesarias para asegurar el objeto del juicio, o el pago<br>de la suma que se estime en concepto de eventuales costas si el rebelde fuere<br>el actor.<br> ART. 67º.- Comparencia del rebelde. Si el rebelde compareciese en cualquier<br>estado del juicio será admitido como parte y, cesando el procedimiento en<br>rebeldía, se entenderá con él la sustanciación, sin que ésta pueda en ningún<br>caso retrogradar.<br> ART. 68º.- Subsistencia de las medidas precautorias. Las medidas precautorias<br>decretadas de conformidad con el artículo 66 continuarán hasta la terminación<br>del juicio, a menos que el interesado justificare haber incurrido en rebeldía<br>por causas que no haya estado a su alcance vencer.<br> ART. 69º.- Prueba en segunda instancia. Si el rebelde hubiese comparecido<br>después de la oportunidad en que ha debido ofrecer la prueba y apelare de la<br>sentencia, a su pedido se recibirá la causa a prueba en segunda instancia, en<br>los términos del artículo 266 inciso 5º letra a.<br> Si como consecuencia de la prueba producida en segunda instancia la otra parte<br>resultare vencida, para la distribución de las costas se tendrá en cuenta la<br>situación creada por el rebelde.<br> ART. 70º.- Inimpugnabilidad de la sentencia. Ejecutoriada la sentencia<br>pronunciada en rebeldía, no se admitirá recurso alguno contra ella.<br> CAPITULO V<br> COSTAS<br> ART. 71º.- Principio general. La parte vencida en el juicio deberá pagar todos<br>los gastos de la contraria, aun cuando ésta no lo hubiese solicitado.<br> Sin embargo, el juez podrá eximir total o parcialmente de esta responsabilidad<br>al litigante vencido, siempre que encontrare mérito para ello, expresándolo en<br>su pronunciamiento, bajo pena de nulidad.<br> ART. 72º.- Incidentes. En los incidentes también regirá lo establecido en la<br>primera parte del artículo anterior.<br> No se sustanciarán nuevos incidentes promovidos por quien hubiere sido<br> condenado al pago de las costas en otro anterior, mientras no satisfaga su<br>importe o en su caso, lo dé a embargo.<br> No estarán sujetas a este requisito de admisibilidad las incidencias promovidas<br>en el curso de las audiencias.<br> Toda apelación sobre imposición de costas y regulación de honorarios se<br>concederá en efecto diferido, salvo cuando el expediente deba ser remitido a la<br>cámara como consecuencia del recurso deducido por alguna de las partes contra<br>la resolución que decidió el incidente.<br> ART. 73º.- Allanamiento. No se impondrán costas al vencido:<br> 1) Cuando hubiese reconocido oportunamente como fundadas las pretensiones de su<br>adversario allanándose a satisfacerlas, a menos que hubiere incurrido en mora o<br>que por su culpa hubiere dado lugar a la reclamación;<br> 2) Cuando se allanare dentro del quinto día de tener conocimiento de los<br>títulos e instrumentos tardíamente presentados.<br> Para que proceda la exención de costas, el allanamiento debe ser real,<br>incondicionado, oportuno, total y efectivo.<br> Si de los antecedentes del proceso resultare que el demandado no hubiere dado<br>motivo a la promoción del juicio y se allanare dentro del plazo para contestar<br>la demanda, cumpliendo su obligación, las costas se impondrán al actor.<br> ART. 74º.- Vencimiento parcial y mutuo. Si el resultado del pleito o incidente<br>fuere parcialmente favorable a ambos litigantes, las costas se compensarán o se<br>distribuirán prudencialmente por el juez en proporción al éxito obtenido por<br>cada uno de ellos.<br> ART. 75º.- Pluspetición inexcusable. El litigante que incurriere en<br>pluspetición inexcusable será condenado en costas, si la otra parte hubiere<br>admitido el monto hasta el límite establecido en la sentencia.<br> Si no hubiese existido dicha admisión o si ambas partes incurrieren en<br>pluspetición, regirá lo dispuesto en el artículo precedente.<br> No se entenderá que hay pluspetición a los efectos determinados en este<br>artículo, cuando el valor de la condena dependiese legalmente del arbitrio<br>judicial, de juicio pericial o de rendición de cuentas o cuando las<br> pretensiones de la parte no fuesen reducidas por la condena en más de un 20 %.<br> ART. 76º.- Conciliación, transacción, desistimiento, caducidad de instancia. Si<br>el juicio terminase por transacción o conciliación, las costas serán impuestas<br>en el orden causado, respecto de quienes celebraron el avenimiento; en cuanto a<br>las partes que no lo suscribieron se aplicarán las reglas generales.<br> Si el proceso se extinguiera por desistimiento, las costas serán a cargo de<br>quien desiste, salvo cuando se debiere exclusivamente a cambios de legislación<br>o jurisprudencia y se llevare a cabo sin demora injustificada.<br> Exceptúase, en todos los casos, lo que pudieren acordar las partes en<br>contrario.<br> Declarada la caducidad de la primera instancia, las costas del juicio deben ser<br>impuestas al actor.<br> ART. 77º.- Nulidad. Si el procedimiento se anulare por causa imputable a una de<br>las partes, serán a su cargo las costas producidas desde el acto o la omisión<br>que dio origen a la nulidad.<br> ART. 78º.- Litisconsorcio. En los casos de litisconsorcio las costas se<br>distribuirán entre los litisconsortes, salvo que por la naturaleza de la<br>obligación correspondiere la condena solidaria.<br> Cuando el interés que cada uno de ellos representase en el juicio ofreciere<br>considerables diferencias, podrá el juez distribuir las costas en proporción a<br>ese interés.<br> ART. 79º.- Prescripción. Si el actor se allanare a la prescripción opuesta, las<br>costas se distribuirán en el orden causado.<br> ART. 80º.- Alcance de la condena en costas. La condena en costas comprenderá<br>todos los gastos causados u ocasionados por la sustanciación del proceso y los<br>que se hubiesen realizado para evitar el pleito, mediante el cumplimiento de la<br>obligación.<br> Los correspondientes a pedidos desestimados serán a cargo de la parte que los<br>efectuó u originó, aunque la sentencia le fuere favorable en lo principal.<br> No serán objeto de reintegro los gastos superfluos o inútiles.<br>4) Ordenar las diligencias necesarias para esclarecer la verdad de los hechos<br>controvertidos, respetando el derecho de defensa en juicio. A ese efecto<br>podrán:<br> a) Disponer, en cualquier momento, la comparecencia personal de las partes para<br>requerir las explicaciones que estimen necesarias al objeto del pleito;<br> b) Decidir en cualquier estado de la causa la comparecencia de testigos con<br>arreglo a lo que dispone el artículo 437, peritos y consultores técnicos, para<br>interrogarlos acerca de lo que creyeren necesario;<br> c) Mandar, con las formalidades prescriptas en este Código, que se agreguen<br>documentos existentes en poder de las partes o de los terceros, en los términos<br>de los artículos 392 a 394;<br> 5) Impulsar de oficio el trámite, cuando existan fondos inactivos de menores o<br>incapaces, a fin de que los representantes legales de éstos, o en su caso, el<br>Defensor oficial o el letrado patrocinante, efectúen las propuestas que estimen<br>más convenientes en interés del menor o incapaz, sin perjuicio de los deberes<br>propios de dicho funcionario con igual objeto;<br> 6) Corregir, en la oportunidad establecida en el artículo 169 inciso 1º y 2º,<br>errores materiales, aclarar conceptos oscuros, o suplir cualquier omisión de la<br>sentencia acerca de las pretensiones discutidas en el litigio, siempre que la<br>enmienda, aclaración o agregado no altere lo sustancial de la decisión.<br> ART. 37º.- Medidas autosatisfactivas. Los jueces, ante solicitud fundada de<br>parte, explicando con claridad en que consisten sus derechos y su urgencia y<br>aportando todos los elementos probatorios que fundamentan la petición y la<br>necesidad impostergable de obtener tutela judicial inmediata, podrán,<br>excepcionalmente, ordenar medidas autosatisfactivas. Según fueren las<br>circunstancias del caso, valoradas motivadamente por el juez, éste podrá exigir<br>la prestación de cautela suficiente.<br> Para el despacho favorable de medidas autosatisfactivas se requerirá la<br>concurrencia de los siguientes requisitos:<br> 1) Que fuere necesaria la cesación inmediata de conductas o vías de hecho,<br>producidas o inminentes, contrarias a derecho según la legislación de fondo o<br>procesal;<br> 2) Que el interés del postulante se circunscriba de manera evidente a obtener<br>la solución de urgencia requerida, no extendiéndose a la declaración judicial<br>de derechos conexos o afines.<br> Los jueces podrán fijar límites temporales a las medidas autosatisfactivas que<br>despacharen y también podrán disponer, a solicitud de parte, prórrogas de<br>aquéllas. No rigen en la materia los principios de instrumentalidad y<br>caducidad, propios del proceso cautelar.<br> Asimismo podrán despachar directamente la medida peticionada o,<br>excepcionalmente y según las circunstancias del caso y la materia sobre la que<br>versa aquella, someterla a una previa y reducida sustanciación con el<br>destinatario de las mismas, cuyo plazo y modalidad serán determinados<br>prudencialmente por el juez.<br> La medida será apelable, recurso que se concederá con efecto devolutivo.<br> ART. 38º.- Sanciones conminatorias. Los jueces y tribunales podrán imponer<br>sanciones pecuniarias, compulsivas y progresivas tendientes a que las partes<br>cumplan sus mandatos, cuyo importe será a favor del litigante perjudicado por<br>el incumplimiento.<br> Podrán aplicarse sanciones conminatorias a terceros en los casos en que la ley<br>lo establece.<br> Las condenas se graduarán en proporción al caudal económico de quien deba<br>satisfacerlas y podrán ser dejadas sin efecto, o ser objeto de reajuste, si<br>aquél desiste de su resistencia y justifica total o parcialmente su proceder.<br> CAPITULO V<br> SECRETARIOS<br> ART. 39º.- Secretarios. Deberes. Sin perjuicio de los deberes que en otras<br>disposiciones de este Código y en las leyes de organización judicial se imponen<br>a los secretarios, éstos deberán:<br> 1) Comunicar a las partes y a los terceros las decisiones judiciales, mediante<br>la firma de oficios, mandamientos, cédulas y edictos, sin perjuicio de las<br>facultades que se acuerdan a los letrados respecto de las cédulas y oficios y<br>de lo que establezcan los convenios sobre comunicaciones entre magistrados de<br>distintas jurisdicciones.<br> Las comunicaciones dirigidas al Gobernador de la Provincia, Ministros del Poder<br>Ejecutivo, funcionarios de análoga jerarquía y magistrados judiciales, serán<br>firmadas por el juez.<br> 2) Extender certificados, testimonios y copias de actas;<br> 3) Conferir vistas y traslados;<br> 4) Firmar, sin perjuicio de las facultades que se confieren al prosecretario o<br>jefe de despacho, las providencias de mero trámite, observando, en cuanto al<br>plazo, lo dispuesto en el artículo 34, inciso 3º, apartado a. En la etapa<br>probatoria firmará todas las providencias simples que no impliquen pronunciarse<br>sobre la admisibilidad o caducidad de la prueba;<br> 5) Dirigir en forma personal las audiencias testimoniales que tomare por<br>delegación del juez;<br> 6) Devolver los escritos presentados fuera de plazo.<br> ART. 40º.- Prosecretarios. Deberes. Los prosecretarios o jefes de despacho o<br>quien desempeñe cargo equivalente, tendrán las siguientes funciones, además de<br>los deberes que en otras disposiciones de este Código, Ley Orgánica de<br>Tribunales y Reglamento Interno el Poder Judicial se les impone:<br> 1) Firmar las providencias simples que dispongan:<br> a) Agregar partidas, exhortos, pericias, oficios, inventarios, tasaciones,<br>división o partición de herencia, rendiciones de cuentas y en general,<br>documentos y actuaciones similares;<br> b) Remitir la causa a los Ministerios Públicos, representantes del Fisco y<br>demás funcionarios que intervengan como parte;<br> c) Devolver escritos presentados sin copias.<br> ART. 41º. Plazo. Dentro del plazo de tres días, las partes podrán pedir al juez<br>que deje sin efecto lo dispuesto por el secretario, prosecretario o el jefe de<br>despacho. Este pedido se resolverá sin sustanciación. La resolución será<br>inapelable.<br> ART. 42º.- Recusación. Los secretarios de primera instancia únicamente podrán<br> ser recusados por las causas previstas en el artículo 17.<br> Deducida la recusación, el juez se informará sumariamente sobre el hecho en que<br>se funde, y sin más trámite dictará resolución que será inapelable.<br> Los secretarios del Superior Tribunal y los de las cámaras de apelaciones no<br>serán recusables; pero deberán manifestar toda causa de impedimento que<br>tuvieren a fin de que el tribunal lo considere y resuelva lo que juzgare<br>procedente.<br> En todos los casos serán aplicables, en lo pertinente, las reglas establecidas<br>para la recusación y excusación de los jueces.<br> TITULO II<br> PARTES<br> CAPITULO I:<br> REGLAS GENERALES<br> ART. 43º.- Domicilio. Toda persona que litigue por su propio derecho o en<br>representación de terceros, deberá constituir domicilio procesal dentro del<br>perímetro de la ciudad que sea asiento del respectivo juzgado o tribunal.<br> Ese requisito se cumplirá en el primer escrito que presente, o audiencia a que<br>concurra si es ésta la primera diligencia en que interviene.<br> En las mismas oportunidades deberá denunciar el domicilio real de la persona<br>representada.<br> Se diligenciarán en el domicilio procesal todas las notificaciones a domicilio<br>que no deban serlo en el real.<br> El domicilio contractual constituido en el de la parte contraria no es eficaz<br>para las notificaciones que deben ser realizadas en el domicilio del<br>constituyente.<br> ART. 44º.- Falta de constitución y denuncia de domicilio: Si no se cumpliere<br>con lo establecido en la primera parte del artículo anterior, las sucesivas<br>resoluciones se tendrán por notificadas en la forma y oportunidad fijadas por<br>el artículo 136, salvo la notificación de la audiencia para absolver posiciones<br> y la sentencia.<br> Si la parte no denunciare su domicilio real o su cambio, las resoluciones que<br>deban notificarse en dicho domicilio se cumplirán en el lugar en que se hubiere<br>constituido, y en defecto también de éste, se observará lo dispuesto en el<br>primer párrafo.<br> ART. 45º.- Subsistencia de los domicilios. Los domicilios a que se refieren los<br>artículos anteriores subsistirán para los efectos legales hasta la terminación<br>del juicio o su archivo, mientras no se constituyan o denuncien otros.<br> Cuando no existieren los edificios, quedaren deshabitados o desaparecieren, o<br>se alterare o suprimiere su numeración, y no se hubiese constituido o<br>denunciado un nuevo domicilio, con el informe del notificador se observará lo<br>dispuesto en la primera o segunda parte del artículo anterior según se trate<br>respectivamente del domicilio procesal o del real.<br> Todo cambio de domicilio deberá notificarse por cédula a la otra parte.<br>Mientras esta diligencia no se hubiese cumplido, se tendrá por subsistente el<br>anterior.<br> ART. 46º.- Muerte o incapacidad. Cuando la parte que actuare personalmente<br>falleciere o se tornare incapaz, comprobado el hecho, el juez o tribunal<br>suspenderá la tramitación y citará a los herederos o al representante legal en<br>la forma y bajo el apercibimiento dispuesto en el artículo 56, inciso 5º.<br> ART. 47º.- Sustitución de parte. Si durante la tramitación del proceso una de<br>las partes enajenare el bien objeto del litigio o cediere el derecho reclamado,<br>el adquirente no podrá intervenir en él como parte principal sin la conformidad<br>expresa del adversario. Podrá hacerlo en la calidad prevista por los artículos<br>93 inciso 1º, y 94, primer párrafo.<br> ART. 48º.- Temeridad y malicia. Cuando se declarase maliciosa o temeraria la<br>conducta asumida en el pleito por alguna de las partes, el juez le impondrá a<br>ella o a su letrado o a ambos conjuntamente, una multa valuada entre el 10% y<br>el 50% del monto establecido en la sentencia. En los casos en que el objeto de<br>la pretensión no fuera susceptible de apreciación pecuniaria, el importe no<br>podrá superar la suma de entre pesos treinta ($30) y pesos doscientos cincuenta<br>($250). El importe de la multa será a favor de la otra parte. Si el pedido de<br>sanción fuera promovido por una de las partes, se decidirá previo traslado a la<br>contraria.<br> Sin perjuicio de considerar otras circunstancias que estime corresponder, el<br>juez deberá ponderar la deducción de pretensiones, defensas, excepciones o<br>interposición de recursos que resulten inadmisibles, o cuya falta de fundamento<br>no se pueda ignorar de acuerdo con una mínima pauta de razonabilidad o<br>encuentre sustento en hechos ficticios o irreales o que manifiestamente<br>conduzcan a dilatar el proceso.<br> CAPITULO II<br> REPRESENTACION PROCESAL<br> ART. 49º.- Justificación de la personería. La persona que se presente en juicio<br>por un derecho que no sea propio, aunque le competa ejercerlo en virtud de una<br>representación legal, deberá acompañar con su primer escrito los documentos que<br>acrediten el carácter que inviste.<br> Si se invocare la imposibilidad de presentar el documento ya otorgado que<br>justifique la representación y el juez considerase atendibles las razones que<br>se expresen, podrá acordar un plazo de hasta veinte días para que acompañe<br>dicho documento, bajo apercibimiento de tener por inexistente la representación<br>invocada.<br> Los padres que comparezcan en representación de sus hijos no tendrán obligación<br>de presentar las partidas correspondientes, salvo que el juez, a petición de<br>parte o de oficio, los emplazare a presentarlas, bajo apercibimiento del pago<br>de las costas y perjuicios que ocasionaren.<br> ART. 50º.- Presentación de poderes. Los procuradores o apoderados acreditarán<br>su personería desde la primera gestión que hagan en nombre de sus poderdantes,<br>con la pertinente escritura de poder.<br> Sin embargo, cuando se invoque un poder general o especial para varios actos,<br>se lo acreditará con la agregación de una copia íntegra firmada por el letrado<br>patrocinante o por el apoderado. De oficio o a petición de parte, podrá<br>intimarse a la presentación del testimonio original.<br> ART. 51º.- Gestor. Cuando deban realizarse actos procesales urgentes y existan<br>hechos o circunstancias que impidan la actuación de la parte que ha de<br>cumplirlos, podrá ser admitida la comparecencia en juicio de quien no tuviere<br>representación conferida. Si dentro de los cuarenta días hábiles, contados<br>desde la primera presentación del gestor, no fueren acompañados los<br>instrumentos que acrediten la personalidad o la parte no ratificase la gestión,<br> será nulo todo lo actuado por el gestor y éste pagará las costas causadas, sin<br>perjuicio de la responsabilidad por el daño que hubiere producido.<br> En su presentación, el gestor, además de indicar la parte en cuyo beneficio<br>pretende actuar, deberá expresar las razones que justifiquen la seriedad del<br>pedido, salvo que la urgencia resulte objetivamente de la petición misma o de<br>la situación procesal de que se trate. La nulidad, en su caso, se producirá por<br>el solo vencimiento del plazo sin que se requiera intimación previa.<br> La facultad acordada por este artículo sólo podrá ejercerse una vez en el curso<br>del proceso.<br> ART. 52º.- Efectos de la presentación del poder y admisión de la personería.<br>Presentado el poder y admitida su personería, el apoderado asume todas las<br>responsabilidades que las leyes le imponen y sus actos obligan al poderdante<br>como si él personalmente los practicare.<br> ART. 53º.- Obligaciones del apoderado. El apoderado estará obligado a seguir el<br>juicio mientras no haya cesado legalmente en el cargo. Hasta entonces las<br>citaciones y notificaciones que se hagan, incluso las de las sentencias<br>definitivas, tendrán la misma fuerza que si se hicieren al poderdante, sin que<br>le sea permitido pedir que se entiendan con éste. Exceptúanse los actos que por<br>disposición de la ley deban ser notificados personalmente a la parte.<br> ART. 54º.- Alcance del poder. El poder conferido para un pleito determinado,<br>cualesquiera sean sus términos, comprende la facultad de interponer los<br>recursos legales y seguir todas las instancias del pleito.<br> También comprende la facultad de intervenir en los incidentes y de ejercitar<br>todos los actos que ocurran durante la secuela de la litis, excepto aquellos<br>para los cuales la ley requiera facultad especial, o se hubiesen reservado<br>expresamente en el poder.<br> ART. 55º.- Responsabilidad por las costas. Sin perjuicio de la responsabilidad<br>civil o criminal por el ejercicio del mandato, el mandatario deberá abonar a su<br>poderdante las costas causadas por su exclusiva culpa o negligencia, cuando<br>fueran declaradas judicialmente.<br> El juez podrá, de acuerdo con las circunstancias, establecer la responsabilidad<br>solidaria del mandatario con el letrado patrocinante.<br> ART. 56º.- Cesación de la representación. La representación de los apoderados<br> cesará:<br> 1) Por revocación expresa del mandato en el expediente. En este caso, el<br>poderdante deberá comparecer por sí o constituir nuevo apoderamiento sin<br>necesidad de emplazamiento o citación, so pena de continuar el juicio en<br>rebeldía. La sola presentación del mandante no revoca el poder;<br> 2) Por renuncia, en cuyo caso el apoderado deberá, bajo pena de daños y<br>perjuicios, continuar las gestiones hasta que haya vencido el plazo que el juez<br>fije al poderdante para reemplazarlo o comparecer por sí. La fijación del plazo<br>se hará bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía. La resolución<br>que así lo disponga deberá notificarse por cédula en el domicilio real del<br>mandante;<br> 3) Por haber cesado la personalidad con que litigaba el poderdante;<br> 4) Por haber concluido la causa para la cual se le otorgó el poder;<br> 5) Por muerte o incapacidad del poderdante. En tales casos el apoderado<br>continuará ejerciendo su personería hasta que los herederos o representantes<br>legales tomen la intervención que les corresponda en el proceso, o venza el<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br> litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br> Ello tendrá lugar suscribiendo un abogado el mismo escrito ante el secretario o<br>el oficial primero, quien certificará en el expediente esta circunstancia, o<br>por la ratificación que por separado se hiciere con firma de letrado.<br> ART. 61º.- Dignidad. En el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado<br>a los magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele.<br> CAPITULO IV<br> REBELDIA<br> ART. 62º.- Declaración de rebeldía. La parte con domicilio conocido,<br>debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citación o<br>abandonare el juicio después de haber comparecido, será declarada en rebeldía a<br>pedido de la otra.<br> Esta resolución se notificará por cédula o, en su caso, por edictos durante dos<br>días. Las sucesivas resoluciones se tendrán por notificadas por ministerio de<br>la ley.<br> Si no se hubiere requerido que el incompareciente sea declarado rebelde, se<br>aplicarán las reglas sobre notificaciones establecidas en el primer párrafo del<br>artículo 44.<br> ART. 63º.- Efectos. La rebeldía no alterará la secuela regular del proceso.<br> La sentencia será pronunciada según el mérito de la causa y lo establecido en<br>el artículo 360, inciso 1º. En caso de duda, la rebeldía declarada y firme<br>constituirá presunción de verdad de los hechos lícitos afirmados por quien<br>obtuvo la declaración. Serán a cargo del rebelde las costas causadas por su<br>rebeldía.<br> ART. 64º.- Prueba. A pedido de parte el juez abrirá la causa a prueba, o<br>dispondrá su producción según correspondiere conforme al tipo de proceso; en su<br>caso podrá mandar practicar las medidas tendientes al esclarecimiento de la<br>verdad de los hechos, autorizadas por este Código.<br> ART. 65º.- Notificación de la sentencia. La sentencia se hará saber al rebelde<br>en la forma prescripta para la notificación de la providencia que declara la<br>rebeldía.<br> ART. 66º.- Medidas precautorias. Desde el momento en que un litigante haya sido<br> declarado en rebeldía podrán decretarse, si la otra parte lo pidiere, las<br>medidas precautorias necesarias para asegurar el objeto del juicio, o el pago<br>de la suma que se estime en concepto de eventuales costas si el rebelde fuere<br>el actor.<br> ART. 67º.- Comparencia del rebelde. Si el rebelde compareciese en cualquier<br>estado del juicio será admitido como parte y, cesando el procedimiento en<br>rebeldía, se entenderá con él la sustanciación, sin que ésta pueda en ningún<br>caso retrogradar.<br> ART. 68º.- Subsistencia de las medidas precautorias. Las medidas precautorias<br>decretadas de conformidad con el artículo 66 continuarán hasta la terminación<br>del juicio, a menos que el interesado justificare haber incurrido en rebeldía<br>por causas que no haya estado a su alcance vencer.<br> ART. 69º.- Prueba en segunda instancia. Si el rebelde hubiese comparecido<br>después de la oportunidad en que ha debido ofrecer la prueba y apelare de la<br>sentencia, a su pedido se recibirá la causa a prueba en segunda instancia, en<br>los términos del artículo 266 inciso 5º letra a.<br> Si como consecuencia de la prueba producida en segunda instancia la otra parte<br>resultare vencida, para la distribución de las costas se tendrá en cuenta la<br>situación creada por el rebelde.<br> ART. 70º.- Inimpugnabilidad de la sentencia. Ejecutoriada la sentencia<br>pronunciada en rebeldía, no se admitirá recurso alguno contra ella.<br> CAPITULO V<br> COSTAS<br> ART. 71º.- Principio general. La parte vencida en el juicio deberá pagar todos<br>los gastos de la contraria, aun cuando ésta no lo hubiese solicitado.<br> Sin embargo, el juez podrá eximir total o parcialmente de esta responsabilidad<br>al litigante vencido, siempre que encontrare mérito para ello, expresándolo en<br>su pronunciamiento, bajo pena de nulidad.<br> ART. 72º.- Incidentes. En los incidentes también regirá lo establecido en la<br>primera parte del artículo anterior.<br> No se sustanciarán nuevos incidentes promovidos por quien hubiere sido<br> condenado al pago de las costas en otro anterior, mientras no satisfaga su<br>importe o en su caso, lo dé a embargo.<br> No estarán sujetas a este requisito de admisibilidad las incidencias promovidas<br>en el curso de las audiencias.<br> Toda apelación sobre imposición de costas y regulación de honorarios se<br>concederá en efecto diferido, salvo cuando el expediente deba ser remitido a la<br>cámara como consecuencia del recurso deducido por alguna de las partes contra<br>la resolución que decidió el incidente.<br> ART. 73º.- Allanamiento. No se impondrán costas al vencido:<br> 1) Cuando hubiese reconocido oportunamente como fundadas las pretensiones de su<br>adversario allanándose a satisfacerlas, a menos que hubiere incurrido en mora o<br>que por su culpa hubiere dado lugar a la reclamación;<br> 2) Cuando se allanare dentro del quinto día de tener conocimiento de los<br>títulos e instrumentos tardíamente presentados.<br> Para que proceda la exención de costas, el allanamiento debe ser real,<br>incondicionado, oportuno, total y efectivo.<br> Si de los antecedentes del proceso resultare que el demandado no hubiere dado<br>motivo a la promoción del juicio y se allanare dentro del plazo para contestar<br>la demanda, cumpliendo su obligación, las costas se impondrán al actor.<br> ART. 74º.- Vencimiento parcial y mutuo. Si el resultado del pleito o incidente<br>fuere parcialmente favorable a ambos litigantes, las costas se compensarán o se<br>distribuirán prudencialmente por el juez en proporción al éxito obtenido por<br>cada uno de ellos.<br> ART. 75º.- Pluspetición inexcusable. El litigante que incurriere en<br>pluspetición inexcusable será condenado en costas, si la otra parte hubiere<br>admitido el monto hasta el límite establecido en la sentencia.<br> Si no hubiese existido dicha admisión o si ambas partes incurrieren en<br>pluspetición, regirá lo dispuesto en el artículo precedente.<br> No se entenderá que hay pluspetición a los efectos determinados en este<br>artículo, cuando el valor de la condena dependiese legalmente del arbitrio<br>judicial, de juicio pericial o de rendición de cuentas o cuando las<br> pretensiones de la parte no fuesen reducidas por la condena en más de un 20 %.<br> ART. 76º.- Conciliación, transacción, desistimiento, caducidad de instancia. Si<br>el juicio terminase por transacción o conciliación, las costas serán impuestas<br>en el orden causado, respecto de quienes celebraron el avenimiento; en cuanto a<br>las partes que no lo suscribieron se aplicarán las reglas generales.<br> Si el proceso se extinguiera por desistimiento, las costas serán a cargo de<br>quien desiste, salvo cuando se debiere exclusivamente a cambios de legislación<br>o jurisprudencia y se llevare a cabo sin demora injustificada.<br> Exceptúase, en todos los casos, lo que pudieren acordar las partes en<br>contrario.<br> Declarada la caducidad de la primera instancia, las costas del juicio deben ser<br>impuestas al actor.<br> ART. 77º.- Nulidad. Si el procedimiento se anulare por causa imputable a una de<br>las partes, serán a su cargo las costas producidas desde el acto o la omisión<br>que dio origen a la nulidad.<br> ART. 78º.- Litisconsorcio. En los casos de litisconsorcio las costas se<br>distribuirán entre los litisconsortes, salvo que por la naturaleza de la<br>obligación correspondiere la condena solidaria.<br> Cuando el interés que cada uno de ellos representase en el juicio ofreciere<br>considerables diferencias, podrá el juez distribuir las costas en proporción a<br>ese interés.<br> ART. 79º.- Prescripción. Si el actor se allanare a la prescripción opuesta, las<br>costas se distribuirán en el orden causado.<br> ART. 80º.- Alcance de la condena en costas. La condena en costas comprenderá<br>todos los gastos causados u ocasionados por la sustanciación del proceso y los<br>que se hubiesen realizado para evitar el pleito, mediante el cumplimiento de la<br>obligación.<br> Los correspondientes a pedidos desestimados serán a cargo de la parte que los<br>efectuó u originó, aunque la sentencia le fuere favorable en lo principal.<br> No serán objeto de reintegro los gastos superfluos o inútiles.<br> Si los gastos fuesen excesivos, el juez podrá reducirlos prudencialmente.<br> Los peritos intervinientes podrán reclamar de la parte no condenada en costas<br>hasta el cincuenta por ciento de los honorarios que le fueren regulados, sin<br>perjuicio de lo dispuesto en el artículo 484.<br> CAPITULO VI<br> BENEFICIO DE LITIGAR SIN GASTOS<br> ART. 81º.- Procedencia. Los que carecieren de recursos podrán solicitar antes<br>de presentar la demanda o en cualquier estado del proceso, la concesión del<br>beneficio de litigar sin gastos, con arreglo a las disposiciones contenidas en<br>este capítulo.<br> No obstará a la concesión del beneficio la circunstancia de tener el<br>peticionario lo indispensable para procurarse su subsistencia, cualquiera fuere<br>el origen de sus recursos.<br> ART. 82º.- Requisitos de la solicitud. La solicitud contendrá:<br> 1) La mención de los hechos en que se fundare, de la necesidad de reclamar o<br>defender judicialmente derechos propios o del cónyuge o de hijos menores, así<br>como la indicación del proceso que se iniciare o en el que se deba intervenir;<br> 2) El ofrecimiento de la prueba tendiente a demostrar la imposibilidad de<br>obtener recursos. Deberá acompañarse el interrogatorio de los testigos.<br> ART. 83º.- Prueba. El juez ordenará sin más trámite las diligencias necesarias<br>para que la prueba ofrecida se produzca a la mayor brevedad y citará al<br>litigante contrario o a quien haya de serlo, y al organismo de determinación y<br>recaudación de la tasa de justicia, quienes podrán fiscalizarla y ofrecer otras<br>pruebas, con conocimiento del Ministerio Público Fiscal. La exención deberá<br>tramitarse en un plazo no mayor de noventa días, el que, con carácter<br>excepcional, podrá ser ampliado por el juez en treinta días si la falta de<br>resolución de la diligencia no le fuese imputable al solicitante. El tribunal<br>de oficio requerirá informe al Registro de la Propiedad Inmueble.<br> No podrá dictarse sentencia si antes no hubiere recaído resolución definitiva<br>en el incidente de beneficio de litigar sin gastos.<br> ART. 84º.- Traslado y resolución. Producida la prueba, se dará vista por cinco<br>6) Corregir, en la oportunidad establecida en el artículo 169 inciso 1º y 2º,<br>errores materiales, aclarar conceptos oscuros, o suplir cualquier omisión de la<br>sentencia acerca de las pretensiones discutidas en el litigio, siempre que la<br>enmienda, aclaración o agregado no altere lo sustancial de la decisión.<br> ART. 37º.- Medidas autosatisfactivas. Los jueces, ante solicitud fundada de<br>parte, explicando con claridad en que consisten sus derechos y su urgencia y<br>aportando todos los elementos probatorios que fundamentan la petición y la<br>necesidad impostergable de obtener tutela judicial inmediata, podrán,<br>excepcionalmente, ordenar medidas autosatisfactivas. Según fueren las<br>circunstancias del caso, valoradas motivadamente por el juez, éste podrá exigir<br>la prestación de cautela suficiente.<br> Para el despacho favorable de medidas autosatisfactivas se requerirá la<br>concurrencia de los siguientes requisitos:<br> 1) Que fuere necesaria la cesación inmediata de conductas o vías de hecho,<br>producidas o inminentes, contrarias a derecho según la legislación de fondo o<br>procesal;<br> 2) Que el interés del postulante se circunscriba de manera evidente a obtener<br>la solución de urgencia requerida, no extendiéndose a la declaración judicial<br>de derechos conexos o afines.<br> Los jueces podrán fijar límites temporales a las medidas autosatisfactivas que<br>despacharen y también podrán disponer, a solicitud de parte, prórrogas de<br>aquéllas. No rigen en la materia los principios de instrumentalidad y<br>caducidad, propios del proceso cautelar.<br> Asimismo podrán despachar directamente la medida peticionada o,<br>excepcionalmente y según las circunstancias del caso y la materia sobre la que<br>versa aquella, someterla a una previa y reducida sustanciación con el<br>destinatario de las mismas, cuyo plazo y modalidad serán determinados<br>prudencialmente por el juez.<br> La medida será apelable, recurso que se concederá con efecto devolutivo.<br> ART. 38º.- Sanciones conminatorias. Los jueces y tribunales podrán imponer<br>sanciones pecuniarias, compulsivas y progresivas tendientes a que las partes<br>cumplan sus mandatos, cuyo importe será a favor del litigante perjudicado por<br>el incumplimiento.<br> Podrán aplicarse sanciones conminatorias a terceros en los casos en que la ley<br>lo establece.<br> Las condenas se graduarán en proporción al caudal económico de quien deba<br>satisfacerlas y podrán ser dejadas sin efecto, o ser objeto de reajuste, si<br>aquél desiste de su resistencia y justifica total o parcialmente su proceder.<br> CAPITULO V<br> SECRETARIOS<br> ART. 39º.- Secretarios. Deberes. Sin perjuicio de los deberes que en otras<br>disposiciones de este Código y en las leyes de organización judicial se imponen<br>a los secretarios, éstos deberán:<br> 1) Comunicar a las partes y a los terceros las decisiones judiciales, mediante<br>la firma de oficios, mandamientos, cédulas y edictos, sin perjuicio de las<br>facultades que se acuerdan a los letrados respecto de las cédulas y oficios y<br>de lo que establezcan los convenios sobre comunicaciones entre magistrados de<br>distintas jurisdicciones.<br> Las comunicaciones dirigidas al Gobernador de la Provincia, Ministros del Poder<br>Ejecutivo, funcionarios de análoga jerarquía y magistrados judiciales, serán<br>firmadas por el juez.<br> 2) Extender certificados, testimonios y copias de actas;<br> 3) Conferir vistas y traslados;<br> 4) Firmar, sin perjuicio de las facultades que se confieren al prosecretario o<br>jefe de despacho, las providencias de mero trámite, observando, en cuanto al<br>plazo, lo dispuesto en el artículo 34, inciso 3º, apartado a. En la etapa<br>probatoria firmará todas las providencias simples que no impliquen pronunciarse<br>sobre la admisibilidad o caducidad de la prueba;<br> 5) Dirigir en forma personal las audiencias testimoniales que tomare por<br>delegación del juez;<br> 6) Devolver los escritos presentados fuera de plazo.<br> ART. 40º.- Prosecretarios. Deberes. Los prosecretarios o jefes de despacho o<br>quien desempeñe cargo equivalente, tendrán las siguientes funciones, además de<br>los deberes que en otras disposiciones de este Código, Ley Orgánica de<br>Tribunales y Reglamento Interno el Poder Judicial se les impone:<br> 1) Firmar las providencias simples que dispongan:<br> a) Agregar partidas, exhortos, pericias, oficios, inventarios, tasaciones,<br>división o partición de herencia, rendiciones de cuentas y en general,<br>documentos y actuaciones similares;<br> b) Remitir la causa a los Ministerios Públicos, representantes del Fisco y<br>demás funcionarios que intervengan como parte;<br> c) Devolver escritos presentados sin copias.<br> ART. 41º. Plazo. Dentro del plazo de tres días, las partes podrán pedir al juez<br>que deje sin efecto lo dispuesto por el secretario, prosecretario o el jefe de<br>despacho. Este pedido se resolverá sin sustanciación. La resolución será<br>inapelable.<br> ART. 42º.- Recusación. Los secretarios de primera instancia únicamente podrán<br> ser recusados por las causas previstas en el artículo 17.<br> Deducida la recusación, el juez se informará sumariamente sobre el hecho en que<br>se funde, y sin más trámite dictará resolución que será inapelable.<br> Los secretarios del Superior Tribunal y los de las cámaras de apelaciones no<br>serán recusables; pero deberán manifestar toda causa de impedimento que<br>tuvieren a fin de que el tribunal lo considere y resuelva lo que juzgare<br>procedente.<br> En todos los casos serán aplicables, en lo pertinente, las reglas establecidas<br>para la recusación y excusación de los jueces.<br> TITULO II<br> PARTES<br> CAPITULO I:<br> REGLAS GENERALES<br> ART. 43º.- Domicilio. Toda persona que litigue por su propio derecho o en<br>representación de terceros, deberá constituir domicilio procesal dentro del<br>perímetro de la ciudad que sea asiento del respectivo juzgado o tribunal.<br> Ese requisito se cumplirá en el primer escrito que presente, o audiencia a que<br>concurra si es ésta la primera diligencia en que interviene.<br> En las mismas oportunidades deberá denunciar el domicilio real de la persona<br>representada.<br> Se diligenciarán en el domicilio procesal todas las notificaciones a domicilio<br>que no deban serlo en el real.<br> El domicilio contractual constituido en el de la parte contraria no es eficaz<br>para las notificaciones que deben ser realizadas en el domicilio del<br>constituyente.<br> ART. 44º.- Falta de constitución y denuncia de domicilio: Si no se cumpliere<br>con lo establecido en la primera parte del artículo anterior, las sucesivas<br>resoluciones se tendrán por notificadas en la forma y oportunidad fijadas por<br>el artículo 136, salvo la notificación de la audiencia para absolver posiciones<br> y la sentencia.<br> Si la parte no denunciare su domicilio real o su cambio, las resoluciones que<br>deban notificarse en dicho domicilio se cumplirán en el lugar en que se hubiere<br>constituido, y en defecto también de éste, se observará lo dispuesto en el<br>primer párrafo.<br> ART. 45º.- Subsistencia de los domicilios. Los domicilios a que se refieren los<br>artículos anteriores subsistirán para los efectos legales hasta la terminación<br>del juicio o su archivo, mientras no se constituyan o denuncien otros.<br> Cuando no existieren los edificios, quedaren deshabitados o desaparecieren, o<br>se alterare o suprimiere su numeración, y no se hubiese constituido o<br>denunciado un nuevo domicilio, con el informe del notificador se observará lo<br>dispuesto en la primera o segunda parte del artículo anterior según se trate<br>respectivamente del domicilio procesal o del real.<br> Todo cambio de domicilio deberá notificarse por cédula a la otra parte.<br>Mientras esta diligencia no se hubiese cumplido, se tendrá por subsistente el<br>anterior.<br> ART. 46º.- Muerte o incapacidad. Cuando la parte que actuare personalmente<br>falleciere o se tornare incapaz, comprobado el hecho, el juez o tribunal<br>suspenderá la tramitación y citará a los herederos o al representante legal en<br>la forma y bajo el apercibimiento dispuesto en el artículo 56, inciso 5º.<br> ART. 47º.- Sustitución de parte. Si durante la tramitación del proceso una de<br>las partes enajenare el bien objeto del litigio o cediere el derecho reclamado,<br>el adquirente no podrá intervenir en él como parte principal sin la conformidad<br>expresa del adversario. Podrá hacerlo en la calidad prevista por los artículos<br>93 inciso 1º, y 94, primer párrafo.<br> ART. 48º.- Temeridad y malicia. Cuando se declarase maliciosa o temeraria la<br>conducta asumida en el pleito por alguna de las partes, el juez le impondrá a<br>ella o a su letrado o a ambos conjuntamente, una multa valuada entre el 10% y<br>el 50% del monto establecido en la sentencia. En los casos en que el objeto de<br>la pretensión no fuera susceptible de apreciación pecuniaria, el importe no<br>podrá superar la suma de entre pesos treinta ($30) y pesos doscientos cincuenta<br>($250). El importe de la multa será a favor de la otra parte. Si el pedido de<br>sanción fuera promovido por una de las partes, se decidirá previo traslado a la<br>contraria.<br> Sin perjuicio de considerar otras circunstancias que estime corresponder, el<br>juez deberá ponderar la deducción de pretensiones, defensas, excepciones o<br>interposición de recursos que resulten inadmisibles, o cuya falta de fundamento<br>no se pueda ignorar de acuerdo con una mínima pauta de razonabilidad o<br>encuentre sustento en hechos ficticios o irreales o que manifiestamente<br>conduzcan a dilatar el proceso.<br> CAPITULO II<br> REPRESENTACION PROCESAL<br> ART. 49º.- Justificación de la personería. La persona que se presente en juicio<br>por un derecho que no sea propio, aunque le competa ejercerlo en virtud de una<br>representación legal, deberá acompañar con su primer escrito los documentos que<br>acrediten el carácter que inviste.<br> Si se invocare la imposibilidad de presentar el documento ya otorgado que<br>justifique la representación y el juez considerase atendibles las razones que<br>se expresen, podrá acordar un plazo de hasta veinte días para que acompañe<br>dicho documento, bajo apercibimiento de tener por inexistente la representación<br>invocada.<br> Los padres que comparezcan en representación de sus hijos no tendrán obligación<br>de presentar las partidas correspondientes, salvo que el juez, a petición de<br>parte o de oficio, los emplazare a presentarlas, bajo apercibimiento del pago<br>de las costas y perjuicios que ocasionaren.<br> ART. 50º.- Presentación de poderes. Los procuradores o apoderados acreditarán<br>su personería desde la primera gestión que hagan en nombre de sus poderdantes,<br>con la pertinente escritura de poder.<br> Sin embargo, cuando se invoque un poder general o especial para varios actos,<br>se lo acreditará con la agregación de una copia íntegra firmada por el letrado<br>patrocinante o por el apoderado. De oficio o a petición de parte, podrá<br>intimarse a la presentación del testimonio original.<br> ART. 51º.- Gestor. Cuando deban realizarse actos procesales urgentes y existan<br>hechos o circunstancias que impidan la actuación de la parte que ha de<br>cumplirlos, podrá ser admitida la comparecencia en juicio de quien no tuviere<br>representación conferida. Si dentro de los cuarenta días hábiles, contados<br>desde la primera presentación del gestor, no fueren acompañados los<br>instrumentos que acrediten la personalidad o la parte no ratificase la gestión,<br> será nulo todo lo actuado por el gestor y éste pagará las costas causadas, sin<br>perjuicio de la responsabilidad por el daño que hubiere producido.<br> En su presentación, el gestor, además de indicar la parte en cuyo beneficio<br>pretende actuar, deberá expresar las razones que justifiquen la seriedad del<br>pedido, salvo que la urgencia resulte objetivamente de la petición misma o de<br>la situación procesal de que se trate. La nulidad, en su caso, se producirá por<br>el solo vencimiento del plazo sin que se requiera intimación previa.<br> La facultad acordada por este artículo sólo podrá ejercerse una vez en el curso<br>del proceso.<br> ART. 52º.- Efectos de la presentación del poder y admisión de la personería.<br>Presentado el poder y admitida su personería, el apoderado asume todas las<br>responsabilidades que las leyes le imponen y sus actos obligan al poderdante<br>como si él personalmente los practicare.<br> ART. 53º.- Obligaciones del apoderado. El apoderado estará obligado a seguir el<br>juicio mientras no haya cesado legalmente en el cargo. Hasta entonces las<br>citaciones y notificaciones que se hagan, incluso las de las sentencias<br>definitivas, tendrán la misma fuerza que si se hicieren al poderdante, sin que<br>le sea permitido pedir que se entiendan con éste. Exceptúanse los actos que por<br>disposición de la ley deban ser notificados personalmente a la parte.<br> ART. 54º.- Alcance del poder. El poder conferido para un pleito determinado,<br>cualesquiera sean sus términos, comprende la facultad de interponer los<br>recursos legales y seguir todas las instancias del pleito.<br> También comprende la facultad de intervenir en los incidentes y de ejercitar<br>todos los actos que ocurran durante la secuela de la litis, excepto aquellos<br>para los cuales la ley requiera facultad especial, o se hubiesen reservado<br>expresamente en el poder.<br> ART. 55º.- Responsabilidad por las costas. Sin perjuicio de la responsabilidad<br>civil o criminal por el ejercicio del mandato, el mandatario deberá abonar a su<br>poderdante las costas causadas por su exclusiva culpa o negligencia, cuando<br>fueran declaradas judicialmente.<br> El juez podrá, de acuerdo con las circunstancias, establecer la responsabilidad<br>solidaria del mandatario con el letrado patrocinante.<br> ART. 56º.- Cesación de la representación. La representación de los apoderados<br> cesará:<br> 1) Por revocación expresa del mandato en el expediente. En este caso, el<br>poderdante deberá comparecer por sí o constituir nuevo apoderamiento sin<br>necesidad de emplazamiento o citación, so pena de continuar el juicio en<br>rebeldía. La sola presentación del mandante no revoca el poder;<br> 2) Por renuncia, en cuyo caso el apoderado deberá, bajo pena de daños y<br>perjuicios, continuar las gestiones hasta que haya vencido el plazo que el juez<br>fije al poderdante para reemplazarlo o comparecer por sí. La fijación del plazo<br>se hará bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía. La resolución<br>que así lo disponga deberá notificarse por cédula en el domicilio real del<br>mandante;<br> 3) Por haber cesado la personalidad con que litigaba el poderdante;<br> 4) Por haber concluido la causa para la cual se le otorgó el poder;<br> 5) Por muerte o incapacidad del poderdante. En tales casos el apoderado<br>continuará ejerciendo su personería hasta que los herederos o representantes<br>legales tomen la intervención que les corresponda en el proceso, o venza el<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br> litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br> Ello tendrá lugar suscribiendo un abogado el mismo escrito ante el secretario o<br>el oficial primero, quien certificará en el expediente esta circunstancia, o<br>por la ratificación que por separado se hiciere con firma de letrado.<br> ART. 61º.- Dignidad. En el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado<br>a los magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele.<br> CAPITULO IV<br> REBELDIA<br> ART. 62º.- Declaración de rebeldía. La parte con domicilio conocido,<br>debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citación o<br>abandonare el juicio después de haber comparecido, será declarada en rebeldía a<br>pedido de la otra.<br> Esta resolución se notificará por cédula o, en su caso, por edictos durante dos<br>días. Las sucesivas resoluciones se tendrán por notificadas por ministerio de<br>la ley.<br> Si no se hubiere requerido que el incompareciente sea declarado rebelde, se<br>aplicarán las reglas sobre notificaciones establecidas en el primer párrafo del<br>artículo 44.<br> ART. 63º.- Efectos. La rebeldía no alterará la secuela regular del proceso.<br> La sentencia será pronunciada según el mérito de la causa y lo establecido en<br>el artículo 360, inciso 1º. En caso de duda, la rebeldía declarada y firme<br>constituirá presunción de verdad de los hechos lícitos afirmados por quien<br>obtuvo la declaración. Serán a cargo del rebelde las costas causadas por su<br>rebeldía.<br> ART. 64º.- Prueba. A pedido de parte el juez abrirá la causa a prueba, o<br>dispondrá su producción según correspondiere conforme al tipo de proceso; en su<br>caso podrá mandar practicar las medidas tendientes al esclarecimiento de la<br>verdad de los hechos, autorizadas por este Código.<br> ART. 65º.- Notificación de la sentencia. La sentencia se hará saber al rebelde<br>en la forma prescripta para la notificación de la providencia que declara la<br>rebeldía.<br> ART. 66º.- Medidas precautorias. Desde el momento en que un litigante haya sido<br> declarado en rebeldía podrán decretarse, si la otra parte lo pidiere, las<br>medidas precautorias necesarias para asegurar el objeto del juicio, o el pago<br>de la suma que se estime en concepto de eventuales costas si el rebelde fuere<br>el actor.<br> ART. 67º.- Comparencia del rebelde. Si el rebelde compareciese en cualquier<br>estado del juicio será admitido como parte y, cesando el procedimiento en<br>rebeldía, se entenderá con él la sustanciación, sin que ésta pueda en ningún<br>caso retrogradar.<br> ART. 68º.- Subsistencia de las medidas precautorias. Las medidas precautorias<br>decretadas de conformidad con el artículo 66 continuarán hasta la terminación<br>del juicio, a menos que el interesado justificare haber incurrido en rebeldía<br>por causas que no haya estado a su alcance vencer.<br> ART. 69º.- Prueba en segunda instancia. Si el rebelde hubiese comparecido<br>después de la oportunidad en que ha debido ofrecer la prueba y apelare de la<br>sentencia, a su pedido se recibirá la causa a prueba en segunda instancia, en<br>los términos del artículo 266 inciso 5º letra a.<br> Si como consecuencia de la prueba producida en segunda instancia la otra parte<br>resultare vencida, para la distribución de las costas se tendrá en cuenta la<br>situación creada por el rebelde.<br> ART. 70º.- Inimpugnabilidad de la sentencia. Ejecutoriada la sentencia<br>pronunciada en rebeldía, no se admitirá recurso alguno contra ella.<br> CAPITULO V<br> COSTAS<br> ART. 71º.- Principio general. La parte vencida en el juicio deberá pagar todos<br>los gastos de la contraria, aun cuando ésta no lo hubiese solicitado.<br> Sin embargo, el juez podrá eximir total o parcialmente de esta responsabilidad<br>al litigante vencido, siempre que encontrare mérito para ello, expresándolo en<br>su pronunciamiento, bajo pena de nulidad.<br> ART. 72º.- Incidentes. En los incidentes también regirá lo establecido en la<br>primera parte del artículo anterior.<br> No se sustanciarán nuevos incidentes promovidos por quien hubiere sido<br> condenado al pago de las costas en otro anterior, mientras no satisfaga su<br>importe o en su caso, lo dé a embargo.<br> No estarán sujetas a este requisito de admisibilidad las incidencias promovidas<br>en el curso de las audiencias.<br> Toda apelación sobre imposición de costas y regulación de honorarios se<br>concederá en efecto diferido, salvo cuando el expediente deba ser remitido a la<br>cámara como consecuencia del recurso deducido por alguna de las partes contra<br>la resolución que decidió el incidente.<br> ART. 73º.- Allanamiento. No se impondrán costas al vencido:<br> 1) Cuando hubiese reconocido oportunamente como fundadas las pretensiones de su<br>adversario allanándose a satisfacerlas, a menos que hubiere incurrido en mora o<br>que por su culpa hubiere dado lugar a la reclamación;<br> 2) Cuando se allanare dentro del quinto día de tener conocimiento de los<br>títulos e instrumentos tardíamente presentados.<br> Para que proceda la exención de costas, el allanamiento debe ser real,<br>incondicionado, oportuno, total y efectivo.<br> Si de los antecedentes del proceso resultare que el demandado no hubiere dado<br>motivo a la promoción del juicio y se allanare dentro del plazo para contestar<br>la demanda, cumpliendo su obligación, las costas se impondrán al actor.<br> ART. 74º.- Vencimiento parcial y mutuo. Si el resultado del pleito o incidente<br>fuere parcialmente favorable a ambos litigantes, las costas se compensarán o se<br>distribuirán prudencialmente por el juez en proporción al éxito obtenido por<br>cada uno de ellos.<br> ART. 75º.- Pluspetición inexcusable. El litigante que incurriere en<br>pluspetición inexcusable será condenado en costas, si la otra parte hubiere<br>admitido el monto hasta el límite establecido en la sentencia.<br> Si no hubiese existido dicha admisión o si ambas partes incurrieren en<br>pluspetición, regirá lo dispuesto en el artículo precedente.<br> No se entenderá que hay pluspetición a los efectos determinados en este<br>artículo, cuando el valor de la condena dependiese legalmente del arbitrio<br>judicial, de juicio pericial o de rendición de cuentas o cuando las<br> pretensiones de la parte no fuesen reducidas por la condena en más de un 20 %.<br> ART. 76º.- Conciliación, transacción, desistimiento, caducidad de instancia. Si<br>el juicio terminase por transacción o conciliación, las costas serán impuestas<br>en el orden causado, respecto de quienes celebraron el avenimiento; en cuanto a<br>las partes que no lo suscribieron se aplicarán las reglas generales.<br> Si el proceso se extinguiera por desistimiento, las costas serán a cargo de<br>quien desiste, salvo cuando se debiere exclusivamente a cambios de legislación<br>o jurisprudencia y se llevare a cabo sin demora injustificada.<br> Exceptúase, en todos los casos, lo que pudieren acordar las partes en<br>contrario.<br> Declarada la caducidad de la primera instancia, las costas del juicio deben ser<br>impuestas al actor.<br> ART. 77º.- Nulidad. Si el procedimiento se anulare por causa imputable a una de<br>las partes, serán a su cargo las costas producidas desde el acto o la omisión<br>que dio origen a la nulidad.<br> ART. 78º.- Litisconsorcio. En los casos de litisconsorcio las costas se<br>distribuirán entre los litisconsortes, salvo que por la naturaleza de la<br>obligación correspondiere la condena solidaria.<br> Cuando el interés que cada uno de ellos representase en el juicio ofreciere<br>considerables diferencias, podrá el juez distribuir las costas en proporción a<br>ese interés.<br> ART. 79º.- Prescripción. Si el actor se allanare a la prescripción opuesta, las<br>costas se distribuirán en el orden causado.<br> ART. 80º.- Alcance de la condena en costas. La condena en costas comprenderá<br>todos los gastos causados u ocasionados por la sustanciación del proceso y los<br>que se hubiesen realizado para evitar el pleito, mediante el cumplimiento de la<br>obligación.<br> Los correspondientes a pedidos desestimados serán a cargo de la parte que los<br>efectuó u originó, aunque la sentencia le fuere favorable en lo principal.<br> No serán objeto de reintegro los gastos superfluos o inútiles.<br> Si los gastos fuesen excesivos, el juez podrá reducirlos prudencialmente.<br> Los peritos intervinientes podrán reclamar de la parte no condenada en costas<br>hasta el cincuenta por ciento de los honorarios que le fueren regulados, sin<br>perjuicio de lo dispuesto en el artículo 484.<br> CAPITULO VI<br> BENEFICIO DE LITIGAR SIN GASTOS<br> ART. 81º.- Procedencia. Los que carecieren de recursos podrán solicitar antes<br>de presentar la demanda o en cualquier estado del proceso, la concesión del<br>beneficio de litigar sin gastos, con arreglo a las disposiciones contenidas en<br>este capítulo.<br> No obstará a la concesión del beneficio la circunstancia de tener el<br>peticionario lo indispensable para procurarse su subsistencia, cualquiera fuere<br>el origen de sus recursos.<br> ART. 82º.- Requisitos de la solicitud. La solicitud contendrá:<br> 1) La mención de los hechos en que se fundare, de la necesidad de reclamar o<br>defender judicialmente derechos propios o del cónyuge o de hijos menores, así<br>como la indicación del proceso que se iniciare o en el que se deba intervenir;<br> 2) El ofrecimiento de la prueba tendiente a demostrar la imposibilidad de<br>obtener recursos. Deberá acompañarse el interrogatorio de los testigos.<br> ART. 83º.- Prueba. El juez ordenará sin más trámite las diligencias necesarias<br>para que la prueba ofrecida se produzca a la mayor brevedad y citará al<br>litigante contrario o a quien haya de serlo, y al organismo de determinación y<br>recaudación de la tasa de justicia, quienes podrán fiscalizarla y ofrecer otras<br>pruebas, con conocimiento del Ministerio Público Fiscal. La exención deberá<br>tramitarse en un plazo no mayor de noventa días, el que, con carácter<br>excepcional, podrá ser ampliado por el juez en treinta días si la falta de<br>resolución de la diligencia no le fuese imputable al solicitante. El tribunal<br>de oficio requerirá informe al Registro de la Propiedad Inmueble.<br> No podrá dictarse sentencia si antes no hubiere recaído resolución definitiva<br>en el incidente de beneficio de litigar sin gastos.<br> ART. 84º.- Traslado y resolución. Producida la prueba, se dará vista por cinco<br> días comunes al peticionario, a la otra parte, al Ministerio Público Fiscal y<br>al organismo de determinación y recaudación de la tasa de justicia. Contestado<br>dicho traslado o vencido el plazo para hacerlo, el juez resolverá acordando el<br>beneficio, total o parcialmente, o denegándolo. En el primer caso, la<br>resolución será apelable al solo efecto devolutivo. La exención será materia de<br>expresa referencia en la resolución que recayere en la causa en que se hiciera<br>valer, la que ordenará la liquidación y pago de la tasa de justicia, cuando<br>correspondiere, a cargo de la parte no beneficiada de litigar sin gastos,<br>conforme a la imposición de costas que dispusiere.<br> Si se comprobare la falsedad de los hechos alegados como fundamento de la<br>petición del beneficio de litigar sin gastos, se impondrá al peticionario una<br>multa que se fijará en el doble del importe de la tasa de justicia que<br>correspondiera abonar, la que no podrá ser inferior a la suma de pesos un mil<br>($1.000). El importe de la multa se destinará a la biblioteca del Poder<br>Judicial de la Provincia.<br> ART. 85º.- Carácter de la resolución. La resolución que denegare o acordare el<br>beneficio no causará estado.<br> Si fuese denegatoria, el interesado podrá ofrecer otras pruebas y solicitar una<br>nueva resolución.<br> La que lo concediere, podrá ser dejada sin efecto a requerimiento de parte<br>interesada, cuando se demostrare que la persona a cuyo favor se dictó no tiene<br>ya derecho al beneficio.<br> La impugnación se sustanciará por el trámite de los incidentes.<br> ART. 86º.- Beneficio provisional. Efectos del pedido. Hasta que se dicte<br>resolución, la solicitud y presentaciones de ambas partes estarán exentas del<br>pago de impuestos y sellado de actuación. Estos serán satisfechos, así como las<br>costas, en caso de denegación.<br> El trámite para obtener el beneficio no suspenderá el procedimiento, salvo que<br>así se solicite al momento de su interposición.<br> ART. 87º.- Alcance. Cesación. El que obtuviere el beneficio estará exento,<br>total o parcialmente, del pago de las costas o gastos judiciales hasta que<br>mejore de fortuna o se demuestre que variaron las circunstancias que se<br>tuvieron en cuenta para su otorgamiento. Si venciere en el pleito, deberá pagar<br>las causadas en su defensa hasta la concurrencia máxima de la tercera parte de<br>2) Que el interés del postulante se circunscriba de manera evidente a obtener<br>la solución de urgencia requerida, no extendiéndose a la declaración judicial<br>de derechos conexos o afines.<br> Los jueces podrán fijar límites temporales a las medidas autosatisfactivas que<br>despacharen y también podrán disponer, a solicitud de parte, prórrogas de<br>aquéllas. No rigen en la materia los principios de instrumentalidad y<br>caducidad, propios del proceso cautelar.<br> Asimismo podrán despachar directamente la medida peticionada o,<br>excepcionalmente y según las circunstancias del caso y la materia sobre la que<br>versa aquella, someterla a una previa y reducida sustanciación con el<br>destinatario de las mismas, cuyo plazo y modalidad serán determinados<br>prudencialmente por el juez.<br> La medida será apelable, recurso que se concederá con efecto devolutivo.<br> ART. 38º.- Sanciones conminatorias. Los jueces y tribunales podrán imponer<br>sanciones pecuniarias, compulsivas y progresivas tendientes a que las partes<br>cumplan sus mandatos, cuyo importe será a favor del litigante perjudicado por<br>el incumplimiento.<br> Podrán aplicarse sanciones conminatorias a terceros en los casos en que la ley<br>lo establece.<br> Las condenas se graduarán en proporción al caudal económico de quien deba<br>satisfacerlas y podrán ser dejadas sin efecto, o ser objeto de reajuste, si<br>aquél desiste de su resistencia y justifica total o parcialmente su proceder.<br> CAPITULO V<br> SECRETARIOS<br> ART. 39º.- Secretarios. Deberes. Sin perjuicio de los deberes que en otras<br>disposiciones de este Código y en las leyes de organización judicial se imponen<br>a los secretarios, éstos deberán:<br> 1) Comunicar a las partes y a los terceros las decisiones judiciales, mediante<br>la firma de oficios, mandamientos, cédulas y edictos, sin perjuicio de las<br>facultades que se acuerdan a los letrados respecto de las cédulas y oficios y<br>de lo que establezcan los convenios sobre comunicaciones entre magistrados de<br>distintas jurisdicciones.<br> Las comunicaciones dirigidas al Gobernador de la Provincia, Ministros del Poder<br>Ejecutivo, funcionarios de análoga jerarquía y magistrados judiciales, serán<br>firmadas por el juez.<br> 2) Extender certificados, testimonios y copias de actas;<br> 3) Conferir vistas y traslados;<br> 4) Firmar, sin perjuicio de las facultades que se confieren al prosecretario o<br>jefe de despacho, las providencias de mero trámite, observando, en cuanto al<br>plazo, lo dispuesto en el artículo 34, inciso 3º, apartado a. En la etapa<br>probatoria firmará todas las providencias simples que no impliquen pronunciarse<br>sobre la admisibilidad o caducidad de la prueba;<br> 5) Dirigir en forma personal las audiencias testimoniales que tomare por<br>delegación del juez;<br> 6) Devolver los escritos presentados fuera de plazo.<br> ART. 40º.- Prosecretarios. Deberes. Los prosecretarios o jefes de despacho o<br>quien desempeñe cargo equivalente, tendrán las siguientes funciones, además de<br>los deberes que en otras disposiciones de este Código, Ley Orgánica de<br>Tribunales y Reglamento Interno el Poder Judicial se les impone:<br> 1) Firmar las providencias simples que dispongan:<br> a) Agregar partidas, exhortos, pericias, oficios, inventarios, tasaciones,<br>división o partición de herencia, rendiciones de cuentas y en general,<br>documentos y actuaciones similares;<br> b) Remitir la causa a los Ministerios Públicos, representantes del Fisco y<br>demás funcionarios que intervengan como parte;<br> c) Devolver escritos presentados sin copias.<br> ART. 41º. Plazo. Dentro del plazo de tres días, las partes podrán pedir al juez<br>que deje sin efecto lo dispuesto por el secretario, prosecretario o el jefe de<br>despacho. Este pedido se resolverá sin sustanciación. La resolución será<br>inapelable.<br> ART. 42º.- Recusación. Los secretarios de primera instancia únicamente podrán<br> ser recusados por las causas previstas en el artículo 17.<br> Deducida la recusación, el juez se informará sumariamente sobre el hecho en que<br>se funde, y sin más trámite dictará resolución que será inapelable.<br> Los secretarios del Superior Tribunal y los de las cámaras de apelaciones no<br>serán recusables; pero deberán manifestar toda causa de impedimento que<br>tuvieren a fin de que el tribunal lo considere y resuelva lo que juzgare<br>procedente.<br> En todos los casos serán aplicables, en lo pertinente, las reglas establecidas<br>para la recusación y excusación de los jueces.<br> TITULO II<br> PARTES<br> CAPITULO I:<br> REGLAS GENERALES<br> ART. 43º.- Domicilio. Toda persona que litigue por su propio derecho o en<br>representación de terceros, deberá constituir domicilio procesal dentro del<br>perímetro de la ciudad que sea asiento del respectivo juzgado o tribunal.<br> Ese requisito se cumplirá en el primer escrito que presente, o audiencia a que<br>concurra si es ésta la primera diligencia en que interviene.<br> En las mismas oportunidades deberá denunciar el domicilio real de la persona<br>representada.<br> Se diligenciarán en el domicilio procesal todas las notificaciones a domicilio<br>que no deban serlo en el real.<br> El domicilio contractual constituido en el de la parte contraria no es eficaz<br>para las notificaciones que deben ser realizadas en el domicilio del<br>constituyente.<br> ART. 44º.- Falta de constitución y denuncia de domicilio: Si no se cumpliere<br>con lo establecido en la primera parte del artículo anterior, las sucesivas<br>resoluciones se tendrán por notificadas en la forma y oportunidad fijadas por<br>el artículo 136, salvo la notificación de la audiencia para absolver posiciones<br> y la sentencia.<br> Si la parte no denunciare su domicilio real o su cambio, las resoluciones que<br>deban notificarse en dicho domicilio se cumplirán en el lugar en que se hubiere<br>constituido, y en defecto también de éste, se observará lo dispuesto en el<br>primer párrafo.<br> ART. 45º.- Subsistencia de los domicilios. Los domicilios a que se refieren los<br>artículos anteriores subsistirán para los efectos legales hasta la terminación<br>del juicio o su archivo, mientras no se constituyan o denuncien otros.<br> Cuando no existieren los edificios, quedaren deshabitados o desaparecieren, o<br>se alterare o suprimiere su numeración, y no se hubiese constituido o<br>denunciado un nuevo domicilio, con el informe del notificador se observará lo<br>dispuesto en la primera o segunda parte del artículo anterior según se trate<br>respectivamente del domicilio procesal o del real.<br> Todo cambio de domicilio deberá notificarse por cédula a la otra parte.<br>Mientras esta diligencia no se hubiese cumplido, se tendrá por subsistente el<br>anterior.<br> ART. 46º.- Muerte o incapacidad. Cuando la parte que actuare personalmente<br>falleciere o se tornare incapaz, comprobado el hecho, el juez o tribunal<br>suspenderá la tramitación y citará a los herederos o al representante legal en<br>la forma y bajo el apercibimiento dispuesto en el artículo 56, inciso 5º.<br> ART. 47º.- Sustitución de parte. Si durante la tramitación del proceso una de<br>las partes enajenare el bien objeto del litigio o cediere el derecho reclamado,<br>el adquirente no podrá intervenir en él como parte principal sin la conformidad<br>expresa del adversario. Podrá hacerlo en la calidad prevista por los artículos<br>93 inciso 1º, y 94, primer párrafo.<br> ART. 48º.- Temeridad y malicia. Cuando se declarase maliciosa o temeraria la<br>conducta asumida en el pleito por alguna de las partes, el juez le impondrá a<br>ella o a su letrado o a ambos conjuntamente, una multa valuada entre el 10% y<br>el 50% del monto establecido en la sentencia. En los casos en que el objeto de<br>la pretensión no fuera susceptible de apreciación pecuniaria, el importe no<br>podrá superar la suma de entre pesos treinta ($30) y pesos doscientos cincuenta<br>($250). El importe de la multa será a favor de la otra parte. Si el pedido de<br>sanción fuera promovido por una de las partes, se decidirá previo traslado a la<br>contraria.<br> Sin perjuicio de considerar otras circunstancias que estime corresponder, el<br>juez deberá ponderar la deducción de pretensiones, defensas, excepciones o<br>interposición de recursos que resulten inadmisibles, o cuya falta de fundamento<br>no se pueda ignorar de acuerdo con una mínima pauta de razonabilidad o<br>encuentre sustento en hechos ficticios o irreales o que manifiestamente<br>conduzcan a dilatar el proceso.<br> CAPITULO II<br> REPRESENTACION PROCESAL<br> ART. 49º.- Justificación de la personería. La persona que se presente en juicio<br>por un derecho que no sea propio, aunque le competa ejercerlo en virtud de una<br>representación legal, deberá acompañar con su primer escrito los documentos que<br>acrediten el carácter que inviste.<br> Si se invocare la imposibilidad de presentar el documento ya otorgado que<br>justifique la representación y el juez considerase atendibles las razones que<br>se expresen, podrá acordar un plazo de hasta veinte días para que acompañe<br>dicho documento, bajo apercibimiento de tener por inexistente la representación<br>invocada.<br> Los padres que comparezcan en representación de sus hijos no tendrán obligación<br>de presentar las partidas correspondientes, salvo que el juez, a petición de<br>parte o de oficio, los emplazare a presentarlas, bajo apercibimiento del pago<br>de las costas y perjuicios que ocasionaren.<br> ART. 50º.- Presentación de poderes. Los procuradores o apoderados acreditarán<br>su personería desde la primera gestión que hagan en nombre de sus poderdantes,<br>con la pertinente escritura de poder.<br> Sin embargo, cuando se invoque un poder general o especial para varios actos,<br>se lo acreditará con la agregación de una copia íntegra firmada por el letrado<br>patrocinante o por el apoderado. De oficio o a petición de parte, podrá<br>intimarse a la presentación del testimonio original.<br> ART. 51º.- Gestor. Cuando deban realizarse actos procesales urgentes y existan<br>hechos o circunstancias que impidan la actuación de la parte que ha de<br>cumplirlos, podrá ser admitida la comparecencia en juicio de quien no tuviere<br>representación conferida. Si dentro de los cuarenta días hábiles, contados<br>desde la primera presentación del gestor, no fueren acompañados los<br>instrumentos que acrediten la personalidad o la parte no ratificase la gestión,<br> será nulo todo lo actuado por el gestor y éste pagará las costas causadas, sin<br>perjuicio de la responsabilidad por el daño que hubiere producido.<br> En su presentación, el gestor, además de indicar la parte en cuyo beneficio<br>pretende actuar, deberá expresar las razones que justifiquen la seriedad del<br>pedido, salvo que la urgencia resulte objetivamente de la petición misma o de<br>la situación procesal de que se trate. La nulidad, en su caso, se producirá por<br>el solo vencimiento del plazo sin que se requiera intimación previa.<br> La facultad acordada por este artículo sólo podrá ejercerse una vez en el curso<br>del proceso.<br> ART. 52º.- Efectos de la presentación del poder y admisión de la personería.<br>Presentado el poder y admitida su personería, el apoderado asume todas las<br>responsabilidades que las leyes le imponen y sus actos obligan al poderdante<br>como si él personalmente los practicare.<br> ART. 53º.- Obligaciones del apoderado. El apoderado estará obligado a seguir el<br>juicio mientras no haya cesado legalmente en el cargo. Hasta entonces las<br>citaciones y notificaciones que se hagan, incluso las de las sentencias<br>definitivas, tendrán la misma fuerza que si se hicieren al poderdante, sin que<br>le sea permitido pedir que se entiendan con éste. Exceptúanse los actos que por<br>disposición de la ley deban ser notificados personalmente a la parte.<br> ART. 54º.- Alcance del poder. El poder conferido para un pleito determinado,<br>cualesquiera sean sus términos, comprende la facultad de interponer los<br>recursos legales y seguir todas las instancias del pleito.<br> También comprende la facultad de intervenir en los incidentes y de ejercitar<br>todos los actos que ocurran durante la secuela de la litis, excepto aquellos<br>para los cuales la ley requiera facultad especial, o se hubiesen reservado<br>expresamente en el poder.<br> ART. 55º.- Responsabilidad por las costas. Sin perjuicio de la responsabilidad<br>civil o criminal por el ejercicio del mandato, el mandatario deberá abonar a su<br>poderdante las costas causadas por su exclusiva culpa o negligencia, cuando<br>fueran declaradas judicialmente.<br> El juez podrá, de acuerdo con las circunstancias, establecer la responsabilidad<br>solidaria del mandatario con el letrado patrocinante.<br> ART. 56º.- Cesación de la representación. La representación de los apoderados<br> cesará:<br> 1) Por revocación expresa del mandato en el expediente. En este caso, el<br>poderdante deberá comparecer por sí o constituir nuevo apoderamiento sin<br>necesidad de emplazamiento o citación, so pena de continuar el juicio en<br>rebeldía. La sola presentación del mandante no revoca el poder;<br> 2) Por renuncia, en cuyo caso el apoderado deberá, bajo pena de daños y<br>perjuicios, continuar las gestiones hasta que haya vencido el plazo que el juez<br>fije al poderdante para reemplazarlo o comparecer por sí. La fijación del plazo<br>se hará bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía. La resolución<br>que así lo disponga deberá notificarse por cédula en el domicilio real del<br>mandante;<br> 3) Por haber cesado la personalidad con que litigaba el poderdante;<br> 4) Por haber concluido la causa para la cual se le otorgó el poder;<br> 5) Por muerte o incapacidad del poderdante. En tales casos el apoderado<br>continuará ejerciendo su personería hasta que los herederos o representantes<br>legales tomen la intervención que les corresponda en el proceso, o venza el<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br> litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br> Ello tendrá lugar suscribiendo un abogado el mismo escrito ante el secretario o<br>el oficial primero, quien certificará en el expediente esta circunstancia, o<br>por la ratificación que por separado se hiciere con firma de letrado.<br> ART. 61º.- Dignidad. En el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado<br>a los magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele.<br> CAPITULO IV<br> REBELDIA<br> ART. 62º.- Declaración de rebeldía. La parte con domicilio conocido,<br>debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citación o<br>abandonare el juicio después de haber comparecido, será declarada en rebeldía a<br>pedido de la otra.<br> Esta resolución se notificará por cédula o, en su caso, por edictos durante dos<br>días. Las sucesivas resoluciones se tendrán por notificadas por ministerio de<br>la ley.<br> Si no se hubiere requerido que el incompareciente sea declarado rebelde, se<br>aplicarán las reglas sobre notificaciones establecidas en el primer párrafo del<br>artículo 44.<br> ART. 63º.- Efectos. La rebeldía no alterará la secuela regular del proceso.<br> La sentencia será pronunciada según el mérito de la causa y lo establecido en<br>el artículo 360, inciso 1º. En caso de duda, la rebeldía declarada y firme<br>constituirá presunción de verdad de los hechos lícitos afirmados por quien<br>obtuvo la declaración. Serán a cargo del rebelde las costas causadas por su<br>rebeldía.<br> ART. 64º.- Prueba. A pedido de parte el juez abrirá la causa a prueba, o<br>dispondrá su producción según correspondiere conforme al tipo de proceso; en su<br>caso podrá mandar practicar las medidas tendientes al esclarecimiento de la<br>verdad de los hechos, autorizadas por este Código.<br> ART. 65º.- Notificación de la sentencia. La sentencia se hará saber al rebelde<br>en la forma prescripta para la notificación de la providencia que declara la<br>rebeldía.<br> ART. 66º.- Medidas precautorias. Desde el momento en que un litigante haya sido<br> declarado en rebeldía podrán decretarse, si la otra parte lo pidiere, las<br>medidas precautorias necesarias para asegurar el objeto del juicio, o el pago<br>de la suma que se estime en concepto de eventuales costas si el rebelde fuere<br>el actor.<br> ART. 67º.- Comparencia del rebelde. Si el rebelde compareciese en cualquier<br>estado del juicio será admitido como parte y, cesando el procedimiento en<br>rebeldía, se entenderá con él la sustanciación, sin que ésta pueda en ningún<br>caso retrogradar.<br> ART. 68º.- Subsistencia de las medidas precautorias. Las medidas precautorias<br>decretadas de conformidad con el artículo 66 continuarán hasta la terminación<br>del juicio, a menos que el interesado justificare haber incurrido en rebeldía<br>por causas que no haya estado a su alcance vencer.<br> ART. 69º.- Prueba en segunda instancia. Si el rebelde hubiese comparecido<br>después de la oportunidad en que ha debido ofrecer la prueba y apelare de la<br>sentencia, a su pedido se recibirá la causa a prueba en segunda instancia, en<br>los términos del artículo 266 inciso 5º letra a.<br> Si como consecuencia de la prueba producida en segunda instancia la otra parte<br>resultare vencida, para la distribución de las costas se tendrá en cuenta la<br>situación creada por el rebelde.<br> ART. 70º.- Inimpugnabilidad de la sentencia. Ejecutoriada la sentencia<br>pronunciada en rebeldía, no se admitirá recurso alguno contra ella.<br> CAPITULO V<br> COSTAS<br> ART. 71º.- Principio general. La parte vencida en el juicio deberá pagar todos<br>los gastos de la contraria, aun cuando ésta no lo hubiese solicitado.<br> Sin embargo, el juez podrá eximir total o parcialmente de esta responsabilidad<br>al litigante vencido, siempre que encontrare mérito para ello, expresándolo en<br>su pronunciamiento, bajo pena de nulidad.<br> ART. 72º.- Incidentes. En los incidentes también regirá lo establecido en la<br>primera parte del artículo anterior.<br> No se sustanciarán nuevos incidentes promovidos por quien hubiere sido<br> condenado al pago de las costas en otro anterior, mientras no satisfaga su<br>importe o en su caso, lo dé a embargo.<br> No estarán sujetas a este requisito de admisibilidad las incidencias promovidas<br>en el curso de las audiencias.<br> Toda apelación sobre imposición de costas y regulación de honorarios se<br>concederá en efecto diferido, salvo cuando el expediente deba ser remitido a la<br>cámara como consecuencia del recurso deducido por alguna de las partes contra<br>la resolución que decidió el incidente.<br> ART. 73º.- Allanamiento. No se impondrán costas al vencido:<br> 1) Cuando hubiese reconocido oportunamente como fundadas las pretensiones de su<br>adversario allanándose a satisfacerlas, a menos que hubiere incurrido en mora o<br>que por su culpa hubiere dado lugar a la reclamación;<br> 2) Cuando se allanare dentro del quinto día de tener conocimiento de los<br>títulos e instrumentos tardíamente presentados.<br> Para que proceda la exención de costas, el allanamiento debe ser real,<br>incondicionado, oportuno, total y efectivo.<br> Si de los antecedentes del proceso resultare que el demandado no hubiere dado<br>motivo a la promoción del juicio y se allanare dentro del plazo para contestar<br>la demanda, cumpliendo su obligación, las costas se impondrán al actor.<br> ART. 74º.- Vencimiento parcial y mutuo. Si el resultado del pleito o incidente<br>fuere parcialmente favorable a ambos litigantes, las costas se compensarán o se<br>distribuirán prudencialmente por el juez en proporción al éxito obtenido por<br>cada uno de ellos.<br> ART. 75º.- Pluspetición inexcusable. El litigante que incurriere en<br>pluspetición inexcusable será condenado en costas, si la otra parte hubiere<br>admitido el monto hasta el límite establecido en la sentencia.<br> Si no hubiese existido dicha admisión o si ambas partes incurrieren en<br>pluspetición, regirá lo dispuesto en el artículo precedente.<br> No se entenderá que hay pluspetición a los efectos determinados en este<br>artículo, cuando el valor de la condena dependiese legalmente del arbitrio<br>judicial, de juicio pericial o de rendición de cuentas o cuando las<br> pretensiones de la parte no fuesen reducidas por la condena en más de un 20 %.<br> ART. 76º.- Conciliación, transacción, desistimiento, caducidad de instancia. Si<br>el juicio terminase por transacción o conciliación, las costas serán impuestas<br>en el orden causado, respecto de quienes celebraron el avenimiento; en cuanto a<br>las partes que no lo suscribieron se aplicarán las reglas generales.<br> Si el proceso se extinguiera por desistimiento, las costas serán a cargo de<br>quien desiste, salvo cuando se debiere exclusivamente a cambios de legislación<br>o jurisprudencia y se llevare a cabo sin demora injustificada.<br> Exceptúase, en todos los casos, lo que pudieren acordar las partes en<br>contrario.<br> Declarada la caducidad de la primera instancia, las costas del juicio deben ser<br>impuestas al actor.<br> ART. 77º.- Nulidad. Si el procedimiento se anulare por causa imputable a una de<br>las partes, serán a su cargo las costas producidas desde el acto o la omisión<br>que dio origen a la nulidad.<br> ART. 78º.- Litisconsorcio. En los casos de litisconsorcio las costas se<br>distribuirán entre los litisconsortes, salvo que por la naturaleza de la<br>obligación correspondiere la condena solidaria.<br> Cuando el interés que cada uno de ellos representase en el juicio ofreciere<br>considerables diferencias, podrá el juez distribuir las costas en proporción a<br>ese interés.<br> ART. 79º.- Prescripción. Si el actor se allanare a la prescripción opuesta, las<br>costas se distribuirán en el orden causado.<br> ART. 80º.- Alcance de la condena en costas. La condena en costas comprenderá<br>todos los gastos causados u ocasionados por la sustanciación del proceso y los<br>que se hubiesen realizado para evitar el pleito, mediante el cumplimiento de la<br>obligación.<br> Los correspondientes a pedidos desestimados serán a cargo de la parte que los<br>efectuó u originó, aunque la sentencia le fuere favorable en lo principal.<br> No serán objeto de reintegro los gastos superfluos o inútiles.<br> Si los gastos fuesen excesivos, el juez podrá reducirlos prudencialmente.<br> Los peritos intervinientes podrán reclamar de la parte no condenada en costas<br>hasta el cincuenta por ciento de los honorarios que le fueren regulados, sin<br>perjuicio de lo dispuesto en el artículo 484.<br> CAPITULO VI<br> BENEFICIO DE LITIGAR SIN GASTOS<br> ART. 81º.- Procedencia. Los que carecieren de recursos podrán solicitar antes<br>de presentar la demanda o en cualquier estado del proceso, la concesión del<br>beneficio de litigar sin gastos, con arreglo a las disposiciones contenidas en<br>este capítulo.<br> No obstará a la concesión del beneficio la circunstancia de tener el<br>peticionario lo indispensable para procurarse su subsistencia, cualquiera fuere<br>el origen de sus recursos.<br> ART. 82º.- Requisitos de la solicitud. La solicitud contendrá:<br> 1) La mención de los hechos en que se fundare, de la necesidad de reclamar o<br>defender judicialmente derechos propios o del cónyuge o de hijos menores, así<br>como la indicación del proceso que se iniciare o en el que se deba intervenir;<br> 2) El ofrecimiento de la prueba tendiente a demostrar la imposibilidad de<br>obtener recursos. Deberá acompañarse el interrogatorio de los testigos.<br> ART. 83º.- Prueba. El juez ordenará sin más trámite las diligencias necesarias<br>para que la prueba ofrecida se produzca a la mayor brevedad y citará al<br>litigante contrario o a quien haya de serlo, y al organismo de determinación y<br>recaudación de la tasa de justicia, quienes podrán fiscalizarla y ofrecer otras<br>pruebas, con conocimiento del Ministerio Público Fiscal. La exención deberá<br>tramitarse en un plazo no mayor de noventa días, el que, con carácter<br>excepcional, podrá ser ampliado por el juez en treinta días si la falta de<br>resolución de la diligencia no le fuese imputable al solicitante. El tribunal<br>de oficio requerirá informe al Registro de la Propiedad Inmueble.<br> No podrá dictarse sentencia si antes no hubiere recaído resolución definitiva<br>en el incidente de beneficio de litigar sin gastos.<br> ART. 84º.- Traslado y resolución. Producida la prueba, se dará vista por cinco<br> días comunes al peticionario, a la otra parte, al Ministerio Público Fiscal y<br>al organismo de determinación y recaudación de la tasa de justicia. Contestado<br>dicho traslado o vencido el plazo para hacerlo, el juez resolverá acordando el<br>beneficio, total o parcialmente, o denegándolo. En el primer caso, la<br>resolución será apelable al solo efecto devolutivo. La exención será materia de<br>expresa referencia en la resolución que recayere en la causa en que se hiciera<br>valer, la que ordenará la liquidación y pago de la tasa de justicia, cuando<br>correspondiere, a cargo de la parte no beneficiada de litigar sin gastos,<br>conforme a la imposición de costas que dispusiere.<br> Si se comprobare la falsedad de los hechos alegados como fundamento de la<br>petición del beneficio de litigar sin gastos, se impondrá al peticionario una<br>multa que se fijará en el doble del importe de la tasa de justicia que<br>correspondiera abonar, la que no podrá ser inferior a la suma de pesos un mil<br>($1.000). El importe de la multa se destinará a la biblioteca del Poder<br>Judicial de la Provincia.<br> ART. 85º.- Carácter de la resolución. La resolución que denegare o acordare el<br>beneficio no causará estado.<br> Si fuese denegatoria, el interesado podrá ofrecer otras pruebas y solicitar una<br>nueva resolución.<br> La que lo concediere, podrá ser dejada sin efecto a requerimiento de parte<br>interesada, cuando se demostrare que la persona a cuyo favor se dictó no tiene<br>ya derecho al beneficio.<br> La impugnación se sustanciará por el trámite de los incidentes.<br> ART. 86º.- Beneficio provisional. Efectos del pedido. Hasta que se dicte<br>resolución, la solicitud y presentaciones de ambas partes estarán exentas del<br>pago de impuestos y sellado de actuación. Estos serán satisfechos, así como las<br>costas, en caso de denegación.<br> El trámite para obtener el beneficio no suspenderá el procedimiento, salvo que<br>así se solicite al momento de su interposición.<br> ART. 87º.- Alcance. Cesación. El que obtuviere el beneficio estará exento,<br>total o parcialmente, del pago de las costas o gastos judiciales hasta que<br>mejore de fortuna o se demuestre que variaron las circunstancias que se<br>tuvieron en cuenta para su otorgamiento. Si venciere en el pleito, deberá pagar<br>las causadas en su defensa hasta la concurrencia máxima de la tercera parte de<br> los valores que reciba.<br> Los profesionales podrán exigir el pago de sus honorarios a la parte condenada<br>en costas, y a su cliente, en el caso y con la limitación señalada en éste<br>articulo.<br> En todos los casos la concesión del beneficio tendrá efecto retroactivo a la<br>fecha de promoción de la demanda o reconvención, respecto de las costas o<br>gastos judiciales no satisfechos.<br> ART. 88º.- Defensa del beneficiario. La representación y defensa del<br>beneficiario será asumida por el defensor oficial, salvo si aquél deseare<br>hacerse patrocinar o representar por abogado o procurador de la matrícula. En<br>este último caso, cualquiera sea el monto del asunto, el mandato que confiera<br>podrá hacerse por acta labrada ante el secretario o prosecretario.<br> ART. 89º.- Extensión a otra Parte. A pedido del interesado, el beneficio<br>concedido podrá hacerse extensivo para litigar contra otra persona en el mismo<br>juicio, si correspondiere, con citación de ésta, quien podrá ejercer las<br>facultades que le confieren los artículos 83 y 84.<br> CAPITULO VII<br> ACUMULACIÓN DE ACCIONES Y LITISCONSORCIO<br> ART. 90º.- Acumulación objetiva de acciones. Antes de la notificación de la<br>demanda el actor podrá acumular todas las acciones que tuviere contra una misma<br>parte, siempre que:<br> 1) No sean contrarias entre sí, de modo que por la elección de una quede<br>excluida la otra;<br> 2) Correspondan a la competencia del mismo juez;<br> 3) Puedan sustanciarse por los mismos trámites.<br> ART. 91º.- Litisconsorcio facultativo. Podrán varias partes demandar o ser<br>demandadas en un mismo proceso cuando las acciones sean conexas por el título,<br>o por el objeto, o por ambos elementos a la vez.<br> ART. 92º.- Litisconsorcio necesario. Cuando la sentencia no pudiere<br>pronunciarse útilmente más que con relación a varias partes, éstas habrán de<br>Podrán aplicarse sanciones conminatorias a terceros en los casos en que la ley<br>lo establece.<br> Las condenas se graduarán en proporción al caudal económico de quien deba<br>satisfacerlas y podrán ser dejadas sin efecto, o ser objeto de reajuste, si<br>aquél desiste de su resistencia y justifica total o parcialmente su proceder.<br> CAPITULO V<br> SECRETARIOS<br> ART. 39º.- Secretarios. Deberes. Sin perjuicio de los deberes que en otras<br>disposiciones de este Código y en las leyes de organización judicial se imponen<br>a los secretarios, éstos deberán:<br> 1) Comunicar a las partes y a los terceros las decisiones judiciales, mediante<br>la firma de oficios, mandamientos, cédulas y edictos, sin perjuicio de las<br>facultades que se acuerdan a los letrados respecto de las cédulas y oficios y<br>de lo que establezcan los convenios sobre comunicaciones entre magistrados de<br>distintas jurisdicciones.<br> Las comunicaciones dirigidas al Gobernador de la Provincia, Ministros del Poder<br>Ejecutivo, funcionarios de análoga jerarquía y magistrados judiciales, serán<br>firmadas por el juez.<br> 2) Extender certificados, testimonios y copias de actas;<br> 3) Conferir vistas y traslados;<br> 4) Firmar, sin perjuicio de las facultades que se confieren al prosecretario o<br>jefe de despacho, las providencias de mero trámite, observando, en cuanto al<br>plazo, lo dispuesto en el artículo 34, inciso 3º, apartado a. En la etapa<br>probatoria firmará todas las providencias simples que no impliquen pronunciarse<br>sobre la admisibilidad o caducidad de la prueba;<br> 5) Dirigir en forma personal las audiencias testimoniales que tomare por<br>delegación del juez;<br> 6) Devolver los escritos presentados fuera de plazo.<br> ART. 40º.- Prosecretarios. Deberes. Los prosecretarios o jefes de despacho o<br>quien desempeñe cargo equivalente, tendrán las siguientes funciones, además de<br>los deberes que en otras disposiciones de este Código, Ley Orgánica de<br>Tribunales y Reglamento Interno el Poder Judicial se les impone:<br> 1) Firmar las providencias simples que dispongan:<br> a) Agregar partidas, exhortos, pericias, oficios, inventarios, tasaciones,<br>división o partición de herencia, rendiciones de cuentas y en general,<br>documentos y actuaciones similares;<br> b) Remitir la causa a los Ministerios Públicos, representantes del Fisco y<br>demás funcionarios que intervengan como parte;<br> c) Devolver escritos presentados sin copias.<br> ART. 41º. Plazo. Dentro del plazo de tres días, las partes podrán pedir al juez<br>que deje sin efecto lo dispuesto por el secretario, prosecretario o el jefe de<br>despacho. Este pedido se resolverá sin sustanciación. La resolución será<br>inapelable.<br> ART. 42º.- Recusación. Los secretarios de primera instancia únicamente podrán<br> ser recusados por las causas previstas en el artículo 17.<br> Deducida la recusación, el juez se informará sumariamente sobre el hecho en que<br>se funde, y sin más trámite dictará resolución que será inapelable.<br> Los secretarios del Superior Tribunal y los de las cámaras de apelaciones no<br>serán recusables; pero deberán manifestar toda causa de impedimento que<br>tuvieren a fin de que el tribunal lo considere y resuelva lo que juzgare<br>procedente.<br> En todos los casos serán aplicables, en lo pertinente, las reglas establecidas<br>para la recusación y excusación de los jueces.<br> TITULO II<br> PARTES<br> CAPITULO I:<br> REGLAS GENERALES<br> ART. 43º.- Domicilio. Toda persona que litigue por su propio derecho o en<br>representación de terceros, deberá constituir domicilio procesal dentro del<br>perímetro de la ciudad que sea asiento del respectivo juzgado o tribunal.<br> Ese requisito se cumplirá en el primer escrito que presente, o audiencia a que<br>concurra si es ésta la primera diligencia en que interviene.<br> En las mismas oportunidades deberá denunciar el domicilio real de la persona<br>representada.<br> Se diligenciarán en el domicilio procesal todas las notificaciones a domicilio<br>que no deban serlo en el real.<br> El domicilio contractual constituido en el de la parte contraria no es eficaz<br>para las notificaciones que deben ser realizadas en el domicilio del<br>constituyente.<br> ART. 44º.- Falta de constitución y denuncia de domicilio: Si no se cumpliere<br>con lo establecido en la primera parte del artículo anterior, las sucesivas<br>resoluciones se tendrán por notificadas en la forma y oportunidad fijadas por<br>el artículo 136, salvo la notificación de la audiencia para absolver posiciones<br> y la sentencia.<br> Si la parte no denunciare su domicilio real o su cambio, las resoluciones que<br>deban notificarse en dicho domicilio se cumplirán en el lugar en que se hubiere<br>constituido, y en defecto también de éste, se observará lo dispuesto en el<br>primer párrafo.<br> ART. 45º.- Subsistencia de los domicilios. Los domicilios a que se refieren los<br>artículos anteriores subsistirán para los efectos legales hasta la terminación<br>del juicio o su archivo, mientras no se constituyan o denuncien otros.<br> Cuando no existieren los edificios, quedaren deshabitados o desaparecieren, o<br>se alterare o suprimiere su numeración, y no se hubiese constituido o<br>denunciado un nuevo domicilio, con el informe del notificador se observará lo<br>dispuesto en la primera o segunda parte del artículo anterior según se trate<br>respectivamente del domicilio procesal o del real.<br> Todo cambio de domicilio deberá notificarse por cédula a la otra parte.<br>Mientras esta diligencia no se hubiese cumplido, se tendrá por subsistente el<br>anterior.<br> ART. 46º.- Muerte o incapacidad. Cuando la parte que actuare personalmente<br>falleciere o se tornare incapaz, comprobado el hecho, el juez o tribunal<br>suspenderá la tramitación y citará a los herederos o al representante legal en<br>la forma y bajo el apercibimiento dispuesto en el artículo 56, inciso 5º.<br> ART. 47º.- Sustitución de parte. Si durante la tramitación del proceso una de<br>las partes enajenare el bien objeto del litigio o cediere el derecho reclamado,<br>el adquirente no podrá intervenir en él como parte principal sin la conformidad<br>expresa del adversario. Podrá hacerlo en la calidad prevista por los artículos<br>93 inciso 1º, y 94, primer párrafo.<br> ART. 48º.- Temeridad y malicia. Cuando se declarase maliciosa o temeraria la<br>conducta asumida en el pleito por alguna de las partes, el juez le impondrá a<br>ella o a su letrado o a ambos conjuntamente, una multa valuada entre el 10% y<br>el 50% del monto establecido en la sentencia. En los casos en que el objeto de<br>la pretensión no fuera susceptible de apreciación pecuniaria, el importe no<br>podrá superar la suma de entre pesos treinta ($30) y pesos doscientos cincuenta<br>($250). El importe de la multa será a favor de la otra parte. Si el pedido de<br>sanción fuera promovido por una de las partes, se decidirá previo traslado a la<br>contraria.<br> Sin perjuicio de considerar otras circunstancias que estime corresponder, el<br>juez deberá ponderar la deducción de pretensiones, defensas, excepciones o<br>interposición de recursos que resulten inadmisibles, o cuya falta de fundamento<br>no se pueda ignorar de acuerdo con una mínima pauta de razonabilidad o<br>encuentre sustento en hechos ficticios o irreales o que manifiestamente<br>conduzcan a dilatar el proceso.<br> CAPITULO II<br> REPRESENTACION PROCESAL<br> ART. 49º.- Justificación de la personería. La persona que se presente en juicio<br>por un derecho que no sea propio, aunque le competa ejercerlo en virtud de una<br>representación legal, deberá acompañar con su primer escrito los documentos que<br>acrediten el carácter que inviste.<br> Si se invocare la imposibilidad de presentar el documento ya otorgado que<br>justifique la representación y el juez considerase atendibles las razones que<br>se expresen, podrá acordar un plazo de hasta veinte días para que acompañe<br>dicho documento, bajo apercibimiento de tener por inexistente la representación<br>invocada.<br> Los padres que comparezcan en representación de sus hijos no tendrán obligación<br>de presentar las partidas correspondientes, salvo que el juez, a petición de<br>parte o de oficio, los emplazare a presentarlas, bajo apercibimiento del pago<br>de las costas y perjuicios que ocasionaren.<br> ART. 50º.- Presentación de poderes. Los procuradores o apoderados acreditarán<br>su personería desde la primera gestión que hagan en nombre de sus poderdantes,<br>con la pertinente escritura de poder.<br> Sin embargo, cuando se invoque un poder general o especial para varios actos,<br>se lo acreditará con la agregación de una copia íntegra firmada por el letrado<br>patrocinante o por el apoderado. De oficio o a petición de parte, podrá<br>intimarse a la presentación del testimonio original.<br> ART. 51º.- Gestor. Cuando deban realizarse actos procesales urgentes y existan<br>hechos o circunstancias que impidan la actuación de la parte que ha de<br>cumplirlos, podrá ser admitida la comparecencia en juicio de quien no tuviere<br>representación conferida. Si dentro de los cuarenta días hábiles, contados<br>desde la primera presentación del gestor, no fueren acompañados los<br>instrumentos que acrediten la personalidad o la parte no ratificase la gestión,<br> será nulo todo lo actuado por el gestor y éste pagará las costas causadas, sin<br>perjuicio de la responsabilidad por el daño que hubiere producido.<br> En su presentación, el gestor, además de indicar la parte en cuyo beneficio<br>pretende actuar, deberá expresar las razones que justifiquen la seriedad del<br>pedido, salvo que la urgencia resulte objetivamente de la petición misma o de<br>la situación procesal de que se trate. La nulidad, en su caso, se producirá por<br>el solo vencimiento del plazo sin que se requiera intimación previa.<br> La facultad acordada por este artículo sólo podrá ejercerse una vez en el curso<br>del proceso.<br> ART. 52º.- Efectos de la presentación del poder y admisión de la personería.<br>Presentado el poder y admitida su personería, el apoderado asume todas las<br>responsabilidades que las leyes le imponen y sus actos obligan al poderdante<br>como si él personalmente los practicare.<br> ART. 53º.- Obligaciones del apoderado. El apoderado estará obligado a seguir el<br>juicio mientras no haya cesado legalmente en el cargo. Hasta entonces las<br>citaciones y notificaciones que se hagan, incluso las de las sentencias<br>definitivas, tendrán la misma fuerza que si se hicieren al poderdante, sin que<br>le sea permitido pedir que se entiendan con éste. Exceptúanse los actos que por<br>disposición de la ley deban ser notificados personalmente a la parte.<br> ART. 54º.- Alcance del poder. El poder conferido para un pleito determinado,<br>cualesquiera sean sus términos, comprende la facultad de interponer los<br>recursos legales y seguir todas las instancias del pleito.<br> También comprende la facultad de intervenir en los incidentes y de ejercitar<br>todos los actos que ocurran durante la secuela de la litis, excepto aquellos<br>para los cuales la ley requiera facultad especial, o se hubiesen reservado<br>expresamente en el poder.<br> ART. 55º.- Responsabilidad por las costas. Sin perjuicio de la responsabilidad<br>civil o criminal por el ejercicio del mandato, el mandatario deberá abonar a su<br>poderdante las costas causadas por su exclusiva culpa o negligencia, cuando<br>fueran declaradas judicialmente.<br> El juez podrá, de acuerdo con las circunstancias, establecer la responsabilidad<br>solidaria del mandatario con el letrado patrocinante.<br> ART. 56º.- Cesación de la representación. La representación de los apoderados<br> cesará:<br> 1) Por revocación expresa del mandato en el expediente. En este caso, el<br>poderdante deberá comparecer por sí o constituir nuevo apoderamiento sin<br>necesidad de emplazamiento o citación, so pena de continuar el juicio en<br>rebeldía. La sola presentación del mandante no revoca el poder;<br> 2) Por renuncia, en cuyo caso el apoderado deberá, bajo pena de daños y<br>perjuicios, continuar las gestiones hasta que haya vencido el plazo que el juez<br>fije al poderdante para reemplazarlo o comparecer por sí. La fijación del plazo<br>se hará bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía. La resolución<br>que así lo disponga deberá notificarse por cédula en el domicilio real del<br>mandante;<br> 3) Por haber cesado la personalidad con que litigaba el poderdante;<br> 4) Por haber concluido la causa para la cual se le otorgó el poder;<br> 5) Por muerte o incapacidad del poderdante. En tales casos el apoderado<br>continuará ejerciendo su personería hasta que los herederos o representantes<br>legales tomen la intervención que les corresponda en el proceso, o venza el<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br> litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br> Ello tendrá lugar suscribiendo un abogado el mismo escrito ante el secretario o<br>el oficial primero, quien certificará en el expediente esta circunstancia, o<br>por la ratificación que por separado se hiciere con firma de letrado.<br> ART. 61º.- Dignidad. En el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado<br>a los magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele.<br> CAPITULO IV<br> REBELDIA<br> ART. 62º.- Declaración de rebeldía. La parte con domicilio conocido,<br>debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citación o<br>abandonare el juicio después de haber comparecido, será declarada en rebeldía a<br>pedido de la otra.<br> Esta resolución se notificará por cédula o, en su caso, por edictos durante dos<br>días. Las sucesivas resoluciones se tendrán por notificadas por ministerio de<br>la ley.<br> Si no se hubiere requerido que el incompareciente sea declarado rebelde, se<br>aplicarán las reglas sobre notificaciones establecidas en el primer párrafo del<br>artículo 44.<br> ART. 63º.- Efectos. La rebeldía no alterará la secuela regular del proceso.<br> La sentencia será pronunciada según el mérito de la causa y lo establecido en<br>el artículo 360, inciso 1º. En caso de duda, la rebeldía declarada y firme<br>constituirá presunción de verdad de los hechos lícitos afirmados por quien<br>obtuvo la declaración. Serán a cargo del rebelde las costas causadas por su<br>rebeldía.<br> ART. 64º.- Prueba. A pedido de parte el juez abrirá la causa a prueba, o<br>dispondrá su producción según correspondiere conforme al tipo de proceso; en su<br>caso podrá mandar practicar las medidas tendientes al esclarecimiento de la<br>verdad de los hechos, autorizadas por este Código.<br> ART. 65º.- Notificación de la sentencia. La sentencia se hará saber al rebelde<br>en la forma prescripta para la notificación de la providencia que declara la<br>rebeldía.<br> ART. 66º.- Medidas precautorias. Desde el momento en que un litigante haya sido<br> declarado en rebeldía podrán decretarse, si la otra parte lo pidiere, las<br>medidas precautorias necesarias para asegurar el objeto del juicio, o el pago<br>de la suma que se estime en concepto de eventuales costas si el rebelde fuere<br>el actor.<br> ART. 67º.- Comparencia del rebelde. Si el rebelde compareciese en cualquier<br>estado del juicio será admitido como parte y, cesando el procedimiento en<br>rebeldía, se entenderá con él la sustanciación, sin que ésta pueda en ningún<br>caso retrogradar.<br> ART. 68º.- Subsistencia de las medidas precautorias. Las medidas precautorias<br>decretadas de conformidad con el artículo 66 continuarán hasta la terminación<br>del juicio, a menos que el interesado justificare haber incurrido en rebeldía<br>por causas que no haya estado a su alcance vencer.<br> ART. 69º.- Prueba en segunda instancia. Si el rebelde hubiese comparecido<br>después de la oportunidad en que ha debido ofrecer la prueba y apelare de la<br>sentencia, a su pedido se recibirá la causa a prueba en segunda instancia, en<br>los términos del artículo 266 inciso 5º letra a.<br> Si como consecuencia de la prueba producida en segunda instancia la otra parte<br>resultare vencida, para la distribución de las costas se tendrá en cuenta la<br>situación creada por el rebelde.<br> ART. 70º.- Inimpugnabilidad de la sentencia. Ejecutoriada la sentencia<br>pronunciada en rebeldía, no se admitirá recurso alguno contra ella.<br> CAPITULO V<br> COSTAS<br> ART. 71º.- Principio general. La parte vencida en el juicio deberá pagar todos<br>los gastos de la contraria, aun cuando ésta no lo hubiese solicitado.<br> Sin embargo, el juez podrá eximir total o parcialmente de esta responsabilidad<br>al litigante vencido, siempre que encontrare mérito para ello, expresándolo en<br>su pronunciamiento, bajo pena de nulidad.<br> ART. 72º.- Incidentes. En los incidentes también regirá lo establecido en la<br>primera parte del artículo anterior.<br> No se sustanciarán nuevos incidentes promovidos por quien hubiere sido<br> condenado al pago de las costas en otro anterior, mientras no satisfaga su<br>importe o en su caso, lo dé a embargo.<br> No estarán sujetas a este requisito de admisibilidad las incidencias promovidas<br>en el curso de las audiencias.<br> Toda apelación sobre imposición de costas y regulación de honorarios se<br>concederá en efecto diferido, salvo cuando el expediente deba ser remitido a la<br>cámara como consecuencia del recurso deducido por alguna de las partes contra<br>la resolución que decidió el incidente.<br> ART. 73º.- Allanamiento. No se impondrán costas al vencido:<br> 1) Cuando hubiese reconocido oportunamente como fundadas las pretensiones de su<br>adversario allanándose a satisfacerlas, a menos que hubiere incurrido en mora o<br>que por su culpa hubiere dado lugar a la reclamación;<br> 2) Cuando se allanare dentro del quinto día de tener conocimiento de los<br>títulos e instrumentos tardíamente presentados.<br> Para que proceda la exención de costas, el allanamiento debe ser real,<br>incondicionado, oportuno, total y efectivo.<br> Si de los antecedentes del proceso resultare que el demandado no hubiere dado<br>motivo a la promoción del juicio y se allanare dentro del plazo para contestar<br>la demanda, cumpliendo su obligación, las costas se impondrán al actor.<br> ART. 74º.- Vencimiento parcial y mutuo. Si el resultado del pleito o incidente<br>fuere parcialmente favorable a ambos litigantes, las costas se compensarán o se<br>distribuirán prudencialmente por el juez en proporción al éxito obtenido por<br>cada uno de ellos.<br> ART. 75º.- Pluspetición inexcusable. El litigante que incurriere en<br>pluspetición inexcusable será condenado en costas, si la otra parte hubiere<br>admitido el monto hasta el límite establecido en la sentencia.<br> Si no hubiese existido dicha admisión o si ambas partes incurrieren en<br>pluspetición, regirá lo dispuesto en el artículo precedente.<br> No se entenderá que hay pluspetición a los efectos determinados en este<br>artículo, cuando el valor de la condena dependiese legalmente del arbitrio<br>judicial, de juicio pericial o de rendición de cuentas o cuando las<br> pretensiones de la parte no fuesen reducidas por la condena en más de un 20 %.<br> ART. 76º.- Conciliación, transacción, desistimiento, caducidad de instancia. Si<br>el juicio terminase por transacción o conciliación, las costas serán impuestas<br>en el orden causado, respecto de quienes celebraron el avenimiento; en cuanto a<br>las partes que no lo suscribieron se aplicarán las reglas generales.<br> Si el proceso se extinguiera por desistimiento, las costas serán a cargo de<br>quien desiste, salvo cuando se debiere exclusivamente a cambios de legislación<br>o jurisprudencia y se llevare a cabo sin demora injustificada.<br> Exceptúase, en todos los casos, lo que pudieren acordar las partes en<br>contrario.<br> Declarada la caducidad de la primera instancia, las costas del juicio deben ser<br>impuestas al actor.<br> ART. 77º.- Nulidad. Si el procedimiento se anulare por causa imputable a una de<br>las partes, serán a su cargo las costas producidas desde el acto o la omisión<br>que dio origen a la nulidad.<br> ART. 78º.- Litisconsorcio. En los casos de litisconsorcio las costas se<br>distribuirán entre los litisconsortes, salvo que por la naturaleza de la<br>obligación correspondiere la condena solidaria.<br> Cuando el interés que cada uno de ellos representase en el juicio ofreciere<br>considerables diferencias, podrá el juez distribuir las costas en proporción a<br>ese interés.<br> ART. 79º.- Prescripción. Si el actor se allanare a la prescripción opuesta, las<br>costas se distribuirán en el orden causado.<br> ART. 80º.- Alcance de la condena en costas. La condena en costas comprenderá<br>todos los gastos causados u ocasionados por la sustanciación del proceso y los<br>que se hubiesen realizado para evitar el pleito, mediante el cumplimiento de la<br>obligación.<br> Los correspondientes a pedidos desestimados serán a cargo de la parte que los<br>efectuó u originó, aunque la sentencia le fuere favorable en lo principal.<br> No serán objeto de reintegro los gastos superfluos o inútiles.<br> Si los gastos fuesen excesivos, el juez podrá reducirlos prudencialmente.<br> Los peritos intervinientes podrán reclamar de la parte no condenada en costas<br>hasta el cincuenta por ciento de los honorarios que le fueren regulados, sin<br>perjuicio de lo dispuesto en el artículo 484.<br> CAPITULO VI<br> BENEFICIO DE LITIGAR SIN GASTOS<br> ART. 81º.- Procedencia. Los que carecieren de recursos podrán solicitar antes<br>de presentar la demanda o en cualquier estado del proceso, la concesión del<br>beneficio de litigar sin gastos, con arreglo a las disposiciones contenidas en<br>este capítulo.<br> No obstará a la concesión del beneficio la circunstancia de tener el<br>peticionario lo indispensable para procurarse su subsistencia, cualquiera fuere<br>el origen de sus recursos.<br> ART. 82º.- Requisitos de la solicitud. La solicitud contendrá:<br> 1) La mención de los hechos en que se fundare, de la necesidad de reclamar o<br>defender judicialmente derechos propios o del cónyuge o de hijos menores, así<br>como la indicación del proceso que se iniciare o en el que se deba intervenir;<br> 2) El ofrecimiento de la prueba tendiente a demostrar la imposibilidad de<br>obtener recursos. Deberá acompañarse el interrogatorio de los testigos.<br> ART. 83º.- Prueba. El juez ordenará sin más trámite las diligencias necesarias<br>para que la prueba ofrecida se produzca a la mayor brevedad y citará al<br>litigante contrario o a quien haya de serlo, y al organismo de determinación y<br>recaudación de la tasa de justicia, quienes podrán fiscalizarla y ofrecer otras<br>pruebas, con conocimiento del Ministerio Público Fiscal. La exención deberá<br>tramitarse en un plazo no mayor de noventa días, el que, con carácter<br>excepcional, podrá ser ampliado por el juez en treinta días si la falta de<br>resolución de la diligencia no le fuese imputable al solicitante. El tribunal<br>de oficio requerirá informe al Registro de la Propiedad Inmueble.<br> No podrá dictarse sentencia si antes no hubiere recaído resolución definitiva<br>en el incidente de beneficio de litigar sin gastos.<br> ART. 84º.- Traslado y resolución. Producida la prueba, se dará vista por cinco<br> días comunes al peticionario, a la otra parte, al Ministerio Público Fiscal y<br>al organismo de determinación y recaudación de la tasa de justicia. Contestado<br>dicho traslado o vencido el plazo para hacerlo, el juez resolverá acordando el<br>beneficio, total o parcialmente, o denegándolo. En el primer caso, la<br>resolución será apelable al solo efecto devolutivo. La exención será materia de<br>expresa referencia en la resolución que recayere en la causa en que se hiciera<br>valer, la que ordenará la liquidación y pago de la tasa de justicia, cuando<br>correspondiere, a cargo de la parte no beneficiada de litigar sin gastos,<br>conforme a la imposición de costas que dispusiere.<br> Si se comprobare la falsedad de los hechos alegados como fundamento de la<br>petición del beneficio de litigar sin gastos, se impondrá al peticionario una<br>multa que se fijará en el doble del importe de la tasa de justicia que<br>correspondiera abonar, la que no podrá ser inferior a la suma de pesos un mil<br>($1.000). El importe de la multa se destinará a la biblioteca del Poder<br>Judicial de la Provincia.<br> ART. 85º.- Carácter de la resolución. La resolución que denegare o acordare el<br>beneficio no causará estado.<br> Si fuese denegatoria, el interesado podrá ofrecer otras pruebas y solicitar una<br>nueva resolución.<br> La que lo concediere, podrá ser dejada sin efecto a requerimiento de parte<br>interesada, cuando se demostrare que la persona a cuyo favor se dictó no tiene<br>ya derecho al beneficio.<br> La impugnación se sustanciará por el trámite de los incidentes.<br> ART. 86º.- Beneficio provisional. Efectos del pedido. Hasta que se dicte<br>resolución, la solicitud y presentaciones de ambas partes estarán exentas del<br>pago de impuestos y sellado de actuación. Estos serán satisfechos, así como las<br>costas, en caso de denegación.<br> El trámite para obtener el beneficio no suspenderá el procedimiento, salvo que<br>así se solicite al momento de su interposición.<br> ART. 87º.- Alcance. Cesación. El que obtuviere el beneficio estará exento,<br>total o parcialmente, del pago de las costas o gastos judiciales hasta que<br>mejore de fortuna o se demuestre que variaron las circunstancias que se<br>tuvieron en cuenta para su otorgamiento. Si venciere en el pleito, deberá pagar<br>las causadas en su defensa hasta la concurrencia máxima de la tercera parte de<br> los valores que reciba.<br> Los profesionales podrán exigir el pago de sus honorarios a la parte condenada<br>en costas, y a su cliente, en el caso y con la limitación señalada en éste<br>articulo.<br> En todos los casos la concesión del beneficio tendrá efecto retroactivo a la<br>fecha de promoción de la demanda o reconvención, respecto de las costas o<br>gastos judiciales no satisfechos.<br> ART. 88º.- Defensa del beneficiario. La representación y defensa del<br>beneficiario será asumida por el defensor oficial, salvo si aquél deseare<br>hacerse patrocinar o representar por abogado o procurador de la matrícula. En<br>este último caso, cualquiera sea el monto del asunto, el mandato que confiera<br>podrá hacerse por acta labrada ante el secretario o prosecretario.<br> ART. 89º.- Extensión a otra Parte. A pedido del interesado, el beneficio<br>concedido podrá hacerse extensivo para litigar contra otra persona en el mismo<br>juicio, si correspondiere, con citación de ésta, quien podrá ejercer las<br>facultades que le confieren los artículos 83 y 84.<br> CAPITULO VII<br> ACUMULACIÓN DE ACCIONES Y LITISCONSORCIO<br> ART. 90º.- Acumulación objetiva de acciones. Antes de la notificación de la<br>demanda el actor podrá acumular todas las acciones que tuviere contra una misma<br>parte, siempre que:<br> 1) No sean contrarias entre sí, de modo que por la elección de una quede<br>excluida la otra;<br> 2) Correspondan a la competencia del mismo juez;<br> 3) Puedan sustanciarse por los mismos trámites.<br> ART. 91º.- Litisconsorcio facultativo. Podrán varias partes demandar o ser<br>demandadas en un mismo proceso cuando las acciones sean conexas por el título,<br>o por el objeto, o por ambos elementos a la vez.<br> ART. 92º.- Litisconsorcio necesario. Cuando la sentencia no pudiere<br>pronunciarse útilmente más que con relación a varias partes, éstas habrán de<br> demandar o ser demandadas en un mismo proceso.<br> Si así no sucediere, el juez de oficio o a solicitud de cualquiera de las<br>partes, ordenará, antes de dictar la providencia de apertura a prueba, la<br>integración de la litis dentro de un plazo que señalará, quedando en suspenso<br>el desarrollo del proceso mientras se cita al litigante o litigantes omitidos.<br> CAPITULO VIII<br> INTERVENCION DE TERCEROS<br> ART. 93º.- Intervención voluntaria. Podrá intervenir en un juicio pendiente en<br>calidad de parte, cualquiera fuere la etapa o la instancia en que éste se<br>encontrare, quien:<br> 1) Acredite sumariamente que la sentencia pudiere afectar su interés propio;<br> 2) Según las normas del derecho sustancial, hubiese estado legitimado para<br>demandar o ser demandado en el juicio.<br> ART. 94º.- Calidad procesal de los intervinientes. En el caso del inciso 1º del<br>artículo anterior, la actuación del interviniente será accesoria y subordinada<br>a la de la parte a quien apoyare, no pudiendo alegar ni probar lo que estuviese<br>prohibido a ésta.<br> En el caso del inciso 2º del mismo artículo, el interviniente actuará como<br>litisconsorte de la parte principal y tendrá sus mismas facultades procesales.<br> ART. 95º.- Procedimiento previo. El pedido de intervención se formulará por<br>escrito, con los requisitos de la demanda en lo pertinente.<br> Con aquél se presentarán los documentos y se ofrecerán las demás pruebas de los<br>hechos en que se fundare la solicitud.<br> Se conferirá traslado a las partes y, si hubiese oposición, se la sustanciará<br>en una sola audiencia. La resolución se dictará dentro de los diez días.<br> ART. 96º.- Efectos. En ningún caso la intervención del tercero retrogradará el<br>juicio ni suspenderá su curso.<br> ART. 97º.- Intervención obligada. El actor en el escrito de demanda y el<br>demandado dentro del plazo para oponer excepciones previas o para contestar la<br>Las comunicaciones dirigidas al Gobernador de la Provincia, Ministros del Poder<br>Ejecutivo, funcionarios de análoga jerarquía y magistrados judiciales, serán<br>firmadas por el juez.<br> 2) Extender certificados, testimonios y copias de actas;<br> 3) Conferir vistas y traslados;<br> 4) Firmar, sin perjuicio de las facultades que se confieren al prosecretario o<br>jefe de despacho, las providencias de mero trámite, observando, en cuanto al<br>plazo, lo dispuesto en el artículo 34, inciso 3º, apartado a. En la etapa<br>probatoria firmará todas las providencias simples que no impliquen pronunciarse<br>sobre la admisibilidad o caducidad de la prueba;<br> 5) Dirigir en forma personal las audiencias testimoniales que tomare por<br>delegación del juez;<br> 6) Devolver los escritos presentados fuera de plazo.<br> ART. 40º.- Prosecretarios. Deberes. Los prosecretarios o jefes de despacho o<br>quien desempeñe cargo equivalente, tendrán las siguientes funciones, además de<br>los deberes que en otras disposiciones de este Código, Ley Orgánica de<br>Tribunales y Reglamento Interno el Poder Judicial se les impone:<br> 1) Firmar las providencias simples que dispongan:<br> a) Agregar partidas, exhortos, pericias, oficios, inventarios, tasaciones,<br>división o partición de herencia, rendiciones de cuentas y en general,<br>documentos y actuaciones similares;<br> b) Remitir la causa a los Ministerios Públicos, representantes del Fisco y<br>demás funcionarios que intervengan como parte;<br> c) Devolver escritos presentados sin copias.<br> ART. 41º. Plazo. Dentro del plazo de tres días, las partes podrán pedir al juez<br>que deje sin efecto lo dispuesto por el secretario, prosecretario o el jefe de<br>despacho. Este pedido se resolverá sin sustanciación. La resolución será<br>inapelable.<br> ART. 42º.- Recusación. Los secretarios de primera instancia únicamente podrán<br> ser recusados por las causas previstas en el artículo 17.<br> Deducida la recusación, el juez se informará sumariamente sobre el hecho en que<br>se funde, y sin más trámite dictará resolución que será inapelable.<br> Los secretarios del Superior Tribunal y los de las cámaras de apelaciones no<br>serán recusables; pero deberán manifestar toda causa de impedimento que<br>tuvieren a fin de que el tribunal lo considere y resuelva lo que juzgare<br>procedente.<br> En todos los casos serán aplicables, en lo pertinente, las reglas establecidas<br>para la recusación y excusación de los jueces.<br> TITULO II<br> PARTES<br> CAPITULO I:<br> REGLAS GENERALES<br> ART. 43º.- Domicilio. Toda persona que litigue por su propio derecho o en<br>representación de terceros, deberá constituir domicilio procesal dentro del<br>perímetro de la ciudad que sea asiento del respectivo juzgado o tribunal.<br> Ese requisito se cumplirá en el primer escrito que presente, o audiencia a que<br>concurra si es ésta la primera diligencia en que interviene.<br> En las mismas oportunidades deberá denunciar el domicilio real de la persona<br>representada.<br> Se diligenciarán en el domicilio procesal todas las notificaciones a domicilio<br>que no deban serlo en el real.<br> El domicilio contractual constituido en el de la parte contraria no es eficaz<br>para las notificaciones que deben ser realizadas en el domicilio del<br>constituyente.<br> ART. 44º.- Falta de constitución y denuncia de domicilio: Si no se cumpliere<br>con lo establecido en la primera parte del artículo anterior, las sucesivas<br>resoluciones se tendrán por notificadas en la forma y oportunidad fijadas por<br>el artículo 136, salvo la notificación de la audiencia para absolver posiciones<br> y la sentencia.<br> Si la parte no denunciare su domicilio real o su cambio, las resoluciones que<br>deban notificarse en dicho domicilio se cumplirán en el lugar en que se hubiere<br>constituido, y en defecto también de éste, se observará lo dispuesto en el<br>primer párrafo.<br> ART. 45º.- Subsistencia de los domicilios. Los domicilios a que se refieren los<br>artículos anteriores subsistirán para los efectos legales hasta la terminación<br>del juicio o su archivo, mientras no se constituyan o denuncien otros.<br> Cuando no existieren los edificios, quedaren deshabitados o desaparecieren, o<br>se alterare o suprimiere su numeración, y no se hubiese constituido o<br>denunciado un nuevo domicilio, con el informe del notificador se observará lo<br>dispuesto en la primera o segunda parte del artículo anterior según se trate<br>respectivamente del domicilio procesal o del real.<br> Todo cambio de domicilio deberá notificarse por cédula a la otra parte.<br>Mientras esta diligencia no se hubiese cumplido, se tendrá por subsistente el<br>anterior.<br> ART. 46º.- Muerte o incapacidad. Cuando la parte que actuare personalmente<br>falleciere o se tornare incapaz, comprobado el hecho, el juez o tribunal<br>suspenderá la tramitación y citará a los herederos o al representante legal en<br>la forma y bajo el apercibimiento dispuesto en el artículo 56, inciso 5º.<br> ART. 47º.- Sustitución de parte. Si durante la tramitación del proceso una de<br>las partes enajenare el bien objeto del litigio o cediere el derecho reclamado,<br>el adquirente no podrá intervenir en él como parte principal sin la conformidad<br>expresa del adversario. Podrá hacerlo en la calidad prevista por los artículos<br>93 inciso 1º, y 94, primer párrafo.<br> ART. 48º.- Temeridad y malicia. Cuando se declarase maliciosa o temeraria la<br>conducta asumida en el pleito por alguna de las partes, el juez le impondrá a<br>ella o a su letrado o a ambos conjuntamente, una multa valuada entre el 10% y<br>el 50% del monto establecido en la sentencia. En los casos en que el objeto de<br>la pretensión no fuera susceptible de apreciación pecuniaria, el importe no<br>podrá superar la suma de entre pesos treinta ($30) y pesos doscientos cincuenta<br>($250). El importe de la multa será a favor de la otra parte. Si el pedido de<br>sanción fuera promovido por una de las partes, se decidirá previo traslado a la<br>contraria.<br> Sin perjuicio de considerar otras circunstancias que estime corresponder, el<br>juez deberá ponderar la deducción de pretensiones, defensas, excepciones o<br>interposición de recursos que resulten inadmisibles, o cuya falta de fundamento<br>no se pueda ignorar de acuerdo con una mínima pauta de razonabilidad o<br>encuentre sustento en hechos ficticios o irreales o que manifiestamente<br>conduzcan a dilatar el proceso.<br> CAPITULO II<br> REPRESENTACION PROCESAL<br> ART. 49º.- Justificación de la personería. La persona que se presente en juicio<br>por un derecho que no sea propio, aunque le competa ejercerlo en virtud de una<br>representación legal, deberá acompañar con su primer escrito los documentos que<br>acrediten el carácter que inviste.<br> Si se invocare la imposibilidad de presentar el documento ya otorgado que<br>justifique la representación y el juez considerase atendibles las razones que<br>se expresen, podrá acordar un plazo de hasta veinte días para que acompañe<br>dicho documento, bajo apercibimiento de tener por inexistente la representación<br>invocada.<br> Los padres que comparezcan en representación de sus hijos no tendrán obligación<br>de presentar las partidas correspondientes, salvo que el juez, a petición de<br>parte o de oficio, los emplazare a presentarlas, bajo apercibimiento del pago<br>de las costas y perjuicios que ocasionaren.<br> ART. 50º.- Presentación de poderes. Los procuradores o apoderados acreditarán<br>su personería desde la primera gestión que hagan en nombre de sus poderdantes,<br>con la pertinente escritura de poder.<br> Sin embargo, cuando se invoque un poder general o especial para varios actos,<br>se lo acreditará con la agregación de una copia íntegra firmada por el letrado<br>patrocinante o por el apoderado. De oficio o a petición de parte, podrá<br>intimarse a la presentación del testimonio original.<br> ART. 51º.- Gestor. Cuando deban realizarse actos procesales urgentes y existan<br>hechos o circunstancias que impidan la actuación de la parte que ha de<br>cumplirlos, podrá ser admitida la comparecencia en juicio de quien no tuviere<br>representación conferida. Si dentro de los cuarenta días hábiles, contados<br>desde la primera presentación del gestor, no fueren acompañados los<br>instrumentos que acrediten la personalidad o la parte no ratificase la gestión,<br> será nulo todo lo actuado por el gestor y éste pagará las costas causadas, sin<br>perjuicio de la responsabilidad por el daño que hubiere producido.<br> En su presentación, el gestor, además de indicar la parte en cuyo beneficio<br>pretende actuar, deberá expresar las razones que justifiquen la seriedad del<br>pedido, salvo que la urgencia resulte objetivamente de la petición misma o de<br>la situación procesal de que se trate. La nulidad, en su caso, se producirá por<br>el solo vencimiento del plazo sin que se requiera intimación previa.<br> La facultad acordada por este artículo sólo podrá ejercerse una vez en el curso<br>del proceso.<br> ART. 52º.- Efectos de la presentación del poder y admisión de la personería.<br>Presentado el poder y admitida su personería, el apoderado asume todas las<br>responsabilidades que las leyes le imponen y sus actos obligan al poderdante<br>como si él personalmente los practicare.<br> ART. 53º.- Obligaciones del apoderado. El apoderado estará obligado a seguir el<br>juicio mientras no haya cesado legalmente en el cargo. Hasta entonces las<br>citaciones y notificaciones que se hagan, incluso las de las sentencias<br>definitivas, tendrán la misma fuerza que si se hicieren al poderdante, sin que<br>le sea permitido pedir que se entiendan con éste. Exceptúanse los actos que por<br>disposición de la ley deban ser notificados personalmente a la parte.<br> ART. 54º.- Alcance del poder. El poder conferido para un pleito determinado,<br>cualesquiera sean sus términos, comprende la facultad de interponer los<br>recursos legales y seguir todas las instancias del pleito.<br> También comprende la facultad de intervenir en los incidentes y de ejercitar<br>todos los actos que ocurran durante la secuela de la litis, excepto aquellos<br>para los cuales la ley requiera facultad especial, o se hubiesen reservado<br>expresamente en el poder.<br> ART. 55º.- Responsabilidad por las costas. Sin perjuicio de la responsabilidad<br>civil o criminal por el ejercicio del mandato, el mandatario deberá abonar a su<br>poderdante las costas causadas por su exclusiva culpa o negligencia, cuando<br>fueran declaradas judicialmente.<br> El juez podrá, de acuerdo con las circunstancias, establecer la responsabilidad<br>solidaria del mandatario con el letrado patrocinante.<br> ART. 56º.- Cesación de la representación. La representación de los apoderados<br> cesará:<br> 1) Por revocación expresa del mandato en el expediente. En este caso, el<br>poderdante deberá comparecer por sí o constituir nuevo apoderamiento sin<br>necesidad de emplazamiento o citación, so pena de continuar el juicio en<br>rebeldía. La sola presentación del mandante no revoca el poder;<br> 2) Por renuncia, en cuyo caso el apoderado deberá, bajo pena de daños y<br>perjuicios, continuar las gestiones hasta que haya vencido el plazo que el juez<br>fije al poderdante para reemplazarlo o comparecer por sí. La fijación del plazo<br>se hará bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía. La resolución<br>que así lo disponga deberá notificarse por cédula en el domicilio real del<br>mandante;<br> 3) Por haber cesado la personalidad con que litigaba el poderdante;<br> 4) Por haber concluido la causa para la cual se le otorgó el poder;<br> 5) Por muerte o incapacidad del poderdante. En tales casos el apoderado<br>continuará ejerciendo su personería hasta que los herederos o representantes<br>legales tomen la intervención que les corresponda en el proceso, o venza el<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br> litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br> Ello tendrá lugar suscribiendo un abogado el mismo escrito ante el secretario o<br>el oficial primero, quien certificará en el expediente esta circunstancia, o<br>por la ratificación que por separado se hiciere con firma de letrado.<br> ART. 61º.- Dignidad. En el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado<br>a los magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele.<br> CAPITULO IV<br> REBELDIA<br> ART. 62º.- Declaración de rebeldía. La parte con domicilio conocido,<br>debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citación o<br>abandonare el juicio después de haber comparecido, será declarada en rebeldía a<br>pedido de la otra.<br> Esta resolución se notificará por cédula o, en su caso, por edictos durante dos<br>días. Las sucesivas resoluciones se tendrán por notificadas por ministerio de<br>la ley.<br> Si no se hubiere requerido que el incompareciente sea declarado rebelde, se<br>aplicarán las reglas sobre notificaciones establecidas en el primer párrafo del<br>artículo 44.<br> ART. 63º.- Efectos. La rebeldía no alterará la secuela regular del proceso.<br> La sentencia será pronunciada según el mérito de la causa y lo establecido en<br>el artículo 360, inciso 1º. En caso de duda, la rebeldía declarada y firme<br>constituirá presunción de verdad de los hechos lícitos afirmados por quien<br>obtuvo la declaración. Serán a cargo del rebelde las costas causadas por su<br>rebeldía.<br> ART. 64º.- Prueba. A pedido de parte el juez abrirá la causa a prueba, o<br>dispondrá su producción según correspondiere conforme al tipo de proceso; en su<br>caso podrá mandar practicar las medidas tendientes al esclarecimiento de la<br>verdad de los hechos, autorizadas por este Código.<br> ART. 65º.- Notificación de la sentencia. La sentencia se hará saber al rebelde<br>en la forma prescripta para la notificación de la providencia que declara la<br>rebeldía.<br> ART. 66º.- Medidas precautorias. Desde el momento en que un litigante haya sido<br> declarado en rebeldía podrán decretarse, si la otra parte lo pidiere, las<br>medidas precautorias necesarias para asegurar el objeto del juicio, o el pago<br>de la suma que se estime en concepto de eventuales costas si el rebelde fuere<br>el actor.<br> ART. 67º.- Comparencia del rebelde. Si el rebelde compareciese en cualquier<br>estado del juicio será admitido como parte y, cesando el procedimiento en<br>rebeldía, se entenderá con él la sustanciación, sin que ésta pueda en ningún<br>caso retrogradar.<br> ART. 68º.- Subsistencia de las medidas precautorias. Las medidas precautorias<br>decretadas de conformidad con el artículo 66 continuarán hasta la terminación<br>del juicio, a menos que el interesado justificare haber incurrido en rebeldía<br>por causas que no haya estado a su alcance vencer.<br> ART. 69º.- Prueba en segunda instancia. Si el rebelde hubiese comparecido<br>después de la oportunidad en que ha debido ofrecer la prueba y apelare de la<br>sentencia, a su pedido se recibirá la causa a prueba en segunda instancia, en<br>los términos del artículo 266 inciso 5º letra a.<br> Si como consecuencia de la prueba producida en segunda instancia la otra parte<br>resultare vencida, para la distribución de las costas se tendrá en cuenta la<br>situación creada por el rebelde.<br> ART. 70º.- Inimpugnabilidad de la sentencia. Ejecutoriada la sentencia<br>pronunciada en rebeldía, no se admitirá recurso alguno contra ella.<br> CAPITULO V<br> COSTAS<br> ART. 71º.- Principio general. La parte vencida en el juicio deberá pagar todos<br>los gastos de la contraria, aun cuando ésta no lo hubiese solicitado.<br> Sin embargo, el juez podrá eximir total o parcialmente de esta responsabilidad<br>al litigante vencido, siempre que encontrare mérito para ello, expresándolo en<br>su pronunciamiento, bajo pena de nulidad.<br> ART. 72º.- Incidentes. En los incidentes también regirá lo establecido en la<br>primera parte del artículo anterior.<br> No se sustanciarán nuevos incidentes promovidos por quien hubiere sido<br> condenado al pago de las costas en otro anterior, mientras no satisfaga su<br>importe o en su caso, lo dé a embargo.<br> No estarán sujetas a este requisito de admisibilidad las incidencias promovidas<br>en el curso de las audiencias.<br> Toda apelación sobre imposición de costas y regulación de honorarios se<br>concederá en efecto diferido, salvo cuando el expediente deba ser remitido a la<br>cámara como consecuencia del recurso deducido por alguna de las partes contra<br>la resolución que decidió el incidente.<br> ART. 73º.- Allanamiento. No se impondrán costas al vencido:<br> 1) Cuando hubiese reconocido oportunamente como fundadas las pretensiones de su<br>adversario allanándose a satisfacerlas, a menos que hubiere incurrido en mora o<br>que por su culpa hubiere dado lugar a la reclamación;<br> 2) Cuando se allanare dentro del quinto día de tener conocimiento de los<br>títulos e instrumentos tardíamente presentados.<br> Para que proceda la exención de costas, el allanamiento debe ser real,<br>incondicionado, oportuno, total y efectivo.<br> Si de los antecedentes del proceso resultare que el demandado no hubiere dado<br>motivo a la promoción del juicio y se allanare dentro del plazo para contestar<br>la demanda, cumpliendo su obligación, las costas se impondrán al actor.<br> ART. 74º.- Vencimiento parcial y mutuo. Si el resultado del pleito o incidente<br>fuere parcialmente favorable a ambos litigantes, las costas se compensarán o se<br>distribuirán prudencialmente por el juez en proporción al éxito obtenido por<br>cada uno de ellos.<br> ART. 75º.- Pluspetición inexcusable. El litigante que incurriere en<br>pluspetición inexcusable será condenado en costas, si la otra parte hubiere<br>admitido el monto hasta el límite establecido en la sentencia.<br> Si no hubiese existido dicha admisión o si ambas partes incurrieren en<br>pluspetición, regirá lo dispuesto en el artículo precedente.<br> No se entenderá que hay pluspetición a los efectos determinados en este<br>artículo, cuando el valor de la condena dependiese legalmente del arbitrio<br>judicial, de juicio pericial o de rendición de cuentas o cuando las<br> pretensiones de la parte no fuesen reducidas por la condena en más de un 20 %.<br> ART. 76º.- Conciliación, transacción, desistimiento, caducidad de instancia. Si<br>el juicio terminase por transacción o conciliación, las costas serán impuestas<br>en el orden causado, respecto de quienes celebraron el avenimiento; en cuanto a<br>las partes que no lo suscribieron se aplicarán las reglas generales.<br> Si el proceso se extinguiera por desistimiento, las costas serán a cargo de<br>quien desiste, salvo cuando se debiere exclusivamente a cambios de legislación<br>o jurisprudencia y se llevare a cabo sin demora injustificada.<br> Exceptúase, en todos los casos, lo que pudieren acordar las partes en<br>contrario.<br> Declarada la caducidad de la primera instancia, las costas del juicio deben ser<br>impuestas al actor.<br> ART. 77º.- Nulidad. Si el procedimiento se anulare por causa imputable a una de<br>las partes, serán a su cargo las costas producidas desde el acto o la omisión<br>que dio origen a la nulidad.<br> ART. 78º.- Litisconsorcio. En los casos de litisconsorcio las costas se<br>distribuirán entre los litisconsortes, salvo que por la naturaleza de la<br>obligación correspondiere la condena solidaria.<br> Cuando el interés que cada uno de ellos representase en el juicio ofreciere<br>considerables diferencias, podrá el juez distribuir las costas en proporción a<br>ese interés.<br> ART. 79º.- Prescripción. Si el actor se allanare a la prescripción opuesta, las<br>costas se distribuirán en el orden causado.<br> ART. 80º.- Alcance de la condena en costas. La condena en costas comprenderá<br>todos los gastos causados u ocasionados por la sustanciación del proceso y los<br>que se hubiesen realizado para evitar el pleito, mediante el cumplimiento de la<br>obligación.<br> Los correspondientes a pedidos desestimados serán a cargo de la parte que los<br>efectuó u originó, aunque la sentencia le fuere favorable en lo principal.<br> No serán objeto de reintegro los gastos superfluos o inútiles.<br> Si los gastos fuesen excesivos, el juez podrá reducirlos prudencialmente.<br> Los peritos intervinientes podrán reclamar de la parte no condenada en costas<br>hasta el cincuenta por ciento de los honorarios que le fueren regulados, sin<br>perjuicio de lo dispuesto en el artículo 484.<br> CAPITULO VI<br> BENEFICIO DE LITIGAR SIN GASTOS<br> ART. 81º.- Procedencia. Los que carecieren de recursos podrán solicitar antes<br>de presentar la demanda o en cualquier estado del proceso, la concesión del<br>beneficio de litigar sin gastos, con arreglo a las disposiciones contenidas en<br>este capítulo.<br> No obstará a la concesión del beneficio la circunstancia de tener el<br>peticionario lo indispensable para procurarse su subsistencia, cualquiera fuere<br>el origen de sus recursos.<br> ART. 82º.- Requisitos de la solicitud. La solicitud contendrá:<br> 1) La mención de los hechos en que se fundare, de la necesidad de reclamar o<br>defender judicialmente derechos propios o del cónyuge o de hijos menores, así<br>como la indicación del proceso que se iniciare o en el que se deba intervenir;<br> 2) El ofrecimiento de la prueba tendiente a demostrar la imposibilidad de<br>obtener recursos. Deberá acompañarse el interrogatorio de los testigos.<br> ART. 83º.- Prueba. El juez ordenará sin más trámite las diligencias necesarias<br>para que la prueba ofrecida se produzca a la mayor brevedad y citará al<br>litigante contrario o a quien haya de serlo, y al organismo de determinación y<br>recaudación de la tasa de justicia, quienes podrán fiscalizarla y ofrecer otras<br>pruebas, con conocimiento del Ministerio Público Fiscal. La exención deberá<br>tramitarse en un plazo no mayor de noventa días, el que, con carácter<br>excepcional, podrá ser ampliado por el juez en treinta días si la falta de<br>resolución de la diligencia no le fuese imputable al solicitante. El tribunal<br>de oficio requerirá informe al Registro de la Propiedad Inmueble.<br> No podrá dictarse sentencia si antes no hubiere recaído resolución definitiva<br>en el incidente de beneficio de litigar sin gastos.<br> ART. 84º.- Traslado y resolución. Producida la prueba, se dará vista por cinco<br> días comunes al peticionario, a la otra parte, al Ministerio Público Fiscal y<br>al organismo de determinación y recaudación de la tasa de justicia. Contestado<br>dicho traslado o vencido el plazo para hacerlo, el juez resolverá acordando el<br>beneficio, total o parcialmente, o denegándolo. En el primer caso, la<br>resolución será apelable al solo efecto devolutivo. La exención será materia de<br>expresa referencia en la resolución que recayere en la causa en que se hiciera<br>valer, la que ordenará la liquidación y pago de la tasa de justicia, cuando<br>correspondiere, a cargo de la parte no beneficiada de litigar sin gastos,<br>conforme a la imposición de costas que dispusiere.<br> Si se comprobare la falsedad de los hechos alegados como fundamento de la<br>petición del beneficio de litigar sin gastos, se impondrá al peticionario una<br>multa que se fijará en el doble del importe de la tasa de justicia que<br>correspondiera abonar, la que no podrá ser inferior a la suma de pesos un mil<br>($1.000). El importe de la multa se destinará a la biblioteca del Poder<br>Judicial de la Provincia.<br> ART. 85º.- Carácter de la resolución. La resolución que denegare o acordare el<br>beneficio no causará estado.<br> Si fuese denegatoria, el interesado podrá ofrecer otras pruebas y solicitar una<br>nueva resolución.<br> La que lo concediere, podrá ser dejada sin efecto a requerimiento de parte<br>interesada, cuando se demostrare que la persona a cuyo favor se dictó no tiene<br>ya derecho al beneficio.<br> La impugnación se sustanciará por el trámite de los incidentes.<br> ART. 86º.- Beneficio provisional. Efectos del pedido. Hasta que se dicte<br>resolución, la solicitud y presentaciones de ambas partes estarán exentas del<br>pago de impuestos y sellado de actuación. Estos serán satisfechos, así como las<br>costas, en caso de denegación.<br> El trámite para obtener el beneficio no suspenderá el procedimiento, salvo que<br>así se solicite al momento de su interposición.<br> ART. 87º.- Alcance. Cesación. El que obtuviere el beneficio estará exento,<br>total o parcialmente, del pago de las costas o gastos judiciales hasta que<br>mejore de fortuna o se demuestre que variaron las circunstancias que se<br>tuvieron en cuenta para su otorgamiento. Si venciere en el pleito, deberá pagar<br>las causadas en su defensa hasta la concurrencia máxima de la tercera parte de<br> los valores que reciba.<br> Los profesionales podrán exigir el pago de sus honorarios a la parte condenada<br>en costas, y a su cliente, en el caso y con la limitación señalada en éste<br>articulo.<br> En todos los casos la concesión del beneficio tendrá efecto retroactivo a la<br>fecha de promoción de la demanda o reconvención, respecto de las costas o<br>gastos judiciales no satisfechos.<br> ART. 88º.- Defensa del beneficiario. La representación y defensa del<br>beneficiario será asumida por el defensor oficial, salvo si aquél deseare<br>hacerse patrocinar o representar por abogado o procurador de la matrícula. En<br>este último caso, cualquiera sea el monto del asunto, el mandato que confiera<br>podrá hacerse por acta labrada ante el secretario o prosecretario.<br> ART. 89º.- Extensión a otra Parte. A pedido del interesado, el beneficio<br>concedido podrá hacerse extensivo para litigar contra otra persona en el mismo<br>juicio, si correspondiere, con citación de ésta, quien podrá ejercer las<br>facultades que le confieren los artículos 83 y 84.<br> CAPITULO VII<br> ACUMULACIÓN DE ACCIONES Y LITISCONSORCIO<br> ART. 90º.- Acumulación objetiva de acciones. Antes de la notificación de la<br>demanda el actor podrá acumular todas las acciones que tuviere contra una misma<br>parte, siempre que:<br> 1) No sean contrarias entre sí, de modo que por la elección de una quede<br>excluida la otra;<br> 2) Correspondan a la competencia del mismo juez;<br> 3) Puedan sustanciarse por los mismos trámites.<br> ART. 91º.- Litisconsorcio facultativo. Podrán varias partes demandar o ser<br>demandadas en un mismo proceso cuando las acciones sean conexas por el título,<br>o por el objeto, o por ambos elementos a la vez.<br> ART. 92º.- Litisconsorcio necesario. Cuando la sentencia no pudiere<br>pronunciarse útilmente más que con relación a varias partes, éstas habrán de<br> demandar o ser demandadas en un mismo proceso.<br> Si así no sucediere, el juez de oficio o a solicitud de cualquiera de las<br>partes, ordenará, antes de dictar la providencia de apertura a prueba, la<br>integración de la litis dentro de un plazo que señalará, quedando en suspenso<br>el desarrollo del proceso mientras se cita al litigante o litigantes omitidos.<br> CAPITULO VIII<br> INTERVENCION DE TERCEROS<br> ART. 93º.- Intervención voluntaria. Podrá intervenir en un juicio pendiente en<br>calidad de parte, cualquiera fuere la etapa o la instancia en que éste se<br>encontrare, quien:<br> 1) Acredite sumariamente que la sentencia pudiere afectar su interés propio;<br> 2) Según las normas del derecho sustancial, hubiese estado legitimado para<br>demandar o ser demandado en el juicio.<br> ART. 94º.- Calidad procesal de los intervinientes. En el caso del inciso 1º del<br>artículo anterior, la actuación del interviniente será accesoria y subordinada<br>a la de la parte a quien apoyare, no pudiendo alegar ni probar lo que estuviese<br>prohibido a ésta.<br> En el caso del inciso 2º del mismo artículo, el interviniente actuará como<br>litisconsorte de la parte principal y tendrá sus mismas facultades procesales.<br> ART. 95º.- Procedimiento previo. El pedido de intervención se formulará por<br>escrito, con los requisitos de la demanda en lo pertinente.<br> Con aquél se presentarán los documentos y se ofrecerán las demás pruebas de los<br>hechos en que se fundare la solicitud.<br> Se conferirá traslado a las partes y, si hubiese oposición, se la sustanciará<br>en una sola audiencia. La resolución se dictará dentro de los diez días.<br> ART. 96º.- Efectos. En ningún caso la intervención del tercero retrogradará el<br>juicio ni suspenderá su curso.<br> ART. 97º.- Intervención obligada. El actor en el escrito de demanda y el<br>demandado dentro del plazo para oponer excepciones previas o para contestar la<br> demanda, según la naturaleza del juicio, podrán solicitar la citación de aquél<br>a cuyo respecto consideraren que la controversia es común.<br> La citación se hará en la forma dispuesta por el artículo 342 y siguientes.<br> ART. 98º.- Efectos de la citación. La citación de un tercero suspenderá el<br>procedimiento hasta su comparencia, o hasta el vencimiento del plazo que se le<br>hubiere señalado para comparecer.<br> ART. 99º.- Recursos. Alcance de la sentencia. Será inapelable la resolución que<br>admita la intervención de terceros. La que la deniegue será apelable en efecto<br>devolutivo.<br> En todos los supuestos, la sentencia dictada después de la intervención del<br>tercero, o de su citación, en su caso, lo alcanzará como a los litigantes<br>principales.<br> También será ejecutable la resolución contra el tercero, salvo que, en<br>oportunidad de formular el pedido de intervención o de contestar la citación,<br>según el caso, hubiese alegado fundadamente, la existencia de defensas y/o<br>derechos que no pudiesen ser materia de debate y decisión en el juicio.<br> CAPITULO IX<br> TERCERIAS<br> ART. 100º.- Fundamento y oportunidad. Las tercerías deberán fundarse en el<br>dominio de los bienes embargados o en el derecho que el tercero tuviere a ser<br>pagado con preferencia al embargante.<br> La de dominio deberá deducirse antes de que se otorgue la posesión de los<br>bienes; la de mejor derecho, antes de que se pague al acreedor.<br> Si el tercerista dedujere la demanda después de diez días desde que tuvo o<br>debió tener conocimiento del embargo o desde que se rechazó el levantamiento<br>sin tercería, abonará las costas que originare su presentación extemporánea,<br>aunque correspondiere imponer las del proceso a la otra parte por declararse<br>procedente la tercería.<br> ART. 101º.- Requisitos. No se dará curso a la tercería si quien la deduce no<br>probare, con instrumentos fehacientes o en forma sumaria, la verosimilitud del<br>derecho en que se funda. No obstante, aun no cumplido dicho requisito, la<br>quien desempeñe cargo equivalente, tendrán las siguientes funciones, además de<br>los deberes que en otras disposiciones de este Código, Ley Orgánica de<br>Tribunales y Reglamento Interno el Poder Judicial se les impone:<br> 1) Firmar las providencias simples que dispongan:<br> a) Agregar partidas, exhortos, pericias, oficios, inventarios, tasaciones,<br>división o partición de herencia, rendiciones de cuentas y en general,<br>documentos y actuaciones similares;<br> b) Remitir la causa a los Ministerios Públicos, representantes del Fisco y<br>demás funcionarios que intervengan como parte;<br> c) Devolver escritos presentados sin copias.<br> ART. 41º. Plazo. Dentro del plazo de tres días, las partes podrán pedir al juez<br>que deje sin efecto lo dispuesto por el secretario, prosecretario o el jefe de<br>despacho. Este pedido se resolverá sin sustanciación. La resolución será<br>inapelable.<br> ART. 42º.- Recusación. Los secretarios de primera instancia únicamente podrán<br> ser recusados por las causas previstas en el artículo 17.<br> Deducida la recusación, el juez se informará sumariamente sobre el hecho en que<br>se funde, y sin más trámite dictará resolución que será inapelable.<br> Los secretarios del Superior Tribunal y los de las cámaras de apelaciones no<br>serán recusables; pero deberán manifestar toda causa de impedimento que<br>tuvieren a fin de que el tribunal lo considere y resuelva lo que juzgare<br>procedente.<br> En todos los casos serán aplicables, en lo pertinente, las reglas establecidas<br>para la recusación y excusación de los jueces.<br> TITULO II<br> PARTES<br> CAPITULO I:<br> REGLAS GENERALES<br> ART. 43º.- Domicilio. Toda persona que litigue por su propio derecho o en<br>representación de terceros, deberá constituir domicilio procesal dentro del<br>perímetro de la ciudad que sea asiento del respectivo juzgado o tribunal.<br> Ese requisito se cumplirá en el primer escrito que presente, o audiencia a que<br>concurra si es ésta la primera diligencia en que interviene.<br> En las mismas oportunidades deberá denunciar el domicilio real de la persona<br>representada.<br> Se diligenciarán en el domicilio procesal todas las notificaciones a domicilio<br>que no deban serlo en el real.<br> El domicilio contractual constituido en el de la parte contraria no es eficaz<br>para las notificaciones que deben ser realizadas en el domicilio del<br>constituyente.<br> ART. 44º.- Falta de constitución y denuncia de domicilio: Si no se cumpliere<br>con lo establecido en la primera parte del artículo anterior, las sucesivas<br>resoluciones se tendrán por notificadas en la forma y oportunidad fijadas por<br>el artículo 136, salvo la notificación de la audiencia para absolver posiciones<br> y la sentencia.<br> Si la parte no denunciare su domicilio real o su cambio, las resoluciones que<br>deban notificarse en dicho domicilio se cumplirán en el lugar en que se hubiere<br>constituido, y en defecto también de éste, se observará lo dispuesto en el<br>primer párrafo.<br> ART. 45º.- Subsistencia de los domicilios. Los domicilios a que se refieren los<br>artículos anteriores subsistirán para los efectos legales hasta la terminación<br>del juicio o su archivo, mientras no se constituyan o denuncien otros.<br> Cuando no existieren los edificios, quedaren deshabitados o desaparecieren, o<br>se alterare o suprimiere su numeración, y no se hubiese constituido o<br>denunciado un nuevo domicilio, con el informe del notificador se observará lo<br>dispuesto en la primera o segunda parte del artículo anterior según se trate<br>respectivamente del domicilio procesal o del real.<br> Todo cambio de domicilio deberá notificarse por cédula a la otra parte.<br>Mientras esta diligencia no se hubiese cumplido, se tendrá por subsistente el<br>anterior.<br> ART. 46º.- Muerte o incapacidad. Cuando la parte que actuare personalmente<br>falleciere o se tornare incapaz, comprobado el hecho, el juez o tribunal<br>suspenderá la tramitación y citará a los herederos o al representante legal en<br>la forma y bajo el apercibimiento dispuesto en el artículo 56, inciso 5º.<br> ART. 47º.- Sustitución de parte. Si durante la tramitación del proceso una de<br>las partes enajenare el bien objeto del litigio o cediere el derecho reclamado,<br>el adquirente no podrá intervenir en él como parte principal sin la conformidad<br>expresa del adversario. Podrá hacerlo en la calidad prevista por los artículos<br>93 inciso 1º, y 94, primer párrafo.<br> ART. 48º.- Temeridad y malicia. Cuando se declarase maliciosa o temeraria la<br>conducta asumida en el pleito por alguna de las partes, el juez le impondrá a<br>ella o a su letrado o a ambos conjuntamente, una multa valuada entre el 10% y<br>el 50% del monto establecido en la sentencia. En los casos en que el objeto de<br>la pretensión no fuera susceptible de apreciación pecuniaria, el importe no<br>podrá superar la suma de entre pesos treinta ($30) y pesos doscientos cincuenta<br>($250). El importe de la multa será a favor de la otra parte. Si el pedido de<br>sanción fuera promovido por una de las partes, se decidirá previo traslado a la<br>contraria.<br> Sin perjuicio de considerar otras circunstancias que estime corresponder, el<br>juez deberá ponderar la deducción de pretensiones, defensas, excepciones o<br>interposición de recursos que resulten inadmisibles, o cuya falta de fundamento<br>no se pueda ignorar de acuerdo con una mínima pauta de razonabilidad o<br>encuentre sustento en hechos ficticios o irreales o que manifiestamente<br>conduzcan a dilatar el proceso.<br> CAPITULO II<br> REPRESENTACION PROCESAL<br> ART. 49º.- Justificación de la personería. La persona que se presente en juicio<br>por un derecho que no sea propio, aunque le competa ejercerlo en virtud de una<br>representación legal, deberá acompañar con su primer escrito los documentos que<br>acrediten el carácter que inviste.<br> Si se invocare la imposibilidad de presentar el documento ya otorgado que<br>justifique la representación y el juez considerase atendibles las razones que<br>se expresen, podrá acordar un plazo de hasta veinte días para que acompañe<br>dicho documento, bajo apercibimiento de tener por inexistente la representación<br>invocada.<br> Los padres que comparezcan en representación de sus hijos no tendrán obligación<br>de presentar las partidas correspondientes, salvo que el juez, a petición de<br>parte o de oficio, los emplazare a presentarlas, bajo apercibimiento del pago<br>de las costas y perjuicios que ocasionaren.<br> ART. 50º.- Presentación de poderes. Los procuradores o apoderados acreditarán<br>su personería desde la primera gestión que hagan en nombre de sus poderdantes,<br>con la pertinente escritura de poder.<br> Sin embargo, cuando se invoque un poder general o especial para varios actos,<br>se lo acreditará con la agregación de una copia íntegra firmada por el letrado<br>patrocinante o por el apoderado. De oficio o a petición de parte, podrá<br>intimarse a la presentación del testimonio original.<br> ART. 51º.- Gestor. Cuando deban realizarse actos procesales urgentes y existan<br>hechos o circunstancias que impidan la actuación de la parte que ha de<br>cumplirlos, podrá ser admitida la comparecencia en juicio de quien no tuviere<br>representación conferida. Si dentro de los cuarenta días hábiles, contados<br>desde la primera presentación del gestor, no fueren acompañados los<br>instrumentos que acrediten la personalidad o la parte no ratificase la gestión,<br> será nulo todo lo actuado por el gestor y éste pagará las costas causadas, sin<br>perjuicio de la responsabilidad por el daño que hubiere producido.<br> En su presentación, el gestor, además de indicar la parte en cuyo beneficio<br>pretende actuar, deberá expresar las razones que justifiquen la seriedad del<br>pedido, salvo que la urgencia resulte objetivamente de la petición misma o de<br>la situación procesal de que se trate. La nulidad, en su caso, se producirá por<br>el solo vencimiento del plazo sin que se requiera intimación previa.<br> La facultad acordada por este artículo sólo podrá ejercerse una vez en el curso<br>del proceso.<br> ART. 52º.- Efectos de la presentación del poder y admisión de la personería.<br>Presentado el poder y admitida su personería, el apoderado asume todas las<br>responsabilidades que las leyes le imponen y sus actos obligan al poderdante<br>como si él personalmente los practicare.<br> ART. 53º.- Obligaciones del apoderado. El apoderado estará obligado a seguir el<br>juicio mientras no haya cesado legalmente en el cargo. Hasta entonces las<br>citaciones y notificaciones que se hagan, incluso las de las sentencias<br>definitivas, tendrán la misma fuerza que si se hicieren al poderdante, sin que<br>le sea permitido pedir que se entiendan con éste. Exceptúanse los actos que por<br>disposición de la ley deban ser notificados personalmente a la parte.<br> ART. 54º.- Alcance del poder. El poder conferido para un pleito determinado,<br>cualesquiera sean sus términos, comprende la facultad de interponer los<br>recursos legales y seguir todas las instancias del pleito.<br> También comprende la facultad de intervenir en los incidentes y de ejercitar<br>todos los actos que ocurran durante la secuela de la litis, excepto aquellos<br>para los cuales la ley requiera facultad especial, o se hubiesen reservado<br>expresamente en el poder.<br> ART. 55º.- Responsabilidad por las costas. Sin perjuicio de la responsabilidad<br>civil o criminal por el ejercicio del mandato, el mandatario deberá abonar a su<br>poderdante las costas causadas por su exclusiva culpa o negligencia, cuando<br>fueran declaradas judicialmente.<br> El juez podrá, de acuerdo con las circunstancias, establecer la responsabilidad<br>solidaria del mandatario con el letrado patrocinante.<br> ART. 56º.- Cesación de la representación. La representación de los apoderados<br> cesará:<br> 1) Por revocación expresa del mandato en el expediente. En este caso, el<br>poderdante deberá comparecer por sí o constituir nuevo apoderamiento sin<br>necesidad de emplazamiento o citación, so pena de continuar el juicio en<br>rebeldía. La sola presentación del mandante no revoca el poder;<br> 2) Por renuncia, en cuyo caso el apoderado deberá, bajo pena de daños y<br>perjuicios, continuar las gestiones hasta que haya vencido el plazo que el juez<br>fije al poderdante para reemplazarlo o comparecer por sí. La fijación del plazo<br>se hará bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía. La resolución<br>que así lo disponga deberá notificarse por cédula en el domicilio real del<br>mandante;<br> 3) Por haber cesado la personalidad con que litigaba el poderdante;<br> 4) Por haber concluido la causa para la cual se le otorgó el poder;<br> 5) Por muerte o incapacidad del poderdante. En tales casos el apoderado<br>continuará ejerciendo su personería hasta que los herederos o representantes<br>legales tomen la intervención que les corresponda en el proceso, o venza el<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br> litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br> Ello tendrá lugar suscribiendo un abogado el mismo escrito ante el secretario o<br>el oficial primero, quien certificará en el expediente esta circunstancia, o<br>por la ratificación que por separado se hiciere con firma de letrado.<br> ART. 61º.- Dignidad. En el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado<br>a los magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele.<br> CAPITULO IV<br> REBELDIA<br> ART. 62º.- Declaración de rebeldía. La parte con domicilio conocido,<br>debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citación o<br>abandonare el juicio después de haber comparecido, será declarada en rebeldía a<br>pedido de la otra.<br> Esta resolución se notificará por cédula o, en su caso, por edictos durante dos<br>días. Las sucesivas resoluciones se tendrán por notificadas por ministerio de<br>la ley.<br> Si no se hubiere requerido que el incompareciente sea declarado rebelde, se<br>aplicarán las reglas sobre notificaciones establecidas en el primer párrafo del<br>artículo 44.<br> ART. 63º.- Efectos. La rebeldía no alterará la secuela regular del proceso.<br> La sentencia será pronunciada según el mérito de la causa y lo establecido en<br>el artículo 360, inciso 1º. En caso de duda, la rebeldía declarada y firme<br>constituirá presunción de verdad de los hechos lícitos afirmados por quien<br>obtuvo la declaración. Serán a cargo del rebelde las costas causadas por su<br>rebeldía.<br> ART. 64º.- Prueba. A pedido de parte el juez abrirá la causa a prueba, o<br>dispondrá su producción según correspondiere conforme al tipo de proceso; en su<br>caso podrá mandar practicar las medidas tendientes al esclarecimiento de la<br>verdad de los hechos, autorizadas por este Código.<br> ART. 65º.- Notificación de la sentencia. La sentencia se hará saber al rebelde<br>en la forma prescripta para la notificación de la providencia que declara la<br>rebeldía.<br> ART. 66º.- Medidas precautorias. Desde el momento en que un litigante haya sido<br> declarado en rebeldía podrán decretarse, si la otra parte lo pidiere, las<br>medidas precautorias necesarias para asegurar el objeto del juicio, o el pago<br>de la suma que se estime en concepto de eventuales costas si el rebelde fuere<br>el actor.<br> ART. 67º.- Comparencia del rebelde. Si el rebelde compareciese en cualquier<br>estado del juicio será admitido como parte y, cesando el procedimiento en<br>rebeldía, se entenderá con él la sustanciación, sin que ésta pueda en ningún<br>caso retrogradar.<br> ART. 68º.- Subsistencia de las medidas precautorias. Las medidas precautorias<br>decretadas de conformidad con el artículo 66 continuarán hasta la terminación<br>del juicio, a menos que el interesado justificare haber incurrido en rebeldía<br>por causas que no haya estado a su alcance vencer.<br> ART. 69º.- Prueba en segunda instancia. Si el rebelde hubiese comparecido<br>después de la oportunidad en que ha debido ofrecer la prueba y apelare de la<br>sentencia, a su pedido se recibirá la causa a prueba en segunda instancia, en<br>los términos del artículo 266 inciso 5º letra a.<br> Si como consecuencia de la prueba producida en segunda instancia la otra parte<br>resultare vencida, para la distribución de las costas se tendrá en cuenta la<br>situación creada por el rebelde.<br> ART. 70º.- Inimpugnabilidad de la sentencia. Ejecutoriada la sentencia<br>pronunciada en rebeldía, no se admitirá recurso alguno contra ella.<br> CAPITULO V<br> COSTAS<br> ART. 71º.- Principio general. La parte vencida en el juicio deberá pagar todos<br>los gastos de la contraria, aun cuando ésta no lo hubiese solicitado.<br> Sin embargo, el juez podrá eximir total o parcialmente de esta responsabilidad<br>al litigante vencido, siempre que encontrare mérito para ello, expresándolo en<br>su pronunciamiento, bajo pena de nulidad.<br> ART. 72º.- Incidentes. En los incidentes también regirá lo establecido en la<br>primera parte del artículo anterior.<br> No se sustanciarán nuevos incidentes promovidos por quien hubiere sido<br> condenado al pago de las costas en otro anterior, mientras no satisfaga su<br>importe o en su caso, lo dé a embargo.<br> No estarán sujetas a este requisito de admisibilidad las incidencias promovidas<br>en el curso de las audiencias.<br> Toda apelación sobre imposición de costas y regulación de honorarios se<br>concederá en efecto diferido, salvo cuando el expediente deba ser remitido a la<br>cámara como consecuencia del recurso deducido por alguna de las partes contra<br>la resolución que decidió el incidente.<br> ART. 73º.- Allanamiento. No se impondrán costas al vencido:<br> 1) Cuando hubiese reconocido oportunamente como fundadas las pretensiones de su<br>adversario allanándose a satisfacerlas, a menos que hubiere incurrido en mora o<br>que por su culpa hubiere dado lugar a la reclamación;<br> 2) Cuando se allanare dentro del quinto día de tener conocimiento de los<br>títulos e instrumentos tardíamente presentados.<br> Para que proceda la exención de costas, el allanamiento debe ser real,<br>incondicionado, oportuno, total y efectivo.<br> Si de los antecedentes del proceso resultare que el demandado no hubiere dado<br>motivo a la promoción del juicio y se allanare dentro del plazo para contestar<br>la demanda, cumpliendo su obligación, las costas se impondrán al actor.<br> ART. 74º.- Vencimiento parcial y mutuo. Si el resultado del pleito o incidente<br>fuere parcialmente favorable a ambos litigantes, las costas se compensarán o se<br>distribuirán prudencialmente por el juez en proporción al éxito obtenido por<br>cada uno de ellos.<br> ART. 75º.- Pluspetición inexcusable. El litigante que incurriere en<br>pluspetición inexcusable será condenado en costas, si la otra parte hubiere<br>admitido el monto hasta el límite establecido en la sentencia.<br> Si no hubiese existido dicha admisión o si ambas partes incurrieren en<br>pluspetición, regirá lo dispuesto en el artículo precedente.<br> No se entenderá que hay pluspetición a los efectos determinados en este<br>artículo, cuando el valor de la condena dependiese legalmente del arbitrio<br>judicial, de juicio pericial o de rendición de cuentas o cuando las<br> pretensiones de la parte no fuesen reducidas por la condena en más de un 20 %.<br> ART. 76º.- Conciliación, transacción, desistimiento, caducidad de instancia. Si<br>el juicio terminase por transacción o conciliación, las costas serán impuestas<br>en el orden causado, respecto de quienes celebraron el avenimiento; en cuanto a<br>las partes que no lo suscribieron se aplicarán las reglas generales.<br> Si el proceso se extinguiera por desistimiento, las costas serán a cargo de<br>quien desiste, salvo cuando se debiere exclusivamente a cambios de legislación<br>o jurisprudencia y se llevare a cabo sin demora injustificada.<br> Exceptúase, en todos los casos, lo que pudieren acordar las partes en<br>contrario.<br> Declarada la caducidad de la primera instancia, las costas del juicio deben ser<br>impuestas al actor.<br> ART. 77º.- Nulidad. Si el procedimiento se anulare por causa imputable a una de<br>las partes, serán a su cargo las costas producidas desde el acto o la omisión<br>que dio origen a la nulidad.<br> ART. 78º.- Litisconsorcio. En los casos de litisconsorcio las costas se<br>distribuirán entre los litisconsortes, salvo que por la naturaleza de la<br>obligación correspondiere la condena solidaria.<br> Cuando el interés que cada uno de ellos representase en el juicio ofreciere<br>considerables diferencias, podrá el juez distribuir las costas en proporción a<br>ese interés.<br> ART. 79º.- Prescripción. Si el actor se allanare a la prescripción opuesta, las<br>costas se distribuirán en el orden causado.<br> ART. 80º.- Alcance de la condena en costas. La condena en costas comprenderá<br>todos los gastos causados u ocasionados por la sustanciación del proceso y los<br>que se hubiesen realizado para evitar el pleito, mediante el cumplimiento de la<br>obligación.<br> Los correspondientes a pedidos desestimados serán a cargo de la parte que los<br>efectuó u originó, aunque la sentencia le fuere favorable en lo principal.<br> No serán objeto de reintegro los gastos superfluos o inútiles.<br> Si los gastos fuesen excesivos, el juez podrá reducirlos prudencialmente.<br> Los peritos intervinientes podrán reclamar de la parte no condenada en costas<br>hasta el cincuenta por ciento de los honorarios que le fueren regulados, sin<br>perjuicio de lo dispuesto en el artículo 484.<br> CAPITULO VI<br> BENEFICIO DE LITIGAR SIN GASTOS<br> ART. 81º.- Procedencia. Los que carecieren de recursos podrán solicitar antes<br>de presentar la demanda o en cualquier estado del proceso, la concesión del<br>beneficio de litigar sin gastos, con arreglo a las disposiciones contenidas en<br>este capítulo.<br> No obstará a la concesión del beneficio la circunstancia de tener el<br>peticionario lo indispensable para procurarse su subsistencia, cualquiera fuere<br>el origen de sus recursos.<br> ART. 82º.- Requisitos de la solicitud. La solicitud contendrá:<br> 1) La mención de los hechos en que se fundare, de la necesidad de reclamar o<br>defender judicialmente derechos propios o del cónyuge o de hijos menores, así<br>como la indicación del proceso que se iniciare o en el que se deba intervenir;<br> 2) El ofrecimiento de la prueba tendiente a demostrar la imposibilidad de<br>obtener recursos. Deberá acompañarse el interrogatorio de los testigos.<br> ART. 83º.- Prueba. El juez ordenará sin más trámite las diligencias necesarias<br>para que la prueba ofrecida se produzca a la mayor brevedad y citará al<br>litigante contrario o a quien haya de serlo, y al organismo de determinación y<br>recaudación de la tasa de justicia, quienes podrán fiscalizarla y ofrecer otras<br>pruebas, con conocimiento del Ministerio Público Fiscal. La exención deberá<br>tramitarse en un plazo no mayor de noventa días, el que, con carácter<br>excepcional, podrá ser ampliado por el juez en treinta días si la falta de<br>resolución de la diligencia no le fuese imputable al solicitante. El tribunal<br>de oficio requerirá informe al Registro de la Propiedad Inmueble.<br> No podrá dictarse sentencia si antes no hubiere recaído resolución definitiva<br>en el incidente de beneficio de litigar sin gastos.<br> ART. 84º.- Traslado y resolución. Producida la prueba, se dará vista por cinco<br> días comunes al peticionario, a la otra parte, al Ministerio Público Fiscal y<br>al organismo de determinación y recaudación de la tasa de justicia. Contestado<br>dicho traslado o vencido el plazo para hacerlo, el juez resolverá acordando el<br>beneficio, total o parcialmente, o denegándolo. En el primer caso, la<br>resolución será apelable al solo efecto devolutivo. La exención será materia de<br>expresa referencia en la resolución que recayere en la causa en que se hiciera<br>valer, la que ordenará la liquidación y pago de la tasa de justicia, cuando<br>correspondiere, a cargo de la parte no beneficiada de litigar sin gastos,<br>conforme a la imposición de costas que dispusiere.<br> Si se comprobare la falsedad de los hechos alegados como fundamento de la<br>petición del beneficio de litigar sin gastos, se impondrá al peticionario una<br>multa que se fijará en el doble del importe de la tasa de justicia que<br>correspondiera abonar, la que no podrá ser inferior a la suma de pesos un mil<br>($1.000). El importe de la multa se destinará a la biblioteca del Poder<br>Judicial de la Provincia.<br> ART. 85º.- Carácter de la resolución. La resolución que denegare o acordare el<br>beneficio no causará estado.<br> Si fuese denegatoria, el interesado podrá ofrecer otras pruebas y solicitar una<br>nueva resolución.<br> La que lo concediere, podrá ser dejada sin efecto a requerimiento de parte<br>interesada, cuando se demostrare que la persona a cuyo favor se dictó no tiene<br>ya derecho al beneficio.<br> La impugnación se sustanciará por el trámite de los incidentes.<br> ART. 86º.- Beneficio provisional. Efectos del pedido. Hasta que se dicte<br>resolución, la solicitud y presentaciones de ambas partes estarán exentas del<br>pago de impuestos y sellado de actuación. Estos serán satisfechos, así como las<br>costas, en caso de denegación.<br> El trámite para obtener el beneficio no suspenderá el procedimiento, salvo que<br>así se solicite al momento de su interposición.<br> ART. 87º.- Alcance. Cesación. El que obtuviere el beneficio estará exento,<br>total o parcialmente, del pago de las costas o gastos judiciales hasta que<br>mejore de fortuna o se demuestre que variaron las circunstancias que se<br>tuvieron en cuenta para su otorgamiento. Si venciere en el pleito, deberá pagar<br>las causadas en su defensa hasta la concurrencia máxima de la tercera parte de<br> los valores que reciba.<br> Los profesionales podrán exigir el pago de sus honorarios a la parte condenada<br>en costas, y a su cliente, en el caso y con la limitación señalada en éste<br>articulo.<br> En todos los casos la concesión del beneficio tendrá efecto retroactivo a la<br>fecha de promoción de la demanda o reconvención, respecto de las costas o<br>gastos judiciales no satisfechos.<br> ART. 88º.- Defensa del beneficiario. La representación y defensa del<br>beneficiario será asumida por el defensor oficial, salvo si aquél deseare<br>hacerse patrocinar o representar por abogado o procurador de la matrícula. En<br>este último caso, cualquiera sea el monto del asunto, el mandato que confiera<br>podrá hacerse por acta labrada ante el secretario o prosecretario.<br> ART. 89º.- Extensión a otra Parte. A pedido del interesado, el beneficio<br>concedido podrá hacerse extensivo para litigar contra otra persona en el mismo<br>juicio, si correspondiere, con citación de ésta, quien podrá ejercer las<br>facultades que le confieren los artículos 83 y 84.<br> CAPITULO VII<br> ACUMULACIÓN DE ACCIONES Y LITISCONSORCIO<br> ART. 90º.- Acumulación objetiva de acciones. Antes de la notificación de la<br>demanda el actor podrá acumular todas las acciones que tuviere contra una misma<br>parte, siempre que:<br> 1) No sean contrarias entre sí, de modo que por la elección de una quede<br>excluida la otra;<br> 2) Correspondan a la competencia del mismo juez;<br> 3) Puedan sustanciarse por los mismos trámites.<br> ART. 91º.- Litisconsorcio facultativo. Podrán varias partes demandar o ser<br>demandadas en un mismo proceso cuando las acciones sean conexas por el título,<br>o por el objeto, o por ambos elementos a la vez.<br> ART. 92º.- Litisconsorcio necesario. Cuando la sentencia no pudiere<br>pronunciarse útilmente más que con relación a varias partes, éstas habrán de<br> demandar o ser demandadas en un mismo proceso.<br> Si así no sucediere, el juez de oficio o a solicitud de cualquiera de las<br>partes, ordenará, antes de dictar la providencia de apertura a prueba, la<br>integración de la litis dentro de un plazo que señalará, quedando en suspenso<br>el desarrollo del proceso mientras se cita al litigante o litigantes omitidos.<br> CAPITULO VIII<br> INTERVENCION DE TERCEROS<br> ART. 93º.- Intervención voluntaria. Podrá intervenir en un juicio pendiente en<br>calidad de parte, cualquiera fuere la etapa o la instancia en que éste se<br>encontrare, quien:<br> 1) Acredite sumariamente que la sentencia pudiere afectar su interés propio;<br> 2) Según las normas del derecho sustancial, hubiese estado legitimado para<br>demandar o ser demandado en el juicio.<br> ART. 94º.- Calidad procesal de los intervinientes. En el caso del inciso 1º del<br>artículo anterior, la actuación del interviniente será accesoria y subordinada<br>a la de la parte a quien apoyare, no pudiendo alegar ni probar lo que estuviese<br>prohibido a ésta.<br> En el caso del inciso 2º del mismo artículo, el interviniente actuará como<br>litisconsorte de la parte principal y tendrá sus mismas facultades procesales.<br> ART. 95º.- Procedimiento previo. El pedido de intervención se formulará por<br>escrito, con los requisitos de la demanda en lo pertinente.<br> Con aquél se presentarán los documentos y se ofrecerán las demás pruebas de los<br>hechos en que se fundare la solicitud.<br> Se conferirá traslado a las partes y, si hubiese oposición, se la sustanciará<br>en una sola audiencia. La resolución se dictará dentro de los diez días.<br> ART. 96º.- Efectos. En ningún caso la intervención del tercero retrogradará el<br>juicio ni suspenderá su curso.<br> ART. 97º.- Intervención obligada. El actor en el escrito de demanda y el<br>demandado dentro del plazo para oponer excepciones previas o para contestar la<br> demanda, según la naturaleza del juicio, podrán solicitar la citación de aquél<br>a cuyo respecto consideraren que la controversia es común.<br> La citación se hará en la forma dispuesta por el artículo 342 y siguientes.<br> ART. 98º.- Efectos de la citación. La citación de un tercero suspenderá el<br>procedimiento hasta su comparencia, o hasta el vencimiento del plazo que se le<br>hubiere señalado para comparecer.<br> ART. 99º.- Recursos. Alcance de la sentencia. Será inapelable la resolución que<br>admita la intervención de terceros. La que la deniegue será apelable en efecto<br>devolutivo.<br> En todos los supuestos, la sentencia dictada después de la intervención del<br>tercero, o de su citación, en su caso, lo alcanzará como a los litigantes<br>principales.<br> También será ejecutable la resolución contra el tercero, salvo que, en<br>oportunidad de formular el pedido de intervención o de contestar la citación,<br>según el caso, hubiese alegado fundadamente, la existencia de defensas y/o<br>derechos que no pudiesen ser materia de debate y decisión en el juicio.<br> CAPITULO IX<br> TERCERIAS<br> ART. 100º.- Fundamento y oportunidad. Las tercerías deberán fundarse en el<br>dominio de los bienes embargados o en el derecho que el tercero tuviere a ser<br>pagado con preferencia al embargante.<br> La de dominio deberá deducirse antes de que se otorgue la posesión de los<br>bienes; la de mejor derecho, antes de que se pague al acreedor.<br> Si el tercerista dedujere la demanda después de diez días desde que tuvo o<br>debió tener conocimiento del embargo o desde que se rechazó el levantamiento<br>sin tercería, abonará las costas que originare su presentación extemporánea,<br>aunque correspondiere imponer las del proceso a la otra parte por declararse<br>procedente la tercería.<br> ART. 101º.- Requisitos. No se dará curso a la tercería si quien la deduce no<br>probare, con instrumentos fehacientes o en forma sumaria, la verosimilitud del<br>derecho en que se funda. No obstante, aun no cumplido dicho requisito, la<br> tercería será admisible si quien la promueve diere fianza para responder de los<br>perjuicios que pudiere producir la suspensión del proceso principal.<br> Desestimada la tercería, no será admisible su reiteración si se fundare en<br>título que hubiese poseído y conocido el tercerista al tiempo de entablar la<br>primera. No se aplicará esta regla si la tercería no hubiese sido admitida sólo<br>por falta de ofrecimiento o constitución de la fianza.<br> ART. 102º.- Efectos sobre el principal de la tercería de dominio. Si la<br>tercería fuese de dominio, consentida o ejecutoriada la orden de venta de los<br>bienes, se suspenderá el procedimiento principal, a menos que se tratare de<br>bienes sujetos a desvalorización o desaparición o que irrogaren excesivos<br>gastos de conservación, en cuyo caso, el producto de la venta quedará afectado<br>a las resultas de la tercería.<br> El tercerista podrá, en cualquier momento, obtener el levantamiento del embargo<br>dando garantía suficiente de responder al crédito del embargante por capital,<br>intereses y costas en caso de que no probare que los bienes embargados le<br>pertenecen.<br> ART. 103º.- Efectos sobre el principal de la tercería de mejor derecho. Si la<br>tercería fuese de mejor derecho, previa citación del tercerista, el juez podrá<br>disponer la venta de los bienes, suspendiéndose el pago hasta que se decida<br>sobre la preferencia, salvo si se otorgare fianza para responder a las resultas<br>de la tercería.<br> El tercerista será parte en las actuaciones relativas al remate de los bienes.<br> ART. 104º.- Demanda. Sustanciación. Allanamiento. La demanda por tercería<br>deberá deducirse contra las partes del proceso principal, y se sustanciará por<br>el trámite del juicio ordinario o sumario, según lo determine el juez<br>atendiendo a las circunstancias.<br> El allanamiento y los actos de reconocimiento realizados por el embargado no<br>podrán ser invocados en perjuicio del embargante.<br> ART. 105º.- Ampliación o mejora del embargo. Deducida la tercería, el<br>embargante podrá pedir que se amplíe o mejore el embargo, o que se adopten<br>otras medidas precautorias necesarias.<br> ART. 106º.- Connivencia entre tercerista y embargado. Cuando resultare probada<br>la connivencia del tercerista con el embargado, el juez ordenará, sin más<br>ser recusados por las causas previstas en el artículo 17.<br> Deducida la recusación, el juez se informará sumariamente sobre el hecho en que<br>se funde, y sin más trámite dictará resolución que será inapelable.<br> Los secretarios del Superior Tribunal y los de las cámaras de apelaciones no<br>serán recusables; pero deberán manifestar toda causa de impedimento que<br>tuvieren a fin de que el tribunal lo considere y resuelva lo que juzgare<br>procedente.<br> En todos los casos serán aplicables, en lo pertinente, las reglas establecidas<br>para la recusación y excusación de los jueces.<br> TITULO II<br> PARTES<br> CAPITULO I:<br> REGLAS GENERALES<br> ART. 43º.- Domicilio. Toda persona que litigue por su propio derecho o en<br>representación de terceros, deberá constituir domicilio procesal dentro del<br>perímetro de la ciudad que sea asiento del respectivo juzgado o tribunal.<br> Ese requisito se cumplirá en el primer escrito que presente, o audiencia a que<br>concurra si es ésta la primera diligencia en que interviene.<br> En las mismas oportunidades deberá denunciar el domicilio real de la persona<br>representada.<br> Se diligenciarán en el domicilio procesal todas las notificaciones a domicilio<br>que no deban serlo en el real.<br> El domicilio contractual constituido en el de la parte contraria no es eficaz<br>para las notificaciones que deben ser realizadas en el domicilio del<br>constituyente.<br> ART. 44º.- Falta de constitución y denuncia de domicilio: Si no se cumpliere<br>con lo establecido en la primera parte del artículo anterior, las sucesivas<br>resoluciones se tendrán por notificadas en la forma y oportunidad fijadas por<br>el artículo 136, salvo la notificación de la audiencia para absolver posiciones<br> y la sentencia.<br> Si la parte no denunciare su domicilio real o su cambio, las resoluciones que<br>deban notificarse en dicho domicilio se cumplirán en el lugar en que se hubiere<br>constituido, y en defecto también de éste, se observará lo dispuesto en el<br>primer párrafo.<br> ART. 45º.- Subsistencia de los domicilios. Los domicilios a que se refieren los<br>artículos anteriores subsistirán para los efectos legales hasta la terminación<br>del juicio o su archivo, mientras no se constituyan o denuncien otros.<br> Cuando no existieren los edificios, quedaren deshabitados o desaparecieren, o<br>se alterare o suprimiere su numeración, y no se hubiese constituido o<br>denunciado un nuevo domicilio, con el informe del notificador se observará lo<br>dispuesto en la primera o segunda parte del artículo anterior según se trate<br>respectivamente del domicilio procesal o del real.<br> Todo cambio de domicilio deberá notificarse por cédula a la otra parte.<br>Mientras esta diligencia no se hubiese cumplido, se tendrá por subsistente el<br>anterior.<br> ART. 46º.- Muerte o incapacidad. Cuando la parte que actuare personalmente<br>falleciere o se tornare incapaz, comprobado el hecho, el juez o tribunal<br>suspenderá la tramitación y citará a los herederos o al representante legal en<br>la forma y bajo el apercibimiento dispuesto en el artículo 56, inciso 5º.<br> ART. 47º.- Sustitución de parte. Si durante la tramitación del proceso una de<br>las partes enajenare el bien objeto del litigio o cediere el derecho reclamado,<br>el adquirente no podrá intervenir en él como parte principal sin la conformidad<br>expresa del adversario. Podrá hacerlo en la calidad prevista por los artículos<br>93 inciso 1º, y 94, primer párrafo.<br> ART. 48º.- Temeridad y malicia. Cuando se declarase maliciosa o temeraria la<br>conducta asumida en el pleito por alguna de las partes, el juez le impondrá a<br>ella o a su letrado o a ambos conjuntamente, una multa valuada entre el 10% y<br>el 50% del monto establecido en la sentencia. En los casos en que el objeto de<br>la pretensión no fuera susceptible de apreciación pecuniaria, el importe no<br>podrá superar la suma de entre pesos treinta ($30) y pesos doscientos cincuenta<br>($250). El importe de la multa será a favor de la otra parte. Si el pedido de<br>sanción fuera promovido por una de las partes, se decidirá previo traslado a la<br>contraria.<br> Sin perjuicio de considerar otras circunstancias que estime corresponder, el<br>juez deberá ponderar la deducción de pretensiones, defensas, excepciones o<br>interposición de recursos que resulten inadmisibles, o cuya falta de fundamento<br>no se pueda ignorar de acuerdo con una mínima pauta de razonabilidad o<br>encuentre sustento en hechos ficticios o irreales o que manifiestamente<br>conduzcan a dilatar el proceso.<br> CAPITULO II<br> REPRESENTACION PROCESAL<br> ART. 49º.- Justificación de la personería. La persona que se presente en juicio<br>por un derecho que no sea propio, aunque le competa ejercerlo en virtud de una<br>representación legal, deberá acompañar con su primer escrito los documentos que<br>acrediten el carácter que inviste.<br> Si se invocare la imposibilidad de presentar el documento ya otorgado que<br>justifique la representación y el juez considerase atendibles las razones que<br>se expresen, podrá acordar un plazo de hasta veinte días para que acompañe<br>dicho documento, bajo apercibimiento de tener por inexistente la representación<br>invocada.<br> Los padres que comparezcan en representación de sus hijos no tendrán obligación<br>de presentar las partidas correspondientes, salvo que el juez, a petición de<br>parte o de oficio, los emplazare a presentarlas, bajo apercibimiento del pago<br>de las costas y perjuicios que ocasionaren.<br> ART. 50º.- Presentación de poderes. Los procuradores o apoderados acreditarán<br>su personería desde la primera gestión que hagan en nombre de sus poderdantes,<br>con la pertinente escritura de poder.<br> Sin embargo, cuando se invoque un poder general o especial para varios actos,<br>se lo acreditará con la agregación de una copia íntegra firmada por el letrado<br>patrocinante o por el apoderado. De oficio o a petición de parte, podrá<br>intimarse a la presentación del testimonio original.<br> ART. 51º.- Gestor. Cuando deban realizarse actos procesales urgentes y existan<br>hechos o circunstancias que impidan la actuación de la parte que ha de<br>cumplirlos, podrá ser admitida la comparecencia en juicio de quien no tuviere<br>representación conferida. Si dentro de los cuarenta días hábiles, contados<br>desde la primera presentación del gestor, no fueren acompañados los<br>instrumentos que acrediten la personalidad o la parte no ratificase la gestión,<br> será nulo todo lo actuado por el gestor y éste pagará las costas causadas, sin<br>perjuicio de la responsabilidad por el daño que hubiere producido.<br> En su presentación, el gestor, además de indicar la parte en cuyo beneficio<br>pretende actuar, deberá expresar las razones que justifiquen la seriedad del<br>pedido, salvo que la urgencia resulte objetivamente de la petición misma o de<br>la situación procesal de que se trate. La nulidad, en su caso, se producirá por<br>el solo vencimiento del plazo sin que se requiera intimación previa.<br> La facultad acordada por este artículo sólo podrá ejercerse una vez en el curso<br>del proceso.<br> ART. 52º.- Efectos de la presentación del poder y admisión de la personería.<br>Presentado el poder y admitida su personería, el apoderado asume todas las<br>responsabilidades que las leyes le imponen y sus actos obligan al poderdante<br>como si él personalmente los practicare.<br> ART. 53º.- Obligaciones del apoderado. El apoderado estará obligado a seguir el<br>juicio mientras no haya cesado legalmente en el cargo. Hasta entonces las<br>citaciones y notificaciones que se hagan, incluso las de las sentencias<br>definitivas, tendrán la misma fuerza que si se hicieren al poderdante, sin que<br>le sea permitido pedir que se entiendan con éste. Exceptúanse los actos que por<br>disposición de la ley deban ser notificados personalmente a la parte.<br> ART. 54º.- Alcance del poder. El poder conferido para un pleito determinado,<br>cualesquiera sean sus términos, comprende la facultad de interponer los<br>recursos legales y seguir todas las instancias del pleito.<br> También comprende la facultad de intervenir en los incidentes y de ejercitar<br>todos los actos que ocurran durante la secuela de la litis, excepto aquellos<br>para los cuales la ley requiera facultad especial, o se hubiesen reservado<br>expresamente en el poder.<br> ART. 55º.- Responsabilidad por las costas. Sin perjuicio de la responsabilidad<br>civil o criminal por el ejercicio del mandato, el mandatario deberá abonar a su<br>poderdante las costas causadas por su exclusiva culpa o negligencia, cuando<br>fueran declaradas judicialmente.<br> El juez podrá, de acuerdo con las circunstancias, establecer la responsabilidad<br>solidaria del mandatario con el letrado patrocinante.<br> ART. 56º.- Cesación de la representación. La representación de los apoderados<br> cesará:<br> 1) Por revocación expresa del mandato en el expediente. En este caso, el<br>poderdante deberá comparecer por sí o constituir nuevo apoderamiento sin<br>necesidad de emplazamiento o citación, so pena de continuar el juicio en<br>rebeldía. La sola presentación del mandante no revoca el poder;<br> 2) Por renuncia, en cuyo caso el apoderado deberá, bajo pena de daños y<br>perjuicios, continuar las gestiones hasta que haya vencido el plazo que el juez<br>fije al poderdante para reemplazarlo o comparecer por sí. La fijación del plazo<br>se hará bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía. La resolución<br>que así lo disponga deberá notificarse por cédula en el domicilio real del<br>mandante;<br> 3) Por haber cesado la personalidad con que litigaba el poderdante;<br> 4) Por haber concluido la causa para la cual se le otorgó el poder;<br> 5) Por muerte o incapacidad del poderdante. En tales casos el apoderado<br>continuará ejerciendo su personería hasta que los herederos o representantes<br>legales tomen la intervención que les corresponda en el proceso, o venza el<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br> litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br> Ello tendrá lugar suscribiendo un abogado el mismo escrito ante el secretario o<br>el oficial primero, quien certificará en el expediente esta circunstancia, o<br>por la ratificación que por separado se hiciere con firma de letrado.<br> ART. 61º.- Dignidad. En el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado<br>a los magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele.<br> CAPITULO IV<br> REBELDIA<br> ART. 62º.- Declaración de rebeldía. La parte con domicilio conocido,<br>debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citación o<br>abandonare el juicio después de haber comparecido, será declarada en rebeldía a<br>pedido de la otra.<br> Esta resolución se notificará por cédula o, en su caso, por edictos durante dos<br>días. Las sucesivas resoluciones se tendrán por notificadas por ministerio de<br>la ley.<br> Si no se hubiere requerido que el incompareciente sea declarado rebelde, se<br>aplicarán las reglas sobre notificaciones establecidas en el primer párrafo del<br>artículo 44.<br> ART. 63º.- Efectos. La rebeldía no alterará la secuela regular del proceso.<br> La sentencia será pronunciada según el mérito de la causa y lo establecido en<br>el artículo 360, inciso 1º. En caso de duda, la rebeldía declarada y firme<br>constituirá presunción de verdad de los hechos lícitos afirmados por quien<br>obtuvo la declaración. Serán a cargo del rebelde las costas causadas por su<br>rebeldía.<br> ART. 64º.- Prueba. A pedido de parte el juez abrirá la causa a prueba, o<br>dispondrá su producción según correspondiere conforme al tipo de proceso; en su<br>caso podrá mandar practicar las medidas tendientes al esclarecimiento de la<br>verdad de los hechos, autorizadas por este Código.<br> ART. 65º.- Notificación de la sentencia. La sentencia se hará saber al rebelde<br>en la forma prescripta para la notificación de la providencia que declara la<br>rebeldía.<br> ART. 66º.- Medidas precautorias. Desde el momento en que un litigante haya sido<br> declarado en rebeldía podrán decretarse, si la otra parte lo pidiere, las<br>medidas precautorias necesarias para asegurar el objeto del juicio, o el pago<br>de la suma que se estime en concepto de eventuales costas si el rebelde fuere<br>el actor.<br> ART. 67º.- Comparencia del rebelde. Si el rebelde compareciese en cualquier<br>estado del juicio será admitido como parte y, cesando el procedimiento en<br>rebeldía, se entenderá con él la sustanciación, sin que ésta pueda en ningún<br>caso retrogradar.<br> ART. 68º.- Subsistencia de las medidas precautorias. Las medidas precautorias<br>decretadas de conformidad con el artículo 66 continuarán hasta la terminación<br>del juicio, a menos que el interesado justificare haber incurrido en rebeldía<br>por causas que no haya estado a su alcance vencer.<br> ART. 69º.- Prueba en segunda instancia. Si el rebelde hubiese comparecido<br>después de la oportunidad en que ha debido ofrecer la prueba y apelare de la<br>sentencia, a su pedido se recibirá la causa a prueba en segunda instancia, en<br>los términos del artículo 266 inciso 5º letra a.<br> Si como consecuencia de la prueba producida en segunda instancia la otra parte<br>resultare vencida, para la distribución de las costas se tendrá en cuenta la<br>situación creada por el rebelde.<br> ART. 70º.- Inimpugnabilidad de la sentencia. Ejecutoriada la sentencia<br>pronunciada en rebeldía, no se admitirá recurso alguno contra ella.<br> CAPITULO V<br> COSTAS<br> ART. 71º.- Principio general. La parte vencida en el juicio deberá pagar todos<br>los gastos de la contraria, aun cuando ésta no lo hubiese solicitado.<br> Sin embargo, el juez podrá eximir total o parcialmente de esta responsabilidad<br>al litigante vencido, siempre que encontrare mérito para ello, expresándolo en<br>su pronunciamiento, bajo pena de nulidad.<br> ART. 72º.- Incidentes. En los incidentes también regirá lo establecido en la<br>primera parte del artículo anterior.<br> No se sustanciarán nuevos incidentes promovidos por quien hubiere sido<br> condenado al pago de las costas en otro anterior, mientras no satisfaga su<br>importe o en su caso, lo dé a embargo.<br> No estarán sujetas a este requisito de admisibilidad las incidencias promovidas<br>en el curso de las audiencias.<br> Toda apelación sobre imposición de costas y regulación de honorarios se<br>concederá en efecto diferido, salvo cuando el expediente deba ser remitido a la<br>cámara como consecuencia del recurso deducido por alguna de las partes contra<br>la resolución que decidió el incidente.<br> ART. 73º.- Allanamiento. No se impondrán costas al vencido:<br> 1) Cuando hubiese reconocido oportunamente como fundadas las pretensiones de su<br>adversario allanándose a satisfacerlas, a menos que hubiere incurrido en mora o<br>que por su culpa hubiere dado lugar a la reclamación;<br> 2) Cuando se allanare dentro del quinto día de tener conocimiento de los<br>títulos e instrumentos tardíamente presentados.<br> Para que proceda la exención de costas, el allanamiento debe ser real,<br>incondicionado, oportuno, total y efectivo.<br> Si de los antecedentes del proceso resultare que el demandado no hubiere dado<br>motivo a la promoción del juicio y se allanare dentro del plazo para contestar<br>la demanda, cumpliendo su obligación, las costas se impondrán al actor.<br> ART. 74º.- Vencimiento parcial y mutuo. Si el resultado del pleito o incidente<br>fuere parcialmente favorable a ambos litigantes, las costas se compensarán o se<br>distribuirán prudencialmente por el juez en proporción al éxito obtenido por<br>cada uno de ellos.<br> ART. 75º.- Pluspetición inexcusable. El litigante que incurriere en<br>pluspetición inexcusable será condenado en costas, si la otra parte hubiere<br>admitido el monto hasta el límite establecido en la sentencia.<br> Si no hubiese existido dicha admisión o si ambas partes incurrieren en<br>pluspetición, regirá lo dispuesto en el artículo precedente.<br> No se entenderá que hay pluspetición a los efectos determinados en este<br>artículo, cuando el valor de la condena dependiese legalmente del arbitrio<br>judicial, de juicio pericial o de rendición de cuentas o cuando las<br> pretensiones de la parte no fuesen reducidas por la condena en más de un 20 %.<br> ART. 76º.- Conciliación, transacción, desistimiento, caducidad de instancia. Si<br>el juicio terminase por transacción o conciliación, las costas serán impuestas<br>en el orden causado, respecto de quienes celebraron el avenimiento; en cuanto a<br>las partes que no lo suscribieron se aplicarán las reglas generales.<br> Si el proceso se extinguiera por desistimiento, las costas serán a cargo de<br>quien desiste, salvo cuando se debiere exclusivamente a cambios de legislación<br>o jurisprudencia y se llevare a cabo sin demora injustificada.<br> Exceptúase, en todos los casos, lo que pudieren acordar las partes en<br>contrario.<br> Declarada la caducidad de la primera instancia, las costas del juicio deben ser<br>impuestas al actor.<br> ART. 77º.- Nulidad. Si el procedimiento se anulare por causa imputable a una de<br>las partes, serán a su cargo las costas producidas desde el acto o la omisión<br>que dio origen a la nulidad.<br> ART. 78º.- Litisconsorcio. En los casos de litisconsorcio las costas se<br>distribuirán entre los litisconsortes, salvo que por la naturaleza de la<br>obligación correspondiere la condena solidaria.<br> Cuando el interés que cada uno de ellos representase en el juicio ofreciere<br>considerables diferencias, podrá el juez distribuir las costas en proporción a<br>ese interés.<br> ART. 79º.- Prescripción. Si el actor se allanare a la prescripción opuesta, las<br>costas se distribuirán en el orden causado.<br> ART. 80º.- Alcance de la condena en costas. La condena en costas comprenderá<br>todos los gastos causados u ocasionados por la sustanciación del proceso y los<br>que se hubiesen realizado para evitar el pleito, mediante el cumplimiento de la<br>obligación.<br> Los correspondientes a pedidos desestimados serán a cargo de la parte que los<br>efectuó u originó, aunque la sentencia le fuere favorable en lo principal.<br> No serán objeto de reintegro los gastos superfluos o inútiles.<br> Si los gastos fuesen excesivos, el juez podrá reducirlos prudencialmente.<br> Los peritos intervinientes podrán reclamar de la parte no condenada en costas<br>hasta el cincuenta por ciento de los honorarios que le fueren regulados, sin<br>perjuicio de lo dispuesto en el artículo 484.<br> CAPITULO VI<br> BENEFICIO DE LITIGAR SIN GASTOS<br> ART. 81º.- Procedencia. Los que carecieren de recursos podrán solicitar antes<br>de presentar la demanda o en cualquier estado del proceso, la concesión del<br>beneficio de litigar sin gastos, con arreglo a las disposiciones contenidas en<br>este capítulo.<br> No obstará a la concesión del beneficio la circunstancia de tener el<br>peticionario lo indispensable para procurarse su subsistencia, cualquiera fuere<br>el origen de sus recursos.<br> ART. 82º.- Requisitos de la solicitud. La solicitud contendrá:<br> 1) La mención de los hechos en que se fundare, de la necesidad de reclamar o<br>defender judicialmente derechos propios o del cónyuge o de hijos menores, así<br>como la indicación del proceso que se iniciare o en el que se deba intervenir;<br> 2) El ofrecimiento de la prueba tendiente a demostrar la imposibilidad de<br>obtener recursos. Deberá acompañarse el interrogatorio de los testigos.<br> ART. 83º.- Prueba. El juez ordenará sin más trámite las diligencias necesarias<br>para que la prueba ofrecida se produzca a la mayor brevedad y citará al<br>litigante contrario o a quien haya de serlo, y al organismo de determinación y<br>recaudación de la tasa de justicia, quienes podrán fiscalizarla y ofrecer otras<br>pruebas, con conocimiento del Ministerio Público Fiscal. La exención deberá<br>tramitarse en un plazo no mayor de noventa días, el que, con carácter<br>excepcional, podrá ser ampliado por el juez en treinta días si la falta de<br>resolución de la diligencia no le fuese imputable al solicitante. El tribunal<br>de oficio requerirá informe al Registro de la Propiedad Inmueble.<br> No podrá dictarse sentencia si antes no hubiere recaído resolución definitiva<br>en el incidente de beneficio de litigar sin gastos.<br> ART. 84º.- Traslado y resolución. Producida la prueba, se dará vista por cinco<br> días comunes al peticionario, a la otra parte, al Ministerio Público Fiscal y<br>al organismo de determinación y recaudación de la tasa de justicia. Contestado<br>dicho traslado o vencido el plazo para hacerlo, el juez resolverá acordando el<br>beneficio, total o parcialmente, o denegándolo. En el primer caso, la<br>resolución será apelable al solo efecto devolutivo. La exención será materia de<br>expresa referencia en la resolución que recayere en la causa en que se hiciera<br>valer, la que ordenará la liquidación y pago de la tasa de justicia, cuando<br>correspondiere, a cargo de la parte no beneficiada de litigar sin gastos,<br>conforme a la imposición de costas que dispusiere.<br> Si se comprobare la falsedad de los hechos alegados como fundamento de la<br>petición del beneficio de litigar sin gastos, se impondrá al peticionario una<br>multa que se fijará en el doble del importe de la tasa de justicia que<br>correspondiera abonar, la que no podrá ser inferior a la suma de pesos un mil<br>($1.000). El importe de la multa se destinará a la biblioteca del Poder<br>Judicial de la Provincia.<br> ART. 85º.- Carácter de la resolución. La resolución que denegare o acordare el<br>beneficio no causará estado.<br> Si fuese denegatoria, el interesado podrá ofrecer otras pruebas y solicitar una<br>nueva resolución.<br> La que lo concediere, podrá ser dejada sin efecto a requerimiento de parte<br>interesada, cuando se demostrare que la persona a cuyo favor se dictó no tiene<br>ya derecho al beneficio.<br> La impugnación se sustanciará por el trámite de los incidentes.<br> ART. 86º.- Beneficio provisional. Efectos del pedido. Hasta que se dicte<br>resolución, la solicitud y presentaciones de ambas partes estarán exentas del<br>pago de impuestos y sellado de actuación. Estos serán satisfechos, así como las<br>costas, en caso de denegación.<br> El trámite para obtener el beneficio no suspenderá el procedimiento, salvo que<br>así se solicite al momento de su interposición.<br> ART. 87º.- Alcance. Cesación. El que obtuviere el beneficio estará exento,<br>total o parcialmente, del pago de las costas o gastos judiciales hasta que<br>mejore de fortuna o se demuestre que variaron las circunstancias que se<br>tuvieron en cuenta para su otorgamiento. Si venciere en el pleito, deberá pagar<br>las causadas en su defensa hasta la concurrencia máxima de la tercera parte de<br> los valores que reciba.<br> Los profesionales podrán exigir el pago de sus honorarios a la parte condenada<br>en costas, y a su cliente, en el caso y con la limitación señalada en éste<br>articulo.<br> En todos los casos la concesión del beneficio tendrá efecto retroactivo a la<br>fecha de promoción de la demanda o reconvención, respecto de las costas o<br>gastos judiciales no satisfechos.<br> ART. 88º.- Defensa del beneficiario. La representación y defensa del<br>beneficiario será asumida por el defensor oficial, salvo si aquél deseare<br>hacerse patrocinar o representar por abogado o procurador de la matrícula. En<br>este último caso, cualquiera sea el monto del asunto, el mandato que confiera<br>podrá hacerse por acta labrada ante el secretario o prosecretario.<br> ART. 89º.- Extensión a otra Parte. A pedido del interesado, el beneficio<br>concedido podrá hacerse extensivo para litigar contra otra persona en el mismo<br>juicio, si correspondiere, con citación de ésta, quien podrá ejercer las<br>facultades que le confieren los artículos 83 y 84.<br> CAPITULO VII<br> ACUMULACIÓN DE ACCIONES Y LITISCONSORCIO<br> ART. 90º.- Acumulación objetiva de acciones. Antes de la notificación de la<br>demanda el actor podrá acumular todas las acciones que tuviere contra una misma<br>parte, siempre que:<br> 1) No sean contrarias entre sí, de modo que por la elección de una quede<br>excluida la otra;<br> 2) Correspondan a la competencia del mismo juez;<br> 3) Puedan sustanciarse por los mismos trámites.<br> ART. 91º.- Litisconsorcio facultativo. Podrán varias partes demandar o ser<br>demandadas en un mismo proceso cuando las acciones sean conexas por el título,<br>o por el objeto, o por ambos elementos a la vez.<br> ART. 92º.- Litisconsorcio necesario. Cuando la sentencia no pudiere<br>pronunciarse útilmente más que con relación a varias partes, éstas habrán de<br> demandar o ser demandadas en un mismo proceso.<br> Si así no sucediere, el juez de oficio o a solicitud de cualquiera de las<br>partes, ordenará, antes de dictar la providencia de apertura a prueba, la<br>integración de la litis dentro de un plazo que señalará, quedando en suspenso<br>el desarrollo del proceso mientras se cita al litigante o litigantes omitidos.<br> CAPITULO VIII<br> INTERVENCION DE TERCEROS<br> ART. 93º.- Intervención voluntaria. Podrá intervenir en un juicio pendiente en<br>calidad de parte, cualquiera fuere la etapa o la instancia en que éste se<br>encontrare, quien:<br> 1) Acredite sumariamente que la sentencia pudiere afectar su interés propio;<br> 2) Según las normas del derecho sustancial, hubiese estado legitimado para<br>demandar o ser demandado en el juicio.<br> ART. 94º.- Calidad procesal de los intervinientes. En el caso del inciso 1º del<br>artículo anterior, la actuación del interviniente será accesoria y subordinada<br>a la de la parte a quien apoyare, no pudiendo alegar ni probar lo que estuviese<br>prohibido a ésta.<br> En el caso del inciso 2º del mismo artículo, el interviniente actuará como<br>litisconsorte de la parte principal y tendrá sus mismas facultades procesales.<br> ART. 95º.- Procedimiento previo. El pedido de intervención se formulará por<br>escrito, con los requisitos de la demanda en lo pertinente.<br> Con aquél se presentarán los documentos y se ofrecerán las demás pruebas de los<br>hechos en que se fundare la solicitud.<br> Se conferirá traslado a las partes y, si hubiese oposición, se la sustanciará<br>en una sola audiencia. La resolución se dictará dentro de los diez días.<br> ART. 96º.- Efectos. En ningún caso la intervención del tercero retrogradará el<br>juicio ni suspenderá su curso.<br> ART. 97º.- Intervención obligada. El actor en el escrito de demanda y el<br>demandado dentro del plazo para oponer excepciones previas o para contestar la<br> demanda, según la naturaleza del juicio, podrán solicitar la citación de aquél<br>a cuyo respecto consideraren que la controversia es común.<br> La citación se hará en la forma dispuesta por el artículo 342 y siguientes.<br> ART. 98º.- Efectos de la citación. La citación de un tercero suspenderá el<br>procedimiento hasta su comparencia, o hasta el vencimiento del plazo que se le<br>hubiere señalado para comparecer.<br> ART. 99º.- Recursos. Alcance de la sentencia. Será inapelable la resolución que<br>admita la intervención de terceros. La que la deniegue será apelable en efecto<br>devolutivo.<br> En todos los supuestos, la sentencia dictada después de la intervención del<br>tercero, o de su citación, en su caso, lo alcanzará como a los litigantes<br>principales.<br> También será ejecutable la resolución contra el tercero, salvo que, en<br>oportunidad de formular el pedido de intervención o de contestar la citación,<br>según el caso, hubiese alegado fundadamente, la existencia de defensas y/o<br>derechos que no pudiesen ser materia de debate y decisión en el juicio.<br> CAPITULO IX<br> TERCERIAS<br> ART. 100º.- Fundamento y oportunidad. Las tercerías deberán fundarse en el<br>dominio de los bienes embargados o en el derecho que el tercero tuviere a ser<br>pagado con preferencia al embargante.<br> La de dominio deberá deducirse antes de que se otorgue la posesión de los<br>bienes; la de mejor derecho, antes de que se pague al acreedor.<br> Si el tercerista dedujere la demanda después de diez días desde que tuvo o<br>debió tener conocimiento del embargo o desde que se rechazó el levantamiento<br>sin tercería, abonará las costas que originare su presentación extemporánea,<br>aunque correspondiere imponer las del proceso a la otra parte por declararse<br>procedente la tercería.<br> ART. 101º.- Requisitos. No se dará curso a la tercería si quien la deduce no<br>probare, con instrumentos fehacientes o en forma sumaria, la verosimilitud del<br>derecho en que se funda. No obstante, aun no cumplido dicho requisito, la<br> tercería será admisible si quien la promueve diere fianza para responder de los<br>perjuicios que pudiere producir la suspensión del proceso principal.<br> Desestimada la tercería, no será admisible su reiteración si se fundare en<br>título que hubiese poseído y conocido el tercerista al tiempo de entablar la<br>primera. No se aplicará esta regla si la tercería no hubiese sido admitida sólo<br>por falta de ofrecimiento o constitución de la fianza.<br> ART. 102º.- Efectos sobre el principal de la tercería de dominio. Si la<br>tercería fuese de dominio, consentida o ejecutoriada la orden de venta de los<br>bienes, se suspenderá el procedimiento principal, a menos que se tratare de<br>bienes sujetos a desvalorización o desaparición o que irrogaren excesivos<br>gastos de conservación, en cuyo caso, el producto de la venta quedará afectado<br>a las resultas de la tercería.<br> El tercerista podrá, en cualquier momento, obtener el levantamiento del embargo<br>dando garantía suficiente de responder al crédito del embargante por capital,<br>intereses y costas en caso de que no probare que los bienes embargados le<br>pertenecen.<br> ART. 103º.- Efectos sobre el principal de la tercería de mejor derecho. Si la<br>tercería fuese de mejor derecho, previa citación del tercerista, el juez podrá<br>disponer la venta de los bienes, suspendiéndose el pago hasta que se decida<br>sobre la preferencia, salvo si se otorgare fianza para responder a las resultas<br>de la tercería.<br> El tercerista será parte en las actuaciones relativas al remate de los bienes.<br> ART. 104º.- Demanda. Sustanciación. Allanamiento. La demanda por tercería<br>deberá deducirse contra las partes del proceso principal, y se sustanciará por<br>el trámite del juicio ordinario o sumario, según lo determine el juez<br>atendiendo a las circunstancias.<br> El allanamiento y los actos de reconocimiento realizados por el embargado no<br>podrán ser invocados en perjuicio del embargante.<br> ART. 105º.- Ampliación o mejora del embargo. Deducida la tercería, el<br>embargante podrá pedir que se amplíe o mejore el embargo, o que se adopten<br>otras medidas precautorias necesarias.<br> ART. 106º.- Connivencia entre tercerista y embargado. Cuando resultare probada<br>la connivencia del tercerista con el embargado, el juez ordenará, sin más<br> trámite, la remisión de los antecedentes a la justicia penal e impondrá al<br>tercerista o a los profesionales que lo hayan presentado o patrocinado, o a<br>todos ellos, las sanciones disciplinarias que correspondan. Asimismo podrá<br>disponer la detención del tercerista hasta el momento en que comience a actuar<br>el juez en lo penal.<br> ART. 107º.- Levantamiento del embargo sin tercería. El tercero perjudicado por<br>un embargo podrá pedir su levantamiento sin promover tercería, acompañando el<br>título de dominio u ofreciendo sumaria información sobre su posesión, según la<br>naturaleza de los bienes.<br> Del pedido se dará traslado al embargante. La resolución será recurrible cuando<br>haga lugar al desembargo. Si lo denegara, el interesado podrá deducir<br>directamente la tercería.<br> CAPITULO X<br> CITACION DE EVICCION<br> ART. 108º.- Oportunidad. Tanto el actor como el demandado podrán pedir la<br>citación de evicción: el primero, al deducir la demanda; el segundo, dentro del<br>plazo para oponer excepciones previas en el juicio ordinario, o dentro del<br>fijado para la contestación de la demanda, en los demás procesos.<br> La resolución se dictará sin sustanciación previa. Sólo se hará lugar a la<br>citación si fuere manifiestamente procedente.<br> La denegatoria será recurrible en efecto devolutivo.<br> ART. 109º.- Notificación. El citado será notificado en la misma forma y plazo<br>establecidos para el demandado. No podrá invocar la improcedencia de la<br>citación, debiendo limitarse a asumir o no la defensa. Si no la ejerciere, su<br>responsabilidad se establecerá en el juicio que corresponda.<br> ART. 110º.- Efectos. La citación solicitada oportunamente suspenderá el curso<br>del proceso durante el plazo que el juez fijare. Será carga del citante activar<br>las diligencias necesarias para el conocimiento del citado. El plazo para<br>oponer excepciones previas y la sustanciación de éstas no quedarán suspendidos.<br> ART. 111º.- Abstención y tardanza del citado. Si el citado no compareciere o<br>habiendo comparecido se resistiere a asumir la defensa, el juicio proseguirá<br>con quien pidió la citación, salvo los derechos de éste contra aquél.<br>ART. 43º.- Domicilio. Toda persona que litigue por su propio derecho o en<br>representación de terceros, deberá constituir domicilio procesal dentro del<br>perímetro de la ciudad que sea asiento del respectivo juzgado o tribunal.<br> Ese requisito se cumplirá en el primer escrito que presente, o audiencia a que<br>concurra si es ésta la primera diligencia en que interviene.<br> En las mismas oportunidades deberá denunciar el domicilio real de la persona<br>representada.<br> Se diligenciarán en el domicilio procesal todas las notificaciones a domicilio<br>que no deban serlo en el real.<br> El domicilio contractual constituido en el de la parte contraria no es eficaz<br>para las notificaciones que deben ser realizadas en el domicilio del<br>constituyente.<br> ART. 44º.- Falta de constitución y denuncia de domicilio: Si no se cumpliere<br>con lo establecido en la primera parte del artículo anterior, las sucesivas<br>resoluciones se tendrán por notificadas en la forma y oportunidad fijadas por<br>el artículo 136, salvo la notificación de la audiencia para absolver posiciones<br> y la sentencia.<br> Si la parte no denunciare su domicilio real o su cambio, las resoluciones que<br>deban notificarse en dicho domicilio se cumplirán en el lugar en que se hubiere<br>constituido, y en defecto también de éste, se observará lo dispuesto en el<br>primer párrafo.<br> ART. 45º.- Subsistencia de los domicilios. Los domicilios a que se refieren los<br>artículos anteriores subsistirán para los efectos legales hasta la terminación<br>del juicio o su archivo, mientras no se constituyan o denuncien otros.<br> Cuando no existieren los edificios, quedaren deshabitados o desaparecieren, o<br>se alterare o suprimiere su numeración, y no se hubiese constituido o<br>denunciado un nuevo domicilio, con el informe del notificador se observará lo<br>dispuesto en la primera o segunda parte del artículo anterior según se trate<br>respectivamente del domicilio procesal o del real.<br> Todo cambio de domicilio deberá notificarse por cédula a la otra parte.<br>Mientras esta diligencia no se hubiese cumplido, se tendrá por subsistente el<br>anterior.<br> ART. 46º.- Muerte o incapacidad. Cuando la parte que actuare personalmente<br>falleciere o se tornare incapaz, comprobado el hecho, el juez o tribunal<br>suspenderá la tramitación y citará a los herederos o al representante legal en<br>la forma y bajo el apercibimiento dispuesto en el artículo 56, inciso 5º.<br> ART. 47º.- Sustitución de parte. Si durante la tramitación del proceso una de<br>las partes enajenare el bien objeto del litigio o cediere el derecho reclamado,<br>el adquirente no podrá intervenir en él como parte principal sin la conformidad<br>expresa del adversario. Podrá hacerlo en la calidad prevista por los artículos<br>93 inciso 1º, y 94, primer párrafo.<br> ART. 48º.- Temeridad y malicia. Cuando se declarase maliciosa o temeraria la<br>conducta asumida en el pleito por alguna de las partes, el juez le impondrá a<br>ella o a su letrado o a ambos conjuntamente, una multa valuada entre el 10% y<br>el 50% del monto establecido en la sentencia. En los casos en que el objeto de<br>la pretensión no fuera susceptible de apreciación pecuniaria, el importe no<br>podrá superar la suma de entre pesos treinta ($30) y pesos doscientos cincuenta<br>($250). El importe de la multa será a favor de la otra parte. Si el pedido de<br>sanción fuera promovido por una de las partes, se decidirá previo traslado a la<br>contraria.<br> Sin perjuicio de considerar otras circunstancias que estime corresponder, el<br>juez deberá ponderar la deducción de pretensiones, defensas, excepciones o<br>interposición de recursos que resulten inadmisibles, o cuya falta de fundamento<br>no se pueda ignorar de acuerdo con una mínima pauta de razonabilidad o<br>encuentre sustento en hechos ficticios o irreales o que manifiestamente<br>conduzcan a dilatar el proceso.<br> CAPITULO II<br> REPRESENTACION PROCESAL<br> ART. 49º.- Justificación de la personería. La persona que se presente en juicio<br>por un derecho que no sea propio, aunque le competa ejercerlo en virtud de una<br>representación legal, deberá acompañar con su primer escrito los documentos que<br>acrediten el carácter que inviste.<br> Si se invocare la imposibilidad de presentar el documento ya otorgado que<br>justifique la representación y el juez considerase atendibles las razones que<br>se expresen, podrá acordar un plazo de hasta veinte días para que acompañe<br>dicho documento, bajo apercibimiento de tener por inexistente la representación<br>invocada.<br> Los padres que comparezcan en representación de sus hijos no tendrán obligación<br>de presentar las partidas correspondientes, salvo que el juez, a petición de<br>parte o de oficio, los emplazare a presentarlas, bajo apercibimiento del pago<br>de las costas y perjuicios que ocasionaren.<br> ART. 50º.- Presentación de poderes. Los procuradores o apoderados acreditarán<br>su personería desde la primera gestión que hagan en nombre de sus poderdantes,<br>con la pertinente escritura de poder.<br> Sin embargo, cuando se invoque un poder general o especial para varios actos,<br>se lo acreditará con la agregación de una copia íntegra firmada por el letrado<br>patrocinante o por el apoderado. De oficio o a petición de parte, podrá<br>intimarse a la presentación del testimonio original.<br> ART. 51º.- Gestor. Cuando deban realizarse actos procesales urgentes y existan<br>hechos o circunstancias que impidan la actuación de la parte que ha de<br>cumplirlos, podrá ser admitida la comparecencia en juicio de quien no tuviere<br>representación conferida. Si dentro de los cuarenta días hábiles, contados<br>desde la primera presentación del gestor, no fueren acompañados los<br>instrumentos que acrediten la personalidad o la parte no ratificase la gestión,<br> será nulo todo lo actuado por el gestor y éste pagará las costas causadas, sin<br>perjuicio de la responsabilidad por el daño que hubiere producido.<br> En su presentación, el gestor, además de indicar la parte en cuyo beneficio<br>pretende actuar, deberá expresar las razones que justifiquen la seriedad del<br>pedido, salvo que la urgencia resulte objetivamente de la petición misma o de<br>la situación procesal de que se trate. La nulidad, en su caso, se producirá por<br>el solo vencimiento del plazo sin que se requiera intimación previa.<br> La facultad acordada por este artículo sólo podrá ejercerse una vez en el curso<br>del proceso.<br> ART. 52º.- Efectos de la presentación del poder y admisión de la personería.<br>Presentado el poder y admitida su personería, el apoderado asume todas las<br>responsabilidades que las leyes le imponen y sus actos obligan al poderdante<br>como si él personalmente los practicare.<br> ART. 53º.- Obligaciones del apoderado. El apoderado estará obligado a seguir el<br>juicio mientras no haya cesado legalmente en el cargo. Hasta entonces las<br>citaciones y notificaciones que se hagan, incluso las de las sentencias<br>definitivas, tendrán la misma fuerza que si se hicieren al poderdante, sin que<br>le sea permitido pedir que se entiendan con éste. Exceptúanse los actos que por<br>disposición de la ley deban ser notificados personalmente a la parte.<br> ART. 54º.- Alcance del poder. El poder conferido para un pleito determinado,<br>cualesquiera sean sus términos, comprende la facultad de interponer los<br>recursos legales y seguir todas las instancias del pleito.<br> También comprende la facultad de intervenir en los incidentes y de ejercitar<br>todos los actos que ocurran durante la secuela de la litis, excepto aquellos<br>para los cuales la ley requiera facultad especial, o se hubiesen reservado<br>expresamente en el poder.<br> ART. 55º.- Responsabilidad por las costas. Sin perjuicio de la responsabilidad<br>civil o criminal por el ejercicio del mandato, el mandatario deberá abonar a su<br>poderdante las costas causadas por su exclusiva culpa o negligencia, cuando<br>fueran declaradas judicialmente.<br> El juez podrá, de acuerdo con las circunstancias, establecer la responsabilidad<br>solidaria del mandatario con el letrado patrocinante.<br> ART. 56º.- Cesación de la representación. La representación de los apoderados<br> cesará:<br> 1) Por revocación expresa del mandato en el expediente. En este caso, el<br>poderdante deberá comparecer por sí o constituir nuevo apoderamiento sin<br>necesidad de emplazamiento o citación, so pena de continuar el juicio en<br>rebeldía. La sola presentación del mandante no revoca el poder;<br> 2) Por renuncia, en cuyo caso el apoderado deberá, bajo pena de daños y<br>perjuicios, continuar las gestiones hasta que haya vencido el plazo que el juez<br>fije al poderdante para reemplazarlo o comparecer por sí. La fijación del plazo<br>se hará bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía. La resolución<br>que así lo disponga deberá notificarse por cédula en el domicilio real del<br>mandante;<br> 3) Por haber cesado la personalidad con que litigaba el poderdante;<br> 4) Por haber concluido la causa para la cual se le otorgó el poder;<br> 5) Por muerte o incapacidad del poderdante. En tales casos el apoderado<br>continuará ejerciendo su personería hasta que los herederos o representantes<br>legales tomen la intervención que les corresponda en el proceso, o venza el<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br> litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br> Ello tendrá lugar suscribiendo un abogado el mismo escrito ante el secretario o<br>el oficial primero, quien certificará en el expediente esta circunstancia, o<br>por la ratificación que por separado se hiciere con firma de letrado.<br> ART. 61º.- Dignidad. En el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado<br>a los magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele.<br> CAPITULO IV<br> REBELDIA<br> ART. 62º.- Declaración de rebeldía. La parte con domicilio conocido,<br>debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citación o<br>abandonare el juicio después de haber comparecido, será declarada en rebeldía a<br>pedido de la otra.<br> Esta resolución se notificará por cédula o, en su caso, por edictos durante dos<br>días. Las sucesivas resoluciones se tendrán por notificadas por ministerio de<br>la ley.<br> Si no se hubiere requerido que el incompareciente sea declarado rebelde, se<br>aplicarán las reglas sobre notificaciones establecidas en el primer párrafo del<br>artículo 44.<br> ART. 63º.- Efectos. La rebeldía no alterará la secuela regular del proceso.<br> La sentencia será pronunciada según el mérito de la causa y lo establecido en<br>el artículo 360, inciso 1º. En caso de duda, la rebeldía declarada y firme<br>constituirá presunción de verdad de los hechos lícitos afirmados por quien<br>obtuvo la declaración. Serán a cargo del rebelde las costas causadas por su<br>rebeldía.<br> ART. 64º.- Prueba. A pedido de parte el juez abrirá la causa a prueba, o<br>dispondrá su producción según correspondiere conforme al tipo de proceso; en su<br>caso podrá mandar practicar las medidas tendientes al esclarecimiento de la<br>verdad de los hechos, autorizadas por este Código.<br> ART. 65º.- Notificación de la sentencia. La sentencia se hará saber al rebelde<br>en la forma prescripta para la notificación de la providencia que declara la<br>rebeldía.<br> ART. 66º.- Medidas precautorias. Desde el momento en que un litigante haya sido<br> declarado en rebeldía podrán decretarse, si la otra parte lo pidiere, las<br>medidas precautorias necesarias para asegurar el objeto del juicio, o el pago<br>de la suma que se estime en concepto de eventuales costas si el rebelde fuere<br>el actor.<br> ART. 67º.- Comparencia del rebelde. Si el rebelde compareciese en cualquier<br>estado del juicio será admitido como parte y, cesando el procedimiento en<br>rebeldía, se entenderá con él la sustanciación, sin que ésta pueda en ningún<br>caso retrogradar.<br> ART. 68º.- Subsistencia de las medidas precautorias. Las medidas precautorias<br>decretadas de conformidad con el artículo 66 continuarán hasta la terminación<br>del juicio, a menos que el interesado justificare haber incurrido en rebeldía<br>por causas que no haya estado a su alcance vencer.<br> ART. 69º.- Prueba en segunda instancia. Si el rebelde hubiese comparecido<br>después de la oportunidad en que ha debido ofrecer la prueba y apelare de la<br>sentencia, a su pedido se recibirá la causa a prueba en segunda instancia, en<br>los términos del artículo 266 inciso 5º letra a.<br> Si como consecuencia de la prueba producida en segunda instancia la otra parte<br>resultare vencida, para la distribución de las costas se tendrá en cuenta la<br>situación creada por el rebelde.<br> ART. 70º.- Inimpugnabilidad de la sentencia. Ejecutoriada la sentencia<br>pronunciada en rebeldía, no se admitirá recurso alguno contra ella.<br> CAPITULO V<br> COSTAS<br> ART. 71º.- Principio general. La parte vencida en el juicio deberá pagar todos<br>los gastos de la contraria, aun cuando ésta no lo hubiese solicitado.<br> Sin embargo, el juez podrá eximir total o parcialmente de esta responsabilidad<br>al litigante vencido, siempre que encontrare mérito para ello, expresándolo en<br>su pronunciamiento, bajo pena de nulidad.<br> ART. 72º.- Incidentes. En los incidentes también regirá lo establecido en la<br>primera parte del artículo anterior.<br> No se sustanciarán nuevos incidentes promovidos por quien hubiere sido<br> condenado al pago de las costas en otro anterior, mientras no satisfaga su<br>importe o en su caso, lo dé a embargo.<br> No estarán sujetas a este requisito de admisibilidad las incidencias promovidas<br>en el curso de las audiencias.<br> Toda apelación sobre imposición de costas y regulación de honorarios se<br>concederá en efecto diferido, salvo cuando el expediente deba ser remitido a la<br>cámara como consecuencia del recurso deducido por alguna de las partes contra<br>la resolución que decidió el incidente.<br> ART. 73º.- Allanamiento. No se impondrán costas al vencido:<br> 1) Cuando hubiese reconocido oportunamente como fundadas las pretensiones de su<br>adversario allanándose a satisfacerlas, a menos que hubiere incurrido en mora o<br>que por su culpa hubiere dado lugar a la reclamación;<br> 2) Cuando se allanare dentro del quinto día de tener conocimiento de los<br>títulos e instrumentos tardíamente presentados.<br> Para que proceda la exención de costas, el allanamiento debe ser real,<br>incondicionado, oportuno, total y efectivo.<br> Si de los antecedentes del proceso resultare que el demandado no hubiere dado<br>motivo a la promoción del juicio y se allanare dentro del plazo para contestar<br>la demanda, cumpliendo su obligación, las costas se impondrán al actor.<br> ART. 74º.- Vencimiento parcial y mutuo. Si el resultado del pleito o incidente<br>fuere parcialmente favorable a ambos litigantes, las costas se compensarán o se<br>distribuirán prudencialmente por el juez en proporción al éxito obtenido por<br>cada uno de ellos.<br> ART. 75º.- Pluspetición inexcusable. El litigante que incurriere en<br>pluspetición inexcusable será condenado en costas, si la otra parte hubiere<br>admitido el monto hasta el límite establecido en la sentencia.<br> Si no hubiese existido dicha admisión o si ambas partes incurrieren en<br>pluspetición, regirá lo dispuesto en el artículo precedente.<br> No se entenderá que hay pluspetición a los efectos determinados en este<br>artículo, cuando el valor de la condena dependiese legalmente del arbitrio<br>judicial, de juicio pericial o de rendición de cuentas o cuando las<br> pretensiones de la parte no fuesen reducidas por la condena en más de un 20 %.<br> ART. 76º.- Conciliación, transacción, desistimiento, caducidad de instancia. Si<br>el juicio terminase por transacción o conciliación, las costas serán impuestas<br>en el orden causado, respecto de quienes celebraron el avenimiento; en cuanto a<br>las partes que no lo suscribieron se aplicarán las reglas generales.<br> Si el proceso se extinguiera por desistimiento, las costas serán a cargo de<br>quien desiste, salvo cuando se debiere exclusivamente a cambios de legislación<br>o jurisprudencia y se llevare a cabo sin demora injustificada.<br> Exceptúase, en todos los casos, lo que pudieren acordar las partes en<br>contrario.<br> Declarada la caducidad de la primera instancia, las costas del juicio deben ser<br>impuestas al actor.<br> ART. 77º.- Nulidad. Si el procedimiento se anulare por causa imputable a una de<br>las partes, serán a su cargo las costas producidas desde el acto o la omisión<br>que dio origen a la nulidad.<br> ART. 78º.- Litisconsorcio. En los casos de litisconsorcio las costas se<br>distribuirán entre los litisconsortes, salvo que por la naturaleza de la<br>obligación correspondiere la condena solidaria.<br> Cuando el interés que cada uno de ellos representase en el juicio ofreciere<br>considerables diferencias, podrá el juez distribuir las costas en proporción a<br>ese interés.<br> ART. 79º.- Prescripción. Si el actor se allanare a la prescripción opuesta, las<br>costas se distribuirán en el orden causado.<br> ART. 80º.- Alcance de la condena en costas. La condena en costas comprenderá<br>todos los gastos causados u ocasionados por la sustanciación del proceso y los<br>que se hubiesen realizado para evitar el pleito, mediante el cumplimiento de la<br>obligación.<br> Los correspondientes a pedidos desestimados serán a cargo de la parte que los<br>efectuó u originó, aunque la sentencia le fuere favorable en lo principal.<br> No serán objeto de reintegro los gastos superfluos o inútiles.<br> Si los gastos fuesen excesivos, el juez podrá reducirlos prudencialmente.<br> Los peritos intervinientes podrán reclamar de la parte no condenada en costas<br>hasta el cincuenta por ciento de los honorarios que le fueren regulados, sin<br>perjuicio de lo dispuesto en el artículo 484.<br> CAPITULO VI<br> BENEFICIO DE LITIGAR SIN GASTOS<br> ART. 81º.- Procedencia. Los que carecieren de recursos podrán solicitar antes<br>de presentar la demanda o en cualquier estado del proceso, la concesión del<br>beneficio de litigar sin gastos, con arreglo a las disposiciones contenidas en<br>este capítulo.<br> No obstará a la concesión del beneficio la circunstancia de tener el<br>peticionario lo indispensable para procurarse su subsistencia, cualquiera fuere<br>el origen de sus recursos.<br> ART. 82º.- Requisitos de la solicitud. La solicitud contendrá:<br> 1) La mención de los hechos en que se fundare, de la necesidad de reclamar o<br>defender judicialmente derechos propios o del cónyuge o de hijos menores, así<br>como la indicación del proceso que se iniciare o en el que se deba intervenir;<br> 2) El ofrecimiento de la prueba tendiente a demostrar la imposibilidad de<br>obtener recursos. Deberá acompañarse el interrogatorio de los testigos.<br> ART. 83º.- Prueba. El juez ordenará sin más trámite las diligencias necesarias<br>para que la prueba ofrecida se produzca a la mayor brevedad y citará al<br>litigante contrario o a quien haya de serlo, y al organismo de determinación y<br>recaudación de la tasa de justicia, quienes podrán fiscalizarla y ofrecer otras<br>pruebas, con conocimiento del Ministerio Público Fiscal. La exención deberá<br>tramitarse en un plazo no mayor de noventa días, el que, con carácter<br>excepcional, podrá ser ampliado por el juez en treinta días si la falta de<br>resolución de la diligencia no le fuese imputable al solicitante. El tribunal<br>de oficio requerirá informe al Registro de la Propiedad Inmueble.<br> No podrá dictarse sentencia si antes no hubiere recaído resolución definitiva<br>en el incidente de beneficio de litigar sin gastos.<br> ART. 84º.- Traslado y resolución. Producida la prueba, se dará vista por cinco<br> días comunes al peticionario, a la otra parte, al Ministerio Público Fiscal y<br>al organismo de determinación y recaudación de la tasa de justicia. Contestado<br>dicho traslado o vencido el plazo para hacerlo, el juez resolverá acordando el<br>beneficio, total o parcialmente, o denegándolo. En el primer caso, la<br>resolución será apelable al solo efecto devolutivo. La exención será materia de<br>expresa referencia en la resolución que recayere en la causa en que se hiciera<br>valer, la que ordenará la liquidación y pago de la tasa de justicia, cuando<br>correspondiere, a cargo de la parte no beneficiada de litigar sin gastos,<br>conforme a la imposición de costas que dispusiere.<br> Si se comprobare la falsedad de los hechos alegados como fundamento de la<br>petición del beneficio de litigar sin gastos, se impondrá al peticionario una<br>multa que se fijará en el doble del importe de la tasa de justicia que<br>correspondiera abonar, la que no podrá ser inferior a la suma de pesos un mil<br>($1.000). El importe de la multa se destinará a la biblioteca del Poder<br>Judicial de la Provincia.<br> ART. 85º.- Carácter de la resolución. La resolución que denegare o acordare el<br>beneficio no causará estado.<br> Si fuese denegatoria, el interesado podrá ofrecer otras pruebas y solicitar una<br>nueva resolución.<br> La que lo concediere, podrá ser dejada sin efecto a requerimiento de parte<br>interesada, cuando se demostrare que la persona a cuyo favor se dictó no tiene<br>ya derecho al beneficio.<br> La impugnación se sustanciará por el trámite de los incidentes.<br> ART. 86º.- Beneficio provisional. Efectos del pedido. Hasta que se dicte<br>resolución, la solicitud y presentaciones de ambas partes estarán exentas del<br>pago de impuestos y sellado de actuación. Estos serán satisfechos, así como las<br>costas, en caso de denegación.<br> El trámite para obtener el beneficio no suspenderá el procedimiento, salvo que<br>así se solicite al momento de su interposición.<br> ART. 87º.- Alcance. Cesación. El que obtuviere el beneficio estará exento,<br>total o parcialmente, del pago de las costas o gastos judiciales hasta que<br>mejore de fortuna o se demuestre que variaron las circunstancias que se<br>tuvieron en cuenta para su otorgamiento. Si venciere en el pleito, deberá pagar<br>las causadas en su defensa hasta la concurrencia máxima de la tercera parte de<br> los valores que reciba.<br> Los profesionales podrán exigir el pago de sus honorarios a la parte condenada<br>en costas, y a su cliente, en el caso y con la limitación señalada en éste<br>articulo.<br> En todos los casos la concesión del beneficio tendrá efecto retroactivo a la<br>fecha de promoción de la demanda o reconvención, respecto de las costas o<br>gastos judiciales no satisfechos.<br> ART. 88º.- Defensa del beneficiario. La representación y defensa del<br>beneficiario será asumida por el defensor oficial, salvo si aquél deseare<br>hacerse patrocinar o representar por abogado o procurador de la matrícula. En<br>este último caso, cualquiera sea el monto del asunto, el mandato que confiera<br>podrá hacerse por acta labrada ante el secretario o prosecretario.<br> ART. 89º.- Extensión a otra Parte. A pedido del interesado, el beneficio<br>concedido podrá hacerse extensivo para litigar contra otra persona en el mismo<br>juicio, si correspondiere, con citación de ésta, quien podrá ejercer las<br>facultades que le confieren los artículos 83 y 84.<br> CAPITULO VII<br> ACUMULACIÓN DE ACCIONES Y LITISCONSORCIO<br> ART. 90º.- Acumulación objetiva de acciones. Antes de la notificación de la<br>demanda el actor podrá acumular todas las acciones que tuviere contra una misma<br>parte, siempre que:<br> 1) No sean contrarias entre sí, de modo que por la elección de una quede<br>excluida la otra;<br> 2) Correspondan a la competencia del mismo juez;<br> 3) Puedan sustanciarse por los mismos trámites.<br> ART. 91º.- Litisconsorcio facultativo. Podrán varias partes demandar o ser<br>demandadas en un mismo proceso cuando las acciones sean conexas por el título,<br>o por el objeto, o por ambos elementos a la vez.<br> ART. 92º.- Litisconsorcio necesario. Cuando la sentencia no pudiere<br>pronunciarse útilmente más que con relación a varias partes, éstas habrán de<br> demandar o ser demandadas en un mismo proceso.<br> Si así no sucediere, el juez de oficio o a solicitud de cualquiera de las<br>partes, ordenará, antes de dictar la providencia de apertura a prueba, la<br>integración de la litis dentro de un plazo que señalará, quedando en suspenso<br>el desarrollo del proceso mientras se cita al litigante o litigantes omitidos.<br> CAPITULO VIII<br> INTERVENCION DE TERCEROS<br> ART. 93º.- Intervención voluntaria. Podrá intervenir en un juicio pendiente en<br>calidad de parte, cualquiera fuere la etapa o la instancia en que éste se<br>encontrare, quien:<br> 1) Acredite sumariamente que la sentencia pudiere afectar su interés propio;<br> 2) Según las normas del derecho sustancial, hubiese estado legitimado para<br>demandar o ser demandado en el juicio.<br> ART. 94º.- Calidad procesal de los intervinientes. En el caso del inciso 1º del<br>artículo anterior, la actuación del interviniente será accesoria y subordinada<br>a la de la parte a quien apoyare, no pudiendo alegar ni probar lo que estuviese<br>prohibido a ésta.<br> En el caso del inciso 2º del mismo artículo, el interviniente actuará como<br>litisconsorte de la parte principal y tendrá sus mismas facultades procesales.<br> ART. 95º.- Procedimiento previo. El pedido de intervención se formulará por<br>escrito, con los requisitos de la demanda en lo pertinente.<br> Con aquél se presentarán los documentos y se ofrecerán las demás pruebas de los<br>hechos en que se fundare la solicitud.<br> Se conferirá traslado a las partes y, si hubiese oposición, se la sustanciará<br>en una sola audiencia. La resolución se dictará dentro de los diez días.<br> ART. 96º.- Efectos. En ningún caso la intervención del tercero retrogradará el<br>juicio ni suspenderá su curso.<br> ART. 97º.- Intervención obligada. El actor en el escrito de demanda y el<br>demandado dentro del plazo para oponer excepciones previas o para contestar la<br> demanda, según la naturaleza del juicio, podrán solicitar la citación de aquél<br>a cuyo respecto consideraren que la controversia es común.<br> La citación se hará en la forma dispuesta por el artículo 342 y siguientes.<br> ART. 98º.- Efectos de la citación. La citación de un tercero suspenderá el<br>procedimiento hasta su comparencia, o hasta el vencimiento del plazo que se le<br>hubiere señalado para comparecer.<br> ART. 99º.- Recursos. Alcance de la sentencia. Será inapelable la resolución que<br>admita la intervención de terceros. La que la deniegue será apelable en efecto<br>devolutivo.<br> En todos los supuestos, la sentencia dictada después de la intervención del<br>tercero, o de su citación, en su caso, lo alcanzará como a los litigantes<br>principales.<br> También será ejecutable la resolución contra el tercero, salvo que, en<br>oportunidad de formular el pedido de intervención o de contestar la citación,<br>según el caso, hubiese alegado fundadamente, la existencia de defensas y/o<br>derechos que no pudiesen ser materia de debate y decisión en el juicio.<br> CAPITULO IX<br> TERCERIAS<br> ART. 100º.- Fundamento y oportunidad. Las tercerías deberán fundarse en el<br>dominio de los bienes embargados o en el derecho que el tercero tuviere a ser<br>pagado con preferencia al embargante.<br> La de dominio deberá deducirse antes de que se otorgue la posesión de los<br>bienes; la de mejor derecho, antes de que se pague al acreedor.<br> Si el tercerista dedujere la demanda después de diez días desde que tuvo o<br>debió tener conocimiento del embargo o desde que se rechazó el levantamiento<br>sin tercería, abonará las costas que originare su presentación extemporánea,<br>aunque correspondiere imponer las del proceso a la otra parte por declararse<br>procedente la tercería.<br> ART. 101º.- Requisitos. No se dará curso a la tercería si quien la deduce no<br>probare, con instrumentos fehacientes o en forma sumaria, la verosimilitud del<br>derecho en que se funda. No obstante, aun no cumplido dicho requisito, la<br> tercería será admisible si quien la promueve diere fianza para responder de los<br>perjuicios que pudiere producir la suspensión del proceso principal.<br> Desestimada la tercería, no será admisible su reiteración si se fundare en<br>título que hubiese poseído y conocido el tercerista al tiempo de entablar la<br>primera. No se aplicará esta regla si la tercería no hubiese sido admitida sólo<br>por falta de ofrecimiento o constitución de la fianza.<br> ART. 102º.- Efectos sobre el principal de la tercería de dominio. Si la<br>tercería fuese de dominio, consentida o ejecutoriada la orden de venta de los<br>bienes, se suspenderá el procedimiento principal, a menos que se tratare de<br>bienes sujetos a desvalorización o desaparición o que irrogaren excesivos<br>gastos de conservación, en cuyo caso, el producto de la venta quedará afectado<br>a las resultas de la tercería.<br> El tercerista podrá, en cualquier momento, obtener el levantamiento del embargo<br>dando garantía suficiente de responder al crédito del embargante por capital,<br>intereses y costas en caso de que no probare que los bienes embargados le<br>pertenecen.<br> ART. 103º.- Efectos sobre el principal de la tercería de mejor derecho. Si la<br>tercería fuese de mejor derecho, previa citación del tercerista, el juez podrá<br>disponer la venta de los bienes, suspendiéndose el pago hasta que se decida<br>sobre la preferencia, salvo si se otorgare fianza para responder a las resultas<br>de la tercería.<br> El tercerista será parte en las actuaciones relativas al remate de los bienes.<br> ART. 104º.- Demanda. Sustanciación. Allanamiento. La demanda por tercería<br>deberá deducirse contra las partes del proceso principal, y se sustanciará por<br>el trámite del juicio ordinario o sumario, según lo determine el juez<br>atendiendo a las circunstancias.<br> El allanamiento y los actos de reconocimiento realizados por el embargado no<br>podrán ser invocados en perjuicio del embargante.<br> ART. 105º.- Ampliación o mejora del embargo. Deducida la tercería, el<br>embargante podrá pedir que se amplíe o mejore el embargo, o que se adopten<br>otras medidas precautorias necesarias.<br> ART. 106º.- Connivencia entre tercerista y embargado. Cuando resultare probada<br>la connivencia del tercerista con el embargado, el juez ordenará, sin más<br> trámite, la remisión de los antecedentes a la justicia penal e impondrá al<br>tercerista o a los profesionales que lo hayan presentado o patrocinado, o a<br>todos ellos, las sanciones disciplinarias que correspondan. Asimismo podrá<br>disponer la detención del tercerista hasta el momento en que comience a actuar<br>el juez en lo penal.<br> ART. 107º.- Levantamiento del embargo sin tercería. El tercero perjudicado por<br>un embargo podrá pedir su levantamiento sin promover tercería, acompañando el<br>título de dominio u ofreciendo sumaria información sobre su posesión, según la<br>naturaleza de los bienes.<br> Del pedido se dará traslado al embargante. La resolución será recurrible cuando<br>haga lugar al desembargo. Si lo denegara, el interesado podrá deducir<br>directamente la tercería.<br> CAPITULO X<br> CITACION DE EVICCION<br> ART. 108º.- Oportunidad. Tanto el actor como el demandado podrán pedir la<br>citación de evicción: el primero, al deducir la demanda; el segundo, dentro del<br>plazo para oponer excepciones previas en el juicio ordinario, o dentro del<br>fijado para la contestación de la demanda, en los demás procesos.<br> La resolución se dictará sin sustanciación previa. Sólo se hará lugar a la<br>citación si fuere manifiestamente procedente.<br> La denegatoria será recurrible en efecto devolutivo.<br> ART. 109º.- Notificación. El citado será notificado en la misma forma y plazo<br>establecidos para el demandado. No podrá invocar la improcedencia de la<br>citación, debiendo limitarse a asumir o no la defensa. Si no la ejerciere, su<br>responsabilidad se establecerá en el juicio que corresponda.<br> ART. 110º.- Efectos. La citación solicitada oportunamente suspenderá el curso<br>del proceso durante el plazo que el juez fijare. Será carga del citante activar<br>las diligencias necesarias para el conocimiento del citado. El plazo para<br>oponer excepciones previas y la sustanciación de éstas no quedarán suspendidos.<br> ART. 111º.- Abstención y tardanza del citado. Si el citado no compareciere o<br>habiendo comparecido se resistiere a asumir la defensa, el juicio proseguirá<br>con quien pidió la citación, salvo los derechos de éste contra aquél.<br> Durante la sustanciación del juicio, las dos partes podrán proseguir las<br>diligencias para obtener la comparencia del citado. Si éste se presentare,<br>tomará la causa en el estado en que se encuentre. En la contestación podrá<br>invocar las excepciones que no hubiesen sido opuestas como previas.<br> ART. 112º.- Defensa por el citado. Si el citado asumiere la defensa podrá obrar<br>conjunta o separadamente con la parte que solicitó la citación, en el carácter<br>de litisconsorte.<br> ART. 113.- Citación de otros causantes. Si el citado pretendiese, a su vez,<br>citar a su causante, podrá hacerlo en los primeros cinco días de haber sido<br>notificado, sin perjuicio de la carga de proseguir el proceso por sí. En las<br>mismas condiciones cada uno de los causantes podrá requerir la citación de su<br>respectivo antecesor. Será admisible el pedido de citación simultánea de dos o<br>más causantes.<br> Será ineficaz la citación que se hiciere sin la antelación necesaria para que<br>el citado pueda comparecer antes de la sentencia de primera instancia.<br> CAPITULO XI<br> ACCION SUBROGATORIA<br> ART. 114º.- Procedencia. El ejercicio de la acción subrogatoria que prevé el<br>artículo 1.196 del Código Civil no requerirá autorización judicial previa y se<br>ajustará al trámite que prescriben los artículos siguientes.<br> ART. 115º.- Citación. Antes de conferirse traslado al demandado, se citará al<br>deudor por el plazo de diez días, durante el cual éste podrá:<br> 1) Formular oposición, fundada en que ya ha interpuesto la demanda o en la<br>manifiesta improcedencia de la subrogación;<br> 2) Interponer la demanda, en cuyo caso se lo considerará como actor y el juicio<br>proseguirá con el demandado.<br> En este último supuesto, así como cuando el deudor hubiese ejercido la acción<br>con anterioridad, el acreedor podrá intervenir en el proceso en la calidad<br>prescripta por el primer apartado del artículo 94.<br> ART. 116º.- Intervención del deudor. Aunque el deudor, al ser citado, no<br>y la sentencia.<br> Si la parte no denunciare su domicilio real o su cambio, las resoluciones que<br>deban notificarse en dicho domicilio se cumplirán en el lugar en que se hubiere<br>constituido, y en defecto también de éste, se observará lo dispuesto en el<br>primer párrafo.<br> ART. 45º.- Subsistencia de los domicilios. Los domicilios a que se refieren los<br>artículos anteriores subsistirán para los efectos legales hasta la terminación<br>del juicio o su archivo, mientras no se constituyan o denuncien otros.<br> Cuando no existieren los edificios, quedaren deshabitados o desaparecieren, o<br>se alterare o suprimiere su numeración, y no se hubiese constituido o<br>denunciado un nuevo domicilio, con el informe del notificador se observará lo<br>dispuesto en la primera o segunda parte del artículo anterior según se trate<br>respectivamente del domicilio procesal o del real.<br> Todo cambio de domicilio deberá notificarse por cédula a la otra parte.<br>Mientras esta diligencia no se hubiese cumplido, se tendrá por subsistente el<br>anterior.<br> ART. 46º.- Muerte o incapacidad. Cuando la parte que actuare personalmente<br>falleciere o se tornare incapaz, comprobado el hecho, el juez o tribunal<br>suspenderá la tramitación y citará a los herederos o al representante legal en<br>la forma y bajo el apercibimiento dispuesto en el artículo 56, inciso 5º.<br> ART. 47º.- Sustitución de parte. Si durante la tramitación del proceso una de<br>las partes enajenare el bien objeto del litigio o cediere el derecho reclamado,<br>el adquirente no podrá intervenir en él como parte principal sin la conformidad<br>expresa del adversario. Podrá hacerlo en la calidad prevista por los artículos<br>93 inciso 1º, y 94, primer párrafo.<br> ART. 48º.- Temeridad y malicia. Cuando se declarase maliciosa o temeraria la<br>conducta asumida en el pleito por alguna de las partes, el juez le impondrá a<br>ella o a su letrado o a ambos conjuntamente, una multa valuada entre el 10% y<br>el 50% del monto establecido en la sentencia. En los casos en que el objeto de<br>la pretensión no fuera susceptible de apreciación pecuniaria, el importe no<br>podrá superar la suma de entre pesos treinta ($30) y pesos doscientos cincuenta<br>($250). El importe de la multa será a favor de la otra parte. Si el pedido de<br>sanción fuera promovido por una de las partes, se decidirá previo traslado a la<br>contraria.<br> Sin perjuicio de considerar otras circunstancias que estime corresponder, el<br>juez deberá ponderar la deducción de pretensiones, defensas, excepciones o<br>interposición de recursos que resulten inadmisibles, o cuya falta de fundamento<br>no se pueda ignorar de acuerdo con una mínima pauta de razonabilidad o<br>encuentre sustento en hechos ficticios o irreales o que manifiestamente<br>conduzcan a dilatar el proceso.<br> CAPITULO II<br> REPRESENTACION PROCESAL<br> ART. 49º.- Justificación de la personería. La persona que se presente en juicio<br>por un derecho que no sea propio, aunque le competa ejercerlo en virtud de una<br>representación legal, deberá acompañar con su primer escrito los documentos que<br>acrediten el carácter que inviste.<br> Si se invocare la imposibilidad de presentar el documento ya otorgado que<br>justifique la representación y el juez considerase atendibles las razones que<br>se expresen, podrá acordar un plazo de hasta veinte días para que acompañe<br>dicho documento, bajo apercibimiento de tener por inexistente la representación<br>invocada.<br> Los padres que comparezcan en representación de sus hijos no tendrán obligación<br>de presentar las partidas correspondientes, salvo que el juez, a petición de<br>parte o de oficio, los emplazare a presentarlas, bajo apercibimiento del pago<br>de las costas y perjuicios que ocasionaren.<br> ART. 50º.- Presentación de poderes. Los procuradores o apoderados acreditarán<br>su personería desde la primera gestión que hagan en nombre de sus poderdantes,<br>con la pertinente escritura de poder.<br> Sin embargo, cuando se invoque un poder general o especial para varios actos,<br>se lo acreditará con la agregación de una copia íntegra firmada por el letrado<br>patrocinante o por el apoderado. De oficio o a petición de parte, podrá<br>intimarse a la presentación del testimonio original.<br> ART. 51º.- Gestor. Cuando deban realizarse actos procesales urgentes y existan<br>hechos o circunstancias que impidan la actuación de la parte que ha de<br>cumplirlos, podrá ser admitida la comparecencia en juicio de quien no tuviere<br>representación conferida. Si dentro de los cuarenta días hábiles, contados<br>desde la primera presentación del gestor, no fueren acompañados los<br>instrumentos que acrediten la personalidad o la parte no ratificase la gestión,<br> será nulo todo lo actuado por el gestor y éste pagará las costas causadas, sin<br>perjuicio de la responsabilidad por el daño que hubiere producido.<br> En su presentación, el gestor, además de indicar la parte en cuyo beneficio<br>pretende actuar, deberá expresar las razones que justifiquen la seriedad del<br>pedido, salvo que la urgencia resulte objetivamente de la petición misma o de<br>la situación procesal de que se trate. La nulidad, en su caso, se producirá por<br>el solo vencimiento del plazo sin que se requiera intimación previa.<br> La facultad acordada por este artículo sólo podrá ejercerse una vez en el curso<br>del proceso.<br> ART. 52º.- Efectos de la presentación del poder y admisión de la personería.<br>Presentado el poder y admitida su personería, el apoderado asume todas las<br>responsabilidades que las leyes le imponen y sus actos obligan al poderdante<br>como si él personalmente los practicare.<br> ART. 53º.- Obligaciones del apoderado. El apoderado estará obligado a seguir el<br>juicio mientras no haya cesado legalmente en el cargo. Hasta entonces las<br>citaciones y notificaciones que se hagan, incluso las de las sentencias<br>definitivas, tendrán la misma fuerza que si se hicieren al poderdante, sin que<br>le sea permitido pedir que se entiendan con éste. Exceptúanse los actos que por<br>disposición de la ley deban ser notificados personalmente a la parte.<br> ART. 54º.- Alcance del poder. El poder conferido para un pleito determinado,<br>cualesquiera sean sus términos, comprende la facultad de interponer los<br>recursos legales y seguir todas las instancias del pleito.<br> También comprende la facultad de intervenir en los incidentes y de ejercitar<br>todos los actos que ocurran durante la secuela de la litis, excepto aquellos<br>para los cuales la ley requiera facultad especial, o se hubiesen reservado<br>expresamente en el poder.<br> ART. 55º.- Responsabilidad por las costas. Sin perjuicio de la responsabilidad<br>civil o criminal por el ejercicio del mandato, el mandatario deberá abonar a su<br>poderdante las costas causadas por su exclusiva culpa o negligencia, cuando<br>fueran declaradas judicialmente.<br> El juez podrá, de acuerdo con las circunstancias, establecer la responsabilidad<br>solidaria del mandatario con el letrado patrocinante.<br> ART. 56º.- Cesación de la representación. La representación de los apoderados<br> cesará:<br> 1) Por revocación expresa del mandato en el expediente. En este caso, el<br>poderdante deberá comparecer por sí o constituir nuevo apoderamiento sin<br>necesidad de emplazamiento o citación, so pena de continuar el juicio en<br>rebeldía. La sola presentación del mandante no revoca el poder;<br> 2) Por renuncia, en cuyo caso el apoderado deberá, bajo pena de daños y<br>perjuicios, continuar las gestiones hasta que haya vencido el plazo que el juez<br>fije al poderdante para reemplazarlo o comparecer por sí. La fijación del plazo<br>se hará bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía. La resolución<br>que así lo disponga deberá notificarse por cédula en el domicilio real del<br>mandante;<br> 3) Por haber cesado la personalidad con que litigaba el poderdante;<br> 4) Por haber concluido la causa para la cual se le otorgó el poder;<br> 5) Por muerte o incapacidad del poderdante. En tales casos el apoderado<br>continuará ejerciendo su personería hasta que los herederos o representantes<br>legales tomen la intervención que les corresponda en el proceso, o venza el<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br> litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br> Ello tendrá lugar suscribiendo un abogado el mismo escrito ante el secretario o<br>el oficial primero, quien certificará en el expediente esta circunstancia, o<br>por la ratificación que por separado se hiciere con firma de letrado.<br> ART. 61º.- Dignidad. En el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado<br>a los magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele.<br> CAPITULO IV<br> REBELDIA<br> ART. 62º.- Declaración de rebeldía. La parte con domicilio conocido,<br>debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citación o<br>abandonare el juicio después de haber comparecido, será declarada en rebeldía a<br>pedido de la otra.<br> Esta resolución se notificará por cédula o, en su caso, por edictos durante dos<br>días. Las sucesivas resoluciones se tendrán por notificadas por ministerio de<br>la ley.<br> Si no se hubiere requerido que el incompareciente sea declarado rebelde, se<br>aplicarán las reglas sobre notificaciones establecidas en el primer párrafo del<br>artículo 44.<br> ART. 63º.- Efectos. La rebeldía no alterará la secuela regular del proceso.<br> La sentencia será pronunciada según el mérito de la causa y lo establecido en<br>el artículo 360, inciso 1º. En caso de duda, la rebeldía declarada y firme<br>constituirá presunción de verdad de los hechos lícitos afirmados por quien<br>obtuvo la declaración. Serán a cargo del rebelde las costas causadas por su<br>rebeldía.<br> ART. 64º.- Prueba. A pedido de parte el juez abrirá la causa a prueba, o<br>dispondrá su producción según correspondiere conforme al tipo de proceso; en su<br>caso podrá mandar practicar las medidas tendientes al esclarecimiento de la<br>verdad de los hechos, autorizadas por este Código.<br> ART. 65º.- Notificación de la sentencia. La sentencia se hará saber al rebelde<br>en la forma prescripta para la notificación de la providencia que declara la<br>rebeldía.<br> ART. 66º.- Medidas precautorias. Desde el momento en que un litigante haya sido<br> declarado en rebeldía podrán decretarse, si la otra parte lo pidiere, las<br>medidas precautorias necesarias para asegurar el objeto del juicio, o el pago<br>de la suma que se estime en concepto de eventuales costas si el rebelde fuere<br>el actor.<br> ART. 67º.- Comparencia del rebelde. Si el rebelde compareciese en cualquier<br>estado del juicio será admitido como parte y, cesando el procedimiento en<br>rebeldía, se entenderá con él la sustanciación, sin que ésta pueda en ningún<br>caso retrogradar.<br> ART. 68º.- Subsistencia de las medidas precautorias. Las medidas precautorias<br>decretadas de conformidad con el artículo 66 continuarán hasta la terminación<br>del juicio, a menos que el interesado justificare haber incurrido en rebeldía<br>por causas que no haya estado a su alcance vencer.<br> ART. 69º.- Prueba en segunda instancia. Si el rebelde hubiese comparecido<br>después de la oportunidad en que ha debido ofrecer la prueba y apelare de la<br>sentencia, a su pedido se recibirá la causa a prueba en segunda instancia, en<br>los términos del artículo 266 inciso 5º letra a.<br> Si como consecuencia de la prueba producida en segunda instancia la otra parte<br>resultare vencida, para la distribución de las costas se tendrá en cuenta la<br>situación creada por el rebelde.<br> ART. 70º.- Inimpugnabilidad de la sentencia. Ejecutoriada la sentencia<br>pronunciada en rebeldía, no se admitirá recurso alguno contra ella.<br> CAPITULO V<br> COSTAS<br> ART. 71º.- Principio general. La parte vencida en el juicio deberá pagar todos<br>los gastos de la contraria, aun cuando ésta no lo hubiese solicitado.<br> Sin embargo, el juez podrá eximir total o parcialmente de esta responsabilidad<br>al litigante vencido, siempre que encontrare mérito para ello, expresándolo en<br>su pronunciamiento, bajo pena de nulidad.<br> ART. 72º.- Incidentes. En los incidentes también regirá lo establecido en la<br>primera parte del artículo anterior.<br> No se sustanciarán nuevos incidentes promovidos por quien hubiere sido<br> condenado al pago de las costas en otro anterior, mientras no satisfaga su<br>importe o en su caso, lo dé a embargo.<br> No estarán sujetas a este requisito de admisibilidad las incidencias promovidas<br>en el curso de las audiencias.<br> Toda apelación sobre imposición de costas y regulación de honorarios se<br>concederá en efecto diferido, salvo cuando el expediente deba ser remitido a la<br>cámara como consecuencia del recurso deducido por alguna de las partes contra<br>la resolución que decidió el incidente.<br> ART. 73º.- Allanamiento. No se impondrán costas al vencido:<br> 1) Cuando hubiese reconocido oportunamente como fundadas las pretensiones de su<br>adversario allanándose a satisfacerlas, a menos que hubiere incurrido en mora o<br>que por su culpa hubiere dado lugar a la reclamación;<br> 2) Cuando se allanare dentro del quinto día de tener conocimiento de los<br>títulos e instrumentos tardíamente presentados.<br> Para que proceda la exención de costas, el allanamiento debe ser real,<br>incondicionado, oportuno, total y efectivo.<br> Si de los antecedentes del proceso resultare que el demandado no hubiere dado<br>motivo a la promoción del juicio y se allanare dentro del plazo para contestar<br>la demanda, cumpliendo su obligación, las costas se impondrán al actor.<br> ART. 74º.- Vencimiento parcial y mutuo. Si el resultado del pleito o incidente<br>fuere parcialmente favorable a ambos litigantes, las costas se compensarán o se<br>distribuirán prudencialmente por el juez en proporción al éxito obtenido por<br>cada uno de ellos.<br> ART. 75º.- Pluspetición inexcusable. El litigante que incurriere en<br>pluspetición inexcusable será condenado en costas, si la otra parte hubiere<br>admitido el monto hasta el límite establecido en la sentencia.<br> Si no hubiese existido dicha admisión o si ambas partes incurrieren en<br>pluspetición, regirá lo dispuesto en el artículo precedente.<br> No se entenderá que hay pluspetición a los efectos determinados en este<br>artículo, cuando el valor de la condena dependiese legalmente del arbitrio<br>judicial, de juicio pericial o de rendición de cuentas o cuando las<br> pretensiones de la parte no fuesen reducidas por la condena en más de un 20 %.<br> ART. 76º.- Conciliación, transacción, desistimiento, caducidad de instancia. Si<br>el juicio terminase por transacción o conciliación, las costas serán impuestas<br>en el orden causado, respecto de quienes celebraron el avenimiento; en cuanto a<br>las partes que no lo suscribieron se aplicarán las reglas generales.<br> Si el proceso se extinguiera por desistimiento, las costas serán a cargo de<br>quien desiste, salvo cuando se debiere exclusivamente a cambios de legislación<br>o jurisprudencia y se llevare a cabo sin demora injustificada.<br> Exceptúase, en todos los casos, lo que pudieren acordar las partes en<br>contrario.<br> Declarada la caducidad de la primera instancia, las costas del juicio deben ser<br>impuestas al actor.<br> ART. 77º.- Nulidad. Si el procedimiento se anulare por causa imputable a una de<br>las partes, serán a su cargo las costas producidas desde el acto o la omisión<br>que dio origen a la nulidad.<br> ART. 78º.- Litisconsorcio. En los casos de litisconsorcio las costas se<br>distribuirán entre los litisconsortes, salvo que por la naturaleza de la<br>obligación correspondiere la condena solidaria.<br> Cuando el interés que cada uno de ellos representase en el juicio ofreciere<br>considerables diferencias, podrá el juez distribuir las costas en proporción a<br>ese interés.<br> ART. 79º.- Prescripción. Si el actor se allanare a la prescripción opuesta, las<br>costas se distribuirán en el orden causado.<br> ART. 80º.- Alcance de la condena en costas. La condena en costas comprenderá<br>todos los gastos causados u ocasionados por la sustanciación del proceso y los<br>que se hubiesen realizado para evitar el pleito, mediante el cumplimiento de la<br>obligación.<br> Los correspondientes a pedidos desestimados serán a cargo de la parte que los<br>efectuó u originó, aunque la sentencia le fuere favorable en lo principal.<br> No serán objeto de reintegro los gastos superfluos o inútiles.<br> Si los gastos fuesen excesivos, el juez podrá reducirlos prudencialmente.<br> Los peritos intervinientes podrán reclamar de la parte no condenada en costas<br>hasta el cincuenta por ciento de los honorarios que le fueren regulados, sin<br>perjuicio de lo dispuesto en el artículo 484.<br> CAPITULO VI<br> BENEFICIO DE LITIGAR SIN GASTOS<br> ART. 81º.- Procedencia. Los que carecieren de recursos podrán solicitar antes<br>de presentar la demanda o en cualquier estado del proceso, la concesión del<br>beneficio de litigar sin gastos, con arreglo a las disposiciones contenidas en<br>este capítulo.<br> No obstará a la concesión del beneficio la circunstancia de tener el<br>peticionario lo indispensable para procurarse su subsistencia, cualquiera fuere<br>el origen de sus recursos.<br> ART. 82º.- Requisitos de la solicitud. La solicitud contendrá:<br> 1) La mención de los hechos en que se fundare, de la necesidad de reclamar o<br>defender judicialmente derechos propios o del cónyuge o de hijos menores, así<br>como la indicación del proceso que se iniciare o en el que se deba intervenir;<br> 2) El ofrecimiento de la prueba tendiente a demostrar la imposibilidad de<br>obtener recursos. Deberá acompañarse el interrogatorio de los testigos.<br> ART. 83º.- Prueba. El juez ordenará sin más trámite las diligencias necesarias<br>para que la prueba ofrecida se produzca a la mayor brevedad y citará al<br>litigante contrario o a quien haya de serlo, y al organismo de determinación y<br>recaudación de la tasa de justicia, quienes podrán fiscalizarla y ofrecer otras<br>pruebas, con conocimiento del Ministerio Público Fiscal. La exención deberá<br>tramitarse en un plazo no mayor de noventa días, el que, con carácter<br>excepcional, podrá ser ampliado por el juez en treinta días si la falta de<br>resolución de la diligencia no le fuese imputable al solicitante. El tribunal<br>de oficio requerirá informe al Registro de la Propiedad Inmueble.<br> No podrá dictarse sentencia si antes no hubiere recaído resolución definitiva<br>en el incidente de beneficio de litigar sin gastos.<br> ART. 84º.- Traslado y resolución. Producida la prueba, se dará vista por cinco<br> días comunes al peticionario, a la otra parte, al Ministerio Público Fiscal y<br>al organismo de determinación y recaudación de la tasa de justicia. Contestado<br>dicho traslado o vencido el plazo para hacerlo, el juez resolverá acordando el<br>beneficio, total o parcialmente, o denegándolo. En el primer caso, la<br>resolución será apelable al solo efecto devolutivo. La exención será materia de<br>expresa referencia en la resolución que recayere en la causa en que se hiciera<br>valer, la que ordenará la liquidación y pago de la tasa de justicia, cuando<br>correspondiere, a cargo de la parte no beneficiada de litigar sin gastos,<br>conforme a la imposición de costas que dispusiere.<br> Si se comprobare la falsedad de los hechos alegados como fundamento de la<br>petición del beneficio de litigar sin gastos, se impondrá al peticionario una<br>multa que se fijará en el doble del importe de la tasa de justicia que<br>correspondiera abonar, la que no podrá ser inferior a la suma de pesos un mil<br>($1.000). El importe de la multa se destinará a la biblioteca del Poder<br>Judicial de la Provincia.<br> ART. 85º.- Carácter de la resolución. La resolución que denegare o acordare el<br>beneficio no causará estado.<br> Si fuese denegatoria, el interesado podrá ofrecer otras pruebas y solicitar una<br>nueva resolución.<br> La que lo concediere, podrá ser dejada sin efecto a requerimiento de parte<br>interesada, cuando se demostrare que la persona a cuyo favor se dictó no tiene<br>ya derecho al beneficio.<br> La impugnación se sustanciará por el trámite de los incidentes.<br> ART. 86º.- Beneficio provisional. Efectos del pedido. Hasta que se dicte<br>resolución, la solicitud y presentaciones de ambas partes estarán exentas del<br>pago de impuestos y sellado de actuación. Estos serán satisfechos, así como las<br>costas, en caso de denegación.<br> El trámite para obtener el beneficio no suspenderá el procedimiento, salvo que<br>así se solicite al momento de su interposición.<br> ART. 87º.- Alcance. Cesación. El que obtuviere el beneficio estará exento,<br>total o parcialmente, del pago de las costas o gastos judiciales hasta que<br>mejore de fortuna o se demuestre que variaron las circunstancias que se<br>tuvieron en cuenta para su otorgamiento. Si venciere en el pleito, deberá pagar<br>las causadas en su defensa hasta la concurrencia máxima de la tercera parte de<br> los valores que reciba.<br> Los profesionales podrán exigir el pago de sus honorarios a la parte condenada<br>en costas, y a su cliente, en el caso y con la limitación señalada en éste<br>articulo.<br> En todos los casos la concesión del beneficio tendrá efecto retroactivo a la<br>fecha de promoción de la demanda o reconvención, respecto de las costas o<br>gastos judiciales no satisfechos.<br> ART. 88º.- Defensa del beneficiario. La representación y defensa del<br>beneficiario será asumida por el defensor oficial, salvo si aquél deseare<br>hacerse patrocinar o representar por abogado o procurador de la matrícula. En<br>este último caso, cualquiera sea el monto del asunto, el mandato que confiera<br>podrá hacerse por acta labrada ante el secretario o prosecretario.<br> ART. 89º.- Extensión a otra Parte. A pedido del interesado, el beneficio<br>concedido podrá hacerse extensivo para litigar contra otra persona en el mismo<br>juicio, si correspondiere, con citación de ésta, quien podrá ejercer las<br>facultades que le confieren los artículos 83 y 84.<br> CAPITULO VII<br> ACUMULACIÓN DE ACCIONES Y LITISCONSORCIO<br> ART. 90º.- Acumulación objetiva de acciones. Antes de la notificación de la<br>demanda el actor podrá acumular todas las acciones que tuviere contra una misma<br>parte, siempre que:<br> 1) No sean contrarias entre sí, de modo que por la elección de una quede<br>excluida la otra;<br> 2) Correspondan a la competencia del mismo juez;<br> 3) Puedan sustanciarse por los mismos trámites.<br> ART. 91º.- Litisconsorcio facultativo. Podrán varias partes demandar o ser<br>demandadas en un mismo proceso cuando las acciones sean conexas por el título,<br>o por el objeto, o por ambos elementos a la vez.<br> ART. 92º.- Litisconsorcio necesario. Cuando la sentencia no pudiere<br>pronunciarse útilmente más que con relación a varias partes, éstas habrán de<br> demandar o ser demandadas en un mismo proceso.<br> Si así no sucediere, el juez de oficio o a solicitud de cualquiera de las<br>partes, ordenará, antes de dictar la providencia de apertura a prueba, la<br>integración de la litis dentro de un plazo que señalará, quedando en suspenso<br>el desarrollo del proceso mientras se cita al litigante o litigantes omitidos.<br> CAPITULO VIII<br> INTERVENCION DE TERCEROS<br> ART. 93º.- Intervención voluntaria. Podrá intervenir en un juicio pendiente en<br>calidad de parte, cualquiera fuere la etapa o la instancia en que éste se<br>encontrare, quien:<br> 1) Acredite sumariamente que la sentencia pudiere afectar su interés propio;<br> 2) Según las normas del derecho sustancial, hubiese estado legitimado para<br>demandar o ser demandado en el juicio.<br> ART. 94º.- Calidad procesal de los intervinientes. En el caso del inciso 1º del<br>artículo anterior, la actuación del interviniente será accesoria y subordinada<br>a la de la parte a quien apoyare, no pudiendo alegar ni probar lo que estuviese<br>prohibido a ésta.<br> En el caso del inciso 2º del mismo artículo, el interviniente actuará como<br>litisconsorte de la parte principal y tendrá sus mismas facultades procesales.<br> ART. 95º.- Procedimiento previo. El pedido de intervención se formulará por<br>escrito, con los requisitos de la demanda en lo pertinente.<br> Con aquél se presentarán los documentos y se ofrecerán las demás pruebas de los<br>hechos en que se fundare la solicitud.<br> Se conferirá traslado a las partes y, si hubiese oposición, se la sustanciará<br>en una sola audiencia. La resolución se dictará dentro de los diez días.<br> ART. 96º.- Efectos. En ningún caso la intervención del tercero retrogradará el<br>juicio ni suspenderá su curso.<br> ART. 97º.- Intervención obligada. El actor en el escrito de demanda y el<br>demandado dentro del plazo para oponer excepciones previas o para contestar la<br> demanda, según la naturaleza del juicio, podrán solicitar la citación de aquél<br>a cuyo respecto consideraren que la controversia es común.<br> La citación se hará en la forma dispuesta por el artículo 342 y siguientes.<br> ART. 98º.- Efectos de la citación. La citación de un tercero suspenderá el<br>procedimiento hasta su comparencia, o hasta el vencimiento del plazo que se le<br>hubiere señalado para comparecer.<br> ART. 99º.- Recursos. Alcance de la sentencia. Será inapelable la resolución que<br>admita la intervención de terceros. La que la deniegue será apelable en efecto<br>devolutivo.<br> En todos los supuestos, la sentencia dictada después de la intervención del<br>tercero, o de su citación, en su caso, lo alcanzará como a los litigantes<br>principales.<br> También será ejecutable la resolución contra el tercero, salvo que, en<br>oportunidad de formular el pedido de intervención o de contestar la citación,<br>según el caso, hubiese alegado fundadamente, la existencia de defensas y/o<br>derechos que no pudiesen ser materia de debate y decisión en el juicio.<br> CAPITULO IX<br> TERCERIAS<br> ART. 100º.- Fundamento y oportunidad. Las tercerías deberán fundarse en el<br>dominio de los bienes embargados o en el derecho que el tercero tuviere a ser<br>pagado con preferencia al embargante.<br> La de dominio deberá deducirse antes de que se otorgue la posesión de los<br>bienes; la de mejor derecho, antes de que se pague al acreedor.<br> Si el tercerista dedujere la demanda después de diez días desde que tuvo o<br>debió tener conocimiento del embargo o desde que se rechazó el levantamiento<br>sin tercería, abonará las costas que originare su presentación extemporánea,<br>aunque correspondiere imponer las del proceso a la otra parte por declararse<br>procedente la tercería.<br> ART. 101º.- Requisitos. No se dará curso a la tercería si quien la deduce no<br>probare, con instrumentos fehacientes o en forma sumaria, la verosimilitud del<br>derecho en que se funda. No obstante, aun no cumplido dicho requisito, la<br> tercería será admisible si quien la promueve diere fianza para responder de los<br>perjuicios que pudiere producir la suspensión del proceso principal.<br> Desestimada la tercería, no será admisible su reiteración si se fundare en<br>título que hubiese poseído y conocido el tercerista al tiempo de entablar la<br>primera. No se aplicará esta regla si la tercería no hubiese sido admitida sólo<br>por falta de ofrecimiento o constitución de la fianza.<br> ART. 102º.- Efectos sobre el principal de la tercería de dominio. Si la<br>tercería fuese de dominio, consentida o ejecutoriada la orden de venta de los<br>bienes, se suspenderá el procedimiento principal, a menos que se tratare de<br>bienes sujetos a desvalorización o desaparición o que irrogaren excesivos<br>gastos de conservación, en cuyo caso, el producto de la venta quedará afectado<br>a las resultas de la tercería.<br> El tercerista podrá, en cualquier momento, obtener el levantamiento del embargo<br>dando garantía suficiente de responder al crédito del embargante por capital,<br>intereses y costas en caso de que no probare que los bienes embargados le<br>pertenecen.<br> ART. 103º.- Efectos sobre el principal de la tercería de mejor derecho. Si la<br>tercería fuese de mejor derecho, previa citación del tercerista, el juez podrá<br>disponer la venta de los bienes, suspendiéndose el pago hasta que se decida<br>sobre la preferencia, salvo si se otorgare fianza para responder a las resultas<br>de la tercería.<br> El tercerista será parte en las actuaciones relativas al remate de los bienes.<br> ART. 104º.- Demanda. Sustanciación. Allanamiento. La demanda por tercería<br>deberá deducirse contra las partes del proceso principal, y se sustanciará por<br>el trámite del juicio ordinario o sumario, según lo determine el juez<br>atendiendo a las circunstancias.<br> El allanamiento y los actos de reconocimiento realizados por el embargado no<br>podrán ser invocados en perjuicio del embargante.<br> ART. 105º.- Ampliación o mejora del embargo. Deducida la tercería, el<br>embargante podrá pedir que se amplíe o mejore el embargo, o que se adopten<br>otras medidas precautorias necesarias.<br> ART. 106º.- Connivencia entre tercerista y embargado. Cuando resultare probada<br>la connivencia del tercerista con el embargado, el juez ordenará, sin más<br> trámite, la remisión de los antecedentes a la justicia penal e impondrá al<br>tercerista o a los profesionales que lo hayan presentado o patrocinado, o a<br>todos ellos, las sanciones disciplinarias que correspondan. Asimismo podrá<br>disponer la detención del tercerista hasta el momento en que comience a actuar<br>el juez en lo penal.<br> ART. 107º.- Levantamiento del embargo sin tercería. El tercero perjudicado por<br>un embargo podrá pedir su levantamiento sin promover tercería, acompañando el<br>título de dominio u ofreciendo sumaria información sobre su posesión, según la<br>naturaleza de los bienes.<br> Del pedido se dará traslado al embargante. La resolución será recurrible cuando<br>haga lugar al desembargo. Si lo denegara, el interesado podrá deducir<br>directamente la tercería.<br> CAPITULO X<br> CITACION DE EVICCION<br> ART. 108º.- Oportunidad. Tanto el actor como el demandado podrán pedir la<br>citación de evicción: el primero, al deducir la demanda; el segundo, dentro del<br>plazo para oponer excepciones previas en el juicio ordinario, o dentro del<br>fijado para la contestación de la demanda, en los demás procesos.<br> La resolución se dictará sin sustanciación previa. Sólo se hará lugar a la<br>citación si fuere manifiestamente procedente.<br> La denegatoria será recurrible en efecto devolutivo.<br> ART. 109º.- Notificación. El citado será notificado en la misma forma y plazo<br>establecidos para el demandado. No podrá invocar la improcedencia de la<br>citación, debiendo limitarse a asumir o no la defensa. Si no la ejerciere, su<br>responsabilidad se establecerá en el juicio que corresponda.<br> ART. 110º.- Efectos. La citación solicitada oportunamente suspenderá el curso<br>del proceso durante el plazo que el juez fijare. Será carga del citante activar<br>las diligencias necesarias para el conocimiento del citado. El plazo para<br>oponer excepciones previas y la sustanciación de éstas no quedarán suspendidos.<br> ART. 111º.- Abstención y tardanza del citado. Si el citado no compareciere o<br>habiendo comparecido se resistiere a asumir la defensa, el juicio proseguirá<br>con quien pidió la citación, salvo los derechos de éste contra aquél.<br> Durante la sustanciación del juicio, las dos partes podrán proseguir las<br>diligencias para obtener la comparencia del citado. Si éste se presentare,<br>tomará la causa en el estado en que se encuentre. En la contestación podrá<br>invocar las excepciones que no hubiesen sido opuestas como previas.<br> ART. 112º.- Defensa por el citado. Si el citado asumiere la defensa podrá obrar<br>conjunta o separadamente con la parte que solicitó la citación, en el carácter<br>de litisconsorte.<br> ART. 113.- Citación de otros causantes. Si el citado pretendiese, a su vez,<br>citar a su causante, podrá hacerlo en los primeros cinco días de haber sido<br>notificado, sin perjuicio de la carga de proseguir el proceso por sí. En las<br>mismas condiciones cada uno de los causantes podrá requerir la citación de su<br>respectivo antecesor. Será admisible el pedido de citación simultánea de dos o<br>más causantes.<br> Será ineficaz la citación que se hiciere sin la antelación necesaria para que<br>el citado pueda comparecer antes de la sentencia de primera instancia.<br> CAPITULO XI<br> ACCION SUBROGATORIA<br> ART. 114º.- Procedencia. El ejercicio de la acción subrogatoria que prevé el<br>artículo 1.196 del Código Civil no requerirá autorización judicial previa y se<br>ajustará al trámite que prescriben los artículos siguientes.<br> ART. 115º.- Citación. Antes de conferirse traslado al demandado, se citará al<br>deudor por el plazo de diez días, durante el cual éste podrá:<br> 1) Formular oposición, fundada en que ya ha interpuesto la demanda o en la<br>manifiesta improcedencia de la subrogación;<br> 2) Interponer la demanda, en cuyo caso se lo considerará como actor y el juicio<br>proseguirá con el demandado.<br> En este último supuesto, así como cuando el deudor hubiese ejercido la acción<br>con anterioridad, el acreedor podrá intervenir en el proceso en la calidad<br>prescripta por el primer apartado del artículo 94.<br> ART. 116º.- Intervención del deudor. Aunque el deudor, al ser citado, no<br> ejerciere ninguno de los derechos acordados en el artículo anterior, podrá<br>intervenir en el proceso en la calidad prescripta por el segundo apartado del<br>artículo 94.<br> En todos los casos, el deudor podrá ser llamado a absolver posiciones y<br>reconocer documentos.<br> ART. 117º.- Efectos de la sentencia. La sentencia hará cosa juzgada en favor o<br>en contra del deudor citado, haya o no comparecido.<br> TITULO III<br> ACTOS PROCESALES<br> CAPITULO I<br> ACTUACIONES EN GENERAL<br> ART. 118º.- Idioma. Designación de intérprete. En todos los actos del proceso<br>se utilizará el idioma nacional. Cuando éste no fuere conocido por la persona<br>que deba prestar declaración, el juez o tribunal designará por sorteo un<br>traductor público. Se nombrará intérprete cuando deba interrogarse a sordos,<br>mudos o sordomudos que sólo puedan darse a entender por lenguaje especializado.<br> ART. 119º.- Informe o certificado previo. Cuando para dictar resolución se<br>requiriese informe o certificado previo del secretario, el juez los ordenará<br>verbalmente.<br> ART. 120º.- Anotación de peticiones. Podrá solicitarse la reiteración de<br>oficios o exhortos, desglose de poderes o documentos, agregación de pruebas,<br>entrega de edictos y, en general, que se dicten providencias de mero trámites<br>mediante simple anotación en el expediente, firmada por el solicitante<br> CAPITULO II<br> ESCRITOS<br> ART. 121º.- Redacción. Para la redacción y presentación de los escritos regirán<br>las normas del Reglamento Interno del Poder Judicial.<br> ART. 122º.- Escrito firmado a ruego. Cuando un escrito o diligencia fuere<br>firmado a ruego del interesado, el secretario o el oficial primero deberán<br>ART. 46º.- Muerte o incapacidad. Cuando la parte que actuare personalmente<br>falleciere o se tornare incapaz, comprobado el hecho, el juez o tribunal<br>suspenderá la tramitación y citará a los herederos o al representante legal en<br>la forma y bajo el apercibimiento dispuesto en el artículo 56, inciso 5º.<br> ART. 47º.- Sustitución de parte. Si durante la tramitación del proceso una de<br>las partes enajenare el bien objeto del litigio o cediere el derecho reclamado,<br>el adquirente no podrá intervenir en él como parte principal sin la conformidad<br>expresa del adversario. Podrá hacerlo en la calidad prevista por los artículos<br>93 inciso 1º, y 94, primer párrafo.<br> ART. 48º.- Temeridad y malicia. Cuando se declarase maliciosa o temeraria la<br>conducta asumida en el pleito por alguna de las partes, el juez le impondrá a<br>ella o a su letrado o a ambos conjuntamente, una multa valuada entre el 10% y<br>el 50% del monto establecido en la sentencia. En los casos en que el objeto de<br>la pretensión no fuera susceptible de apreciación pecuniaria, el importe no<br>podrá superar la suma de entre pesos treinta ($30) y pesos doscientos cincuenta<br>($250). El importe de la multa será a favor de la otra parte. Si el pedido de<br>sanción fuera promovido por una de las partes, se decidirá previo traslado a la<br>contraria.<br> Sin perjuicio de considerar otras circunstancias que estime corresponder, el<br>juez deberá ponderar la deducción de pretensiones, defensas, excepciones o<br>interposición de recursos que resulten inadmisibles, o cuya falta de fundamento<br>no se pueda ignorar de acuerdo con una mínima pauta de razonabilidad o<br>encuentre sustento en hechos ficticios o irreales o que manifiestamente<br>conduzcan a dilatar el proceso.<br> CAPITULO II<br> REPRESENTACION PROCESAL<br> ART. 49º.- Justificación de la personería. La persona que se presente en juicio<br>por un derecho que no sea propio, aunque le competa ejercerlo en virtud de una<br>representación legal, deberá acompañar con su primer escrito los documentos que<br>acrediten el carácter que inviste.<br> Si se invocare la imposibilidad de presentar el documento ya otorgado que<br>justifique la representación y el juez considerase atendibles las razones que<br>se expresen, podrá acordar un plazo de hasta veinte días para que acompañe<br>dicho documento, bajo apercibimiento de tener por inexistente la representación<br>invocada.<br> Los padres que comparezcan en representación de sus hijos no tendrán obligación<br>de presentar las partidas correspondientes, salvo que el juez, a petición de<br>parte o de oficio, los emplazare a presentarlas, bajo apercibimiento del pago<br>de las costas y perjuicios que ocasionaren.<br> ART. 50º.- Presentación de poderes. Los procuradores o apoderados acreditarán<br>su personería desde la primera gestión que hagan en nombre de sus poderdantes,<br>con la pertinente escritura de poder.<br> Sin embargo, cuando se invoque un poder general o especial para varios actos,<br>se lo acreditará con la agregación de una copia íntegra firmada por el letrado<br>patrocinante o por el apoderado. De oficio o a petición de parte, podrá<br>intimarse a la presentación del testimonio original.<br> ART. 51º.- Gestor. Cuando deban realizarse actos procesales urgentes y existan<br>hechos o circunstancias que impidan la actuación de la parte que ha de<br>cumplirlos, podrá ser admitida la comparecencia en juicio de quien no tuviere<br>representación conferida. Si dentro de los cuarenta días hábiles, contados<br>desde la primera presentación del gestor, no fueren acompañados los<br>instrumentos que acrediten la personalidad o la parte no ratificase la gestión,<br> será nulo todo lo actuado por el gestor y éste pagará las costas causadas, sin<br>perjuicio de la responsabilidad por el daño que hubiere producido.<br> En su presentación, el gestor, además de indicar la parte en cuyo beneficio<br>pretende actuar, deberá expresar las razones que justifiquen la seriedad del<br>pedido, salvo que la urgencia resulte objetivamente de la petición misma o de<br>la situación procesal de que se trate. La nulidad, en su caso, se producirá por<br>el solo vencimiento del plazo sin que se requiera intimación previa.<br> La facultad acordada por este artículo sólo podrá ejercerse una vez en el curso<br>del proceso.<br> ART. 52º.- Efectos de la presentación del poder y admisión de la personería.<br>Presentado el poder y admitida su personería, el apoderado asume todas las<br>responsabilidades que las leyes le imponen y sus actos obligan al poderdante<br>como si él personalmente los practicare.<br> ART. 53º.- Obligaciones del apoderado. El apoderado estará obligado a seguir el<br>juicio mientras no haya cesado legalmente en el cargo. Hasta entonces las<br>citaciones y notificaciones que se hagan, incluso las de las sentencias<br>definitivas, tendrán la misma fuerza que si se hicieren al poderdante, sin que<br>le sea permitido pedir que se entiendan con éste. Exceptúanse los actos que por<br>disposición de la ley deban ser notificados personalmente a la parte.<br> ART. 54º.- Alcance del poder. El poder conferido para un pleito determinado,<br>cualesquiera sean sus términos, comprende la facultad de interponer los<br>recursos legales y seguir todas las instancias del pleito.<br> También comprende la facultad de intervenir en los incidentes y de ejercitar<br>todos los actos que ocurran durante la secuela de la litis, excepto aquellos<br>para los cuales la ley requiera facultad especial, o se hubiesen reservado<br>expresamente en el poder.<br> ART. 55º.- Responsabilidad por las costas. Sin perjuicio de la responsabilidad<br>civil o criminal por el ejercicio del mandato, el mandatario deberá abonar a su<br>poderdante las costas causadas por su exclusiva culpa o negligencia, cuando<br>fueran declaradas judicialmente.<br> El juez podrá, de acuerdo con las circunstancias, establecer la responsabilidad<br>solidaria del mandatario con el letrado patrocinante.<br> ART. 56º.- Cesación de la representación. La representación de los apoderados<br> cesará:<br> 1) Por revocación expresa del mandato en el expediente. En este caso, el<br>poderdante deberá comparecer por sí o constituir nuevo apoderamiento sin<br>necesidad de emplazamiento o citación, so pena de continuar el juicio en<br>rebeldía. La sola presentación del mandante no revoca el poder;<br> 2) Por renuncia, en cuyo caso el apoderado deberá, bajo pena de daños y<br>perjuicios, continuar las gestiones hasta que haya vencido el plazo que el juez<br>fije al poderdante para reemplazarlo o comparecer por sí. La fijación del plazo<br>se hará bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía. La resolución<br>que así lo disponga deberá notificarse por cédula en el domicilio real del<br>mandante;<br> 3) Por haber cesado la personalidad con que litigaba el poderdante;<br> 4) Por haber concluido la causa para la cual se le otorgó el poder;<br> 5) Por muerte o incapacidad del poderdante. En tales casos el apoderado<br>continuará ejerciendo su personería hasta que los herederos o representantes<br>legales tomen la intervención que les corresponda en el proceso, o venza el<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br> litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br> Ello tendrá lugar suscribiendo un abogado el mismo escrito ante el secretario o<br>el oficial primero, quien certificará en el expediente esta circunstancia, o<br>por la ratificación que por separado se hiciere con firma de letrado.<br> ART. 61º.- Dignidad. En el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado<br>a los magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele.<br> CAPITULO IV<br> REBELDIA<br> ART. 62º.- Declaración de rebeldía. La parte con domicilio conocido,<br>debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citación o<br>abandonare el juicio después de haber comparecido, será declarada en rebeldía a<br>pedido de la otra.<br> Esta resolución se notificará por cédula o, en su caso, por edictos durante dos<br>días. Las sucesivas resoluciones se tendrán por notificadas por ministerio de<br>la ley.<br> Si no se hubiere requerido que el incompareciente sea declarado rebelde, se<br>aplicarán las reglas sobre notificaciones establecidas en el primer párrafo del<br>artículo 44.<br> ART. 63º.- Efectos. La rebeldía no alterará la secuela regular del proceso.<br> La sentencia será pronunciada según el mérito de la causa y lo establecido en<br>el artículo 360, inciso 1º. En caso de duda, la rebeldía declarada y firme<br>constituirá presunción de verdad de los hechos lícitos afirmados por quien<br>obtuvo la declaración. Serán a cargo del rebelde las costas causadas por su<br>rebeldía.<br> ART. 64º.- Prueba. A pedido de parte el juez abrirá la causa a prueba, o<br>dispondrá su producción según correspondiere conforme al tipo de proceso; en su<br>caso podrá mandar practicar las medidas tendientes al esclarecimiento de la<br>verdad de los hechos, autorizadas por este Código.<br> ART. 65º.- Notificación de la sentencia. La sentencia se hará saber al rebelde<br>en la forma prescripta para la notificación de la providencia que declara la<br>rebeldía.<br> ART. 66º.- Medidas precautorias. Desde el momento en que un litigante haya sido<br> declarado en rebeldía podrán decretarse, si la otra parte lo pidiere, las<br>medidas precautorias necesarias para asegurar el objeto del juicio, o el pago<br>de la suma que se estime en concepto de eventuales costas si el rebelde fuere<br>el actor.<br> ART. 67º.- Comparencia del rebelde. Si el rebelde compareciese en cualquier<br>estado del juicio será admitido como parte y, cesando el procedimiento en<br>rebeldía, se entenderá con él la sustanciación, sin que ésta pueda en ningún<br>caso retrogradar.<br> ART. 68º.- Subsistencia de las medidas precautorias. Las medidas precautorias<br>decretadas de conformidad con el artículo 66 continuarán hasta la terminación<br>del juicio, a menos que el interesado justificare haber incurrido en rebeldía<br>por causas que no haya estado a su alcance vencer.<br> ART. 69º.- Prueba en segunda instancia. Si el rebelde hubiese comparecido<br>después de la oportunidad en que ha debido ofrecer la prueba y apelare de la<br>sentencia, a su pedido se recibirá la causa a prueba en segunda instancia, en<br>los términos del artículo 266 inciso 5º letra a.<br> Si como consecuencia de la prueba producida en segunda instancia la otra parte<br>resultare vencida, para la distribución de las costas se tendrá en cuenta la<br>situación creada por el rebelde.<br> ART. 70º.- Inimpugnabilidad de la sentencia. Ejecutoriada la sentencia<br>pronunciada en rebeldía, no se admitirá recurso alguno contra ella.<br> CAPITULO V<br> COSTAS<br> ART. 71º.- Principio general. La parte vencida en el juicio deberá pagar todos<br>los gastos de la contraria, aun cuando ésta no lo hubiese solicitado.<br> Sin embargo, el juez podrá eximir total o parcialmente de esta responsabilidad<br>al litigante vencido, siempre que encontrare mérito para ello, expresándolo en<br>su pronunciamiento, bajo pena de nulidad.<br> ART. 72º.- Incidentes. En los incidentes también regirá lo establecido en la<br>primera parte del artículo anterior.<br> No se sustanciarán nuevos incidentes promovidos por quien hubiere sido<br> condenado al pago de las costas en otro anterior, mientras no satisfaga su<br>importe o en su caso, lo dé a embargo.<br> No estarán sujetas a este requisito de admisibilidad las incidencias promovidas<br>en el curso de las audiencias.<br> Toda apelación sobre imposición de costas y regulación de honorarios se<br>concederá en efecto diferido, salvo cuando el expediente deba ser remitido a la<br>cámara como consecuencia del recurso deducido por alguna de las partes contra<br>la resolución que decidió el incidente.<br> ART. 73º.- Allanamiento. No se impondrán costas al vencido:<br> 1) Cuando hubiese reconocido oportunamente como fundadas las pretensiones de su<br>adversario allanándose a satisfacerlas, a menos que hubiere incurrido en mora o<br>que por su culpa hubiere dado lugar a la reclamación;<br> 2) Cuando se allanare dentro del quinto día de tener conocimiento de los<br>títulos e instrumentos tardíamente presentados.<br> Para que proceda la exención de costas, el allanamiento debe ser real,<br>incondicionado, oportuno, total y efectivo.<br> Si de los antecedentes del proceso resultare que el demandado no hubiere dado<br>motivo a la promoción del juicio y se allanare dentro del plazo para contestar<br>la demanda, cumpliendo su obligación, las costas se impondrán al actor.<br> ART. 74º.- Vencimiento parcial y mutuo. Si el resultado del pleito o incidente<br>fuere parcialmente favorable a ambos litigantes, las costas se compensarán o se<br>distribuirán prudencialmente por el juez en proporción al éxito obtenido por<br>cada uno de ellos.<br> ART. 75º.- Pluspetición inexcusable. El litigante que incurriere en<br>pluspetición inexcusable será condenado en costas, si la otra parte hubiere<br>admitido el monto hasta el límite establecido en la sentencia.<br> Si no hubiese existido dicha admisión o si ambas partes incurrieren en<br>pluspetición, regirá lo dispuesto en el artículo precedente.<br> No se entenderá que hay pluspetición a los efectos determinados en este<br>artículo, cuando el valor de la condena dependiese legalmente del arbitrio<br>judicial, de juicio pericial o de rendición de cuentas o cuando las<br> pretensiones de la parte no fuesen reducidas por la condena en más de un 20 %.<br> ART. 76º.- Conciliación, transacción, desistimiento, caducidad de instancia. Si<br>el juicio terminase por transacción o conciliación, las costas serán impuestas<br>en el orden causado, respecto de quienes celebraron el avenimiento; en cuanto a<br>las partes que no lo suscribieron se aplicarán las reglas generales.<br> Si el proceso se extinguiera por desistimiento, las costas serán a cargo de<br>quien desiste, salvo cuando se debiere exclusivamente a cambios de legislación<br>o jurisprudencia y se llevare a cabo sin demora injustificada.<br> Exceptúase, en todos los casos, lo que pudieren acordar las partes en<br>contrario.<br> Declarada la caducidad de la primera instancia, las costas del juicio deben ser<br>impuestas al actor.<br> ART. 77º.- Nulidad. Si el procedimiento se anulare por causa imputable a una de<br>las partes, serán a su cargo las costas producidas desde el acto o la omisión<br>que dio origen a la nulidad.<br> ART. 78º.- Litisconsorcio. En los casos de litisconsorcio las costas se<br>distribuirán entre los litisconsortes, salvo que por la naturaleza de la<br>obligación correspondiere la condena solidaria.<br> Cuando el interés que cada uno de ellos representase en el juicio ofreciere<br>considerables diferencias, podrá el juez distribuir las costas en proporción a<br>ese interés.<br> ART. 79º.- Prescripción. Si el actor se allanare a la prescripción opuesta, las<br>costas se distribuirán en el orden causado.<br> ART. 80º.- Alcance de la condena en costas. La condena en costas comprenderá<br>todos los gastos causados u ocasionados por la sustanciación del proceso y los<br>que se hubiesen realizado para evitar el pleito, mediante el cumplimiento de la<br>obligación.<br> Los correspondientes a pedidos desestimados serán a cargo de la parte que los<br>efectuó u originó, aunque la sentencia le fuere favorable en lo principal.<br> No serán objeto de reintegro los gastos superfluos o inútiles.<br> Si los gastos fuesen excesivos, el juez podrá reducirlos prudencialmente.<br> Los peritos intervinientes podrán reclamar de la parte no condenada en costas<br>hasta el cincuenta por ciento de los honorarios que le fueren regulados, sin<br>perjuicio de lo dispuesto en el artículo 484.<br> CAPITULO VI<br> BENEFICIO DE LITIGAR SIN GASTOS<br> ART. 81º.- Procedencia. Los que carecieren de recursos podrán solicitar antes<br>de presentar la demanda o en cualquier estado del proceso, la concesión del<br>beneficio de litigar sin gastos, con arreglo a las disposiciones contenidas en<br>este capítulo.<br> No obstará a la concesión del beneficio la circunstancia de tener el<br>peticionario lo indispensable para procurarse su subsistencia, cualquiera fuere<br>el origen de sus recursos.<br> ART. 82º.- Requisitos de la solicitud. La solicitud contendrá:<br> 1) La mención de los hechos en que se fundare, de la necesidad de reclamar o<br>defender judicialmente derechos propios o del cónyuge o de hijos menores, así<br>como la indicación del proceso que se iniciare o en el que se deba intervenir;<br> 2) El ofrecimiento de la prueba tendiente a demostrar la imposibilidad de<br>obtener recursos. Deberá acompañarse el interrogatorio de los testigos.<br> ART. 83º.- Prueba. El juez ordenará sin más trámite las diligencias necesarias<br>para que la prueba ofrecida se produzca a la mayor brevedad y citará al<br>litigante contrario o a quien haya de serlo, y al organismo de determinación y<br>recaudación de la tasa de justicia, quienes podrán fiscalizarla y ofrecer otras<br>pruebas, con conocimiento del Ministerio Público Fiscal. La exención deberá<br>tramitarse en un plazo no mayor de noventa días, el que, con carácter<br>excepcional, podrá ser ampliado por el juez en treinta días si la falta de<br>resolución de la diligencia no le fuese imputable al solicitante. El tribunal<br>de oficio requerirá informe al Registro de la Propiedad Inmueble.<br> No podrá dictarse sentencia si antes no hubiere recaído resolución definitiva<br>en el incidente de beneficio de litigar sin gastos.<br> ART. 84º.- Traslado y resolución. Producida la prueba, se dará vista por cinco<br> días comunes al peticionario, a la otra parte, al Ministerio Público Fiscal y<br>al organismo de determinación y recaudación de la tasa de justicia. Contestado<br>dicho traslado o vencido el plazo para hacerlo, el juez resolverá acordando el<br>beneficio, total o parcialmente, o denegándolo. En el primer caso, la<br>resolución será apelable al solo efecto devolutivo. La exención será materia de<br>expresa referencia en la resolución que recayere en la causa en que se hiciera<br>valer, la que ordenará la liquidación y pago de la tasa de justicia, cuando<br>correspondiere, a cargo de la parte no beneficiada de litigar sin gastos,<br>conforme a la imposición de costas que dispusiere.<br> Si se comprobare la falsedad de los hechos alegados como fundamento de la<br>petición del beneficio de litigar sin gastos, se impondrá al peticionario una<br>multa que se fijará en el doble del importe de la tasa de justicia que<br>correspondiera abonar, la que no podrá ser inferior a la suma de pesos un mil<br>($1.000). El importe de la multa se destinará a la biblioteca del Poder<br>Judicial de la Provincia.<br> ART. 85º.- Carácter de la resolución. La resolución que denegare o acordare el<br>beneficio no causará estado.<br> Si fuese denegatoria, el interesado podrá ofrecer otras pruebas y solicitar una<br>nueva resolución.<br> La que lo concediere, podrá ser dejada sin efecto a requerimiento de parte<br>interesada, cuando se demostrare que la persona a cuyo favor se dictó no tiene<br>ya derecho al beneficio.<br> La impugnación se sustanciará por el trámite de los incidentes.<br> ART. 86º.- Beneficio provisional. Efectos del pedido. Hasta que se dicte<br>resolución, la solicitud y presentaciones de ambas partes estarán exentas del<br>pago de impuestos y sellado de actuación. Estos serán satisfechos, así como las<br>costas, en caso de denegación.<br> El trámite para obtener el beneficio no suspenderá el procedimiento, salvo que<br>así se solicite al momento de su interposición.<br> ART. 87º.- Alcance. Cesación. El que obtuviere el beneficio estará exento,<br>total o parcialmente, del pago de las costas o gastos judiciales hasta que<br>mejore de fortuna o se demuestre que variaron las circunstancias que se<br>tuvieron en cuenta para su otorgamiento. Si venciere en el pleito, deberá pagar<br>las causadas en su defensa hasta la concurrencia máxima de la tercera parte de<br> los valores que reciba.<br> Los profesionales podrán exigir el pago de sus honorarios a la parte condenada<br>en costas, y a su cliente, en el caso y con la limitación señalada en éste<br>articulo.<br> En todos los casos la concesión del beneficio tendrá efecto retroactivo a la<br>fecha de promoción de la demanda o reconvención, respecto de las costas o<br>gastos judiciales no satisfechos.<br> ART. 88º.- Defensa del beneficiario. La representación y defensa del<br>beneficiario será asumida por el defensor oficial, salvo si aquél deseare<br>hacerse patrocinar o representar por abogado o procurador de la matrícula. En<br>este último caso, cualquiera sea el monto del asunto, el mandato que confiera<br>podrá hacerse por acta labrada ante el secretario o prosecretario.<br> ART. 89º.- Extensión a otra Parte. A pedido del interesado, el beneficio<br>concedido podrá hacerse extensivo para litigar contra otra persona en el mismo<br>juicio, si correspondiere, con citación de ésta, quien podrá ejercer las<br>facultades que le confieren los artículos 83 y 84.<br> CAPITULO VII<br> ACUMULACIÓN DE ACCIONES Y LITISCONSORCIO<br> ART. 90º.- Acumulación objetiva de acciones. Antes de la notificación de la<br>demanda el actor podrá acumular todas las acciones que tuviere contra una misma<br>parte, siempre que:<br> 1) No sean contrarias entre sí, de modo que por la elección de una quede<br>excluida la otra;<br> 2) Correspondan a la competencia del mismo juez;<br> 3) Puedan sustanciarse por los mismos trámites.<br> ART. 91º.- Litisconsorcio facultativo. Podrán varias partes demandar o ser<br>demandadas en un mismo proceso cuando las acciones sean conexas por el título,<br>o por el objeto, o por ambos elementos a la vez.<br> ART. 92º.- Litisconsorcio necesario. Cuando la sentencia no pudiere<br>pronunciarse útilmente más que con relación a varias partes, éstas habrán de<br> demandar o ser demandadas en un mismo proceso.<br> Si así no sucediere, el juez de oficio o a solicitud de cualquiera de las<br>partes, ordenará, antes de dictar la providencia de apertura a prueba, la<br>integración de la litis dentro de un plazo que señalará, quedando en suspenso<br>el desarrollo del proceso mientras se cita al litigante o litigantes omitidos.<br> CAPITULO VIII<br> INTERVENCION DE TERCEROS<br> ART. 93º.- Intervención voluntaria. Podrá intervenir en un juicio pendiente en<br>calidad de parte, cualquiera fuere la etapa o la instancia en que éste se<br>encontrare, quien:<br> 1) Acredite sumariamente que la sentencia pudiere afectar su interés propio;<br> 2) Según las normas del derecho sustancial, hubiese estado legitimado para<br>demandar o ser demandado en el juicio.<br> ART. 94º.- Calidad procesal de los intervinientes. En el caso del inciso 1º del<br>artículo anterior, la actuación del interviniente será accesoria y subordinada<br>a la de la parte a quien apoyare, no pudiendo alegar ni probar lo que estuviese<br>prohibido a ésta.<br> En el caso del inciso 2º del mismo artículo, el interviniente actuará como<br>litisconsorte de la parte principal y tendrá sus mismas facultades procesales.<br> ART. 95º.- Procedimiento previo. El pedido de intervención se formulará por<br>escrito, con los requisitos de la demanda en lo pertinente.<br> Con aquél se presentarán los documentos y se ofrecerán las demás pruebas de los<br>hechos en que se fundare la solicitud.<br> Se conferirá traslado a las partes y, si hubiese oposición, se la sustanciará<br>en una sola audiencia. La resolución se dictará dentro de los diez días.<br> ART. 96º.- Efectos. En ningún caso la intervención del tercero retrogradará el<br>juicio ni suspenderá su curso.<br> ART. 97º.- Intervención obligada. El actor en el escrito de demanda y el<br>demandado dentro del plazo para oponer excepciones previas o para contestar la<br> demanda, según la naturaleza del juicio, podrán solicitar la citación de aquél<br>a cuyo respecto consideraren que la controversia es común.<br> La citación se hará en la forma dispuesta por el artículo 342 y siguientes.<br> ART. 98º.- Efectos de la citación. La citación de un tercero suspenderá el<br>procedimiento hasta su comparencia, o hasta el vencimiento del plazo que se le<br>hubiere señalado para comparecer.<br> ART. 99º.- Recursos. Alcance de la sentencia. Será inapelable la resolución que<br>admita la intervención de terceros. La que la deniegue será apelable en efecto<br>devolutivo.<br> En todos los supuestos, la sentencia dictada después de la intervención del<br>tercero, o de su citación, en su caso, lo alcanzará como a los litigantes<br>principales.<br> También será ejecutable la resolución contra el tercero, salvo que, en<br>oportunidad de formular el pedido de intervención o de contestar la citación,<br>según el caso, hubiese alegado fundadamente, la existencia de defensas y/o<br>derechos que no pudiesen ser materia de debate y decisión en el juicio.<br> CAPITULO IX<br> TERCERIAS<br> ART. 100º.- Fundamento y oportunidad. Las tercerías deberán fundarse en el<br>dominio de los bienes embargados o en el derecho que el tercero tuviere a ser<br>pagado con preferencia al embargante.<br> La de dominio deberá deducirse antes de que se otorgue la posesión de los<br>bienes; la de mejor derecho, antes de que se pague al acreedor.<br> Si el tercerista dedujere la demanda después de diez días desde que tuvo o<br>debió tener conocimiento del embargo o desde que se rechazó el levantamiento<br>sin tercería, abonará las costas que originare su presentación extemporánea,<br>aunque correspondiere imponer las del proceso a la otra parte por declararse<br>procedente la tercería.<br> ART. 101º.- Requisitos. No se dará curso a la tercería si quien la deduce no<br>probare, con instrumentos fehacientes o en forma sumaria, la verosimilitud del<br>derecho en que se funda. No obstante, aun no cumplido dicho requisito, la<br> tercería será admisible si quien la promueve diere fianza para responder de los<br>perjuicios que pudiere producir la suspensión del proceso principal.<br> Desestimada la tercería, no será admisible su reiteración si se fundare en<br>título que hubiese poseído y conocido el tercerista al tiempo de entablar la<br>primera. No se aplicará esta regla si la tercería no hubiese sido admitida sólo<br>por falta de ofrecimiento o constitución de la fianza.<br> ART. 102º.- Efectos sobre el principal de la tercería de dominio. Si la<br>tercería fuese de dominio, consentida o ejecutoriada la orden de venta de los<br>bienes, se suspenderá el procedimiento principal, a menos que se tratare de<br>bienes sujetos a desvalorización o desaparición o que irrogaren excesivos<br>gastos de conservación, en cuyo caso, el producto de la venta quedará afectado<br>a las resultas de la tercería.<br> El tercerista podrá, en cualquier momento, obtener el levantamiento del embargo<br>dando garantía suficiente de responder al crédito del embargante por capital,<br>intereses y costas en caso de que no probare que los bienes embargados le<br>pertenecen.<br> ART. 103º.- Efectos sobre el principal de la tercería de mejor derecho. Si la<br>tercería fuese de mejor derecho, previa citación del tercerista, el juez podrá<br>disponer la venta de los bienes, suspendiéndose el pago hasta que se decida<br>sobre la preferencia, salvo si se otorgare fianza para responder a las resultas<br>de la tercería.<br> El tercerista será parte en las actuaciones relativas al remate de los bienes.<br> ART. 104º.- Demanda. Sustanciación. Allanamiento. La demanda por tercería<br>deberá deducirse contra las partes del proceso principal, y se sustanciará por<br>el trámite del juicio ordinario o sumario, según lo determine el juez<br>atendiendo a las circunstancias.<br> El allanamiento y los actos de reconocimiento realizados por el embargado no<br>podrán ser invocados en perjuicio del embargante.<br> ART. 105º.- Ampliación o mejora del embargo. Deducida la tercería, el<br>embargante podrá pedir que se amplíe o mejore el embargo, o que se adopten<br>otras medidas precautorias necesarias.<br> ART. 106º.- Connivencia entre tercerista y embargado. Cuando resultare probada<br>la connivencia del tercerista con el embargado, el juez ordenará, sin más<br> trámite, la remisión de los antecedentes a la justicia penal e impondrá al<br>tercerista o a los profesionales que lo hayan presentado o patrocinado, o a<br>todos ellos, las sanciones disciplinarias que correspondan. Asimismo podrá<br>disponer la detención del tercerista hasta el momento en que comience a actuar<br>el juez en lo penal.<br> ART. 107º.- Levantamiento del embargo sin tercería. El tercero perjudicado por<br>un embargo podrá pedir su levantamiento sin promover tercería, acompañando el<br>título de dominio u ofreciendo sumaria información sobre su posesión, según la<br>naturaleza de los bienes.<br> Del pedido se dará traslado al embargante. La resolución será recurrible cuando<br>haga lugar al desembargo. Si lo denegara, el interesado podrá deducir<br>directamente la tercería.<br> CAPITULO X<br> CITACION DE EVICCION<br> ART. 108º.- Oportunidad. Tanto el actor como el demandado podrán pedir la<br>citación de evicción: el primero, al deducir la demanda; el segundo, dentro del<br>plazo para oponer excepciones previas en el juicio ordinario, o dentro del<br>fijado para la contestación de la demanda, en los demás procesos.<br> La resolución se dictará sin sustanciación previa. Sólo se hará lugar a la<br>citación si fuere manifiestamente procedente.<br> La denegatoria será recurrible en efecto devolutivo.<br> ART. 109º.- Notificación. El citado será notificado en la misma forma y plazo<br>establecidos para el demandado. No podrá invocar la improcedencia de la<br>citación, debiendo limitarse a asumir o no la defensa. Si no la ejerciere, su<br>responsabilidad se establecerá en el juicio que corresponda.<br> ART. 110º.- Efectos. La citación solicitada oportunamente suspenderá el curso<br>del proceso durante el plazo que el juez fijare. Será carga del citante activar<br>las diligencias necesarias para el conocimiento del citado. El plazo para<br>oponer excepciones previas y la sustanciación de éstas no quedarán suspendidos.<br> ART. 111º.- Abstención y tardanza del citado. Si el citado no compareciere o<br>habiendo comparecido se resistiere a asumir la defensa, el juicio proseguirá<br>con quien pidió la citación, salvo los derechos de éste contra aquél.<br> Durante la sustanciación del juicio, las dos partes podrán proseguir las<br>diligencias para obtener la comparencia del citado. Si éste se presentare,<br>tomará la causa en el estado en que se encuentre. En la contestación podrá<br>invocar las excepciones que no hubiesen sido opuestas como previas.<br> ART. 112º.- Defensa por el citado. Si el citado asumiere la defensa podrá obrar<br>conjunta o separadamente con la parte que solicitó la citación, en el carácter<br>de litisconsorte.<br> ART. 113.- Citación de otros causantes. Si el citado pretendiese, a su vez,<br>citar a su causante, podrá hacerlo en los primeros cinco días de haber sido<br>notificado, sin perjuicio de la carga de proseguir el proceso por sí. En las<br>mismas condiciones cada uno de los causantes podrá requerir la citación de su<br>respectivo antecesor. Será admisible el pedido de citación simultánea de dos o<br>más causantes.<br> Será ineficaz la citación que se hiciere sin la antelación necesaria para que<br>el citado pueda comparecer antes de la sentencia de primera instancia.<br> CAPITULO XI<br> ACCION SUBROGATORIA<br> ART. 114º.- Procedencia. El ejercicio de la acción subrogatoria que prevé el<br>artículo 1.196 del Código Civil no requerirá autorización judicial previa y se<br>ajustará al trámite que prescriben los artículos siguientes.<br> ART. 115º.- Citación. Antes de conferirse traslado al demandado, se citará al<br>deudor por el plazo de diez días, durante el cual éste podrá:<br> 1) Formular oposición, fundada en que ya ha interpuesto la demanda o en la<br>manifiesta improcedencia de la subrogación;<br> 2) Interponer la demanda, en cuyo caso se lo considerará como actor y el juicio<br>proseguirá con el demandado.<br> En este último supuesto, así como cuando el deudor hubiese ejercido la acción<br>con anterioridad, el acreedor podrá intervenir en el proceso en la calidad<br>prescripta por el primer apartado del artículo 94.<br> ART. 116º.- Intervención del deudor. Aunque el deudor, al ser citado, no<br> ejerciere ninguno de los derechos acordados en el artículo anterior, podrá<br>intervenir en el proceso en la calidad prescripta por el segundo apartado del<br>artículo 94.<br> En todos los casos, el deudor podrá ser llamado a absolver posiciones y<br>reconocer documentos.<br> ART. 117º.- Efectos de la sentencia. La sentencia hará cosa juzgada en favor o<br>en contra del deudor citado, haya o no comparecido.<br> TITULO III<br> ACTOS PROCESALES<br> CAPITULO I<br> ACTUACIONES EN GENERAL<br> ART. 118º.- Idioma. Designación de intérprete. En todos los actos del proceso<br>se utilizará el idioma nacional. Cuando éste no fuere conocido por la persona<br>que deba prestar declaración, el juez o tribunal designará por sorteo un<br>traductor público. Se nombrará intérprete cuando deba interrogarse a sordos,<br>mudos o sordomudos que sólo puedan darse a entender por lenguaje especializado.<br> ART. 119º.- Informe o certificado previo. Cuando para dictar resolución se<br>requiriese informe o certificado previo del secretario, el juez los ordenará<br>verbalmente.<br> ART. 120º.- Anotación de peticiones. Podrá solicitarse la reiteración de<br>oficios o exhortos, desglose de poderes o documentos, agregación de pruebas,<br>entrega de edictos y, en general, que se dicten providencias de mero trámites<br>mediante simple anotación en el expediente, firmada por el solicitante<br> CAPITULO II<br> ESCRITOS<br> ART. 121º.- Redacción. Para la redacción y presentación de los escritos regirán<br>las normas del Reglamento Interno del Poder Judicial.<br> ART. 122º.- Escrito firmado a ruego. Cuando un escrito o diligencia fuere<br>firmado a ruego del interesado, el secretario o el oficial primero deberán<br> certificar que el firmante, cuyo nombre expresarán, ha sido autorizado para<br>ello en su presencia o que la autorización ha sido ratificada ante él.<br> ART. 123º.- Copias. De todo escrito de que deba darse vista o traslado, de sus<br>contestaciones, de los que tengan por objeto ofrecer prueba, promover<br>incidentes o constituir nuevo domicilio, y de los documentos con ellos<br>agregados deberán acompañarse tantas copias firmadas como partes intervengan,<br>salvo que hayan unificado la representación.<br> Se tendrá por no presentado el escrito o el documento, según el caso, y se<br>devolverá al presentante, si dentro de los dos días siguientes a los de la<br>notificación, por ministerio de la ley, de la providencia que exige el<br>cumplimiento del requisito establecido en el párrafo anterior, no fuere suplida<br>la omisión.<br> Las copias podrán ser firmadas indistintamente, por las partes, sus apoderados<br>o letrados que intervengan en el juicio. Deberán glosarse al expediente, salvo<br>que por su volumen, formato, u otras características resultare dificultoso o<br>inconveniente, en cuyo caso se conservarán ordenadamente en la secretaría. Sólo<br>serán entregadas a la parte interesada, su apoderado o letrado que intervengan<br>en el juicio, con nota de recibo.<br> Cuando deban agregarse a cédulas, oficios o exhortos, las copias se desglosarán<br>dejando constancia de esa circunstancia.<br> La reglamentación de superintendencia establecerá los plazos durante los cuales<br>deben conservarse las copias glosadas al expediente o reservadas en la<br>secretaría.<br> ART. 124º.- Copias de documentos de reproducción dificultosa. No será<br>obligatorio acompañar la copia de documentos cuya reproducción fuese<br>dificultosa por su número, extensión, o cualquier otra razón atendible, siempre<br>que así lo resolviere el juez, a pedido formulado en el mismo escrito. En tal<br>caso el juez arbitrará las medidas necesarias para obviar a la otra u otras<br>partes los inconvenientes derivados de la falta de copias.<br> Cuando con una cuenta se acompañaren libros, recibos o comprobantes bastará que<br>éstos se presenten numerados y se depositen en la secretaría para que la parte<br>o partes interesadas puedan consultarlos<br> ART. 125º.- Expedientes administrativos. En el caso de acompañarse expedientes<br>administrativos, deberá ordenarse su agregación sin el requisito exigido en el<br>Sin perjuicio de considerar otras circunstancias que estime corresponder, el<br>juez deberá ponderar la deducción de pretensiones, defensas, excepciones o<br>interposición de recursos que resulten inadmisibles, o cuya falta de fundamento<br>no se pueda ignorar de acuerdo con una mínima pauta de razonabilidad o<br>encuentre sustento en hechos ficticios o irreales o que manifiestamente<br>conduzcan a dilatar el proceso.<br> CAPITULO II<br> REPRESENTACION PROCESAL<br> ART. 49º.- Justificación de la personería. La persona que se presente en juicio<br>por un derecho que no sea propio, aunque le competa ejercerlo en virtud de una<br>representación legal, deberá acompañar con su primer escrito los documentos que<br>acrediten el carácter que inviste.<br> Si se invocare la imposibilidad de presentar el documento ya otorgado que<br>justifique la representación y el juez considerase atendibles las razones que<br>se expresen, podrá acordar un plazo de hasta veinte días para que acompañe<br>dicho documento, bajo apercibimiento de tener por inexistente la representación<br>invocada.<br> Los padres que comparezcan en representación de sus hijos no tendrán obligación<br>de presentar las partidas correspondientes, salvo que el juez, a petición de<br>parte o de oficio, los emplazare a presentarlas, bajo apercibimiento del pago<br>de las costas y perjuicios que ocasionaren.<br> ART. 50º.- Presentación de poderes. Los procuradores o apoderados acreditarán<br>su personería desde la primera gestión que hagan en nombre de sus poderdantes,<br>con la pertinente escritura de poder.<br> Sin embargo, cuando se invoque un poder general o especial para varios actos,<br>se lo acreditará con la agregación de una copia íntegra firmada por el letrado<br>patrocinante o por el apoderado. De oficio o a petición de parte, podrá<br>intimarse a la presentación del testimonio original.<br> ART. 51º.- Gestor. Cuando deban realizarse actos procesales urgentes y existan<br>hechos o circunstancias que impidan la actuación de la parte que ha de<br>cumplirlos, podrá ser admitida la comparecencia en juicio de quien no tuviere<br>representación conferida. Si dentro de los cuarenta días hábiles, contados<br>desde la primera presentación del gestor, no fueren acompañados los<br>instrumentos que acrediten la personalidad o la parte no ratificase la gestión,<br> será nulo todo lo actuado por el gestor y éste pagará las costas causadas, sin<br>perjuicio de la responsabilidad por el daño que hubiere producido.<br> En su presentación, el gestor, además de indicar la parte en cuyo beneficio<br>pretende actuar, deberá expresar las razones que justifiquen la seriedad del<br>pedido, salvo que la urgencia resulte objetivamente de la petición misma o de<br>la situación procesal de que se trate. La nulidad, en su caso, se producirá por<br>el solo vencimiento del plazo sin que se requiera intimación previa.<br> La facultad acordada por este artículo sólo podrá ejercerse una vez en el curso<br>del proceso.<br> ART. 52º.- Efectos de la presentación del poder y admisión de la personería.<br>Presentado el poder y admitida su personería, el apoderado asume todas las<br>responsabilidades que las leyes le imponen y sus actos obligan al poderdante<br>como si él personalmente los practicare.<br> ART. 53º.- Obligaciones del apoderado. El apoderado estará obligado a seguir el<br>juicio mientras no haya cesado legalmente en el cargo. Hasta entonces las<br>citaciones y notificaciones que se hagan, incluso las de las sentencias<br>definitivas, tendrán la misma fuerza que si se hicieren al poderdante, sin que<br>le sea permitido pedir que se entiendan con éste. Exceptúanse los actos que por<br>disposición de la ley deban ser notificados personalmente a la parte.<br> ART. 54º.- Alcance del poder. El poder conferido para un pleito determinado,<br>cualesquiera sean sus términos, comprende la facultad de interponer los<br>recursos legales y seguir todas las instancias del pleito.<br> También comprende la facultad de intervenir en los incidentes y de ejercitar<br>todos los actos que ocurran durante la secuela de la litis, excepto aquellos<br>para los cuales la ley requiera facultad especial, o se hubiesen reservado<br>expresamente en el poder.<br> ART. 55º.- Responsabilidad por las costas. Sin perjuicio de la responsabilidad<br>civil o criminal por el ejercicio del mandato, el mandatario deberá abonar a su<br>poderdante las costas causadas por su exclusiva culpa o negligencia, cuando<br>fueran declaradas judicialmente.<br> El juez podrá, de acuerdo con las circunstancias, establecer la responsabilidad<br>solidaria del mandatario con el letrado patrocinante.<br> ART. 56º.- Cesación de la representación. La representación de los apoderados<br> cesará:<br> 1) Por revocación expresa del mandato en el expediente. En este caso, el<br>poderdante deberá comparecer por sí o constituir nuevo apoderamiento sin<br>necesidad de emplazamiento o citación, so pena de continuar el juicio en<br>rebeldía. La sola presentación del mandante no revoca el poder;<br> 2) Por renuncia, en cuyo caso el apoderado deberá, bajo pena de daños y<br>perjuicios, continuar las gestiones hasta que haya vencido el plazo que el juez<br>fije al poderdante para reemplazarlo o comparecer por sí. La fijación del plazo<br>se hará bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía. La resolución<br>que así lo disponga deberá notificarse por cédula en el domicilio real del<br>mandante;<br> 3) Por haber cesado la personalidad con que litigaba el poderdante;<br> 4) Por haber concluido la causa para la cual se le otorgó el poder;<br> 5) Por muerte o incapacidad del poderdante. En tales casos el apoderado<br>continuará ejerciendo su personería hasta que los herederos o representantes<br>legales tomen la intervención que les corresponda en el proceso, o venza el<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br> litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br> Ello tendrá lugar suscribiendo un abogado el mismo escrito ante el secretario o<br>el oficial primero, quien certificará en el expediente esta circunstancia, o<br>por la ratificación que por separado se hiciere con firma de letrado.<br> ART. 61º.- Dignidad. En el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado<br>a los magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele.<br> CAPITULO IV<br> REBELDIA<br> ART. 62º.- Declaración de rebeldía. La parte con domicilio conocido,<br>debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citación o<br>abandonare el juicio después de haber comparecido, será declarada en rebeldía a<br>pedido de la otra.<br> Esta resolución se notificará por cédula o, en su caso, por edictos durante dos<br>días. Las sucesivas resoluciones se tendrán por notificadas por ministerio de<br>la ley.<br> Si no se hubiere requerido que el incompareciente sea declarado rebelde, se<br>aplicarán las reglas sobre notificaciones establecidas en el primer párrafo del<br>artículo 44.<br> ART. 63º.- Efectos. La rebeldía no alterará la secuela regular del proceso.<br> La sentencia será pronunciada según el mérito de la causa y lo establecido en<br>el artículo 360, inciso 1º. En caso de duda, la rebeldía declarada y firme<br>constituirá presunción de verdad de los hechos lícitos afirmados por quien<br>obtuvo la declaración. Serán a cargo del rebelde las costas causadas por su<br>rebeldía.<br> ART. 64º.- Prueba. A pedido de parte el juez abrirá la causa a prueba, o<br>dispondrá su producción según correspondiere conforme al tipo de proceso; en su<br>caso podrá mandar practicar las medidas tendientes al esclarecimiento de la<br>verdad de los hechos, autorizadas por este Código.<br> ART. 65º.- Notificación de la sentencia. La sentencia se hará saber al rebelde<br>en la forma prescripta para la notificación de la providencia que declara la<br>rebeldía.<br> ART. 66º.- Medidas precautorias. Desde el momento en que un litigante haya sido<br> declarado en rebeldía podrán decretarse, si la otra parte lo pidiere, las<br>medidas precautorias necesarias para asegurar el objeto del juicio, o el pago<br>de la suma que se estime en concepto de eventuales costas si el rebelde fuere<br>el actor.<br> ART. 67º.- Comparencia del rebelde. Si el rebelde compareciese en cualquier<br>estado del juicio será admitido como parte y, cesando el procedimiento en<br>rebeldía, se entenderá con él la sustanciación, sin que ésta pueda en ningún<br>caso retrogradar.<br> ART. 68º.- Subsistencia de las medidas precautorias. Las medidas precautorias<br>decretadas de conformidad con el artículo 66 continuarán hasta la terminación<br>del juicio, a menos que el interesado justificare haber incurrido en rebeldía<br>por causas que no haya estado a su alcance vencer.<br> ART. 69º.- Prueba en segunda instancia. Si el rebelde hubiese comparecido<br>después de la oportunidad en que ha debido ofrecer la prueba y apelare de la<br>sentencia, a su pedido se recibirá la causa a prueba en segunda instancia, en<br>los términos del artículo 266 inciso 5º letra a.<br> Si como consecuencia de la prueba producida en segunda instancia la otra parte<br>resultare vencida, para la distribución de las costas se tendrá en cuenta la<br>situación creada por el rebelde.<br> ART. 70º.- Inimpugnabilidad de la sentencia. Ejecutoriada la sentencia<br>pronunciada en rebeldía, no se admitirá recurso alguno contra ella.<br> CAPITULO V<br> COSTAS<br> ART. 71º.- Principio general. La parte vencida en el juicio deberá pagar todos<br>los gastos de la contraria, aun cuando ésta no lo hubiese solicitado.<br> Sin embargo, el juez podrá eximir total o parcialmente de esta responsabilidad<br>al litigante vencido, siempre que encontrare mérito para ello, expresándolo en<br>su pronunciamiento, bajo pena de nulidad.<br> ART. 72º.- Incidentes. En los incidentes también regirá lo establecido en la<br>primera parte del artículo anterior.<br> No se sustanciarán nuevos incidentes promovidos por quien hubiere sido<br> condenado al pago de las costas en otro anterior, mientras no satisfaga su<br>importe o en su caso, lo dé a embargo.<br> No estarán sujetas a este requisito de admisibilidad las incidencias promovidas<br>en el curso de las audiencias.<br> Toda apelación sobre imposición de costas y regulación de honorarios se<br>concederá en efecto diferido, salvo cuando el expediente deba ser remitido a la<br>cámara como consecuencia del recurso deducido por alguna de las partes contra<br>la resolución que decidió el incidente.<br> ART. 73º.- Allanamiento. No se impondrán costas al vencido:<br> 1) Cuando hubiese reconocido oportunamente como fundadas las pretensiones de su<br>adversario allanándose a satisfacerlas, a menos que hubiere incurrido en mora o<br>que por su culpa hubiere dado lugar a la reclamación;<br> 2) Cuando se allanare dentro del quinto día de tener conocimiento de los<br>títulos e instrumentos tardíamente presentados.<br> Para que proceda la exención de costas, el allanamiento debe ser real,<br>incondicionado, oportuno, total y efectivo.<br> Si de los antecedentes del proceso resultare que el demandado no hubiere dado<br>motivo a la promoción del juicio y se allanare dentro del plazo para contestar<br>la demanda, cumpliendo su obligación, las costas se impondrán al actor.<br> ART. 74º.- Vencimiento parcial y mutuo. Si el resultado del pleito o incidente<br>fuere parcialmente favorable a ambos litigantes, las costas se compensarán o se<br>distribuirán prudencialmente por el juez en proporción al éxito obtenido por<br>cada uno de ellos.<br> ART. 75º.- Pluspetición inexcusable. El litigante que incurriere en<br>pluspetición inexcusable será condenado en costas, si la otra parte hubiere<br>admitido el monto hasta el límite establecido en la sentencia.<br> Si no hubiese existido dicha admisión o si ambas partes incurrieren en<br>pluspetición, regirá lo dispuesto en el artículo precedente.<br> No se entenderá que hay pluspetición a los efectos determinados en este<br>artículo, cuando el valor de la condena dependiese legalmente del arbitrio<br>judicial, de juicio pericial o de rendición de cuentas o cuando las<br> pretensiones de la parte no fuesen reducidas por la condena en más de un 20 %.<br> ART. 76º.- Conciliación, transacción, desistimiento, caducidad de instancia. Si<br>el juicio terminase por transacción o conciliación, las costas serán impuestas<br>en el orden causado, respecto de quienes celebraron el avenimiento; en cuanto a<br>las partes que no lo suscribieron se aplicarán las reglas generales.<br> Si el proceso se extinguiera por desistimiento, las costas serán a cargo de<br>quien desiste, salvo cuando se debiere exclusivamente a cambios de legislación<br>o jurisprudencia y se llevare a cabo sin demora injustificada.<br> Exceptúase, en todos los casos, lo que pudieren acordar las partes en<br>contrario.<br> Declarada la caducidad de la primera instancia, las costas del juicio deben ser<br>impuestas al actor.<br> ART. 77º.- Nulidad. Si el procedimiento se anulare por causa imputable a una de<br>las partes, serán a su cargo las costas producidas desde el acto o la omisión<br>que dio origen a la nulidad.<br> ART. 78º.- Litisconsorcio. En los casos de litisconsorcio las costas se<br>distribuirán entre los litisconsortes, salvo que por la naturaleza de la<br>obligación correspondiere la condena solidaria.<br> Cuando el interés que cada uno de ellos representase en el juicio ofreciere<br>considerables diferencias, podrá el juez distribuir las costas en proporción a<br>ese interés.<br> ART. 79º.- Prescripción. Si el actor se allanare a la prescripción opuesta, las<br>costas se distribuirán en el orden causado.<br> ART. 80º.- Alcance de la condena en costas. La condena en costas comprenderá<br>todos los gastos causados u ocasionados por la sustanciación del proceso y los<br>que se hubiesen realizado para evitar el pleito, mediante el cumplimiento de la<br>obligación.<br> Los correspondientes a pedidos desestimados serán a cargo de la parte que los<br>efectuó u originó, aunque la sentencia le fuere favorable en lo principal.<br> No serán objeto de reintegro los gastos superfluos o inútiles.<br> Si los gastos fuesen excesivos, el juez podrá reducirlos prudencialmente.<br> Los peritos intervinientes podrán reclamar de la parte no condenada en costas<br>hasta el cincuenta por ciento de los honorarios que le fueren regulados, sin<br>perjuicio de lo dispuesto en el artículo 484.<br> CAPITULO VI<br> BENEFICIO DE LITIGAR SIN GASTOS<br> ART. 81º.- Procedencia. Los que carecieren de recursos podrán solicitar antes<br>de presentar la demanda o en cualquier estado del proceso, la concesión del<br>beneficio de litigar sin gastos, con arreglo a las disposiciones contenidas en<br>este capítulo.<br> No obstará a la concesión del beneficio la circunstancia de tener el<br>peticionario lo indispensable para procurarse su subsistencia, cualquiera fuere<br>el origen de sus recursos.<br> ART. 82º.- Requisitos de la solicitud. La solicitud contendrá:<br> 1) La mención de los hechos en que se fundare, de la necesidad de reclamar o<br>defender judicialmente derechos propios o del cónyuge o de hijos menores, así<br>como la indicación del proceso que se iniciare o en el que se deba intervenir;<br> 2) El ofrecimiento de la prueba tendiente a demostrar la imposibilidad de<br>obtener recursos. Deberá acompañarse el interrogatorio de los testigos.<br> ART. 83º.- Prueba. El juez ordenará sin más trámite las diligencias necesarias<br>para que la prueba ofrecida se produzca a la mayor brevedad y citará al<br>litigante contrario o a quien haya de serlo, y al organismo de determinación y<br>recaudación de la tasa de justicia, quienes podrán fiscalizarla y ofrecer otras<br>pruebas, con conocimiento del Ministerio Público Fiscal. La exención deberá<br>tramitarse en un plazo no mayor de noventa días, el que, con carácter<br>excepcional, podrá ser ampliado por el juez en treinta días si la falta de<br>resolución de la diligencia no le fuese imputable al solicitante. El tribunal<br>de oficio requerirá informe al Registro de la Propiedad Inmueble.<br> No podrá dictarse sentencia si antes no hubiere recaído resolución definitiva<br>en el incidente de beneficio de litigar sin gastos.<br> ART. 84º.- Traslado y resolución. Producida la prueba, se dará vista por cinco<br> días comunes al peticionario, a la otra parte, al Ministerio Público Fiscal y<br>al organismo de determinación y recaudación de la tasa de justicia. Contestado<br>dicho traslado o vencido el plazo para hacerlo, el juez resolverá acordando el<br>beneficio, total o parcialmente, o denegándolo. En el primer caso, la<br>resolución será apelable al solo efecto devolutivo. La exención será materia de<br>expresa referencia en la resolución que recayere en la causa en que se hiciera<br>valer, la que ordenará la liquidación y pago de la tasa de justicia, cuando<br>correspondiere, a cargo de la parte no beneficiada de litigar sin gastos,<br>conforme a la imposición de costas que dispusiere.<br> Si se comprobare la falsedad de los hechos alegados como fundamento de la<br>petición del beneficio de litigar sin gastos, se impondrá al peticionario una<br>multa que se fijará en el doble del importe de la tasa de justicia que<br>correspondiera abonar, la que no podrá ser inferior a la suma de pesos un mil<br>($1.000). El importe de la multa se destinará a la biblioteca del Poder<br>Judicial de la Provincia.<br> ART. 85º.- Carácter de la resolución. La resolución que denegare o acordare el<br>beneficio no causará estado.<br> Si fuese denegatoria, el interesado podrá ofrecer otras pruebas y solicitar una<br>nueva resolución.<br> La que lo concediere, podrá ser dejada sin efecto a requerimiento de parte<br>interesada, cuando se demostrare que la persona a cuyo favor se dictó no tiene<br>ya derecho al beneficio.<br> La impugnación se sustanciará por el trámite de los incidentes.<br> ART. 86º.- Beneficio provisional. Efectos del pedido. Hasta que se dicte<br>resolución, la solicitud y presentaciones de ambas partes estarán exentas del<br>pago de impuestos y sellado de actuación. Estos serán satisfechos, así como las<br>costas, en caso de denegación.<br> El trámite para obtener el beneficio no suspenderá el procedimiento, salvo que<br>así se solicite al momento de su interposición.<br> ART. 87º.- Alcance. Cesación. El que obtuviere el beneficio estará exento,<br>total o parcialmente, del pago de las costas o gastos judiciales hasta que<br>mejore de fortuna o se demuestre que variaron las circunstancias que se<br>tuvieron en cuenta para su otorgamiento. Si venciere en el pleito, deberá pagar<br>las causadas en su defensa hasta la concurrencia máxima de la tercera parte de<br> los valores que reciba.<br> Los profesionales podrán exigir el pago de sus honorarios a la parte condenada<br>en costas, y a su cliente, en el caso y con la limitación señalada en éste<br>articulo.<br> En todos los casos la concesión del beneficio tendrá efecto retroactivo a la<br>fecha de promoción de la demanda o reconvención, respecto de las costas o<br>gastos judiciales no satisfechos.<br> ART. 88º.- Defensa del beneficiario. La representación y defensa del<br>beneficiario será asumida por el defensor oficial, salvo si aquél deseare<br>hacerse patrocinar o representar por abogado o procurador de la matrícula. En<br>este último caso, cualquiera sea el monto del asunto, el mandato que confiera<br>podrá hacerse por acta labrada ante el secretario o prosecretario.<br> ART. 89º.- Extensión a otra Parte. A pedido del interesado, el beneficio<br>concedido podrá hacerse extensivo para litigar contra otra persona en el mismo<br>juicio, si correspondiere, con citación de ésta, quien podrá ejercer las<br>facultades que le confieren los artículos 83 y 84.<br> CAPITULO VII<br> ACUMULACIÓN DE ACCIONES Y LITISCONSORCIO<br> ART. 90º.- Acumulación objetiva de acciones. Antes de la notificación de la<br>demanda el actor podrá acumular todas las acciones que tuviere contra una misma<br>parte, siempre que:<br> 1) No sean contrarias entre sí, de modo que por la elección de una quede<br>excluida la otra;<br> 2) Correspondan a la competencia del mismo juez;<br> 3) Puedan sustanciarse por los mismos trámites.<br> ART. 91º.- Litisconsorcio facultativo. Podrán varias partes demandar o ser<br>demandadas en un mismo proceso cuando las acciones sean conexas por el título,<br>o por el objeto, o por ambos elementos a la vez.<br> ART. 92º.- Litisconsorcio necesario. Cuando la sentencia no pudiere<br>pronunciarse útilmente más que con relación a varias partes, éstas habrán de<br> demandar o ser demandadas en un mismo proceso.<br> Si así no sucediere, el juez de oficio o a solicitud de cualquiera de las<br>partes, ordenará, antes de dictar la providencia de apertura a prueba, la<br>integración de la litis dentro de un plazo que señalará, quedando en suspenso<br>el desarrollo del proceso mientras se cita al litigante o litigantes omitidos.<br> CAPITULO VIII<br> INTERVENCION DE TERCEROS<br> ART. 93º.- Intervención voluntaria. Podrá intervenir en un juicio pendiente en<br>calidad de parte, cualquiera fuere la etapa o la instancia en que éste se<br>encontrare, quien:<br> 1) Acredite sumariamente que la sentencia pudiere afectar su interés propio;<br> 2) Según las normas del derecho sustancial, hubiese estado legitimado para<br>demandar o ser demandado en el juicio.<br> ART. 94º.- Calidad procesal de los intervinientes. En el caso del inciso 1º del<br>artículo anterior, la actuación del interviniente será accesoria y subordinada<br>a la de la parte a quien apoyare, no pudiendo alegar ni probar lo que estuviese<br>prohibido a ésta.<br> En el caso del inciso 2º del mismo artículo, el interviniente actuará como<br>litisconsorte de la parte principal y tendrá sus mismas facultades procesales.<br> ART. 95º.- Procedimiento previo. El pedido de intervención se formulará por<br>escrito, con los requisitos de la demanda en lo pertinente.<br> Con aquél se presentarán los documentos y se ofrecerán las demás pruebas de los<br>hechos en que se fundare la solicitud.<br> Se conferirá traslado a las partes y, si hubiese oposición, se la sustanciará<br>en una sola audiencia. La resolución se dictará dentro de los diez días.<br> ART. 96º.- Efectos. En ningún caso la intervención del tercero retrogradará el<br>juicio ni suspenderá su curso.<br> ART. 97º.- Intervención obligada. El actor en el escrito de demanda y el<br>demandado dentro del plazo para oponer excepciones previas o para contestar la<br> demanda, según la naturaleza del juicio, podrán solicitar la citación de aquél<br>a cuyo respecto consideraren que la controversia es común.<br> La citación se hará en la forma dispuesta por el artículo 342 y siguientes.<br> ART. 98º.- Efectos de la citación. La citación de un tercero suspenderá el<br>procedimiento hasta su comparencia, o hasta el vencimiento del plazo que se le<br>hubiere señalado para comparecer.<br> ART. 99º.- Recursos. Alcance de la sentencia. Será inapelable la resolución que<br>admita la intervención de terceros. La que la deniegue será apelable en efecto<br>devolutivo.<br> En todos los supuestos, la sentencia dictada después de la intervención del<br>tercero, o de su citación, en su caso, lo alcanzará como a los litigantes<br>principales.<br> También será ejecutable la resolución contra el tercero, salvo que, en<br>oportunidad de formular el pedido de intervención o de contestar la citación,<br>según el caso, hubiese alegado fundadamente, la existencia de defensas y/o<br>derechos que no pudiesen ser materia de debate y decisión en el juicio.<br> CAPITULO IX<br> TERCERIAS<br> ART. 100º.- Fundamento y oportunidad. Las tercerías deberán fundarse en el<br>dominio de los bienes embargados o en el derecho que el tercero tuviere a ser<br>pagado con preferencia al embargante.<br> La de dominio deberá deducirse antes de que se otorgue la posesión de los<br>bienes; la de mejor derecho, antes de que se pague al acreedor.<br> Si el tercerista dedujere la demanda después de diez días desde que tuvo o<br>debió tener conocimiento del embargo o desde que se rechazó el levantamiento<br>sin tercería, abonará las costas que originare su presentación extemporánea,<br>aunque correspondiere imponer las del proceso a la otra parte por declararse<br>procedente la tercería.<br> ART. 101º.- Requisitos. No se dará curso a la tercería si quien la deduce no<br>probare, con instrumentos fehacientes o en forma sumaria, la verosimilitud del<br>derecho en que se funda. No obstante, aun no cumplido dicho requisito, la<br> tercería será admisible si quien la promueve diere fianza para responder de los<br>perjuicios que pudiere producir la suspensión del proceso principal.<br> Desestimada la tercería, no será admisible su reiteración si se fundare en<br>título que hubiese poseído y conocido el tercerista al tiempo de entablar la<br>primera. No se aplicará esta regla si la tercería no hubiese sido admitida sólo<br>por falta de ofrecimiento o constitución de la fianza.<br> ART. 102º.- Efectos sobre el principal de la tercería de dominio. Si la<br>tercería fuese de dominio, consentida o ejecutoriada la orden de venta de los<br>bienes, se suspenderá el procedimiento principal, a menos que se tratare de<br>bienes sujetos a desvalorización o desaparición o que irrogaren excesivos<br>gastos de conservación, en cuyo caso, el producto de la venta quedará afectado<br>a las resultas de la tercería.<br> El tercerista podrá, en cualquier momento, obtener el levantamiento del embargo<br>dando garantía suficiente de responder al crédito del embargante por capital,<br>intereses y costas en caso de que no probare que los bienes embargados le<br>pertenecen.<br> ART. 103º.- Efectos sobre el principal de la tercería de mejor derecho. Si la<br>tercería fuese de mejor derecho, previa citación del tercerista, el juez podrá<br>disponer la venta de los bienes, suspendiéndose el pago hasta que se decida<br>sobre la preferencia, salvo si se otorgare fianza para responder a las resultas<br>de la tercería.<br> El tercerista será parte en las actuaciones relativas al remate de los bienes.<br> ART. 104º.- Demanda. Sustanciación. Allanamiento. La demanda por tercería<br>deberá deducirse contra las partes del proceso principal, y se sustanciará por<br>el trámite del juicio ordinario o sumario, según lo determine el juez<br>atendiendo a las circunstancias.<br> El allanamiento y los actos de reconocimiento realizados por el embargado no<br>podrán ser invocados en perjuicio del embargante.<br> ART. 105º.- Ampliación o mejora del embargo. Deducida la tercería, el<br>embargante podrá pedir que se amplíe o mejore el embargo, o que se adopten<br>otras medidas precautorias necesarias.<br> ART. 106º.- Connivencia entre tercerista y embargado. Cuando resultare probada<br>la connivencia del tercerista con el embargado, el juez ordenará, sin más<br> trámite, la remisión de los antecedentes a la justicia penal e impondrá al<br>tercerista o a los profesionales que lo hayan presentado o patrocinado, o a<br>todos ellos, las sanciones disciplinarias que correspondan. Asimismo podrá<br>disponer la detención del tercerista hasta el momento en que comience a actuar<br>el juez en lo penal.<br> ART. 107º.- Levantamiento del embargo sin tercería. El tercero perjudicado por<br>un embargo podrá pedir su levantamiento sin promover tercería, acompañando el<br>título de dominio u ofreciendo sumaria información sobre su posesión, según la<br>naturaleza de los bienes.<br> Del pedido se dará traslado al embargante. La resolución será recurrible cuando<br>haga lugar al desembargo. Si lo denegara, el interesado podrá deducir<br>directamente la tercería.<br> CAPITULO X<br> CITACION DE EVICCION<br> ART. 108º.- Oportunidad. Tanto el actor como el demandado podrán pedir la<br>citación de evicción: el primero, al deducir la demanda; el segundo, dentro del<br>plazo para oponer excepciones previas en el juicio ordinario, o dentro del<br>fijado para la contestación de la demanda, en los demás procesos.<br> La resolución se dictará sin sustanciación previa. Sólo se hará lugar a la<br>citación si fuere manifiestamente procedente.<br> La denegatoria será recurrible en efecto devolutivo.<br> ART. 109º.- Notificación. El citado será notificado en la misma forma y plazo<br>establecidos para el demandado. No podrá invocar la improcedencia de la<br>citación, debiendo limitarse a asumir o no la defensa. Si no la ejerciere, su<br>responsabilidad se establecerá en el juicio que corresponda.<br> ART. 110º.- Efectos. La citación solicitada oportunamente suspenderá el curso<br>del proceso durante el plazo que el juez fijare. Será carga del citante activar<br>las diligencias necesarias para el conocimiento del citado. El plazo para<br>oponer excepciones previas y la sustanciación de éstas no quedarán suspendidos.<br> ART. 111º.- Abstención y tardanza del citado. Si el citado no compareciere o<br>habiendo comparecido se resistiere a asumir la defensa, el juicio proseguirá<br>con quien pidió la citación, salvo los derechos de éste contra aquél.<br> Durante la sustanciación del juicio, las dos partes podrán proseguir las<br>diligencias para obtener la comparencia del citado. Si éste se presentare,<br>tomará la causa en el estado en que se encuentre. En la contestación podrá<br>invocar las excepciones que no hubiesen sido opuestas como previas.<br> ART. 112º.- Defensa por el citado. Si el citado asumiere la defensa podrá obrar<br>conjunta o separadamente con la parte que solicitó la citación, en el carácter<br>de litisconsorte.<br> ART. 113.- Citación de otros causantes. Si el citado pretendiese, a su vez,<br>citar a su causante, podrá hacerlo en los primeros cinco días de haber sido<br>notificado, sin perjuicio de la carga de proseguir el proceso por sí. En las<br>mismas condiciones cada uno de los causantes podrá requerir la citación de su<br>respectivo antecesor. Será admisible el pedido de citación simultánea de dos o<br>más causantes.<br> Será ineficaz la citación que se hiciere sin la antelación necesaria para que<br>el citado pueda comparecer antes de la sentencia de primera instancia.<br> CAPITULO XI<br> ACCION SUBROGATORIA<br> ART. 114º.- Procedencia. El ejercicio de la acción subrogatoria que prevé el<br>artículo 1.196 del Código Civil no requerirá autorización judicial previa y se<br>ajustará al trámite que prescriben los artículos siguientes.<br> ART. 115º.- Citación. Antes de conferirse traslado al demandado, se citará al<br>deudor por el plazo de diez días, durante el cual éste podrá:<br> 1) Formular oposición, fundada en que ya ha interpuesto la demanda o en la<br>manifiesta improcedencia de la subrogación;<br> 2) Interponer la demanda, en cuyo caso se lo considerará como actor y el juicio<br>proseguirá con el demandado.<br> En este último supuesto, así como cuando el deudor hubiese ejercido la acción<br>con anterioridad, el acreedor podrá intervenir en el proceso en la calidad<br>prescripta por el primer apartado del artículo 94.<br> ART. 116º.- Intervención del deudor. Aunque el deudor, al ser citado, no<br> ejerciere ninguno de los derechos acordados en el artículo anterior, podrá<br>intervenir en el proceso en la calidad prescripta por el segundo apartado del<br>artículo 94.<br> En todos los casos, el deudor podrá ser llamado a absolver posiciones y<br>reconocer documentos.<br> ART. 117º.- Efectos de la sentencia. La sentencia hará cosa juzgada en favor o<br>en contra del deudor citado, haya o no comparecido.<br> TITULO III<br> ACTOS PROCESALES<br> CAPITULO I<br> ACTUACIONES EN GENERAL<br> ART. 118º.- Idioma. Designación de intérprete. En todos los actos del proceso<br>se utilizará el idioma nacional. Cuando éste no fuere conocido por la persona<br>que deba prestar declaración, el juez o tribunal designará por sorteo un<br>traductor público. Se nombrará intérprete cuando deba interrogarse a sordos,<br>mudos o sordomudos que sólo puedan darse a entender por lenguaje especializado.<br> ART. 119º.- Informe o certificado previo. Cuando para dictar resolución se<br>requiriese informe o certificado previo del secretario, el juez los ordenará<br>verbalmente.<br> ART. 120º.- Anotación de peticiones. Podrá solicitarse la reiteración de<br>oficios o exhortos, desglose de poderes o documentos, agregación de pruebas,<br>entrega de edictos y, en general, que se dicten providencias de mero trámites<br>mediante simple anotación en el expediente, firmada por el solicitante<br> CAPITULO II<br> ESCRITOS<br> ART. 121º.- Redacción. Para la redacción y presentación de los escritos regirán<br>las normas del Reglamento Interno del Poder Judicial.<br> ART. 122º.- Escrito firmado a ruego. Cuando un escrito o diligencia fuere<br>firmado a ruego del interesado, el secretario o el oficial primero deberán<br> certificar que el firmante, cuyo nombre expresarán, ha sido autorizado para<br>ello en su presencia o que la autorización ha sido ratificada ante él.<br> ART. 123º.- Copias. De todo escrito de que deba darse vista o traslado, de sus<br>contestaciones, de los que tengan por objeto ofrecer prueba, promover<br>incidentes o constituir nuevo domicilio, y de los documentos con ellos<br>agregados deberán acompañarse tantas copias firmadas como partes intervengan,<br>salvo que hayan unificado la representación.<br> Se tendrá por no presentado el escrito o el documento, según el caso, y se<br>devolverá al presentante, si dentro de los dos días siguientes a los de la<br>notificación, por ministerio de la ley, de la providencia que exige el<br>cumplimiento del requisito establecido en el párrafo anterior, no fuere suplida<br>la omisión.<br> Las copias podrán ser firmadas indistintamente, por las partes, sus apoderados<br>o letrados que intervengan en el juicio. Deberán glosarse al expediente, salvo<br>que por su volumen, formato, u otras características resultare dificultoso o<br>inconveniente, en cuyo caso se conservarán ordenadamente en la secretaría. Sólo<br>serán entregadas a la parte interesada, su apoderado o letrado que intervengan<br>en el juicio, con nota de recibo.<br> Cuando deban agregarse a cédulas, oficios o exhortos, las copias se desglosarán<br>dejando constancia de esa circunstancia.<br> La reglamentación de superintendencia establecerá los plazos durante los cuales<br>deben conservarse las copias glosadas al expediente o reservadas en la<br>secretaría.<br> ART. 124º.- Copias de documentos de reproducción dificultosa. No será<br>obligatorio acompañar la copia de documentos cuya reproducción fuese<br>dificultosa por su número, extensión, o cualquier otra razón atendible, siempre<br>que así lo resolviere el juez, a pedido formulado en el mismo escrito. En tal<br>caso el juez arbitrará las medidas necesarias para obviar a la otra u otras<br>partes los inconvenientes derivados de la falta de copias.<br> Cuando con una cuenta se acompañaren libros, recibos o comprobantes bastará que<br>éstos se presenten numerados y se depositen en la secretaría para que la parte<br>o partes interesadas puedan consultarlos<br> ART. 125º.- Expedientes administrativos. En el caso de acompañarse expedientes<br>administrativos, deberá ordenarse su agregación sin el requisito exigido en el<br> artículo 123.<br> ART. 126º.- Documentos en idioma extranjero. Cuando se presentaren documentos<br>en idioma extranjero, deberá acompañarse su traducción realizada por traductor<br>público matriculado.<br> ART. 127º.- Cargo. El cargo puesto al pie de los escritos será autorizado por<br>el prosecretario, el oficial primero o quien lo determine el Reglamento Interno<br>del Poder Judicial.<br> Si el Superior Tribunal o las cámaras hubieren dispuesto que la fecha y hora de<br>presentación de los escritos se registre con fechador mecánico, el cargo<br>quedará integrado con la firma del oficial primero o quien determine el<br>Reglamento Interno, a continuación de la constancia del fechador.<br> El escrito no presentado dentro del horario judicial del día en que venciere un<br>plazo, sólo podrá ser entregado válidamente en la secretaría que corresponda y<br>suscripto por quien se encuentre a cargo de ella, el día hábil inmediato y<br>dentro de las dos primeras horas de despacho.<br> CAPITULO III<br> AUDIENCIAS<br> ART. 128º.- Reglas generales. Las audiencias, salvo disposición en contrario,<br>se ajustarán a las siguientes reglas:<br> 1) Serán públicas, bajo pena de nulidad, pero el juez o tribunal podrán<br>resolver, aún de oficio, que total o parcialmente, se realicen a puertas<br>cerradas cuando la publicidad afecte la moral, el orden público, la seguridad o<br>el derecho a la intimidad. La resolución, que será fundada, se hará constar en<br>el acta. Desaparecida la causa de la clausura, se deberá permitir el acceso al<br>público.<br> 2) Serán señaladas con anticipación no menor de tres días, salvo por razones<br>especiales que exigieren mayor brevedad, lo que deberá expresarse en la<br>resolución.<br> Toda vez que proceda la suspensión de una audiencia se fijará en el acto, la<br>fecha de su reanudación.<br> 3) Las convocatorias se considerarán hechas bajo apercibimiento de celebrarse<br>Los padres que comparezcan en representación de sus hijos no tendrán obligación<br>de presentar las partidas correspondientes, salvo que el juez, a petición de<br>parte o de oficio, los emplazare a presentarlas, bajo apercibimiento del pago<br>de las costas y perjuicios que ocasionaren.<br> ART. 50º.- Presentación de poderes. Los procuradores o apoderados acreditarán<br>su personería desde la primera gestión que hagan en nombre de sus poderdantes,<br>con la pertinente escritura de poder.<br> Sin embargo, cuando se invoque un poder general o especial para varios actos,<br>se lo acreditará con la agregación de una copia íntegra firmada por el letrado<br>patrocinante o por el apoderado. De oficio o a petición de parte, podrá<br>intimarse a la presentación del testimonio original.<br> ART. 51º.- Gestor. Cuando deban realizarse actos procesales urgentes y existan<br>hechos o circunstancias que impidan la actuación de la parte que ha de<br>cumplirlos, podrá ser admitida la comparecencia en juicio de quien no tuviere<br>representación conferida. Si dentro de los cuarenta días hábiles, contados<br>desde la primera presentación del gestor, no fueren acompañados los<br>instrumentos que acrediten la personalidad o la parte no ratificase la gestión,<br> será nulo todo lo actuado por el gestor y éste pagará las costas causadas, sin<br>perjuicio de la responsabilidad por el daño que hubiere producido.<br> En su presentación, el gestor, además de indicar la parte en cuyo beneficio<br>pretende actuar, deberá expresar las razones que justifiquen la seriedad del<br>pedido, salvo que la urgencia resulte objetivamente de la petición misma o de<br>la situación procesal de que se trate. La nulidad, en su caso, se producirá por<br>el solo vencimiento del plazo sin que se requiera intimación previa.<br> La facultad acordada por este artículo sólo podrá ejercerse una vez en el curso<br>del proceso.<br> ART. 52º.- Efectos de la presentación del poder y admisión de la personería.<br>Presentado el poder y admitida su personería, el apoderado asume todas las<br>responsabilidades que las leyes le imponen y sus actos obligan al poderdante<br>como si él personalmente los practicare.<br> ART. 53º.- Obligaciones del apoderado. El apoderado estará obligado a seguir el<br>juicio mientras no haya cesado legalmente en el cargo. Hasta entonces las<br>citaciones y notificaciones que se hagan, incluso las de las sentencias<br>definitivas, tendrán la misma fuerza que si se hicieren al poderdante, sin que<br>le sea permitido pedir que se entiendan con éste. Exceptúanse los actos que por<br>disposición de la ley deban ser notificados personalmente a la parte.<br> ART. 54º.- Alcance del poder. El poder conferido para un pleito determinado,<br>cualesquiera sean sus términos, comprende la facultad de interponer los<br>recursos legales y seguir todas las instancias del pleito.<br> También comprende la facultad de intervenir en los incidentes y de ejercitar<br>todos los actos que ocurran durante la secuela de la litis, excepto aquellos<br>para los cuales la ley requiera facultad especial, o se hubiesen reservado<br>expresamente en el poder.<br> ART. 55º.- Responsabilidad por las costas. Sin perjuicio de la responsabilidad<br>civil o criminal por el ejercicio del mandato, el mandatario deberá abonar a su<br>poderdante las costas causadas por su exclusiva culpa o negligencia, cuando<br>fueran declaradas judicialmente.<br> El juez podrá, de acuerdo con las circunstancias, establecer la responsabilidad<br>solidaria del mandatario con el letrado patrocinante.<br> ART. 56º.- Cesación de la representación. La representación de los apoderados<br> cesará:<br> 1) Por revocación expresa del mandato en el expediente. En este caso, el<br>poderdante deberá comparecer por sí o constituir nuevo apoderamiento sin<br>necesidad de emplazamiento o citación, so pena de continuar el juicio en<br>rebeldía. La sola presentación del mandante no revoca el poder;<br> 2) Por renuncia, en cuyo caso el apoderado deberá, bajo pena de daños y<br>perjuicios, continuar las gestiones hasta que haya vencido el plazo que el juez<br>fije al poderdante para reemplazarlo o comparecer por sí. La fijación del plazo<br>se hará bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía. La resolución<br>que así lo disponga deberá notificarse por cédula en el domicilio real del<br>mandante;<br> 3) Por haber cesado la personalidad con que litigaba el poderdante;<br> 4) Por haber concluido la causa para la cual se le otorgó el poder;<br> 5) Por muerte o incapacidad del poderdante. En tales casos el apoderado<br>continuará ejerciendo su personería hasta que los herederos o representantes<br>legales tomen la intervención que les corresponda en el proceso, o venza el<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br> litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br> Ello tendrá lugar suscribiendo un abogado el mismo escrito ante el secretario o<br>el oficial primero, quien certificará en el expediente esta circunstancia, o<br>por la ratificación que por separado se hiciere con firma de letrado.<br> ART. 61º.- Dignidad. En el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado<br>a los magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele.<br> CAPITULO IV<br> REBELDIA<br> ART. 62º.- Declaración de rebeldía. La parte con domicilio conocido,<br>debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citación o<br>abandonare el juicio después de haber comparecido, será declarada en rebeldía a<br>pedido de la otra.<br> Esta resolución se notificará por cédula o, en su caso, por edictos durante dos<br>días. Las sucesivas resoluciones se tendrán por notificadas por ministerio de<br>la ley.<br> Si no se hubiere requerido que el incompareciente sea declarado rebelde, se<br>aplicarán las reglas sobre notificaciones establecidas en el primer párrafo del<br>artículo 44.<br> ART. 63º.- Efectos. La rebeldía no alterará la secuela regular del proceso.<br> La sentencia será pronunciada según el mérito de la causa y lo establecido en<br>el artículo 360, inciso 1º. En caso de duda, la rebeldía declarada y firme<br>constituirá presunción de verdad de los hechos lícitos afirmados por quien<br>obtuvo la declaración. Serán a cargo del rebelde las costas causadas por su<br>rebeldía.<br> ART. 64º.- Prueba. A pedido de parte el juez abrirá la causa a prueba, o<br>dispondrá su producción según correspondiere conforme al tipo de proceso; en su<br>caso podrá mandar practicar las medidas tendientes al esclarecimiento de la<br>verdad de los hechos, autorizadas por este Código.<br> ART. 65º.- Notificación de la sentencia. La sentencia se hará saber al rebelde<br>en la forma prescripta para la notificación de la providencia que declara la<br>rebeldía.<br> ART. 66º.- Medidas precautorias. Desde el momento en que un litigante haya sido<br> declarado en rebeldía podrán decretarse, si la otra parte lo pidiere, las<br>medidas precautorias necesarias para asegurar el objeto del juicio, o el pago<br>de la suma que se estime en concepto de eventuales costas si el rebelde fuere<br>el actor.<br> ART. 67º.- Comparencia del rebelde. Si el rebelde compareciese en cualquier<br>estado del juicio será admitido como parte y, cesando el procedimiento en<br>rebeldía, se entenderá con él la sustanciación, sin que ésta pueda en ningún<br>caso retrogradar.<br> ART. 68º.- Subsistencia de las medidas precautorias. Las medidas precautorias<br>decretadas de conformidad con el artículo 66 continuarán hasta la terminación<br>del juicio, a menos que el interesado justificare haber incurrido en rebeldía<br>por causas que no haya estado a su alcance vencer.<br> ART. 69º.- Prueba en segunda instancia. Si el rebelde hubiese comparecido<br>después de la oportunidad en que ha debido ofrecer la prueba y apelare de la<br>sentencia, a su pedido se recibirá la causa a prueba en segunda instancia, en<br>los términos del artículo 266 inciso 5º letra a.<br> Si como consecuencia de la prueba producida en segunda instancia la otra parte<br>resultare vencida, para la distribución de las costas se tendrá en cuenta la<br>situación creada por el rebelde.<br> ART. 70º.- Inimpugnabilidad de la sentencia. Ejecutoriada la sentencia<br>pronunciada en rebeldía, no se admitirá recurso alguno contra ella.<br> CAPITULO V<br> COSTAS<br> ART. 71º.- Principio general. La parte vencida en el juicio deberá pagar todos<br>los gastos de la contraria, aun cuando ésta no lo hubiese solicitado.<br> Sin embargo, el juez podrá eximir total o parcialmente de esta responsabilidad<br>al litigante vencido, siempre que encontrare mérito para ello, expresándolo en<br>su pronunciamiento, bajo pena de nulidad.<br> ART. 72º.- Incidentes. En los incidentes también regirá lo establecido en la<br>primera parte del artículo anterior.<br> No se sustanciarán nuevos incidentes promovidos por quien hubiere sido<br> condenado al pago de las costas en otro anterior, mientras no satisfaga su<br>importe o en su caso, lo dé a embargo.<br> No estarán sujetas a este requisito de admisibilidad las incidencias promovidas<br>en el curso de las audiencias.<br> Toda apelación sobre imposición de costas y regulación de honorarios se<br>concederá en efecto diferido, salvo cuando el expediente deba ser remitido a la<br>cámara como consecuencia del recurso deducido por alguna de las partes contra<br>la resolución que decidió el incidente.<br> ART. 73º.- Allanamiento. No se impondrán costas al vencido:<br> 1) Cuando hubiese reconocido oportunamente como fundadas las pretensiones de su<br>adversario allanándose a satisfacerlas, a menos que hubiere incurrido en mora o<br>que por su culpa hubiere dado lugar a la reclamación;<br> 2) Cuando se allanare dentro del quinto día de tener conocimiento de los<br>títulos e instrumentos tardíamente presentados.<br> Para que proceda la exención de costas, el allanamiento debe ser real,<br>incondicionado, oportuno, total y efectivo.<br> Si de los antecedentes del proceso resultare que el demandado no hubiere dado<br>motivo a la promoción del juicio y se allanare dentro del plazo para contestar<br>la demanda, cumpliendo su obligación, las costas se impondrán al actor.<br> ART. 74º.- Vencimiento parcial y mutuo. Si el resultado del pleito o incidente<br>fuere parcialmente favorable a ambos litigantes, las costas se compensarán o se<br>distribuirán prudencialmente por el juez en proporción al éxito obtenido por<br>cada uno de ellos.<br> ART. 75º.- Pluspetición inexcusable. El litigante que incurriere en<br>pluspetición inexcusable será condenado en costas, si la otra parte hubiere<br>admitido el monto hasta el límite establecido en la sentencia.<br> Si no hubiese existido dicha admisión o si ambas partes incurrieren en<br>pluspetición, regirá lo dispuesto en el artículo precedente.<br> No se entenderá que hay pluspetición a los efectos determinados en este<br>artículo, cuando el valor de la condena dependiese legalmente del arbitrio<br>judicial, de juicio pericial o de rendición de cuentas o cuando las<br> pretensiones de la parte no fuesen reducidas por la condena en más de un 20 %.<br> ART. 76º.- Conciliación, transacción, desistimiento, caducidad de instancia. Si<br>el juicio terminase por transacción o conciliación, las costas serán impuestas<br>en el orden causado, respecto de quienes celebraron el avenimiento; en cuanto a<br>las partes que no lo suscribieron se aplicarán las reglas generales.<br> Si el proceso se extinguiera por desistimiento, las costas serán a cargo de<br>quien desiste, salvo cuando se debiere exclusivamente a cambios de legislación<br>o jurisprudencia y se llevare a cabo sin demora injustificada.<br> Exceptúase, en todos los casos, lo que pudieren acordar las partes en<br>contrario.<br> Declarada la caducidad de la primera instancia, las costas del juicio deben ser<br>impuestas al actor.<br> ART. 77º.- Nulidad. Si el procedimiento se anulare por causa imputable a una de<br>las partes, serán a su cargo las costas producidas desde el acto o la omisión<br>que dio origen a la nulidad.<br> ART. 78º.- Litisconsorcio. En los casos de litisconsorcio las costas se<br>distribuirán entre los litisconsortes, salvo que por la naturaleza de la<br>obligación correspondiere la condena solidaria.<br> Cuando el interés que cada uno de ellos representase en el juicio ofreciere<br>considerables diferencias, podrá el juez distribuir las costas en proporción a<br>ese interés.<br> ART. 79º.- Prescripción. Si el actor se allanare a la prescripción opuesta, las<br>costas se distribuirán en el orden causado.<br> ART. 80º.- Alcance de la condena en costas. La condena en costas comprenderá<br>todos los gastos causados u ocasionados por la sustanciación del proceso y los<br>que se hubiesen realizado para evitar el pleito, mediante el cumplimiento de la<br>obligación.<br> Los correspondientes a pedidos desestimados serán a cargo de la parte que los<br>efectuó u originó, aunque la sentencia le fuere favorable en lo principal.<br> No serán objeto de reintegro los gastos superfluos o inútiles.<br> Si los gastos fuesen excesivos, el juez podrá reducirlos prudencialmente.<br> Los peritos intervinientes podrán reclamar de la parte no condenada en costas<br>hasta el cincuenta por ciento de los honorarios que le fueren regulados, sin<br>perjuicio de lo dispuesto en el artículo 484.<br> CAPITULO VI<br> BENEFICIO DE LITIGAR SIN GASTOS<br> ART. 81º.- Procedencia. Los que carecieren de recursos podrán solicitar antes<br>de presentar la demanda o en cualquier estado del proceso, la concesión del<br>beneficio de litigar sin gastos, con arreglo a las disposiciones contenidas en<br>este capítulo.<br> No obstará a la concesión del beneficio la circunstancia de tener el<br>peticionario lo indispensable para procurarse su subsistencia, cualquiera fuere<br>el origen de sus recursos.<br> ART. 82º.- Requisitos de la solicitud. La solicitud contendrá:<br> 1) La mención de los hechos en que se fundare, de la necesidad de reclamar o<br>defender judicialmente derechos propios o del cónyuge o de hijos menores, así<br>como la indicación del proceso que se iniciare o en el que se deba intervenir;<br> 2) El ofrecimiento de la prueba tendiente a demostrar la imposibilidad de<br>obtener recursos. Deberá acompañarse el interrogatorio de los testigos.<br> ART. 83º.- Prueba. El juez ordenará sin más trámite las diligencias necesarias<br>para que la prueba ofrecida se produzca a la mayor brevedad y citará al<br>litigante contrario o a quien haya de serlo, y al organismo de determinación y<br>recaudación de la tasa de justicia, quienes podrán fiscalizarla y ofrecer otras<br>pruebas, con conocimiento del Ministerio Público Fiscal. La exención deberá<br>tramitarse en un plazo no mayor de noventa días, el que, con carácter<br>excepcional, podrá ser ampliado por el juez en treinta días si la falta de<br>resolución de la diligencia no le fuese imputable al solicitante. El tribunal<br>de oficio requerirá informe al Registro de la Propiedad Inmueble.<br> No podrá dictarse sentencia si antes no hubiere recaído resolución definitiva<br>en el incidente de beneficio de litigar sin gastos.<br> ART. 84º.- Traslado y resolución. Producida la prueba, se dará vista por cinco<br> días comunes al peticionario, a la otra parte, al Ministerio Público Fiscal y<br>al organismo de determinación y recaudación de la tasa de justicia. Contestado<br>dicho traslado o vencido el plazo para hacerlo, el juez resolverá acordando el<br>beneficio, total o parcialmente, o denegándolo. En el primer caso, la<br>resolución será apelable al solo efecto devolutivo. La exención será materia de<br>expresa referencia en la resolución que recayere en la causa en que se hiciera<br>valer, la que ordenará la liquidación y pago de la tasa de justicia, cuando<br>correspondiere, a cargo de la parte no beneficiada de litigar sin gastos,<br>conforme a la imposición de costas que dispusiere.<br> Si se comprobare la falsedad de los hechos alegados como fundamento de la<br>petición del beneficio de litigar sin gastos, se impondrá al peticionario una<br>multa que se fijará en el doble del importe de la tasa de justicia que<br>correspondiera abonar, la que no podrá ser inferior a la suma de pesos un mil<br>($1.000). El importe de la multa se destinará a la biblioteca del Poder<br>Judicial de la Provincia.<br> ART. 85º.- Carácter de la resolución. La resolución que denegare o acordare el<br>beneficio no causará estado.<br> Si fuese denegatoria, el interesado podrá ofrecer otras pruebas y solicitar una<br>nueva resolución.<br> La que lo concediere, podrá ser dejada sin efecto a requerimiento de parte<br>interesada, cuando se demostrare que la persona a cuyo favor se dictó no tiene<br>ya derecho al beneficio.<br> La impugnación se sustanciará por el trámite de los incidentes.<br> ART. 86º.- Beneficio provisional. Efectos del pedido. Hasta que se dicte<br>resolución, la solicitud y presentaciones de ambas partes estarán exentas del<br>pago de impuestos y sellado de actuación. Estos serán satisfechos, así como las<br>costas, en caso de denegación.<br> El trámite para obtener el beneficio no suspenderá el procedimiento, salvo que<br>así se solicite al momento de su interposición.<br> ART. 87º.- Alcance. Cesación. El que obtuviere el beneficio estará exento,<br>total o parcialmente, del pago de las costas o gastos judiciales hasta que<br>mejore de fortuna o se demuestre que variaron las circunstancias que se<br>tuvieron en cuenta para su otorgamiento. Si venciere en el pleito, deberá pagar<br>las causadas en su defensa hasta la concurrencia máxima de la tercera parte de<br> los valores que reciba.<br> Los profesionales podrán exigir el pago de sus honorarios a la parte condenada<br>en costas, y a su cliente, en el caso y con la limitación señalada en éste<br>articulo.<br> En todos los casos la concesión del beneficio tendrá efecto retroactivo a la<br>fecha de promoción de la demanda o reconvención, respecto de las costas o<br>gastos judiciales no satisfechos.<br> ART. 88º.- Defensa del beneficiario. La representación y defensa del<br>beneficiario será asumida por el defensor oficial, salvo si aquél deseare<br>hacerse patrocinar o representar por abogado o procurador de la matrícula. En<br>este último caso, cualquiera sea el monto del asunto, el mandato que confiera<br>podrá hacerse por acta labrada ante el secretario o prosecretario.<br> ART. 89º.- Extensión a otra Parte. A pedido del interesado, el beneficio<br>concedido podrá hacerse extensivo para litigar contra otra persona en el mismo<br>juicio, si correspondiere, con citación de ésta, quien podrá ejercer las<br>facultades que le confieren los artículos 83 y 84.<br> CAPITULO VII<br> ACUMULACIÓN DE ACCIONES Y LITISCONSORCIO<br> ART. 90º.- Acumulación objetiva de acciones. Antes de la notificación de la<br>demanda el actor podrá acumular todas las acciones que tuviere contra una misma<br>parte, siempre que:<br> 1) No sean contrarias entre sí, de modo que por la elección de una quede<br>excluida la otra;<br> 2) Correspondan a la competencia del mismo juez;<br> 3) Puedan sustanciarse por los mismos trámites.<br> ART. 91º.- Litisconsorcio facultativo. Podrán varias partes demandar o ser<br>demandadas en un mismo proceso cuando las acciones sean conexas por el título,<br>o por el objeto, o por ambos elementos a la vez.<br> ART. 92º.- Litisconsorcio necesario. Cuando la sentencia no pudiere<br>pronunciarse útilmente más que con relación a varias partes, éstas habrán de<br> demandar o ser demandadas en un mismo proceso.<br> Si así no sucediere, el juez de oficio o a solicitud de cualquiera de las<br>partes, ordenará, antes de dictar la providencia de apertura a prueba, la<br>integración de la litis dentro de un plazo que señalará, quedando en suspenso<br>el desarrollo del proceso mientras se cita al litigante o litigantes omitidos.<br> CAPITULO VIII<br> INTERVENCION DE TERCEROS<br> ART. 93º.- Intervención voluntaria. Podrá intervenir en un juicio pendiente en<br>calidad de parte, cualquiera fuere la etapa o la instancia en que éste se<br>encontrare, quien:<br> 1) Acredite sumariamente que la sentencia pudiere afectar su interés propio;<br> 2) Según las normas del derecho sustancial, hubiese estado legitimado para<br>demandar o ser demandado en el juicio.<br> ART. 94º.- Calidad procesal de los intervinientes. En el caso del inciso 1º del<br>artículo anterior, la actuación del interviniente será accesoria y subordinada<br>a la de la parte a quien apoyare, no pudiendo alegar ni probar lo que estuviese<br>prohibido a ésta.<br> En el caso del inciso 2º del mismo artículo, el interviniente actuará como<br>litisconsorte de la parte principal y tendrá sus mismas facultades procesales.<br> ART. 95º.- Procedimiento previo. El pedido de intervención se formulará por<br>escrito, con los requisitos de la demanda en lo pertinente.<br> Con aquél se presentarán los documentos y se ofrecerán las demás pruebas de los<br>hechos en que se fundare la solicitud.<br> Se conferirá traslado a las partes y, si hubiese oposición, se la sustanciará<br>en una sola audiencia. La resolución se dictará dentro de los diez días.<br> ART. 96º.- Efectos. En ningún caso la intervención del tercero retrogradará el<br>juicio ni suspenderá su curso.<br> ART. 97º.- Intervención obligada. El actor en el escrito de demanda y el<br>demandado dentro del plazo para oponer excepciones previas o para contestar la<br> demanda, según la naturaleza del juicio, podrán solicitar la citación de aquél<br>a cuyo respecto consideraren que la controversia es común.<br> La citación se hará en la forma dispuesta por el artículo 342 y siguientes.<br> ART. 98º.- Efectos de la citación. La citación de un tercero suspenderá el<br>procedimiento hasta su comparencia, o hasta el vencimiento del plazo que se le<br>hubiere señalado para comparecer.<br> ART. 99º.- Recursos. Alcance de la sentencia. Será inapelable la resolución que<br>admita la intervención de terceros. La que la deniegue será apelable en efecto<br>devolutivo.<br> En todos los supuestos, la sentencia dictada después de la intervención del<br>tercero, o de su citación, en su caso, lo alcanzará como a los litigantes<br>principales.<br> También será ejecutable la resolución contra el tercero, salvo que, en<br>oportunidad de formular el pedido de intervención o de contestar la citación,<br>según el caso, hubiese alegado fundadamente, la existencia de defensas y/o<br>derechos que no pudiesen ser materia de debate y decisión en el juicio.<br> CAPITULO IX<br> TERCERIAS<br> ART. 100º.- Fundamento y oportunidad. Las tercerías deberán fundarse en el<br>dominio de los bienes embargados o en el derecho que el tercero tuviere a ser<br>pagado con preferencia al embargante.<br> La de dominio deberá deducirse antes de que se otorgue la posesión de los<br>bienes; la de mejor derecho, antes de que se pague al acreedor.<br> Si el tercerista dedujere la demanda después de diez días desde que tuvo o<br>debió tener conocimiento del embargo o desde que se rechazó el levantamiento<br>sin tercería, abonará las costas que originare su presentación extemporánea,<br>aunque correspondiere imponer las del proceso a la otra parte por declararse<br>procedente la tercería.<br> ART. 101º.- Requisitos. No se dará curso a la tercería si quien la deduce no<br>probare, con instrumentos fehacientes o en forma sumaria, la verosimilitud del<br>derecho en que se funda. No obstante, aun no cumplido dicho requisito, la<br> tercería será admisible si quien la promueve diere fianza para responder de los<br>perjuicios que pudiere producir la suspensión del proceso principal.<br> Desestimada la tercería, no será admisible su reiteración si se fundare en<br>título que hubiese poseído y conocido el tercerista al tiempo de entablar la<br>primera. No se aplicará esta regla si la tercería no hubiese sido admitida sólo<br>por falta de ofrecimiento o constitución de la fianza.<br> ART. 102º.- Efectos sobre el principal de la tercería de dominio. Si la<br>tercería fuese de dominio, consentida o ejecutoriada la orden de venta de los<br>bienes, se suspenderá el procedimiento principal, a menos que se tratare de<br>bienes sujetos a desvalorización o desaparición o que irrogaren excesivos<br>gastos de conservación, en cuyo caso, el producto de la venta quedará afectado<br>a las resultas de la tercería.<br> El tercerista podrá, en cualquier momento, obtener el levantamiento del embargo<br>dando garantía suficiente de responder al crédito del embargante por capital,<br>intereses y costas en caso de que no probare que los bienes embargados le<br>pertenecen.<br> ART. 103º.- Efectos sobre el principal de la tercería de mejor derecho. Si la<br>tercería fuese de mejor derecho, previa citación del tercerista, el juez podrá<br>disponer la venta de los bienes, suspendiéndose el pago hasta que se decida<br>sobre la preferencia, salvo si se otorgare fianza para responder a las resultas<br>de la tercería.<br> El tercerista será parte en las actuaciones relativas al remate de los bienes.<br> ART. 104º.- Demanda. Sustanciación. Allanamiento. La demanda por tercería<br>deberá deducirse contra las partes del proceso principal, y se sustanciará por<br>el trámite del juicio ordinario o sumario, según lo determine el juez<br>atendiendo a las circunstancias.<br> El allanamiento y los actos de reconocimiento realizados por el embargado no<br>podrán ser invocados en perjuicio del embargante.<br> ART. 105º.- Ampliación o mejora del embargo. Deducida la tercería, el<br>embargante podrá pedir que se amplíe o mejore el embargo, o que se adopten<br>otras medidas precautorias necesarias.<br> ART. 106º.- Connivencia entre tercerista y embargado. Cuando resultare probada<br>la connivencia del tercerista con el embargado, el juez ordenará, sin más<br> trámite, la remisión de los antecedentes a la justicia penal e impondrá al<br>tercerista o a los profesionales que lo hayan presentado o patrocinado, o a<br>todos ellos, las sanciones disciplinarias que correspondan. Asimismo podrá<br>disponer la detención del tercerista hasta el momento en que comience a actuar<br>el juez en lo penal.<br> ART. 107º.- Levantamiento del embargo sin tercería. El tercero perjudicado por<br>un embargo podrá pedir su levantamiento sin promover tercería, acompañando el<br>título de dominio u ofreciendo sumaria información sobre su posesión, según la<br>naturaleza de los bienes.<br> Del pedido se dará traslado al embargante. La resolución será recurrible cuando<br>haga lugar al desembargo. Si lo denegara, el interesado podrá deducir<br>directamente la tercería.<br> CAPITULO X<br> CITACION DE EVICCION<br> ART. 108º.- Oportunidad. Tanto el actor como el demandado podrán pedir la<br>citación de evicción: el primero, al deducir la demanda; el segundo, dentro del<br>plazo para oponer excepciones previas en el juicio ordinario, o dentro del<br>fijado para la contestación de la demanda, en los demás procesos.<br> La resolución se dictará sin sustanciación previa. Sólo se hará lugar a la<br>citación si fuere manifiestamente procedente.<br> La denegatoria será recurrible en efecto devolutivo.<br> ART. 109º.- Notificación. El citado será notificado en la misma forma y plazo<br>establecidos para el demandado. No podrá invocar la improcedencia de la<br>citación, debiendo limitarse a asumir o no la defensa. Si no la ejerciere, su<br>responsabilidad se establecerá en el juicio que corresponda.<br> ART. 110º.- Efectos. La citación solicitada oportunamente suspenderá el curso<br>del proceso durante el plazo que el juez fijare. Será carga del citante activar<br>las diligencias necesarias para el conocimiento del citado. El plazo para<br>oponer excepciones previas y la sustanciación de éstas no quedarán suspendidos.<br> ART. 111º.- Abstención y tardanza del citado. Si el citado no compareciere o<br>habiendo comparecido se resistiere a asumir la defensa, el juicio proseguirá<br>con quien pidió la citación, salvo los derechos de éste contra aquél.<br> Durante la sustanciación del juicio, las dos partes podrán proseguir las<br>diligencias para obtener la comparencia del citado. Si éste se presentare,<br>tomará la causa en el estado en que se encuentre. En la contestación podrá<br>invocar las excepciones que no hubiesen sido opuestas como previas.<br> ART. 112º.- Defensa por el citado. Si el citado asumiere la defensa podrá obrar<br>conjunta o separadamente con la parte que solicitó la citación, en el carácter<br>de litisconsorte.<br> ART. 113.- Citación de otros causantes. Si el citado pretendiese, a su vez,<br>citar a su causante, podrá hacerlo en los primeros cinco días de haber sido<br>notificado, sin perjuicio de la carga de proseguir el proceso por sí. En las<br>mismas condiciones cada uno de los causantes podrá requerir la citación de su<br>respectivo antecesor. Será admisible el pedido de citación simultánea de dos o<br>más causantes.<br> Será ineficaz la citación que se hiciere sin la antelación necesaria para que<br>el citado pueda comparecer antes de la sentencia de primera instancia.<br> CAPITULO XI<br> ACCION SUBROGATORIA<br> ART. 114º.- Procedencia. El ejercicio de la acción subrogatoria que prevé el<br>artículo 1.196 del Código Civil no requerirá autorización judicial previa y se<br>ajustará al trámite que prescriben los artículos siguientes.<br> ART. 115º.- Citación. Antes de conferirse traslado al demandado, se citará al<br>deudor por el plazo de diez días, durante el cual éste podrá:<br> 1) Formular oposición, fundada en que ya ha interpuesto la demanda o en la<br>manifiesta improcedencia de la subrogación;<br> 2) Interponer la demanda, en cuyo caso se lo considerará como actor y el juicio<br>proseguirá con el demandado.<br> En este último supuesto, así como cuando el deudor hubiese ejercido la acción<br>con anterioridad, el acreedor podrá intervenir en el proceso en la calidad<br>prescripta por el primer apartado del artículo 94.<br> ART. 116º.- Intervención del deudor. Aunque el deudor, al ser citado, no<br> ejerciere ninguno de los derechos acordados en el artículo anterior, podrá<br>intervenir en el proceso en la calidad prescripta por el segundo apartado del<br>artículo 94.<br> En todos los casos, el deudor podrá ser llamado a absolver posiciones y<br>reconocer documentos.<br> ART. 117º.- Efectos de la sentencia. La sentencia hará cosa juzgada en favor o<br>en contra del deudor citado, haya o no comparecido.<br> TITULO III<br> ACTOS PROCESALES<br> CAPITULO I<br> ACTUACIONES EN GENERAL<br> ART. 118º.- Idioma. Designación de intérprete. En todos los actos del proceso<br>se utilizará el idioma nacional. Cuando éste no fuere conocido por la persona<br>que deba prestar declaración, el juez o tribunal designará por sorteo un<br>traductor público. Se nombrará intérprete cuando deba interrogarse a sordos,<br>mudos o sordomudos que sólo puedan darse a entender por lenguaje especializado.<br> ART. 119º.- Informe o certificado previo. Cuando para dictar resolución se<br>requiriese informe o certificado previo del secretario, el juez los ordenará<br>verbalmente.<br> ART. 120º.- Anotación de peticiones. Podrá solicitarse la reiteración de<br>oficios o exhortos, desglose de poderes o documentos, agregación de pruebas,<br>entrega de edictos y, en general, que se dicten providencias de mero trámites<br>mediante simple anotación en el expediente, firmada por el solicitante<br> CAPITULO II<br> ESCRITOS<br> ART. 121º.- Redacción. Para la redacción y presentación de los escritos regirán<br>las normas del Reglamento Interno del Poder Judicial.<br> ART. 122º.- Escrito firmado a ruego. Cuando un escrito o diligencia fuere<br>firmado a ruego del interesado, el secretario o el oficial primero deberán<br> certificar que el firmante, cuyo nombre expresarán, ha sido autorizado para<br>ello en su presencia o que la autorización ha sido ratificada ante él.<br> ART. 123º.- Copias. De todo escrito de que deba darse vista o traslado, de sus<br>contestaciones, de los que tengan por objeto ofrecer prueba, promover<br>incidentes o constituir nuevo domicilio, y de los documentos con ellos<br>agregados deberán acompañarse tantas copias firmadas como partes intervengan,<br>salvo que hayan unificado la representación.<br> Se tendrá por no presentado el escrito o el documento, según el caso, y se<br>devolverá al presentante, si dentro de los dos días siguientes a los de la<br>notificación, por ministerio de la ley, de la providencia que exige el<br>cumplimiento del requisito establecido en el párrafo anterior, no fuere suplida<br>la omisión.<br> Las copias podrán ser firmadas indistintamente, por las partes, sus apoderados<br>o letrados que intervengan en el juicio. Deberán glosarse al expediente, salvo<br>que por su volumen, formato, u otras características resultare dificultoso o<br>inconveniente, en cuyo caso se conservarán ordenadamente en la secretaría. Sólo<br>serán entregadas a la parte interesada, su apoderado o letrado que intervengan<br>en el juicio, con nota de recibo.<br> Cuando deban agregarse a cédulas, oficios o exhortos, las copias se desglosarán<br>dejando constancia de esa circunstancia.<br> La reglamentación de superintendencia establecerá los plazos durante los cuales<br>deben conservarse las copias glosadas al expediente o reservadas en la<br>secretaría.<br> ART. 124º.- Copias de documentos de reproducción dificultosa. No será<br>obligatorio acompañar la copia de documentos cuya reproducción fuese<br>dificultosa por su número, extensión, o cualquier otra razón atendible, siempre<br>que así lo resolviere el juez, a pedido formulado en el mismo escrito. En tal<br>caso el juez arbitrará las medidas necesarias para obviar a la otra u otras<br>partes los inconvenientes derivados de la falta de copias.<br> Cuando con una cuenta se acompañaren libros, recibos o comprobantes bastará que<br>éstos se presenten numerados y se depositen en la secretaría para que la parte<br>o partes interesadas puedan consultarlos<br> ART. 125º.- Expedientes administrativos. En el caso de acompañarse expedientes<br>administrativos, deberá ordenarse su agregación sin el requisito exigido en el<br> artículo 123.<br> ART. 126º.- Documentos en idioma extranjero. Cuando se presentaren documentos<br>en idioma extranjero, deberá acompañarse su traducción realizada por traductor<br>público matriculado.<br> ART. 127º.- Cargo. El cargo puesto al pie de los escritos será autorizado por<br>el prosecretario, el oficial primero o quien lo determine el Reglamento Interno<br>del Poder Judicial.<br> Si el Superior Tribunal o las cámaras hubieren dispuesto que la fecha y hora de<br>presentación de los escritos se registre con fechador mecánico, el cargo<br>quedará integrado con la firma del oficial primero o quien determine el<br>Reglamento Interno, a continuación de la constancia del fechador.<br> El escrito no presentado dentro del horario judicial del día en que venciere un<br>plazo, sólo podrá ser entregado válidamente en la secretaría que corresponda y<br>suscripto por quien se encuentre a cargo de ella, el día hábil inmediato y<br>dentro de las dos primeras horas de despacho.<br> CAPITULO III<br> AUDIENCIAS<br> ART. 128º.- Reglas generales. Las audiencias, salvo disposición en contrario,<br>se ajustarán a las siguientes reglas:<br> 1) Serán públicas, bajo pena de nulidad, pero el juez o tribunal podrán<br>resolver, aún de oficio, que total o parcialmente, se realicen a puertas<br>cerradas cuando la publicidad afecte la moral, el orden público, la seguridad o<br>el derecho a la intimidad. La resolución, que será fundada, se hará constar en<br>el acta. Desaparecida la causa de la clausura, se deberá permitir el acceso al<br>público.<br> 2) Serán señaladas con anticipación no menor de tres días, salvo por razones<br>especiales que exigieren mayor brevedad, lo que deberá expresarse en la<br>resolución.<br> Toda vez que proceda la suspensión de una audiencia se fijará en el acto, la<br>fecha de su reanudación.<br> 3) Las convocatorias se considerarán hechas bajo apercibimiento de celebrarse<br> con cualquiera de las partes que concurra.<br> 4) Empezarán a la hora designada. Los citados sólo tendrán obligación de<br>esperar treinta minutos, transcurridos los cuales podrán retirarse dejando<br>constancia en el acta que se labrará al efecto.<br> 5) El secretario levantará acta haciendo una relación abreviada de lo ocurrido<br>y de lo expresado por las partes.<br> El acta será firmada por el secretario y las partes, salvo cuando alguna de<br>ellas no hubiera querido o podido firmar; en este caso, deberá consignarse esa<br>circunstancia.<br> El juez firmará el acta cuando hubiere presidido la audiencia.<br> 6) Las audiencias de pruebas serán documentadas por el juez o tribunal. Si<br>éstos así lo decidieren, la documentación se efectuará por medio de<br>fonograbación. Esta se realizará en doble ejemplar, uno de los cuales se<br>certificará y conservará adecuadamente hasta que la sentencia quede firme; el<br>otro ejemplar quedará a disposición de las partes para su consulta. Las partes<br>que aporten su propio material tendrán derecho a constancias similares en la<br>forma y condiciones de seguridad que establezca el tribunal de<br>superintendencia. Estas constancias carecerán de fuerza probatoria.<br> Los tribunales de alzada, en los casos de considerarlo necesario para la<br>resolución de los recursos sometidos a su decisión, podrán requerir la<br>transcripción y presentación de la fonograbación, dentro del plazo que fijen al<br>efecto a la parte que propuso el medio de prueba de que se trate, o a la que el<br>propio tribunal decida, si la prueba fuera común.<br> 7) En las condiciones establecidas en el inciso anterior, el tribunal podrá<br>decidir la documentación de las audiencias de pruebas por cualquier otro medio<br>técnico.<br> ART. 129º.- Versión taquigráfica. A pedido de parte, a su costa y sin recurso<br>alguno, podrá ordenarse que se tome versión taquigráfica de lo ocurrido o que<br>se lo registre por cualquier otro medio técnico, siempre que se solicitare con<br>anticipación suficiente. El juez nombrará de oficio a los taquígrafos. Las<br>partes podrán pedir copias del acta<br> CAPITULO IV<br>será nulo todo lo actuado por el gestor y éste pagará las costas causadas, sin<br>perjuicio de la responsabilidad por el daño que hubiere producido.<br> En su presentación, el gestor, además de indicar la parte en cuyo beneficio<br>pretende actuar, deberá expresar las razones que justifiquen la seriedad del<br>pedido, salvo que la urgencia resulte objetivamente de la petición misma o de<br>la situación procesal de que se trate. La nulidad, en su caso, se producirá por<br>el solo vencimiento del plazo sin que se requiera intimación previa.<br> La facultad acordada por este artículo sólo podrá ejercerse una vez en el curso<br>del proceso.<br> ART. 52º.- Efectos de la presentación del poder y admisión de la personería.<br>Presentado el poder y admitida su personería, el apoderado asume todas las<br>responsabilidades que las leyes le imponen y sus actos obligan al poderdante<br>como si él personalmente los practicare.<br> ART. 53º.- Obligaciones del apoderado. El apoderado estará obligado a seguir el<br>juicio mientras no haya cesado legalmente en el cargo. Hasta entonces las<br>citaciones y notificaciones que se hagan, incluso las de las sentencias<br>definitivas, tendrán la misma fuerza que si se hicieren al poderdante, sin que<br>le sea permitido pedir que se entiendan con éste. Exceptúanse los actos que por<br>disposición de la ley deban ser notificados personalmente a la parte.<br> ART. 54º.- Alcance del poder. El poder conferido para un pleito determinado,<br>cualesquiera sean sus términos, comprende la facultad de interponer los<br>recursos legales y seguir todas las instancias del pleito.<br> También comprende la facultad de intervenir en los incidentes y de ejercitar<br>todos los actos que ocurran durante la secuela de la litis, excepto aquellos<br>para los cuales la ley requiera facultad especial, o se hubiesen reservado<br>expresamente en el poder.<br> ART. 55º.- Responsabilidad por las costas. Sin perjuicio de la responsabilidad<br>civil o criminal por el ejercicio del mandato, el mandatario deberá abonar a su<br>poderdante las costas causadas por su exclusiva culpa o negligencia, cuando<br>fueran declaradas judicialmente.<br> El juez podrá, de acuerdo con las circunstancias, establecer la responsabilidad<br>solidaria del mandatario con el letrado patrocinante.<br> ART. 56º.- Cesación de la representación. La representación de los apoderados<br> cesará:<br> 1) Por revocación expresa del mandato en el expediente. En este caso, el<br>poderdante deberá comparecer por sí o constituir nuevo apoderamiento sin<br>necesidad de emplazamiento o citación, so pena de continuar el juicio en<br>rebeldía. La sola presentación del mandante no revoca el poder;<br> 2) Por renuncia, en cuyo caso el apoderado deberá, bajo pena de daños y<br>perjuicios, continuar las gestiones hasta que haya vencido el plazo que el juez<br>fije al poderdante para reemplazarlo o comparecer por sí. La fijación del plazo<br>se hará bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía. La resolución<br>que así lo disponga deberá notificarse por cédula en el domicilio real del<br>mandante;<br> 3) Por haber cesado la personalidad con que litigaba el poderdante;<br> 4) Por haber concluido la causa para la cual se le otorgó el poder;<br> 5) Por muerte o incapacidad del poderdante. En tales casos el apoderado<br>continuará ejerciendo su personería hasta que los herederos o representantes<br>legales tomen la intervención que les corresponda en el proceso, o venza el<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br> litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br> Ello tendrá lugar suscribiendo un abogado el mismo escrito ante el secretario o<br>el oficial primero, quien certificará en el expediente esta circunstancia, o<br>por la ratificación que por separado se hiciere con firma de letrado.<br> ART. 61º.- Dignidad. En el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado<br>a los magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele.<br> CAPITULO IV<br> REBELDIA<br> ART. 62º.- Declaración de rebeldía. La parte con domicilio conocido,<br>debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citación o<br>abandonare el juicio después de haber comparecido, será declarada en rebeldía a<br>pedido de la otra.<br> Esta resolución se notificará por cédula o, en su caso, por edictos durante dos<br>días. Las sucesivas resoluciones se tendrán por notificadas por ministerio de<br>la ley.<br> Si no se hubiere requerido que el incompareciente sea declarado rebelde, se<br>aplicarán las reglas sobre notificaciones establecidas en el primer párrafo del<br>artículo 44.<br> ART. 63º.- Efectos. La rebeldía no alterará la secuela regular del proceso.<br> La sentencia será pronunciada según el mérito de la causa y lo establecido en<br>el artículo 360, inciso 1º. En caso de duda, la rebeldía declarada y firme<br>constituirá presunción de verdad de los hechos lícitos afirmados por quien<br>obtuvo la declaración. Serán a cargo del rebelde las costas causadas por su<br>rebeldía.<br> ART. 64º.- Prueba. A pedido de parte el juez abrirá la causa a prueba, o<br>dispondrá su producción según correspondiere conforme al tipo de proceso; en su<br>caso podrá mandar practicar las medidas tendientes al esclarecimiento de la<br>verdad de los hechos, autorizadas por este Código.<br> ART. 65º.- Notificación de la sentencia. La sentencia se hará saber al rebelde<br>en la forma prescripta para la notificación de la providencia que declara la<br>rebeldía.<br> ART. 66º.- Medidas precautorias. Desde el momento en que un litigante haya sido<br> declarado en rebeldía podrán decretarse, si la otra parte lo pidiere, las<br>medidas precautorias necesarias para asegurar el objeto del juicio, o el pago<br>de la suma que se estime en concepto de eventuales costas si el rebelde fuere<br>el actor.<br> ART. 67º.- Comparencia del rebelde. Si el rebelde compareciese en cualquier<br>estado del juicio será admitido como parte y, cesando el procedimiento en<br>rebeldía, se entenderá con él la sustanciación, sin que ésta pueda en ningún<br>caso retrogradar.<br> ART. 68º.- Subsistencia de las medidas precautorias. Las medidas precautorias<br>decretadas de conformidad con el artículo 66 continuarán hasta la terminación<br>del juicio, a menos que el interesado justificare haber incurrido en rebeldía<br>por causas que no haya estado a su alcance vencer.<br> ART. 69º.- Prueba en segunda instancia. Si el rebelde hubiese comparecido<br>después de la oportunidad en que ha debido ofrecer la prueba y apelare de la<br>sentencia, a su pedido se recibirá la causa a prueba en segunda instancia, en<br>los términos del artículo 266 inciso 5º letra a.<br> Si como consecuencia de la prueba producida en segunda instancia la otra parte<br>resultare vencida, para la distribución de las costas se tendrá en cuenta la<br>situación creada por el rebelde.<br> ART. 70º.- Inimpugnabilidad de la sentencia. Ejecutoriada la sentencia<br>pronunciada en rebeldía, no se admitirá recurso alguno contra ella.<br> CAPITULO V<br> COSTAS<br> ART. 71º.- Principio general. La parte vencida en el juicio deberá pagar todos<br>los gastos de la contraria, aun cuando ésta no lo hubiese solicitado.<br> Sin embargo, el juez podrá eximir total o parcialmente de esta responsabilidad<br>al litigante vencido, siempre que encontrare mérito para ello, expresándolo en<br>su pronunciamiento, bajo pena de nulidad.<br> ART. 72º.- Incidentes. En los incidentes también regirá lo establecido en la<br>primera parte del artículo anterior.<br> No se sustanciarán nuevos incidentes promovidos por quien hubiere sido<br> condenado al pago de las costas en otro anterior, mientras no satisfaga su<br>importe o en su caso, lo dé a embargo.<br> No estarán sujetas a este requisito de admisibilidad las incidencias promovidas<br>en el curso de las audiencias.<br> Toda apelación sobre imposición de costas y regulación de honorarios se<br>concederá en efecto diferido, salvo cuando el expediente deba ser remitido a la<br>cámara como consecuencia del recurso deducido por alguna de las partes contra<br>la resolución que decidió el incidente.<br> ART. 73º.- Allanamiento. No se impondrán costas al vencido:<br> 1) Cuando hubiese reconocido oportunamente como fundadas las pretensiones de su<br>adversario allanándose a satisfacerlas, a menos que hubiere incurrido en mora o<br>que por su culpa hubiere dado lugar a la reclamación;<br> 2) Cuando se allanare dentro del quinto día de tener conocimiento de los<br>títulos e instrumentos tardíamente presentados.<br> Para que proceda la exención de costas, el allanamiento debe ser real,<br>incondicionado, oportuno, total y efectivo.<br> Si de los antecedentes del proceso resultare que el demandado no hubiere dado<br>motivo a la promoción del juicio y se allanare dentro del plazo para contestar<br>la demanda, cumpliendo su obligación, las costas se impondrán al actor.<br> ART. 74º.- Vencimiento parcial y mutuo. Si el resultado del pleito o incidente<br>fuere parcialmente favorable a ambos litigantes, las costas se compensarán o se<br>distribuirán prudencialmente por el juez en proporción al éxito obtenido por<br>cada uno de ellos.<br> ART. 75º.- Pluspetición inexcusable. El litigante que incurriere en<br>pluspetición inexcusable será condenado en costas, si la otra parte hubiere<br>admitido el monto hasta el límite establecido en la sentencia.<br> Si no hubiese existido dicha admisión o si ambas partes incurrieren en<br>pluspetición, regirá lo dispuesto en el artículo precedente.<br> No se entenderá que hay pluspetición a los efectos determinados en este<br>artículo, cuando el valor de la condena dependiese legalmente del arbitrio<br>judicial, de juicio pericial o de rendición de cuentas o cuando las<br> pretensiones de la parte no fuesen reducidas por la condena en más de un 20 %.<br> ART. 76º.- Conciliación, transacción, desistimiento, caducidad de instancia. Si<br>el juicio terminase por transacción o conciliación, las costas serán impuestas<br>en el orden causado, respecto de quienes celebraron el avenimiento; en cuanto a<br>las partes que no lo suscribieron se aplicarán las reglas generales.<br> Si el proceso se extinguiera por desistimiento, las costas serán a cargo de<br>quien desiste, salvo cuando se debiere exclusivamente a cambios de legislación<br>o jurisprudencia y se llevare a cabo sin demora injustificada.<br> Exceptúase, en todos los casos, lo que pudieren acordar las partes en<br>contrario.<br> Declarada la caducidad de la primera instancia, las costas del juicio deben ser<br>impuestas al actor.<br> ART. 77º.- Nulidad. Si el procedimiento se anulare por causa imputable a una de<br>las partes, serán a su cargo las costas producidas desde el acto o la omisión<br>que dio origen a la nulidad.<br> ART. 78º.- Litisconsorcio. En los casos de litisconsorcio las costas se<br>distribuirán entre los litisconsortes, salvo que por la naturaleza de la<br>obligación correspondiere la condena solidaria.<br> Cuando el interés que cada uno de ellos representase en el juicio ofreciere<br>considerables diferencias, podrá el juez distribuir las costas en proporción a<br>ese interés.<br> ART. 79º.- Prescripción. Si el actor se allanare a la prescripción opuesta, las<br>costas se distribuirán en el orden causado.<br> ART. 80º.- Alcance de la condena en costas. La condena en costas comprenderá<br>todos los gastos causados u ocasionados por la sustanciación del proceso y los<br>que se hubiesen realizado para evitar el pleito, mediante el cumplimiento de la<br>obligación.<br> Los correspondientes a pedidos desestimados serán a cargo de la parte que los<br>efectuó u originó, aunque la sentencia le fuere favorable en lo principal.<br> No serán objeto de reintegro los gastos superfluos o inútiles.<br> Si los gastos fuesen excesivos, el juez podrá reducirlos prudencialmente.<br> Los peritos intervinientes podrán reclamar de la parte no condenada en costas<br>hasta el cincuenta por ciento de los honorarios que le fueren regulados, sin<br>perjuicio de lo dispuesto en el artículo 484.<br> CAPITULO VI<br> BENEFICIO DE LITIGAR SIN GASTOS<br> ART. 81º.- Procedencia. Los que carecieren de recursos podrán solicitar antes<br>de presentar la demanda o en cualquier estado del proceso, la concesión del<br>beneficio de litigar sin gastos, con arreglo a las disposiciones contenidas en<br>este capítulo.<br> No obstará a la concesión del beneficio la circunstancia de tener el<br>peticionario lo indispensable para procurarse su subsistencia, cualquiera fuere<br>el origen de sus recursos.<br> ART. 82º.- Requisitos de la solicitud. La solicitud contendrá:<br> 1) La mención de los hechos en que se fundare, de la necesidad de reclamar o<br>defender judicialmente derechos propios o del cónyuge o de hijos menores, así<br>como la indicación del proceso que se iniciare o en el que se deba intervenir;<br> 2) El ofrecimiento de la prueba tendiente a demostrar la imposibilidad de<br>obtener recursos. Deberá acompañarse el interrogatorio de los testigos.<br> ART. 83º.- Prueba. El juez ordenará sin más trámite las diligencias necesarias<br>para que la prueba ofrecida se produzca a la mayor brevedad y citará al<br>litigante contrario o a quien haya de serlo, y al organismo de determinación y<br>recaudación de la tasa de justicia, quienes podrán fiscalizarla y ofrecer otras<br>pruebas, con conocimiento del Ministerio Público Fiscal. La exención deberá<br>tramitarse en un plazo no mayor de noventa días, el que, con carácter<br>excepcional, podrá ser ampliado por el juez en treinta días si la falta de<br>resolución de la diligencia no le fuese imputable al solicitante. El tribunal<br>de oficio requerirá informe al Registro de la Propiedad Inmueble.<br> No podrá dictarse sentencia si antes no hubiere recaído resolución definitiva<br>en el incidente de beneficio de litigar sin gastos.<br> ART. 84º.- Traslado y resolución. Producida la prueba, se dará vista por cinco<br> días comunes al peticionario, a la otra parte, al Ministerio Público Fiscal y<br>al organismo de determinación y recaudación de la tasa de justicia. Contestado<br>dicho traslado o vencido el plazo para hacerlo, el juez resolverá acordando el<br>beneficio, total o parcialmente, o denegándolo. En el primer caso, la<br>resolución será apelable al solo efecto devolutivo. La exención será materia de<br>expresa referencia en la resolución que recayere en la causa en que se hiciera<br>valer, la que ordenará la liquidación y pago de la tasa de justicia, cuando<br>correspondiere, a cargo de la parte no beneficiada de litigar sin gastos,<br>conforme a la imposición de costas que dispusiere.<br> Si se comprobare la falsedad de los hechos alegados como fundamento de la<br>petición del beneficio de litigar sin gastos, se impondrá al peticionario una<br>multa que se fijará en el doble del importe de la tasa de justicia que<br>correspondiera abonar, la que no podrá ser inferior a la suma de pesos un mil<br>($1.000). El importe de la multa se destinará a la biblioteca del Poder<br>Judicial de la Provincia.<br> ART. 85º.- Carácter de la resolución. La resolución que denegare o acordare el<br>beneficio no causará estado.<br> Si fuese denegatoria, el interesado podrá ofrecer otras pruebas y solicitar una<br>nueva resolución.<br> La que lo concediere, podrá ser dejada sin efecto a requerimiento de parte<br>interesada, cuando se demostrare que la persona a cuyo favor se dictó no tiene<br>ya derecho al beneficio.<br> La impugnación se sustanciará por el trámite de los incidentes.<br> ART. 86º.- Beneficio provisional. Efectos del pedido. Hasta que se dicte<br>resolución, la solicitud y presentaciones de ambas partes estarán exentas del<br>pago de impuestos y sellado de actuación. Estos serán satisfechos, así como las<br>costas, en caso de denegación.<br> El trámite para obtener el beneficio no suspenderá el procedimiento, salvo que<br>así se solicite al momento de su interposición.<br> ART. 87º.- Alcance. Cesación. El que obtuviere el beneficio estará exento,<br>total o parcialmente, del pago de las costas o gastos judiciales hasta que<br>mejore de fortuna o se demuestre que variaron las circunstancias que se<br>tuvieron en cuenta para su otorgamiento. Si venciere en el pleito, deberá pagar<br>las causadas en su defensa hasta la concurrencia máxima de la tercera parte de<br> los valores que reciba.<br> Los profesionales podrán exigir el pago de sus honorarios a la parte condenada<br>en costas, y a su cliente, en el caso y con la limitación señalada en éste<br>articulo.<br> En todos los casos la concesión del beneficio tendrá efecto retroactivo a la<br>fecha de promoción de la demanda o reconvención, respecto de las costas o<br>gastos judiciales no satisfechos.<br> ART. 88º.- Defensa del beneficiario. La representación y defensa del<br>beneficiario será asumida por el defensor oficial, salvo si aquél deseare<br>hacerse patrocinar o representar por abogado o procurador de la matrícula. En<br>este último caso, cualquiera sea el monto del asunto, el mandato que confiera<br>podrá hacerse por acta labrada ante el secretario o prosecretario.<br> ART. 89º.- Extensión a otra Parte. A pedido del interesado, el beneficio<br>concedido podrá hacerse extensivo para litigar contra otra persona en el mismo<br>juicio, si correspondiere, con citación de ésta, quien podrá ejercer las<br>facultades que le confieren los artículos 83 y 84.<br> CAPITULO VII<br> ACUMULACIÓN DE ACCIONES Y LITISCONSORCIO<br> ART. 90º.- Acumulación objetiva de acciones. Antes de la notificación de la<br>demanda el actor podrá acumular todas las acciones que tuviere contra una misma<br>parte, siempre que:<br> 1) No sean contrarias entre sí, de modo que por la elección de una quede<br>excluida la otra;<br> 2) Correspondan a la competencia del mismo juez;<br> 3) Puedan sustanciarse por los mismos trámites.<br> ART. 91º.- Litisconsorcio facultativo. Podrán varias partes demandar o ser<br>demandadas en un mismo proceso cuando las acciones sean conexas por el título,<br>o por el objeto, o por ambos elementos a la vez.<br> ART. 92º.- Litisconsorcio necesario. Cuando la sentencia no pudiere<br>pronunciarse útilmente más que con relación a varias partes, éstas habrán de<br> demandar o ser demandadas en un mismo proceso.<br> Si así no sucediere, el juez de oficio o a solicitud de cualquiera de las<br>partes, ordenará, antes de dictar la providencia de apertura a prueba, la<br>integración de la litis dentro de un plazo que señalará, quedando en suspenso<br>el desarrollo del proceso mientras se cita al litigante o litigantes omitidos.<br> CAPITULO VIII<br> INTERVENCION DE TERCEROS<br> ART. 93º.- Intervención voluntaria. Podrá intervenir en un juicio pendiente en<br>calidad de parte, cualquiera fuere la etapa o la instancia en que éste se<br>encontrare, quien:<br> 1) Acredite sumariamente que la sentencia pudiere afectar su interés propio;<br> 2) Según las normas del derecho sustancial, hubiese estado legitimado para<br>demandar o ser demandado en el juicio.<br> ART. 94º.- Calidad procesal de los intervinientes. En el caso del inciso 1º del<br>artículo anterior, la actuación del interviniente será accesoria y subordinada<br>a la de la parte a quien apoyare, no pudiendo alegar ni probar lo que estuviese<br>prohibido a ésta.<br> En el caso del inciso 2º del mismo artículo, el interviniente actuará como<br>litisconsorte de la parte principal y tendrá sus mismas facultades procesales.<br> ART. 95º.- Procedimiento previo. El pedido de intervención se formulará por<br>escrito, con los requisitos de la demanda en lo pertinente.<br> Con aquél se presentarán los documentos y se ofrecerán las demás pruebas de los<br>hechos en que se fundare la solicitud.<br> Se conferirá traslado a las partes y, si hubiese oposición, se la sustanciará<br>en una sola audiencia. La resolución se dictará dentro de los diez días.<br> ART. 96º.- Efectos. En ningún caso la intervención del tercero retrogradará el<br>juicio ni suspenderá su curso.<br> ART. 97º.- Intervención obligada. El actor en el escrito de demanda y el<br>demandado dentro del plazo para oponer excepciones previas o para contestar la<br> demanda, según la naturaleza del juicio, podrán solicitar la citación de aquél<br>a cuyo respecto consideraren que la controversia es común.<br> La citación se hará en la forma dispuesta por el artículo 342 y siguientes.<br> ART. 98º.- Efectos de la citación. La citación de un tercero suspenderá el<br>procedimiento hasta su comparencia, o hasta el vencimiento del plazo que se le<br>hubiere señalado para comparecer.<br> ART. 99º.- Recursos. Alcance de la sentencia. Será inapelable la resolución que<br>admita la intervención de terceros. La que la deniegue será apelable en efecto<br>devolutivo.<br> En todos los supuestos, la sentencia dictada después de la intervención del<br>tercero, o de su citación, en su caso, lo alcanzará como a los litigantes<br>principales.<br> También será ejecutable la resolución contra el tercero, salvo que, en<br>oportunidad de formular el pedido de intervención o de contestar la citación,<br>según el caso, hubiese alegado fundadamente, la existencia de defensas y/o<br>derechos que no pudiesen ser materia de debate y decisión en el juicio.<br> CAPITULO IX<br> TERCERIAS<br> ART. 100º.- Fundamento y oportunidad. Las tercerías deberán fundarse en el<br>dominio de los bienes embargados o en el derecho que el tercero tuviere a ser<br>pagado con preferencia al embargante.<br> La de dominio deberá deducirse antes de que se otorgue la posesión de los<br>bienes; la de mejor derecho, antes de que se pague al acreedor.<br> Si el tercerista dedujere la demanda después de diez días desde que tuvo o<br>debió tener conocimiento del embargo o desde que se rechazó el levantamiento<br>sin tercería, abonará las costas que originare su presentación extemporánea,<br>aunque correspondiere imponer las del proceso a la otra parte por declararse<br>procedente la tercería.<br> ART. 101º.- Requisitos. No se dará curso a la tercería si quien la deduce no<br>probare, con instrumentos fehacientes o en forma sumaria, la verosimilitud del<br>derecho en que se funda. No obstante, aun no cumplido dicho requisito, la<br> tercería será admisible si quien la promueve diere fianza para responder de los<br>perjuicios que pudiere producir la suspensión del proceso principal.<br> Desestimada la tercería, no será admisible su reiteración si se fundare en<br>título que hubiese poseído y conocido el tercerista al tiempo de entablar la<br>primera. No se aplicará esta regla si la tercería no hubiese sido admitida sólo<br>por falta de ofrecimiento o constitución de la fianza.<br> ART. 102º.- Efectos sobre el principal de la tercería de dominio. Si la<br>tercería fuese de dominio, consentida o ejecutoriada la orden de venta de los<br>bienes, se suspenderá el procedimiento principal, a menos que se tratare de<br>bienes sujetos a desvalorización o desaparición o que irrogaren excesivos<br>gastos de conservación, en cuyo caso, el producto de la venta quedará afectado<br>a las resultas de la tercería.<br> El tercerista podrá, en cualquier momento, obtener el levantamiento del embargo<br>dando garantía suficiente de responder al crédito del embargante por capital,<br>intereses y costas en caso de que no probare que los bienes embargados le<br>pertenecen.<br> ART. 103º.- Efectos sobre el principal de la tercería de mejor derecho. Si la<br>tercería fuese de mejor derecho, previa citación del tercerista, el juez podrá<br>disponer la venta de los bienes, suspendiéndose el pago hasta que se decida<br>sobre la preferencia, salvo si se otorgare fianza para responder a las resultas<br>de la tercería.<br> El tercerista será parte en las actuaciones relativas al remate de los bienes.<br> ART. 104º.- Demanda. Sustanciación. Allanamiento. La demanda por tercería<br>deberá deducirse contra las partes del proceso principal, y se sustanciará por<br>el trámite del juicio ordinario o sumario, según lo determine el juez<br>atendiendo a las circunstancias.<br> El allanamiento y los actos de reconocimiento realizados por el embargado no<br>podrán ser invocados en perjuicio del embargante.<br> ART. 105º.- Ampliación o mejora del embargo. Deducida la tercería, el<br>embargante podrá pedir que se amplíe o mejore el embargo, o que se adopten<br>otras medidas precautorias necesarias.<br> ART. 106º.- Connivencia entre tercerista y embargado. Cuando resultare probada<br>la connivencia del tercerista con el embargado, el juez ordenará, sin más<br> trámite, la remisión de los antecedentes a la justicia penal e impondrá al<br>tercerista o a los profesionales que lo hayan presentado o patrocinado, o a<br>todos ellos, las sanciones disciplinarias que correspondan. Asimismo podrá<br>disponer la detención del tercerista hasta el momento en que comience a actuar<br>el juez en lo penal.<br> ART. 107º.- Levantamiento del embargo sin tercería. El tercero perjudicado por<br>un embargo podrá pedir su levantamiento sin promover tercería, acompañando el<br>título de dominio u ofreciendo sumaria información sobre su posesión, según la<br>naturaleza de los bienes.<br> Del pedido se dará traslado al embargante. La resolución será recurrible cuando<br>haga lugar al desembargo. Si lo denegara, el interesado podrá deducir<br>directamente la tercería.<br> CAPITULO X<br> CITACION DE EVICCION<br> ART. 108º.- Oportunidad. Tanto el actor como el demandado podrán pedir la<br>citación de evicción: el primero, al deducir la demanda; el segundo, dentro del<br>plazo para oponer excepciones previas en el juicio ordinario, o dentro del<br>fijado para la contestación de la demanda, en los demás procesos.<br> La resolución se dictará sin sustanciación previa. Sólo se hará lugar a la<br>citación si fuere manifiestamente procedente.<br> La denegatoria será recurrible en efecto devolutivo.<br> ART. 109º.- Notificación. El citado será notificado en la misma forma y plazo<br>establecidos para el demandado. No podrá invocar la improcedencia de la<br>citación, debiendo limitarse a asumir o no la defensa. Si no la ejerciere, su<br>responsabilidad se establecerá en el juicio que corresponda.<br> ART. 110º.- Efectos. La citación solicitada oportunamente suspenderá el curso<br>del proceso durante el plazo que el juez fijare. Será carga del citante activar<br>las diligencias necesarias para el conocimiento del citado. El plazo para<br>oponer excepciones previas y la sustanciación de éstas no quedarán suspendidos.<br> ART. 111º.- Abstención y tardanza del citado. Si el citado no compareciere o<br>habiendo comparecido se resistiere a asumir la defensa, el juicio proseguirá<br>con quien pidió la citación, salvo los derechos de éste contra aquél.<br> Durante la sustanciación del juicio, las dos partes podrán proseguir las<br>diligencias para obtener la comparencia del citado. Si éste se presentare,<br>tomará la causa en el estado en que se encuentre. En la contestación podrá<br>invocar las excepciones que no hubiesen sido opuestas como previas.<br> ART. 112º.- Defensa por el citado. Si el citado asumiere la defensa podrá obrar<br>conjunta o separadamente con la parte que solicitó la citación, en el carácter<br>de litisconsorte.<br> ART. 113.- Citación de otros causantes. Si el citado pretendiese, a su vez,<br>citar a su causante, podrá hacerlo en los primeros cinco días de haber sido<br>notificado, sin perjuicio de la carga de proseguir el proceso por sí. En las<br>mismas condiciones cada uno de los causantes podrá requerir la citación de su<br>respectivo antecesor. Será admisible el pedido de citación simultánea de dos o<br>más causantes.<br> Será ineficaz la citación que se hiciere sin la antelación necesaria para que<br>el citado pueda comparecer antes de la sentencia de primera instancia.<br> CAPITULO XI<br> ACCION SUBROGATORIA<br> ART. 114º.- Procedencia. El ejercicio de la acción subrogatoria que prevé el<br>artículo 1.196 del Código Civil no requerirá autorización judicial previa y se<br>ajustará al trámite que prescriben los artículos siguientes.<br> ART. 115º.- Citación. Antes de conferirse traslado al demandado, se citará al<br>deudor por el plazo de diez días, durante el cual éste podrá:<br> 1) Formular oposición, fundada en que ya ha interpuesto la demanda o en la<br>manifiesta improcedencia de la subrogación;<br> 2) Interponer la demanda, en cuyo caso se lo considerará como actor y el juicio<br>proseguirá con el demandado.<br> En este último supuesto, así como cuando el deudor hubiese ejercido la acción<br>con anterioridad, el acreedor podrá intervenir en el proceso en la calidad<br>prescripta por el primer apartado del artículo 94.<br> ART. 116º.- Intervención del deudor. Aunque el deudor, al ser citado, no<br> ejerciere ninguno de los derechos acordados en el artículo anterior, podrá<br>intervenir en el proceso en la calidad prescripta por el segundo apartado del<br>artículo 94.<br> En todos los casos, el deudor podrá ser llamado a absolver posiciones y<br>reconocer documentos.<br> ART. 117º.- Efectos de la sentencia. La sentencia hará cosa juzgada en favor o<br>en contra del deudor citado, haya o no comparecido.<br> TITULO III<br> ACTOS PROCESALES<br> CAPITULO I<br> ACTUACIONES EN GENERAL<br> ART. 118º.- Idioma. Designación de intérprete. En todos los actos del proceso<br>se utilizará el idioma nacional. Cuando éste no fuere conocido por la persona<br>que deba prestar declaración, el juez o tribunal designará por sorteo un<br>traductor público. Se nombrará intérprete cuando deba interrogarse a sordos,<br>mudos o sordomudos que sólo puedan darse a entender por lenguaje especializado.<br> ART. 119º.- Informe o certificado previo. Cuando para dictar resolución se<br>requiriese informe o certificado previo del secretario, el juez los ordenará<br>verbalmente.<br> ART. 120º.- Anotación de peticiones. Podrá solicitarse la reiteración de<br>oficios o exhortos, desglose de poderes o documentos, agregación de pruebas,<br>entrega de edictos y, en general, que se dicten providencias de mero trámites<br>mediante simple anotación en el expediente, firmada por el solicitante<br> CAPITULO II<br> ESCRITOS<br> ART. 121º.- Redacción. Para la redacción y presentación de los escritos regirán<br>las normas del Reglamento Interno del Poder Judicial.<br> ART. 122º.- Escrito firmado a ruego. Cuando un escrito o diligencia fuere<br>firmado a ruego del interesado, el secretario o el oficial primero deberán<br> certificar que el firmante, cuyo nombre expresarán, ha sido autorizado para<br>ello en su presencia o que la autorización ha sido ratificada ante él.<br> ART. 123º.- Copias. De todo escrito de que deba darse vista o traslado, de sus<br>contestaciones, de los que tengan por objeto ofrecer prueba, promover<br>incidentes o constituir nuevo domicilio, y de los documentos con ellos<br>agregados deberán acompañarse tantas copias firmadas como partes intervengan,<br>salvo que hayan unificado la representación.<br> Se tendrá por no presentado el escrito o el documento, según el caso, y se<br>devolverá al presentante, si dentro de los dos días siguientes a los de la<br>notificación, por ministerio de la ley, de la providencia que exige el<br>cumplimiento del requisito establecido en el párrafo anterior, no fuere suplida<br>la omisión.<br> Las copias podrán ser firmadas indistintamente, por las partes, sus apoderados<br>o letrados que intervengan en el juicio. Deberán glosarse al expediente, salvo<br>que por su volumen, formato, u otras características resultare dificultoso o<br>inconveniente, en cuyo caso se conservarán ordenadamente en la secretaría. Sólo<br>serán entregadas a la parte interesada, su apoderado o letrado que intervengan<br>en el juicio, con nota de recibo.<br> Cuando deban agregarse a cédulas, oficios o exhortos, las copias se desglosarán<br>dejando constancia de esa circunstancia.<br> La reglamentación de superintendencia establecerá los plazos durante los cuales<br>deben conservarse las copias glosadas al expediente o reservadas en la<br>secretaría.<br> ART. 124º.- Copias de documentos de reproducción dificultosa. No será<br>obligatorio acompañar la copia de documentos cuya reproducción fuese<br>dificultosa por su número, extensión, o cualquier otra razón atendible, siempre<br>que así lo resolviere el juez, a pedido formulado en el mismo escrito. En tal<br>caso el juez arbitrará las medidas necesarias para obviar a la otra u otras<br>partes los inconvenientes derivados de la falta de copias.<br> Cuando con una cuenta se acompañaren libros, recibos o comprobantes bastará que<br>éstos se presenten numerados y se depositen en la secretaría para que la parte<br>o partes interesadas puedan consultarlos<br> ART. 125º.- Expedientes administrativos. En el caso de acompañarse expedientes<br>administrativos, deberá ordenarse su agregación sin el requisito exigido en el<br> artículo 123.<br> ART. 126º.- Documentos en idioma extranjero. Cuando se presentaren documentos<br>en idioma extranjero, deberá acompañarse su traducción realizada por traductor<br>público matriculado.<br> ART. 127º.- Cargo. El cargo puesto al pie de los escritos será autorizado por<br>el prosecretario, el oficial primero o quien lo determine el Reglamento Interno<br>del Poder Judicial.<br> Si el Superior Tribunal o las cámaras hubieren dispuesto que la fecha y hora de<br>presentación de los escritos se registre con fechador mecánico, el cargo<br>quedará integrado con la firma del oficial primero o quien determine el<br>Reglamento Interno, a continuación de la constancia del fechador.<br> El escrito no presentado dentro del horario judicial del día en que venciere un<br>plazo, sólo podrá ser entregado válidamente en la secretaría que corresponda y<br>suscripto por quien se encuentre a cargo de ella, el día hábil inmediato y<br>dentro de las dos primeras horas de despacho.<br> CAPITULO III<br> AUDIENCIAS<br> ART. 128º.- Reglas generales. Las audiencias, salvo disposición en contrario,<br>se ajustarán a las siguientes reglas:<br> 1) Serán públicas, bajo pena de nulidad, pero el juez o tribunal podrán<br>resolver, aún de oficio, que total o parcialmente, se realicen a puertas<br>cerradas cuando la publicidad afecte la moral, el orden público, la seguridad o<br>el derecho a la intimidad. La resolución, que será fundada, se hará constar en<br>el acta. Desaparecida la causa de la clausura, se deberá permitir el acceso al<br>público.<br> 2) Serán señaladas con anticipación no menor de tres días, salvo por razones<br>especiales que exigieren mayor brevedad, lo que deberá expresarse en la<br>resolución.<br> Toda vez que proceda la suspensión de una audiencia se fijará en el acto, la<br>fecha de su reanudación.<br> 3) Las convocatorias se considerarán hechas bajo apercibimiento de celebrarse<br> con cualquiera de las partes que concurra.<br> 4) Empezarán a la hora designada. Los citados sólo tendrán obligación de<br>esperar treinta minutos, transcurridos los cuales podrán retirarse dejando<br>constancia en el acta que se labrará al efecto.<br> 5) El secretario levantará acta haciendo una relación abreviada de lo ocurrido<br>y de lo expresado por las partes.<br> El acta será firmada por el secretario y las partes, salvo cuando alguna de<br>ellas no hubiera querido o podido firmar; en este caso, deberá consignarse esa<br>circunstancia.<br> El juez firmará el acta cuando hubiere presidido la audiencia.<br> 6) Las audiencias de pruebas serán documentadas por el juez o tribunal. Si<br>éstos así lo decidieren, la documentación se efectuará por medio de<br>fonograbación. Esta se realizará en doble ejemplar, uno de los cuales se<br>certificará y conservará adecuadamente hasta que la sentencia quede firme; el<br>otro ejemplar quedará a disposición de las partes para su consulta. Las partes<br>que aporten su propio material tendrán derecho a constancias similares en la<br>forma y condiciones de seguridad que establezca el tribunal de<br>superintendencia. Estas constancias carecerán de fuerza probatoria.<br> Los tribunales de alzada, en los casos de considerarlo necesario para la<br>resolución de los recursos sometidos a su decisión, podrán requerir la<br>transcripción y presentación de la fonograbación, dentro del plazo que fijen al<br>efecto a la parte que propuso el medio de prueba de que se trate, o a la que el<br>propio tribunal decida, si la prueba fuera común.<br> 7) En las condiciones establecidas en el inciso anterior, el tribunal podrá<br>decidir la documentación de las audiencias de pruebas por cualquier otro medio<br>técnico.<br> ART. 129º.- Versión taquigráfica. A pedido de parte, a su costa y sin recurso<br>alguno, podrá ordenarse que se tome versión taquigráfica de lo ocurrido o que<br>se lo registre por cualquier otro medio técnico, siempre que se solicitare con<br>anticipación suficiente. El juez nombrará de oficio a los taquígrafos. Las<br>partes podrán pedir copias del acta<br> CAPITULO IV<br> EXPEDIENTES<br> ART. 130º.- Préstamos. Los expedientes únicamente podrán ser retirados de la<br>secretaría, bajo la responsabilidad de los abogados, apoderados, peritos o<br>escribanos, en los casos siguientes:<br> 1) Para alegar de bien probado;<br> 2) Para practicar liquidaciones y pericias; partición de bienes sucesorios;<br>operaciones de contabilidad, mensura y deslinde; división de bienes comunes;<br>cotejo de documentos y redacción de escrituras públicas;<br> 3) Cuando el juez lo dispusiere por resolución fundada.<br> En los casos previstos en los dos últimos incisos, el juez fijará el plazo<br>dentro del cual deberán ser devueltos.<br> ART. 131º.- Devolución. Si vencido el plazo no se devolviese el expediente,<br>quien lo retiró será pasible de una multa de pesos cien ($100) por cada día de<br>retardo, salvo que manifestase haberlo perdido, en cuyo caso se aplicará lo<br>dispuesto en el artículo 133, si correspondiere.<br> El secretario deberá intimar su inmediata devolución a quien lo retenga, y si<br>ésta no se efectuara, el juez mandará secuestrar el expediente con el auxilio<br>de la fuerza pública, sin perjuicio de remitir los antecedentes a la justicia<br>penal.<br> ART. 132º.- Procedimiento de reconstrucción. Comprobada la pérdida de un<br>expediente, el juez ordenará su reconstrucción, la que se efectuará en la<br>siguiente forma:<br> 1) El nuevo expediente se iniciará con la providencia que disponga la<br>reconstrucción;<br> 2) El juez intimará a la parte actora, o iniciadora de las actuaciones en su<br>caso, para que dentro del plazo de cinco días presente las copias de los<br>escritos, documentos y diligencias que se encontraren en su poder, y<br>correspondieren a actuaciones cumplidas en el expediente perdido. De ellas se<br>dará traslado a la otra u otras partes, por el mismo plazo, a fin de que se<br>expidan acerca de su autenticidad y presenten, a su vez, las que tuvieren en su<br>poder. En este último supuesto también se dará traslado a las demás partes por<br>igual plazo.<br>le sea permitido pedir que se entiendan con éste. Exceptúanse los actos que por<br>disposición de la ley deban ser notificados personalmente a la parte.<br> ART. 54º.- Alcance del poder. El poder conferido para un pleito determinado,<br>cualesquiera sean sus términos, comprende la facultad de interponer los<br>recursos legales y seguir todas las instancias del pleito.<br> También comprende la facultad de intervenir en los incidentes y de ejercitar<br>todos los actos que ocurran durante la secuela de la litis, excepto aquellos<br>para los cuales la ley requiera facultad especial, o se hubiesen reservado<br>expresamente en el poder.<br> ART. 55º.- Responsabilidad por las costas. Sin perjuicio de la responsabilidad<br>civil o criminal por el ejercicio del mandato, el mandatario deberá abonar a su<br>poderdante las costas causadas por su exclusiva culpa o negligencia, cuando<br>fueran declaradas judicialmente.<br> El juez podrá, de acuerdo con las circunstancias, establecer la responsabilidad<br>solidaria del mandatario con el letrado patrocinante.<br> ART. 56º.- Cesación de la representación. La representación de los apoderados<br> cesará:<br> 1) Por revocación expresa del mandato en el expediente. En este caso, el<br>poderdante deberá comparecer por sí o constituir nuevo apoderamiento sin<br>necesidad de emplazamiento o citación, so pena de continuar el juicio en<br>rebeldía. La sola presentación del mandante no revoca el poder;<br> 2) Por renuncia, en cuyo caso el apoderado deberá, bajo pena de daños y<br>perjuicios, continuar las gestiones hasta que haya vencido el plazo que el juez<br>fije al poderdante para reemplazarlo o comparecer por sí. La fijación del plazo<br>se hará bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía. La resolución<br>que así lo disponga deberá notificarse por cédula en el domicilio real del<br>mandante;<br> 3) Por haber cesado la personalidad con que litigaba el poderdante;<br> 4) Por haber concluido la causa para la cual se le otorgó el poder;<br> 5) Por muerte o incapacidad del poderdante. En tales casos el apoderado<br>continuará ejerciendo su personería hasta que los herederos o representantes<br>legales tomen la intervención que les corresponda en el proceso, o venza el<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br> litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br> Ello tendrá lugar suscribiendo un abogado el mismo escrito ante el secretario o<br>el oficial primero, quien certificará en el expediente esta circunstancia, o<br>por la ratificación que por separado se hiciere con firma de letrado.<br> ART. 61º.- Dignidad. En el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado<br>a los magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele.<br> CAPITULO IV<br> REBELDIA<br> ART. 62º.- Declaración de rebeldía. La parte con domicilio conocido,<br>debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citación o<br>abandonare el juicio después de haber comparecido, será declarada en rebeldía a<br>pedido de la otra.<br> Esta resolución se notificará por cédula o, en su caso, por edictos durante dos<br>días. Las sucesivas resoluciones se tendrán por notificadas por ministerio de<br>la ley.<br> Si no se hubiere requerido que el incompareciente sea declarado rebelde, se<br>aplicarán las reglas sobre notificaciones establecidas en el primer párrafo del<br>artículo 44.<br> ART. 63º.- Efectos. La rebeldía no alterará la secuela regular del proceso.<br> La sentencia será pronunciada según el mérito de la causa y lo establecido en<br>el artículo 360, inciso 1º. En caso de duda, la rebeldía declarada y firme<br>constituirá presunción de verdad de los hechos lícitos afirmados por quien<br>obtuvo la declaración. Serán a cargo del rebelde las costas causadas por su<br>rebeldía.<br> ART. 64º.- Prueba. A pedido de parte el juez abrirá la causa a prueba, o<br>dispondrá su producción según correspondiere conforme al tipo de proceso; en su<br>caso podrá mandar practicar las medidas tendientes al esclarecimiento de la<br>verdad de los hechos, autorizadas por este Código.<br> ART. 65º.- Notificación de la sentencia. La sentencia se hará saber al rebelde<br>en la forma prescripta para la notificación de la providencia que declara la<br>rebeldía.<br> ART. 66º.- Medidas precautorias. Desde el momento en que un litigante haya sido<br> declarado en rebeldía podrán decretarse, si la otra parte lo pidiere, las<br>medidas precautorias necesarias para asegurar el objeto del juicio, o el pago<br>de la suma que se estime en concepto de eventuales costas si el rebelde fuere<br>el actor.<br> ART. 67º.- Comparencia del rebelde. Si el rebelde compareciese en cualquier<br>estado del juicio será admitido como parte y, cesando el procedimiento en<br>rebeldía, se entenderá con él la sustanciación, sin que ésta pueda en ningún<br>caso retrogradar.<br> ART. 68º.- Subsistencia de las medidas precautorias. Las medidas precautorias<br>decretadas de conformidad con el artículo 66 continuarán hasta la terminación<br>del juicio, a menos que el interesado justificare haber incurrido en rebeldía<br>por causas que no haya estado a su alcance vencer.<br> ART. 69º.- Prueba en segunda instancia. Si el rebelde hubiese comparecido<br>después de la oportunidad en que ha debido ofrecer la prueba y apelare de la<br>sentencia, a su pedido se recibirá la causa a prueba en segunda instancia, en<br>los términos del artículo 266 inciso 5º letra a.<br> Si como consecuencia de la prueba producida en segunda instancia la otra parte<br>resultare vencida, para la distribución de las costas se tendrá en cuenta la<br>situación creada por el rebelde.<br> ART. 70º.- Inimpugnabilidad de la sentencia. Ejecutoriada la sentencia<br>pronunciada en rebeldía, no se admitirá recurso alguno contra ella.<br> CAPITULO V<br> COSTAS<br> ART. 71º.- Principio general. La parte vencida en el juicio deberá pagar todos<br>los gastos de la contraria, aun cuando ésta no lo hubiese solicitado.<br> Sin embargo, el juez podrá eximir total o parcialmente de esta responsabilidad<br>al litigante vencido, siempre que encontrare mérito para ello, expresándolo en<br>su pronunciamiento, bajo pena de nulidad.<br> ART. 72º.- Incidentes. En los incidentes también regirá lo establecido en la<br>primera parte del artículo anterior.<br> No se sustanciarán nuevos incidentes promovidos por quien hubiere sido<br> condenado al pago de las costas en otro anterior, mientras no satisfaga su<br>importe o en su caso, lo dé a embargo.<br> No estarán sujetas a este requisito de admisibilidad las incidencias promovidas<br>en el curso de las audiencias.<br> Toda apelación sobre imposición de costas y regulación de honorarios se<br>concederá en efecto diferido, salvo cuando el expediente deba ser remitido a la<br>cámara como consecuencia del recurso deducido por alguna de las partes contra<br>la resolución que decidió el incidente.<br> ART. 73º.- Allanamiento. No se impondrán costas al vencido:<br> 1) Cuando hubiese reconocido oportunamente como fundadas las pretensiones de su<br>adversario allanándose a satisfacerlas, a menos que hubiere incurrido en mora o<br>que por su culpa hubiere dado lugar a la reclamación;<br> 2) Cuando se allanare dentro del quinto día de tener conocimiento de los<br>títulos e instrumentos tardíamente presentados.<br> Para que proceda la exención de costas, el allanamiento debe ser real,<br>incondicionado, oportuno, total y efectivo.<br> Si de los antecedentes del proceso resultare que el demandado no hubiere dado<br>motivo a la promoción del juicio y se allanare dentro del plazo para contestar<br>la demanda, cumpliendo su obligación, las costas se impondrán al actor.<br> ART. 74º.- Vencimiento parcial y mutuo. Si el resultado del pleito o incidente<br>fuere parcialmente favorable a ambos litigantes, las costas se compensarán o se<br>distribuirán prudencialmente por el juez en proporción al éxito obtenido por<br>cada uno de ellos.<br> ART. 75º.- Pluspetición inexcusable. El litigante que incurriere en<br>pluspetición inexcusable será condenado en costas, si la otra parte hubiere<br>admitido el monto hasta el límite establecido en la sentencia.<br> Si no hubiese existido dicha admisión o si ambas partes incurrieren en<br>pluspetición, regirá lo dispuesto en el artículo precedente.<br> No se entenderá que hay pluspetición a los efectos determinados en este<br>artículo, cuando el valor de la condena dependiese legalmente del arbitrio<br>judicial, de juicio pericial o de rendición de cuentas o cuando las<br> pretensiones de la parte no fuesen reducidas por la condena en más de un 20 %.<br> ART. 76º.- Conciliación, transacción, desistimiento, caducidad de instancia. Si<br>el juicio terminase por transacción o conciliación, las costas serán impuestas<br>en el orden causado, respecto de quienes celebraron el avenimiento; en cuanto a<br>las partes que no lo suscribieron se aplicarán las reglas generales.<br> Si el proceso se extinguiera por desistimiento, las costas serán a cargo de<br>quien desiste, salvo cuando se debiere exclusivamente a cambios de legislación<br>o jurisprudencia y se llevare a cabo sin demora injustificada.<br> Exceptúase, en todos los casos, lo que pudieren acordar las partes en<br>contrario.<br> Declarada la caducidad de la primera instancia, las costas del juicio deben ser<br>impuestas al actor.<br> ART. 77º.- Nulidad. Si el procedimiento se anulare por causa imputable a una de<br>las partes, serán a su cargo las costas producidas desde el acto o la omisión<br>que dio origen a la nulidad.<br> ART. 78º.- Litisconsorcio. En los casos de litisconsorcio las costas se<br>distribuirán entre los litisconsortes, salvo que por la naturaleza de la<br>obligación correspondiere la condena solidaria.<br> Cuando el interés que cada uno de ellos representase en el juicio ofreciere<br>considerables diferencias, podrá el juez distribuir las costas en proporción a<br>ese interés.<br> ART. 79º.- Prescripción. Si el actor se allanare a la prescripción opuesta, las<br>costas se distribuirán en el orden causado.<br> ART. 80º.- Alcance de la condena en costas. La condena en costas comprenderá<br>todos los gastos causados u ocasionados por la sustanciación del proceso y los<br>que se hubiesen realizado para evitar el pleito, mediante el cumplimiento de la<br>obligación.<br> Los correspondientes a pedidos desestimados serán a cargo de la parte que los<br>efectuó u originó, aunque la sentencia le fuere favorable en lo principal.<br> No serán objeto de reintegro los gastos superfluos o inútiles.<br> Si los gastos fuesen excesivos, el juez podrá reducirlos prudencialmente.<br> Los peritos intervinientes podrán reclamar de la parte no condenada en costas<br>hasta el cincuenta por ciento de los honorarios que le fueren regulados, sin<br>perjuicio de lo dispuesto en el artículo 484.<br> CAPITULO VI<br> BENEFICIO DE LITIGAR SIN GASTOS<br> ART. 81º.- Procedencia. Los que carecieren de recursos podrán solicitar antes<br>de presentar la demanda o en cualquier estado del proceso, la concesión del<br>beneficio de litigar sin gastos, con arreglo a las disposiciones contenidas en<br>este capítulo.<br> No obstará a la concesión del beneficio la circunstancia de tener el<br>peticionario lo indispensable para procurarse su subsistencia, cualquiera fuere<br>el origen de sus recursos.<br> ART. 82º.- Requisitos de la solicitud. La solicitud contendrá:<br> 1) La mención de los hechos en que se fundare, de la necesidad de reclamar o<br>defender judicialmente derechos propios o del cónyuge o de hijos menores, así<br>como la indicación del proceso que se iniciare o en el que se deba intervenir;<br> 2) El ofrecimiento de la prueba tendiente a demostrar la imposibilidad de<br>obtener recursos. Deberá acompañarse el interrogatorio de los testigos.<br> ART. 83º.- Prueba. El juez ordenará sin más trámite las diligencias necesarias<br>para que la prueba ofrecida se produzca a la mayor brevedad y citará al<br>litigante contrario o a quien haya de serlo, y al organismo de determinación y<br>recaudación de la tasa de justicia, quienes podrán fiscalizarla y ofrecer otras<br>pruebas, con conocimiento del Ministerio Público Fiscal. La exención deberá<br>tramitarse en un plazo no mayor de noventa días, el que, con carácter<br>excepcional, podrá ser ampliado por el juez en treinta días si la falta de<br>resolución de la diligencia no le fuese imputable al solicitante. El tribunal<br>de oficio requerirá informe al Registro de la Propiedad Inmueble.<br> No podrá dictarse sentencia si antes no hubiere recaído resolución definitiva<br>en el incidente de beneficio de litigar sin gastos.<br> ART. 84º.- Traslado y resolución. Producida la prueba, se dará vista por cinco<br> días comunes al peticionario, a la otra parte, al Ministerio Público Fiscal y<br>al organismo de determinación y recaudación de la tasa de justicia. Contestado<br>dicho traslado o vencido el plazo para hacerlo, el juez resolverá acordando el<br>beneficio, total o parcialmente, o denegándolo. En el primer caso, la<br>resolución será apelable al solo efecto devolutivo. La exención será materia de<br>expresa referencia en la resolución que recayere en la causa en que se hiciera<br>valer, la que ordenará la liquidación y pago de la tasa de justicia, cuando<br>correspondiere, a cargo de la parte no beneficiada de litigar sin gastos,<br>conforme a la imposición de costas que dispusiere.<br> Si se comprobare la falsedad de los hechos alegados como fundamento de la<br>petición del beneficio de litigar sin gastos, se impondrá al peticionario una<br>multa que se fijará en el doble del importe de la tasa de justicia que<br>correspondiera abonar, la que no podrá ser inferior a la suma de pesos un mil<br>($1.000). El importe de la multa se destinará a la biblioteca del Poder<br>Judicial de la Provincia.<br> ART. 85º.- Carácter de la resolución. La resolución que denegare o acordare el<br>beneficio no causará estado.<br> Si fuese denegatoria, el interesado podrá ofrecer otras pruebas y solicitar una<br>nueva resolución.<br> La que lo concediere, podrá ser dejada sin efecto a requerimiento de parte<br>interesada, cuando se demostrare que la persona a cuyo favor se dictó no tiene<br>ya derecho al beneficio.<br> La impugnación se sustanciará por el trámite de los incidentes.<br> ART. 86º.- Beneficio provisional. Efectos del pedido. Hasta que se dicte<br>resolución, la solicitud y presentaciones de ambas partes estarán exentas del<br>pago de impuestos y sellado de actuación. Estos serán satisfechos, así como las<br>costas, en caso de denegación.<br> El trámite para obtener el beneficio no suspenderá el procedimiento, salvo que<br>así se solicite al momento de su interposición.<br> ART. 87º.- Alcance. Cesación. El que obtuviere el beneficio estará exento,<br>total o parcialmente, del pago de las costas o gastos judiciales hasta que<br>mejore de fortuna o se demuestre que variaron las circunstancias que se<br>tuvieron en cuenta para su otorgamiento. Si venciere en el pleito, deberá pagar<br>las causadas en su defensa hasta la concurrencia máxima de la tercera parte de<br> los valores que reciba.<br> Los profesionales podrán exigir el pago de sus honorarios a la parte condenada<br>en costas, y a su cliente, en el caso y con la limitación señalada en éste<br>articulo.<br> En todos los casos la concesión del beneficio tendrá efecto retroactivo a la<br>fecha de promoción de la demanda o reconvención, respecto de las costas o<br>gastos judiciales no satisfechos.<br> ART. 88º.- Defensa del beneficiario. La representación y defensa del<br>beneficiario será asumida por el defensor oficial, salvo si aquél deseare<br>hacerse patrocinar o representar por abogado o procurador de la matrícula. En<br>este último caso, cualquiera sea el monto del asunto, el mandato que confiera<br>podrá hacerse por acta labrada ante el secretario o prosecretario.<br> ART. 89º.- Extensión a otra Parte. A pedido del interesado, el beneficio<br>concedido podrá hacerse extensivo para litigar contra otra persona en el mismo<br>juicio, si correspondiere, con citación de ésta, quien podrá ejercer las<br>facultades que le confieren los artículos 83 y 84.<br> CAPITULO VII<br> ACUMULACIÓN DE ACCIONES Y LITISCONSORCIO<br> ART. 90º.- Acumulación objetiva de acciones. Antes de la notificación de la<br>demanda el actor podrá acumular todas las acciones que tuviere contra una misma<br>parte, siempre que:<br> 1) No sean contrarias entre sí, de modo que por la elección de una quede<br>excluida la otra;<br> 2) Correspondan a la competencia del mismo juez;<br> 3) Puedan sustanciarse por los mismos trámites.<br> ART. 91º.- Litisconsorcio facultativo. Podrán varias partes demandar o ser<br>demandadas en un mismo proceso cuando las acciones sean conexas por el título,<br>o por el objeto, o por ambos elementos a la vez.<br> ART. 92º.- Litisconsorcio necesario. Cuando la sentencia no pudiere<br>pronunciarse útilmente más que con relación a varias partes, éstas habrán de<br> demandar o ser demandadas en un mismo proceso.<br> Si así no sucediere, el juez de oficio o a solicitud de cualquiera de las<br>partes, ordenará, antes de dictar la providencia de apertura a prueba, la<br>integración de la litis dentro de un plazo que señalará, quedando en suspenso<br>el desarrollo del proceso mientras se cita al litigante o litigantes omitidos.<br> CAPITULO VIII<br> INTERVENCION DE TERCEROS<br> ART. 93º.- Intervención voluntaria. Podrá intervenir en un juicio pendiente en<br>calidad de parte, cualquiera fuere la etapa o la instancia en que éste se<br>encontrare, quien:<br> 1) Acredite sumariamente que la sentencia pudiere afectar su interés propio;<br> 2) Según las normas del derecho sustancial, hubiese estado legitimado para<br>demandar o ser demandado en el juicio.<br> ART. 94º.- Calidad procesal de los intervinientes. En el caso del inciso 1º del<br>artículo anterior, la actuación del interviniente será accesoria y subordinada<br>a la de la parte a quien apoyare, no pudiendo alegar ni probar lo que estuviese<br>prohibido a ésta.<br> En el caso del inciso 2º del mismo artículo, el interviniente actuará como<br>litisconsorte de la parte principal y tendrá sus mismas facultades procesales.<br> ART. 95º.- Procedimiento previo. El pedido de intervención se formulará por<br>escrito, con los requisitos de la demanda en lo pertinente.<br> Con aquél se presentarán los documentos y se ofrecerán las demás pruebas de los<br>hechos en que se fundare la solicitud.<br> Se conferirá traslado a las partes y, si hubiese oposición, se la sustanciará<br>en una sola audiencia. La resolución se dictará dentro de los diez días.<br> ART. 96º.- Efectos. En ningún caso la intervención del tercero retrogradará el<br>juicio ni suspenderá su curso.<br> ART. 97º.- Intervención obligada. El actor en el escrito de demanda y el<br>demandado dentro del plazo para oponer excepciones previas o para contestar la<br> demanda, según la naturaleza del juicio, podrán solicitar la citación de aquél<br>a cuyo respecto consideraren que la controversia es común.<br> La citación se hará en la forma dispuesta por el artículo 342 y siguientes.<br> ART. 98º.- Efectos de la citación. La citación de un tercero suspenderá el<br>procedimiento hasta su comparencia, o hasta el vencimiento del plazo que se le<br>hubiere señalado para comparecer.<br> ART. 99º.- Recursos. Alcance de la sentencia. Será inapelable la resolución que<br>admita la intervención de terceros. La que la deniegue será apelable en efecto<br>devolutivo.<br> En todos los supuestos, la sentencia dictada después de la intervención del<br>tercero, o de su citación, en su caso, lo alcanzará como a los litigantes<br>principales.<br> También será ejecutable la resolución contra el tercero, salvo que, en<br>oportunidad de formular el pedido de intervención o de contestar la citación,<br>según el caso, hubiese alegado fundadamente, la existencia de defensas y/o<br>derechos que no pudiesen ser materia de debate y decisión en el juicio.<br> CAPITULO IX<br> TERCERIAS<br> ART. 100º.- Fundamento y oportunidad. Las tercerías deberán fundarse en el<br>dominio de los bienes embargados o en el derecho que el tercero tuviere a ser<br>pagado con preferencia al embargante.<br> La de dominio deberá deducirse antes de que se otorgue la posesión de los<br>bienes; la de mejor derecho, antes de que se pague al acreedor.<br> Si el tercerista dedujere la demanda después de diez días desde que tuvo o<br>debió tener conocimiento del embargo o desde que se rechazó el levantamiento<br>sin tercería, abonará las costas que originare su presentación extemporánea,<br>aunque correspondiere imponer las del proceso a la otra parte por declararse<br>procedente la tercería.<br> ART. 101º.- Requisitos. No se dará curso a la tercería si quien la deduce no<br>probare, con instrumentos fehacientes o en forma sumaria, la verosimilitud del<br>derecho en que se funda. No obstante, aun no cumplido dicho requisito, la<br> tercería será admisible si quien la promueve diere fianza para responder de los<br>perjuicios que pudiere producir la suspensión del proceso principal.<br> Desestimada la tercería, no será admisible su reiteración si se fundare en<br>título que hubiese poseído y conocido el tercerista al tiempo de entablar la<br>primera. No se aplicará esta regla si la tercería no hubiese sido admitida sólo<br>por falta de ofrecimiento o constitución de la fianza.<br> ART. 102º.- Efectos sobre el principal de la tercería de dominio. Si la<br>tercería fuese de dominio, consentida o ejecutoriada la orden de venta de los<br>bienes, se suspenderá el procedimiento principal, a menos que se tratare de<br>bienes sujetos a desvalorización o desaparición o que irrogaren excesivos<br>gastos de conservación, en cuyo caso, el producto de la venta quedará afectado<br>a las resultas de la tercería.<br> El tercerista podrá, en cualquier momento, obtener el levantamiento del embargo<br>dando garantía suficiente de responder al crédito del embargante por capital,<br>intereses y costas en caso de que no probare que los bienes embargados le<br>pertenecen.<br> ART. 103º.- Efectos sobre el principal de la tercería de mejor derecho. Si la<br>tercería fuese de mejor derecho, previa citación del tercerista, el juez podrá<br>disponer la venta de los bienes, suspendiéndose el pago hasta que se decida<br>sobre la preferencia, salvo si se otorgare fianza para responder a las resultas<br>de la tercería.<br> El tercerista será parte en las actuaciones relativas al remate de los bienes.<br> ART. 104º.- Demanda. Sustanciación. Allanamiento. La demanda por tercería<br>deberá deducirse contra las partes del proceso principal, y se sustanciará por<br>el trámite del juicio ordinario o sumario, según lo determine el juez<br>atendiendo a las circunstancias.<br> El allanamiento y los actos de reconocimiento realizados por el embargado no<br>podrán ser invocados en perjuicio del embargante.<br> ART. 105º.- Ampliación o mejora del embargo. Deducida la tercería, el<br>embargante podrá pedir que se amplíe o mejore el embargo, o que se adopten<br>otras medidas precautorias necesarias.<br> ART. 106º.- Connivencia entre tercerista y embargado. Cuando resultare probada<br>la connivencia del tercerista con el embargado, el juez ordenará, sin más<br> trámite, la remisión de los antecedentes a la justicia penal e impondrá al<br>tercerista o a los profesionales que lo hayan presentado o patrocinado, o a<br>todos ellos, las sanciones disciplinarias que correspondan. Asimismo podrá<br>disponer la detención del tercerista hasta el momento en que comience a actuar<br>el juez en lo penal.<br> ART. 107º.- Levantamiento del embargo sin tercería. El tercero perjudicado por<br>un embargo podrá pedir su levantamiento sin promover tercería, acompañando el<br>título de dominio u ofreciendo sumaria información sobre su posesión, según la<br>naturaleza de los bienes.<br> Del pedido se dará traslado al embargante. La resolución será recurrible cuando<br>haga lugar al desembargo. Si lo denegara, el interesado podrá deducir<br>directamente la tercería.<br> CAPITULO X<br> CITACION DE EVICCION<br> ART. 108º.- Oportunidad. Tanto el actor como el demandado podrán pedir la<br>citación de evicción: el primero, al deducir la demanda; el segundo, dentro del<br>plazo para oponer excepciones previas en el juicio ordinario, o dentro del<br>fijado para la contestación de la demanda, en los demás procesos.<br> La resolución se dictará sin sustanciación previa. Sólo se hará lugar a la<br>citación si fuere manifiestamente procedente.<br> La denegatoria será recurrible en efecto devolutivo.<br> ART. 109º.- Notificación. El citado será notificado en la misma forma y plazo<br>establecidos para el demandado. No podrá invocar la improcedencia de la<br>citación, debiendo limitarse a asumir o no la defensa. Si no la ejerciere, su<br>responsabilidad se establecerá en el juicio que corresponda.<br> ART. 110º.- Efectos. La citación solicitada oportunamente suspenderá el curso<br>del proceso durante el plazo que el juez fijare. Será carga del citante activar<br>las diligencias necesarias para el conocimiento del citado. El plazo para<br>oponer excepciones previas y la sustanciación de éstas no quedarán suspendidos.<br> ART. 111º.- Abstención y tardanza del citado. Si el citado no compareciere o<br>habiendo comparecido se resistiere a asumir la defensa, el juicio proseguirá<br>con quien pidió la citación, salvo los derechos de éste contra aquél.<br> Durante la sustanciación del juicio, las dos partes podrán proseguir las<br>diligencias para obtener la comparencia del citado. Si éste se presentare,<br>tomará la causa en el estado en que se encuentre. En la contestación podrá<br>invocar las excepciones que no hubiesen sido opuestas como previas.<br> ART. 112º.- Defensa por el citado. Si el citado asumiere la defensa podrá obrar<br>conjunta o separadamente con la parte que solicitó la citación, en el carácter<br>de litisconsorte.<br> ART. 113.- Citación de otros causantes. Si el citado pretendiese, a su vez,<br>citar a su causante, podrá hacerlo en los primeros cinco días de haber sido<br>notificado, sin perjuicio de la carga de proseguir el proceso por sí. En las<br>mismas condiciones cada uno de los causantes podrá requerir la citación de su<br>respectivo antecesor. Será admisible el pedido de citación simultánea de dos o<br>más causantes.<br> Será ineficaz la citación que se hiciere sin la antelación necesaria para que<br>el citado pueda comparecer antes de la sentencia de primera instancia.<br> CAPITULO XI<br> ACCION SUBROGATORIA<br> ART. 114º.- Procedencia. El ejercicio de la acción subrogatoria que prevé el<br>artículo 1.196 del Código Civil no requerirá autorización judicial previa y se<br>ajustará al trámite que prescriben los artículos siguientes.<br> ART. 115º.- Citación. Antes de conferirse traslado al demandado, se citará al<br>deudor por el plazo de diez días, durante el cual éste podrá:<br> 1) Formular oposición, fundada en que ya ha interpuesto la demanda o en la<br>manifiesta improcedencia de la subrogación;<br> 2) Interponer la demanda, en cuyo caso se lo considerará como actor y el juicio<br>proseguirá con el demandado.<br> En este último supuesto, así como cuando el deudor hubiese ejercido la acción<br>con anterioridad, el acreedor podrá intervenir en el proceso en la calidad<br>prescripta por el primer apartado del artículo 94.<br> ART. 116º.- Intervención del deudor. Aunque el deudor, al ser citado, no<br> ejerciere ninguno de los derechos acordados en el artículo anterior, podrá<br>intervenir en el proceso en la calidad prescripta por el segundo apartado del<br>artículo 94.<br> En todos los casos, el deudor podrá ser llamado a absolver posiciones y<br>reconocer documentos.<br> ART. 117º.- Efectos de la sentencia. La sentencia hará cosa juzgada en favor o<br>en contra del deudor citado, haya o no comparecido.<br> TITULO III<br> ACTOS PROCESALES<br> CAPITULO I<br> ACTUACIONES EN GENERAL<br> ART. 118º.- Idioma. Designación de intérprete. En todos los actos del proceso<br>se utilizará el idioma nacional. Cuando éste no fuere conocido por la persona<br>que deba prestar declaración, el juez o tribunal designará por sorteo un<br>traductor público. Se nombrará intérprete cuando deba interrogarse a sordos,<br>mudos o sordomudos que sólo puedan darse a entender por lenguaje especializado.<br> ART. 119º.- Informe o certificado previo. Cuando para dictar resolución se<br>requiriese informe o certificado previo del secretario, el juez los ordenará<br>verbalmente.<br> ART. 120º.- Anotación de peticiones. Podrá solicitarse la reiteración de<br>oficios o exhortos, desglose de poderes o documentos, agregación de pruebas,<br>entrega de edictos y, en general, que se dicten providencias de mero trámites<br>mediante simple anotación en el expediente, firmada por el solicitante<br> CAPITULO II<br> ESCRITOS<br> ART. 121º.- Redacción. Para la redacción y presentación de los escritos regirán<br>las normas del Reglamento Interno del Poder Judicial.<br> ART. 122º.- Escrito firmado a ruego. Cuando un escrito o diligencia fuere<br>firmado a ruego del interesado, el secretario o el oficial primero deberán<br> certificar que el firmante, cuyo nombre expresarán, ha sido autorizado para<br>ello en su presencia o que la autorización ha sido ratificada ante él.<br> ART. 123º.- Copias. De todo escrito de que deba darse vista o traslado, de sus<br>contestaciones, de los que tengan por objeto ofrecer prueba, promover<br>incidentes o constituir nuevo domicilio, y de los documentos con ellos<br>agregados deberán acompañarse tantas copias firmadas como partes intervengan,<br>salvo que hayan unificado la representación.<br> Se tendrá por no presentado el escrito o el documento, según el caso, y se<br>devolverá al presentante, si dentro de los dos días siguientes a los de la<br>notificación, por ministerio de la ley, de la providencia que exige el<br>cumplimiento del requisito establecido en el párrafo anterior, no fuere suplida<br>la omisión.<br> Las copias podrán ser firmadas indistintamente, por las partes, sus apoderados<br>o letrados que intervengan en el juicio. Deberán glosarse al expediente, salvo<br>que por su volumen, formato, u otras características resultare dificultoso o<br>inconveniente, en cuyo caso se conservarán ordenadamente en la secretaría. Sólo<br>serán entregadas a la parte interesada, su apoderado o letrado que intervengan<br>en el juicio, con nota de recibo.<br> Cuando deban agregarse a cédulas, oficios o exhortos, las copias se desglosarán<br>dejando constancia de esa circunstancia.<br> La reglamentación de superintendencia establecerá los plazos durante los cuales<br>deben conservarse las copias glosadas al expediente o reservadas en la<br>secretaría.<br> ART. 124º.- Copias de documentos de reproducción dificultosa. No será<br>obligatorio acompañar la copia de documentos cuya reproducción fuese<br>dificultosa por su número, extensión, o cualquier otra razón atendible, siempre<br>que así lo resolviere el juez, a pedido formulado en el mismo escrito. En tal<br>caso el juez arbitrará las medidas necesarias para obviar a la otra u otras<br>partes los inconvenientes derivados de la falta de copias.<br> Cuando con una cuenta se acompañaren libros, recibos o comprobantes bastará que<br>éstos se presenten numerados y se depositen en la secretaría para que la parte<br>o partes interesadas puedan consultarlos<br> ART. 125º.- Expedientes administrativos. En el caso de acompañarse expedientes<br>administrativos, deberá ordenarse su agregación sin el requisito exigido en el<br> artículo 123.<br> ART. 126º.- Documentos en idioma extranjero. Cuando se presentaren documentos<br>en idioma extranjero, deberá acompañarse su traducción realizada por traductor<br>público matriculado.<br> ART. 127º.- Cargo. El cargo puesto al pie de los escritos será autorizado por<br>el prosecretario, el oficial primero o quien lo determine el Reglamento Interno<br>del Poder Judicial.<br> Si el Superior Tribunal o las cámaras hubieren dispuesto que la fecha y hora de<br>presentación de los escritos se registre con fechador mecánico, el cargo<br>quedará integrado con la firma del oficial primero o quien determine el<br>Reglamento Interno, a continuación de la constancia del fechador.<br> El escrito no presentado dentro del horario judicial del día en que venciere un<br>plazo, sólo podrá ser entregado válidamente en la secretaría que corresponda y<br>suscripto por quien se encuentre a cargo de ella, el día hábil inmediato y<br>dentro de las dos primeras horas de despacho.<br> CAPITULO III<br> AUDIENCIAS<br> ART. 128º.- Reglas generales. Las audiencias, salvo disposición en contrario,<br>se ajustarán a las siguientes reglas:<br> 1) Serán públicas, bajo pena de nulidad, pero el juez o tribunal podrán<br>resolver, aún de oficio, que total o parcialmente, se realicen a puertas<br>cerradas cuando la publicidad afecte la moral, el orden público, la seguridad o<br>el derecho a la intimidad. La resolución, que será fundada, se hará constar en<br>el acta. Desaparecida la causa de la clausura, se deberá permitir el acceso al<br>público.<br> 2) Serán señaladas con anticipación no menor de tres días, salvo por razones<br>especiales que exigieren mayor brevedad, lo que deberá expresarse en la<br>resolución.<br> Toda vez que proceda la suspensión de una audiencia se fijará en el acto, la<br>fecha de su reanudación.<br> 3) Las convocatorias se considerarán hechas bajo apercibimiento de celebrarse<br> con cualquiera de las partes que concurra.<br> 4) Empezarán a la hora designada. Los citados sólo tendrán obligación de<br>esperar treinta minutos, transcurridos los cuales podrán retirarse dejando<br>constancia en el acta que se labrará al efecto.<br> 5) El secretario levantará acta haciendo una relación abreviada de lo ocurrido<br>y de lo expresado por las partes.<br> El acta será firmada por el secretario y las partes, salvo cuando alguna de<br>ellas no hubiera querido o podido firmar; en este caso, deberá consignarse esa<br>circunstancia.<br> El juez firmará el acta cuando hubiere presidido la audiencia.<br> 6) Las audiencias de pruebas serán documentadas por el juez o tribunal. Si<br>éstos así lo decidieren, la documentación se efectuará por medio de<br>fonograbación. Esta se realizará en doble ejemplar, uno de los cuales se<br>certificará y conservará adecuadamente hasta que la sentencia quede firme; el<br>otro ejemplar quedará a disposición de las partes para su consulta. Las partes<br>que aporten su propio material tendrán derecho a constancias similares en la<br>forma y condiciones de seguridad que establezca el tribunal de<br>superintendencia. Estas constancias carecerán de fuerza probatoria.<br> Los tribunales de alzada, en los casos de considerarlo necesario para la<br>resolución de los recursos sometidos a su decisión, podrán requerir la<br>transcripción y presentación de la fonograbación, dentro del plazo que fijen al<br>efecto a la parte que propuso el medio de prueba de que se trate, o a la que el<br>propio tribunal decida, si la prueba fuera común.<br> 7) En las condiciones establecidas en el inciso anterior, el tribunal podrá<br>decidir la documentación de las audiencias de pruebas por cualquier otro medio<br>técnico.<br> ART. 129º.- Versión taquigráfica. A pedido de parte, a su costa y sin recurso<br>alguno, podrá ordenarse que se tome versión taquigráfica de lo ocurrido o que<br>se lo registre por cualquier otro medio técnico, siempre que se solicitare con<br>anticipación suficiente. El juez nombrará de oficio a los taquígrafos. Las<br>partes podrán pedir copias del acta<br> CAPITULO IV<br> EXPEDIENTES<br> ART. 130º.- Préstamos. Los expedientes únicamente podrán ser retirados de la<br>secretaría, bajo la responsabilidad de los abogados, apoderados, peritos o<br>escribanos, en los casos siguientes:<br> 1) Para alegar de bien probado;<br> 2) Para practicar liquidaciones y pericias; partición de bienes sucesorios;<br>operaciones de contabilidad, mensura y deslinde; división de bienes comunes;<br>cotejo de documentos y redacción de escrituras públicas;<br> 3) Cuando el juez lo dispusiere por resolución fundada.<br> En los casos previstos en los dos últimos incisos, el juez fijará el plazo<br>dentro del cual deberán ser devueltos.<br> ART. 131º.- Devolución. Si vencido el plazo no se devolviese el expediente,<br>quien lo retiró será pasible de una multa de pesos cien ($100) por cada día de<br>retardo, salvo que manifestase haberlo perdido, en cuyo caso se aplicará lo<br>dispuesto en el artículo 133, si correspondiere.<br> El secretario deberá intimar su inmediata devolución a quien lo retenga, y si<br>ésta no se efectuara, el juez mandará secuestrar el expediente con el auxilio<br>de la fuerza pública, sin perjuicio de remitir los antecedentes a la justicia<br>penal.<br> ART. 132º.- Procedimiento de reconstrucción. Comprobada la pérdida de un<br>expediente, el juez ordenará su reconstrucción, la que se efectuará en la<br>siguiente forma:<br> 1) El nuevo expediente se iniciará con la providencia que disponga la<br>reconstrucción;<br> 2) El juez intimará a la parte actora, o iniciadora de las actuaciones en su<br>caso, para que dentro del plazo de cinco días presente las copias de los<br>escritos, documentos y diligencias que se encontraren en su poder, y<br>correspondieren a actuaciones cumplidas en el expediente perdido. De ellas se<br>dará traslado a la otra u otras partes, por el mismo plazo, a fin de que se<br>expidan acerca de su autenticidad y presenten, a su vez, las que tuvieren en su<br>poder. En este último supuesto también se dará traslado a las demás partes por<br>igual plazo.<br> 3) El secretario agregará copia de todas las resoluciones correspondientes al<br>expediente extraviado que obren en los libros del juzgado o tribunal y recabará<br>copias de los actos y diligencias que pudieren obtenerse de las oficinas o<br>archivos públicos;<br> 4) Las copias que se presentaren u obtuvieren serán agregadas al expediente por<br>orden cronológico;<br> 5) El juez podrá ordenar sin sustanciación ni recurso alguno, las medidas que<br>considerare necesarias. Cumplidos los trámites enunciados dictará resolución<br>teniendo por reconstruido el expediente.<br> ART. 133º.- Sanciones. Si se comprobase que la pérdida de un expediente fuese<br>imputable a alguna de las partes o a un profesional, estos serán pasibles de<br>una multa entre pesos treinta ($30) y pesos un mil doscientos ($1.200), sin<br>perjuicio de su responsabilidad civil o penal.<br> CAPITULO V<br> OFICIOS Y EXHORTOS<br> ART. 134º.- Oficios y exhortos dirigidos a jueces de la República. Toda<br>comunicación entre jueces de la Provincia se hará mediante oficio. Las<br>dirigidas por éstos a jueces nacionales o de otras provincias, por oficio ley<br>22.172.<br> Podrán entregarse al interesado, bajo recibo en el expediente, o remitirse por<br>correo. En los casos urgentes, podrán expedirse o anticiparse telegráficamente,<br>por fax o por correo electrónico.<br> Se dejará copia fiel en el expediente de todo oficio que se libre.<br> ART. 135º.- Comunicaciones dirigidas a autoridades judiciales extranjeras o<br>provenientes de éstas. Las comunicaciones dirigidas a autoridades judiciales<br>extranjeras se harán mediante exhorto.<br> Se dará cumplimiento a las medidas solicitadas por autoridades judiciales<br>extranjeras cuando de la comunicación que así lo requiera resulte que han sido<br>dispuestas por tribunales competentes según las reglas argentinas de<br>jurisdicción internacional y siempre que la resolución que las ordene no afecte<br>principios de orden público del derecho argentino. En su caso, se aplicarán los<br>cesará:<br> 1) Por revocación expresa del mandato en el expediente. En este caso, el<br>poderdante deberá comparecer por sí o constituir nuevo apoderamiento sin<br>necesidad de emplazamiento o citación, so pena de continuar el juicio en<br>rebeldía. La sola presentación del mandante no revoca el poder;<br> 2) Por renuncia, en cuyo caso el apoderado deberá, bajo pena de daños y<br>perjuicios, continuar las gestiones hasta que haya vencido el plazo que el juez<br>fije al poderdante para reemplazarlo o comparecer por sí. La fijación del plazo<br>se hará bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía. La resolución<br>que así lo disponga deberá notificarse por cédula en el domicilio real del<br>mandante;<br> 3) Por haber cesado la personalidad con que litigaba el poderdante;<br> 4) Por haber concluido la causa para la cual se le otorgó el poder;<br> 5) Por muerte o incapacidad del poderdante. En tales casos el apoderado<br>continuará ejerciendo su personería hasta que los herederos o representantes<br>legales tomen la intervención que les corresponda en el proceso, o venza el<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br> litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br> Ello tendrá lugar suscribiendo un abogado el mismo escrito ante el secretario o<br>el oficial primero, quien certificará en el expediente esta circunstancia, o<br>por la ratificación que por separado se hiciere con firma de letrado.<br> ART. 61º.- Dignidad. En el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado<br>a los magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele.<br> CAPITULO IV<br> REBELDIA<br> ART. 62º.- Declaración de rebeldía. La parte con domicilio conocido,<br>debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citación o<br>abandonare el juicio después de haber comparecido, será declarada en rebeldía a<br>pedido de la otra.<br> Esta resolución se notificará por cédula o, en su caso, por edictos durante dos<br>días. Las sucesivas resoluciones se tendrán por notificadas por ministerio de<br>la ley.<br> Si no se hubiere requerido que el incompareciente sea declarado rebelde, se<br>aplicarán las reglas sobre notificaciones establecidas en el primer párrafo del<br>artículo 44.<br> ART. 63º.- Efectos. La rebeldía no alterará la secuela regular del proceso.<br> La sentencia será pronunciada según el mérito de la causa y lo establecido en<br>el artículo 360, inciso 1º. En caso de duda, la rebeldía declarada y firme<br>constituirá presunción de verdad de los hechos lícitos afirmados por quien<br>obtuvo la declaración. Serán a cargo del rebelde las costas causadas por su<br>rebeldía.<br> ART. 64º.- Prueba. A pedido de parte el juez abrirá la causa a prueba, o<br>dispondrá su producción según correspondiere conforme al tipo de proceso; en su<br>caso podrá mandar practicar las medidas tendientes al esclarecimiento de la<br>verdad de los hechos, autorizadas por este Código.<br> ART. 65º.- Notificación de la sentencia. La sentencia se hará saber al rebelde<br>en la forma prescripta para la notificación de la providencia que declara la<br>rebeldía.<br> ART. 66º.- Medidas precautorias. Desde el momento en que un litigante haya sido<br> declarado en rebeldía podrán decretarse, si la otra parte lo pidiere, las<br>medidas precautorias necesarias para asegurar el objeto del juicio, o el pago<br>de la suma que se estime en concepto de eventuales costas si el rebelde fuere<br>el actor.<br> ART. 67º.- Comparencia del rebelde. Si el rebelde compareciese en cualquier<br>estado del juicio será admitido como parte y, cesando el procedimiento en<br>rebeldía, se entenderá con él la sustanciación, sin que ésta pueda en ningún<br>caso retrogradar.<br> ART. 68º.- Subsistencia de las medidas precautorias. Las medidas precautorias<br>decretadas de conformidad con el artículo 66 continuarán hasta la terminación<br>del juicio, a menos que el interesado justificare haber incurrido en rebeldía<br>por causas que no haya estado a su alcance vencer.<br> ART. 69º.- Prueba en segunda instancia. Si el rebelde hubiese comparecido<br>después de la oportunidad en que ha debido ofrecer la prueba y apelare de la<br>sentencia, a su pedido se recibirá la causa a prueba en segunda instancia, en<br>los términos del artículo 266 inciso 5º letra a.<br> Si como consecuencia de la prueba producida en segunda instancia la otra parte<br>resultare vencida, para la distribución de las costas se tendrá en cuenta la<br>situación creada por el rebelde.<br> ART. 70º.- Inimpugnabilidad de la sentencia. Ejecutoriada la sentencia<br>pronunciada en rebeldía, no se admitirá recurso alguno contra ella.<br> CAPITULO V<br> COSTAS<br> ART. 71º.- Principio general. La parte vencida en el juicio deberá pagar todos<br>los gastos de la contraria, aun cuando ésta no lo hubiese solicitado.<br> Sin embargo, el juez podrá eximir total o parcialmente de esta responsabilidad<br>al litigante vencido, siempre que encontrare mérito para ello, expresándolo en<br>su pronunciamiento, bajo pena de nulidad.<br> ART. 72º.- Incidentes. En los incidentes también regirá lo establecido en la<br>primera parte del artículo anterior.<br> No se sustanciarán nuevos incidentes promovidos por quien hubiere sido<br> condenado al pago de las costas en otro anterior, mientras no satisfaga su<br>importe o en su caso, lo dé a embargo.<br> No estarán sujetas a este requisito de admisibilidad las incidencias promovidas<br>en el curso de las audiencias.<br> Toda apelación sobre imposición de costas y regulación de honorarios se<br>concederá en efecto diferido, salvo cuando el expediente deba ser remitido a la<br>cámara como consecuencia del recurso deducido por alguna de las partes contra<br>la resolución que decidió el incidente.<br> ART. 73º.- Allanamiento. No se impondrán costas al vencido:<br> 1) Cuando hubiese reconocido oportunamente como fundadas las pretensiones de su<br>adversario allanándose a satisfacerlas, a menos que hubiere incurrido en mora o<br>que por su culpa hubiere dado lugar a la reclamación;<br> 2) Cuando se allanare dentro del quinto día de tener conocimiento de los<br>títulos e instrumentos tardíamente presentados.<br> Para que proceda la exención de costas, el allanamiento debe ser real,<br>incondicionado, oportuno, total y efectivo.<br> Si de los antecedentes del proceso resultare que el demandado no hubiere dado<br>motivo a la promoción del juicio y se allanare dentro del plazo para contestar<br>la demanda, cumpliendo su obligación, las costas se impondrán al actor.<br> ART. 74º.- Vencimiento parcial y mutuo. Si el resultado del pleito o incidente<br>fuere parcialmente favorable a ambos litigantes, las costas se compensarán o se<br>distribuirán prudencialmente por el juez en proporción al éxito obtenido por<br>cada uno de ellos.<br> ART. 75º.- Pluspetición inexcusable. El litigante que incurriere en<br>pluspetición inexcusable será condenado en costas, si la otra parte hubiere<br>admitido el monto hasta el límite establecido en la sentencia.<br> Si no hubiese existido dicha admisión o si ambas partes incurrieren en<br>pluspetición, regirá lo dispuesto en el artículo precedente.<br> No se entenderá que hay pluspetición a los efectos determinados en este<br>artículo, cuando el valor de la condena dependiese legalmente del arbitrio<br>judicial, de juicio pericial o de rendición de cuentas o cuando las<br> pretensiones de la parte no fuesen reducidas por la condena en más de un 20 %.<br> ART. 76º.- Conciliación, transacción, desistimiento, caducidad de instancia. Si<br>el juicio terminase por transacción o conciliación, las costas serán impuestas<br>en el orden causado, respecto de quienes celebraron el avenimiento; en cuanto a<br>las partes que no lo suscribieron se aplicarán las reglas generales.<br> Si el proceso se extinguiera por desistimiento, las costas serán a cargo de<br>quien desiste, salvo cuando se debiere exclusivamente a cambios de legislación<br>o jurisprudencia y se llevare a cabo sin demora injustificada.<br> Exceptúase, en todos los casos, lo que pudieren acordar las partes en<br>contrario.<br> Declarada la caducidad de la primera instancia, las costas del juicio deben ser<br>impuestas al actor.<br> ART. 77º.- Nulidad. Si el procedimiento se anulare por causa imputable a una de<br>las partes, serán a su cargo las costas producidas desde el acto o la omisión<br>que dio origen a la nulidad.<br> ART. 78º.- Litisconsorcio. En los casos de litisconsorcio las costas se<br>distribuirán entre los litisconsortes, salvo que por la naturaleza de la<br>obligación correspondiere la condena solidaria.<br> Cuando el interés que cada uno de ellos representase en el juicio ofreciere<br>considerables diferencias, podrá el juez distribuir las costas en proporción a<br>ese interés.<br> ART. 79º.- Prescripción. Si el actor se allanare a la prescripción opuesta, las<br>costas se distribuirán en el orden causado.<br> ART. 80º.- Alcance de la condena en costas. La condena en costas comprenderá<br>todos los gastos causados u ocasionados por la sustanciación del proceso y los<br>que se hubiesen realizado para evitar el pleito, mediante el cumplimiento de la<br>obligación.<br> Los correspondientes a pedidos desestimados serán a cargo de la parte que los<br>efectuó u originó, aunque la sentencia le fuere favorable en lo principal.<br> No serán objeto de reintegro los gastos superfluos o inútiles.<br> Si los gastos fuesen excesivos, el juez podrá reducirlos prudencialmente.<br> Los peritos intervinientes podrán reclamar de la parte no condenada en costas<br>hasta el cincuenta por ciento de los honorarios que le fueren regulados, sin<br>perjuicio de lo dispuesto en el artículo 484.<br> CAPITULO VI<br> BENEFICIO DE LITIGAR SIN GASTOS<br> ART. 81º.- Procedencia. Los que carecieren de recursos podrán solicitar antes<br>de presentar la demanda o en cualquier estado del proceso, la concesión del<br>beneficio de litigar sin gastos, con arreglo a las disposiciones contenidas en<br>este capítulo.<br> No obstará a la concesión del beneficio la circunstancia de tener el<br>peticionario lo indispensable para procurarse su subsistencia, cualquiera fuere<br>el origen de sus recursos.<br> ART. 82º.- Requisitos de la solicitud. La solicitud contendrá:<br> 1) La mención de los hechos en que se fundare, de la necesidad de reclamar o<br>defender judicialmente derechos propios o del cónyuge o de hijos menores, así<br>como la indicación del proceso que se iniciare o en el que se deba intervenir;<br> 2) El ofrecimiento de la prueba tendiente a demostrar la imposibilidad de<br>obtener recursos. Deberá acompañarse el interrogatorio de los testigos.<br> ART. 83º.- Prueba. El juez ordenará sin más trámite las diligencias necesarias<br>para que la prueba ofrecida se produzca a la mayor brevedad y citará al<br>litigante contrario o a quien haya de serlo, y al organismo de determinación y<br>recaudación de la tasa de justicia, quienes podrán fiscalizarla y ofrecer otras<br>pruebas, con conocimiento del Ministerio Público Fiscal. La exención deberá<br>tramitarse en un plazo no mayor de noventa días, el que, con carácter<br>excepcional, podrá ser ampliado por el juez en treinta días si la falta de<br>resolución de la diligencia no le fuese imputable al solicitante. El tribunal<br>de oficio requerirá informe al Registro de la Propiedad Inmueble.<br> No podrá dictarse sentencia si antes no hubiere recaído resolución definitiva<br>en el incidente de beneficio de litigar sin gastos.<br> ART. 84º.- Traslado y resolución. Producida la prueba, se dará vista por cinco<br> días comunes al peticionario, a la otra parte, al Ministerio Público Fiscal y<br>al organismo de determinación y recaudación de la tasa de justicia. Contestado<br>dicho traslado o vencido el plazo para hacerlo, el juez resolverá acordando el<br>beneficio, total o parcialmente, o denegándolo. En el primer caso, la<br>resolución será apelable al solo efecto devolutivo. La exención será materia de<br>expresa referencia en la resolución que recayere en la causa en que se hiciera<br>valer, la que ordenará la liquidación y pago de la tasa de justicia, cuando<br>correspondiere, a cargo de la parte no beneficiada de litigar sin gastos,<br>conforme a la imposición de costas que dispusiere.<br> Si se comprobare la falsedad de los hechos alegados como fundamento de la<br>petición del beneficio de litigar sin gastos, se impondrá al peticionario una<br>multa que se fijará en el doble del importe de la tasa de justicia que<br>correspondiera abonar, la que no podrá ser inferior a la suma de pesos un mil<br>($1.000). El importe de la multa se destinará a la biblioteca del Poder<br>Judicial de la Provincia.<br> ART. 85º.- Carácter de la resolución. La resolución que denegare o acordare el<br>beneficio no causará estado.<br> Si fuese denegatoria, el interesado podrá ofrecer otras pruebas y solicitar una<br>nueva resolución.<br> La que lo concediere, podrá ser dejada sin efecto a requerimiento de parte<br>interesada, cuando se demostrare que la persona a cuyo favor se dictó no tiene<br>ya derecho al beneficio.<br> La impugnación se sustanciará por el trámite de los incidentes.<br> ART. 86º.- Beneficio provisional. Efectos del pedido. Hasta que se dicte<br>resolución, la solicitud y presentaciones de ambas partes estarán exentas del<br>pago de impuestos y sellado de actuación. Estos serán satisfechos, así como las<br>costas, en caso de denegación.<br> El trámite para obtener el beneficio no suspenderá el procedimiento, salvo que<br>así se solicite al momento de su interposición.<br> ART. 87º.- Alcance. Cesación. El que obtuviere el beneficio estará exento,<br>total o parcialmente, del pago de las costas o gastos judiciales hasta que<br>mejore de fortuna o se demuestre que variaron las circunstancias que se<br>tuvieron en cuenta para su otorgamiento. Si venciere en el pleito, deberá pagar<br>las causadas en su defensa hasta la concurrencia máxima de la tercera parte de<br> los valores que reciba.<br> Los profesionales podrán exigir el pago de sus honorarios a la parte condenada<br>en costas, y a su cliente, en el caso y con la limitación señalada en éste<br>articulo.<br> En todos los casos la concesión del beneficio tendrá efecto retroactivo a la<br>fecha de promoción de la demanda o reconvención, respecto de las costas o<br>gastos judiciales no satisfechos.<br> ART. 88º.- Defensa del beneficiario. La representación y defensa del<br>beneficiario será asumida por el defensor oficial, salvo si aquél deseare<br>hacerse patrocinar o representar por abogado o procurador de la matrícula. En<br>este último caso, cualquiera sea el monto del asunto, el mandato que confiera<br>podrá hacerse por acta labrada ante el secretario o prosecretario.<br> ART. 89º.- Extensión a otra Parte. A pedido del interesado, el beneficio<br>concedido podrá hacerse extensivo para litigar contra otra persona en el mismo<br>juicio, si correspondiere, con citación de ésta, quien podrá ejercer las<br>facultades que le confieren los artículos 83 y 84.<br> CAPITULO VII<br> ACUMULACIÓN DE ACCIONES Y LITISCONSORCIO<br> ART. 90º.- Acumulación objetiva de acciones. Antes de la notificación de la<br>demanda el actor podrá acumular todas las acciones que tuviere contra una misma<br>parte, siempre que:<br> 1) No sean contrarias entre sí, de modo que por la elección de una quede<br>excluida la otra;<br> 2) Correspondan a la competencia del mismo juez;<br> 3) Puedan sustanciarse por los mismos trámites.<br> ART. 91º.- Litisconsorcio facultativo. Podrán varias partes demandar o ser<br>demandadas en un mismo proceso cuando las acciones sean conexas por el título,<br>o por el objeto, o por ambos elementos a la vez.<br> ART. 92º.- Litisconsorcio necesario. Cuando la sentencia no pudiere<br>pronunciarse útilmente más que con relación a varias partes, éstas habrán de<br> demandar o ser demandadas en un mismo proceso.<br> Si así no sucediere, el juez de oficio o a solicitud de cualquiera de las<br>partes, ordenará, antes de dictar la providencia de apertura a prueba, la<br>integración de la litis dentro de un plazo que señalará, quedando en suspenso<br>el desarrollo del proceso mientras se cita al litigante o litigantes omitidos.<br> CAPITULO VIII<br> INTERVENCION DE TERCEROS<br> ART. 93º.- Intervención voluntaria. Podrá intervenir en un juicio pendiente en<br>calidad de parte, cualquiera fuere la etapa o la instancia en que éste se<br>encontrare, quien:<br> 1) Acredite sumariamente que la sentencia pudiere afectar su interés propio;<br> 2) Según las normas del derecho sustancial, hubiese estado legitimado para<br>demandar o ser demandado en el juicio.<br> ART. 94º.- Calidad procesal de los intervinientes. En el caso del inciso 1º del<br>artículo anterior, la actuación del interviniente será accesoria y subordinada<br>a la de la parte a quien apoyare, no pudiendo alegar ni probar lo que estuviese<br>prohibido a ésta.<br> En el caso del inciso 2º del mismo artículo, el interviniente actuará como<br>litisconsorte de la parte principal y tendrá sus mismas facultades procesales.<br> ART. 95º.- Procedimiento previo. El pedido de intervención se formulará por<br>escrito, con los requisitos de la demanda en lo pertinente.<br> Con aquél se presentarán los documentos y se ofrecerán las demás pruebas de los<br>hechos en que se fundare la solicitud.<br> Se conferirá traslado a las partes y, si hubiese oposición, se la sustanciará<br>en una sola audiencia. La resolución se dictará dentro de los diez días.<br> ART. 96º.- Efectos. En ningún caso la intervención del tercero retrogradará el<br>juicio ni suspenderá su curso.<br> ART. 97º.- Intervención obligada. El actor en el escrito de demanda y el<br>demandado dentro del plazo para oponer excepciones previas o para contestar la<br> demanda, según la naturaleza del juicio, podrán solicitar la citación de aquél<br>a cuyo respecto consideraren que la controversia es común.<br> La citación se hará en la forma dispuesta por el artículo 342 y siguientes.<br> ART. 98º.- Efectos de la citación. La citación de un tercero suspenderá el<br>procedimiento hasta su comparencia, o hasta el vencimiento del plazo que se le<br>hubiere señalado para comparecer.<br> ART. 99º.- Recursos. Alcance de la sentencia. Será inapelable la resolución que<br>admita la intervención de terceros. La que la deniegue será apelable en efecto<br>devolutivo.<br> En todos los supuestos, la sentencia dictada después de la intervención del<br>tercero, o de su citación, en su caso, lo alcanzará como a los litigantes<br>principales.<br> También será ejecutable la resolución contra el tercero, salvo que, en<br>oportunidad de formular el pedido de intervención o de contestar la citación,<br>según el caso, hubiese alegado fundadamente, la existencia de defensas y/o<br>derechos que no pudiesen ser materia de debate y decisión en el juicio.<br> CAPITULO IX<br> TERCERIAS<br> ART. 100º.- Fundamento y oportunidad. Las tercerías deberán fundarse en el<br>dominio de los bienes embargados o en el derecho que el tercero tuviere a ser<br>pagado con preferencia al embargante.<br> La de dominio deberá deducirse antes de que se otorgue la posesión de los<br>bienes; la de mejor derecho, antes de que se pague al acreedor.<br> Si el tercerista dedujere la demanda después de diez días desde que tuvo o<br>debió tener conocimiento del embargo o desde que se rechazó el levantamiento<br>sin tercería, abonará las costas que originare su presentación extemporánea,<br>aunque correspondiere imponer las del proceso a la otra parte por declararse<br>procedente la tercería.<br> ART. 101º.- Requisitos. No se dará curso a la tercería si quien la deduce no<br>probare, con instrumentos fehacientes o en forma sumaria, la verosimilitud del<br>derecho en que se funda. No obstante, aun no cumplido dicho requisito, la<br> tercería será admisible si quien la promueve diere fianza para responder de los<br>perjuicios que pudiere producir la suspensión del proceso principal.<br> Desestimada la tercería, no será admisible su reiteración si se fundare en<br>título que hubiese poseído y conocido el tercerista al tiempo de entablar la<br>primera. No se aplicará esta regla si la tercería no hubiese sido admitida sólo<br>por falta de ofrecimiento o constitución de la fianza.<br> ART. 102º.- Efectos sobre el principal de la tercería de dominio. Si la<br>tercería fuese de dominio, consentida o ejecutoriada la orden de venta de los<br>bienes, se suspenderá el procedimiento principal, a menos que se tratare de<br>bienes sujetos a desvalorización o desaparición o que irrogaren excesivos<br>gastos de conservación, en cuyo caso, el producto de la venta quedará afectado<br>a las resultas de la tercería.<br> El tercerista podrá, en cualquier momento, obtener el levantamiento del embargo<br>dando garantía suficiente de responder al crédito del embargante por capital,<br>intereses y costas en caso de que no probare que los bienes embargados le<br>pertenecen.<br> ART. 103º.- Efectos sobre el principal de la tercería de mejor derecho. Si la<br>tercería fuese de mejor derecho, previa citación del tercerista, el juez podrá<br>disponer la venta de los bienes, suspendiéndose el pago hasta que se decida<br>sobre la preferencia, salvo si se otorgare fianza para responder a las resultas<br>de la tercería.<br> El tercerista será parte en las actuaciones relativas al remate de los bienes.<br> ART. 104º.- Demanda. Sustanciación. Allanamiento. La demanda por tercería<br>deberá deducirse contra las partes del proceso principal, y se sustanciará por<br>el trámite del juicio ordinario o sumario, según lo determine el juez<br>atendiendo a las circunstancias.<br> El allanamiento y los actos de reconocimiento realizados por el embargado no<br>podrán ser invocados en perjuicio del embargante.<br> ART. 105º.- Ampliación o mejora del embargo. Deducida la tercería, el<br>embargante podrá pedir que se amplíe o mejore el embargo, o que se adopten<br>otras medidas precautorias necesarias.<br> ART. 106º.- Connivencia entre tercerista y embargado. Cuando resultare probada<br>la connivencia del tercerista con el embargado, el juez ordenará, sin más<br> trámite, la remisión de los antecedentes a la justicia penal e impondrá al<br>tercerista o a los profesionales que lo hayan presentado o patrocinado, o a<br>todos ellos, las sanciones disciplinarias que correspondan. Asimismo podrá<br>disponer la detención del tercerista hasta el momento en que comience a actuar<br>el juez en lo penal.<br> ART. 107º.- Levantamiento del embargo sin tercería. El tercero perjudicado por<br>un embargo podrá pedir su levantamiento sin promover tercería, acompañando el<br>título de dominio u ofreciendo sumaria información sobre su posesión, según la<br>naturaleza de los bienes.<br> Del pedido se dará traslado al embargante. La resolución será recurrible cuando<br>haga lugar al desembargo. Si lo denegara, el interesado podrá deducir<br>directamente la tercería.<br> CAPITULO X<br> CITACION DE EVICCION<br> ART. 108º.- Oportunidad. Tanto el actor como el demandado podrán pedir la<br>citación de evicción: el primero, al deducir la demanda; el segundo, dentro del<br>plazo para oponer excepciones previas en el juicio ordinario, o dentro del<br>fijado para la contestación de la demanda, en los demás procesos.<br> La resolución se dictará sin sustanciación previa. Sólo se hará lugar a la<br>citación si fuere manifiestamente procedente.<br> La denegatoria será recurrible en efecto devolutivo.<br> ART. 109º.- Notificación. El citado será notificado en la misma forma y plazo<br>establecidos para el demandado. No podrá invocar la improcedencia de la<br>citación, debiendo limitarse a asumir o no la defensa. Si no la ejerciere, su<br>responsabilidad se establecerá en el juicio que corresponda.<br> ART. 110º.- Efectos. La citación solicitada oportunamente suspenderá el curso<br>del proceso durante el plazo que el juez fijare. Será carga del citante activar<br>las diligencias necesarias para el conocimiento del citado. El plazo para<br>oponer excepciones previas y la sustanciación de éstas no quedarán suspendidos.<br> ART. 111º.- Abstención y tardanza del citado. Si el citado no compareciere o<br>habiendo comparecido se resistiere a asumir la defensa, el juicio proseguirá<br>con quien pidió la citación, salvo los derechos de éste contra aquél.<br> Durante la sustanciación del juicio, las dos partes podrán proseguir las<br>diligencias para obtener la comparencia del citado. Si éste se presentare,<br>tomará la causa en el estado en que se encuentre. En la contestación podrá<br>invocar las excepciones que no hubiesen sido opuestas como previas.<br> ART. 112º.- Defensa por el citado. Si el citado asumiere la defensa podrá obrar<br>conjunta o separadamente con la parte que solicitó la citación, en el carácter<br>de litisconsorte.<br> ART. 113.- Citación de otros causantes. Si el citado pretendiese, a su vez,<br>citar a su causante, podrá hacerlo en los primeros cinco días de haber sido<br>notificado, sin perjuicio de la carga de proseguir el proceso por sí. En las<br>mismas condiciones cada uno de los causantes podrá requerir la citación de su<br>respectivo antecesor. Será admisible el pedido de citación simultánea de dos o<br>más causantes.<br> Será ineficaz la citación que se hiciere sin la antelación necesaria para que<br>el citado pueda comparecer antes de la sentencia de primera instancia.<br> CAPITULO XI<br> ACCION SUBROGATORIA<br> ART. 114º.- Procedencia. El ejercicio de la acción subrogatoria que prevé el<br>artículo 1.196 del Código Civil no requerirá autorización judicial previa y se<br>ajustará al trámite que prescriben los artículos siguientes.<br> ART. 115º.- Citación. Antes de conferirse traslado al demandado, se citará al<br>deudor por el plazo de diez días, durante el cual éste podrá:<br> 1) Formular oposición, fundada en que ya ha interpuesto la demanda o en la<br>manifiesta improcedencia de la subrogación;<br> 2) Interponer la demanda, en cuyo caso se lo considerará como actor y el juicio<br>proseguirá con el demandado.<br> En este último supuesto, así como cuando el deudor hubiese ejercido la acción<br>con anterioridad, el acreedor podrá intervenir en el proceso en la calidad<br>prescripta por el primer apartado del artículo 94.<br> ART. 116º.- Intervención del deudor. Aunque el deudor, al ser citado, no<br> ejerciere ninguno de los derechos acordados en el artículo anterior, podrá<br>intervenir en el proceso en la calidad prescripta por el segundo apartado del<br>artículo 94.<br> En todos los casos, el deudor podrá ser llamado a absolver posiciones y<br>reconocer documentos.<br> ART. 117º.- Efectos de la sentencia. La sentencia hará cosa juzgada en favor o<br>en contra del deudor citado, haya o no comparecido.<br> TITULO III<br> ACTOS PROCESALES<br> CAPITULO I<br> ACTUACIONES EN GENERAL<br> ART. 118º.- Idioma. Designación de intérprete. En todos los actos del proceso<br>se utilizará el idioma nacional. Cuando éste no fuere conocido por la persona<br>que deba prestar declaración, el juez o tribunal designará por sorteo un<br>traductor público. Se nombrará intérprete cuando deba interrogarse a sordos,<br>mudos o sordomudos que sólo puedan darse a entender por lenguaje especializado.<br> ART. 119º.- Informe o certificado previo. Cuando para dictar resolución se<br>requiriese informe o certificado previo del secretario, el juez los ordenará<br>verbalmente.<br> ART. 120º.- Anotación de peticiones. Podrá solicitarse la reiteración de<br>oficios o exhortos, desglose de poderes o documentos, agregación de pruebas,<br>entrega de edictos y, en general, que se dicten providencias de mero trámites<br>mediante simple anotación en el expediente, firmada por el solicitante<br> CAPITULO II<br> ESCRITOS<br> ART. 121º.- Redacción. Para la redacción y presentación de los escritos regirán<br>las normas del Reglamento Interno del Poder Judicial.<br> ART. 122º.- Escrito firmado a ruego. Cuando un escrito o diligencia fuere<br>firmado a ruego del interesado, el secretario o el oficial primero deberán<br> certificar que el firmante, cuyo nombre expresarán, ha sido autorizado para<br>ello en su presencia o que la autorización ha sido ratificada ante él.<br> ART. 123º.- Copias. De todo escrito de que deba darse vista o traslado, de sus<br>contestaciones, de los que tengan por objeto ofrecer prueba, promover<br>incidentes o constituir nuevo domicilio, y de los documentos con ellos<br>agregados deberán acompañarse tantas copias firmadas como partes intervengan,<br>salvo que hayan unificado la representación.<br> Se tendrá por no presentado el escrito o el documento, según el caso, y se<br>devolverá al presentante, si dentro de los dos días siguientes a los de la<br>notificación, por ministerio de la ley, de la providencia que exige el<br>cumplimiento del requisito establecido en el párrafo anterior, no fuere suplida<br>la omisión.<br> Las copias podrán ser firmadas indistintamente, por las partes, sus apoderados<br>o letrados que intervengan en el juicio. Deberán glosarse al expediente, salvo<br>que por su volumen, formato, u otras características resultare dificultoso o<br>inconveniente, en cuyo caso se conservarán ordenadamente en la secretaría. Sólo<br>serán entregadas a la parte interesada, su apoderado o letrado que intervengan<br>en el juicio, con nota de recibo.<br> Cuando deban agregarse a cédulas, oficios o exhortos, las copias se desglosarán<br>dejando constancia de esa circunstancia.<br> La reglamentación de superintendencia establecerá los plazos durante los cuales<br>deben conservarse las copias glosadas al expediente o reservadas en la<br>secretaría.<br> ART. 124º.- Copias de documentos de reproducción dificultosa. No será<br>obligatorio acompañar la copia de documentos cuya reproducción fuese<br>dificultosa por su número, extensión, o cualquier otra razón atendible, siempre<br>que así lo resolviere el juez, a pedido formulado en el mismo escrito. En tal<br>caso el juez arbitrará las medidas necesarias para obviar a la otra u otras<br>partes los inconvenientes derivados de la falta de copias.<br> Cuando con una cuenta se acompañaren libros, recibos o comprobantes bastará que<br>éstos se presenten numerados y se depositen en la secretaría para que la parte<br>o partes interesadas puedan consultarlos<br> ART. 125º.- Expedientes administrativos. En el caso de acompañarse expedientes<br>administrativos, deberá ordenarse su agregación sin el requisito exigido en el<br> artículo 123.<br> ART. 126º.- Documentos en idioma extranjero. Cuando se presentaren documentos<br>en idioma extranjero, deberá acompañarse su traducción realizada por traductor<br>público matriculado.<br> ART. 127º.- Cargo. El cargo puesto al pie de los escritos será autorizado por<br>el prosecretario, el oficial primero o quien lo determine el Reglamento Interno<br>del Poder Judicial.<br> Si el Superior Tribunal o las cámaras hubieren dispuesto que la fecha y hora de<br>presentación de los escritos se registre con fechador mecánico, el cargo<br>quedará integrado con la firma del oficial primero o quien determine el<br>Reglamento Interno, a continuación de la constancia del fechador.<br> El escrito no presentado dentro del horario judicial del día en que venciere un<br>plazo, sólo podrá ser entregado válidamente en la secretaría que corresponda y<br>suscripto por quien se encuentre a cargo de ella, el día hábil inmediato y<br>dentro de las dos primeras horas de despacho.<br> CAPITULO III<br> AUDIENCIAS<br> ART. 128º.- Reglas generales. Las audiencias, salvo disposición en contrario,<br>se ajustarán a las siguientes reglas:<br> 1) Serán públicas, bajo pena de nulidad, pero el juez o tribunal podrán<br>resolver, aún de oficio, que total o parcialmente, se realicen a puertas<br>cerradas cuando la publicidad afecte la moral, el orden público, la seguridad o<br>el derecho a la intimidad. La resolución, que será fundada, se hará constar en<br>el acta. Desaparecida la causa de la clausura, se deberá permitir el acceso al<br>público.<br> 2) Serán señaladas con anticipación no menor de tres días, salvo por razones<br>especiales que exigieren mayor brevedad, lo que deberá expresarse en la<br>resolución.<br> Toda vez que proceda la suspensión de una audiencia se fijará en el acto, la<br>fecha de su reanudación.<br> 3) Las convocatorias se considerarán hechas bajo apercibimiento de celebrarse<br> con cualquiera de las partes que concurra.<br> 4) Empezarán a la hora designada. Los citados sólo tendrán obligación de<br>esperar treinta minutos, transcurridos los cuales podrán retirarse dejando<br>constancia en el acta que se labrará al efecto.<br> 5) El secretario levantará acta haciendo una relación abreviada de lo ocurrido<br>y de lo expresado por las partes.<br> El acta será firmada por el secretario y las partes, salvo cuando alguna de<br>ellas no hubiera querido o podido firmar; en este caso, deberá consignarse esa<br>circunstancia.<br> El juez firmará el acta cuando hubiere presidido la audiencia.<br> 6) Las audiencias de pruebas serán documentadas por el juez o tribunal. Si<br>éstos así lo decidieren, la documentación se efectuará por medio de<br>fonograbación. Esta se realizará en doble ejemplar, uno de los cuales se<br>certificará y conservará adecuadamente hasta que la sentencia quede firme; el<br>otro ejemplar quedará a disposición de las partes para su consulta. Las partes<br>que aporten su propio material tendrán derecho a constancias similares en la<br>forma y condiciones de seguridad que establezca el tribunal de<br>superintendencia. Estas constancias carecerán de fuerza probatoria.<br> Los tribunales de alzada, en los casos de considerarlo necesario para la<br>resolución de los recursos sometidos a su decisión, podrán requerir la<br>transcripción y presentación de la fonograbación, dentro del plazo que fijen al<br>efecto a la parte que propuso el medio de prueba de que se trate, o a la que el<br>propio tribunal decida, si la prueba fuera común.<br> 7) En las condiciones establecidas en el inciso anterior, el tribunal podrá<br>decidir la documentación de las audiencias de pruebas por cualquier otro medio<br>técnico.<br> ART. 129º.- Versión taquigráfica. A pedido de parte, a su costa y sin recurso<br>alguno, podrá ordenarse que se tome versión taquigráfica de lo ocurrido o que<br>se lo registre por cualquier otro medio técnico, siempre que se solicitare con<br>anticipación suficiente. El juez nombrará de oficio a los taquígrafos. Las<br>partes podrán pedir copias del acta<br> CAPITULO IV<br> EXPEDIENTES<br> ART. 130º.- Préstamos. Los expedientes únicamente podrán ser retirados de la<br>secretaría, bajo la responsabilidad de los abogados, apoderados, peritos o<br>escribanos, en los casos siguientes:<br> 1) Para alegar de bien probado;<br> 2) Para practicar liquidaciones y pericias; partición de bienes sucesorios;<br>operaciones de contabilidad, mensura y deslinde; división de bienes comunes;<br>cotejo de documentos y redacción de escrituras públicas;<br> 3) Cuando el juez lo dispusiere por resolución fundada.<br> En los casos previstos en los dos últimos incisos, el juez fijará el plazo<br>dentro del cual deberán ser devueltos.<br> ART. 131º.- Devolución. Si vencido el plazo no se devolviese el expediente,<br>quien lo retiró será pasible de una multa de pesos cien ($100) por cada día de<br>retardo, salvo que manifestase haberlo perdido, en cuyo caso se aplicará lo<br>dispuesto en el artículo 133, si correspondiere.<br> El secretario deberá intimar su inmediata devolución a quien lo retenga, y si<br>ésta no se efectuara, el juez mandará secuestrar el expediente con el auxilio<br>de la fuerza pública, sin perjuicio de remitir los antecedentes a la justicia<br>penal.<br> ART. 132º.- Procedimiento de reconstrucción. Comprobada la pérdida de un<br>expediente, el juez ordenará su reconstrucción, la que se efectuará en la<br>siguiente forma:<br> 1) El nuevo expediente se iniciará con la providencia que disponga la<br>reconstrucción;<br> 2) El juez intimará a la parte actora, o iniciadora de las actuaciones en su<br>caso, para que dentro del plazo de cinco días presente las copias de los<br>escritos, documentos y diligencias que se encontraren en su poder, y<br>correspondieren a actuaciones cumplidas en el expediente perdido. De ellas se<br>dará traslado a la otra u otras partes, por el mismo plazo, a fin de que se<br>expidan acerca de su autenticidad y presenten, a su vez, las que tuvieren en su<br>poder. En este último supuesto también se dará traslado a las demás partes por<br>igual plazo.<br> 3) El secretario agregará copia de todas las resoluciones correspondientes al<br>expediente extraviado que obren en los libros del juzgado o tribunal y recabará<br>copias de los actos y diligencias que pudieren obtenerse de las oficinas o<br>archivos públicos;<br> 4) Las copias que se presentaren u obtuvieren serán agregadas al expediente por<br>orden cronológico;<br> 5) El juez podrá ordenar sin sustanciación ni recurso alguno, las medidas que<br>considerare necesarias. Cumplidos los trámites enunciados dictará resolución<br>teniendo por reconstruido el expediente.<br> ART. 133º.- Sanciones. Si se comprobase que la pérdida de un expediente fuese<br>imputable a alguna de las partes o a un profesional, estos serán pasibles de<br>una multa entre pesos treinta ($30) y pesos un mil doscientos ($1.200), sin<br>perjuicio de su responsabilidad civil o penal.<br> CAPITULO V<br> OFICIOS Y EXHORTOS<br> ART. 134º.- Oficios y exhortos dirigidos a jueces de la República. Toda<br>comunicación entre jueces de la Provincia se hará mediante oficio. Las<br>dirigidas por éstos a jueces nacionales o de otras provincias, por oficio ley<br>22.172.<br> Podrán entregarse al interesado, bajo recibo en el expediente, o remitirse por<br>correo. En los casos urgentes, podrán expedirse o anticiparse telegráficamente,<br>por fax o por correo electrónico.<br> Se dejará copia fiel en el expediente de todo oficio que se libre.<br> ART. 135º.- Comunicaciones dirigidas a autoridades judiciales extranjeras o<br>provenientes de éstas. Las comunicaciones dirigidas a autoridades judiciales<br>extranjeras se harán mediante exhorto.<br> Se dará cumplimiento a las medidas solicitadas por autoridades judiciales<br>extranjeras cuando de la comunicación que así lo requiera resulte que han sido<br>dispuestas por tribunales competentes según las reglas argentinas de<br>jurisdicción internacional y siempre que la resolución que las ordene no afecte<br>principios de orden público del derecho argentino. En su caso, se aplicarán los<br> demás recaudos establecidos en los tratados y acuerdos internacionales y en la<br>reglamentación de superintendencia.<br> CAPITULO VI<br> NOTIFICACIONES<br> ART. 136º.- Principio general. Salvo los casos en que procede la notificación<br>por cédula, y sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo siguiente, las<br>resoluciones judiciales quedarán notificadas, en todas las instancias, los días<br>martes y viernes. Si uno de ellos fuere feriado, la notificación tendrá lugar<br>el siguiente día de nota.<br> No se considerará cumplida tal notificación:<br> 1) Si el expediente no se encontrare en el tribunal;<br> 2) Si hallándose en él, no se exhibiere a quien lo solicita y se hiciera<br>constar tal circunstancia por las personas indicadas en el artículo siguiente,<br>en el Libro de Asistencia de Profesionales y Litigantes, que deberá llevarse a<br>ese efecto conforme a lo establecido en el Reglamento Interno del Poder<br>Judicial;<br> 3) Si el expediente no fue incluido en la lista de causas con resoluciones<br>judiciales puestas a conocimiento de las partes, que fuera confeccionada por el<br>secretario.<br> Incurrirá en falta grave el secretario que no mantenga a disposición de los<br>litigantes o profesionales el libro mencionado.<br> ART. 137º.- Notificación tácita. El retiro del expediente, de conformidad a lo<br>establecido en el artículo 130, importará la notificación de todas las<br>resoluciones.<br> El retiro de las copias de escritos o de cualquier resolución judicial por la<br>parte o su apoderado, o su letrado, o persona autorizada en el expediente,<br>implica notificación personal del traslado que respecto del contenido de<br>aquellos se hubiere conferido o de la resolución en su caso.<br> ART. 138º.- Notificación personal o por cédula. Sólo serán notificadas<br>personalmente o por cédula las siguientes resoluciones:<br>plazo fijado en este inciso. Mientras tanto, comprobado el deceso o la<br>incapacidad, el juez señalará un plazo para que los interesados concurran a<br>estar a derecho, citándolos directamente si se conocieren sus domicilios, o por<br>edictos durante dos días consecutivos si no fuesen conocidos, bajo<br>apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía en el primer caso y de<br>nombrarles defensor en el segundo.<br> Cuando el deceso o la incapacidad hubieren llegado a conocimiento del<br>mandatario, éste deberá hacerlo presente al juez o tribunal dentro del plazo de<br>diez días, bajo pena de perder el derecho a cobrar los honorarios que se<br>devengaren con posterioridad. En la misma sanción incurrirá el mandatario que<br>omita denunciar el nombre y domicilio de los herederos, o del representante<br>legal, si los conociere.<br> 6) Por muerte o inhabilidad del apoderado. Producido el caso, se suspenderá la<br>tramitación del juicio y el juez fijará al mandante un plazo para que<br>comparezca por sí o por nuevo apoderado, citándolo en la forma dispuesta en el<br>inciso anterior. Vencido el plazo fijado sin que el mandante satisfaga el<br>requerimiento, se continuará el juicio en rebeldía.<br> ART. 57º.- Unificación de la personería. Cuando actuaren en el proceso diversos<br> litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br> Ello tendrá lugar suscribiendo un abogado el mismo escrito ante el secretario o<br>el oficial primero, quien certificará en el expediente esta circunstancia, o<br>por la ratificación que por separado se hiciere con firma de letrado.<br> ART. 61º.- Dignidad. En el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado<br>a los magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele.<br> CAPITULO IV<br> REBELDIA<br> ART. 62º.- Declaración de rebeldía. La parte con domicilio conocido,<br>debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citación o<br>abandonare el juicio después de haber comparecido, será declarada en rebeldía a<br>pedido de la otra.<br> Esta resolución se notificará por cédula o, en su caso, por edictos durante dos<br>días. Las sucesivas resoluciones se tendrán por notificadas por ministerio de<br>la ley.<br> Si no se hubiere requerido que el incompareciente sea declarado rebelde, se<br>aplicarán las reglas sobre notificaciones establecidas en el primer párrafo del<br>artículo 44.<br> ART. 63º.- Efectos. La rebeldía no alterará la secuela regular del proceso.<br> La sentencia será pronunciada según el mérito de la causa y lo establecido en<br>el artículo 360, inciso 1º. En caso de duda, la rebeldía declarada y firme<br>constituirá presunción de verdad de los hechos lícitos afirmados por quien<br>obtuvo la declaración. Serán a cargo del rebelde las costas causadas por su<br>rebeldía.<br> ART. 64º.- Prueba. A pedido de parte el juez abrirá la causa a prueba, o<br>dispondrá su producción según correspondiere conforme al tipo de proceso; en su<br>caso podrá mandar practicar las medidas tendientes al esclarecimiento de la<br>verdad de los hechos, autorizadas por este Código.<br> ART. 65º.- Notificación de la sentencia. La sentencia se hará saber al rebelde<br>en la forma prescripta para la notificación de la providencia que declara la<br>rebeldía.<br> ART. 66º.- Medidas precautorias. Desde el momento en que un litigante haya sido<br> declarado en rebeldía podrán decretarse, si la otra parte lo pidiere, las<br>medidas precautorias necesarias para asegurar el objeto del juicio, o el pago<br>de la suma que se estime en concepto de eventuales costas si el rebelde fuere<br>el actor.<br> ART. 67º.- Comparencia del rebelde. Si el rebelde compareciese en cualquier<br>estado del juicio será admitido como parte y, cesando el procedimiento en<br>rebeldía, se entenderá con él la sustanciación, sin que ésta pueda en ningún<br>caso retrogradar.<br> ART. 68º.- Subsistencia de las medidas precautorias. Las medidas precautorias<br>decretadas de conformidad con el artículo 66 continuarán hasta la terminación<br>del juicio, a menos que el interesado justificare haber incurrido en rebeldía<br>por causas que no haya estado a su alcance vencer.<br> ART. 69º.- Prueba en segunda instancia. Si el rebelde hubiese comparecido<br>después de la oportunidad en que ha debido ofrecer la prueba y apelare de la<br>sentencia, a su pedido se recibirá la causa a prueba en segunda instancia, en<br>los términos del artículo 266 inciso 5º letra a.<br> Si como consecuencia de la prueba producida en segunda instancia la otra parte<br>resultare vencida, para la distribución de las costas se tendrá en cuenta la<br>situación creada por el rebelde.<br> ART. 70º.- Inimpugnabilidad de la sentencia. Ejecutoriada la sentencia<br>pronunciada en rebeldía, no se admitirá recurso alguno contra ella.<br> CAPITULO V<br> COSTAS<br> ART. 71º.- Principio general. La parte vencida en el juicio deberá pagar todos<br>los gastos de la contraria, aun cuando ésta no lo hubiese solicitado.<br> Sin embargo, el juez podrá eximir total o parcialmente de esta responsabilidad<br>al litigante vencido, siempre que encontrare mérito para ello, expresándolo en<br>su pronunciamiento, bajo pena de nulidad.<br> ART. 72º.- Incidentes. En los incidentes también regirá lo establecido en la<br>primera parte del artículo anterior.<br> No se sustanciarán nuevos incidentes promovidos por quien hubiere sido<br> condenado al pago de las costas en otro anterior, mientras no satisfaga su<br>importe o en su caso, lo dé a embargo.<br> No estarán sujetas a este requisito de admisibilidad las incidencias promovidas<br>en el curso de las audiencias.<br> Toda apelación sobre imposición de costas y regulación de honorarios se<br>concederá en efecto diferido, salvo cuando el expediente deba ser remitido a la<br>cámara como consecuencia del recurso deducido por alguna de las partes contra<br>la resolución que decidió el incidente.<br> ART. 73º.- Allanamiento. No se impondrán costas al vencido:<br> 1) Cuando hubiese reconocido oportunamente como fundadas las pretensiones de su<br>adversario allanándose a satisfacerlas, a menos que hubiere incurrido en mora o<br>que por su culpa hubiere dado lugar a la reclamación;<br> 2) Cuando se allanare dentro del quinto día de tener conocimiento de los<br>títulos e instrumentos tardíamente presentados.<br> Para que proceda la exención de costas, el allanamiento debe ser real,<br>incondicionado, oportuno, total y efectivo.<br> Si de los antecedentes del proceso resultare que el demandado no hubiere dado<br>motivo a la promoción del juicio y se allanare dentro del plazo para contestar<br>la demanda, cumpliendo su obligación, las costas se impondrán al actor.<br> ART. 74º.- Vencimiento parcial y mutuo. Si el resultado del pleito o incidente<br>fuere parcialmente favorable a ambos litigantes, las costas se compensarán o se<br>distribuirán prudencialmente por el juez en proporción al éxito obtenido por<br>cada uno de ellos.<br> ART. 75º.- Pluspetición inexcusable. El litigante que incurriere en<br>pluspetición inexcusable será condenado en costas, si la otra parte hubiere<br>admitido el monto hasta el límite establecido en la sentencia.<br> Si no hubiese existido dicha admisión o si ambas partes incurrieren en<br>pluspetición, regirá lo dispuesto en el artículo precedente.<br> No se entenderá que hay pluspetición a los efectos determinados en este<br>artículo, cuando el valor de la condena dependiese legalmente del arbitrio<br>judicial, de juicio pericial o de rendición de cuentas o cuando las<br> pretensiones de la parte no fuesen reducidas por la condena en más de un 20 %.<br> ART. 76º.- Conciliación, transacción, desistimiento, caducidad de instancia. Si<br>el juicio terminase por transacción o conciliación, las costas serán impuestas<br>en el orden causado, respecto de quienes celebraron el avenimiento; en cuanto a<br>las partes que no lo suscribieron se aplicarán las reglas generales.<br> Si el proceso se extinguiera por desistimiento, las costas serán a cargo de<br>quien desiste, salvo cuando se debiere exclusivamente a cambios de legislación<br>o jurisprudencia y se llevare a cabo sin demora injustificada.<br> Exceptúase, en todos los casos, lo que pudieren acordar las partes en<br>contrario.<br> Declarada la caducidad de la primera instancia, las costas del juicio deben ser<br>impuestas al actor.<br> ART. 77º.- Nulidad. Si el procedimiento se anulare por causa imputable a una de<br>las partes, serán a su cargo las costas producidas desde el acto o la omisión<br>que dio origen a la nulidad.<br> ART. 78º.- Litisconsorcio. En los casos de litisconsorcio las costas se<br>distribuirán entre los litisconsortes, salvo que por la naturaleza de la<br>obligación correspondiere la condena solidaria.<br> Cuando el interés que cada uno de ellos representase en el juicio ofreciere<br>considerables diferencias, podrá el juez distribuir las costas en proporción a<br>ese interés.<br> ART. 79º.- Prescripción. Si el actor se allanare a la prescripción opuesta, las<br>costas se distribuirán en el orden causado.<br> ART. 80º.- Alcance de la condena en costas. La condena en costas comprenderá<br>todos los gastos causados u ocasionados por la sustanciación del proceso y los<br>que se hubiesen realizado para evitar el pleito, mediante el cumplimiento de la<br>obligación.<br> Los correspondientes a pedidos desestimados serán a cargo de la parte que los<br>efectuó u originó, aunque la sentencia le fuere favorable en lo principal.<br> No serán objeto de reintegro los gastos superfluos o inútiles.<br> Si los gastos fuesen excesivos, el juez podrá reducirlos prudencialmente.<br> Los peritos intervinientes podrán reclamar de la parte no condenada en costas<br>hasta el cincuenta por ciento de los honorarios que le fueren regulados, sin<br>perjuicio de lo dispuesto en el artículo 484.<br> CAPITULO VI<br> BENEFICIO DE LITIGAR SIN GASTOS<br> ART. 81º.- Procedencia. Los que carecieren de recursos podrán solicitar antes<br>de presentar la demanda o en cualquier estado del proceso, la concesión del<br>beneficio de litigar sin gastos, con arreglo a las disposiciones contenidas en<br>este capítulo.<br> No obstará a la concesión del beneficio la circunstancia de tener el<br>peticionario lo indispensable para procurarse su subsistencia, cualquiera fuere<br>el origen de sus recursos.<br> ART. 82º.- Requisitos de la solicitud. La solicitud contendrá:<br> 1) La mención de los hechos en que se fundare, de la necesidad de reclamar o<br>defender judicialmente derechos propios o del cónyuge o de hijos menores, así<br>como la indicación del proceso que se iniciare o en el que se deba intervenir;<br> 2) El ofrecimiento de la prueba tendiente a demostrar la imposibilidad de<br>obtener recursos. Deberá acompañarse el interrogatorio de los testigos.<br> ART. 83º.- Prueba. El juez ordenará sin más trámite las diligencias necesarias<br>para que la prueba ofrecida se produzca a la mayor brevedad y citará al<br>litigante contrario o a quien haya de serlo, y al organismo de determinación y<br>recaudación de la tasa de justicia, quienes podrán fiscalizarla y ofrecer otras<br>pruebas, con conocimiento del Ministerio Público Fiscal. La exención deberá<br>tramitarse en un plazo no mayor de noventa días, el que, con carácter<br>excepcional, podrá ser ampliado por el juez en treinta días si la falta de<br>resolución de la diligencia no le fuese imputable al solicitante. El tribunal<br>de oficio requerirá informe al Registro de la Propiedad Inmueble.<br> No podrá dictarse sentencia si antes no hubiere recaído resolución definitiva<br>en el incidente de beneficio de litigar sin gastos.<br> ART. 84º.- Traslado y resolución. Producida la prueba, se dará vista por cinco<br> días comunes al peticionario, a la otra parte, al Ministerio Público Fiscal y<br>al organismo de determinación y recaudación de la tasa de justicia. Contestado<br>dicho traslado o vencido el plazo para hacerlo, el juez resolverá acordando el<br>beneficio, total o parcialmente, o denegándolo. En el primer caso, la<br>resolución será apelable al solo efecto devolutivo. La exención será materia de<br>expresa referencia en la resolución que recayere en la causa en que se hiciera<br>valer, la que ordenará la liquidación y pago de la tasa de justicia, cuando<br>correspondiere, a cargo de la parte no beneficiada de litigar sin gastos,<br>conforme a la imposición de costas que dispusiere.<br> Si se comprobare la falsedad de los hechos alegados como fundamento de la<br>petición del beneficio de litigar sin gastos, se impondrá al peticionario una<br>multa que se fijará en el doble del importe de la tasa de justicia que<br>correspondiera abonar, la que no podrá ser inferior a la suma de pesos un mil<br>($1.000). El importe de la multa se destinará a la biblioteca del Poder<br>Judicial de la Provincia.<br> ART. 85º.- Carácter de la resolución. La resolución que denegare o acordare el<br>beneficio no causará estado.<br> Si fuese denegatoria, el interesado podrá ofrecer otras pruebas y solicitar una<br>nueva resolución.<br> La que lo concediere, podrá ser dejada sin efecto a requerimiento de parte<br>interesada, cuando se demostrare que la persona a cuyo favor se dictó no tiene<br>ya derecho al beneficio.<br> La impugnación se sustanciará por el trámite de los incidentes.<br> ART. 86º.- Beneficio provisional. Efectos del pedido. Hasta que se dicte<br>resolución, la solicitud y presentaciones de ambas partes estarán exentas del<br>pago de impuestos y sellado de actuación. Estos serán satisfechos, así como las<br>costas, en caso de denegación.<br> El trámite para obtener el beneficio no suspenderá el procedimiento, salvo que<br>así se solicite al momento de su interposición.<br> ART. 87º.- Alcance. Cesación. El que obtuviere el beneficio estará exento,<br>total o parcialmente, del pago de las costas o gastos judiciales hasta que<br>mejore de fortuna o se demuestre que variaron las circunstancias que se<br>tuvieron en cuenta para su otorgamiento. Si venciere en el pleito, deberá pagar<br>las causadas en su defensa hasta la concurrencia máxima de la tercera parte de<br> los valores que reciba.<br> Los profesionales podrán exigir el pago de sus honorarios a la parte condenada<br>en costas, y a su cliente, en el caso y con la limitación señalada en éste<br>articulo.<br> En todos los casos la concesión del beneficio tendrá efecto retroactivo a la<br>fecha de promoción de la demanda o reconvención, respecto de las costas o<br>gastos judiciales no satisfechos.<br> ART. 88º.- Defensa del beneficiario. La representación y defensa del<br>beneficiario será asumida por el defensor oficial, salvo si aquél deseare<br>hacerse patrocinar o representar por abogado o procurador de la matrícula. En<br>este último caso, cualquiera sea el monto del asunto, el mandato que confiera<br>podrá hacerse por acta labrada ante el secretario o prosecretario.<br> ART. 89º.- Extensión a otra Parte. A pedido del interesado, el beneficio<br>concedido podrá hacerse extensivo para litigar contra otra persona en el mismo<br>juicio, si correspondiere, con citación de ésta, quien podrá ejercer las<br>facultades que le confieren los artículos 83 y 84.<br> CAPITULO VII<br> ACUMULACIÓN DE ACCIONES Y LITISCONSORCIO<br> ART. 90º.- Acumulación objetiva de acciones. Antes de la notificación de la<br>demanda el actor podrá acumular todas las acciones que tuviere contra una misma<br>parte, siempre que:<br> 1) No sean contrarias entre sí, de modo que por la elección de una quede<br>excluida la otra;<br> 2) Correspondan a la competencia del mismo juez;<br> 3) Puedan sustanciarse por los mismos trámites.<br> ART. 91º.- Litisconsorcio facultativo. Podrán varias partes demandar o ser<br>demandadas en un mismo proceso cuando las acciones sean conexas por el título,<br>o por el objeto, o por ambos elementos a la vez.<br> ART. 92º.- Litisconsorcio necesario. Cuando la sentencia no pudiere<br>pronunciarse útilmente más que con relación a varias partes, éstas habrán de<br> demandar o ser demandadas en un mismo proceso.<br> Si así no sucediere, el juez de oficio o a solicitud de cualquiera de las<br>partes, ordenará, antes de dictar la providencia de apertura a prueba, la<br>integración de la litis dentro de un plazo que señalará, quedando en suspenso<br>el desarrollo del proceso mientras se cita al litigante o litigantes omitidos.<br> CAPITULO VIII<br> INTERVENCION DE TERCEROS<br> ART. 93º.- Intervención voluntaria. Podrá intervenir en un juicio pendiente en<br>calidad de parte, cualquiera fuere la etapa o la instancia en que éste se<br>encontrare, quien:<br> 1) Acredite sumariamente que la sentencia pudiere afectar su interés propio;<br> 2) Según las normas del derecho sustancial, hubiese estado legitimado para<br>demandar o ser demandado en el juicio.<br> ART. 94º.- Calidad procesal de los intervinientes. En el caso del inciso 1º del<br>artículo anterior, la actuación del interviniente será accesoria y subordinada<br>a la de la parte a quien apoyare, no pudiendo alegar ni probar lo que estuviese<br>prohibido a ésta.<br> En el caso del inciso 2º del mismo artículo, el interviniente actuará como<br>litisconsorte de la parte principal y tendrá sus mismas facultades procesales.<br> ART. 95º.- Procedimiento previo. El pedido de intervención se formulará por<br>escrito, con los requisitos de la demanda en lo pertinente.<br> Con aquél se presentarán los documentos y se ofrecerán las demás pruebas de los<br>hechos en que se fundare la solicitud.<br> Se conferirá traslado a las partes y, si hubiese oposición, se la sustanciará<br>en una sola audiencia. La resolución se dictará dentro de los diez días.<br> ART. 96º.- Efectos. En ningún caso la intervención del tercero retrogradará el<br>juicio ni suspenderá su curso.<br> ART. 97º.- Intervención obligada. El actor en el escrito de demanda y el<br>demandado dentro del plazo para oponer excepciones previas o para contestar la<br> demanda, según la naturaleza del juicio, podrán solicitar la citación de aquél<br>a cuyo respecto consideraren que la controversia es común.<br> La citación se hará en la forma dispuesta por el artículo 342 y siguientes.<br> ART. 98º.- Efectos de la citación. La citación de un tercero suspenderá el<br>procedimiento hasta su comparencia, o hasta el vencimiento del plazo que se le<br>hubiere señalado para comparecer.<br> ART. 99º.- Recursos. Alcance de la sentencia. Será inapelable la resolución que<br>admita la intervención de terceros. La que la deniegue será apelable en efecto<br>devolutivo.<br> En todos los supuestos, la sentencia dictada después de la intervención del<br>tercero, o de su citación, en su caso, lo alcanzará como a los litigantes<br>principales.<br> También será ejecutable la resolución contra el tercero, salvo que, en<br>oportunidad de formular el pedido de intervención o de contestar la citación,<br>según el caso, hubiese alegado fundadamente, la existencia de defensas y/o<br>derechos que no pudiesen ser materia de debate y decisión en el juicio.<br> CAPITULO IX<br> TERCERIAS<br> ART. 100º.- Fundamento y oportunidad. Las tercerías deberán fundarse en el<br>dominio de los bienes embargados o en el derecho que el tercero tuviere a ser<br>pagado con preferencia al embargante.<br> La de dominio deberá deducirse antes de que se otorgue la posesión de los<br>bienes; la de mejor derecho, antes de que se pague al acreedor.<br> Si el tercerista dedujere la demanda después de diez días desde que tuvo o<br>debió tener conocimiento del embargo o desde que se rechazó el levantamiento<br>sin tercería, abonará las costas que originare su presentación extemporánea,<br>aunque correspondiere imponer las del proceso a la otra parte por declararse<br>procedente la tercería.<br> ART. 101º.- Requisitos. No se dará curso a la tercería si quien la deduce no<br>probare, con instrumentos fehacientes o en forma sumaria, la verosimilitud del<br>derecho en que se funda. No obstante, aun no cumplido dicho requisito, la<br> tercería será admisible si quien la promueve diere fianza para responder de los<br>perjuicios que pudiere producir la suspensión del proceso principal.<br> Desestimada la tercería, no será admisible su reiteración si se fundare en<br>título que hubiese poseído y conocido el tercerista al tiempo de entablar la<br>primera. No se aplicará esta regla si la tercería no hubiese sido admitida sólo<br>por falta de ofrecimiento o constitución de la fianza.<br> ART. 102º.- Efectos sobre el principal de la tercería de dominio. Si la<br>tercería fuese de dominio, consentida o ejecutoriada la orden de venta de los<br>bienes, se suspenderá el procedimiento principal, a menos que se tratare de<br>bienes sujetos a desvalorización o desaparición o que irrogaren excesivos<br>gastos de conservación, en cuyo caso, el producto de la venta quedará afectado<br>a las resultas de la tercería.<br> El tercerista podrá, en cualquier momento, obtener el levantamiento del embargo<br>dando garantía suficiente de responder al crédito del embargante por capital,<br>intereses y costas en caso de que no probare que los bienes embargados le<br>pertenecen.<br> ART. 103º.- Efectos sobre el principal de la tercería de mejor derecho. Si la<br>tercería fuese de mejor derecho, previa citación del tercerista, el juez podrá<br>disponer la venta de los bienes, suspendiéndose el pago hasta que se decida<br>sobre la preferencia, salvo si se otorgare fianza para responder a las resultas<br>de la tercería.<br> El tercerista será parte en las actuaciones relativas al remate de los bienes.<br> ART. 104º.- Demanda. Sustanciación. Allanamiento. La demanda por tercería<br>deberá deducirse contra las partes del proceso principal, y se sustanciará por<br>el trámite del juicio ordinario o sumario, según lo determine el juez<br>atendiendo a las circunstancias.<br> El allanamiento y los actos de reconocimiento realizados por el embargado no<br>podrán ser invocados en perjuicio del embargante.<br> ART. 105º.- Ampliación o mejora del embargo. Deducida la tercería, el<br>embargante podrá pedir que se amplíe o mejore el embargo, o que se adopten<br>otras medidas precautorias necesarias.<br> ART. 106º.- Connivencia entre tercerista y embargado. Cuando resultare probada<br>la connivencia del tercerista con el embargado, el juez ordenará, sin más<br> trámite, la remisión de los antecedentes a la justicia penal e impondrá al<br>tercerista o a los profesionales que lo hayan presentado o patrocinado, o a<br>todos ellos, las sanciones disciplinarias que correspondan. Asimismo podrá<br>disponer la detención del tercerista hasta el momento en que comience a actuar<br>el juez en lo penal.<br> ART. 107º.- Levantamiento del embargo sin tercería. El tercero perjudicado por<br>un embargo podrá pedir su levantamiento sin promover tercería, acompañando el<br>título de dominio u ofreciendo sumaria información sobre su posesión, según la<br>naturaleza de los bienes.<br> Del pedido se dará traslado al embargante. La resolución será recurrible cuando<br>haga lugar al desembargo. Si lo denegara, el interesado podrá deducir<br>directamente la tercería.<br> CAPITULO X<br> CITACION DE EVICCION<br> ART. 108º.- Oportunidad. Tanto el actor como el demandado podrán pedir la<br>citación de evicción: el primero, al deducir la demanda; el segundo, dentro del<br>plazo para oponer excepciones previas en el juicio ordinario, o dentro del<br>fijado para la contestación de la demanda, en los demás procesos.<br> La resolución se dictará sin sustanciación previa. Sólo se hará lugar a la<br>citación si fuere manifiestamente procedente.<br> La denegatoria será recurrible en efecto devolutivo.<br> ART. 109º.- Notificación. El citado será notificado en la misma forma y plazo<br>establecidos para el demandado. No podrá invocar la improcedencia de la<br>citación, debiendo limitarse a asumir o no la defensa. Si no la ejerciere, su<br>responsabilidad se establecerá en el juicio que corresponda.<br> ART. 110º.- Efectos. La citación solicitada oportunamente suspenderá el curso<br>del proceso durante el plazo que el juez fijare. Será carga del citante activar<br>las diligencias necesarias para el conocimiento del citado. El plazo para<br>oponer excepciones previas y la sustanciación de éstas no quedarán suspendidos.<br> ART. 111º.- Abstención y tardanza del citado. Si el citado no compareciere o<br>habiendo comparecido se resistiere a asumir la defensa, el juicio proseguirá<br>con quien pidió la citación, salvo los derechos de éste contra aquél.<br> Durante la sustanciación del juicio, las dos partes podrán proseguir las<br>diligencias para obtener la comparencia del citado. Si éste se presentare,<br>tomará la causa en el estado en que se encuentre. En la contestación podrá<br>invocar las excepciones que no hubiesen sido opuestas como previas.<br> ART. 112º.- Defensa por el citado. Si el citado asumiere la defensa podrá obrar<br>conjunta o separadamente con la parte que solicitó la citación, en el carácter<br>de litisconsorte.<br> ART. 113.- Citación de otros causantes. Si el citado pretendiese, a su vez,<br>citar a su causante, podrá hacerlo en los primeros cinco días de haber sido<br>notificado, sin perjuicio de la carga de proseguir el proceso por sí. En las<br>mismas condiciones cada uno de los causantes podrá requerir la citación de su<br>respectivo antecesor. Será admisible el pedido de citación simultánea de dos o<br>más causantes.<br> Será ineficaz la citación que se hiciere sin la antelación necesaria para que<br>el citado pueda comparecer antes de la sentencia de primera instancia.<br> CAPITULO XI<br> ACCION SUBROGATORIA<br> ART. 114º.- Procedencia. El ejercicio de la acción subrogatoria que prevé el<br>artículo 1.196 del Código Civil no requerirá autorización judicial previa y se<br>ajustará al trámite que prescriben los artículos siguientes.<br> ART. 115º.- Citación. Antes de conferirse traslado al demandado, se citará al<br>deudor por el plazo de diez días, durante el cual éste podrá:<br> 1) Formular oposición, fundada en que ya ha interpuesto la demanda o en la<br>manifiesta improcedencia de la subrogación;<br> 2) Interponer la demanda, en cuyo caso se lo considerará como actor y el juicio<br>proseguirá con el demandado.<br> En este último supuesto, así como cuando el deudor hubiese ejercido la acción<br>con anterioridad, el acreedor podrá intervenir en el proceso en la calidad<br>prescripta por el primer apartado del artículo 94.<br> ART. 116º.- Intervención del deudor. Aunque el deudor, al ser citado, no<br> ejerciere ninguno de los derechos acordados en el artículo anterior, podrá<br>intervenir en el proceso en la calidad prescripta por el segundo apartado del<br>artículo 94.<br> En todos los casos, el deudor podrá ser llamado a absolver posiciones y<br>reconocer documentos.<br> ART. 117º.- Efectos de la sentencia. La sentencia hará cosa juzgada en favor o<br>en contra del deudor citado, haya o no comparecido.<br> TITULO III<br> ACTOS PROCESALES<br> CAPITULO I<br> ACTUACIONES EN GENERAL<br> ART. 118º.- Idioma. Designación de intérprete. En todos los actos del proceso<br>se utilizará el idioma nacional. Cuando éste no fuere conocido por la persona<br>que deba prestar declaración, el juez o tribunal designará por sorteo un<br>traductor público. Se nombrará intérprete cuando deba interrogarse a sordos,<br>mudos o sordomudos que sólo puedan darse a entender por lenguaje especializado.<br> ART. 119º.- Informe o certificado previo. Cuando para dictar resolución se<br>requiriese informe o certificado previo del secretario, el juez los ordenará<br>verbalmente.<br> ART. 120º.- Anotación de peticiones. Podrá solicitarse la reiteración de<br>oficios o exhortos, desglose de poderes o documentos, agregación de pruebas,<br>entrega de edictos y, en general, que se dicten providencias de mero trámites<br>mediante simple anotación en el expediente, firmada por el solicitante<br> CAPITULO II<br> ESCRITOS<br> ART. 121º.- Redacción. Para la redacción y presentación de los escritos regirán<br>las normas del Reglamento Interno del Poder Judicial.<br> ART. 122º.- Escrito firmado a ruego. Cuando un escrito o diligencia fuere<br>firmado a ruego del interesado, el secretario o el oficial primero deberán<br> certificar que el firmante, cuyo nombre expresarán, ha sido autorizado para<br>ello en su presencia o que la autorización ha sido ratificada ante él.<br> ART. 123º.- Copias. De todo escrito de que deba darse vista o traslado, de sus<br>contestaciones, de los que tengan por objeto ofrecer prueba, promover<br>incidentes o constituir nuevo domicilio, y de los documentos con ellos<br>agregados deberán acompañarse tantas copias firmadas como partes intervengan,<br>salvo que hayan unificado la representación.<br> Se tendrá por no presentado el escrito o el documento, según el caso, y se<br>devolverá al presentante, si dentro de los dos días siguientes a los de la<br>notificación, por ministerio de la ley, de la providencia que exige el<br>cumplimiento del requisito establecido en el párrafo anterior, no fuere suplida<br>la omisión.<br> Las copias podrán ser firmadas indistintamente, por las partes, sus apoderados<br>o letrados que intervengan en el juicio. Deberán glosarse al expediente, salvo<br>que por su volumen, formato, u otras características resultare dificultoso o<br>inconveniente, en cuyo caso se conservarán ordenadamente en la secretaría. Sólo<br>serán entregadas a la parte interesada, su apoderado o letrado que intervengan<br>en el juicio, con nota de recibo.<br> Cuando deban agregarse a cédulas, oficios o exhortos, las copias se desglosarán<br>dejando constancia de esa circunstancia.<br> La reglamentación de superintendencia establecerá los plazos durante los cuales<br>deben conservarse las copias glosadas al expediente o reservadas en la<br>secretaría.<br> ART. 124º.- Copias de documentos de reproducción dificultosa. No será<br>obligatorio acompañar la copia de documentos cuya reproducción fuese<br>dificultosa por su número, extensión, o cualquier otra razón atendible, siempre<br>que así lo resolviere el juez, a pedido formulado en el mismo escrito. En tal<br>caso el juez arbitrará las medidas necesarias para obviar a la otra u otras<br>partes los inconvenientes derivados de la falta de copias.<br> Cuando con una cuenta se acompañaren libros, recibos o comprobantes bastará que<br>éstos se presenten numerados y se depositen en la secretaría para que la parte<br>o partes interesadas puedan consultarlos<br> ART. 125º.- Expedientes administrativos. En el caso de acompañarse expedientes<br>administrativos, deberá ordenarse su agregación sin el requisito exigido en el<br> artículo 123.<br> ART. 126º.- Documentos en idioma extranjero. Cuando se presentaren documentos<br>en idioma extranjero, deberá acompañarse su traducción realizada por traductor<br>público matriculado.<br> ART. 127º.- Cargo. El cargo puesto al pie de los escritos será autorizado por<br>el prosecretario, el oficial primero o quien lo determine el Reglamento Interno<br>del Poder Judicial.<br> Si el Superior Tribunal o las cámaras hubieren dispuesto que la fecha y hora de<br>presentación de los escritos se registre con fechador mecánico, el cargo<br>quedará integrado con la firma del oficial primero o quien determine el<br>Reglamento Interno, a continuación de la constancia del fechador.<br> El escrito no presentado dentro del horario judicial del día en que venciere un<br>plazo, sólo podrá ser entregado válidamente en la secretaría que corresponda y<br>suscripto por quien se encuentre a cargo de ella, el día hábil inmediato y<br>dentro de las dos primeras horas de despacho.<br> CAPITULO III<br> AUDIENCIAS<br> ART. 128º.- Reglas generales. Las audiencias, salvo disposición en contrario,<br>se ajustarán a las siguientes reglas:<br> 1) Serán públicas, bajo pena de nulidad, pero el juez o tribunal podrán<br>resolver, aún de oficio, que total o parcialmente, se realicen a puertas<br>cerradas cuando la publicidad afecte la moral, el orden público, la seguridad o<br>el derecho a la intimidad. La resolución, que será fundada, se hará constar en<br>el acta. Desaparecida la causa de la clausura, se deberá permitir el acceso al<br>público.<br> 2) Serán señaladas con anticipación no menor de tres días, salvo por razones<br>especiales que exigieren mayor brevedad, lo que deberá expresarse en la<br>resolución.<br> Toda vez que proceda la suspensión de una audiencia se fijará en el acto, la<br>fecha de su reanudación.<br> 3) Las convocatorias se considerarán hechas bajo apercibimiento de celebrarse<br> con cualquiera de las partes que concurra.<br> 4) Empezarán a la hora designada. Los citados sólo tendrán obligación de<br>esperar treinta minutos, transcurridos los cuales podrán retirarse dejando<br>constancia en el acta que se labrará al efecto.<br> 5) El secretario levantará acta haciendo una relación abreviada de lo ocurrido<br>y de lo expresado por las partes.<br> El acta será firmada por el secretario y las partes, salvo cuando alguna de<br>ellas no hubiera querido o podido firmar; en este caso, deberá consignarse esa<br>circunstancia.<br> El juez firmará el acta cuando hubiere presidido la audiencia.<br> 6) Las audiencias de pruebas serán documentadas por el juez o tribunal. Si<br>éstos así lo decidieren, la documentación se efectuará por medio de<br>fonograbación. Esta se realizará en doble ejemplar, uno de los cuales se<br>certificará y conservará adecuadamente hasta que la sentencia quede firme; el<br>otro ejemplar quedará a disposición de las partes para su consulta. Las partes<br>que aporten su propio material tendrán derecho a constancias similares en la<br>forma y condiciones de seguridad que establezca el tribunal de<br>superintendencia. Estas constancias carecerán de fuerza probatoria.<br> Los tribunales de alzada, en los casos de considerarlo necesario para la<br>resolución de los recursos sometidos a su decisión, podrán requerir la<br>transcripción y presentación de la fonograbación, dentro del plazo que fijen al<br>efecto a la parte que propuso el medio de prueba de que se trate, o a la que el<br>propio tribunal decida, si la prueba fuera común.<br> 7) En las condiciones establecidas en el inciso anterior, el tribunal podrá<br>decidir la documentación de las audiencias de pruebas por cualquier otro medio<br>técnico.<br> ART. 129º.- Versión taquigráfica. A pedido de parte, a su costa y sin recurso<br>alguno, podrá ordenarse que se tome versión taquigráfica de lo ocurrido o que<br>se lo registre por cualquier otro medio técnico, siempre que se solicitare con<br>anticipación suficiente. El juez nombrará de oficio a los taquígrafos. Las<br>partes podrán pedir copias del acta<br> CAPITULO IV<br> EXPEDIENTES<br> ART. 130º.- Préstamos. Los expedientes únicamente podrán ser retirados de la<br>secretaría, bajo la responsabilidad de los abogados, apoderados, peritos o<br>escribanos, en los casos siguientes:<br> 1) Para alegar de bien probado;<br> 2) Para practicar liquidaciones y pericias; partición de bienes sucesorios;<br>operaciones de contabilidad, mensura y deslinde; división de bienes comunes;<br>cotejo de documentos y redacción de escrituras públicas;<br> 3) Cuando el juez lo dispusiere por resolución fundada.<br> En los casos previstos en los dos últimos incisos, el juez fijará el plazo<br>dentro del cual deberán ser devueltos.<br> ART. 131º.- Devolución. Si vencido el plazo no se devolviese el expediente,<br>quien lo retiró será pasible de una multa de pesos cien ($100) por cada día de<br>retardo, salvo que manifestase haberlo perdido, en cuyo caso se aplicará lo<br>dispuesto en el artículo 133, si correspondiere.<br> El secretario deberá intimar su inmediata devolución a quien lo retenga, y si<br>ésta no se efectuara, el juez mandará secuestrar el expediente con el auxilio<br>de la fuerza pública, sin perjuicio de remitir los antecedentes a la justicia<br>penal.<br> ART. 132º.- Procedimiento de reconstrucción. Comprobada la pérdida de un<br>expediente, el juez ordenará su reconstrucción, la que se efectuará en la<br>siguiente forma:<br> 1) El nuevo expediente se iniciará con la providencia que disponga la<br>reconstrucción;<br> 2) El juez intimará a la parte actora, o iniciadora de las actuaciones en su<br>caso, para que dentro del plazo de cinco días presente las copias de los<br>escritos, documentos y diligencias que se encontraren en su poder, y<br>correspondieren a actuaciones cumplidas en el expediente perdido. De ellas se<br>dará traslado a la otra u otras partes, por el mismo plazo, a fin de que se<br>expidan acerca de su autenticidad y presenten, a su vez, las que tuvieren en su<br>poder. En este último supuesto también se dará traslado a las demás partes por<br>igual plazo.<br> 3) El secretario agregará copia de todas las resoluciones correspondientes al<br>expediente extraviado que obren en los libros del juzgado o tribunal y recabará<br>copias de los actos y diligencias que pudieren obtenerse de las oficinas o<br>archivos públicos;<br> 4) Las copias que se presentaren u obtuvieren serán agregadas al expediente por<br>orden cronológico;<br> 5) El juez podrá ordenar sin sustanciación ni recurso alguno, las medidas que<br>considerare necesarias. Cumplidos los trámites enunciados dictará resolución<br>teniendo por reconstruido el expediente.<br> ART. 133º.- Sanciones. Si se comprobase que la pérdida de un expediente fuese<br>imputable a alguna de las partes o a un profesional, estos serán pasibles de<br>una multa entre pesos treinta ($30) y pesos un mil doscientos ($1.200), sin<br>perjuicio de su responsabilidad civil o penal.<br> CAPITULO V<br> OFICIOS Y EXHORTOS<br> ART. 134º.- Oficios y exhortos dirigidos a jueces de la República. Toda<br>comunicación entre jueces de la Provincia se hará mediante oficio. Las<br>dirigidas por éstos a jueces nacionales o de otras provincias, por oficio ley<br>22.172.<br> Podrán entregarse al interesado, bajo recibo en el expediente, o remitirse por<br>correo. En los casos urgentes, podrán expedirse o anticiparse telegráficamente,<br>por fax o por correo electrónico.<br> Se dejará copia fiel en el expediente de todo oficio que se libre.<br> ART. 135º.- Comunicaciones dirigidas a autoridades judiciales extranjeras o<br>provenientes de éstas. Las comunicaciones dirigidas a autoridades judiciales<br>extranjeras se harán mediante exhorto.<br> Se dará cumplimiento a las medidas solicitadas por autoridades judiciales<br>extranjeras cuando de la comunicación que así lo requiera resulte que han sido<br>dispuestas por tribunales competentes según las reglas argentinas de<br>jurisdicción internacional y siempre que la resolución que las ordene no afecte<br>principios de orden público del derecho argentino. En su caso, se aplicarán los<br> demás recaudos establecidos en los tratados y acuerdos internacionales y en la<br>reglamentación de superintendencia.<br> CAPITULO VI<br> NOTIFICACIONES<br> ART. 136º.- Principio general. Salvo los casos en que procede la notificación<br>por cédula, y sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo siguiente, las<br>resoluciones judiciales quedarán notificadas, en todas las instancias, los días<br>martes y viernes. Si uno de ellos fuere feriado, la notificación tendrá lugar<br>el siguiente día de nota.<br> No se considerará cumplida tal notificación:<br> 1) Si el expediente no se encontrare en el tribunal;<br> 2) Si hallándose en él, no se exhibiere a quien lo solicita y se hiciera<br>constar tal circunstancia por las personas indicadas en el artículo siguiente,<br>en el Libro de Asistencia de Profesionales y Litigantes, que deberá llevarse a<br>ese efecto conforme a lo establecido en el Reglamento Interno del Poder<br>Judicial;<br> 3) Si el expediente no fue incluido en la lista de causas con resoluciones<br>judiciales puestas a conocimiento de las partes, que fuera confeccionada por el<br>secretario.<br> Incurrirá en falta grave el secretario que no mantenga a disposición de los<br>litigantes o profesionales el libro mencionado.<br> ART. 137º.- Notificación tácita. El retiro del expediente, de conformidad a lo<br>establecido en el artículo 130, importará la notificación de todas las<br>resoluciones.<br> El retiro de las copias de escritos o de cualquier resolución judicial por la<br>parte o su apoderado, o su letrado, o persona autorizada en el expediente,<br>implica notificación personal del traslado que respecto del contenido de<br>aquellos se hubiere conferido o de la resolución en su caso.<br> ART. 138º.- Notificación personal o por cédula. Sólo serán notificadas<br>personalmente o por cédula las siguientes resoluciones:<br> 1) La que dispone el traslado de la demanda, de la reconvención y de los<br>documentos que se acompañan con sus contestaciones;<br> 2) La que dispone correr traslado de las excepciones;<br> 3) La que cita a absolver posiciones, salvo respecto del declarado rebelde;<br> 4) La que ordena la apertura a prueba;<br> 5) La que declara la cuestión de puro derecho;<br> 6) Las que se dictan entre el llamamiento para la sentencia y ésta;<br> 7) Las que ordenan intimaciones o apercibimientos no establecidos directamente<br>por la ley, hacen saber medidas cautelares o su modificación o levantamiento, o<br>disponen la reanudación de plazos suspendidos por tiempo indeterminado, o<br>aplican correcciones disciplinarias;<br> 8) La providencia que hace saber la devolución del expediente, cuando no haya<br>habido notificación de la resolución de alzada o cuando tenga por objeto<br>reanudar plazos suspendidos por tiempo indeterminado;<br> 9) La primera providencia que se dicte después que un expediente haya vuelto<br>del archivo de los tribunales, o haya estado paralizado o fuera de secretaría<br>más de tres meses;<br> 10) Las que disponen vista de liquidaciones;<br> 11) La que ordena el traslado del pedido de levantamiento de embargo sin<br>tercería;<br> 12) La que dispone la citación de personas extrañas al proceso;<br> 13) Las que se dicten como consecuencia de un acto procesal realizado antes de<br>la oportunidad que la ley señala para su cumplimiento;<br> 14) Las sentencias definitivas y las interlocutorias con fuerza de tales, y sus<br>aclaratorias con excepción de las que resuelvan caducidad de la prueba por<br>negligencia;<br> 15) La providencia que deniega los recursos extraordinarios;<br>litigantes con un interés común, el juez de oficio o a petición de parte y<br>después de contestada la demanda, les intimará a que unifiquen la<br>representación siempre que haya compatibilidad en ella, que el derecho o el<br>fundamento de la demanda sea el mismo o iguales las defensas. A ese efecto,<br>fijará una audiencia dentro de los diez días y si los interesados no<br>concurriesen o no se aviniesen en el nombramiento de representante único, el<br>juez lo designará eligiendo entre los que intervienen en el proceso.<br> Producida la unificación, el representante único tendrá, respecto de sus<br>mandantes, todas las facultades inherentes al mandato.<br> ART. 58º.- Revocación. Una vez efectuado el nombramiento común, podrá revocarse<br>por acuerdo unánime de las mismas partes o por el juez a petición de alguna de<br>ellas, siempre que en este último caso hubiese motivo que lo justifique.<br> La revocación no producirá efectos mientras no tome intervención el nuevo<br>mandatario.<br> La unificación se dejará sin efecto cuando desaparecieren los presupuestos<br>mencionados en el primer párrafo del artículo anterior.<br> CAPITULO III<br> PATROCINIO LETRADO<br> ART. 59º.- Patrocinio obligatorio. Los jueces no proveerán ningún escrito de<br>demanda, excepciones y sus contestaciones, alegatos, expresiones de agravios,<br>ni aquellos en que se promuevan incidentes o se pida nulidad de actuaciones y,<br>en general, los que sustenten o controviertan derechos, ya sea en procesos de<br>jurisdicción voluntaria o contenciosa, si no llevan firma de letrado.<br> No se admitirá tampoco la presentación de pliegos de posiciones, ni de<br>interrogatorios que no lleven firma de letrado, ni la promoción de cuestiones<br>de cualquier naturaleza, en las audiencias, ni su contestación, si la parte que<br>las promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante.<br> ART. 60º.- Falta de firma del letrado. Se tendrá por no presentado y se<br>devolverá al firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo<br>llevar firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada<br>por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de ese<br>requisito, no fuese suplida la omisión.<br> Ello tendrá lugar suscribiendo un abogado el mismo escrito ante el secretario o<br>el oficial primero, quien certificará en el expediente esta circunstancia, o<br>por la ratificación que por separado se hiciere con firma de letrado.<br> ART. 61º.- Dignidad. En el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado<br>a los magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele.<br> CAPITULO IV<br> REBELDIA<br> ART. 62º.- Declaración de rebeldía. La parte con domicilio conocido,<br>debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citación o<br>abandonare el juicio después de haber comparecido, será declarada en rebeldía a<br>pedido de la otra.<br> Esta resolución se notificará por cédula o, en su caso, por edictos durante dos<br>días. Las sucesivas resoluciones se tendrán por notificadas por ministerio de<br>la ley.<br> Si no se hubiere requerido que el incompareciente sea declarado rebelde, se<br>aplicarán las reglas sobre notificaciones establecidas en el primer párrafo del<br>artículo 44.<br> ART. 63º.- Efectos. La rebeldía no alterará la secuela regular del proceso.<br> La sentencia será pronunciada según el mérito de la causa y lo establecido en<br>el artículo 360, inciso 1º. En caso de duda, la rebeldía declarada y firme<br>constituirá presunción de verdad de los hechos lícitos afirmados por quien<br>obtuvo la declaración. Serán a cargo del rebelde las costas causadas por su<br>rebeldía.<br> ART. 64º.- Prueba. A pedido de parte el juez abrirá la causa a prueba, o<br>dispondrá su producción según correspondiere conforme al tipo de proceso; en su<br>caso podrá mandar practicar las medidas tendientes al esclarecimiento de la<br>verdad de los hechos, autorizadas por este Código.<br> ART. 65º.- Notificación de la sentencia. La sentencia se hará saber al rebelde<br>en la forma prescripta para la notificación de la providencia que declara la<br>rebeldía.<br> ART. 66º.- Medidas precautorias. Desde el momento en que un litigante haya sido<br> declarado en rebeldía podrán decretarse, si la otra parte lo pidiere, las<br>medidas precautorias necesarias para asegurar el objeto del juicio, o el pago<br>de la suma que se estime en concepto de eventuales costas si el rebelde fuere<br>el actor.<br> ART. 67º.- Comparencia del rebelde. Si el rebelde compareciese en cualquier<br>estado del juicio será admitido como parte y, cesando el procedimiento en<br>rebeldía, se entenderá con él la sustanciación, sin que ésta pueda en ningún<br>caso retrogradar.<br> ART. 68º.- Subsistencia de las medidas precautorias. Las medidas precautorias<br>decretadas de conformidad con el artículo 66 continuarán hasta la terminación<br>del juicio, a menos que el interesado justificare haber incurrido en rebeldía<br>por causas que no haya estado a su alcance vencer.<br> ART. 69º.- Prueba en segunda instancia. Si el rebelde hubiese comparecido<br>después de la oportunidad en que ha debido ofrecer la prueba y apelare de la<br>sentencia, a su pedido se recibirá la causa a prueba en segunda instancia, en<br>los términos del artículo 266 inciso 5º letra a.<br> Si como consecuencia de la prueba producida en segunda instancia la otra parte<br>resultare vencida, para la distribución de las costas se tendrá en cuenta la<br>situación creada por el rebelde.<br> ART. 70º.- Inimpugnabilidad de la sentencia. Ejecutoriada la sentencia<br>pronunciada en rebeldía, no se admitirá recurso alguno contra ella.<br> CAPITULO V<br> COSTAS<br> ART. 71º.- Principio general. La parte vencida en el juicio deberá pagar todos<br>los gastos de la contraria, aun cuando ésta no lo hubiese solicitado.<br> Sin embargo, el juez podrá eximir total o parcialmente de esta responsabilidad<br>al litigante vencido, siempre que encontrare mérito para ello, expresándolo en<br>su pronunciamiento, bajo pena de nulidad.<br> ART. 72º.- Incidentes. En los incidentes también regirá lo establecido en la<br>primera parte del artículo anterior.<br> No se sustanciarán nuevos incidentes promovidos por quien hubiere sido<br> condenado al pago de las costas en otro anterior, mientras no satisfaga su<br>importe o en su caso, lo dé a embargo.<br> No estarán sujetas a este requisito de admisibilidad las incidencias promovidas<br>en el curso de las audiencias.<br> Toda apelación sobre imposición de costas y regulación de honorarios se<br>concederá en efecto diferido, salvo cuando el expediente deba ser remitido a la<br>cámara como consecuencia del recurso deducido por alguna de las partes contra<br>la resolución que decidió el incidente.<br> ART. 73º.- Allanamiento. No se impondrán costas al vencido:<br> 1) Cuando hubiese reconocido oportunamente como fundadas las pretensiones de su<br>adversario allanándose a satisfacerlas, a menos que hubiere incurrido en mora o<br>que por su culpa hubiere dado lugar a la reclamación;<br> 2) Cuando se allanare dentro del quinto día de tener conocimiento de los<br>títulos e instrumentos tardíamente presentados.<br> Para que proceda la exención de costas, el allanamiento debe ser real,<br>incondicionado, oportuno, total y efectivo.<br> Si de los antecedentes del proceso resultare que el demandado no hubiere dado<br>motivo a la promoción del juicio y se allanare dentro del plazo para contestar<br>la demanda, cumpliendo su obligación, las costas se impondrán al actor.<br> ART. 74º.- Vencimiento parcial y mutuo. Si el resultado del pleito o incidente<br>fuere parcialmente favorable a ambos litigantes, las costas se compensarán o se<br>distribuirán prudencialmente por el juez en proporción al éxito obtenido por<br>cada uno de ellos.<br> ART. 75º.- Pluspetición inexcusable. El litigante que incurriere en<br>pluspetición inexcusable será condenado en costas, si la otra parte hubiere<br>admitido el monto hasta el límite establecido en la sentencia.<br> Si no hubiese existido dicha admisión o si ambas partes incurrieren en<br>pluspetición, regirá lo dispuesto en el artículo precedente.<br> No se entenderá que hay pluspetición a los efectos determinados en este<br>artículo, cuando el valor de la condena dependiese legalmente del arbitrio<br>judicial, de juicio pericial o de rendición de cuentas o cuando las<br> pretensiones de la parte no fuesen reducidas por la condena en más de un 20 %.<br> ART. 76º.- Conciliación, transacción, desistimiento, caducidad de instancia. Si<br>el juicio terminase por transacción o conciliación, las costas serán impuestas<br>en el orden causado, respecto de quienes celebraron el avenimiento; en cuanto a<br>las partes que no lo suscribieron se aplicarán las reglas generales.<br> Si el proceso se extinguiera por desistimiento, las costas serán a cargo de<br>quien desiste, salvo cuando se debiere exclusivamente a cambios de legislación<br>o jurisprudencia y se llevare a cabo sin demora injustificada.<br> Exceptúase, en todos los casos, lo que pudieren acordar las partes en<br>contrario.<br> Declarada la caducidad de la primera instancia, las costas del juicio deben ser<br>impuestas al actor.<br> ART. 77º.- Nulidad. Si el procedimiento se anulare por causa imputable a una de<br>las partes, serán a su cargo las costas producidas desde el acto o la omisión<br>que dio origen a la nulidad.<br> ART. 78º.- Litisconsorcio. En los casos de litisconsorcio las costas se<br>distribuirán entre los litisconsortes, salvo que por la naturaleza de la<br>obligación correspondiere la condena solidaria.<br> Cuando el interés que cada uno de ellos representase en el juicio ofreciere<br>considerables diferencias, podrá el juez distribuir las costas en proporción a<br>ese interés.<br> ART. 79º.- Prescripción. Si el actor se allanare a la prescripción opuesta, las<br>costas se distribuirán en el orden causado.<br> ART. 80º.- Alcance de la condena en costas. La condena en costas comprenderá<br>todos los gastos causados u ocasionados por la sustanciación del proceso y los<br>que se hubiesen realizado para evitar el pleito, mediante el cumplimiento de la<br>obligación.<br> Los correspondientes a pedidos desestimados serán a cargo de la parte que los<br>efectuó u originó, aunque la sentencia le fuere favorable en lo principal.<br> No serán objeto de reintegro los gastos superfluos o inútiles.<br> Si los gastos fuesen excesivos, el juez podrá r